La mejor radiografía sociopolítica del 24M nos la hace Coque Malla

Vale, me he equivocado en mi apuesta de ayer, pero no tanto -ya pondré los datos correspondientes-, pero es que acabo de leer una entrada en Facebook de Coque Malla que me ha parecido bien digna de figurar en estas páginas, porque, sin quererlo el autor, ha compuesto una excelente síntesis de la realidad social y política que se vive en `este-país´. Para reír-llorar-reír en un bucle infinito:

Hola a todos. [Hola]

Rompo el silencio que había guardado durante todos estos días por razones personales que no vienen al caso [cierto], para ponerme un poco cursi [¿poco?] y decir que por primera vez en mucho tiempo, me siento orgulloso de ser madrileño. [Ya, supongo que desde Tierno, o desde Barranco, después ya… todo “fachas”. Excepto quizá Gallardón que era de la Familia]

Por primera vez en mucho tiempo, en mi ciudad se ha hecho presente la sensatez. [Bueno, la sensatez va por barrios, ya tu sabes, los datos son testarudos, y los resultados de la gestión de los alcaldes “fachas”, tanto absolutos como relativos a otras ciudades (especialmente las “de progreso”), son tan manifiestamente dignos a todos los niveles, que cualquier crítica que parta de una enmienda a la totalidad es desestimada por defecto, por mera sanidad mental]

Porque no es sensato que un personaje como Esperanza Aguirre hubiese vuelto a ganar por mayoría absoluta. [Me remito al comentario anterior, extrapolando el sentido, eso sí, a la Comunidad de Madrid dado que Aguirre nunca se ha presentado a la alcaldía de Madrid]

Y creedme cuando os digo que lo de personaje lo digo sin animadversión: ¡me encantan los personajes! Groucho Marx era un personaje maravilloso, o Dalí, o El Fary, o Mickey Mouse, o Mick Jagger… o yo mismo, con mis chalecos, mis pelos de punta y mis canciones pseudorománticas; y Esperanza es un gran personaje con su vocecilla, sus persecuciones policiales, sus modelitos y su calculada y peligrosa inocencia. [No es que te crea o no te crea, es que te estás apropiando del significado del término `personaje´ (de la RAE: 1. m. Persona de distinción, calidad o representación en la vida pública.) identificándole con `artista´ lo cuál convierte todo el párrafo al completo en una declaración involuntaria de corporativismo, i.e. sectarismo profesional. Porque en realidad si nos ponemos estupendos, todos somos `personajes´]

Pero los personajes, debemos estar donde nos toca: entreteniendo y amenizando al público, en los escenarios, en los platós de televisión, en las películas, en las viñetas de los cómics, en las revistas de cotilleo o en los cabarets… pero no gobernando las instituciones. [Esos “personajes” a los que te refieres deberían estar seguramente en esos sitios, y a ser posible no salir de ellos a no ser que se tenga algo consistente que ofrecer, y no es tu caso evidentemente]

Las instituciones -me parece lógico pensar y desear- deben estar en manos de gente sensata, prudente, educada, relajada, culta y preparada. [No, es decir, sí es lo lógico, pero desgraciadamente la Democracia, y muy especialmente la española, previene que este elemento básico se cumpla en muchas ocasiones, especial y repetidamente en tu cera ideológica, que nos ha proveído de la colección más variada de analfabetos funcionales con tareas de Gobierno]

Y me da igual de que partido sea, Manuela Carmena me transmite todo eso de manera muy clara. [No, evidentemente no te da igual, no te pones ni colorado al apoyar el comunismo, inconsciente de que para cualquier persona medianamente sensata es un esquema mental tan desfasado como cualquier otro totalitarismo, y sin embargo aborreces a “la derecha”, o “el neoliberalismo” o “los recortes”, presentes en todas y cada una de las naciones con mayor estándar de vida en la actualidad (y por tanto el mayor estándar de la Historia de la Humanidad)]

