Updates from February, 2016 Toggle Comment Threads | Keyboard Shortcuts

  • Eclectikus 23:18 on 09/02/2016 Permalink | Reply
    Tags: , , ,   

    Ondas gravitacionales a la vista, este jueves. 

    Afortunadamente no todo es política de mercadillo estos días. Parece ser que este jueves que entra va a anunciarse la detección directa de ondas gravitacionales, una predicción que emerge de las ecuaciones de campo de Einstein y que representa el análogo en Relatividad General a la radiación electromagnética en Electrodinámica. El rumor lleva muchas semanas resonando, y una de las fuentes originales de ese rumor ha sido Lubos Motl en TRF, que ha citado a su vez fuentes directas e indirectas de información. Dado que considero que es el mejor blog de Física Teórica y Fundamental, y aunque no llego ya a las sutilezas matemáticas de la Relatividad General, me fío de Lubos y mi voto fue a que se confirmará el rumor.

    Gravitational waves

    The wave nature of simple gravitational waves” (Einstein online)

    El concepto es sencillo en su esencia, de la misma manera que cargas aceleradas crean una radiación electromagnética que se propaga por el espacio a la velocidad de la luz, provocando una variación/oscilación de los campos eléctrico y magnético en cada punto, Einstein calculó el efecto correspondiente provocado por una variación en el campo gravitatorio, y en sendos cálculos en 1916 y 1918, llegó a la conclusión de que las ondas gravitacionales debían existir, aunque debido a su minúscula amplitud jamás serían detectadas.

    [Nótese que la Relatividad General ni siquiera estaba validada empíricamente (lo cual hizo Eddington en 1919 midiendo durante un Eclipse solar en África la desviación debida a nuestro sol de la luz de diversos astros  -paper original: PDF), y sin embargo Einstein estaba seguro de que su teoría de la gravitación era correcta, no por arrogancia, sino porque aparte de la profunda consistencia física y matemática de la teoría, el mismo había reproducido, a partir de sus ecuaciones el avance del perihelio de Mercurio, un misterio –no encajaba con la Gravitación de Newton- que venía fastidiando desde mediados del siglo XIX. Anecdóticamente, años más tarde, en 1936, Einstein mismo renegaba de la existencia de estas ondas, y remitió un estudio al Physical Review bajo el título “Do Gravitational Waves Exist?” que fue rechazado, aunque luego, con un título más suave, “On gravitational waves“, se publicó en The Journal of The Franklin Institute. (ver “Einstein and the Gravitational Waves” by Wolfgang Steinicke]

    Por tanto quedamos que aceptada la Relatividad General es razonable asumir que toda masa que se acelere producirá ondas gravitacionales, y que la única esperanza de detectarlas directamente es encontrar una fuente lo suficientemente intensa, de tal manera que las perturbaciones en el espacio-tiempo local (aquí-hoy en la Tierra), sean lo suficientemente significativas como para ser medidas.

    Un punto de inflexión en esta historia se produjo cuando los norteamericanos Russell A. Hulse y Joseph H. Taylor descubrieron el púlsar PSR B1913+16, dos estrellas de neutrones que giran una alrededor de la otra (o ambas respecto al centro de masas), que emitían ondas de radio en forma de pulsos que son función de su periodo orbital. Hulse y Taylor notaron que los pulsos presentaban irregularidades, que resumiendo, se relacionaban con un acortamiento de la órbita que encaja como un guante con las predicciones que hace la Relatividad General para tal sistema, al tener en cuenta la pérdida energética inmanente a la emisión de ondas gravitacionales. No es una medición directa (no mides la distorsión del espacio-tiempo) pero fue suficiente para que Hulse y Taylor se llevaran el Nobel de Física en 1993, y para que la Relatividad General nos mostrara, una vez más, su robustez.

    Hace un par de años hubo también una gran expectación cuando el equipo BICEP2 anunció la detección de ondas gravitacionales primordiales (aquellas en las que la fuente es el propio Big Bang), hablé de ello aquí mismo. Desgraciadamente el descubrimiento fue descartado hace un año por otros análisis. No está de más recordar en este punto que lo que se está describiendo en esta entrada es puramente clásico, la Teoría de la Relatividad (ambas si las consideras independientes) es la última teoría puramente clásica (i.e. determinista) y no incluye (ni considera) la realidad cuántica que describe al mundo subatómico. Nótese por ejemplo que el electromagnetismo es una interacción que está cuantizada mediante la Electrodinámica Cuántica, y hablamos e incluso manejamos con cierto desparpajo “los fotones“, sin embargo aquí no hablamos de “gravitones” que sería la partícula análoga en una teoría cuántica de la Gravedad. Pero en casos extremos en los que la gravedad no puede ser ignorada es necesario combinar las teorías que rigen la Gravedad (Relatividad General), y las otras tres fuerzas, electromagnetismo, nuclear fuerte y débil (Teoría Cuántica de Campos). Y eso no se sabe hacer hoy (aunque la Teoría de Cuerdas es firme candidata). Mientras que en la detección de ondas gravitatorias simplemente se está analizando un efecto puramente clásico (propagación de una onda, básicamente), en el caso del BICEP2 lo que se analiza son patrones en la radiación de fondo (la “información” más antigua del Universo), y se investiga si tal o cual modelo, en éste caso el modelo inflacionista del Big Bang, replica lo que vemos, lo cual será una pista espléndida de que vamos por buen camino. Por descontado que cuando hablas de los primeros instantes del Big Bang cuando se produjo la inflación (los primeros 10−36 segundos) no puedes evitar ni la cuántica ni la gravitación.

    Los resultados que se presentarán el jueves son una medida directa en el experimento LIGO (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory), y la fuente no es un púlsar sino un exótico proceso de fusión de dos agujeros negros, algo similar a esta animación:

    Sucintamente, el LIGO son dos brazos de 4 Km perpendiculares entre sí, mediante interferometría se intenta medir una distorsión en sus medidas debido a la ondulación del espacio-tiempo asociada con el paso de las ondas gravitacionales originadas en la mezcla de agujeros negros. La delicadeza es absoluta, es necesaria una resolución de 10−20 (diez mil veces más pequeño que un núcleo atómico), y presumiblemente, un siglo después de que fueran descubiertas por Einstein, el jueves nos confirmarán su detección. Estaremos pendientes.

    Black Hole Merger

    Merging Black Holes (Via NASA)

    EDITO

    Está entrada fue publicada al día siguiente en DEE, antes del anuncio, y actualizada el mismo día 11 justo después de la rueda de prensa, con el siguiente texto:

    Bueno, pues confirmada la detección de ondas gravitacionales y terminada la rueda de prensa.

    No han dicho nada que no supiéramos que iban a decir, pero el hecho de que se confirme no deja de ser espectacular, quizá más que el Higgs, aunque ambos son experimentos que confirman “detalles” de teorías extraordinariamente precisas que no estaban en cuestión (bien, todo está en cuestión, pero nuevas teorías nunca se construyen demoliendo las antiguas, lo mismo que Einstein no denostó a Newton, y su Gravitación Universal sigue funcionando a las mil maravillas en el 99% del universo); y ambos son Premio Nobel súbito de física.

