El coche de Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez ha dimitido hoy entre coces a sus compañeros, apelando a “la militancia“, lloriqueando como un adolescente, y anunciando que el lunes prosigue con su enloquecida lucha contra sus molinos de viento particulares, que no son como él piensa “los fachas” (encarnados en Mariano Rajoy), sino las urnas, i.e. la realidad sociopolítica española cada vez más harta, me gusta pensar, con el sectarismo ideológico que ha marcado la realidad española de los últimos 35 años.

Peugeot Rocinante

Pdr Snchz y su Peugeot 407 Rocinante dispuesto a combatir los molinos fachas de Rajoy… :p

No le arriendo las ganancias. Puede que la militancia le encumbrara a la Secretaría General del PSOE en un Congreso Federal que tuviera caracter inmediato (en unas pocas semanas), pero dudo que una comisión gestora que ha demostrado más sentido común, más pragmatismo y más capacidad estratégica (es discutible si también más sentido de Estado, pero es posible que también) en unas pocas semanas, de lo que hemos visto en Pedro Sánchez en estos dos años y pico, vaya a tener las mismas prisas que él por dar la voz a la militancia, que por naturaleza, se mueve ideológicamente en fase con el Comité Federal de turno, en este caso el pasado, es decir el de Snchz y sus Luenas, cuya desinfección es precisamente el punto 1 de la comisión gestora en su hoja de ruta hacia el próximo Congreso Federal (posiblemente para el segundo trimestre de 2017).

Pedro (y solidariamente Begoña) han sido traicionados por su propia ansia de poder, que al final no es más que una forma patológica de la legítima ambición, un sentimiento natural e incluso recomendable para el ser humano en general, que de hecho es obligatorio para los que ejercen el oficio de la política. Cuando la ambición degenera, cuando se torna en enfermiza e irracional, no vende. Y eso les ha perdido. Con las mismas cartas jugadas de otra manera (permitiendo un gobierno de Rajoy a primeros de año), es muy posible que en 2020 (o probablemente antes) pudieran estar en la carrera hacia la Presidencia del Gobierno. Ya no.

Supongo (en realidad estoy convencido) de que no son pocos los cantos de sirena que ha oído Pdr Snchz, una mezcla de realidades y delirios que le han hecho creer que todavía hoy, horas antes de la investidura parlamentaria de Rajoy, estaba a las puertas de la Moncloa.

Entre las realidades está a mi juicio la consciencia de que se ha acabado ya el rollito bolivariano con el que Podemos ha estafado a 5 millones de votantes, y que independientemente de lo que digan los sondeos de intención de voto (una herramienta inútil cuando no hay elecciones -y discutible cuando las hay), la tendencia del PSOE será a recuperar mucho del voto fugado… A la hora de la verdad (las elecciones), el comunismo (y sus mutaciones) no sólo se enfrentan con la tragicómica tarea de vender una ideología infumable en el siglo XXI, además se enfrentan con una pirámide de población que envejece el censo (menos unicornios), y que hace que muchos de esos votantes, en su tránsito a la política adulta, recalen en el PSOE.

Por su parte los delirios están por doquier, no es necesario más que poner la Sexta o Cuatro, o enchufarte al Twitter, e inmediatamente te ves expuesto a una realidad gris, llena de fachas (muchos de ellos viejunos) que odian a “la gente” y que se enriquecen a cuenta del pueblo trabajador, descubres una España en la que los estudiantes se manifiestan porque una ley osa examinarlos, y otras distopías igual o más ridículas. Para mentes débiles, poco dadas a contrastar la realidad, o a entender el mundo más allá de los medios e Internet, Rajoy no es que no merezca la investidura, es que habría que fusilarle. 😉

Pero los cantos de sirena son ilusorios, sólo sirven para certificar su defunción, y Pdr Snchz tiene muy pocas opciones de hacerse con la Secretaría General del PSOE, y aún en el caso de conseguirlo, tendría aún menos de ganar unas elecciones generales en el medio plazo. La mayoría del electorado prefiere el tractor de Rajoy que el coche de Pedro Sánchez. Lo contrario sería preocupante.

Dicen que no hay que hacer leña del árbol caído, pero es un error, con un árbol caído lo mejor que se puede hacer es leña… permitir que este hombre siga teniendo un protagonismo que no le corresponde es absurdo, el PSOE debería centrarse en asumir la realidad, abandonar de una vez por todas el sectarismo extremo que criminaliza a un partido, el PP, que representa a una parte importante (y cambiante) de la sociedad española, que dejen de basar su política en eslóganes, chascarrillos de twitter, y que se convierta de una pv+a vez en un partido socialdemócrata equiparable a cualquier equivalente europeo. No es tarea fácil, pero estoy seguro de que en el PSOE hay personas (escondidas, no es ninguna de las que suenan) capaces, inteligentes y dispuestas a acometer tal tarea.

Una cosa más, he terminado esta entrada mientras oía los discursos de investidura de fondo. Escuchar los rebuznos de los previsibles socios de Pedro Sánchez (los que le agasajan, los Iglesias y demás rufianes), es argumento suficiente para olvidarse inmediatamente de él, no se merece ni el masaje que mañana le dará Évole en la Sexta. 👿

Te podría interesar