Reflexiones sobre el Brexit.

En el contexto de que el domingo tenemos elecciones generales en España, unas reflexiones rápidas sobre el Brexit:

1.- En un país democrático un estacazo de calibre en las urnas, significa la dimisión inmediata del protagonista. Aquí un estacazo como el que se pegó el frente progre-reformista el 20D (y que probablemente se van a pegar pasado mañana), sólo ha servido para que se agarren más fuerte a los sillones (virtuales), y a bloquear a aquel que no se ha pegado el estacazo, al que con una cara dura como el cemento armado, encima, piden la dimisión (además a sus votantes nos piden que aplaudamos semejante disonancia cognitiva).

2.- Las encuestas electorales fallan. Normal. Por razones metodológicas (forma de muestreo y su tamaño, modelo de proyección de voto, sesgos ideológicos no corregidos y/o fomentados…), y por razones intrínsecas (porque un votante se comporta de manera diferente cuando contesta una encuesta a cuando va a depositar el voto, porque no hay acceso al votante indefinido…). Por eso siempre hay que mirar las encuestas con un salero a mano, y sacar conclusiones con pinzas.

3.- Ni idea del efecto electoral de este resultado el 26J, pero lo más razonable es que anime a una parte del voto liberal-conservador dormido, ya sea abstencionista o “reformista”, y que vea ahora en el PP (i.e. Rajoy y su equipo actual, o cualquier otro equipo similar, al contrario que sus contrincantes, sí tiene banquillo) más solvencia que en una ensaladilla de progreso, reformas y sonrisas. También puede que una parte del voto semi-informado de Podemos (no puede haber 5000000 de descerebrados en España) pueda ver la luz y vuelva al “progreso”, o incluso al “reformismo”. 😉 En todo caso es imposible cuantificar el efecto, aunque supongo que será pequeño.

4.- Un debate interesante y que no veo mucho por ahí, es sobre la legitimidad de aceptar resultados de este tipo, en los que las diferencias entre ambas opciones no llegan ni a los cuatro puntos. Y la pregunta consecuente con esta duda: ¿es aceptable gobernar a golpe de urna?. Porque si empezamos por aceptar que estamos en una telebasura-cracia (memecracia la llamaba alguien en Facebook el otro día, me gusta el nombre), en el que la opinión pública depende sobre todo de estupideces, consignas y chascarrillos, y no de información, ni siquiera de opinión informada ¿no deberíamos adoptar salvaguardas para no meternos en jardines espinosos? Por ejemplo exigir una mayoría cualificada (> 60% por ejemplo) para que el resultado sea vinculante. Es algo que nos podría tocar directamente en un futuro no muy lejano: en un eventual referéndum en Cataluña o País Vasco, sería inadmisible una desmembración del Estado en base a unos resultados de una consulta tan exiguos como los del Brexit de hoy.

5.- No me creo la identificación que hacen algunos analistas entre Brexit y Populismo. Creo que es una simplificación que no sirve más que para cavar más hondo en nuestra propia fosa. ¿Alguien piensa que hay más de 17 millones de “populistas” en UK?, y lo mismo se puede decir de Podemos ¿alguien se puede creer que hay 6 millones de comunistas bolivarianos en España? ¿O que la mitad de norteamericanos que pueden apoyar a Trump son zumbaos? A mi me parece que es un efecto más de la memecracia, uno que además se retroalimenta, y por construcción, es alérgico a asumir la complejidad de la sociedad, y de la política.

No se puede anticipar el futuro, ni para bien ni para mal, puede que la salida del Reino Unido de la UE pueda ser catastrófica, pero creo también que se pueden extraer lecciones interesantes, la principal, que una parte de la sociedad europea no se siente agusto con un macro Estado que en última instancia no es más que un parque temático de la burocracia, que pretende uniformizar legislando, sociedades que quizá no quieren ser homogeneizadas. Quizá la construcción de Europa tenga que hacerse más lentamente, y haya que dejar para el final capítulos esenciales para los países como son sus políticas de inmigración y sus fronteras, o sus políticas energéticas.

En cualquier caso, pase lo que pase, yo les deseo buen viaje 😉

Brexit

Te podría interesar