    A vuela pluma, lo más importante:

    + Se ha medido una variación de una diezmilésima parte de un núcleo atómico en 4km, en dos detectores distintos en USA. Ahí es ná. Hay otro montón de datos espectaculares de las bestiales masas en juego, las velocidades de éstas, y de los astronómicos valores de energía de los que hablamos, nunca mejor dicho. Mejor echar un ojo a estos cálculos en The Reference Frame: LIGO wows: black holes heavy as 36+29 merge to 62 Suns + 3 Suns of gravitational waves.

    + Confirmación de que los agujeros negros existen, no estoy seguro hasta que nivel de confianza, pero muy muy alto.

    + Nueva vía de observación astronómica, al espectro electromagnético (rayos x, óptico y radio), añadimos ahora la “observación” gravitatoria, un instrumento que permitirá analizar los acontecimientos más violentos acaecidos en el universo. De alguna manera lo que han hecho estos tipos es comparable a la primera vez que Galileo miró por un telescopio a principios del siglo XVII.

    + Justo antes” de fusionarse las ondas gravitatorias caen en un rango de frecuencias en torno a los 300Hz (¡audible!), por lo cual podemos escuchar como sonaría una “colisión” de agujeros negros. Por supuesto esto ya se había calculado, y unos cachondos hicieron hace unos años una sinfonía con estas frecuencias (y modificando otras para que fueran aptas a nuestro oído). Y sale esto:

    17/02/2016

    Ayer Lubos Motl desarrollaba un tema que le comentaba en otra entrada, y que también señalo en mi artículo, sobre el paper en el que Einstein descartaba la existencia de ondas gravitacionales en 1936, y que el Physical Review, sin caer en sesgos de autoridad, rechazaba por erróneo: Corrected title: Einstein was wrong again, gravitational waves exist (por supuesto un honor ser citado en TRF) 🙂

     
    • Titus Amatius Paulus 19:21 on 10/02/2016 Permalink | Reply

      Hola Ecklecticus

      Siendo un profano de aspectos tan elevados de la física lanzo la siguiente pregunta: ¿Cómo se pueden fusionar dos singularidades espacio -- temporales que al fin y al cabo son los dos agujeros negros?

      • Eclectikus 19:54 on 10/02/2016 Permalink | Reply

        Hola Titus,

        Los agujeros negros son masas ingentes de materia confinadas en una esfera proporcionalmente minúscula (el destino de muchas estrellas de neutrones es precisamente ese). Te recuerdo que no se han observado nunca principalmente porque no se pueden “observar”. Sin embargo sus efectos gravitatorios son patentes, especialmente si tienes una teoría niquelada como la Relatividad General que predice su existencia tan extraordinariamente bien como su comportamiento. Por eso se da por sentado que existen, y de hecho se piensa que casi todas las galaxias (las galaxias activas), incluida la nuestra, tienen uno en el centro, respecto al cual gira toda la materia local. A partir de aquí, asumir que existen otras disposiciones, como los agujeros binarios, es inmediato.

        • Titus Amatius Paulus 10:36 on 11/02/2016 Permalink

          Ummm mi pregunta no iba por ese sitio sino por el fenómeno de las singularidades. Que conste que sigo declarándome un profano en esta física tan elevada aunque tangencialmente me interesa.

          Por algún sitio leí que se presupone que en el interior de los agujeros negros hay una singularidad espacio-temporal. ¿Ahora bien cómo se pueden unir dos singularidades? No sólo no lo comprendo de forma filosófica sino porque según se van acercando, según “cae” una singularidad en otra el tiempo se va alargando hasta el infinito y nunca se encontrarían.

          http://www.physicsoftheuniverse.com/topics_blackholes_singularities.html

          Creo que el probable anuncio de esta tarde va a ser importante, pero no tan importante como se publicita. Porque la relatividad general ya se ha comprobado entre otras cosas con las distorsiones del tránsito de Mercurio detrás del sol por el efecto de “lente gravitacional”.

          http://physics.stackexchange.com/questions/26408/what-did-general-relativity-clarify-about-mercury

          Mi mayor duda sobre el experimento de hoy es algo que en geofísica conocemos como el “problema inverso” en el que un mismo set de datos puede dar lugar a infinitos modelos de la realidad.

          http://petrus.upc.es/wwwdib/tesis/mgasulla/Cap5.pdf

          Vamos que mi analogía a lo mejor es bastante endeble porque se aplica a otro ámbito como el estudio de la gravimetría o magnetometría de la Tierra. Pero creo que el problema inverso te puede servir y mucho como fundamento científico en tu laica cruzada contra las hordas inquisitoriales del cambio climático 😉

        • Eclectikus 12:49 on 11/02/2016 Permalink

          Titus,

          Bien, la respuesta es idéntica en tanto que los agujeros negros son singularidades, soluciones a las ecuaciones de campo de Einstein que “colapsan” y sobre las que, por tanto, no sabemos “nada”. La respuesta a tu pregunta ¿Cómo se pueden fusionar dos singularidades espacio — temporales que al fin y al cabo son los dos agujeros negros? se mantiene por tanto: porque la peculiaridad de estas singularidades son su gigantesca masa que produce una distorsión en el espacio-tiempo que se puede analizar por el comportamiento (esencialmente las trayectorias) de los cuerpos de “la zona”. Si entiendes que dos estrellas de neutrones orbiten una respecto a la otra, debes entender que pueda pasar lo mismo con objetos todavía más masivos (y más pequeños), incluso aunque no entiendas que es una singularidad (nadie lo “entiende”).

          Efectivamente, no es importante como simple test de la Relatividad General, lo es por otras cosas. Intuitivamente lo puedes ver de esta manera: no es que se esté chequeando la Relatividad General en su régimen ordinario, es que estás analizando el funcionamiento de la Relatividad en los procesos más violentos del universo. De ahí la emoción de la comunidad científica con los resultados de esta tarde, si se confirman implicarán casi seguro el Premio Nobel de Física 2016 a los responsables del experimento, Kip Thorne (si, el de Interestellar) y Ronald Drever del Caltech, y a Rainer Weiss del MIT.

          Lo del tránsito de Mercurio lo cuento en la entrada, fue el propio Einstein el que comprobó que su nueva teoría desfacía el entuerto, y que por tanto la Gravitación de Newton estaba mal y quedaba falsada.

          No, a éste nivel (fronteras de la física) “trivialidades” como el problema inverso no juegan ningún papel relevante, la Relatividad está requetestada, y casos como el de Hulse y Taylor que comento en la entrada dan fe de ello.

      • Eclectikus 15:49 on 11/02/2016 Permalink | Reply

        Mira Titus, la explicación en vídeo:

    • Titus Amatius Paulus 13:42 on 11/02/2016 Permalink | Reply

      Gracias Ecklecticus por la respuesta 😉

  • Eclectikus 17:55 on 17/04/2014 Permalink | Reply
    Tags: , ,   

    Ondas gravitacionales primordiales y universo inflacionario. 

