Updates from April, 2018 Toggle Comment Threads | Keyboard Shortcuts

  • Eclectikus 20:58 on 22/04/2018 Permalink | Reply
    Tags: , ,   

    Una española en la cumbre de la Climastrología. 

    Una española dirigirá la Comisión de Climatología, una organización creada en 1929 que en 1950 se integró en el entramado de la ONU a través de la Organización Meteorológica Mundial, y cuya misión es formalmente “estimular, liderar, evaluar y coordinar las actividades técnicas a nivel internacional según las directrices del Programa Mundial del Clima y del Marco Mundial para los Servicios Climáticos, con el fin de obtener y aplicar la información y el conocimiento climático en apoyo de el desarrollo socio-económico y la protección medioambiental”.

    Si fuéramos nuevos en el teatrillo de la vida, o extremadamente ingenuos, no habría nada que discutir sobre la existencia de tal organismo o sobre sus (en principio) loables objetivos.

    Sin embargo cuando no eres ni nuevo ni especialmente ingenuo, tardas segundos en sospechar que en realidad este enjambre de chiringuitos tiene como principal misión pastorear la información meteorológica, y profundizar en la narrativa del alarmismo climático y en su unicornio particular, esto es, el asumir que el ser humano actual es capaz de modificar, comprender, modelar e incluso sintonizar el clima futuro, a décadas o siglos vista. Por supuesto esto es una quimera por varias razones:

    • Sólo recientemente (las últimas décadas) empezamos a tener metodologías lo suficientemente robustas tanto en el área instrumental (especialmente satélites y boyas) como en el campo de la computación (mejores algoritmos, supercomputadoras, sistemas de información geográfica) , y por tanto es ahora cuando empezamos a tener datos más o menos fiables de las diversas variables climáticas.
    • Estudiar el clima de este planeta desde sus inicios hace 4600 millones de años (o 4000 millones si empiezas a contar desde que se formó la hidrosfera) obliga a analizar periodos de tiempo inmensos para la perspectiva humana, asumir que has de trabajar con diferentes escalas temporales, y que en general cuanto más atrás te vas en el tiempo peor es la resolución (o mayor es el error) tanto en la variable que se está analizando como en su posición en el propio eje temporal.
    • Nadie puede predecir cuál será el mix energético en una, dos, cinco o nueve décadas. Esto lo “solucionan” aplicando sus modelos numéricos a diversos escenarios de emisiones (primero los SRES hasta el informe del IPCC AR4, y ahora los RCPs que se utilizaron en el AR5), lo cual si bien es una aproximación científica a ese problema, no elimina el hecho de que el escenario real que los humanos van a seguir es absolutamente desconocido, y puede muy bien ser absolutamente distinto en función de una infinidad de posibles eventos tecnológicos, sociales y políticos.
    • Aún asumiendo la utilidad de los escenarios en el contexto del clima terrestre es necesario comprobar que los modelos son capaces de reproducir el clima futuro (no, reproducir sólo el clima pasado no sirve, entre otras cosas porque no tenemos certeza de cuál era el clima pasado), algo que de momento no se ha producido (más bien se ha producido lo contrario), y que por la propia naturaleza de los datos (las tres consideraciones anteriores) requiere décadas si no siglos para que alguien se pueda poner campanudo con las proyecciones de los modelos.

    Como decía al principio, leía ayer que una tal Manola Brunet (codirectora de una de las colmenas del enjambre,  el OPACE 2) va a ascender a la cúspide de la colmena, y el ABC lo celebra con una entrevista:

    Manola Brunet: «En 2050, Sevilla tendrá el clima que ahora tiene Marruecos, y Cataluña, el de Sevilla»

    que inmediatamente despeja cualquier duda que pudiera quedar sobre el principal objetivo de la Comisión de Climatología que va a dirigir.

    Ya no suelo comentar estos asuntos en blogs o en medios, me parece un asunto en el que hay muy pocos avances significativos, y aunque sigo leyendo a menudo a Judith Curry, casi a diario (porque son amigos en Facebook) a Anthony Watts, Roy Spencer o Luboš Motl, e incluso me siguen llegando a mi bandeja de correo los delirios alarmistas de Skeptical Science, ya no sigo de cerca el debate científico. En cualquier caso ayer dejé un comentario en ABC que al final se ha colocado entre los más votados:

    Sobre el primer punto precisamente hace unos días se publicaba en WUWT una simpática entrada. Sobre el segundo basta con echar un ojo a este gráfico.

    Se me quedaban cosas en el tintero (toda la entrevista es un despropósito), pero una es a mi parecer especialmente relevante. Dice Manola en un apartado de la entrevista que

    Como profesora visitante de la unidad de investigación climática de la Universidad de East Anglia (Reino Unido), uno de los centros de referencia mundial en el estudio del clima, vivió en su propia piel a finales de 2009 el llamado «climategate», el «hackeo» y filtración de los correos electrónicos personales de algunos de sus científicos, con los que se les quiso acusar de que estaban inflando el cambio climático.

    «Fue acongojante, el equipo vivió fuertes crisis de ansiedad, porque no entendían cómo sus emails discutiendo sus hallazgos, en un intento de hacer su trabajo lo más honestamente posible, eran llevados a primera plana y a las televisiones de todo el mundo acusándoles de manipular los datos». Lo recuerda con tristeza, y reconoce que recibió amenazas de muerte, que denunció ante los Mossos d´Esquadra.

    Hay que tener cuajo para decir eso (porque asumo que no lo piensa), muestra una deshonestidad abrumadora especialmente cuando tienes en cuenta que viene de una persona que habla como científico experto en Clima, y que por tanto está haciendo uso de su autoridad. Pero lo cierto es que a pesar del lavado de cara que intentaron hacer in extremis, cualquier que haya echado un ojo a los correos puede comprobar la pestilente praxis de los paladines del Calentamiento Global (hay muchísimos relevantes, WUWT fue el primer blog en hacerse eco del filtrado de los emails e hizo un seguimiento minuciosoJudith Curry se pasó al escepticismo precisamente a raíz del escándalo en 2009 y reflexionaba sobre ello cinco años después; por no hablar del truco de MikeMichael Mann, uno de los principales Popes del alarmismo- para construir el famoso palo de hockey con las temperaturas del último milenio).

    El Climategate debería haber sido la tumba del alarmismo climático, pero es un monstruo con muchas cabezas, muchas gubernamentales, pero también privadas como las compañías de energías renovables, o religiosas como los lobbies ecologistas, y además todo ese entramado de intereses tiene una enorme inercia política y mediática que podría mantener el tinglado vivo durar años. Sin embargo el tiempo no juega a su favor, y muchos tenemos esperanzas de que poco a poco la gente (junto con los políticos y medios) se terminen de dar cuenta de que todo el asunto es una mezcla de mala ciencia, oportunismo, intereses económicos y propaganda.

    Pero de momento parece que la nueva directora de la sección climática de la Sociedad Meteorológica Mundial ha dejado claras sus intenciones: seguir ofuscando la realidad (o más apropiadamente en este caso, ofuscando el desconocimiento de la realidad -climática), ocultando el sesgo político que ha contaminado la climatología como área legítima de investigación, y disimulando el hecho de que estamos ante una ciencia inmadura, con nula capacidad predictiva con los conocimientos y herramientas de las que disponemos hoy.

    En resumidas cuentas, Manola ha apostado por la Climastrología, el arte de hacer pronósticos arrogantes y apocalípticos sobre el futuro de la Tierra, en el marco de una Ciencia legítima pero no lo suficientemente fiable como para hacer predicciones, o tan siquiera de plantear teorías que pudieran ser falsables en el corto y medio plazo.

    Climastrology

     
    • Alawen 21:13 on 22/04/2018 Permalink | Reply

      Estaba yo esperando esta entrada, al hilo del comentario en ABC. Como siempre, explicado para rubias (que es lo que a mí me interesa) el tema científico, porque el trasfondo político es más que evidente y cualquiera de estos organismos, comisiones o lo que fueren, suelen tener un tufo característico.

      • Eclectikus 21:25 on 22/04/2018 Permalink | Reply

        Son muy primarios, y muy pesados,. Bueno, y también son cínicos, falsos, tergiversadores, sectarios… y probablemente incompetentes. Angelitos :mrgreen:

  • Eclectikus 20:41 on 05/04/2018 Permalink | Reply
    Tags: Infografías, , , ,   

    Aprendizaje automático, inteligencia artificial y Big Data. Y Trump. 

    Lo último que escribí aquí, hace más de un año, narraba los primeros días de Trump entre la histeria generalizada de todas las fuerzas de progreso y el habitual seguidismo de los medios europeos en general y de los españoles en particular. Podría haber retomado las actividades en NMSP recordando los principales, por indiscutibles, éxitos de su primer año, pero habiendo tenido temas más importantes y con más encaje en el blog (temas siempre hay, desde la reciente opereta catalana, al incesante linchamiento de Rajoy por una rebaño transversal de majaderos, pasando por el timo de las encuestas, las noticias falsas, la corrección política vs. la corrección moral, etc…), lo cierto es que no he tenido ni las ganas ni la motivación de ponerme a ello.

    Incidentalmente Trump me trae de nuevo al blog, específicamente el último show Demócrata anti-Trump según el cual ya no han sido los hackers rusos los responsables de que haya un personaje que planta cara al tinglado progresista de los Obama, Clinton y compañía, no, ahora resulta que ha sido Facebook, y usando técnicas similares a las que usó Obama en 2012, y a las que usan montones de empresas para plantarte publicidad a lo largo y ancho de Internet.

    Luego comentaré brevemente el asunto, pero el objeto central de esta entrada es hacer un repaso a como están y qué significan todas estas (no tan) nuevas tecnologías, más que nada porque me da la impresión de que mucha gente tiene un cacao bastante considerable sobre estos asuntos.

    Aprendizaje automático / Machine Learning

    El punto principal y de arranque tiene que ser necesariamente el aprendizaje automático, que Wikipedia define de la siguiente manera:

    El aprendizaje automático o aprendizaje de máquinas (del inglés, “Machine Learning”) es el subcampo de las ciencias de la computación y una rama de la inteligencia artificial cuyo objetivo es desarrollar técnicas que permitan a las computadoras aprender. De forma más concreta, se trata de crear programas capaces de generalizar comportamientos a partir de una información suministrada en forma de ejemplos. Es, por lo tanto, un proceso de inducción del conocimiento.

    Aunque prefiero la definición que nos da la versión inglesa:

    Machine learning is a field of computer science that gives computer systems the ability to “learn” (i.e., progressively improve performance on a specific task) with data, without being explicitly programmed.

    Bien, el asunto es bastante más complejo, y poco vas a entender de la realidad actual si te quedas sólo con las definiciones. Para entender estas cosas lo mejor es utilizar infografías en las que aún a costa de perder muchos detalles, puedas tener una visión general de un vistazo. Y como no he encontrado ninguna que me satisfaciera del todo, me he hecho yo una, esta:

    Aprendizaje Automático

    (Click para ver a lo grande)

    Espero que se entienda, más que nada porque si tengo que explicar una infografía es que he fracasado miserablemente en la tarea de confeccionarla, y todo el texto que añada es reflejo de tal fracaso. Sin embargo sí me gustaría mencionar telegráficamente alguna de las características que emergen entre líneas en este gráfico:

    • No hay cambio de paradigma aquí, la mayor parte de los elementos informáticos subyacentes son conocidos desde la época de los primeros ordenadores, y la práctica totalidad de los métodos matemáticos que se utilizan (mayormente álgebra lineal, cálculo y estadística) fueron desarrollados a caballo de los siglos XVIII y XIX.
    • Un elemento central del aprendizaje automático son los datos, cuantitativa y cualitativamente. No hay aprendizaje automático y en última instancia predicciones fiables si no hay un determinado volumen de datos que supere un cierto umbral de calidad.
    • Independientemente de la variación en sus roles, la presencia de humanos (los hombrecitos verdes en la infografía) es crucial en el aprendizaje automático.

