Yo voto PSOEMOS, ¡Porque yo no soy facha!

Nos encontramos en este final de 2015 ante una especie de tormenta perfecta, una conjura de los necios ibéricos, los necios habituales claro, los folclóricos del nacionalismo con sus paisitos, y los folclóricos comunistas con sus unicornios come-fachas, terror del “neoliberalismo“.

Sabemos hace mucho que ponerles en evidencia, o sacar al escaparate sus imbecilidades, o su totalitarismo, no sirve absolutamente de nada, son totalmente refractarios, al menos lo son un porcentaje (marginal) de la sociedad que se puede cifrar en torno al 10% (y que puede subir hasta el 20 % en periodos febriles, y al 25-30% en áreas tumorizadas). Creo que todas sus “cualidades” han quedado ya expuestas hace años, y su “ideología” es tan evidente, tan primaria y tan inconsecuente, que es absurdo gastar una sola neurona más en divulgar lo obvio.

A estas alturas (como a unos cuatro meses de las elecciones) ya nadie, ni el más descerebrado de los tertulianos, piensa que Podemos pueda ganar unas elecciones, o siquiera acercarse al PSOE. Sin embargo si hay riesgos tangibles de que una coalición de progreso (PSOE-Podemos), o incluso de super-progreso (PSOE, Podemos, IU, Bildu, ERC…), pueda alcanzar el poder legislativo y convertir al país en un vergonzante paraíso pseudo comunista, en la que campen a sus anchas los personajes más ruines, sectarios, mediocres y peligrosos de la sociedad española.

Y por eso es importante aplicar tisanas de vez en cuando, para al menos intentar salvar a esas almas cándidas obnubiladas con el “brillante” discurso de la “nueva política“, y que en realidad, sin saberlo, pertenecen a una esfera ideológica diferente (cuando no disjunta) a la de estos memos, y seguramente son incluso alérgicos a los efectos secundarios de llevar al parlamento sus excrecencias ideológicas. Pero esas tisanas son inútiles desde un blog de chichinabo como este, hay gente más apta y que ya lo hace magníficamente bien (como por ejemplo los Salmonetes de Ruiz QuintanoSantiago González y su tripulación, y espero que Carlos Herrera).

Yo por mi parte, pienso que si no puedes con el enemigo… pues únete a él,  total, volver al prado en el que pasta la izquierda mononeuronal es muy fácil, su mensaje es el de siempre y sus juglares cambian poco (se hacen viejos y eventualmente mueren o desaparecen, pero salen réplicas idénticas y todo sigue igual). Así que no creo que escriba mucho más sobre esta distopía degenerada que es Podemos, peligrosamente agravada por la aberración que supone que la “socialdemocracia” española se suba al mismo carro. Mejor les voy a ayudar en la campaña, y voy a sugerirles chascarrillos publicitarios que muestren sin distorsión el mensaje que quieren insuflar a sus electores. Si, ya se que ya son especialistas en eso y no necesitan ayuda alguna. Pero por si acaso 😀

Y ahí va el primer meme, éste es va de gratis, entre kamaradas. Para el siguiente ya mando la factura a Monedero, o a Carm*na… 👿

Vota PSOEMOS

Vota PSOE-Podemos

Nota al margen

Esta entrada ha sido impulsada por la sorpresa de encontrarme con que alguien había meneado el post Fascismo de izquierda:

EnPPositivo

A la hora de segregar las noticias, nótese el siempre-presente ingenio de progreso, etiquetando la categoría como “enppositivo”, casi tan chisporroteante como “PPSOE”. Son la monda.

Y dado el sesgo de progreso de Menéame, [que tuve la oportunidad de validar empíricamente cuando, entre otras cosas, incluí un suave sarcasmo sobre el cambio climático en una entrada sobre los neutrinos superlumínicos, y a alguien le dio por menearlo. Resultado: decenas de miles de visitas en 24 horas, la mayoría de fogueo, y hordas de frailes “progresistas” dando por saco enfurecidos ante semejante blasfemia laica… Y encima salieron cazados, en menéame porque el artículo llegó a la portada y se montó una gresca del copón en la que mis (humildes) comentarios fueron los más votados (a pesar de jugar fuera, en territorio Comanche); y en la naturaleza porque no tardó en desfacerse el entuerto], he pensado que si se diera la circunstancia de que trascendiera la entrada, cosa que dudo (nótese que no doy el enlace para no incitar los meneos, aunque pongo la imagen para los más intrépidos… o los más cabr0nes), quede esta entrada como “bienvenida” y declaración de principios a los amigos de progreso que, involuntariamente, puedan caer por aquí. 😉

Te podría interesar