    Ayer se confirmaba un rumor que llevaba algunos días resonando por todos los blogs relacionados con la Física Teórica, la Cosmología y la Física de Partículas: había sido hallada por primera vez señal de ondas gravitacionales primordiales que confirmaban el modelo de inflación cósmica del Big Bang. Antes de repasar los crípticos conceptos engarzados en la sentencia anterior, dejadme que os diga que en el caso de que se validen estos datos (i.e. sean confirmados por equipos independientes) estaríamos ante un descubrimiento tan importante como el hallazgo del bosón de Higgs hace casi dos años, y tiene todas las características para convertirse en premio Nobel de Física súbito.

    El BICEP2 (en primer plano) y el South Pole Telescope. Crédito: Steffen Richter (Harvard University)

    El BICEP2 (en primer plano) y el South Pole Telescope. Crédito: Steffen Richter (Harvard University)

    Veamos entonces, en modo sintético (y por tanto incompleto), algunos de los conceptos más importantes para valorar esta noticia en el contexto de la Física moderna. Si tras leer la entrada vuelves a leer la sentencia inicial y tienes la sensación de que la entiendes mejor, daré mi trabajo por válido, de lo contrario la culpa no será tuya sino mía (así funciona la divulgación).

    Ondas gravitacionales (wiki): son una consecuencia inmediata de la Teoría de la Relatividad General de Albert Einstein, y se pueden describir como una perturbación gravitacional que se propaga por el universo a la velocidad de la luz. Una imagen visual que se utiliza a menudo es considerarlas como una especie de ondulación que se propaga por el espacio-tiempo y que afecta a todos los objetos de una manera adicional e independiente de su equilibrio inicial (libres de fuerzas externas). Son muy difíciles de detectar debido a que surgen de fenómenos muy energéticos (campos gravitatorios extremos) que impliquen una aceleración en objetos no simétricos, los cuales se producen en zonas muy alejadas del universo (o de hace muchísimo tiempo, que viene a ser lo mismo), siendo su intensidad -inversamente proporcional a la distancia- minúscula en la Tierra.

    Evidencias indirectas de la generación de ondas gravitacionales se han producido en varias ocasiones en los últimos 40 años, siendo la más conocida la debida al análisis del sistema binario Hulse–Taylor (PSR B1913+16), que les valió el Nobel de Física de 1993 a ambos astrofísicos (estudiante de doctorado y tutor en el momento del descubrimiento en 1974). Más recientemente otro sistema binario (PSR J0348+0432) cuya degeneración gravitatoria (variaciones en la rotación del sistema estrella de neutrones – enana blanca) está unívocamente relacionada con la emisión de ondas gravitacionales, confirmaba una vez más la precisión de las predicciones de la Relatividad de Einstein.

    Inflación Cósmica (wiki): es un marco teórico que pretende dar solución al problema del horizonte, es decir a la contradicción entre la uniformidad del universo observable (a gran escala) y la imposibilidad de que zonas alejadas entre sí pudieran haberse influido mutuamente (tener la misma temperatura, las mismas constantes físicas…). Si consideramos el principio de causalidad como inviolable, no parece lógico pensar que zonas muy distantes (que jamás han estado “en contacto”) hayan evolucionado exactamente de la misma manera a partir de la caliente sopa cuántica que debió existir en los primeros instantes del Big Bang, es decir durante el mismísimo “bang”, cuando todas las partículas e interacciones, incluida la gravedad, convivían a muy altas temperaturas (energías) hasta que en algún momento, alrededor de 380000 años después de la explosión, con un universo expandiéndose y enfriándose, se produjo el desacoplamiento (la capacidad de interacción) entre fotones y partículas masivas, permitiendo a la radiación electromagnética (fotones) propagarse durante miles de millones de años. A medida que el universo ha ido expandiéndose la longitud de onda ha ido aumentando hasta el punto de que en la actualidad caen en su práctica totalidad en el rango de las microondas, y es por lo que a esa radiación se la conoce como radiación de fondo de microondas.

    En otras palabras, en un universo primigenio de tan solo 300000 años, puntos separados por distancias superiores a los 300000 años-luz, jamás podrían haber estado en contacto y por tanto, según el principio de causalidad mencionado arriba, resultaría extravagante pensar que pudieran tener propiedades físicas similares (específicamente temperatura). Sin embargo el análisis de la radiación de fondo nos habla de un universo esencialmente homogéneo a gran escala, con una temperatura prácticamente constante de 2.726 K.

    El modelo propuesto para salvar esta contradicción fue ideado en un principio por Alan Guth en 1981 y perfeccionado por Andrei Linde al año siguiente, y son desde ya, salvo sorpresa, mis candidatos para el premio nobel de Física 2014. Su postulado fundamental se basa en una gigantesca expansión en los instantes iniciales del Big Bang (desde los 10−36 segundos hasta los 10−32, es decir un lapso en el orden de los 10−33 segundos, o una milésima de millonésima de millonésima de millonésima de millonésima de millonésima de segundo) la denominada época inflacionaria, durante la cual el Universo se expandiría desde una superficie del tamaño de una pantalla de ordenador hasta practicamente las monstruosas dimensiones actuales (ver la entrada Inflation el blog de Matt Strassler).

    Esto llevaría a una aparente violación de la Teoría de la Relatividad (puntos alejándose a velocidades mayores que la velocidad de la luz), que en realidad no es tal (son puntos que se alejan entre sí, no que viajan a velocidades mayores que la luz), y que por contra explicaría porque puntos más allá del horizonte de sucesos, mantienen las mismas propiedades en todo el universo.

    En realidad existen anisotropías, dudo que nadie haya conseguido sustraerse de gráficos como este de la sonda WMAP:

    Anisotropías en la radiación de fondo de microondas

    Anisotropías en la radiación de fondo de microondas

    pero resultan que éstas encajan perfectamente en los cálculos del modelo inflacionario.

    Fluctuaciones primordiales (wiki): las condiciones físicas de estos primeros instantes eran las de un universo muy caliente, en el que se producían una serie de fluctuaciones cuánticas que permitían la creación (y aniquilación) de pares de partículas y anti-partículas, y que en última instancia son las responsables de las irregularidades (anisotropías) observadas en la estructura actual del universo (y su radiación de fondo de microondas).

    B- modes (wiki): La radiación de fondo de microondas presenta dos tipos de polarización, los E-Modes y los B-Modes relacionados físico-matemáticamente con el campo eléctrico (E) los primeros y con el campo magnético (B) los segundos. La polarización en modo B se puede producir por dos mecanismos, o bien por efectos de lente gravitatoria (como fue el caso de los detectados el año pasado con el South Pole Telescope), o provenientes precisamente de la época inflacionaria. La clave para distinguir entre uno u otro mecanismo está en el desarrollo multipolar y el análisis de los términos para las detecciones producidas, de tal manera que los valores en torno a l = 90 se corresponderían con los B-modes primigenios:

    Espectro de modos-B observado (puntos negros) y predicción teórica (lineas rojas intermitentes)

    Espectro de modos-B observado (puntos negros) y predicción teórica (lineas rojas intermitentes)

    lo que supone la smoking gun de la emisión de ondas gravitacionales durante la época inflacionaria, y por tanto la evidencia de la detección de ondas gravitacionales primordiales.