    Hay que resaltar también que esta clasificación presentada es un tanto alegre, en la realidad, cuando estas técnicas se aplican a problemas concretos, las fronteras son tenues, y en general computación tradicional, aprendizajes supervisados o no, y el más novedoso (aunque esencialmente basado en los anteriores) aprendizaje reforzado, están interconectados y/o son interdependientes.

    Algunos ejemplos en los que el aprendizaje automático es masivamente usado:

    motores de búsqueda, traducción automática, antivirus y filtros de spam, detección facial, clasificación y reconocimiento de fotos o de voz, predicción del tiempo o del tráfico, física de partículas, bioinformática y especialmente genómica, econometría, mercadotecnia y publicidad, análisis sociológicos, demográficos y de comportamiento, análisis bancario y crediticio

     


    Inteligencia artificial / AI

    Como sugiere su nombre, la Inteligencia artificial (AI de sus siglas en inglés), es la rama del conocimiento que busca implantar todas o algunas de las características de la inteligencia humana en las máquinas (i.e. en los ordenadores). Desde luego el aprendizaje es una de esas características, y en ese sentido el aprendizaje automático debe jugar y juega un papel principal en la AI. Sin embargo la AI es mucho más que aprendizaje automático de manera parecida a como la inteligencia humana es mucho más que la adquisición de conocimiento, el aprendizaje, consta además también, al menos, de la capacidad de abstracción, el razonamiento, el lenguaje hablado y escrito y, sobre todo, la intercomunicación con el entorno. Implementar esas características en una máquina requiere usar diferentes aproximaciones en las que el aprendizaje automático es llevado al extremo con técnicas como las redes neuronales y el aprendizaje profundo.

    Por tanto la inteligencia artificial no es separable del aprendizaje automático, ni éste es un simple subconjunto del primero, ambos son áreas de las ciencias de la computación que interactúan pero que no son coincidentes ni comparten (todos los) objetivos.

    Quizá la mejor forma de distinguirlos sea por su relación con el mundo en general, y con la forma de ver el mundo que tenemos los humanos. Tal que así:

    Inteligencia Artificial

    (Click para ver más grande)

    Si te fijas hay sólo dos elementos nuevos en el croquis, la naturaleza y los sensores, antes no estaban no porque no existieran (la naturaleza y los dispositivos para extraer información de ella están implícitos en los datos que alimentan el aprendizaje automático), sino porque son conceptualmente “secundarios”, los procesos (adquisición, tratamiento y filtrado de datos, generación de algoritmos, resultados y predicciones) no necesitan “saber” su procedencia o su significado, se limitan a seguir ciegamente unas pautas lógicas definidas de antemano.

    Sin embargo en relación a la AI estos elementos, la naturaleza y los sensores, sin ser del todo centrales, sí son específicamente característicos, en tanto que pretendemos crear entidades que se comportan, imitan e interaccionan con humanos, o con información especialmente relevante para el punto de vista humano, la naturaleza de los datos y los medios en que las máquinas nos los sirven son esenciales para la inteligencia artificial, y además su principal característica diferenciadora respecto al aprendizaje automático.

    Ejemplos canónicos del uso de la inteligencia artificial hoy son:

    robótica, asistentes virtuales (tu eliges, Siri, Cortana o Google Now), realidad virtual, conducción autónoma de vehículos, vigilancia y seguridad, análisis de inteligencia y geoestrategia, teledetección, sistemas de información geográfica y de apoyo a la toma de decisiones, diagnóstico médico, sistemas de recomendación (libros, música, productos, predicción de compra…), chatbots

     


    Big Data

    Cómo la Inteligencia Artificial, un sueño arraigado en la literatura científica (y también en la de ficción) desde principios del siglo XX (ver Alan Turing), ha dejado de ser un sueño tiene mucho que ver con el siguiente concepto en liza, el Big Data (Macrodatos en la terminología de Wikipedia, que no usa nadie). De nuevo me parece más completa la definición de la versión inglesa de Wikipedia, que traducida mediante Google Neural Machine Translation y ligeramente retocada queda:

    EL Big Data son conjuntos de datos tan voluminosos y complejos que el software de procesamiento de datos tradicional es inadecuado para manejarlos. Los desafíos de los grandes datos incluyen la captura de datos, el almacenamiento de datos, el análisis de datos, la búsqueda, el intercambio, la transferencia, la visualización, la consulta, la actualización, la privacidad de la información y las fuentes de datos.

    No creo que sea necesario extenderse sobre los impresionantes (pero previsibles, ver la Ley de Moore) avances en el hardware en las últimas décadas, o de la consiguiente mejora y simplificación del software para los usuarios, por no hablar de la absoluta revolución tecnológica que ha supuesto la popularización de Internet y la telefonía móvil a todos los niveles imaginables. Resulta evidente que estos importantes cambios afectan directamente a la computación en general, y muy particularmente a las áreas de aprendizaje automático y AI, que basan en buena parte su éxito en la calidad y abundancia de datos, algo que hoy tenemos relativamente garantizado en el marco del Big Data.

    No podemos decir sin embargo que el concepto de Big Data sea meramente cuantitativo, no lo es, nótese que en la infografía del aprendizaje automático se identifica más datos con mejores datos, es decir que el hecho de disponer más datos implica que vamos a tener mejores datos y por tanto mejores resultados. Esto es cierto en general, y es particularmente cierto en el contexto de la AI y Big Data, en donde los propios algoritmos son capaces de clasificar la fiabilidad de los datos de una manera crecientemente eficaz, de tal manera que el proceso global mejora en el tiempo, el conocimiento es, como en Ciencia, acumulativo (la nueva información no elimina la anterior sino que la complementa y perfecciona), y por tanto es de esperar que los sistemas inteligentes mejoren año a año, y que todos los campos susceptibles de aprovechar estas ventajas o ya las aprovechan o no tardarán en hacerlo.

    Conviene también recalcar que el verdadero cambio de paradigma se encuentra aquí, mientras que el aprendizaje automático (o al menos muchas de sus técnicas) y la inteligencia artificial (o al menos su concepción teórica) llevan con nosotros casi desde el principio del siglo XX, el despegue de Internet en la primera década del siglo XXI, y la generalización de la adquisición, proceso y análisis de inmensas cantidades de datos durante esta segunda, nos lleva a una nueva realidad que no sabemos muy bien cómo podría llegar a evolucionar, y en la que no tenemos ni idea de sus segundas derivadas y efectos secundarios ocultos, sean estos favorables, desastrosos o un surtido de ambos.

    Lo que si sabemos con certeza es que estamos ante una revolución tecnológica profundamente multidisciplinar, se interconectan diversas áreas de Ciencias puras y Naturales (computación, matemáticas, física, biología…), Sociales (psicología, sociología, demografía, política…) y Humanidades (lingüística, filosofía, leyes…); y definitivamente transversal, afecta todos los órdenes de la sociedad humana. Estamos sin duda en los inicios de otro salto en nuestra simiesca civilización.


    Otros conceptos y consideraciones importantes

    • Minería de datos (Data mining).- Adquisición y tratamiento de datos. La inevitable connotación negativa del término proviene de la identificación de minería con explotación, poniendo el foco en la tercera acepción de la RAE (“Utilizar abusivamente en provecho propio el trabajo o las cualidades de otra persona“) en vez de en la segunda (“Sacar utilidad de un negocio o industria en provecho propio“). Ambas acepciones son legítimas en este caso, recolectar datos y convertirlos en información son tareas complejas, no se hacen espontáneamente y siempre se espera obtener ciertos beneficios. Viniendo de un montón de años de adquisición y tratamiento de datos en el contexto de las Ciencias Naturales, mi tendencia natural es a considerar la minería de datos como una tarea neutral en la que el beneficio (el producto) es la interpretación de los datos, pero por supuesto no nos podemos olvidar del lado oscuro, íntimamente relacionado con el siguiente punto.
    • Seguridad informática.- Desde el momento en que parte de la información que se recolecta y procesa es sensible o puede serlo en el futuro, hay que echar mano de esta rama de la informática que se encarga de analizar las vulnerabilidades de los sistemas informáticos, para minimizar las opciones de accesos no autorizados a los sistemas y/o a la información que manejan, o para en la eventualidad de fallar en esa tarea plantear salvaguardas que minimicen los daños causados. Es una área eminentemente técnica y especialmente oscura, con implicaciones legales y sociológicas, y con crecientes desafíos en todos los ámbitos en los que la información digital tiene un papel, que hoy son ya la inmensa mayoría. Sin embargo tiene también un componente de sentido común, y si bien éste claramente no es suficiente para los estados y las grandes compañías (bueno, para todas las compañías independientemente de su tamaño si me apuras), sí lo es para los usuarios de a pie, que no deberíamos dejarnos atemorizar por los que viven de la industria de la seguridad informática.
    • Procesos deterministas vs. procesos estocásticos.- Hay diferentes formas de clasificar el entorno con el que interacciona la inteligencia artificial y sus algoritmos y sensores (estático o dinámico, total o parcialmente accesible, discreto o contínuo…), pero creo que es importante dedicarle unas líneas a la distinción entre entornos deterministas, aquellos en los que el resultado depende unívocamente del estado del sistema en un momento dado, o estocásticos, cuando existe una aleatoriedad implícita en el resultado independientemente del estado de entrada del sistema. Hay que destacar que incluso en los casos puramente deterministas nos podemos ver obligados a tomar aproximaciones probabilísticas bien por defectos en los modelos, o en los propios datos, o directamente porque el sistema presenta un comportamiento caótico, el caos determinista, y pequeñas variaciones en el estado inicial producen resultados y comportamientos (muy) distintos.
    • Límites de la Inteligencia Artificial.- Los puntos anteriores de alguna manera pueden ser de facto considerados límites al alcance de la inteligencia artificial, porque no siempre tenemos acceso a todos los datos, o porque el acceso a ellos podría violar información privada o confidencial, o muy especialmente en el caso del punto anterior, porque nos enfrentamos a procesos cuyos resultados son inevitablemente impredecibles y sólo se puede acceder a probabilidades de obtener tal o cual resultado. Pero aún el caso de que obviáramos tales limitaciones, o que llegaramos a superarlas (y viviéramos en un mundo feliz y con absoluto conocimiento de todo siempre), nos quedan otros límites de principio, ontológicos, a saber:
      • No vivimos en un mundo determinista, la Naturaleza en su intimidad es cuántica, es de carácter intrínseca e inevitablemente probabilística (Dios definitivamente juega a los dados) y dependiente del observador. Este profundo cambio de paradigma no ha sido asumido por algunas escuelas de filosofía, por ejemplo no le gusta nada al marxismo, pero en fin, esto no es cuestión de gustos, y lo cierto es que la descripción del mundo más exacta que disponemos es la Mecánica Cuántica (y más concretamente el Modelo Estándar, una teoría cuántica de campos), y ese límite (el carácter probabilístico y subjetivo de la realidad conocible), en última instancia, no puede ser superado por la inteligencia artificial (ni por ninguna otra inteligencia).
      • Otra limitación está tangencialmente relacionada con otro principio esencial de la Naturaleza, la termodinámica, si no se dispone de suficiente energía para adquirir y preprocesar los datos necesarios para generar los algoritmos, difícilmente podremos obtener resultados (predicciones o comportamientos), y llegar por tanto a una perfecta y completa inteligencia artificial.
      • Aún en los casos en los que un determinado problema es en principio completamente conocido, es decir tenemos un algoritmo que calcula resultados y/o hace predicciones, los límites todavía vendrán marcados por la complejidad computacional (en general sólo los problemas que a lo sumo demandan un tiempo polinomial de proceso son factibles, si estás interesado en este fascinante asunto te recomiendo la visita el enlace de wikipedia que acabo de poner).
      • En el terreno puramente filosófico está el problema de la autoconsciencia, ¿puede un ente artificial inteligente tomar conciencia de sí mismo? ¿puede desarrollar un sistema moral? ¿puede reflexionar sobre la realidad que percibe? ¿puede emocionarse, llorar o partirse el pecho de la risa? Yo particularmente no lo descartaría, son sistemas que están diseñados para mejorar a partir de sus propios recursos, a mejorar en cada ciclo, y una especie de consciencia artificial podría ser parte natural de su evolución, algo parecido nos dieron a los seres vivos en este planeta y mirad a donde hemos llegado, especialmente los simios. No obstante yo simpatizo con la postura mucho más pragmática de Edsger W. Dijkstra sintetizada en esta frase de su ensayo “The threats to computing science“: La cuestión de si las máquinas pueden pensar es tan relevante como la cuestión de si los submarinos pueden nadar.

