Permitido Fumar (en este blog)

En este blog se puede fumar tranquilamente, puedes expeler el humo hacia la pantalla en forma de volutas y contar los minutos que te faltan para encender otro cigarro más.

Prohibieron fumar en los autobuses, trenes y aviones. Me pareció bien y me acostumbré automáticamente a una ley que me parecía lógica y consecuente con el respeto hacia los no fumadores. Y de hecho lo cierto es que se agradece que esos espacios confinados estén libres de humo.

Prohibieron fumar en el trabajo y me pasó tres cuartos de lo mismo. Y también se agradeció la limpieza y el ambiente limpio en la oficina que vino como consecuencia de esa ley.

Pero ahora.. ¿En los todos los bares y en todos los restaurantes?. Me niego. Y con incitación a la delación. Me niego. Señoras y señores tras veinte años como cliente modelo en decenas de bares, pubs, discotecas, tascas y restaurantes, esta troupe de niñatos que nos (des)gobierna, en este caso capitaneados por la “doctora Pajín“, ha conseguido dar otro coletazo más y cambiarme la vida del todo. Ha conseguido que prefiera escuchar Radio María que La Ser, que vea antes Intereconomía que La Sexta, que ponga la cruz para que mis impuestos vayan a La Iglesia antes que se la lleven cuatro progres de no se qué ONG. Y ahora incluso que deje mi faceta más golfa. Manda huevos.

Es muy triste, pero desgraciadamente vamos a una sociedad en la que los únicos espacios de libertad que nos queden sean los estrictamente privados y los virtuales. Y aún estos en serio peligro. Qué país, la virgen, qué país.

Te podría interesar