Reflexiones en NMSP. Medidas imperativas para el próximo gobierno.

Como ya he votado por correo, no tengo que dedicar la jornada de reflexión a pensar a qué votar, así que lo voy a dedicar a leer, ver alguna película, dar un poco la murga en FB y a escribir esta entrada sobre qué pienso que debe hacer el próximo gobierno sobre las cenizas del actual. Desde mi punto de vista hay tres dimensiones sobre las que se requiere una actuación decidida, urgente y libre de ningún tipo de chantaje nacionalista, regionalista, ecologista y/o perrofláutica (en su concepción extendida actual: pijo-progres “progresistas” que viven en los mundos del pensamiento Alicia fomentados por el letal zapaterismo). Estas dimensiones son:

Dimensión económica.- No soy un experto en este tema así que me abstengo de dar mi opinión aquí, como si esta valiera algo. Quizá algún lector pueda ayudarme en esta tarea vía comentarios, pero mientras solo expresar que me da la impresión que muchas de las medidas que hay que tomar van a ser dirigidas desde Bruselas, o desde Berlín, especialmente al principio, así que por mi parte me doy mus.

Otros sin embargo plantean diferentes escenarios como en este artículo de Invertia.com en donde explican sus tesis diferentes expertos, o técnicos, que ahora se han dado en llamar tecnócratas y que incluye las ideas, agárrate, del secretario de Acción Sindical de UGT (¡¿?!). Y otros incluso se muestran optimistas con el nivel de conflictividad que se produciría tras la aplicación de medidas que se prevén muy duras como en este otro artículo de El Economista.

Higiene democrática.- Esta es la parte más delicada y creo que ya ha sido comentada en otros hilos y foros. Se trata de la desinfección a fondo de todas las alcantarillas del estado, desde del CNI, a la UCO pasando por el CIFAS y por todas las agencias, personas, departamentos y en general todo lo que huela a infiltrado por el PSOE. No creo que haga falta meterse mucho en los detalles, pero el uso y abuso de estos servicios por parte de agentes del partido de progreso, y de sus medios esclavos, ha sido bastante evidente durante los más de 30 años de régimen que llevamos en este país. Y es cuestión de higiene democrática que unos aparatos policiales que por definición se mueven en los límites de la legalidad, estén libres de todo tipo de sesgo político, o que este sea el menor posible y siempre controlado por una justicia que debe ser también independiente. Si esto no es así apaga y vámonos.

Una tarea complicada, y que probablemente en su mayor parte tenga que llevarse a cabo sin luz ni taquígrafos. Bien, pues esta es una ocasión de oro, si todo trascurre como parece, y el PP cuenta con mayoría absoluta, y los medios y los ciudadanos estamos ocupados y entretenidos con los asuntos más prosaicos de los dineros y las habas para la cazuela. Pero creo que hay que hacerlo ya. O al menos empezar la tarea para que a la siguiente legislatura se cuente con unos servicios de seguridad competentes, profesionales y libres de contaminación política.

Dimensión institucional.- Tan importante como las anteriores, mezclada directamente con la dimensión económica y posiblemente con el mismo nivel de urgencia, esta la reconstrucción desde los escombros de muchas de las instituciones devastadas en gran parte por el PSOE, pero en otros casos con la complicidad o la pasividad del PP. No hablo de los otros partidos por que no los considero parte significativa de la sociedad española, a pesar de su artificial peso en el parlamento español, que paradójicamente algunos de ellos no reconocen: nacionalistas, separatistas, comunistas, ecologistas,… bastante tienen con lo que tienen. En resumidas cuentas creo que es fundamental la demolición o replanteamiento de las siguientes instituciones y organismos:

  • El Tribunal Constitucional, no es necesario ni siquiera des-politizarlo primero, se hace una voladura controlada y se acabó. Eso si, sus competencias, asunto relacionados con el ajuste con la constitución de leyes y sentencias, pueden integrarse perfectamente en alguna sala adicional del Tribunal Supremo.
  • Las subvenciones a Sindicatos, Patronal y Partidos. En estos tiempos de crisis roza los límites de la ética que se lleven los dineros del contribuyentes esta pandilla de descerebrados. Especialmente urgente y sangrante es el caso de los sindicatos. Unos y otros deben buscarse su método de financiación acorde con sus funciones y con lo que ofrecen a los ciudadanos.
  • La ley electoral. La actual ley electoral adolece de varios defectos, siendo el principal la hipertrofia de los votos correspondientes a minorías mayoritarias en circunscripciones concretas, frente a minorías nacionales que no son mayoritarias en esas circunscripciones, injusto, antidemocrático y fruto de las concesiones a los paisitos que se hicieron durante la transición.
  • La educación, desde la ESO y el bachillerato hasta la universidad los efectos de la LOGSE y demás políticas del PSOE en el ámbito de educación han servido para desprestigiar la Enseñanza, la Cultura y la Ciencia, con la escusa de una presunta igualdad que hace que incluso los más borricos de la clase lleguen a la universidad, la superen, hagan un doctorado (si son “progresistas”) y con un poco de suerte terminen de ministros sin saber escribir un párrafo sin faltas de ortografía, o sin saber quién fue Mendizábal (el de la desamortización).
  • Las Autonomías, no veo posible eliminar el tinglado autonómico actual, pero desde luego hay que meter las tijeras y recuperar algunas competencias que no deberían haber estado nunca en manos de los separatistas profesionales. La Educación sería una de las competencias a devolver al gobierno central.
  • Política Exterior, tras los encadenados ridículos de impresentables como Moratinos o Trinidad Jimenez, y de reír las gracias a lo peor del panorama internacional, alguien con enjundia debería enderezar el camino y devolvernos al sitio que nos corresponde por historia y por entidad política, y repartir píldoras del olvido entre las cancillerías extranjeras para que olviden el surrealismo de estos últimos ocho años.

No se si para todas estas cosas hace falta una legislatura, dos o tres, pero desde luego son acciones que se tienen que poner en marcha cuanto antes y simultáneamente con las medidas económicas que Merkel, Sarcozy y “los mercados” tengan a bien endosarnos durante los próximos meses. Es lo que hay.

NOTA.- He escrito este artículo mientra reflexionaba con un grupo de dementes en el Facebook así que no he podido trabajarlo más y extenderme en algunas cosas y enlazar otras. Es lo que tiene estar en misa y repicando.

Te podría interesar