    Cambridge Analytica, Trump y Facebook

    La entrada ha sido larga y posiblemente densa, enhorabuena si has llegado hasta aquí, y respira tranquilo que no me voy a enrollar con esta estupidez, más que nada porque si el sainete de los “hacker rusos de Putin” me pareció desde el principio que tenía poco recorrido, el asunto de Cambridge Analytica es aún más delirante, incluso la suma de ambos lo es.

    El cogollo del asunto es que una empresa privada, Cambridge Analytica, utilizó Facebook para encasquetarle anuncios en Facebook de la campaña de Trump en 2016, no sólo a los usuarios de su aplicación en Facebook que a su vez utilizaba los algoritmos desarrollados por Cambridge University’s Psychometrics Center (que los puedes ver funcionando aquí), sino también a decenas de millones de amigos de Facebook (y seguramente a amigos de amigos), y yo no descarto ser uno de ellos. El programa utiliza tu perfil de Facebook, o de Twitter, o ambos, que puedes completar con sus propios tests psicométricos. Eso datos son tratados con su Trait Prediction Engine (motor de predicción de rasgos):

    Trait Prediction Engine

    Motor de predicción de rasgos de la Universidad de Cambridge (no confundir con la empresa, Cambridge Analítica, que simplemente utilizó la API Apply Magic Sauce de la citada Universidad).

    ¿Funcionan? Bien, más o menos, mejor que una carta astral, todo lo bien que puede funcionar un análisis psicológico basado en tu comportamiento en las redes, lleno de conceptos vagos o mal definidos y proclive a las contradicciones, por ejemplo al pobre Eclectikus le sale entre otras cosas esto:

     

    La edad falla estrepitosamente, ni idea por qué, el género lo clava, la inteligencia, en fin, depende como la definas, aquí el valor alto seguramente venga de una correlación con mi afición a los temas científicos vinculados con las ciencias puras, y la satisfacción tan baja quizá esté relacionada con el uso de tacos, improperios y mi crítica casi constante respecto a ciertos temas que desde luego no me producen satisfacción alguna, algo que no necesariamente está relacionado con mi satisfacción en general, y con mi nivel de satisfacción fuera de Internet en particular.

    [Si tienes curiosidad y quieres saber qué información tiene Facebook de tí puedes descargarte una copia desde la configuración de Facebook (hay un enlace abajo que dice “Descarga una copia de tu información o similar). O mejor aún, te puedes descargar Data Selfie, una extensión (de código abierto para Chrome y para Firefox y que almacena los datos en tu propio ordenador) que directamente presenta las “conclusiones” que se pueden obtener de tus datos, usando para ello las APIs de IBM Watson, e incidentalmente, la ya famosa Apply Magic Sauce de la Universidad de Cambridge. Cómo digo funciona bastante mejor que el horóscopo, pero ni mucho menos te deja en pelota picada psicológica o socialmente. Yo lo tuve instalado varios meses y la verdad que sacó un buen perfil de Eclectikus, menos de José Ángel que no tiene Facebook pero al ser la misma persona sirve perfectamente de grupo de control) 🙂 , y en todo caso con un valor esencialmente comercial y publicitario, en concordancia con lo que ya sabe Google (si, eso lo puedes ecualizar a través del correspondiente panel de control de tu cuenta), que a su vez es mucho más difuso de lo que ya sabe Amazon. Yo por mi parte estoy encantado de estar expuesto casi exclusivamente a publicidad de los productos y servicios que me interesan, eliminas un montón de basura y es una importante mejora en tu experiencia on-line. Y si quieres preocuparte por algo, preocúpate de tu proveedor de Internet, ese si que sabe (o puede saber si se pone) todo lo que entra y sale de tu router/ordenador/móvil.]

    Lo grave fue que Cambridge Analítica usó sin permiso los datos de Facebook proporcionados por los usuarios de su aplicación (incluído sus listas de amigos, por eso los “afectados” son tantos millones), y supuestamente eso les dio la llave para confeccionar una estrategia mejor segmentada e “influenciar” así mejor a usuarios que (según sus algoritmos) eran más susceptibles de comprar la mercancía del hoy Presidente Trump.

    En el contexto de esta entrada, si vuelves a la primera infografía, verás que en la sección de aprendizaje automático supervisado utilicé un hombrecito verde con el cartelito “Validación propietaria” para señalar que el propietario de los datos tiene la opción de validar los resultados (porque muchos de ellos ya son conocidos para él, y por tanto le es posible mejorar sus modelos y sus predicciones).

    Que un tercero tenga acceso a información que te pertenece (o le pertenece a Zuckerberg, dependiendo de cómo lo mires) es entonces un claro caso de violación de la privacidad por acceso no autorizado a la información, mucho menos graves que las brechas de seguridad sufridas por Yahoo, Friend Finder, Adobe, eBay… (List of data breaches). Otra cosa muy diferente es que esa información pueda servir para dirigir el voto de los potenciales receptores de la publicidad a favor de Trump, o incitar a 17 millones de británicos a salir de la UE, o a dos millones de catalanes a independizarse de España, y todo según los designios de un supervillano como Putin, o una maléfica inteligencia artificial capaz de proporcionar el mensaje preciso para que los ciudadanos voten según lo previsto, o por la insidia de un ambicioso Zuckerberg, que por cierto ayer todavía andaba el hombre lloriqueando, pidiendo disculpas y anunciando medidas en su Facebook para luchar contra los hackers rusos.

    Sencillamente el mundo no funciona así, y la inteligencia artificial muestra muchas debilidades en procesos altamente complejos, proclives a los comportamientos caóticos y a los cisnes negros, y por tanto netamente estocásticos. Otra cosa es que las personas, agrupaciones de personas, agrupaciones de agrupaciones de personas, medios de comunicación, políticos, estados, servicios de inteligencia y diplomáticos, quieran todos influir en los ciudadanos para venderles su libro, es parte del juego y siempre lo ha sido. Internet y los ordenadores (incluidos los móviles) facilitan el proceso, algunos grupos de poder han podido mantener su hegemonía por la inercia y la han mantenido en la primera década del siglo XXI, pero creo que eso puede estar cambiando.

    El Brexit o Trump son ejemplos de ello como lo es que no nos hayan conseguido endilgar el apocalipsis climático. Quizá la gente empieza a ser inmune al bombardeo de propaganda “oficial”. Los dos primeros casos anteriores son puramente ideológicos o políticos, aún así había sólidas razones para apoyar la salida de Gran Bretaña de la UE, y más sólidas si cabe para no votar a Clinton (es decir, votar a Trump), por mucho que la única opción políticamente correcta fuera votar no al Brexit, y en Estados Unidos no sólo votar a Clinton era lo correcto, además tenías que hacer ostentación del odio a Trump, ese ha sido y sigue siendo como hemos visto el bombardeo general a babor y a estribor, en inglés o en español. Con todo el SI en el Reino Unido y Trump en América ganaron por los pelos, y eso lo que demuestra que la sociedad estaba dividida, lo cual es absolutamente natural… ¿o es que se busca una sociedad homogénea ideológica y culturalmente? Sí es así, malo.

    El caso del Cambio Climático es (o era en origen) un asunto meramente científico, y ahí los escépticos tenemos una buena colección de argumentos para dudar seriamente del alarmismo climático, y por eso no han conseguido silenciarnos, ni hacernos pasar por lunáticos, nazis, o mercenarios de las petroleras que queremos destruir el mundo (¡¿Para qué?!). Nos han querido convencer de que regulando el CO2 antrópico (una pequeña fracción de la de por sí pequeña fracción de CO2 en la atmósfera) puedes sintonizar la temperatura del planeta con una resolución de décimas de grado a un siglo vista, cuando ni siquiera sabes el mix energético que la humanidad utilizará dentro de una década, o cinco; y no ha colado. Todavía se mantiene el tinglado especialmente por intereses políticos y económicos, pero lo cierto es que pocos creen que sea factible la eliminación de carbón de nuestra dieta energética (al 80% en 2050 en la UE), o de que tal proeza pudiera tener algún efecto medible en el Clima terrestre.

    Despreciar el hecho de que muchos ciudadanos europeos no apoyan la Unión Europea (o algunas de sus características impuestas como su monstruosidad burocrática, su barra libre a la inmigración, etc.); ignorar que montones de norteamericanos estaban hartos del lobby Demócrata y su imposición de una totalitaria corrección política en todos los órdenes de la vida; u ofuscar el hecho de que el escepticismo respecto al apocalipsis climático es perfectamente defendible (es decir defendible científicamente) y que las hipótesis alarmistas son altamente especulativas y difícilmente testables (y por tanto defendibles sólo apelando a criterios sociológicos como el consenso), son perfectas instancias de que ciertos poderes cultural y políticamente hegemónicos en los primeros compases de la sociedad digital, no admiten que las cosas puedan estar cambiando.

    Y que insistan en camuflar los hechos mediante memes falaces (los hackers rusos, Facebook o las petroleras respectivamente) sugiere que en realidad no han terminado de entender que hoy hace falta algo más que propaganda para ganar un referéndum, poner un gobierno o convencer a la gente de que la Revolución Industrial ha significado (o va a significar) el fin del planeta Tierra. En concreto hacen falta argumentos.

    En fin, la próxima década va a ser fascinante. Para bien o para mal, veremos.

     

     
    • Alawen 21:33 on 08/04/2018 Permalink | Reply

      Muy buen artículo y explicado para rubias 😉

      • Eclectikus 23:26 on 08/04/2018 Permalink | Reply

        Ja! Gracias Alawen, todavía habrá alguna “rubia” que no se entere de nada, es ley de vida 😀

  • Eclectikus 21:09 on 25/01/2017 Permalink | Reply
    Tags: , ,   

    Los primeros días de la era Trump. 

    Trump es el demonio, ya lo sabemos, es machista, xenófobo, paleto, “amigo” de Putin, todos ellos calificativos cuando menos discutibles, y además asquerosamente rico, algo que nadie discute. Simpatizar con su victoria (incluso aunque sea sólo por comparación con su adversaria) es poco menos que un crimen, y compartir una buena parte de su discurso o entender que decenas de millones de norteamericanos lo hagan, te hace prácticamente nazi.

