Suerte para Esperanza Aguirre. Y adiós a Carrillo.

Si tuviera que resumir en una sola frase por qué simpatizo con Esperanza Aguirre, y por qué su decisión de abandonar la primera línea de la política, nos deja huérfanos a mucha gente que no somos de la órbita del PP, eligiría la siguiente sentencia que un amigo escribía en un foro liberal:

Esperanza Aguirre ha sido la única política de este país sin ningún tipo de complejo ideológico hacia la izquierda. Y por eso la odia la izquierda como jamás odiará a ningún político del PP, al resto los odian, pero sobre todo los desprecian.

Y quizá un buen discurso que ilustra esta frase es este:

Nunca podremos olvidar tampoco las palizas dialécticas que ha propinado al gran tonto útil de la derecha: Tomás Gómez, verdadera garantía de que el PSOE seguirá en la oposición una buena temporada, eterna en el caso ideal. Se podría elegir literalmente cualquier debate en el parlamento autonómico para ver como don Tomás es totalmente insensible al ridículo, y es una y otra vez machacado por doña Esperanza. Pero he elegido el último, no es el más gracioso, pero sí bastante representativo de lo que acabo de exponer.

Apoteósicos los cortes en 11:30 (sobre los casinos), 13:10 (sobre la sanidad) y 15:00 (sobre los nombramientos a dedo -aunque está cortado el momento cumbre en el que le afea el hecho de que él mismo Tomás Gómez fue elegido a dedo entre otros aspirantes que SI tenían el doctorado y publicaciones –>).

[Nota: El vídeo termina en el minuto 18:00, lo demás esta vacío]

[Añadido: Aleon ha publicado una recopilación cojonuda de los mejores momentos de Esperanza Aguirre]

Por otro lado ha sido bastante surrealista ver a las hordas progres celebrar la defunción política de su principal azote. Unos echándole en cara la manipulación de Telemadrid, como yonquis de Prisa/Mediapro y resto de tentáculos de progreso que inundan casi por completo los medios españoles, cuando les quitas la heroína de Gabilondo y se la sustituyes con la metadona de Isabel San Sebastián. Otros, más campanudos, proclamando que la marcha de Esperanza da igual, los peperos de Madrid votarán a un hijo de puta diferente, y que es una muestra de los conciudadanos que tenemos (supongo que preferirán un político de raza como Tomás Gómez… ¿o añoran un Sánchez Gordillo?)… y desde ahí todo tipo de rebuznos mezclados con insultos y las irremediables faltas de ortografía… el progreso es así.

Pero la traca vino con este humilde tuit del que suscribe:

(Clic para ver en Twitter)

La táctica habitual de Llamazares es retuitear la crítica de manera que el tuit aparece en su perfil y así colocas al usuario que hace la crítica, en este caso yo mismo, en el punto de mira de la horda roja, que entonces dirigen sus iras contra el interfecto. Por supuesto la respuesta no se hizo esperar:

Como no les hice ni caso ahí quedó la cosa, ahora, si les entras al trapo no das abasto ni a contestar por un lado, ni a utilizar la función de bloqueo por el otro. Así que en estos casos es mejor cerrar el Twitter y volver luego a ver las coplillas que te han dedicado, para a la vuelta verificar una vez más, que no merece la pena perder ni un minuto. Como se puede comprobar, ninguno es Séneca.

Por cierto, hablando de Twitter, siempre me hizo mucha ilusión que Esperanza se apuntara a mis tuits, se que no es estrictamente ella (son su equipo de prensa supongo), pero me resultó simpático el detalle.

Por mi parte la noticia de la marcha de Esperanza Aguirre me produce sensaciones cruzadas. Por un lado la sospecha de que detrás de su salida de la política esté una purga del propio PP, o de la rama socialdemócrata-meliflua que nos gobierna. Por otro lado la sensación de que Esperanza Aguirre en una segunda línea, puede ser más peligrosa para el pensamiento único borreguil (esencia de todos los males que sufrimos), que desde esa jaula de terciopelo que en definitiva era la presidencia de la Comunidad de Madrid. Y entreverado con ambas sensaciones, la presunción de que su salud, o mejor dicho la ausencia de esta, pueda ser la razón última de su ¿repentina? decisión.

Quizá lo sabremos pronto, o quizá nunca lo sabremos, en todo caso, desde aquí, solo me queda desearle todo lo mejor, y proclamar mi más profunda admiración por su gran labor desactivando progres, insuperable… Sobre su política de luces y sombras (aunque según los datos que son muy tercos, las luces son más importantes que las sombras que producen) la historia juzgará.

Nota: justo cuando me dispongo a publicar la entrada va Carrillo y se muere. Preparémonos para unos días de hagiografías vergonzantes y de manipulación de la Historia para justificar lo que no debería (no puede) ser justificado. Carrillo estaba absuelto de sus crímenes de guerra, no por inocencia, si no por el indulto/amnistía que se consensuó en la transición, así que con el permiso de Garzón, no me extenderé en esa dirección. Pero si me gustaría NO acordarme de las burradas que leí en los medios progres (casi todos) cuando murió Fraga. Pero si me acuerdo. Ahora se podrán ver bien las diferencias entre unos y otros, sobre todos los que no estamos en ninguno de los dos lados.

Posiblemente TVE (Santiago Carrillo, una vida dedicada a la política y al periodismo, qué manda huevos) sea un “buen sitio” donde empezar con la orgía hagiográfica con que nos van a inundar unos y otros, sobre todo los de siempre.

Por mi parte DEP. Espero que el Padrecito le guarde a la siniestra de Marx en el paraíso laico, y que allí se junte con su entrañables amigos Largo Caballero, la PasionariaNicolae Ceaușescu y otros grandes iconos del siglo XX.

Te podría interesar