Me he apuntado al Congreso Constituyente de SCD, el partido de Mario Conde. 6


Este artículo fue publicado ayer en Plaza Moyua, y en él intento exponer las circunstancias que me han llevado a apuntarme al Congreso Constituyente de Sociedad Civil y Democracia el próximo 6 de octubre, la nueva propuesta política de Mario Conde.


Lo he hecho esta misma mañana. Creo que todavía quedan plazas de gallinero (a 5 €) y cualquiera puede apuntarse en la página del nuevo partido: www.pscd.es. Voy a intentar explicar por qué he dado este paso.

Nunca he asistido a un congreso constituyente de nada, nunca he tenido apego hacia ningún partido, ni siquiera en las etapas más progres de mi vida, y mi tendencia a la participación en la política ha sido siempre cero. Sin embargo siempre me ha interesado la política como actividad humana, y desde un punto de vista a menudo vouyeurista, como el que observa las evoluciones de un escarabajo en un terrario.

Sea por la (relativa) madurez que dan los años y la experiencia, o sea por el ruido de las alarmas que empezaron a sonar a partir de que Zapatero y los Zapatoides empezaron a cortar el bacalao, en el PSOE primero, y en el gobierno después, al que llegaron pasando por encima de los cadáveres del 11M; todo lo que llevamos de siglo he hecho todo el proselitismo posible sobre una sola causa: consignar al PSOE Zapateril lo más cerca posible del Grupo Mixto, aunque el precio a pagar fuera votar al PP, o sea, a Rajoy. Y ya tenemos a Rajoy aquí.

Mucha gente cree que Rajoy nos ha engañado, y puede que haya engañado a mucha gente. Pero en mi caso, el único objetivo de darle mi voto, y de paso intentar convencer al mayor número de gente, analógica y digital,  de que esa era la única opción, no fue una fe ciega en las bonanzas de sus políticas, si no en la certeza absoluta de la extravagancia de las políticas de sus adversarios. Y en ese sentido, y solo en ese, el objetivo está conseguido, Zapatero está contando nubes, con nuestros dineros eso si, y el solar que ha dejado en el PSOE, todos tiritando por el frío que hace fuera del poder, es una alegría y un avance en si mismo.

¿Críticas al PP? Caben todas las del mundo, desde las consignas del homogéneo rebaño progre (“¡Ha engañado a sus electores!”, rugen en Ferraz entre tiritonas), a las variopintas críticas que nacen desde la propia y heterogénea derecha (conservadores, democristianos, socialdemócratas y liberales compartiendo siglas). En mi caso particular, la crítica fundamental no es la económica, sinceramente no creo que Rajoy tenga mucho más margen de maniobra hoy para hacer algo diferente de lo que está haciendo, y de lo mucho que queda por hacer, especialmente en lo que se refiere al desmantelamiento de la mamandurria, Mariano ha dejado claro en siete meses que no es nuestro hombre, eso por descontado. Mi crítica esencial, decía, es anterior a que ganara las elecciones, es su encamamiento con el PSOE y ETA en la traición a las víctimas del terrorismo y en definitiva a todos los ciudadanos de bien. Y eso es  una vergüenza histórica e imperdonable.

Así que descartado también al PP, ¿qué nos queda?. ¿UPyD? Lo siento, soy lector de Plaza Moyua, he entendido el mensaje sobre el funcionamiento de ese partido, y cuadra milimétricamente con las actitudes que he ido viendo estos último años. Una lástima porque me gustaban sus principios, pero considero que estos deben de ser el núcleo de un partido, no su envoltorio. ¿Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía? Creo que es un partido que nace lastrado por su localismo y por el excesivo culto a la personalidad hacia su presidente, quizá con el tiempo…, de momento los dejo en cuarentena… ¿P-Lib? Pues si, son mi apuesta más a mano, los conozco, y están haciendo un buen trabajo. Creo que el liberalismo es la única corriente que podría aportar soluciones pragmáticas a la crisis económica, pero cuenta con el lastre de que el liberalismo es difícil de explicar a… en fin, una ciudadanía como la española, poco dada a usar la materia gris. Y por tanto resulta quimérico pensar que puedan alcanzar una masa crítica suficiente de votantes, que pueda influir lo suficiente en el circo político actual. Pero todo se andará.

