Lecturas para el verano (I)

Bueno, como estamos ya en el verano, tiempo en el que mucha gente se dedica a la lectura convulsiva y sin excesivas pretensiones, me gustaría dejar en esta entrada y siguiente(s), unas cuantas recomendaciones, tanto de lectores de No Me Seas Progre como las mías propias, por si alguien tiene la lista de libros a leer vacía.

Y primero vamos con las recomendaciones de los lectores

  • La Rebelión del Atlas de Ayn Rand, que a base de recomendármelo por distintas vías, ayer no pude evitar comprarlo, y de la primera tacada en una terrazita, me leí 70 páginas. Por tanto y como primera impresión, es que en contra de lo que pudiera parecer por su voluminosidad y por su enjundia intelectual, es sencillo de leer (al menos por el momento) y tiene una escritura bastante ágil y que engancha desde la primera página. Además suelo odiar los prólogos largos, y en esta edición (Ed. Grito Sagrado) el primer prologuista (Leonard Peikoff) recomienda que no te leas su introducción hasta que termines el libro. Bien. Y el segundo prologuista (Fredy Kofman) te incita a su lectura en una página y media. Y en eso estamos.
  • El cero y el infinito de Arthur Koestler es una obra que nos recomendó Viejecita precisamente en el hilo que se dedicó a la autora del libro anterior. En las palabras de la propia Viejecita: Otro libro de aquella época, del mismo estilo desafiante contra lo políticamente correcto, y las dictaduras del tipo que fueran era: Darkness at Noon (El cero y el infinito lo llamaron aquí ) de Koestler. Donde le acusaban y condenaban a muerte a un inocente, y el interrogador le acababa convenciendo para que se declarase culpable, por el bien general… Tiene gracia que cuando La CCCP ha desaparecido, el muro de Berlín ha caído, ya no hay dictadores reconocidos como tales , al menos en nuestro entorno, y después de tanto tiempo de democracia oficial , resulten tan de actualidad estos libros, y los de Orwell…
  • Falange. Historia del fascismo español de Stanley George Payne, fue recomendado por Hilarión en algún lado cuando comentábamos los númerosos puntos en común que tenían el socialismo y el fascismo, posiblemente en el contexto de los indignados perroflautas o filo-perroflautas, lo mismo da. Viniendo de Hilarión es garantía suficiente para ponerlo en la lista de lectura, aunque no se yo si será apto para leer en la piscina, por la tentación que te pueda dar de ahogarte en donde cubre.
  • Manuel C. me recomendó también varios libros, sabedor de mi interés por la Epistemología y la Filosofía de la Ciencia en general, que estoy seguro que aunque no sean de lectura refrescante, serán intelectualmente enriquecedoras: “El positivismo lógico“, una recopilación de textos de los más importantes filosofos positivistas llevada a cabo por A.J. Ayer y con prólogo de Bertrand Russell, en Fondo de Cultura Económica; “La estructura de la ciencia“, de Ernest Nagel, en Paidós; y “La explicación científica“, de Carl G. Hempel, también en Paidós.

La idea es que en la próxima entrada haré mis propias recomendaciones, y si en los comentarios de estas entradas surgen nuevas recomendaciones haré una tercera entrada con una recopilación de las entradas anteriores más todas las nuevas recomendaciones que puedan surgir. ¡Qué nadie se quede sin leer este verano! ¡Qué no quede un solo progre sin su libro!

Te podría interesar