El invento de Stumbleupon, una recomendación retrospectiva.

Ante la insistencia de algunos ilustres lectores, y dando forma a algo que hace años tenía en mente, escribo esta entrada para intentar explicar qué es, cómo funciona y para qué sirve StumbleUpon.

Atención control parental, puede ser aditivo, como todo. Pincha para verlo en funcionamiento.

Primero una pega: está al 100% en inglés, aunque puede funcionar en cualquier idioma, lo cierto es que la mayoría de los blogs, y de las páginas recomendadas, están en inglés. Y posiblemente por eso no ha tenido la penetración en España, que a mi parecer merecía.

¿Qué es?

La idea es muy simple. Primero instala la barra de StumbleUpon en tu navegador: para Firefox, para Internet Explorer (si eres de esos) o incluso para Chrome (aunque más rudimentaria), Opera o Safari -también existen aplicaciones para iPhone y Android de nueva creación. Después crea un usuario con tu apodo, y rellena lo mejor posible todos sus formularios con tus gustos y aficiones. Y ya está, ahora estás equipado para stumble upon (algo así como tropezar sobre) Internet.

¿Cómo Funciona?

Un pequeño botón con el logotipo (SU) es la llave para empezar a navegar de una manera totalmente innovadora en 2001, cuando se creó la barra para Firefox, en 2006, cuando estaban eclosionando Facebook o Twitter, e incluso hoy, en 2011, sigo sin ver nada parecido a lo largo y ancho de Internet.

Cada vez que pulses el botón Stumble, la aplicación se encargará de proporcionarte una de las mejores páginas de su base de datos, creada a partir de las recomendaciones de millones de stumblers. Ésta te podrá gustar (entonces debes de pulsar en el botón Thumb Up) o no (entonces dale al botón Thumb down o simplemente ignórala y pincha de nuevo el botón para que te proporcione una nueva página). De esta manera sus algoritmos van aprendiendo qué es lo que más te gusta de manera que cuánto más lo usas, mejor funciona.

Por otro lado puedes interaccionar con otros usuarios y suscribirte a sus stumbles (recomendaciones), este es esencial porque tus suscripciones tienen un peso importante en las recomendaciones que recibirás. Pero también es parte activa en la componente social del invento, encontrarás gente fascinante y con una recopilación de favoritos que seguro que te interesarán… y muchos a su vez encontrarán fascinantes tus stumbles y se abonarán a ti para recibir tus recomendaciones. De las primeras curiosidades que me encontré al ir introduciéndome más y más en la comunidad de stumblers, es la cantidad de gente a lo largo y ancho del planeta que comparten muchos de tus gustos y opiniones, como una especie de gemelos digitales de otras culturas.

Sé que puede parecer un poco confuso al principio, para aclarase un poco de los fundamentos se puede consultar la infografía de como funciona el invento (click para ver la sucinta explicación en StumbleUpon)

Cómo Blog

Muy a pesar de los fundadores de la empresa, Stumbleupon proporcionó también una forma de blog social que puso en evidencia el talento y la calidad humana de muchos de sus “clientes”, y aunque ha sido un elemento vital en el posterior desarrollo de StumbleUpon, hasta convertirse en mucho más que una simple barra de recomendaciones, en donde la calidad visual de algunos blogs, se debe más a la inventiva de algunos usuarios y a la destreza en programación de otros; la empresa ha ignorado esa dimensión del invento, y eso ha hecho huir a muchas de sus estrellas más rutilantes, que a veces reaparecen, y se vuelven a liar… en fin Internet, ya sabemos…

De todas maneras, si quieres usarlo como blog también, tendrás que pasarte por los perfiles de algunos de los usuarios que confeccionan plugins normalmente para greasemonkey de manera altruista: Foresthippy (Plugins), induscrypt (Plugins)… y alguno más que actualizaré cuando me acuerde.

Foros

StumbleUpon tiene también sus cosas, sus submundos, sus discusiones en los foros, algunas antológicas, tanto desde el punto de vista serio como el cómico: coña, sorna, chanza y humor de todos los colores. Ahora están todavía más escondidos y menos atendidos que nunca. Antiguamente los newbies  hacían sus preguntas en la sección de ayuda y eran recibidos por alegres y concienciados usuarios que les explican las cosas, y algún que otro empleado siendo el más paradigmático CH uno de los primeros usuarios, que posteriormente paso a nómina, luego a usuario y al final otra vez contratado, un maestro de las buenas maneras no exageradas, pero con sus colmillitos preparados por sí acaso.

¿Quién?

Y eso es otra curiosidad de StumbleUpon, el poder tener acceso por ejemplo a los perfiles de los amiguetes que diseñaron el invento en Canadá antes de instalarse en San Francisco (Garrett Camp, Founder & CEO and Geoff Smith, Founder & CTO) cuando no sabían que en 2006 tendrían un millón de stumblers aportando “lo mejor” o por lo menos lo “mejor clasificado” de todo Internet (en inglés eso sí), para terminar en 2007 vendiendo la compañía a eBay por setenta y cinco mil de los grandes (75 milones de dólares, vamos) para seguir creciendo hasta los 15 millones de usuarios o más. Interesantes las colecciones de favoritos que tienen estos dos pájaros y muchos otros stumblers de alto standing, es imposible nombrarlos todos, pero muchos de los mejores, con los que más me reído y aprendido, están en mi lista de Following. Hay de todo, también algunos de compromiso, o de despiste… casi nunca dejo de seguir a nadie, a no ser que este inactivo del todo o que me de mucho el coñazo para venderme gilipolleces.

Pero no todo podía ser bueno…

Al inconveniente de la casi exclusividad anglosajona, se le añaden otros habituales en Internet: spam, dramas, chalaos… pero vamos más o menos los mismos que en la vida real, es lo que hay.

Otro inconveniente es que se mantienen como una empresa pequeña de poco más de 30 personas, que se financia con la publicidad que ofrecen a sus clientes para que entre cada “n” recomendaciones te endosen “1 página de cliente”, que paga en función de las impresiones del sitio web, que a su vez depende en gran medida del impacto inicial de la página. En todo caso, pagando una pequeña cuota anual de 30$ o algo así, te ponen una medalla en tu avatar y puedes desactivar los “anuncios dirigidos”.

En realidad todo esto es una recomendación retrospectiva, yo lo he disfrutado activamente desde 2006 (soy el usuario # 1180672) y me ha proporcionado algo más que entretenimiento e información, al azar, pero información. Últimamente lo uso menos y para cosas concretas, al fin y al cabo allí están todas las cosas que me han gustado estos últimos años. Eso si, visito vía feed a mis stumblers favoritos, y sigo aprendiendo y riéndome, aunque sea participando menos del submundo (o nada).

¿Es progre?

Los progres están por todos lados como los zombies, pero vamos no-progres y progres-no también hay… de todo y de muy diferentes países.

Y resulta que me tengo que ir un rato y se me quedan cosas en el tintero, supongo que caerán en los comentarios.

(Click para ver la fuente: “StumbleUpon Will Love Us Even When Google Doesn’t”

Te podría interesar