    Soy consciente de que este último punto necesita un desarrollo mayor, en el que no se pueden evitar las matemáticas, para aquellos lectores interesados en profundizar en los B-modes, les recomiendo se den una vuelta por esta entrada de Lubos Motl, y por algunos de los enlaces que cita, incluidos (o empezando por) las entradas del Blog de la Mula Francis.

    ¿Y por qué resulta todo esto tan importante?

    • Porque confirma una teoría de la que había múltiples evidencias pero no validación experimental.
    • Porque abre una ventana en el rango de energía de gran unificación, 1016 GeV (inalcanzable en el mayor acelerador de partículas actual, el LHC que está trabajando en el orden de los 10000 GeV, 12 órdenes de magnitud por debajo) solo dos órdenes de magnitud por debajo de la escala de Planck, a la cual la gravedad es comparable al resto de las fuerzas y un hito hacia el estudio experimental de la gravedad cuántica, más allá de especulaciones.
    • Porque las ondas gravitacionales primordiales son de origen intrínsecamente cuánticas, por lo cual suponen la primera evidencia experimental de la cuantificación del campo gravitatorio.
    • Porque significan una purga que descarta y promueve teorías, modelos y propuestas dentro y fuera de la propia cosmología inflacionista. Precisamente Lubos Motl ha publicado una entrada con los vencedores y vencidos de la eventual confirmación de estos datos: BICEP2: some winners and losers.
    • Porque aunque no confirma la Teoría de Cuerdas (ninguna de ellas), tampoco la descarta quedando intacta como único modelo serio de unificación de las fuerzas fundamentales que tiene buena pinta.

    Adicionalmente, aunque ya esto son cosas mías, es una prueba más de como funciona la Ciencia de verdad, en contraste con seudociencias como el Alarmismo climático. No hay color.

    Y por último, y también es cosa mía, no os perdáis el momento en que el profesor Chao-Lin Kuo sorprende al profesor Andrei Linde con la noticia de que su teoría se ha visto confirmada con una certeza de 5 sigmas (equivalente a una posibilidad de error en 2 millones), y que publiqué ayer en Science is Beauty en cuanto salió la noticia (y el vídeo). Por cierto el blog es finalista en los bloggies para mejor blog educativo en 2014 (premio que ya ganó en 2013), así que si alguien lo tiene a bien, no tiene más que votar por él aquí.

     
  • Eclectikus 16:31 on 25/01/2013 Permalink | Reply
    Tags: , , , ,   

    Apocalipsis climática vs. apocalipsis por colisión de asteroide. 

    Una analogía que surge de tanto en cuanto en el debate del Clima (o más apropiadamente, sobre su modulación antrópica), es su comparación con el evento de la detección de un asteroide que pudiera colisionar con nuestro planeta, y que tenga la suficiente entidad como para provocar una gran extinción. El seudo-argumento proviene de identificar a los escépticos del presunto consenso del AGW, con unos escépticos imaginarios ante un previsible consenso en cuanto al impacto del meteorito (aquí un ejemplo reciente de la tontería). Por supuesto, como veremos, no es más que una argumentación falaz.

    Claro que hablar de falacias lógicas no deja de ser una redundancia cuando nos referimos al Calentamiento Global Antropogénico, en el sentido de que toda la Climatología Alarmista se basa en una gigantesca falacia ad verecundiam (o de autoridad) en su apelación al consenso de los científicos, con tropezones de otras falacias menores: ad hominem -al llamar negacionistas a los que no tragamos sin entrar en los argumentos; hombre de paja -cuando se identifica al escepticismo hacia el Calentamiento Global con una voluntad de dañar el Medio Ambiente; falacias ad nauseam, ad baculum, etc… En general todo un repertorio de lógica basura que tiene su origen en la falta de adecuación de la Climatología Alarmista (y sus predicciones) al Método Científico, estrella de la corona de la evolución intelectual del ser humano -que por cierto se basta y se sobra tanto para determinar la validez de una determinada teoría, como para definir su ámbito de aplicación y bajo qué intervalos de confianza.

    Asteroide de 10 Km impactando con la Tierra

    Como decía, en ocasiones se traza un paralelismo entre la pasividad y escepticismo ante un presunto cataclismo climático provocado por las emisiones de CO2 de origen antrópico, y la actitud que eventualmente se produciría ante el anuncio de una futura colisión de un asteroide con la Tierra. En el primer caso se anuncia que las emisiones humanas de gases de efecto invernadero (inferior al 0.3% del total) causarán una hecatombe de proporciones bíblicas durante este mismo siglo. En el segundo caso se anunciaría una fecha precisa en el que determinado cuerpo puede impactar con la Tierra, junto con su tamaño, órbita y probabilidad del suceso.

    Sobre las crecientes dudas sobre el cataclismo climático, su pésima adecuación al método científico (por no existir ni validación empírica ni criterio de falsabilidad), y su aún peor praxis, ya se da cumplida (y magistral) cuenta aquí mismo en Desde el Exilio, no es necesario ir más lejos. Veamos algo de la Ciencia que hay detrás del otro posible cataclismo.

    PlanetesimalesLos asteroides son restos de la nebulosa protosolar que dio origen al Sistema Solar que conocemos. Según la teoría más comúnmente aceptada se tratan de planetesimales que no alcanzaron el suficiente tamaño (i.e. campo gravitatorio) para ser considerados planetas, pero con la suficiente entidad para haber mantenido su tamaño sin desintegrarse por sucesivos choques con otros cuerpos similares y que por tanto se mantienen del mismo tamaño y en la misma órbita hoy que hace 4600 millones de años, momento en el que probablemente se produjo el colapso nebular. Todos giran en el mismo sentido que los planetas, y la mayoría de ellos se concentra en un cinturón de asteroides situado entre las órbitas de Marte y Júpiter, quedando el resto dividido en dos grupos que comparten órbita con Júpiter (de ahí que sean conocidos como asteroides troyanos).

    Distribución de asteroides en el Sistema SolarEl cálculo de la órbita de un asteroide así como los modelos que describen la posición y velocidad de los diferentes elementos que orbitan en torno al Sol, son un problema conocido y encauzado desde hace más de dos siglos según diferentes trabajos de Joseph-Louis de Lagrange (1736-1813), Pierre-Simon Laplace (1749-1827) y Carl Friedrich Gauss (1777-1855), basándose en las Leyes de Kepler (1609), en los métodos matemáticos desarrollados fundamentalmente por Newton y Leibniz en el siglo XVIII, así como en elementos de Trigonometría, Álgebra y Geometría Euclídea ampliamente conocidos desde tiempos de la Grecia Clásica. Esto no quiere decir que por clásico el problema sea sencillo, se trata en esencia del famoso Problema de los tres Cuerpos, que sólo puede ser resuelto de manera aproximada en base a una serie de simplificaciones, y que de hecho es un ejemplo paradigmático de caos determinista (imposibilidad de definir la evolución de un sistema determinista, debido a las grandes divergencias en las soluciones provocadas por pequeñas variaciones o incertidumbres en las condiciones iniciales).