    Así estaban las cosas antes de que ganara las elecciones y así siguen estando hoy que ya se sienta en el despacho oval como presidente, jefe de estado y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos de América. Veamos algunos de sus primeros movimientos y las correspondientes reacciones entre los expertos ibéricos.

    Durante el fin de semana Trump dio un discurso ante la comunidad de inteligencia en los cuarteles de la CIA, en el que mostró su respaldo incondicional al trabajo de los espías, y marcó la eliminación de la faz de la tierra del terrorismo islámico como su objetivo principal. Además presentó al nuevo director de la agencia, Mike Pompeo, al que describió como una verdadera gema, número 1 en la Academia militar de West Point (como Ingeniero Mecánico) y número 1 en la Escuela de Derecho Harvard en la que obtuvo el doctorado en jurisprudencia.

    También es reseñable el tono de complicidad durante el discurso, en el que incluso recordó agradecido el amplio respaldo de las fuerzas armadas y de inteligencia a la candidatura Trump (aunque no dio cifras no es descabellado que sea un alto porcentaje, seguramente por encima del 50%).

    En España toda referencia al evento se centró en la parte final del discurso, un relato sobre la deshonestidad de los medios americanos que ilustra con dos ejemplos de ése mismo día (hay decenas de ellos similares o peores en los últimos meses): el cacareado fracaso de público en su discurso inaugural (obviando que llovía y que el 92.8% del voto popular en DC fue a Clinton), o la falsa acusación de que había retirado el busto de Martin Luther King. El caso es que las críticas a los medios de comunicación de una persona que lleva meses siendo acosada sin tregua por una buena parte de esos medios, es perfectamente legítima y natural (notad por cierto los aplausos y las risas entre un público, el personal de la CIA, que sabe muy bien a qué aplaude y de qué se ríe). Y si a estas alturas piensas que los medios americanos (o sus espejos aquí) han sido honestos con Trump, es que necesitas como el comer un curso de cómo procesar la información de Internet.

    El lunes mientras la tertulianía hispana se dedicaba a discutir sobre la ausencia del idioma español en whitehouse.gov, y sobre cómo y cuándo hay que reformar la web oficial (algo estipulado desde el 31 de octubre de 2016, en inglés, claro), Donald Trump firmaba tres órdenes ejecutivas: la congelación de la contratación federal, la retirada de los americanos del TPP, y la repesca de una norma sobre el aborto (la prohibición de financiar ONG’s que incluyan el aborto en su “menú” de planificación familiar) que instauró Reagan en 1984, que mantuvo Bush padre, derogó Bill Clinton, rescató Bush hijo, y volvió a derogar Obama.

    ¿Relevante? Bueno, vistas desde aquí las dos primeras actuaciones son practicamente asuntos internos, pero la tercera es relativamente central en el discurso católico, y por simetría en el anticatólico. Pues nada, yo no escuché una sola mención, ni en los medios católicos que en condiciones normales habrían aplaudido, ni en los otros de los que esperaríamos sus habituales soflamas sobre los “derechos de la mujer“. No es que me importe especialmente el asunto, pero es un claro indicio de que las prioridades a ambos lados son, por una vez, paralelas: seguir hostigando a Trump y aplicando una visión monocromática y sesgada de la realidad norteamericana.

    El martes Trump firmó la orden que acaba con la indisimulada obstrucción de Obama a la fase cuatro del sistema de tuberías que une Canadá y USA (la Keystone XL), y la agilización de los permisos para la tubería subterránea de acceso a Dakota (Dakota Access Pipeline) como parte de su America First Energy Plan.

    Además se filtró la congelación de fondos para la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y la orden de eliminación de la sección del Cambio Climático de su página oficial.

    También se supo que el organismo que se encarga del control y prevención de enfermedades (CDC) había cancelado una conferencia  que organizaba sobre el Cambio Climático, el propio organismo lo contaba en su página y no tiene desperdicio: CDC Cancels Climate Change Conference. Good. Traduzco lo más jugoso:

    No hay duda de por qué CDC lo canceló. La Administración Trump es escéptica del cambio climático antropogénico, por lo que alguien – tal vez el propio Presidente Trump – probablemente hizo una simple llamada telefónica y se acabó. Los periodistas y el Twitterverso seguramente se volverán locos, pero no deberían. El cambio climático cae fuera del área de especialización de los CDC.

    Fundada en 1946, la primera misión de los CDC fue detener la propagación de la malaria en los Estados Unidos. Desde ese humilde comienzo, se convirtió en la organización líder mundial en el control de enfermedades infecciosas. Los científicos que llevan trajes espaciales en laboratorios para trabajar en patógenos peligrosos y responder a brotes globales de enfermedades como el Ébola son los superhéroes de la microbiología.

    Con el tiempo, los CDC asumieron otras responsabilidades. Su enfoque pasó de las enfermedades infecciosas a otras amenazas para la salud y la seguridad, muchas de las cuales están bien cubiertas por otras agencias. […]

    […] Las enfermedades infecciosas continúan cobrando la vida de miles de estadounidenses anualmente. Dada esa realidad, definitivamente vale la pena preguntarse si temas como el cambio climático son un buen uso de los recursos de la agencia*.

    * Es muy posible que el cambio climático empeore algunas enfermedades infecciosas, como la malaria. Sin embargo, estas enfermedades deben abordarse independientemente del cambio climático. Además, los impactos sobre la salud del cambio climático ya han sido estudiados por la EPA y el NIEHS

    O sintetizado, en castizo:

    los CDC se encargan de un área que no tiene nada que ver con el Cambio Climático y en realidad nos metimos en el show del clima porque era una manera directa de trincar fondos. La nueva administración considera, acaso acertadamente, que esto es una tomadura de pelo y quiere eliminar de raíz las injerencias del lobby climático, empezando por las áreas que le son ajenas“.

    La malaria es una enfermedad chunga, y aunque occidente está totalmente limpio, hay zonas del planeta en las que es endémico, se producen cientos de millones de contagios anuales y en torno al millón de personas, la mayoría niños, mueren en el mismo periodo. Por tanto no está de más sacar las garras del Clima de un área que ya de por sí tiene cierto margen intrínseco para la corrupción (a través de sus conexiones con las farmacéuticas).

    Nada de esto les interesó a los medios españoles, que andaban envainándosela respecto a la eliminación del español de la web de la Casa Blanca, indignados con los ataques a la prensa de Trump, y recurriendo a las recopilaciones de clichés imbéciles como es el caso de éste epítome de IYI ibérico que es Félix de Azúa, que nos explica en su columna de El País que de Trump “Lo peor es que fue elegido por millones de ciudadanos que dan el mismo asco, aunque además dan pena“. Patético hasta el paroxismo.

    Hoy miércoles no he conectado con los medios locales todavía, pero supongo que se centrarán en el carácter “xenófobo” del presidente, que ha confirmado en Twitter que el muro con México va para alante, y seguramente no dirán una palabra sobre las previsiones informadas sobre una próxima y dramática rebaja de impuestos, o de la reactivación de las cárceles secretas de la CIA, imagino que en consonancia con una política libre de “papelillos” (para cogérsela), y asumiendo que el terrorismo islámico se trata de la peor modalidad de maldad, aquella que está rebozada en locura, y que para ganar una guerra así, no puedes alejarte demasiado de la propia maldad.

    Yo no tengo ninguna necesidad de utilizar el tertulianés para hablar sobre Trump, y decir que “yo nunca hubiera votado a Trump“, entre otras cosas porque tengo escrito que mi candidato Republicano era Ted Cruz y que los candidatos Demócratas eran todos malos (ver esta entrada de finales de 2015), así que puedo decir abiertamente que era mi candidato preferido frente a Clinton, y que al igual que con Rajoy, la cacería mediática, el caracter insustancial de la mayoría de las críticas, y el poco peso de los argumentos contra él (o a favor de sus adversarios), no han hecho más que reafirmarme en tal postura. A partir de ahí hay que esperar. Nadie sabe como puede acabar una legislatura como ésta, quizá dos, pero creo que Estados Unidos y el mundo necesitaban un revulsivo a tanta idiotez promovida por la administración Obama, y por tanto soy moderadamente optimista con las perspectivas de futuro. Veremos, e idealmente, lo comentaremos.

     
    • Titus Amatius Paulus 11:26 on 26/01/2017 Permalink | Reply

      Salvete omnes

      Pues yo no soy optimista. No voy aducir cosas más sentimentales como el soporte a los antieuropeos, el tratamiento a los mejicanos, bla bla bla. Si que soy optimista que tire por tierra por mucha de las Obama-tonterías. Tampoco creo que vaya a ser un tipo servil con Putin, es mas quitara la tontería de las sanciones que Obama obligo a la UE a hacer a Rusia cuando éramos más perjudicados comercialmente que los EEUU. También será más vigilante con Putin. No soy optimista porque me huelo dos cosas que pueden traer inestabilidad y perjudicar a los USA y su pueblo: el conflicto del presidente con las cámaras y las decisiones contradictorias.

      Sobre el conflicto con las cámaras por ahora hemos visto al presidente Trump firmando muchas ordenes presidenciales, que son como decretos ley, veremos que hace cuando haga leyes que sean discutidas y aprobadas por las cámaras. Parece que se ha dado prisa o es un tirano pero los presidentes firman muchiiisiiimas ordenes presidenciales. Estas ordenes presidenciales si implican más gasto público deben de ser confirmados por las cámaras. Un anti ejemplo son los oleoducto de Dakota y de Alaska porque lo que ha hecho es desbloquear las partidas presupuestarias, un ejemplo es el muro con Méjico: por ahora no hay partida presupuestaria y aunque cacaré que lo va a pagar Méjico primero van a tener que pagarlo los ciudadanos americanos. Vaaaaleeee las cámaras son de mayoría republicana pero no son nada serviles y los americanos tienen una tradición de tocapelotas, libertarios e individualistas bastante grande. Si Trump hiciera una orden presidencial que tocara la vena libertaria de algún republicano tengamos por seguro que se lo van a hacer pasar muy mal en el congreso y en el senado. Un ejemplo es el bloqueo de los fondos federales a las ciudades que se nieguen a dar detalles al gobierno federal de los extranjeros que delinquen. Incluso un ciudadano agraviado porque Trump se meta en su libertad individual se lo puede hacer pasar muy mal denunciándole al tribunal supremo.

      Sobre las contradicciones las veo en la política económica que dice que va a hacer: reducir los impuestos internos* y aumentar el gasto exponencialmente en infraestructuras, reducir la regulación del mercado interno y aumentar los impuestos de aduanas**, hacerle la contra a China, pues le ha dejado el camino expedito con el acuerdo comercial Asia -- Pacífico. Son medidas contradictorias, no van en una dirección concreta y pueden crear malos resultados. Sobre todo por la expansión del gasto público con reducción de impuestos, puede producir un déficit del carajo lo que conlleva devaluación de la moneda, inflación, inflación y más inflación.

