Los pijo-progre-ateo-nazi-flautas hacen el ridículo (de nuevo)

De verdad, ha sido de verguenza ajena, ver las tonterías que decían los manifestantes anti-papa (cuatro mamarrachos) y los medios anti-papa (dirigidos por millonarios caraduras) no me dice nada, porque al fin y al cabo ¿Qué se puede esperar de ellos?. Claro, que luego no nos pueden sorprender los resultados de su continua desinformación. Y esos resultados los cuenta muy bien Elentir, con vídeo incluido, en su blog Contando Estrelas.

A mi que siempre me gusta enredar un poco he dejado mi modesta opinión en el tebeo Público, en su orwelliano artículo La policía desaloja la Puerta del Sol tras ser tomada por la marcha laica, que solo el título ya es por falaz anti-periodismo puro. En fin ahorraros visitar el vínculo y la propaganda progre del periódico (a no ser que estéis de humor pare leer memeces). Lo que yo escribí, en referencia a una de las pancartas de los descerebrados fue:

“menos curas y más cultura” jejeje, SÍ, sólo hay que leer los comentarios de arriba y presumiblemente los que vendrán abajo, para ver a que se refieren esta gente con lo de cultura: caca-culo-pis-pedo. Desde mi más profundo agnosticismo, dais pena, o sois unos ignorantes, o no habéis crecido, o no sabéis quién fue Copérnico, Galileo o Newton, o no sabéis quien fue Mozart, o Chesterton, o la madre Teresa, o más bien creo que es una mezcla “LOGSE/Mediapro” de todo lo anterior. Avíaos vamos. 

A las horas que escribo esto (las dos y media de la madrugada) ya tengo 13 puntos negativos, a ver, sin disfraz no soy nadie allí. En fin no me enrollo más con estos impresentables, pero como siempre recordaros el truco de los comentarios de Público, si queréis leer algo mínimamente consistente, ordenar los comentarios por puntuación, y empezar a leer a partir de los que tienen puntuación negativa, menos faltas de ortografía y más sentido común garantizado.

Pero luego me he pasado a Twitter y a sus dos hashtag en liza #JMJ y #17A, y ahí ya se me han revuelto las tripas, y si tengo que elegir alguien que especialmente me ha parecido vomitivo, sinvergüenza e ignorante es el infame ¿humorista? ¿periodista?, dejémoslo en el tonto del haba de Queque, y sus múltiples perlas jalonadas por la siguiente frase que podría traspasarse sin problemas al mismísimo Heinrich Himmler:

De las manis más divertidas que recuerdo. Ver a los de la #JMJ llorando y rezando a nuestro paso no tiene precio. #17A

Puro nazismo, y que conste que no me invento nada;

En fin tras un rato viendo sus desvaríos, sus falta de educación, su falta de sensibilidad y su chulería, he empezado a cansarme de tanta patochada, con decenas de colifeos riéndole las gracias, frente a unos pocos sensatos, católicos o no, que demostraban su imbecilidad, a los que respondía siempre con chistes del club de la comedía más que con argumentos, y al final le he dejado mi mensaje particular, que por supuesto no ha contestado (ni falta que hace):

En fin una vergüenza total, seas o no creyente, seas o no católico, seas o no practicante, y una vergüenza total para los que no tenemos esas creencias por diversos motivos, pero basamos nuestra forma de pensar en el respeto a las creencias (o a la ausencia de estas). Me voy a dormir un poco triste por el espectáculo, y a ver las interpretaciones de los hechos que me encuentro mañana. ¿Será patente el infantilismo ridículo de estos progre-pijos-ateos? O como es habitual, se encargarán los medios genuflexos de siempre de enjuagar el descerebre que ellos mismos crean. No lo se, mañana (osea hoy) veremos. Tengo de fondo el rosario en Radio Maria, y de verdad que lo voy a dejar encendido en vez de música de fondo. Incluso igual me uno a el (en lo que me acuerde), pero desde luego ahora lo único que me pide el cuerpo es hacer apostasía del agnosticismo, si eso que he visto es el agnosticismo (o si quieres el ateísmo), yo me borro.

Te podría interesar