Manipulación, corrección política y censura. Un surtido de ejemplos.

En las últimas 24 horas han pasado por mi pantalla 5 ejemplos perfectos, complementarios y perfectamente ilustrativos de la manipulación informativa en la que venimos macerando estas últimas décadas, y del peso de la corrección política (no nos olvidemos del origen marxista del término) como forma de censura edulcorada que anega todas las parcelas de esta sociedad de la información, que al final resulta ser la más efectiva de las censuras, y consecuentemente la más perjudicial.

No hay nada nuevo en estos casos que traigo, nada que no hayamos visto ya (incluso aquí en NMSP), pero su caracter transversal, sincronizado e internacional, me ha impulsado a compartir estos enlaces hoy. No me extiendo mucho más, todo lo que hay que decir ya lo dicen muy bien los diferentes autores a los que me refiero en cada episodio, así que me limito a introducir los sainetes.

Ferreras en la Sexta

Ferreras (que nos trajo la pluralidad en 2011 con un ZP en tiempo de descuento) es el arquetipo de progresista ibérico, una especie de hermano mayor de Nacho Escolar, más hervido, y en la misma “línea” que el patriarca Gabilondo, o los titos Carnicero y Sopena. O sea, un periodismo sólo soportable por estómagos agradecidos y cerebros vacíos, nunca al revés.

Santiago Gonzalez desmontaba detalladamente ayer uno de los últimos publireportajes de la Secta, en el que para desacreditar a un nuevo diputado de Ciudadanos, Fernando Navarro, e inmunes tanto a la razón como a la justicia, rescataban el triste caso del fallecimiento del emigrante senegalés Alpha Pam en 2013 (con el que la izquierda montó entonces su monserga habitual), en el que Navarro tuvo un papel principal como Gerente del hospital implicado en el episodio. SG lo desmenuza en el artículo citado antes, que recomiendo leer, y del que extraigo  y me quedo con dos fragmentos, éste:

Vayamos por orden, Ferreras. Lea esto. El 26 de mayo de 2013, apenas ocurridos los hechos,me hice eco en mi blog de la destitución de Fernando Navarro como gerente del hospital de Inca y reproduje una narración de los hechos del interesado, que usted habría debido conocer, antes de elaborar la telebasurilla que emitió su programa ‘La 6ª columna’. Bastaría su lectura para que un periodista con trienios como es usted comprendiera cabalmente lo sucedido.

y el cierre:

“Ferreras, yo le tuve a usted alguna vez por un buen periodista. Deshecho ya el lamentable equívoco, no me queda más que volver a ofrecer este blog al diputado Navarro, por si quiere querellarse contra usted, su programa y su cadena, con el fin de que le sirva de instrumento para recaudar fondos. Qué vergüenza, Ferreras. ¿No ha pensado nunca que esas porquerías que usted firma puede llegar a verlas su hijo cualquier día?”.

A Birthday Cake for George Washington

Clic para ver en amazon.com, o clic para amazon.es

El Cocinero de George Washington

Resulta que Ramin Ganeshram, cocinera, periodista y experta en la Historia de Washington, ha escrito un libro para críos en el que cuenta una historia basada en personajes reales -el cocinero personal de George Washington, Hercules, y su hija, principalmente- en el que ha cometido el pecado mortal laico de describir la felicidad de los esclavos al hacer un pastel para el cumpleaños del primer presidente de los Estados Unidos, de manera que los siempre vigilantes SJW estén indignadísimos, que es el estadio justo por encima de su indignación natural, ya de por sí alta por construcción. Lubos lo cuenta algo más en detalle en TRF, que es el enlace que os quería recomendar: Book about George Washington’s pastry-cook censored. Copio el corolario para los que tenéis prisa 😉

I am curious whether the book will be published elsewhere or distributed otherwise. My guess is No. Just like in the era of the Inquisition, it’s a full-fledged banned book. This censorship has nothing whatever to do with free decisions of any individual companies. It’s about the fanatical left-wingers’ control over all companies and all aspects of the society. If you stay in the U.S., you can’t escape them. They have to be defeated and I don’t recommend you to use velvet tools against those jerks.

Si os dáis una vuelta por la página del libro en amazon.com, veréis que los trolls de progreso han llenado de negativos el libro escandalizados por semejante ofensa a una de las columnas maestras del progresismo de hoy: los negros deben odiar a los blancos.

The Guardian y el Niño feroz

Fabious Maximus (h-t Plaza Moyua: Esa ciencia del calentamiento global, tan firme) es un blog creado por un grupo de autores, mayormente ex altos mandos del ejército norteamericano, que realizan análisis sobre política norteamericana, geopolítica y Cambio Político

En su análisis de ayer, How much damage has this El Niño done?, comparan las exageraciones de los medios, especialmente las de este artículo de The Guardian que califican como wether porn (algo así como porno meteorológico), con los datos presentados por el propio (y nada negacionista) NOAA:

NOAA said this would be among the three strongest El Niños on record (since 1950) — depending upon the measure used. And so it was. As for the news media, they have to deliver after two years of hype about the coming super monster Godzilla El Niño. So they quote record highs (by statistically insignificant increments), and ignore other metrics which aren’t records.

Meanwhile NOAA continues their good work. Perhaps some day journalists will routinely check with them rather than going for clickbait — if we ever come to prefer real news.

Nótese que para desmontar una homilía climática de cualquier medio de progreso, en este caso The Guardian, no hace falta irse a argumentos enrevesados, o a fuentes dudosas, un simple análisis de los datos “oficiales” es suficiente. Y es que de los datos a las conclusiones hay un camino por el que no debieran transitar políticos y periodistas, y en los submundos del ecologismo y el alarmismo climático, no circula otra cosa.