    Por ejemplo Gauss desarrolló un método que calculaba con gran precisión la órbita de Ceres, cuerpo descubierto por el monje Italiano Giuseppe Piazzi en 1801 que hoy está clasificado como planeta enano, y que se resistía a responder a las soluciones planteadas a partir de la obra cumbre de Laplace en Astronomía: Mechanique Celeste. El método propuesto calculaba la trayectoria de Ceres a partir de tan solo tres observaciones, y fue capaz de predecir exitosamente la posición en un determinado momento -lo cual por cierto encumbró al jovencísimo Carl Friedrich Gauss al Olimpo de la Astronomía mundial, prolegómeno para el que terminaría convirtiéndose en uno de los científicos más prolíficos, innovadores y multidisciplinares de la Historia de la Ciencia (rara es la rama de la Ciencia en la que no haya al menos una ley, teorema, método o modelo de Gauss). Un resumen ilustrado se puede encontrar en este artículo, y de una manera más extensa se puede consultar en este pdf.

    Hoy están indexadas las órbitas de todos los asteroides potencialmente peligrosos, y pueden ser consultadas una por una en esta página de la NASA.

    La probabilidad de ocurrencia de un suceso de colisión con nuestro planeta es una variable esencial a la hora de planificar salvaguardias y dedicar recursos al asunto. Dado que es imposible calcular de manera exacta la trayectoria que sigue un asteroide se ha de recurrir a la Estadística. La probabilidad se puede inferir por métodos observacionales (a partir de la distribución de cráteres en la luna se puede estimar la frecuencia de impactos) o por estimaciones teóricas a partir de modelos numéricos, obteniéndose los siguientes valores (fuente):

    Diámetro Frecuencia de impacto
    d > 10 Km -> cada 50 millones de años
    1 Km < d < 10 Km -> cada 500.000 años
    100 m < d < 1 Km -> cada 5.000 años
    30 m < d < 100 m -> cada 500 años

    ·

    Es interesante también repasar los eventos de colisión que han acontecido en la Tierra, y que son atribuidos fehacientemente al impacto de un asteroide (lista, mapa). Alguno de ellos sabemos que han sido esenciales en la historia geológica del planeta, y unos pocos además son sospechosos habituales -bien como agente único, bien como cooperador necesario- de alguna de las extinciones masivas que ha sufrido este planeta y que supusieron una verdadera hecatombe biológica.

    La magnitud de la catástrofe que produciría la colisión de un asteroide depende de diversos factores: tamaño y densidad del objeto, ángulo, velocidad y lugar del impacto. La Universidad Purdue tiene una bonita página en la que se pueden ensayar los diferentes tipos de impacto y ver al instante los efectos locales que se producirían. Y si quieres profundizar, en este paper te explican los entresijos.

    Se utilizan principalmente dos escalas para medir el impacto: la escala de Turín para sucesos en un horizonte de 100 años, que gradúa el peligro entre 0 y 10 en función de las probabilidades de impacto combinadas con la Energía Cinética del asteroide (función de la masa y de la velocidad al cuadrado); y la escala de Palermo que es una escala logarítmica del riesgo relativo de impacto (cociente entre la probabilidad de impacto del evento en cuestión y la probabilidad de impacto en el intervalo dado).

    La buena noticia es que en la actualidad no hay ningún asteroide que suponga una amenaza para el planeta. En la tabla centinela de la NASA solo hay un asteroide con valor distinto de cero (un miserable 1) en la escala de Turín: el 2007 VK184, un asteroide de 130 metros con una probabilidad  de 1 entre 3130 de impactar con la Tierra en Junio de 2048.

    La mala noticia es que en cualquier momento puede aparecer un asteroide desconocido que suponga una seria amenaza de colisión, o que las correcciones aplicadas a alguno de los ya conocidos lo hagan subir dramáticamente en las escalas de riesgo. C’est la vie.

    Recapitulando, tenemos dos posibles escenarios de extinción masiva, el Calentamiento Global Apocalíptico y el impacto de un Asteroide. En el primero de ellos ya estamos inmersos según la religión ecologista. A continuación una lista de las características que tendría el anuncio por parte de la comunidad científica del segundo escenario:

    • Los mecanismos que intervienen en un acontecimiento de este tipo son perfectamente conocidos y dependientes de unas variables bien definidas y con poco recorrido para la sorpresa.
    • Si el escepticismo viniera del cálculo de la órbita, los escépticos tendrían que vérselas con un conocimiento acumulado de siglos, validado empíricamente no solo por observaciones directas, si no también por su exitosa aplicación en diversos campos ajenos a la propia astronomía.
    • Más allá de la resolución instrumental, las fuentes de incertidumbre para pronosticar exactamente la certeza de la catástrofe provienen de dos factores conocidos y relativamente controlables: la imposibilidad de conocer la trayectoria exacta del asteroide, y la dificultad en estimar su tamaño y densidad. Ambos factores de error se van atenuando paulatinamente según van aumentando el número de observaciones y/o la cercanía del objeto.
    • La fecha del apocalipsis sería conocida probablemente con años de antelación. Esto permitiría tanto a científicos como a astrónomos aficionados cotejar las diferentes variables en juego.
    • No hay implicaciones políticas (no se puede culpabilizar a nadie) en la caída de un asteroide. Quizá por eso cuando una asteroide potencialmente peligroso es descartado, se descarta y punto. Tenemos un ejemplo reciente de esto con el asteroide (99942) Apofis, récord de peligrosidad en la escala de Palermo para un posible impacto en 2036, que se ha caído de la lista tras su última visita a primeros de este año, una vez efectuadas las consiguientes correcciones.

    A la luz de lo expuesto queda para el lector la comparación entre ambos casos.

    Corolario

    Vivimos en un insignificante planeta que pertenece a un sistema solar insignificante situado en la Vía Láctea, una de las cuarenta galaxias de su Grupo Local, que a su vez se encuadra en el Supercúmulo de Virgo, uno más entre los 10 millones de supercúmulos que se cree existen en el Universo conocido. Lo que suceda o deje de suceder en este rincón del Universo es esencialmente irrelevante para la evolución de éste, sea cual sea.

    Desde su origen hace 4600 millones de años, la historia de este planeta ha estado plagada de sucesos críticos tanto terrestres como extraterrestres, miles de especies han dejado de existir mientras que otras han surgido por diferentes mecanismos evolutivos. Está en la propia dinámica del planeta.

    Las posibilidades de un cataclismo que acabe con un porcentaje alto de las formas de vida actuales, o las arrase por completo, no son despreciables pero disminuyen si consideras que eso pueda pasar en este mismo siglo o incluso milenio. Entre los eventos que sabemos que pueden suceder, porque ya han sucedido o porque suceden periódicamente, están un cambio dramático del Clima terrestre, y una caída de un asteroide suficientemente peligroso. En el primer caso estamos ciertamente lejos de comprender los mecanismos que modulan los múltiples factores que definen el clima, y aún más lejos de determinar el papel de los recién llegados humanos en él. En el segundo conocemos tanto los mecanismos, como las limitaciones implícitas.

    En ambos casos carecemos de una solución para evitar las consecuencias. En el caso del Clima malamente vamos a plantear unas salvaguardas si ni siquiera somos capaces de entender el papel de muchos de los factores implicados, y todo lo que tenemos son unos modelos que más o menos reconocidamente, no funcionan.  En el segundo caso hay varias soluciones que podrían funcionar dependiendo del tamaño del asteroide y de la distancia temporal al suceso.

