Hasta siempre Mingote. Requiescat in pace.

Ayer nos dejó uno de los grandes cronistas de la segunda mitad del siglo XX, y de esta triste parte del sigo XXI que llevamos andada. En días como hoy es muy fácil hablar bien de alguien como Mingote, aunque en este caso particular no habría gran diferencia con lo que hubiera escrito hace 5, 10 o 15 años. Incluso en mis tiempos progres, definitivamente atrás, cuando oía el Estado de la Nación de Luis del Olmo y siendo Mingote posiblemente el más soso del desquiciado plantel de diputados, su bonhomía y su discurso diáfano, irónico y conciliador le hacían una de las columnas sobre la que reposaba el legendario programa de radio.

[Justo mientras escribo esto en ABC Punto Radio acaban de rescatar un chiste de Mingote que me ha hecho gracia y que paso a transcribir:

Una conversación:

– Oye, ¿tu te acuerdas si el agua hervía a 90º?

– ¡No hombre! Que yo recuerde el agua hierve a 100º C

– ¡Ah, calla! Es cierto lo que hierve a 90º es el ángulo recto.]

Un cronista que se precie, ha tenido que encarar con valentía dos de los grandes problemas que este país ha afrontado en los últimos 30 años, el terrorismo:

y Zapatero:

Y en ambas cosas, como en tantas otras, sus afilados lapiceros y ágiles pinceles no han defraudado en esa lucha diaria, especialmente en muchas de sus viñetas-editoriales del ABC. Pero Mingote fue mucho más y mucho antes: La codorniz, Hermano Lobo, novelas, la impagable versión ilustrada del Quijote de Cervantes, su versión infantil, un manual del Mus, etc…

Y en ese etcétera no puedo evitar destacar un libro, más que nada porque está realizado junto con un antiguo profesor mío, José Manuel Sánchez Ron, un gran divulgador de la Ciencia, especialmente de la Física, que es toda una garantía de rigor en los temas que trata. Además está por la cara en Google books y podéis echarle un ojo pinchando en la imagen.

En cuanto a lo que se dice por ahí, aquí van unas cuantas recomendaciones:

Esto no es exactamente una recomendación, es más bien para revolver las tripas, pero tampoco está de más (si se tiene el estómago de aguantar esta bazofia) echar un ojo a los comentarios del tebeo Público. El mejor puntuado hasta ahora dice:

Descansaremos en paz, ha fallecido un derechón y estomago agradecido ultracatólico y la verdad nada democrático

(Ahí lo tienes, a Don Democracia)

También me encanta la litografía que realizó en 2004 como homenaje al también genial Picasso, clic en la imagen para acceder a la página del Círculo del Arte, y si alguien se anima, incluso se puede hacer con una por unos 300 euros. Algún día valdrán mucho más, supongo.

Te podría interesar