Bob Dylan cumple 71 años. Cómo pasa el tiempo.

El paso del tiempo le endiña a Bob Dylan una primavera más, la que hace la número 71. Claro que el paso del tiempo en Dylan es bastante relativo. Si con menos de veinte años parecía un viejo, no solo por las cosas que decía si no por cómo las decía, hoy sigue pareciendo joven, girando sin fin por todo el mundo a razón de alrededor de 100 conciertos de media al año.

Es curioso, pero dando una vuelta por la red me he encontrado una viñeta de hace más de cuarenta años que explica muy bien a lo que me refería en el párrafo anterior, ya parecía mentira entonces que Dylan pudiera cumplir la friolera de 30 años

Claro que por aquel entonces ya llevaba más de diez años encandilando a público, crítica y compañeros de profesión. Y ya contaba también a esa edad con varias de las obras maestras de la música popular del siglo XX, ya sea hablando de discos completos, o de canciones aisladas. Como algunas de las que salen en este vídeo:


Y para celebrar su cumple traigo una de las canciones más evocadoras que ha escrito Dylan, Series of Dreams (reseña en Untold Dylan). Una preciosa canción con un vídeo perfectamente a juego:

 

Series of Dreams

I was thinking of a series of dreams
Where nothing comes up to the top
Everything stays down where it’s wounded
And comes to a permanent stop
Wasn’t thinking of anything specific
Like in a dream, when someone wakes up and screams
Nothing too very scientific
Just thinking of a series of dreams

Thinking of a series of dreams
Where the time and the tempo fly
And there’s no exit in any direction
’Cept the one that you can’t see with your eyes
Wasn’t making any great connection
Wasn’t falling for any intricate scheme
Nothing that would pass inspection
Just thinking of a series of dreams

Dreams where the umbrella is folded
Into the path you are hurled
And the cards are no good that you’re holding
Unless they’re from another world

In one, numbers were burning
In another, I witnessed a crime
In one, I was running, and in another
All I seemed to be doing was climb
Wasn’t looking for any special assistance
Not going to any great extremes
I’d already gone the distance
Just thinking of a series of dreams

Bueno, pues todos somos un año más viejos, esperemos que a pesar de ello, podamos seguir disfrutando de este gran genio. Por mucho que sus conciertos ya no sean lo que eran, lo cierto es que sus conciertos nunca han sido lo que la gente pensaban que tenían que ser. Y esa es parte de su grandeza.

Este verano en España lo tenemos el 11 de julio en la Explanada del Museo Guggenheim (Bilbao), el 13 de julio en el Festival Internacional de Benicàssim (Castellón), y el 14 de julio en el Festival de Cap Roig (Gerona). A mi me va a pillar malamente, y además ya he cumplido, pero a los demás les recomiendo vivamente que hagan el esfuerzo.

Corolario

Si tengo que seleccionar unas pocas joyas del tesoro de Dylan para llevarme a una isla desierta (junto con la nevera, el mueble bar, y el Quijote, se entiende), seguramente serían estas:

Discografía

La discografía oficial de Dylan son como treinta discos, a los que hay que añadir, recopilaciones, directos y grabaciones raras. En total 58 discos (muchos de ellos dobles, trípes… y hasta con nueve CD’s dentro) de los que se pueden cotillear los detalles pinchando en la imagen siguiente (en la que he recuadrado los que más me molan):

Los mejores para mi (y más importantes por su influencia en el resto del pop, rock y folk) son la trilogía qué publicó en unos meses de 1965-1966 (mis padres eran novios todavía): Bringing It All Back Home (Remast)Highway 61 Revisited (Remast)Blonde On Blonde (Remast). Incombustibles. Entre los demás hay discos malos, regulares, buenos y obras maestras, pero lo mejor de todo yo creo que fue una jugada maestra de su discográfica (y de el mismo, muy escrupuloso con su obra): la edición de todos los discos piratas que siempre han circulado por ahí, añadiendoles además piezas inéditas, grabaciones caseras, libretos de crítica, fotos curiosas, etc… son las famosas The Bootleg series, estas:

Y de postre las dos ediciones de The Original Mono Recordings, la cara (9 discos), Original Mono Recordings, casi 250€ (una exageración), y la barata que es una selección de los nueve discos, Best of the Original Mono Recordings.

DVDs

Mi primera recomendación tiene que ser la película de Scorsese. Consiste en una entrevista a Bob Dylan, en la que cuenta en primera persona muchos aspectos de su vida hasta que se fostió con la moto en 1968, intercalada con un monton de vídeos, fotos y comentarios de algunas de las personas que le acompañaron en esa época. Imprescindible.

Y ya puestos, sin salir de los DVD, el Unplugged de la MTV (1994) es bastante bueno. La versión de algunas de las canciones que interpreta allí para mi están entre las mejores (concretamente Tombstone Blues, Shooting Star y John Brown). Y por último un clásico que estuvo muchos años descatalogado, Don’t look back, un seguimiento de la primera gira eléctrica de Dylan por UK, filmada por D. A. Pennebaker, del cual algunas imágenes salen en el documental de Scorsese.

Libros

En la sección de libros hay miles de ellos, incluidas tesis doctorales, escritos en todos los idiomas por todo tipo de gente: críticos, artistas, estudiosos, seguidores, pesados… En la propia página oficial hay unos cuantos. Pero a bote pronto, me resulta imprescindible su autobiografía, de la que se supone que habrá varias entregas, pero de la que de momento sólo tenemos la primera: Crónicas. Vol. I (o en inglés: Chronicles: v. 1o en audiolibro, Bob Dylan: Chronicles: V.1, leído por Sean Penn). Me encantó cuando la leí en 2005, porque me resultaba muy curioso el oír de primera mano las impresiones de un personaje tan sumamente hermético como Dylan.

Pero el libro que seguramente le termine reportando el Premio Nobel de Literatura será la recopilación de sus letras: Bob dylan – letras 1962-2001 (y en inglés Lyrics Us Ed: 1962-2002).

Y por último, y ya que estamos en España, este libro puede gustar a los lectores de NMSP: Bob Dylan en España: Mapas de carretera para el alma.

Curiosidades

Hace casi veinte años se hizo un homenaje conmemorando los treinta años de carrera de Bob Dylan (Bob Dylan 30th Aniversary). Tom Petty, Stevie Wonder, Lou Reed, Tracy Chapman, Johnny Cash, Ron Wood, Neil Young, Eric Clapton, George Harrison, Eddie Vedder, Willie Nelson, Johnny Winter, Richie Havens, Chrissie Hynde y muchos otros de la creme de la creme del panorama musical del siglo XX, se juntaron en un escenario para versionear canciones de Dylan. El propio Dylan toca también un par de temas a solas en el escenario, culminando el evento con una escepcional versión de una de las primeras  canciones de Dylan: My Back Pages.


(Continuará: + curiosidades)

Te podría interesar