      Salve atque Vale

      Titus Amatius Paulus

      *Nota: EEUU los impuestos personales que es nuestro IRPF tienen dos tramos, uno federal y otro estatal y son casi iguales. De hecho USA parece tener más impuestos pero su nivel es equivalente al de muchos países europeos

      https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_tax_rates

      **Cosa que creo que no puede hacer porque EEUU sigue en la organización mundial del comercio y esta impone unos impuestos máximos de aduanas del 5% si no mal recuerdo

      • Eclectikus 12:16 on 26/01/2017 Permalink | Reply

        Si, no he entrado en esos detalles porque más bien quería reseñar la estupidez de los medios ibéricos corriendo detrás de liebres y no analizando lo importante. Trump es el Presidente de los Estados Unidos, una democracia sólida y para muchos el paradigma de democracia liberal. Trump no puede hacer lo que quiera, especialmente a nivel federal, necesita el respaldo del Congreso y del Senado, y Trump chocará con una parte de su propio partido, pero eso yo no lo veo como un problema, de hecho creo que es el punto fuerte de América, lo que nos garantiza que no haya una deriva autoritaria de Trump (cómo no la hubo de Obama)… el equilibrio de fuerzas lo llaman ahora los tertulianos 😉

        En asuntos económicos locales parece que Trump pretende una bajada de hasta el 20%, pero está por ver, en cualquier caso lo que termine haciendo será seguro en la buena dirección, y aquí además encontrará pocas trabas republicanas. Y sobre el proteccionismo de Trump no será descerebrado como sugieren aquí los expertos, una buena parte de la Economía estadounidense se basa en intangibles (desde patentes, I+D, etc… hasta multinacionales tecnológicas globales como Google, Oracle, Facebook…), y hay poco margen para el proteccionismo en éste sentido.

        Yo creo que sobre la construcción del muro (lo mismo que con la salida unilateral del TPP) Trump está fijando su postura inicial de negociación, cosas de magnates, lo importante es lo que pase tras esa eventual negociación, en la que casi por definición todos ganarán y perderán algo respecto a la posición previa (Obama).

        Por otro lado Trump tiene una casi plena autonomía en política exterior y de defensa, el compromiso de acabar con ISIS, recuperar el entendimiento con Israel, la paralización de la guerra fría con Rusia son tres elementos lo suficientemente esperanzadores como para al menos darle un voto de confianza (voto que jamás tendría Clinton).

        Y de Background, la lucha contra la estúpida corrección política, la previsible inyección de sentido común en la carbonofobia, el cambio climático y el resto de ecologitis puede ser esencial no ya para EEUU sino para el mundo entero.

        En resumen, que yo mantendría el optimismo, merece un margen de confianza que hasta ahora se le ha negado a base de ad-hominems, malas artes y toneladas de propaganda.

    • Al 10:50 on 27/01/2017 Permalink | Reply

      creo que me voy a poner un cencerro del cuello y con unas tapas de cacerolas a la calle a avisar de la llegada del anticristrump, un nuevo efecto perverso del CCA. A ver si los de podemos me nombran presidente de alguna comisión o algo.

    • Titus Amatius Paulus 09:11 on 30/01/2017 Permalink | Reply

      Aggg. Si Trump iba a combatir la corrección política me temo que no va a ser así:

      http://www1.cbn.com/thebrodyfile/archive/2017/01/27/brody-file-exclusive-president-trump-says-persecuted-christians-will-be-given-priority-as-refugees

      “They’ve been horribly treated. Do you know if you were a Christian in Syria it was impossible, at least very tough to get into the United States? If you were a Muslim you could come in, but if you were a Christian, it was almost impossible and the reason that was so unfair, everybody was persecuted in all fairness, but they were chopping off the heads of everybody but more so the Christians. And I thought it was very, very unfair.”

      Viene a decir que en la anterior administración no se daba asilo a los cristianos sirios. Se combate la corrección política con la verdad no con la falacia o la mentira. Aparte de que ha cerrado la entrada a todos los sirios, cristianos incluidos.

      Salve atque Vale

      Titus Amatius Paulus

      • Eclectikus 09:19 on 30/01/2017 Permalink | Reply

        Anda, en la COPE no han dicho nada, se les ha debido pasar 👿

        • Titus Amatius Paulus 09:51 on 30/01/2017 Permalink

          Esto lo ha dicho Trump en una entrevista en una cadena afín, la CBN una cadena de un radioevangelista.

        • Eclectikus 10:06 on 30/01/2017 Permalink

          Ya, y hubo claro guiños al público cristiano en campaña, tiene sentido, es su público natural: Trump Ends Evangelicals and Catholics Together.

        • Titus Amatius Paulus 10:43 on 30/01/2017 Permalink

          Los guiños habrán servido en campaña. Pero ahora esta política debería de asustar a los católicos porque les recordará el nativismo que sufrieron irlandeses e italianos en el XIX, o cómo se está viendo ahora a los mejicanos.

        • Eclectikus 11:05 on 30/01/2017 Permalink

          No tiene por qué, una política de fronteras rígida es perfectamente legítima en estas circunstancias, especialmente respecto a zonas infectadas por ISIS y Al Qaeda, es triste pero es lo que hay. En cuanto a los mexicanos el problema es muy diferente, irlandeses e italianos tienen un vínculo mucho más fuerte con América que con los países de origen de sus bisabuelos, me da la impresión que muchos apoyarán el endurecimiento de esa frontera sur, por la que entra toda la cocaína que se vende en Estados Unidos, y muchos de hecho serán votantes de Trump. En resumen, que no creo que los católicos y demás cristianos que han votado a Trump, se estén arrepintiendo ahora porque Trump está poniendo en marcha las políticas que prometió… y lleva 11 días en la Casa Blanca, una décima parte de los 100 días de cortesía.

        • Titus Amatius Paulus 11:39 on 30/01/2017 Permalink

          Cierto. En mi análisis me he ido por las ramas.

        • Eclectikus 11:45 on 30/01/2017 Permalink

          Por las ramas se llega al tronco 😉

        • Titus Amatius Paulus 08:14 on 31/01/2017 Permalink

          Ah! Por cierto. Justo antes de irse, Obama terminó con la norma de pies secos / pies mojados con lo que expulsaba automáticamente a los refugiados cubanos. Hecho de menos movilizaciones por ello je je je.

          No voy a ser maniqueo y hay para todos: la orden de Obama tenía preaviso Trump no ha restaurado la norma de pues secos / pies mojados porque los cubanos si que son refugiados. La orden de Trump de los 7 países musulmanes puede invalidarla un estudiante de 1º de derecho: no se puede invalidar masivamente un visado ya concedido por eso de la seguridad jurídica.

  • Eclectikus 19:27 on 24/04/2016 Permalink | Reply
    Tags: , ,   

    Científicos y personas. 

    Todos los personajes de la historia que vas a leer a continuación, protagonistas y secundarios, son físicos prominentes. Estamos a principios del siglo XX, y trata del linchamiento que padeció Marie Curie por liarse con Paul Langevin (ex-doctorando de su marido, cinco años más joven que ella, y separado de su mujer, una lagarta de cuidado que incluso le cascaba), a pesar de que había pasado un lustro desde el trágico fallecimiento de su marido Pierre, al que un resbalón en la lluvia de París, le puso, literal y fatalmente, a los pies de los caballos.

    Accidente-pierre-curie

    Grabado de la época describiendo el trágico accidente de Pierre Curie en París, el 19 de abril de 1906.

    Con unos tristes y recientes precedentes (a primeros de año la Academia de las Ciencias francesa había rechazado su ingreso), todo estalla en el otoño de 1911 durante el primer Congreso de Solvay, que reunía a la crème de la crème de la física de la época (alemanes y franceses, principalmente).

    Solvay_conference

    En el flanco derecho, sentada, Marie Curie escucha atentamente a Poincaré, Einstein detrás, con el cigarrito, al lado de Langevin. Ponle nombres al resto aquí.

    Son la generación precursora de la siguiente oleada, los millenium del momento 😉 (como Heisenberg, Dirac, Pauli, Fermi, Bethe… ) que a la postre, y junto a las siguientes hornadas de grandes cerebros, los que no vivieron la 1ª Guerra Mundial pero no pudieron esquivar la Segunda (Feynman, Gell-Mann, Weinberg…), cambiarían para siempre nuestra concepción del mundo.

    Einstein asistió a este primer congreso porque ya era reconocido en el mundillo de la física del momento, aunque no todavía para el gran público, aún faltaban cuatro años para que publicara la Relatividad General; ocho para que saltara a la fama mundial tras la confirmación empírica de la RG por Arthur Eddington durante el eclipse solar del 29 de mayo 1919; y 10 para que recibiera el Nobel de Física de 1921 por el efecto fotoeléctrico. Sin embargo la Relatividad Especial, que Einstein publicó en 1905 entre sus Annus mirabilis papers, se reconocía ya como algo más que un refinamiento del Principio de relatividad de Galileo -el que se utilizaba en la entonces vigente física newtoniana. [Su plaza en el congreso de Solvay, estaba más que respaldada por su trabajo, aunque no llegó a marcar el récord de juventud, por culpa de Frederick Lindemann, que tenía 25 años y que terminaría siendo la mano derecha de Churchill justo antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial (durante la primera es fácil suponer qué es lo que estaba haciendo: física). Einstein volvería a Solvay varias veces, incluida la edición más famosa, la quinta, en 1927, la que significó la defunción oficial de la Mecánica Clásica, que había recibido la puntilla en los debates Bohr-Einstein en 1925.]

    Einstein tenía 32 años y era un recién llegado a la cumbre de la física. Pero no dejaba de ser un joven que respetaba y admiraba a Marie Curie, que en 1903 había sido la primera mujer en llevarse el Nobel de Física -compartido con Becquerel y su marido Pierre-, y que justo después de este congreso de Solvay, recibió el Nobel de Química.

    Así que movido por el desprecio de ver el apaleamiento, y la terrible mezcla de machismo, chauvinismo, antisemitismo y xenofobia por parte de la prensa francesa, agarró la pluma y le escribió una carta (que he traducido alegremente):

    Einstien-to-CurieMuy estimada señora Curie,

    No se ría de mí por escribir sin tener nada sensato que decir. Pero estoy tan furioso por la vulgar manera en que el público está actualmente osando meterse con usted, que es absolutamente necesario dar salida a este sentimiento. Sin embargo, estoy convencido de que usted desprecia sistemáticamente esta chusma, tanto si servilmente prodiga el respeto hacia usted como si trata de saciar su sed de sensacionalismo! Me veo obligado a decirle lo mucho que he llegado a admirar su intelecto, su dinamismo y su honestidad, y que me considero afortunado de haberla conocido personalmente en Bruselas. Cualquier persona que no se cuente entre estos reptiles es ciertamente feliz, ahora y antes, de tener personalidades como usted, y también Langevin, entre nosotros, personas reales con las que uno se siente privilegiado por estar en contacto. Si la chusma sigue ocupándose de usted, entonces simplemente ignore esa bazofia, déjesela a los reptiles para los que se ha fabricado.

    A. Einstein

    P.S. He determinado la ley estadística de movimiento de moléculas diatómicas en un campo de radiación de Planck gracias a una cómica ocurrencia, naturalmente constreñido a que la estructura del movimiento obedece las leyes de la mecánica estándar. Supongo que esta ley es válida, aunque en realidad su efecto es muy pequeño.

    La posdata se refiere a uno de los principales campos de estudio de Einstein, la radiación, que mantuvo en sus primeros años como académico, pero que debió dejar aparcado para terminar de desarrollar la Relatividad General. [Lo digo porque seguramente se refiera a cálculos que no publicaría hasta 1916 (PDF), relacionados con los coeficientes de Einstein]

    Esta entrada la he escrito tras la lectura de este artículo de hace unos días en Brain Pickings:

    donde encontrarás más referencias sobre esta historia.

    En realidad la carta es de hace un tiempo, forma parte de The Collected Papers of Albert Einstein, e Internet la convirtió en su momento en un meme sobre la idiosincrasia de los trolls en Internet (“Don’t read that hogwash!“).

    Bien, yo creo que es algo más que eso, es también una muestra de que algunos problemas que había a principios del siglo XX (intolerancia, sectarismo, periodismo irresponsable…) se mantienen con buena salud a principios del XXI.