Pero tampoco nos echemos las manos a la cabeza, en un mundo en el que una publicación científica de referencia presentaba una métrica que situaba a Marx como mejor científico de la Historia (nature; Who is the best scientist of them all?; 2013), la instrumentalización de la Ciencia por la política ha alcanzado su cumbre precisamente con la Climastrología, disciplina en la que “la causa“, que en esencia no es más que una instancia del maltusianismo más disparatado, es más importante que los hechos.

La piel fina de los progresistas

People's Cube

People’s Cube, lo último en puzzles igualitarios, resultado garantizado.

The Peoples Cube es un sitio satírico que se ríe a mandíbula batiente de los progresistas norteamericanos. Para ello utiliza un lenguaje, el comunista, que el creador del sitio conoce perfectamente porque antes de emigrar a Estados Unidos, Oleg Atbashian, trabajó en el Comité local del Partido en Ucrania (justo antes y justo después de la caída del telón de acero -“[I] witnessed the transition of Republics of the Soviet Union from corrupt socialism to corrupt kleptocracy.“), como artista de agitprop comunista. Lo notarás en cuanto entres al sitio. 😉

En una trifulca con un periodista del la CNN, Fareed Zakaria, que lloriqueaba porque había sido acosado a raíz de una sátira en The Peoples Cube, Oleg le responde con una claridad y contundencia digna de admiración en esta entrada: An open letter to Fareed Zakaria from The People’s Cube. La propia introducción a la carta abierta es una síntesis del contenido de ésta,

“Progressives” have trolled, ridiculed, satirized, maligned, insulted, bullied, and lied about conservatives since the inception of the Internet. But once they see the signs of oncoming traffic, they cry and run to mommy – or to the nanny state in this case – asking to make it a one-way street once again, where only they can ride their tricycles, wear funny hats, and fling poop at those whom they consider inferiors.

pero recomiendo leerla entera porque es un verdadero tour de force

You refer to a scientific study of Facebook users, which found that “people mainly shared information that confirmed their prejudices, paying little attention to facts and veracity.” That sounds reasonable. For example, even without a scientific study I know that an overwhelming majority of your fellow “progressives” believe that Sarah Palin has actually said “I can see Russia from my house,” paying little attention to the fact that it originated as an SNL skit. Did you complain about that in 2008? Were you at all concerned that Tina Fey’s “Palin” videos might confuse voters and skew the election? Probably not; it was just satirical hyperbole, right?

y el apoteósico final 😀

So you think your opponents are radicals? Here’s a news tip: down here in the streets below you, it’s the other way around: growing numbers of Americans see you and your media colleagues as radical ideological hacks. You can call them any name you want, adding ultra-, far-, uber-, and other hyphenated insults; that won’t change the fact that their thinking is the norm and yours is not. Like all normal people on this planet, they don’t respond well to insults. But they are also the ones who make sure you have the freedom to call them radicals.

Oleg Atbashian
AKA Red Square
People’s Director,
Department of Visual Agitation and Unanimity

Iker se sale del rebaño

Iker Jiménez es un “Investigador del Misterio” que ha desarrollado su carrera periodística bajo el paraguas de Prisa (la Ser y Cuatro mayormente), que si lo analizas pausadamente es el único antro en el que puedes engarzar contenidos basura sin que te descuarticen los escépticos de progreso. El hombre, en una crisis de sentido común, ha tenido la osadía de pisotear los mandamientos progres en un escrito:

Curiosamente la censura, oficialmente, para la prensa ya no existe, aunque hay otro tipo de censuras, pero no solo para la prensa. Las últimas noticias que vienen de Suecia me han dejado tan impresionado que yo quiero comentarles algo. Creo también que el trasfondo es muy potente y nos influye a todos. La nueva censura es lo políticamente correcto, no sé si está bien o mal, pero cuando extiende sus tentáculos y lo domina todo, el periodista, el cámara, el director de una cadena de televisión, el que hace un periódico, el cantante… cualquiera empieza a tener un miedo cerval a no quedar mal. Y el miedo a no quedar mal te acaba convirtiendo en un títere de no sé qué ideas.

Creo que cualquier persona medio decente suscribiría estas palabras (y probablemente el resto de su reflexión), pero no los guardianes de la corrección política, siempre vigilantes de la ortodoxia (o del meme de turno), que cargaron en tromba contra el pobre investigador, ver por ejemplo aquí, o aquí de donde extraigo estas declaraciones del propio Iker:

El presentador, todavía perplejo porque ese “temor a no ser del rebaño –a ser marcado por un dedo social que te diga que eres un fascista–” justifique que se oculten informaciones oficiales de este tipo a la ciudadanía, asegura que en su programa no comulgan con lo políticamente correcto, ni tampoco con los tabúes que traen consigo determinadas corrientes de pensamiento. “Intentamos contar las cosas sea quien sea el protagonista. Y ya verán el resultado –prevé–. Habrá quiénes con su mentalidad siempre dividida, siempre en blanco y negro, no lo acepten. Y otros dirán que sí, que esto hay que contarlo. Y yo pienso como este segundo grupo“, afirma tajante.

Linchamientos de estos los vemos a diario en Twitter, la relevancia de este caso es que es el tipo de tanganas en las que es imposible disimular el sectarismo y la cerrazón progre, y que además se da en su cancha (Cuatro), con lo cual aumentan las posibilidades de despertar a alguien de su quimera de infalibilidad total, porque no lo olvidemos, muchos, sobre todo los jóvenes, todavía son recuperables para la sociedad.

Propina 😉

Full Brain

  Via Free Republic:

Hegel’s Deity: How Evolution Gave Us Postmodernism, Deconstructionism, and Political Correctness

:

Te podría interesar