10 patadas de Lord Monckton en las espinillas del alarmismo climático.

Lord Christopher Monckton, tercer vizconde Monckton de Brenchley, es uno de los azotes más perseverantes para los visionarios del apocalipsis climático. Esta mañana ha actualizado el estado de su página de fans en Facebook con el siguiente texto. Me parece una estupenda apología del sentido común, así que a continuación lo traduzco, añado unos enlaces y contribuyo con alguna anotación.

Sir Christopher Monckton

10 preguntas matadoras para los extremistas del clima

1. La concentración de CO2 ha aumentado en un 10% en los últimos 23 años, sin embargo las mediciones por satélite de la anomalía de la temperatura en la troposfera baja muestran que el calentamiento durante ese período es estadísticamente indistinguible de cero. ¿Por qué?

(Roy Spencer es el hombre adecuado para chequear este tipo de datos )

2. Aristóteles, 2350 años atrás, demostró que argumentar en base a un “consenso” es una falacia lógica –la falacia del consenso. Un 95% de los argumentos publicados para alarmar sobre nuestra influencia sobre el clima dicen que debemos creer en el “consenso”. ¿Qué pasa con Aristóteles?

3. Aristóteles, 2350 años atrás, demostró que argumentar que el “consenso” es un “consenso de expertos” es una falacia lógica –la falacia de apelación a la autoridad. ¿Qué ha cambiado en estos 2350 años para que un argumento de autoridad sea más aceptable que falaz?

4. Ha habido 0.6 grados Celsius de calentamiento global desde 1950. Hay 5-7 veces más osos polares hoy en día que los que había en 1950. ¿En qué sentido significativo, entonces, son los osos polares una especie en peligro inminente de extinción a causa del calentamiento global?

(Hay no pocos estudios que confirman este punto, Polar Bear Science es el sitio indicado para informarse de una manera seria)

5. Un artículo reciente muestra que una reducción natural de la nubosidad ha tenido un efecto cuatro veces y media más que el calentamiento artificial debido al aumento en las concentraciones de CO2. ¿Por qué están tan seguros de que el artículo recientemente publicado no es correcto?

(En honor de la verdad, con independencia de estudios concretos en una u otra dirección, el papel de las nubes en el complejo sistema climático es en su mayor parte desconocido. El IPCC es capaz de disimular esta ignorancia pero no puede negarla )

6. En los últimos 247 años – casi un cuarto de milenio – la evolución de las precipitaciones en Inglaterra y Gales muestra un aumento de sólo 2 pulgadas/año, o el 5%. ¿Por qué consideran tan insignificante incremento respecto a un período tan largo, como más allá de la variabilidad natural del clima?

7.  El impuesto sobre el carbón en Australia, una medida típica para hacer desaparecer el calentamiento global, tendrá un costo de 150000 millones de dólares en diez años. En estos momentos esa tasa tiene la intención de disminuir el 5% de las emisiones de CO2 en Australia, que representan el 1.2% de las emisiones globales. ¿Está de acuerdo, por tanto, que un gasto de 150000 millones de dólares para el sistema australiano, si tiene éxito, va a disminuir sólo el 0.06% de las emisiones globales de CO2 en diez años a un costo de 150000 millones de dólares?

(Sobre el caso particular australiano recomiendo consultar el excelente blog Australian Climate Madness)

8. Las propias ecuaciones de sensibilidad climática del IPCC, muestran que suprimir el 0.06% de las emisiones globales de carbón podría reducir la concentración de CO2 desde unas previsiones de 410 µ-atmósferas con el mercado funcionando normalmente a 409.988 µ-atmósferas, lo cual reduciría la temperatura media de la superficie en sólo 0.0006 grados Celsius -si es que el impuesto sobre el carbón funcionara tan perfectamente como sus creadores han previsto. ¿Considera que el gasto de 150000 millones de dólares para disminuir la temperatura de la superficie en 0.00006 grados Celsius es un uso razonable, proporcional y rentable del dinero de otras personas?

9. Si el impuesto del carbón de Australia fuera aplicado en todo el mundo, y si funcionara tan bien como sus creadores han previsto, costaría 317000 millones reducir la sexta parte de un grado Celsius del calentamiento que se prevé para la presente década. Esto es 45.000 dólares por cabeza para toda la población mundial durante ese período, el 59% del PIB mundial. En comparación con el 1.23% del PIB que costaría mitigar el daño producido por 1/6 de grado Celsius de calentamiento el día de mañana, ¿merece la pena un gasto del 59% del PIB en la actualidad?

10. En 2005 la ONU dijo que en 2010 habrá 50 millones de refugiados climáticos debido a los niveles crecientes del mar y a otros efectos del calentamiento global. ¿Dónde están?

Te podría interesar