Y me atrevo a decir, que hasta la señora con el visón más caro y el caniche más repelente de toda la calle Serrano -sin ella saberlo ni admitirlo, claro- va a ser más feliz con una alcaldesa como esta mujer. [El trazo no puede ser más grueso, la vida no es el Teatro, hay toda una gama de señoras con caniches en Serrano que no siempre se corresponde con `el visón más caro´, ni éste con el grosor de su chequera, ni la combinación que prefieras de estos factores garantiza sus planteamientos políticos]

Porque es como si en un vuelo transoceánico, por razones oscuras e incomprensibles, una rubia loca con calcetines blancos y zapatitos de tacón, amordazase al comandante, se pusiese a pilotar el avión y a gritar -de manera que todo el pasaje la escuchase-: “Ay que chuli, ¿para qué es este botoncito rojo? ¿lo aprieto a ver qué pasa?” [A muchos nos da la impresión exactamente contraria, ojalá nos equivoquemos]

Esa es la sensación que me transmite esta gente cuando les veo ocupar puestos de semejante responsabilidad. [Tus sensaciones son tan legítimas como irrelevantes]

Deseo con todas mis fuerzas que impere la razón y que Doña Manuela sea nuestra próxima alcaldesa. [Seguramente lo será, pero no porque le haya ganado las elecciones a Esperanza Aguirre, sino porque “la casta” del PSOE está sedienta de poder tras casi cuatro años sin tocar pelo, y los Podemitas, una vez comprobado el confort de las alfombras del Poder, están más que prestos a pactar con “la casta”, porque para ellos, nadie se engañe, la verdadera casta empieza y termina en “los fachas”]

Enhorabuena a todos. [A todos no]

Un saludo. [Otro]

Coque. [Eclectikus]

Carmena Santa-Laica

Carmena Santa-Laica

No hay por dónde cogerla, es imposible concatenar tal número de unicornios en tan pocas líneas, es muy difícil incorporar semejante dosis de glucosa al texto y, sin que se te caiga el teclado de vergüenza, dejar a la vez inequívocamente claro que eres un sectario de tres pares de c*j*n€s.  En fin, todo lo que tenía que decir ya lo he sugerido entre corchetes arriba. Creo que cualquier persona que analice los resultados de estas (y otras) elecciones, se equivocará si al señalar las responsabilidades de éste abordaje de memos y arribistas a las instituciones ibéricas, excluye o minimiza las décadas de socialismo montaraz y guerra civilista que culminaron con el Zapaterato, que han producido millones de elementos como éste instalados en todos los estamentos de la sociedad, y muy especialmente los cercanos al dinero público. Pasarán décadas para que esto se cure del todo, si es que se cura, y hay que comprender que el PP (con Rajoy o con quién quieras) lucha contra unas inercias sociales y políticas con las que es casi imposible luchar con garantías (son dueños y señores de todos los resortes económicos, políticos, culturales, educativos, etc…), y máxime cuando las críticas más encarnizadas (a menudo legítimas pero a menudo también equivocadas o totalmente injustas) provienen precisamente de sus propios votantes.

[Y sea dicho todo esto sin acritud (personal me refiero, de la genérica a cántaros), que yo he sido mucho de los Ronaldos, los vi por primera vez tocar en un chiringuito de Malasaña (El Agapo) y me quedé a cuadros con los chavalines (yo tendría 21 años y ellos 18 o 19) por lo bien que sonaron… luego se hicieron moderadamente famosos, y de hecho todavía tengo alguno de sus discos. Incluso vi un concierto de Lou Reed en el Palacio de Congresos de la Castellana sentado al lado de Coque Malla, en una época en la que por cierto, el alcalde era “el facha” Álvarez del Manzano. La cosa es que algunos se han quedado ahí, no han querido, no han podido, o en muchos casos como éste, sospecho, no han necesitado replantearse una realidad en la que los malos y los buenos están lo suficientemente difuminados, como para ser excesivamente procaz en las valoraciones políticas de las personas (o personajes), sin hacer el ridículo me refiero.]

Te podría interesar