Azul vs. Verde

He estado viendo algunas de las conferencias del 9º Congreso Internacional del Cambio Climático, un aquelarre “negacionista” que reúne algunos de los escépticos más renombrados del mundillo, que imparten una buena mano de charlas más o menos informales sobre los distintos asuntos de interés en referencia al Cambio Climático, siempre desde el punto de vista escéptico. Todas se pueden ver en el sitio oficial enlazado unas líneas más arriba.

Aunque no es un congreso científico en sentido estricto, los contenidos resultarán un coñazo para una buena parte de los internautas… pero si tengo que recomendar una divertida y accesible a todo el mundo, por supuesto es la de Lord Monckton que se puede ver aquí –a partir del minuto 30 aproximadamente. Hace un repaso, garrapiñado de su inconfundible humor británico, de las principales taras del Cambio Climático tal como nos lo han intentado vender activistas verdes, activistas políticos, activistas científicos y activistas periodísticos. Especialmente hilarante es la parte en que hace el sketch del loro muerto de los Monty Phyton (qué ya escribió para los lectores de WUWT), cambiando el pájaro seco que el vendedor de mascotas no quiere reconocer como tal, por el IPCC y su teoría del apocalipsis climático, a la que su director Rajendra K. Pachauri se niega a reconocer como muerta (genial Monckton imitando el acento indio de Pachauri).

Pero esto no da para una entrada. La cuestión es que antes de la conferencia de Monckton -a partir del minuto 22:30- se presenta un documental, Blue, que creo que merece ser reseñado aquí (clic en la imagen para visitar el sitio oficial).

Blue Vs. Green (clic para visitar)

La página de Facebook del documental se puede visitar aquí, aquí el blog y este es el tráiler:

Y es que cada vez es más necesario desmontar las estupideces ecologistas, que sabemos que tienen muchas (¿infinitas?) dimensiones, que las renuevan y/o las reciclan cada pocos años, que son inmunes a la Ciencia, la lógica, y al sentido común, pero que van calando poco a poco en la sociedad dejando un poso y una degeneración que puede ser letal para el propio ser humano como especie.

En España hemos tenido estos días un ejemplo que ilustra magníficamente el problema. Un manifiesto promovido por la sección más demente de la Izquierda, en el que se nos insta a “cambiar de modelo“, se nos acusa de provocar un “genocidio a cámara lenta“, y toda una cascada de imbecilidades que harían sonrojar a cualquier persona con un mínimo de criterio (no hay más que leer la réplica en Plaza Moyua, para comprobar que no se sostiene a nada que examines la realidad). O sea, que los mismos que nos intentan atemorizar con un Armagedón climático (científicamente infumable) nos pretenden ahora asustar con un Armagedón por escasez inminente de hidrocarburos, una matraca malthusianista que viene de lejos y que llaman el Peak Oil… Como si ambas circunstancias no fueran incompatibles (¿cómo va a explotar el clima para 2100 si mucho antes nos vamos a quedar sin el principal “causante” del aumento del CO2?) y no fueran indefendibles de manera simultánea.

Evidentemente a esta gente les da igual los datos, la Ciencia, el Humanismo, la Historia y la Ética, al final el (falso) ecologismo no es más que una (otra) excusa para (intentar) endilgarnos algún sucedáneo del comunismo, ese sistema que les permite vivir con (y de) sus patologías psiquiátricas pasándolas de su `debe´ intelectual al `haber´ social, como si el resto de la sociedad fuéramos tan retardados como ellos y no nos diéramos cuenta de la jugada.

Traffic Light TendencyPrecisamente Lord Monckton lo explica muy finamente en el vídeo que comentaba arriba (allá por 1:15:00), y es que el ecologismo, tan ligado a la corrección política y al “progresismo”, sufren de “la tendencia del semáforo”, que consiste en que:

  1. se llaman verdes,

  2. porque son demasiado amarillos*

  3. para admitir que son rojos.

😀

* implica cobardía en inglés

Te podría interesar