Hay cosas que son de obligada lectura. Demoledor editorial de Pedro J.

Yo que tenía previsto hoy relatar mi aventura ayer con una amiga en un fiesta feminista (ojo, pero razonables, que los miércoles dejan pasar a los hombres y los días de concierto como ayer también), he tenido que abortar la entrada para recomendar la lectura de un editorial que me ha impresionado bastante.

Como he andado liado con las obras en SisB (no me digáis que no ha quedado bien mono), que como todas las obras requieren su tiempo y algo de pasta, no he podido dedicarle un minuto a los progres de mis entretelas en este blog.

Y mira que ganas no me han faltado, porque desde luego en periodo electoral, y en ciernes de una previsible catástrofe en las urnas, es cuando dan lo mejor peor de sí mismos: el faisán Ruby, la ministra de defensa pacifista, progre y nacionalista catalana, ambos bailando sobre la tumba de Zapatero y sobre los restos de su gobierno zombi, etc… a nivel nacional, y a nivel internacional tuvimos la payasada de Al Gore intentando convencer a los escépticos de que viene el fin del mundo, y del que no pude evitar escribir una entrada en El Escéptico Climático.

Y en el capítulo de tontiprogres tampoco he podido evitar darle un par de coces al insufrible (pre)Escolar, al que ponen acertadamente a caldo en esta Carta abierta de un autónomo indignado a Ignacio Escolar, y que pienso que es de muy recomendable lectura, el artículo, y algunos comentarios/coces que no tienen desperdicio como el de un tal Fargo que lo borda:

Entiendo que a muchos os escueza que alguien hable mal de su sacerdote laico Ignacio Escolar, pero si queréis rebatir algo, hacedlo con argumentos, no atacando al mensajero. ¿Acaso es mentira que tanto el amigo Nacho como su mujer se han beneficiado de los enchufes y del amiguismo para llegar donde están? En el caso de Nacho se trata simplemente de algo que le desprestigia a él, pero lo de su mujer roza lo delictivo pues estamos hablando de un medio de comunicación público en el que para trabajar hay que superar un proceso de selección transparente y justo.

Por su parte, Nacho Escolar es el clásico ejemplo de niño de papá que no ha pasado un apuro en su vida y que ni siquiera ha tenido que acabar la carrera de Periodismo para garantizarse un puesto de por vida en algún medio de comunicación de la secta. Un hipócrita que dice luchar contra los mercados y por una redistribución justa de la riqueza cuando crea sociedades para eludir impuestos y cuando él mismo es autónomo porque con la pasta que cobra le sale mucho más barato pagar 150 euros al mes que lo que tendría que pagar si cobrara en nómina.

Y decía al principio que un editorial ha cambiado mi idea inicial de lo que iba a ser esta entrada. Me lo he topado en este post de Plaza Moyua, que enlaza al editorial de Pedro J. Ramirez de hoy domingo que reproduce e-pesimo, y que creo debería ser de obligada lectura para todo el mundo, y muy especialmente para los progres.

Como comento en Plaza Moyua, no tengo simpatía alguna hacia Pedro J., pero coincido con el artículo de Plazaeme en que quizá sea al periodista que más le debe la exigua democracia de la que disfrutamos, o mejor dicho, lo que queda de ella tras más de 30 años de régimen socialista. Me remito a mi comentario allí si queréis saber mi opinión, y otras opiniones más que probablemente mejor fundadas que la mía. Sólo quería llamar la atención sobre el artículo, porque insisto, creo que en este caso es de obligada lectura. Termina así:

Ya que esto va de faisanes, resulta relevante señalar que, según los zoólogos, se trata de un ave habitualmente entretenida en picotear el grano por el suelo. Sólo en un supuesto de extrema necesidad despliega las alas para emprender el vuelo, revelando su verdadera condición. Esto es lo que acaba de ocurrir ante el riesgo extremo que para el candidato Rubalcaba entraña que se juzgue a sus subordinados por colaborar con ETA. Bermúdez no ha tenido más remedio que retratarse para cumplir su parte de lo que se esboza como un trato infame y quienes nunca dejaremos de buscar la verdad del 11-M debemos de felicitarnos al ver así iluminados tanto su cráneo maquinador como su toga de guardarropía o tal vez de alquiler.

Y también destacar otro comentario que acabo de leer en el hilo de Plaza Moyua, que termina, con más razón que un santo, así:

Tantos engaños, tantos canallas, tantos tontos…

Te podría interesar