    En uno y otro caso las claves para sortear estos peligros son la Ciencia y la Tecnología, ligadas íntimamente al progreso económico y social, que a su vez depende de que los recursos energéticos del planeta sean utilizados de una manera racional y pragmática. Justo la dirección contraria a la propuesta por las diferentes corrientes “ecologistas” con su culto a la Pachamama y otras mitologías derivadas, víctimas de la mala ciencia y la mucha propaganda.

    Por todo ello, si en alguna ocasión utilizan la metáfora del asteroide para desacreditar el escepticismo sobre el consenso del apocalipsis climático, la primera opción es utilizar algunos de los argumentos que aquí se han expuesto. Muy probablemente no servirá de nada, pero por nosotros que no quede, siempre tendremos la otra opción: mandarles a esparragar.

     
    • viejecita 20:14 on 25/01/2013 Permalink | Reply

      ¡Que gozada de comentario, este de hoy !
      He leído tu texto, y lo del enlace de la Wikipedia sobre las diferentes soluciones posibles para evitar el impacto de un asteroide grande. Estoy fascinada, y voy a volver, para entender bien lo de las soluciones indirectas. Y voy también a meterme en todos los diferentes enlaces, ahora, cuando lea tu texto más despacio, por segunda vez.
      Pero me parece un desastre, que en este momento el énfasis en lo del no suficientemente probado peligro por el calentamiento global antropogénico de las narices esté haciendo que se recorte en programas espaciales, y en tecnología. Que deberíamos seguir intentando formas de emigrar a otras galaxias. Ya sé que yo nunca iba a poder viajar a Alfa Centauro, pero me haría ilusión poder soñar con que los nietos de mis nietos sí lo pudieran hacer. Que se consiguiera viajar a la velocidad de la luz. O más deprisa todavía…( ¿ no decían algo así con lo del bosón famoso ? )
      Bueno, me voy a cenar, y luego vuelvo otro poco
      Pero gracias por el hilo, que es genial.

      PS No tienes nada puesto de lado, en SisB, para que te voten en lo de los bloggies, y se termina el domingo la primera votación

      • Eclectikus 20:32 on 25/01/2013 Permalink | Reply

        Gracias V. Este artículo lo publiqué el otro día en DEE y se me pasó publicarlo aquí. Me alegro de que te haya gustado 😉 es para leerlo tranquilamente, y para los interesados, bucear en los enlaces.

        Gracias por recordarme lo del concurso, prepararé otro post para captar votos a ver si cuela.

  • Eclectikus 14:02 on 19/07/2011 Permalink | Reply
    Tags: ,   

    Astronomía amateur, telescopios reflectores. (II) 

    Sí ya has leído y comprendido la base de los telescopios de refracción que tratamos en la primera parte de esta serie sobre la Astronomía amateur, ahora toca leer y comprender este otro tipo de telescopio, que es también muy usado por los aficionados. Así que paciencia y manos a la obra.

    Telescopios Reflectores

    Si los telescopios refractores aprovechan la refracción de la luz por medio de lentes, los telescopios reflectores aprovechan la reflexión de la luz mediante espejos, es de cajón. La reflexión de las ondas es un fenómeno bien conocido en distintos campos de la Física, no sólo en la óptica (v.g. el sonido -acústica física, geofísica…-, oleaje, radar…) y consiste en que parte o gran parte de la energía de una onda puede ser reflejada por determinados objetos dependiendo de la naturaleza de estos. En los telescopios reflectores se utilizan espejos concavos (espejo primario) que reflejan la luz sobre otro espejo plano (espejo secundario) que a su vez refleja la luz sobre un ocular. Tal que así:

    Este sería el montaje más sencillo, y se lo debemos al genial y no siempre bien ponderado Sir Isaac Newton, padre y madre de la toda la Física moderna y de su utillaje matemático (y por tanto de la Ciencia moderna en general), eso sí, apoyado en las espaldas de otros gigantes anteriores (*), como el mismo reconocía en una carta dirigida a su adversario Robert Hooke no exenta de mala hostia (Hooke era un hombre pequeñín).

    Salvando las mejoras que se han producido en la construcción de los espejos y de las lentes oculares, este modelo de telescopio se sigue (y se seguirá) vendiendo como churros porque cubren perfectamente la gama baja y media de la Astronomía amateur. Y de hecho el aspecto de los modelos actuales no es muy diferente de la réplica del modelo que Newton presentó a la Royal Society (de Londres para el Avance de la Ciencia Natural) y que a la postre le valió su ingreso en la institución que más tarde presidiría.


    Por razones distintas a los refractores, la principal característica de un reflector es su apertura. Si en los refractores vimos que la apertura era proporcional a la magnificación (y a la distancia focal), en los reflectores la cantidad de luz recogida por el espejo primario, es por razones evidentes función de la apertura (a mayor apertura mayor superficie del espejo y mayor será la cantidad de luz recogida) y por tanto a mayor apertura, más resolución nos proporcionará el instrumento, con la peculiaridad de que aquí no necesariamente una mayor apertura repercutirá en una mayor distancia focal (depende de la curvatura del espejo) y por tanto un mayor tamaño del aparato en sí.

    Ventajas e inconvenientes

    Como no podía ser de otra manera, este tipo de telescopio, como todos, tiene a la vez ventajas e inconvenientes, he aquí una lista ordenada de ellos:

    1  Sencillez.- Sencillo de manejar y de transportar (es más ligero y pequeño que un refractor) por tanto se presta más a la astronomía itinerante.

     Elimina la aberración cromática.- Al utilizar espejos en vez lentes desaparece este efecto de raíz: todas las longitudes de onda/frecuencias/colores son reflejados de la misma manera (a la misma distancia focal) y la imagen no necesita de ninguna corrección como sucedía en los refractores.

     Precio.- En el rango de aficionado, pongamos hasta los 1000 € (hasta 180 cm. de apertura), puedes obtener una calidad y una variedad de objetos que puedes visualizar con una nitidez muy parecida a la ofrecida al mismo rango de precios (y aperturas) de un refractor o incluso superior. Por ello si tu factor esencial es el coste lo mejor es que cotejes las otras ventajas e inconvenientes para ver cual te cuadra mejor.

     Necesita mantenimiento.- ¿Ventaja o inconveniente? Pues depende de lo vago que seas. El hecho es que la lente de un refractor es para toda la vida y no necesita más que le pases un paño de vez en cuando para limpiar el polvo. Pero los espejos de un reflector deben estar en su posición exacta para que el funcionamiento sea correcto, máxime si lo mueves mucho. Por ello de tanto en cuanto necesitas calibrarlo, que en este caso se dice que necesitas someterlo a un proceso de colimación.

     Picos de difracción.- La difracción de ondas se produce cuando las ondas encuentra un obstáculo y se dispersan en diferentes direcciones. Como se da la circunstancia que el espejo secundario no levita dentro del telescopio y está sujeto a el por normalmente cuatro enganches, estos mismos enganches son un obstáculo para la luz y producen estos picos de difracción. No lo pongo como inconveniente del todo porque  el efecto que produce puede ser incluso bonito y a nivel aficionado, lo que se busca es la belleza, y nadie puede decir que este efecto no produce belleza:

    6  No aptos para observación terrestre.- No, debido al montaje mediante espejos de este modelo, en el ocular aparecerá una imagen invertida, lo cual es un serio inconveniente para la observación terrestre, y no importa para la observación astronómica donde la orientación es arbitraria: ver una estrella invertida no es un defecto significativo en el espacio, o en otras palabras no hay arriba y abajo.