Y con las fichas así colocadas en el tablero, ¿qué podría aportar SCD? ¿Cuáles son sus puntos fuertes? ¿Cuáles son sus puntos débiles? Desde mi punto de vista, tienen cosas positivas:

  • Puede ser un catalizador de la necesaria desintegración del PSOE y del PP, son partidos anquilosados en las estructuras de poder, y ya solo representan a sus correspondientes rebaños, siempre fieles y atentos a los gritos del pastor de turno. Y fuera de ese rebaño, las siglas que hay detrás no representan a nadie. En el caso del PSOE sensato, si es que existe tal cosa, porque dudo que nadie se llame a si mismo ya socialista sin ponerse colorado, y los parecidos entre este partido, y una socialdemocracia moderna, si es que existe tal cosa, hoy, son puramente anecdóticos. Y en el caso del PP, porque es una jaula de grillos que tarde o temprano debería saltar por las cada vez más maltrechas costuras.
  • Puede ser un árbitro que rebaje el peso específico de los nacionalismos centrífugos en la cámara baja. Lo cual debería ser prioritario con los tiempos que vienen, con los trogloditas rompiendo ramas y dándose golpes en el pecho, y “la izquierda” deseosa de que cualquiera le eche una toquilla por la espalda.
  • Puede actuar como vacuna contra las espinillas del 15M, Anonymous, ecologistas y demás folclore de la izquierda tontorrona, que al ritmo de flautas y tambores, pretende llevarnos a una ratonera aún peor de la que estamos.

Y cosas negativas:

  • Mario Conde es un personaje muy vulnerable, con más sombras que luces, y con un protagonismo en diferentes etapas de la historia reciente no especialmente cristalino. Ojo, no digo que eso le descalifique, quiero decir que eso le hace vulnerable a sus enemigos políticos, que ahora mismo son todos los que se sientan en el parlamento español. Como lobos. A mis ojos el Sr. Conde es Piolín en comparación de personajes como Rubalcaba, así que en lo que a mi respecta, ni me asusta su pasado ni me predispone a despreciar sus iniciativas antes de oírlas.
  • El previsible apoyo mediático, Intereconomía, es un arma de doble filo. Le puede aportar menos votos de la derecha de los que perderá por la Izquierda. Además no parece una empresa muy solida, a no ser que haya otras cosas que no se ven, entre bambalinas.
  • Cierto misticismo bobalicón en sus declaraciones, especialmente me refiero a las comunicaciones que van colgando en su muro de Facebook: “Tarea para hoy: buscar el lado positivo de las cosas”; “Buenos dias a todos.!!!!! Ya ha llegado un nuevo y maravilloso dia.” (sic); citas de Confucio, una semblanza del poeta chino Liao YiWu, eslóganes huecos del tipo “SCD, una red de personas. Un modelo de Convivencia.”, y fotos muy guays como la que encabeza este artículo. Al final queda un poco como un pastiche que se presta poco a tomárselo excesivamente en serio.

Así que, a la hora de dar una oportunidad a SCD y a su presidente, cotejando los “puede ser” con los contras, que considero por cierto bastante circunstanciales y subjetivos, me quedo con la opción de al menos escuchar de primera mano que tiene que decir. Ver en directo como suena la música, como rima la letra, a que huele el ambiente, y dejar cualquier análisis más vinculante para entonces. Y por eso me echado la manta a la cabeza y me he apuntado al show, cuando salga de el, os contaré lo que me ha parecido.

Añadido (21/08/2012)

Esta tarde he recibido confirmación de mi plaza en el Congreso, y también el orden del día:

* 9.00 h. a 9.30 h. Acreditaciones

* 9.30 h. a 9.45 h.  Saludo y bienvenida del Presidente saliente, D. Daniel Movilla

* 9.45 h. a 10.45 h. Ponencia: “Estatutos”. Presentación de enmiendas.

* 10.45 h. a 11.00 h. Votación de la ponencia.

* 11.15h. a 12.15h. Ponencia: “Principios de acción política”. Presentación de enmiendas

* 12.15 h. a 12.30 h. Votación de la ponencia.

* 12.30 h. a 13.00 h. Descanso. Presentación de candidaturas al Comité Ejecutivo.

* 13.00 h. a 13.15 h. Lectura de candidaturas presentadas y votaciones.

* 13.15 h. a 14.00 h. Discurso del Presidente electo.

* 14.00 h a 14.05 h. Convocatoria de la primera Asamblea General de SCD.