    También es una fotografía de la vida mundana de los grandes genios del siglo XX, que a estas aturas, y especialmente para el público general, están idealizados hasta la caricatura, difuminando el caracter humano de los personajes, sus circunstancias y su contexto. Y cuando distorsionas a los protagonistas de la historia, distorsionas sin querer la propia realidad a la que te quieres acercar. Volver al mundo prosaico de los humanos, con accidentes, relaciones tormentosas, guerras mundiales (2 en este caso), etc… te permite, creo, tener una imagen más clara de los acontecimientos pasados, y de sus conexiones con el presente.

    En fin, cosas en las que pensar para evadirte de la sopa de gansos en la que algunos han convertido la configuración del gobierno de un país que, a pesar de ellos, es la 5ª Economía de Europa y la 13ª del mundo. Y sin un solo Nobel de Física, que tiene mucho más mérito.

     
    • Manuel 12:24 on 25/04/2016 Permalink | Reply

      Eckectikus, me parece valiente y necesaria toda labor de revisar la “historia oficial” con todos sus mitos y distorsiones interesadas. Una parte sustancial de las ideas hegemónicas del presente están apuntaladas por auténticos sofismas históricos tan endebles que necesitan protección y blindaje (quien los desafié se expone al ostracismo e incluso a la prisión). Desde mitos como el de la escasa romanización del norte peninsular o la tolerancia e ilustración del Al andalus, pasando por las causas reales de las dos guerras mundiales a las noticias de ultima hora en los diarios digitales, las narrativas están en clara contradicción con los hechos demostrables por medios tan indiscutibles e imparciales como las pruebas que aportan la arqueología, bibliografía, documentos originales, fotografiá y filmografía…Si como dijo Thomas Jefferson la honestidad es el primer capitulo del libro de la sabiduría, lamentablemente no tenemos libro. En algún momento deberíamos empezar a escribirlo y promete ser una tarea ardua y no exenta de peligros.
      En estos días estamos asistiendo a esperpento de ver como enaltecen y tergiversan la figura de Cervantes los mismos que de vivir hoy el ilustre manco lo condenarían a morir de pena en silencio o a terminar sus días encerrado en Alcalá Meco. A Quevedo lo mataría la policía, porque sufriría un ataque de ira y se pondría a repartir estocadas a diestro y siniestro.

    • Eclectikus 13:20 on 25/04/2016 Permalink | Reply

      Bueno, esos viajes en el tiempo son muy delicados, es imposible determinar como sería Cervantes hoy, quizá sería un legionario en Afganistán, y quizá esté rumiando ya una obra de las dimensiones del Quijote. O quizá sería un vendedor de seguros, o el encargado de un puticlub, sabe Dios. Lo importante es situar al personaje en su contexto, tanto histórico como personal. Es de suponer que un experto en Historia, o un filólogo, o un filósofo, tengan una aproximación a la realidad (histórica) más relevante que los demás, pero “los demás”, sin ser expertos, podemos acercarnos mucho si haces una buena selección de fuentes, y aprendes a no desligar a los personajes y sus logros de sus historias. Si la historia del siglo XX es apasionante (por descabellada, guerras mundiales, holocaustos, fascismo, comunismo…), el impresionante desarrollo de la Ciencia en este siglo no lo es menos, y además están interrelacionados. Hay mucho que contar, ten en cuenta que toda la revolución física (Relatividad y Mecánica Cuántica) se realiza entre dos guerras mundiales, y que sin el armamento nuclear (consecuencia de nuestro conocimiento de la materia recién estrenado) todo sería muy distinto. Detrás de todos los nombres mencionados en esta entrada (y otros muchos que no salen) hay historias apasionantes, alegres, tremendas, terribles… que se superponen a los problemas políticos generales, y que subyacen a los grandes descubrimientos que para el gran público es, como mucho, lo que queda.

    • Titus Amatius Paulus 15:24 on 25/04/2016 Permalink | Reply

      Como obra de la dimensión bastante humana de un científico recomiendo a ¿está usted de broma Sr Feynamn? Este es mi extracto favorito:

      I Want My Dollar!
      When I was at Cornell I would often come back home to Far Rockaway to visit. One time when I happened to be home, the telephone rings: it’s LONG DISTANCE, from California. In those days, a long distance call meant it was something very important, especially a long distance call from this marvelous place, California, a million miles away.
      The guy on the other end says, “Is this Professor Feynman, of Cornell University?”
      “That’s right.”
      “This is Mr. Soandso from the Suchandsuch Aircraft Company.” It was one of the big airplane companies in California, but unfortunately I can’t remember which one.
      The guy continues: “We’re planning to start a laboratory on nuclearpropelled rocket airplanes. It will have an annual budget of soandsomany million dollars. . .” Big numbers.
      I said, “Just a moment, sir; I don’t know why you’re telling me all this.” “Just let me speak to you,” he says; “just let me explain everything. Please let me do it my way.” So he goes on a little more, and says how many people are going to be in the laboratory, soandsomany people at this level, and soandsomany Ph.D.’s at that level. . .
      “Excuse me, sir,” I say, “but I think you have the wrong fella.”
      “Am I talking to Richard Feynman, Richard P. Feynman?”
      “Yes, but you’re. . .”
      “Would you please let me present what I have to say, sir, and then we’ll discuss it.”
      “All right!” I sit down and sort of close my eyes to listen to all this stuff, all these details about this big project, and I still haven’t the slightest idea why he’s giving me all this information. Finally, when he’s all finished, he says, “I’m telling you about our plans because we want to know if you would like to be the director of the laboratory.”
      “Have you really got the right fella?” I say. “I’m a professor of theoretical physics. I’m not a rocket engineer, or an airplane engineer, or anything like that.”
      “We’re sure we have the right fellow.”
      “Where did you get my name then? Why did you decide to call me?”
      “Sir, your name is on the patent for nuclearpowered, rocketpropelled airplanes.”
      “Oh,” I said, and I realized why my name was on the patent, and I’ll have to tell you the story. I told the man, “I’m sorry, but I would like to continue as a professor at Cornell University.”
      What had happened was, during the war at Los Alamos, there was a very nice fella in charge of the patent office for the government, named Captain Smith. Smith sent around a notice to everybody that said something like, “We in the patent office would like to patent every idea you have for the United States government, for which you are working now. Any idea you have on nuclear energy or its application that you may think everybody knows about, everybody doesn’t know about: Just come to my office and tell me the idea.”
      I see Smith at lunch, and as we’re walking back to the technical area, I say to him, “That note you sent around: That’s kind of crazy to have us come in and tell you every idea.”
      We discussed it back and forth by this time we’re in his office and I say, “There are so many ideas about nuclear energy that are so perfectly obvious, that I’d be here all day telling you stuff.”
      “LIKE WHAT?”
      “Nothin’ to it!” I say. “Example: nuclear reactor. . . under water. . . water goes in… steam goes out the other side. . . Pshshshsht it’s a submarine. Or: nuclear reactor. . . air comes rushing in the front. . . heated up by nuclear reaction. . . out the back it goes. . . Boom! Through the air it’s an airplane. Or: nuclear reactor. . . you have hydrogen go
      through the thing. . . Zoom! it’s a rocket. Or: nuclear reactor. . . only instead of using ordinary uranium, you use enriched uranium, with beryllium oxide at high temperature to make it more efficient. . . It’s an electrical power plant. There’s a million ideas!” I said, as I went out the door. Nothing happened.
      About three months later, Smith calls me in the office and says, “Feynman, the submarine has already been taken. But the other three are yours.”

      Me encantaría que fuese una historia real :DD

    • Manuel 22:56 on 25/04/2016 Permalink | Reply

      Pienso que la biografía de un científico es poco relevante y de hecho la ciencia implementa un método que en buena medida tiene como finalidad el que no lo sea en absoluto. Con un “experto” en Historia, al contrario, su filiación política o ideología es tan determinante o mas que su propia investigación, que debe ser escrupulosamente revisada en busca de interpretaciones poco objetivas o prejuiciadas, especialmente por que en pocas ocasiones se limitan a narrar hechos objetivos, sino que en buena medida a explicarlos , permitiéndose incluso atribuir determinadas intenciones sin pruebas que lo sustenten. Creo que no hay mejor modo de conocer a un personaje histórico que a través de sus propias palabras, especialmente cuando hay abundantes. Conocer ese carácter al que haces referencia; “el carácter humano de los personajes, sus circunstancias y su contexto. Y cuando distorsionas a los protagonistas de la historia, distorsionas sin querer la propia realidad a la que te quieres acercar.”
      Mi comentario iba muy en el tono de articulo, y si quieres mantenerlo en el contexto de la investigación científica y relacionarlo con las dos guerras mundiales a las que también haces referencia en tu escrito y que en realidad fueron dos “capítulos” de la misma, tengo solo dos palabras que decir, por mucho que les pese a un montón de “expertos” en Historia contemporánea: motor diesel.
      Lo de los viajes en el tiempo y un Cervantes encargado de un puticlub… no comprendo ese malabarismo conceptual y mas bien me parece un burdo hombre de paja poco digno del Ecleptikus que suele escribir este blog. No se si es exagerado aventurar que Cervantes se adelantó a la ilustración en casi un siglo. Cuando digo Cervantes hoy, claramente me refiero a un hombre que defienda las mismas ideas, que no son arcaicas sino intemporales, sobre los mismos temas que tristemente siguen siendo actuales. Tal vez es que a ti tampoco te gustaría leer hoy en los periódicos a uno considerado el mejor autor en castellano de todos los tiempos expresando determinadas ideas políticas ¿?

      • Eclectikus 22:29 on 26/04/2016 Permalink | Reply

        La biografía de un científico es irrelevante para la Ciencia, pero no es irrelevante para quién se acerca a la Ciencia, especialmente en tres sentidos:

        • hay una interacción entre la biografía (el contexto) de cada científico, el cristianismo de Copérnico, Galileo, Newton o Maxwell es inseparable de sus respectivas cosmovisiones, la Primera Guerra Mundial es un factor esencial en la Relatividad (por ejemplo la sorprendente colaboración entre un alemán y un británico, Einstein y Eddington), el nazismo y la Segunda Guerra Mundial es inseparable de la vida profesional de científicos como Einstein, Heisenberg, etc… Todo está interconectado y es relevante.
        • La historia de las ideas, cómo se llega al conocimiento de la realidad que tenemos hoy (que somos capaces de medir una distorsión en el espacio-tiempo de una fracción de núcleo atómico, cuando hace dos siglos no teníamos ni electricidad), es esencial para entender la realidad… puede que eso sea más Filosofía (o Historia) que Ciencia, pero el caso es que la mayoría de las facultades de Física (o Matemáticas) tienen cátedra de Historia de la Ciencia y/o Filosofía de la Ciencia.
        • Es el camino más rápido para captar la atención del público general, no puedes empezar a explicar Física contemporánea enseñando a resolver ecuaciones diferenciales, es más viable explicar las vidas y las circunstancias de los científicos implicados en los grandes descubrimientos, y sus implicaciones en nuestra concepción del mundo.

        Cervantes de encargado de un puticlub no tiene nada de malabarismo, Cervantes tuvo que ser un gañán, y encargado de puticlub debe ser de los trabajos más gañanes. Los temas de Cervantes, o los de Shakespeare, Stevenson o Vargas Llosa son intemporales, por eso están dónde están. Y de la misma manera que los científicos, su obra no es independiente de sus biografías, de su contextos, de sus antecedentes… más bien es producto de estos.