     Coma.- El uso de espejos parabólicos implica este tipo de aberración óptica que consiste en que la luz que no proviene del eje focal se refleja a puntos distintos del foco, produciendo que los objetos esféricos parezcan una especie de coma (o cometa):

    8  Astigmatismo.- Se produce cuando la luz que se propaga en planos verticales se enfocan en distintos puntos:

    Y estos son los principales ventajas y defectos que presentan los telescopios reflectores entre los que se incluye este montaje newtoniano, en el que nos hemos centrado por ser uno de los más extendidos en la astronomía amateur. Hay otros modelos pero hablaremos de ellos en otra entrada veraniega.

    De momento vamos ha seguir centrados en la astronomía para aficionados, así que la siguiente entrada la dedicaremos a otro modelo que pertenece a este rango, y que se puede considerar una mezcla de los dos modelos explicados hasta el momento: Astronomía amateur, telescopios catadióptricos. (III)

    Eso sí, si no puedes esperar más a comprar tu telescopio, no olvides visitar la tienda de No Me Seas Progre, en la que ya dispones de unos cuantos modelos para elegir:

     
    • epiro 14:54 on 19/07/2011 Permalink | Reply

      No sabía que yo era tan ignorante en lo que respecta a los telescopios.

    • viejecita 16:38 on 19/07/2011 Permalink | Reply

      Ya estoy de vuelta. Anoche estaba fatal, pero por lo menos pude leer.
      Me apetece mucho más uno de estos telescopios gorditos de espejos, que uno de los largos.
      Pero respecto a lo que dices : necesitas someterlo a un proceso de colimación .
      ¿Eso lo podría hacer yo misma en casa? ( Soy muy manitas y me encanta montar y desmontar cosas, pero necesito que haya guías con explicaciones paso por paso ¿las hay? ). La otra cosa que necesito es que una vez que he conseguido enfocar a Venus, por ejemplo, que es de lo más fácil, no se me vaya del objetivo, sino que el propio telescopio la siga…

      Que estoy deprimidísima, porque me fui con tos, me he pasado la visita tosiendo, y mi marido todavía peor que yo, y mi pobre hijo, que nos quería pasear por todos lados, nos ha visto metidos en casa, y estaba chafadísimo. Y ahora, he vuelto más bien con bronquitis… Los dichosos aires acondicionados de los aviones, porque lo que es en Luxemburgo, una delicia, 18-20 grados, lluvia…

      El caso es que necesito darme un capricho.
      ¡Menos mal que lo de Feinman está todavía por llegar! ( Por cierto que ya que estábamos metidos en casa, me he dedicado a leer los Feinmans de mi hijo… )

      • eclectikus 17:07 on 19/07/2011 Permalink | Reply

        Bienvenida Viejecita, lástima de tos y bronquitis… con lo desagradable que es con el calorazo… y menos mal que hoy ha bajado un poco.

        Nah, colimar es muy fácil, es simplemente ajustar los espejos para que estén en su sitio… De todas maneras aquí tienes una pequeña guía para que eches un ojo

        Si vienes con el capricho no me da tiempo a preparar la tercera parte de los catadriópticos (y el de Schmidt-Cassegrain que es de los más populares) que son los mejores (y los más caros). Que se le va a hacer 😉

        Pero una cosa que te recomiendo es que sea computerizado (en todos los modelos los hay) que te va a permitir conectarlo al ordenador y enfocar automáticamente objetos que están en la base de datos (una vez calibrado).

        Por cierto ¿Que tal Feynman, te mola…? Yo me compré también en amazon (en la tienda de SisB) “The Road to Reality, a complete guide to the laws of the Universe” de Roger Penrose, y me está encantando. Los 16 primeros capítulos los dedica a las matemáticas y está muy bien hilvanado. Me ha arrancado de “La Rebelión de Atlas” que me estaba encantando… así que tengo atasco de lecturas 😉

        • viejecita 17:57 on 19/07/2011 Permalink

          Ecléctikus
          He visto la guía para colimar que has puesto arriba y tiene una pinta fabulosa. Es un atractivo más en favor del telescopio tipo II.

          Pero no me pasa nada por esperar un par de días a ver los del tipo III. Desde luego, lo compraré computerizado, aunque yo no sé hacer bases de datos, pero mi chico sí que sabe,( es de lo que más le divierte ), y ya la hará él cuando venga a vernos.

          No pienso meterme en tu tienda hasta haber visto los del tipo III, puesto que se ve que a ti son los que mejor te parecen, pero estos, sobre todo con lo de la colimación, me parecen apetitosísimos. Y me alegro de que tampoco sean los más caros. Aunque tendré que comprar un colimador, y todas las llaves allen y destornilladores apropiados. ( Tengo las herramientas seleccionadas para cada máquina que poseo, en un contenedorcito especial, porque no me gusta ir a desenroscar , o a apretar algo, y encontrarme que justo esa herramienta está usándose para otra cosa, en el garaje, y tener que usar lo que no corresponde -- ya he dicho que soy aspergeriana- ) . Así que, si lo pones todo en tu tienda, también te haré más gasto.

          Por el momento, lo que he leído de Feinman me ha gustado. A ver cuando me lleguen sus “Lectures”. Estos días, además he leído un libro precioso, de Glen Duncan “The Last Werewolf”. Pero no me atrevería a recomendarlo, porque es super romántico, y me parece que no os iba a gustar a nadie.
          Es la historia, en un futuro muy cercano, de un Hombre Lobo, que sabe que es el último que queda, y que en la próxima luna llena le van a matar, y que se termina su especie…
          Y en cuanto termine otra cosa que tengo a medias, empiezo con el del Atlas… Lo del Kindle, es una gozada. Porque con una tabletita de nada, tengo todo Trollope, todo Dickens, etc etc, para desengrasar, y no me llego a aburrir de nada.

        • eclectikus 19:01 on 19/07/2011 Permalink

          Bueno, lo de los precios es un poco relativo y dependiendo de tus preferencias y para qué lo quieras utilizar, encontrarás toda la gama de precios (dependiendo del tipo de telescopio, apertura, óptica utilizada…) en cada tipo de telescopio. Mi telescopio por ejemplo era (lo regalé cuando volví a Madrid desde la sierra) un refractor computerizado de marca Celestron y pase muy buenos ratos especialmente viendo el Sol (y sus manchas solares) y la Luna, pero también observando las montañas y demás.

