Hay que reirse de ETA

Aunque esta fuera de la línea editorial de NoMeSeasProgre.com, no puedo dejar pasar este blog, que me ha producido las risas más grandes de este aburrido fin de semana de agosto: http://haciaeuskalherrialibre.wordpress.com/.

No tiene desperdicio. Hay que taparse la nariz, a lo cual ya estamos acostumbrados en cualquier caso, y luego bucear en artículo tras artículo, comentario tras comentario para no tardar en darte cuenta del lavado de cerebro que tiene esta pobre gente. Cómo no va estar Euskal Herria invadida… con este nivel intelectual, se puede decir sin pudor, ES QUE SON INVADIBLES.

Es curioso caer en la cuenta de cuántos puntos en común tiene la izquierda abertzale (que no debería significar otra cosa que la izquierda patriota, aunque el significado etimológico se ha perdido a base de tiros en la nuca y bombas) con el ideario progre. Por destacar el más sobresaliente, yo resaltaría con que facilidad esta gente ponen en su boca (o en su teclado) la palabra fascista, ante cualquier persona que no piensa como ellos, sin caer en la cuenta que esa actitud es fascista per se. Pero cuando la gente está ya absorbida por un pensamiento único que le ha sido suministrado día a día durante toda su vida, es muy difícil ir un poco más allá, y ponerse en el lugar del contrario para examinar tus propias convicciones desde otra perspectiva. De hecho me da la impresión que la eliminación del sentido de empatía es el primer requisito para adoctrinar a las personas de una manera dirigida y dirigible. Dicho esto y mientras escribo me estoy dando cuenta que la idiosincrasia de la izquierda abertzale es como una forma tumoral del progresismo puro, en la que ya se mezcla sin pudor el buenismo más pueril con los asesinatos a sangre fría, el pragmatismo oficial con la idolatría adolescente, Asterix con Hannibal Lecter…

ETA daría Risa

(Esta viñeta, que tiene toda la pinta de ser de El Roto, la he sacado de este artículo: ETA, no acabas de molar…, en el que se ahonda sobre lo ridículo y extemporáneo de estos tipejos.)

De verdad, si no fuera por la sangre, las extorsiones y la pena, lo único que produciríais es risa. Cuando terminéis con vuestras quimeras, tenéis el pan garantizado en El Circo, de payasos claro.