    • Manuel 00:06 on 27/04/2016 Permalink | Reply

      Si tiene todo mucha lógica. ¿como vas a enseñarle a un niño operaciones matemáticas sin que previamente se aprenda la lista de los reyes de la dinastía Kish?
      Todo esta interrelacionado, dame un hecho histórico cualquiera y te escribo un ensayo relacionadolo con las berenjenas, pero no es una forma honesta de razonar y hace imposible el análisis de ninguna cuestión en concreto.

      Lo de Cervantes gañan es brutal, el mundo esta esperando su biografiá revisada por ti en la que se nos revela como un vulgar destripaterrones. En los casi dos años que viví a un par de manzanas de su casa natal, que visite en varias ocasiones, nunca me fije en las tierras de labranza anexas. Sus duelos debieron ser ser con faca y no con espada ropera, y su condición de gañan lo que le hizo ser recomendado de Don juan de Austria. En fin, esperaba mas nivel y honestidad, y creía que eso de elaborar narrativa y argumentar a base de hilvanar non sequiturs era cosa de progres, pero ¿ que se pude esperar de quien afirma que la objetividad está sobrevalorada?

      • Eclectikus 01:03 on 27/04/2016 Permalink | Reply

        Nada de lo que dices tiene sentido, nadie habla de enseñar a niños, tampoco a asnos como tú, hablo en general. El símil de las berenjenas es una estupidez, el contexto es esencial no para enlazarlo con detalles irrelevantes, sino con conceptos profundos que vienen en buena parte marcados tanto por la cosmovisión general (contexto filosófico) como por las circunstancias vitales de los protagonistas. No necesito poner ejemplos porque todos los casos que se me ocurren (como los citados en esta entrada) son ejemplos de semejante obviedad.

        No entiendes lo de gañán, y yo no voy a perder un segundo más con trolls de pacotilla así que ¿ que (sic) se pude esperar de quien afirma que la objetividad está sobrevalorada?. Pues puedes estar seguro de al menos una cosa, que estás bloqueado, por mostrenco, algo que no hice el otro día, cuando te pusiste fanfarrón con Titus, porque me pillaste en el día tonto, pero que hoy, que tengo la noche lista, no voy a dejar pasar. Ciao.

  • Eclectikus 22:53 on 01/04/2016 Permalink | Reply
    Tags: , ,   

    Ciencia, ciencia española, y ciencia en Cervantes. 

    He tropezado con este interesante artículo en El Español de hace unos días, “El Quijote, un libro que todo científico debería leer“, que firma @josePichel. Merece la pena echar el rato, especialmente si detectas los sesgos y consecuentemente los desactivas. Me refiero sobre todo al españoleo que impregna algunos fragmentos, ese intento de dar un lustre que no tiene a la Ciencia española, aunque a decir verdad no se hasta que punto este sesgo corresponde al autor del artículo, a la principal referencia del texto, o a una retroalimentación entre ambos factores.

    En el capítulo XVII don Quijote revela los ingredientes del bálsamo de Fierabrás: aceite, vino, sal y romero

    En el capítulo XVII don Quijote revela los ingredientes del bálsamo de Fierabrás: aceite, vino, sal y romero. Imagen vía ÍnsuLa CerBantaria.

    Al principio se cita la obra La fuerza de Fierabrás. Medicina, ciencia y terapéutica en tiempos del Quijote (Amazon – no disponible) de Javier Puerto, farmacéutico y miembro de la Real Academia de la Historia. Echando un ojo a su extensa obra, veo difícil que este académico no sea capaz de distinguir entre ciencia y protociencia, y que no asuma que en esa época (e incluso hasta mucho después, bien entrado el siglo XIX), la mayoría de la medicina, así como otros campos afines como la farmacología o la cirugía de la época, caen de lleno en el segundo grupo.

    Por supuesto entre las azarosas hazañas de Don Quijote aparecen múltiples alusiones a la “medicina”, pero son todas encuadrables en lo que hoy llamamos fitoterapia, una disciplina que se puede considerar marginal, no se muy bien si de la botánica o de lo que actualmente conocemos como farmacología médica, y a la que por tanto hay que echarle una pizca de sal al relacionarla con la Medicina, y un buen puñado para hacerlo con la Ciencia en general.

    Tiene razón Javier Puerto cuando afirma que estamos en “el momento germinal de la ciencia moderna“. Sin duda, pero seamos serios, no es precisamente gracias a la medicina de la época, ni tampoco a sus mejores representantes españoles (se cita a Servet, y a Andrés Laguna). El caracter seminal de la ciencia de este siglo a caballo entre el XVI y el XVII, la época en que vivió Cervantes, se debe esencialmente a Galileo Galilei que puso las primeras piedras del Método Científico, y a Descartes como padre de la Geometría Analítica, que abonaron el terreno para que otros gigantes como ellos (Newton y Leibniz primero, y Euler, Lagrange, Coulomb, Fourier, Gauss, Faraday, Maxwell y Gauss, entre otros, después), construyeran el edificio moderno de la Física y de la Matemática, y a la postre, de toda la Ciencia actual.

    Si se admite sin embargo que:

    “Muchas otras ciencias tienen un peso importante en sus obras, aunque desigualmente actualizadas. Nicolás Copérnico, que murió poco antes del nacimiento de Cervantes, explica que el Sol es el centro del Sistema Solar y que los planetas giran a su alrededor en De revolutionibus orbium coelestium (Sobre las revoluciones de las esferas celestes) y “el libro y las teorías se reciben y transmiten, en principio, muy bien en España”, comenta Javier Puerto. Sin embargo, Cervantes prefiere citar a Ptolomeo, avalado por dos milenios de tradición según la cual, la Tierra permanecía inmóvil y todos los astros giraban a su alrededor.”

    Bien, no es extraño que se cite a Ptolomeo en vez de a Copérnico, hay que tener en cuenta que se habla de modelos cosmológicos mayormente irrelevantes desde el punto de vista de los observadores ordinarios, para los cuales tomar su posición como central y considerar todos los movimientos celestes como si ocurrieran alrededor de la orbe, no solo es legítimo sino que es además lógico. El problema de que tal modelo produzca inconsistencias y complicaciones matemáticas, sólo podía preocupar entonces a gente con mucho tiempo o con mucha imaginación, o las dos cosas como es el caso en curas y frailes.

    La última contribución del académico Javier Puerto es a mi juicio la más insostenible:

    “La España en que vivió Cervantes era la meca de la ciencia y la tecnología de su época; el Siglo de Oro, también, de la ciencia española.”

    Puede que se puedan encontrar contribuciones españolas a la Ciencia de la época, pero siempre serán de segunda división, siendo benévolos, y en campos puramente aplicados relacionados con la cartografía (de estos hay unos cuantos), con la navegación y la ingeniería (como Blasco de Garay o Juan Cedillo Díaz), la explotación minera (como Álvaro Alonso Barba), y asuntos similares. Es decir, más orientados a las necesidades puntuales de la Corona, que al puro ansia de conocimiento en el que se fundamentaba la primera liga científica, que entonces se estaba jugando principalmente en Italia, Inglaterra, Francia y Alemania.

    Nada de eso ha cambiado en el siglo XIX, ni en el XX (con las más grandes revoluciones científicas de la historia, Relatividad y Mecánica Cuántica), y no tiene pinta de que vaya a cambiar en el XXI. Lo más cerca que los españoles estamos de un premio Nobel de Física es del de Claude Cohen-Tannoudji, francés de origen sefardí, en 1997.

    Pero más triste que padecer esta sequía científica, es el intento de dulcificarla abandonando el rigor, o rebuscando ejemplos que no se sostienen en la historia de la Ciencia. Queda mal, no merece la pena, y al fin y al cabo no tenemos que avergonzarnos de nada, por ejemplo, sin salir del Siglo de Oro, en Literatura o Arte.

    No sabía yo que algunos utilizaban esta aventura del Quijote (“Del buen suceso que el valeroso don Quijote tuvo en la espantable y jamás imaginada aventura de los molinos de viento, con otros sucesos dignos de felice recordación” – Capítulo VIII) para ilustrar el atraso tecnológico de España. Yo particularmente estoy más de acuerdo con Nicolás García Tapia, coautor -junto con mi ex-profesor Sánchez Ron– de La ciencia y El Quijote (AmazonÍndice en la UCLM), en que “el aspecto cómico del suceso procede, precisamente, de que cualquier persona de la época conocía a la perfección estos artefactos, que suponían un gran adelanto con respecto a otro tipo de molinos de agua o tirados por animales“.

    Don_Quixote_Dore

    Recuerdo que la imagen icónica del Quijote enfrentándose a los molinos de viento, la utilizaba mucho en los noventa para “explicar” a los ecologistas que las energías renovables se llevan utilizando desde hace muchos siglos. [Gustave Doré – Wikimedia Commons]

    Ah, se me olvidaba, tampoco me gusta el título del artículo, “El Quijote, un libro que todo científico debería leer“. El Quijote es una joya de la Literatura Universal, eso quiere decir que encierra mucha más sabiduría (al menos humana), que cualquiera de las maravillosas teorías sobre la naturaleza desentrañadas por los diferentes sabios que han ido pasando los últimos 2500 años. Por eso El Quijote está entre los libros que toda persona debería leer, sea científico, sea peluquero.

     
    • Titus Amatius Paulus 06:53 on 04/04/2016 Permalink | Reply

      Leí el Quijote después de haber leído y escuchado mucho de él… Prefiero leer al Quijote que leer sobre él.

  • Eclectikus 23:18 on 09/02/2016 Permalink | Reply
    Tags: , , ,   

    Ondas gravitacionales a la vista, este jueves. 

    Afortunadamente no todo es política de mercadillo estos días. Parece ser que este jueves que entra va a anunciarse la detección directa de ondas gravitacionales, una predicción que emerge de las ecuaciones de campo de Einstein y que representa el análogo en Relatividad General a la radiación electromagnética en Electrodinámica. El rumor lleva muchas semanas resonando, y una de las fuentes originales de ese rumor ha sido Lubos Motl en TRF, que ha citado a su vez fuentes directas e indirectas de información. Dado que considero que es el mejor blog de Física Teórica y Fundamental, y aunque no llego ya a las sutilezas matemáticas de la Relatividad General, me fío de Lubos y mi voto fue a que se confirmará el rumor.

    Gravitational waves

    The wave nature of simple gravitational waves” (Einstein online)

    El concepto es sencillo en su esencia, de la misma manera que cargas aceleradas crean una radiación electromagnética que se propaga por el espacio a la velocidad de la luz, provocando una variación/oscilación de los campos eléctrico y magnético en cada punto, Einstein calculó el efecto correspondiente provocado por una variación en el campo gravitatorio, y en sendos cálculos en 1916 y 1918, llegó a la conclusión de que las ondas gravitacionales debían existir, aunque debido a su minúscula amplitud jamás serían detectadas.

    [Nótese que la Relatividad General ni siquiera estaba validada empíricamente (lo cual hizo Eddington en 1919 midiendo durante un Eclipse solar en África la desviación debida a nuestro sol de la luz de diversos astros  -paper original: PDF), y sin embargo Einstein estaba seguro de que su teoría de la gravitación era correcta, no por arrogancia, sino porque aparte de la profunda consistencia física y matemática de la teoría, el mismo había reproducido, a partir de sus ecuaciones el avance del perihelio de Mercurio, un misterio –no encajaba con la Gravitación de Newton- que venía fastidiando desde mediados del siglo XIX. Anecdóticamente, años más tarde, en 1936, Einstein mismo renegaba de la existencia de estas ondas, y remitió un estudio al Physical Review bajo el título “Do Gravitational Waves Exist?” que fue rechazado, aunque luego, con un título más suave, “On gravitational waves“, se publicó en The Journal of The Franklin Institute. (ver “Einstein and the Gravitational Waves” by Wolfgang Steinicke]

    Por tanto quedamos que aceptada la Relatividad General es razonable asumir que toda masa que se acelere producirá ondas gravitacionales, y que la única esperanza de detectarlas directamente es encontrar una fuente lo suficientemente intensa, de tal manera que las perturbaciones en el espacio-tiempo local (aquí-hoy en la Tierra), sean lo suficientemente significativas como para ser medidas.