También puede ser interesante leer estas Notas Aclaratorias sobre el Congreso del 6 de octubre, publicadas en la propia página oficial, creo que hoy mismo -ayer yo no las vi, desde luego.


Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Heads up! You are attempting to upload an invalid image. If saved, this image will not display with your comment.

6 thoughts on “Me he apuntado al Congreso Constituyente de SCD, el partido de Mario Conde.

  • Sefuela

    Pues te habrás quedado con un pc a pedales, pero la página carga estupendísimamente. Ya contarás a la salida. Hace años me tragué un par de reuniones allí, una política, y la otra para crear el mercado de deuda pública. En las dos me aburrí como una ostra.

    • Eclectikus Post author

      Eso es por el aspirador que le he pasado a NMSP, y la mano de pintura, en cuanto me traigan el ordenador de verdad, quedan un par de tuercas por ajustar, y queda listo para la nueva temporada 2012-2013, “el año de la salida de la crisis”

      Yo allí vi a Lou Reed hace 20 años, Mario Conde estaba en pleno apogeo, y yo era un progre moderado terminando los estudios… anda que no ha llovido desde entonces (a pesar del Cambio Climático).

  • Alem Gonzalez

    Estimado Eclectikus,

    Disfruto leyendo tu blog y, aunque comparto muchas de las ideas que aquí se defienden, escudriño con celo todos tus comentarios. Mientras leía éste que publicabas el 21 de agosto, antes incluso del punto final eché a faltar unas pinceladas clínicas sin las cuales me temo que tu artículo resulta «poco orientativo», siendo generosos.

    Te ofrezco como remedio unas citas del ameno Sin conciencia, de Robert Hare.

    Son, muchas veces, ingeniosos y se expresan muy bien. Pueden ser conversadores amenos y divertidos, con respuestas rápidas e inteligentes. Frecuentemente, cuentan historias poco probables, pero de alguna manera nos convencen de su veracidad. Ellos siempre quedan bajo la mejor luz. (…) Para algunos, sin embargo, son demasiado pulidos, se les nota poca sinceridad. Los observadores más astutos suelen tener la impresión de que (…) actúan, que mecánicamente «leen un guión».

    La buena gente no suele sospechar de los demás (…) Esos monstruos de la vida real suelen tener un aspecto y un comportamiento más corrientes que sus hermanos y hermanas normales; presentan una imagen virtuosa más convincente que la virtud misma, de la misma manera que una rosa de cera o un melocotón de plástico
    parecen más perfectos al ojo que el original que les ha servido de modelo. (de La Mala Semilla, de William March)

    Debemos esforzarnos por mantener cierta perspectiva (…) Si prestamos demasiada atención a los ejemplos más brutales y llamativos, corremos el riesgo de no ver el cuadro completo (…) Es más probable que un hábil timador nos robe nuestros ahorros que nos quite la vida un asesino de ojos de tiburón.

    Aprenden a usar los servicios del centro penitenciario para obtener algún beneficio o para dar determinada imagen al comité de la concesión de la libertad condicional. Siguen cursos, se apuntan a programas antidroga o para alcohólicos, ingresan en grupos religiosos o casi religiosos y adoptan cualquier moda que pueda contar en su favor, no para «rehabilitarse», sino para parecer que lo hacen. No es raro que, por ejemplo, declaren haberse convertido al cristianismo para anotarse un punto de cara al comité que asigna la libertad condicional y para aprovecharse de la comunidad creyente en la que se meten

    Síntomas clave de la psicopatía: (Emocionales/interpersonales) Mente simple y superficial, personalidad egocéntrica y presuntuosa, falta de remordimientos o culpa, falta de empatía, persona manipuladora y mentirosa, portador de emociones superficiales, banales. (De desviación social) Impulsividad, poco control de su conducta, necesidad de excitación, falta de responsabilidad, problema de conducta en la infancia, conducta antisocial de adulto.

    En un giro irónico, los psicópatas se ven a sí mismos como las víctimas reales.
    «Al final fui yo el gilipollas, el chivo expiatorio […] cuando me miro me veo a mí mismo
    más como la víctima que como el agresor.» Estas son palabras de John Wayne Gacy, un
    psicópata asesino en serie que torturó y asesinó a treinta y tres hombres y adolescentes y enterró sus cuerpos en el sótano de su casa

    Casi todos los autores están de acuerdo en que el capítulo más corto de un libro sobre psicopatía es el que corresponde al tratamiento.