La Bestia de la Guerra (The Beast).

La bestia de la guerra (The Beast) (Click para ver en Filmaffinity)De esas películas con las que tropiezas una tarde tonta de verano y te sorprenden gratamente. Ojo, no es una obra maestra, ni una obra de culto (que yo sepa), pero desde luego no se merece caer en el pozo del olvido, es entretenida, está bien contada, las interpretaciones son más que dignas, y la historia (basada en la desconocida obra, Nanawatai, de un también desconocido dramaturgo norteamericano, William Mastrosimone, que también se encarga del guión) mezcla muy bien la acción bélica, el humor y el dramatismo sin desconectarte de los acontecimientos que narra.

La película nos sitúa en 1981, al poco de iniciarse la Guerra de Afganistán, o habría que decir la intervención soviética en la Guerra de Afganistán, en el sentido de que la Guerra Civil Afgana ha pasado por todo tipo de etapas excepto por el fin de la misma.

En el desierto afgano, en apoyo de la República Democrática de Afganistán (marxistas-leninistas), las tropas soviéticas luchaban a brazo partido con los insurgentes muyahidines y demás fauna islamista, que por descontado no tardaron en ser apoyados por los Estados Unidos a diferentes niveles, económicos y tácticos, siendo sin duda el comandante rebelde más famoso Osama Bin Laden. En todo caso siempre hay una lógica interna, y no podemos extraer de la ecuación que esta guerra se estaba jugando en el contexto de los últimos y violentos estertores de la Guerra Fría, y que no tardaría en aparecer la Perestroika de Mikhail Gorbachev (que también fue el encargado de retirar las tropas de allí) que salvo unos pocos focos aislados y decadentes que persisten en la actualidad, eliminó el comunismo de la faz del siglo XX.

Pero todavía no había llovido tanto en 1981, en esta peli nos encontramos con una cuadrilla rusa (que se debieron dar un golpe en la cabeza porque hablan perfectamente inglés y nada de ruso) que se encuentran aislados en el desierto con una basura de tanque, y son perseguidos por unos simpáticos muyahidines (y quizá habría que decir `y muyahidinas´) que claman venganza por la última masacre realizada en una aldea justo al principio de la película -nótese que la película es de 1988, la guerra continuaba, la Unión Soviética continuaba y la Guerra Fría lo mismo, hoy sería un planteamiento imposible (o quizá no viendo los apoyos recientes de Obama en política internacional).

En fin, una película recomendable, con algunos golpes de humor negro entrañables, giros imprevisibles, acción, y algún que otro diálogo que te arranca la carcajada inmediata, como éste en el que el traductor ruso-afgano del comando se defiende de la regañina por rezar:

Materialismo Dialectico y Ala

Por cierto, la película se puede comprar en Amazon, y bajo ningún concepto se debe descargar gratuitamente mediante el maligno Torrent.

Te podría interesar