    Un punto de inflexión en esta historia se produjo cuando los norteamericanos Russell A. Hulse y Joseph H. Taylor descubrieron el púlsar PSR B1913+16, dos estrellas de neutrones que giran una alrededor de la otra (o ambas respecto al centro de masas), que emitían ondas de radio en forma de pulsos que son función de su periodo orbital. Hulse y Taylor notaron que los pulsos presentaban irregularidades, que resumiendo, se relacionaban con un acortamiento de la órbita que encaja como un guante con las predicciones que hace la Relatividad General para tal sistema, al tener en cuenta la pérdida energética inmanente a la emisión de ondas gravitacionales. No es una medición directa (no mides la distorsión del espacio-tiempo) pero fue suficiente para que Hulse y Taylor se llevaran el Nobel de Física en 1993, y para que la Relatividad General nos mostrara, una vez más, su robustez.

    Hace un par de años hubo también una gran expectación cuando el equipo BICEP2 anunció la detección de ondas gravitacionales primordiales (aquellas en las que la fuente es el propio Big Bang), hablé de ello aquí mismo. Desgraciadamente el descubrimiento fue descartado hace un año por otros análisis. No está de más recordar en este punto que lo que se está describiendo en esta entrada es puramente clásico, la Teoría de la Relatividad (ambas si las consideras independientes) es la última teoría puramente clásica (i.e. determinista) y no incluye (ni considera) la realidad cuántica que describe al mundo subatómico. Nótese por ejemplo que el electromagnetismo es una interacción que está cuantizada mediante la Electrodinámica Cuántica, y hablamos e incluso manejamos con cierto desparpajo “los fotones“, sin embargo aquí no hablamos de “gravitones” que sería la partícula análoga en una teoría cuántica de la Gravedad. Pero en casos extremos en los que la gravedad no puede ser ignorada es necesario combinar las teorías que rigen la Gravedad (Relatividad General), y las otras tres fuerzas, electromagnetismo, nuclear fuerte y débil (Teoría Cuántica de Campos). Y eso no se sabe hacer hoy (aunque la Teoría de Cuerdas es firme candidata). Mientras que en la detección de ondas gravitatorias simplemente se está analizando un efecto puramente clásico (propagación de una onda, básicamente), en el caso del BICEP2 lo que se analiza son patrones en la radiación de fondo (la “información” más antigua del Universo), y se investiga si tal o cual modelo, en éste caso el modelo inflacionista del Big Bang, replica lo que vemos, lo cual será una pista espléndida de que vamos por buen camino. Por descontado que cuando hablas de los primeros instantes del Big Bang cuando se produjo la inflación (los primeros 10−36 segundos) no puedes evitar ni la cuántica ni la gravitación.

    Los resultados que se presentarán el jueves son una medida directa en el experimento LIGO (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory), y la fuente no es un púlsar sino un exótico proceso de fusión de dos agujeros negros, algo similar a esta animación:

    Sucintamente, el LIGO son dos brazos de 4 Km perpendiculares entre sí, mediante interferometría se intenta medir una distorsión en sus medidas debido a la ondulación del espacio-tiempo asociada con el paso de las ondas gravitacionales originadas en la mezcla de agujeros negros. La delicadeza es absoluta, es necesaria una resolución de 10−20 (diez mil veces más pequeño que un núcleo atómico), y presumiblemente, un siglo después de que fueran descubiertas por Einstein, el jueves nos confirmarán su detección. Estaremos pendientes.

    Black Hole Merger

    Merging Black Holes (Via NASA)

    EDITO

    Está entrada fue publicada al día siguiente en DEE, antes del anuncio, y actualizada el mismo día 11 justo después de la rueda de prensa, con el siguiente texto:

    Bueno, pues confirmada la detección de ondas gravitacionales y terminada la rueda de prensa.

    No han dicho nada que no supiéramos que iban a decir, pero el hecho de que se confirme no deja de ser espectacular, quizá más que el Higgs, aunque ambos son experimentos que confirman “detalles” de teorías extraordinariamente precisas que no estaban en cuestión (bien, todo está en cuestión, pero nuevas teorías nunca se construyen demoliendo las antiguas, lo mismo que Einstein no denostó a Newton, y su Gravitación Universal sigue funcionando a las mil maravillas en el 99% del universo); y ambos son Premio Nobel súbito de física.

    A vuela pluma, lo más importante:

    + Se ha medido una variación de una diezmilésima parte de un núcleo atómico en 4km, en dos detectores distintos en USA. Ahí es ná. Hay otro montón de datos espectaculares de las bestiales masas en juego, las velocidades de éstas, y de los astronómicos valores de energía de los que hablamos, nunca mejor dicho. Mejor echar un ojo a estos cálculos en The Reference Frame: LIGO wows: black holes heavy as 36+29 merge to 62 Suns + 3 Suns of gravitational waves.

    + Confirmación de que los agujeros negros existen, no estoy seguro hasta que nivel de confianza, pero muy muy alto.

    + Nueva vía de observación astronómica, al espectro electromagnético (rayos x, óptico y radio), añadimos ahora la “observación” gravitatoria, un instrumento que permitirá analizar los acontecimientos más violentos acaecidos en el universo. De alguna manera lo que han hecho estos tipos es comparable a la primera vez que Galileo miró por un telescopio a principios del siglo XVII.

    + Justo antes” de fusionarse las ondas gravitatorias caen en un rango de frecuencias en torno a los 300Hz (¡audible!), por lo cual podemos escuchar como sonaría una “colisión” de agujeros negros. Por supuesto esto ya se había calculado, y unos cachondos hicieron hace unos años una sinfonía con estas frecuencias (y modificando otras para que fueran aptas a nuestro oído). Y sale esto:

    17/02/2016

    Ayer Lubos Motl desarrollaba un tema que le comentaba en otra entrada, y que también señalo en mi artículo, sobre el paper en el que Einstein descartaba la existencia de ondas gravitacionales en 1936, y que el Physical Review, sin caer en sesgos de autoridad, rechazaba por erróneo: Corrected title: Einstein was wrong again, gravitational waves exist (por supuesto un honor ser citado en TRF) 🙂

     
    • Titus Amatius Paulus 19:21 on 10/02/2016 Permalink | Reply

      Hola Ecklecticus

      Siendo un profano de aspectos tan elevados de la física lanzo la siguiente pregunta: ¿Cómo se pueden fusionar dos singularidades espacio -- temporales que al fin y al cabo son los dos agujeros negros?

      • Eclectikus 19:54 on 10/02/2016 Permalink | Reply

        Hola Titus,

        Los agujeros negros son masas ingentes de materia confinadas en una esfera proporcionalmente minúscula (el destino de muchas estrellas de neutrones es precisamente ese). Te recuerdo que no se han observado nunca principalmente porque no se pueden “observar”. Sin embargo sus efectos gravitatorios son patentes, especialmente si tienes una teoría niquelada como la Relatividad General que predice su existencia tan extraordinariamente bien como su comportamiento. Por eso se da por sentado que existen, y de hecho se piensa que casi todas las galaxias (las galaxias activas), incluida la nuestra, tienen uno en el centro, respecto al cual gira toda la materia local. A partir de aquí, asumir que existen otras disposiciones, como los agujeros binarios, es inmediato.

        • Titus Amatius Paulus 10:36 on 11/02/2016 Permalink

          Ummm mi pregunta no iba por ese sitio sino por el fenómeno de las singularidades. Que conste que sigo declarándome un profano en esta física tan elevada aunque tangencialmente me interesa.

          Por algún sitio leí que se presupone que en el interior de los agujeros negros hay una singularidad espacio-temporal. ¿Ahora bien cómo se pueden unir dos singularidades? No sólo no lo comprendo de forma filosófica sino porque según se van acercando, según “cae” una singularidad en otra el tiempo se va alargando hasta el infinito y nunca se encontrarían.

          http://www.physicsoftheuniverse.com/topics_blackholes_singularities.html

          Creo que el probable anuncio de esta tarde va a ser importante, pero no tan importante como se publicita. Porque la relatividad general ya se ha comprobado entre otras cosas con las distorsiones del tránsito de Mercurio detrás del sol por el efecto de “lente gravitacional”.

          http://physics.stackexchange.com/questions/26408/what-did-general-relativity-clarify-about-mercury

          Mi mayor duda sobre el experimento de hoy es algo que en geofísica conocemos como el “problema inverso” en el que un mismo set de datos puede dar lugar a infinitos modelos de la realidad.

          http://petrus.upc.es/wwwdib/tesis/mgasulla/Cap5.pdf

          Vamos que mi analogía a lo mejor es bastante endeble porque se aplica a otro ámbito como el estudio de la gravimetría o magnetometría de la Tierra. Pero creo que el problema inverso te puede servir y mucho como fundamento científico en tu laica cruzada contra las hordas inquisitoriales del cambio climático 😉

        • Eclectikus 12:49 on 11/02/2016 Permalink

          Titus,

          Bien, la respuesta es idéntica en tanto que los agujeros negros son singularidades, soluciones a las ecuaciones de campo de Einstein que “colapsan” y sobre las que, por tanto, no sabemos “nada”. La respuesta a tu pregunta ¿Cómo se pueden fusionar dos singularidades espacio — temporales que al fin y al cabo son los dos agujeros negros? se mantiene por tanto: porque la peculiaridad de estas singularidades son su gigantesca masa que produce una distorsión en el espacio-tiempo que se puede analizar por el comportamiento (esencialmente las trayectorias) de los cuerpos de “la zona”. Si entiendes que dos estrellas de neutrones orbiten una respecto a la otra, debes entender que pueda pasar lo mismo con objetos todavía más masivos (y más pequeños), incluso aunque no entiendas que es una singularidad (nadie lo “entiende”).

          Efectivamente, no es importante como simple test de la Relatividad General, lo es por otras cosas. Intuitivamente lo puedes ver de esta manera: no es que se esté chequeando la Relatividad General en su régimen ordinario, es que estás analizando el funcionamiento de la Relatividad en los procesos más violentos del universo. De ahí la emoción de la comunidad científica con los resultados de esta tarde, si se confirman implicarán casi seguro el Premio Nobel de Física 2016 a los responsables del experimento, Kip Thorne (si, el de Interestellar) y Ronald Drever del Caltech, y a Rainer Weiss del MIT.

          Lo del tránsito de Mercurio lo cuento en la entrada, fue el propio Einstein el que comprobó que su nueva teoría desfacía el entuerto, y que por tanto la Gravitación de Newton estaba mal y quedaba falsada.

          No, a éste nivel (fronteras de la física) “trivialidades” como el problema inverso no juegan ningún papel relevante, la Relatividad está requetestada, y casos como el de Hulse y Taylor que comento en la entrada dan fe de ello.

      • Eclectikus 15:49 on 11/02/2016 Permalink | Reply

        Mira Titus, la explicación en vídeo:

    • Titus Amatius Paulus 13:42 on 11/02/2016 Permalink | Reply

      Gracias Ecklecticus por la respuesta 😉

c
compose new post
j
next post/next comment
k
previous post/previous comment
r
reply
e
edit
o
show/hide comments
t
go to top
l
go to login
h
show/hide help
shift + esc
cancel

Uso de cookies

NMSP utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: