Perfiles Podemitas. El Isidro.

Hoy, del departamento de “dame bipartidismo que quiero morir“, les presentamos al Isidro. De la ganadería del 15M (concretamente de las praderas de Sociología), de corte Errejiano (véase su verbo ridículamente florido y el uso histriónico del pseudolenguaje técnico), castaño, gafapastoso, “antropólogo” subvencionado (seguramente a fondo perdido) por la Universidad de Alcalá de Henares, y nuevo diputado de Podemos en Madrid.

El Isidro

 

Como todos los de su trapío, cuenta con un cerebro de fácil acceso que puedes visitar cómodamente, y como a bordo de una máquina del tiempo, remontarte siglos atrás en la Historia (a la Revolución Francesa , o a las correrías de Engles y Marx, o a las de Lenin, o a tiempos más recientes como los de los Castro, Chávez y Maduro, la crème de la crème).

Ráfagas de su “pensamiento”:

Es imposible pensar en transformaciones de la escala de las que venimos hablando pensando sólo en esquemas de un sólo Estado-nación. En nuestro caso, de la Unión Europea, obviamente, pero también del Sur Global. En ambos casos, el estado español está perfectamente incorporado a una división transnacional del trabajo que implica que tanto las estructuras económicas como las de clase estén empotradas en configuraciones territoriales que van mucho más allá de nuestras fronteras. Somos dependientes del exterior, pero esa dependencia no funciona sólo en un sentido de subordinación sino también de poder político proyectado al exterior. Es decir, tener en cuenta la esfera transnacional no implica sólo, como se nos ha querido vender hasta ahora, un acatamiento acrítico de lo que viene de fuera como un There Is No Alternative sino también la conciencia de que es posible provocar, buscar y animar cambios políticos en esta esfera. No hay más que comprobar las consecuencias políticas inmediatas que tendría para nosotros un impago democrático de la deuda en Grecia si Syriza gana las elecciones para darse cuenta de cómo puede funcionar este nuevo internacionalismo.

Entrevistado en el diario.es (¿dónde mejor?): Economía que amplía lo posible. Una conversación con Isidro López y gentes de Podemos.

Desde la perspectiva que me da haber investigado desde el Observatorio Metropolitano como la comunidad de Madrid ha sido quizá el laboratorio más acabado de las políticas neoliberales en España, con sus programas de recortes y privatizaciones,y sus burbujas inmobiliarias. Y también los brutales impactos económicos, sociales y ecológicos que estas han acarreado para la mayoría de la población en beneficio de una élite regional que ha mantenido un control ferreo de este territorio. Ahora, cuando con la crisis de régimen que abrió el 15M, se tambalean los cimientos del orden neoliberal madrileñ,o creo que es el momento de apostar, también personalmente, por una nueva política de transformación en Madrid que ponga la democracia, de una vez por todas, en primer plano.

Texto en el perfil personal de su hierro, digo círculo, de Podemos.

Partiendo de la base de que el marco político en el que vivimos, el delimitado por la Constitución de 1978 y los Pactos de la Moncloa, ha sido completamente destruido por un poder financiero que, incompatible con la democracia, ha sometido a su dictado a las instituciones que definían ese marco. El 15M, en su declaración política, dejó claro este punto y dejó también clara la necesidad de una democracia real desde la que se pueda repensar la forma de nuestra vida en común. Dicho de otra manera, la necesidad de un proceso constituyente del que nazca un nuevo orden justo de derechos y garantías cubiertos materialmente y declinados territorialmente. La Carta por la Democracia es fruto de un proceso colectivo de deliberación, en el que a través de cientos de talleres en todo el Estado ha tomado forma a una propuesta más concreta y tangible acerca de la forma y los elementos que deben definir la nueva sociedad democrática

Texto en el perfil de Movimiento Democracia

Podréis encontrar toneladas de artículos suyos intentando divulgar su “pensamiento” (que en realidad cabe en una cuartilla) en el Periódico Diagonal y Rebelion.org. Yo particularmente paso.

Te podría interesar