Fascismo de izquierda.

No es un concepto nuevo, creo que el primero que utilizó el término Fascismo de Izquierda fue el filósofo alemán Jürgen Habermas, nada sospechoso de anti-marxista, durante las revueltas estudiantiles del 68 en su país, criticando algunos tics de la extrema izquierda, la de ayer y la de hoy, como son la violencia, el antisemitismo, el sectarismo, etc…

Otro filósofo alemán, Peter Sloterdijk, cuya filosofía fue ampliamente criticada por Habermas, utiliza de nuevo el término cuando intenta explicar a qué se debe la confusión de vincular la eugenesia con el fascismo, en esta entrevista en lanacion.com:  “El fascismo de izquierda nunca hizo su duelo“. Y creo que le quedó una frase para el mármol, ésta:

Peter Sloterdijk

La frase y su contexto (recuperada de las bodegas de NMSP, dónde guardo referencias, ideas y recursos relacionados con el mundo de progreso) la utilicé estos días atrás en un largo debate en can Monedero.

CuartaParticiónDePolonia1939.svgFue una grata sorpresa encontrarme con que la sección de comentarios no tenía ningún tipo de moderación, lo cual es rara avis en los sitios “de progreso“, y no pude resistir la tentación de criticar uno de sus últimos rebuznos en el que relacionaba la situación de Grecia en 2015 (Lubos la explica muy bien, la situación, en Greece: complete surrender or full collapse) con la invasión nazi de Polonia en 1939, sin mencionar (y por tanto ocultando) el pacto Ribbentrop-Mólotov, en cuyas cláusulas secretas, la URSS y la Alemania nazi se repartían, además de Polonia, Finlandia, Estonia, Letonia, Rumania y Lituania. No hay que ser un erudito para tener ese dato clave del preámbulo de la 2ª Guerra Mundial. Ni un intelectual.

El debate fue relativamente largo y tan cíclico como cualquier discusión con alguien que no tiene argumentos para contrarrestar las críticas. Además los trolls eran particularmente primarios y breves, de manera que pude expresar mis pegas sin problemas.

Mi punto principal era que desvincular a la URSS de la expansión Nazi en Polonia destruye el rigor del símil Grecia-Polonia (implícitamente, la conexión Hitler-Merkel) -bueno, el rigor del símil y la autoridad del ponente. Qué la URSS invadió a los pocos días Polonia por su lado es un hecho histórico imposible de eliminar de la narración.

Hay derivadas claro. Como en los “debates” del Cambio Climático, a veces sin alejarte mucho del argumento central (poco jugoso por irrebatible), vas metiendo mensajes que sabes que tus interlocutores no aceptan por principio… por principio equivocado, pero el caso es que no los aceptan. Algunos de estos mensajes son bordes y otros más sutiles, pero siempre escribo, más allá de motivaciones primarias tipo ego, o afición 😉 , porque sabes positivamente que la mayoría de la gente que te pueda estar leyendo no participa, no interacciona, y tiene más opciones de analizar la eventual información que va apareciendo a lo largo del hilo, y por tanto hay muchas opciones de que un porcentaje de los lectores se replanteen algunos de sus defectuosos principios.

Aparte de la auto-evidente motivación en el “olvido” de Monedero -de invocar “al mal” (Nazis) e identificarle con sus memes de serie (“los Mercados”, “la Troika”, “el Neoliberalismo”, “el Capital”…), obviando todo lo demás-, hay un factor que es característico de estos tiempos “de progreso”, que estoy convencido que algún día se estudiará como una de las patologías cognitivas del siglo XXI: la asimetría de trato para los dos principales tumores criminales que sufrió el siglo XX, que aunque no son muy diferentes desde el punto de vista cualitativo, si lo son cuantitativamente: el Comunismo multiplica x20 (o x10 según autores) el número de víctimas. Y ese es uno de los mensajes “sutiles” que comentaba antes que quería transmitir.

Ellos se agarran por los pelos a que 1) el Comunismo, en realidad, no es lo que parece, que Stalin, Mao, Jemeres rojos, Ceaușescu, Fidel Castro, o Kim Il-sung/Jong-il/Jong-un son cualquier cosa menos comunistas (a pesar de ser el Partido Comunista el que copaba al 110% los gobiernos que “gestionaron” los genocidios), y que por tanto, 2) el Comunismo todavía no se ha implantado jamás (cómo Marx manda, supongo que se refieren, o Gramsci) y puede surgir una instancia del comunismo que convierta “el mundo” en un vergel dónde los unicornios revolotean jugueteando entre mariposas de colores y campos de tulipanes.

Para redondear la broma, el espíritu antifascista que impregna toda la izquierda, es una lucha imaginaria, el fascismo (de derechas) fue erradicado en el siglo XX, no existe fascismo hoy sensu stricto. No hay problema, dicen que el fascismo son sus citados memes favoritos, y tienen una justificación para seguir con su lucha contra el fascismo. Aquí por ejemplo tenemos antifranquistas a patadas, cuando va a hacer precisamente 40 años que el Dictador descansa en la Cruz de los Caídos, con más pena que gloria.

Son excusas insostenibles, es evidente, y por eso son una minoría folclórica a la que nadie hace (excesivo) caso en Occidente -por ejemplo en Europa son 52 MEPs en un parlamento de 750. Qué ellos en su burbuja, se crean que representan “al Pueblo” o a la “ciudadanía”, es un asunto más psiquiátrico, o antropológico, que político, pero lo cierto es que defender lo indefendible, tiene consecuencias democráticas, esa palabra que tanto les gusta y a la que han vaciado de contenido por mal uso continuado, específicamente que tienen muy difícil implantar nada a la sociedad, sino es por la fuerza y/o las malas artes.

Excepto en España (y quizá en Grecia, con matices) que los tenemos gobernando en ayuntamientos medulares del país, y con un partido mayoritario entero haciendo de oficio el papel de tonto útil.

Pero ese es otro tema que será tratado supongo en futuras entradas en éste su blog. En todo caso dejo este post abierto, será editado en el futuro, no para retocar lo ya escrito, sino para añadir recursos sobre este asunto, el fascismo de izquierda, y sobre esta asimetría en el trato para con fascistas de izquierda o de derecha. Creo que está en el corazón de los principales problemas de los países occidentales, y nunca está de más denunciarlo a los cuatro vientos. O esperar que alguien te muestre que estás equivocado del todo.

La frase de Peter Sloterdijk para el mármol:

“…el fascismo de izquierda nunca fue revelado como lo que en verdad es. El antifascismo, como ideología dominante, se debe a que el fascismo de izquierda nunca hizo sus duelos. Sus representantes nunca confesaron lo que en verdad son. Acusando de fascistas a los fascistas de derecha ocultaron su propia calidad de fascistas, incluido el maoísmo, que fue el peor de los fascismos. Al lado de Mao, Hitler parece un loco y un neurasténico, un pobre personaje comparado con la envergadura fascista de Mao Tsé-tung.

En Amazon:

Algunas lecturas en la red:


Este vídeo no es nuevo y muchos ya lo habréis visto, para los que no:

Tal cual, es así de triste y así de evidente.

Te podría interesar