Climategate 2.0, y la ética en la Climatología Alarmista.

Ayer salieron a la luz una nueva tacada de correos electrónicos de los gurús del alarmismo climático. Todo apunta a que no es un nuevo asalto a los servidores de la Universidad de East Anglia (Norwich, Inglaterra) sino una segunda entrega extraída de los mails filtrados en 2009, y que han estado en barbecho esperando el momento más apropiado para sacarlos a la opinión pública (días antes del aquelarre climático en Durban).

En total son 5349 correos electrónicos con distintos grados de relevancia y de los que es complicado sacar conclusiones a vuelapluma. Mi grano de arena para facilitar la lectura de los correos fue agruparlos en grupos de 1000 correos, pasarlos a formato PDF y enlazarlos en mi blog sobre el clima, El Escéptico Climático, concretamente en esta entrada. Pero hoy ya tenemos una página web que los ha indexado y ha preparado un motor de búsqueda para hozar a gusto detrás de las bambalinas de los científicos alarmistas del clima, se puede consultar en Climategate 2 | FOIA 2011 Searchable Database.

Por lo demás hoy la red es un hervidero. Los escépticos en general van desgranando las comunicaciones más jugosas, y se va comprobando que no hay nada que no hubiera quedado ya claro durante el primer acto en 2009: mala praxis, no reconocimiento del discrepante, ocultación de información, tratamiento sesgado de los estudios que llegan al IPCC, etc… En resumidas cuentas la misma basura científica que en el 2009, y que entonces fue disculpada en sendas lavanderías ética y científica, por supuesto ambas “independientes“. El problema con esta nueva entrega, como nos cuenta Plaza Moyua es que llueve sobre mojado, y por tanto el barrizal que se ha montado en dos días va a ser dificil que se disipe a base de ningún tipo de detergente. Así que, como dice un comentarista en Watts Up With That en esta entrada, “es una verdadera pena que John Daly y Michael Crichton no estén aquí para ver como los muros del castillo se derrumban finalmente.” (—>).

¿Y los alarmistas? Pues os podéis imaginar, como siempre, acusando de falta de ética por publicar los correos (aceptando que son ciertos de paso, no les queda otra), conspiraciones, y una escusa muy graciosa que ya emplearon en el 2009 de que están sacados de contexto, lo cual es una tontería porque el contexto queda perfectamente determinado por la temática y por los protagonistas de los correos. Podéis seguir los lloriqueos de de Michael E. Mann en su Twitter, y también merece la pena echar un ojo a las historias conspirativas de Mr. Ciencia en Usted No Se Lo Cree.

Para seguir los sucesivos episodios de este sainete lo mejor es visitar Plaza Moyua o Desde el Exilio que seguro pondrán el contrapunto racional a tanto dislate. Yo por mi parte algo escribiré modestamente en El Escéptico Climático. En estos blogs además encontrarás información adicional, debates y enlaces a los mejores sitios en la red sobre el cambio climático tanto en español, como, y sobre todo, en inglés.

Te podría interesar