          El asunto es que el tema es complicado y cuando me puse a escribir estas entradas, que en principio iba a ir concentrada en una sola, me di cuenta de que para que fuera realmente informativa en vez de sólo pesada, había que dividirla en cachos… primero pensé que tres serían suficientes (uno para cada tipo más común de telescopio) pero creo que al final va a haber alguna más porque para que quede completo no se puede dejar de hablar de oculares, colimación de espejos, métodos de observación, construcción de microscopios, recursos en Internet… Así que al final se va a convertir en una sección más de No Me Seas Progre… que nunca está de más 😉

          El caso, para que no se aburra nadie… aquí dejo algunos enlaces interesantes sobre este tema:

          Society for Popular Astronomy (-->>)

          Guía de compra de un telescopio (Buy a Telescope)
          The Center for Computational Heliophysics in Hawaii ( -->>)

          Astronomy.com

          Sección en Science is Beauty sobre Astronomía

          En fin hay mucho más, pero sirva esto como piscolabis 😉

    • Cathlyn Schizo 18:44 on 19/07/2011 Permalink | Reply

      Pues, Eclectikus, desde el punto de vista de la calidad de la imagen, prescindiendo de otras consideraciones, a mí no me ha quedado muy claro si es mejor éste o el anterior. Después de ver esta entrada de SisB me quedo dudando todavía más.

      Viejecita, vaya desastre de viaje, ¡pobre!. La verdad es que vuelves con una carrerilla que cualquiera diría que estás malita 😉

      • viejecita 19:41 on 19/07/2011 Permalink | Reply

        Cathlyn
        He estado con mi chico pequeño. En su casa. Con eso sólo, me parece mi viaje un viaje estupendo.
        ¡Madres !

      • eclectikus 20:08 on 19/07/2011 Permalink | Reply

        NOTA: Estoy liado y escribo de memoria sin consultar, osea que perdón por las imprecisiones que serán subsanadas en cuanto pueda

        La calidad de la imagen es parecida, quizá se consiga más nitidez en los refractores especialmente para ver los planetas o la luna. Esto siempre en función de la apertura, en general necesitas más apertura en los reflectores para obtener la misma calidad que los refractores, pero se compensa por el precio.

        De todas maneras no merece la pena a este nivel preocuparse por los errores intrínsecos a las ópticas utilizadas porque son intrínsecos y si me apuras menores que otros tipos de distorsiones inducidas como la calidad ambiental, turbulencias atmosféricas, polución lumínica, etc…

        La aberración esférica en refractores es despreciable porque a largas distancias focales se minimiza el problema: la diferencia entre las diferentes distancias focales es mínima, tiene su explicación desde el punto de vista de la óptica geométrica, pero es más fácil que eso: coge la imagen del punto cinco donde se habla de la aberración esférica y estírala como un chicle por los lados, al alargar la distancia focal. la diferencia entre los diferentes focos disminuye. Poco académico pero por ahí van los tiros.

        En los reflectores esta aberración se elimina/minimiza utilizando espejos cóncavos, pero como ves aparecen otras aberraciones que no se pueden eliminar del todo.

        En fin cuando tenga un rato me lo miro más tranquilo… Y si lo quieres mirar por tu cuenta, ármate de paciencia 😉 y echa un ojo aquí.

        • Cathlyn Schizo 20:30 on 19/07/2011 Permalink

          Gracias Ecleck, con lo que has escrito me vale, era simple curiosidad. Yo también ando liadilla, pero si no enredo algo por aquí parece que me queda algo pendiente por hacer 🙂

    • viejecita 19:38 on 19/07/2011 Permalink | Reply

      Ecléctikus

      He ido al primer enlace, al de la Society for Popular Astronomy, y me he metido en los comentarios. Había un chico que había conseguido fotografiar un cometa. Se veía como unas rayas brillantes oblícuas, de vez en cuando, todo negro, y alguna estrella suelta. Y decía, que el cometa iba tan rápido, que había tenido que mover el telescopio 4 veces en 20 minutos…

      Justo la antítesis de lo que me apetece. Yo quiero instalarme en la terraza del jardín, enfocar a la luna, a Venus, a Marte, y estar un rato mirando, de más cerca, de menos, pero sin tener que estar cambiando de sitio…
      Porque la lluvia de San Lorenzo, que se ve en agosto, por ejemplo, y que nos pasamos horas en el jardín mirando, se ve mejor a ojo desnudo (bueno, con gafas de lejos, que si no, con el astigmatismo salen retorcidas ), pero sin telescopio, ni binoculares…

      Me parece que en general, los sitios enlazados se toman muy en serio. Yo soy la típica amateur en casi todo. Me gusta ir por mi cuenta, estudiar a fondo las cosas que me gusten, pero si algo me aburre, lo dejo con la mayor tranquilidad. Sobre todo, una vez satisfecha mi curiosidad… O sea, un desastre, nada recomendable.

      • eclectikus 20:17 on 19/07/2011 Permalink | Reply

        Vaya las lágrimas de San Lorenzo (Las perseidas) yo me he hinchado a pedir deseos en el alto de Fresnedillas mogollón de años viéndolas. A ojo desnudo claro, es un espectáculo que se ha de ver a ojo desnudo porque pasan muy cerca (muy rápido) como para enfocarlas con nada. Sí acaso una buena Reflex en un trípode y un disparador automático para dejar constancia del evento. Poco más.

        Por lo que me dices a lo mejor te interesa más un refractor, déjame pensarlo un poco y preparo una tabla entre las ventajas vs desventajas de cada modelo de telescopio… Aunque antes habría que darle algo de candela a Rubalcaba, que con los telescopios se me está escapando vivo 😉

        • Esporádico 00:24 on 20/07/2011 Permalink

          ¡Cognio! ¡Yo me casé en Fresnedillas!

          ¿Nos conocemos? El mundo es un pañuelo y tal…

          Sañudos. E.

        • eclectikus 00:28 on 20/07/2011 Permalink

          No me digas Esporádico 😉 Yo tuve mis noches gloriosas en el GooD, la discoteca del pueblo… Veraneé y viví muchos años en Robledo… igual eramos vecinos 😉

    • Esporádico 00:39 on 20/07/2011 Permalink | Reply

      Juer, el GooD, qué fines de fiesta con la ELO… en fin. Tengo mala memoria para los nombres de los sitios, pero vamos, en unos cuantos sí que he parado. No mucho, sólo “lo suficiente”.

      No, no hemos sido vecinos, yo no veraneaba, pero por diversos motivos que no vienen al caso , he parado a veces por Fresnedillas, Valdemorillo, Zaezalejo… y otros ratos por Alpedrete, Moralzarzal, Cercedilla…

      • eclectikus 00:53 on 20/07/2011 Permalink | Reply

        Qué cosas! Yo si conozco la zona, demasiado quizá, conozco todos esos pueblos y parte de mi familia vivía en El Escorial que sigue siendo mi pueblo favorito de la zona (y el más aburrido en cuanto a juergas).

        Y volviendo a la astronomía, la histórica estación de Fresnedillas fue centro de operaciones del Apolo… y al final se la llevaron a mi pueblo a la base espacial de Robledo de Chavela. Al lado hay una ermita (la Virgen de Navahonda) donde hice la primera (y última) comunión. Bueno, no era volver exactamente a la astronomía, pero casi 😉

        • viejecita 14:16 on 20/07/2011 Permalink

          Ecléctikus y
          Esporádico

          Ya que vais de cotilleo de mi zona.
          Durante años, todos los cumpleaños familiares solíamos irnos toda la patulea a almorzar, poniéndonos como el tío Quico de cordero, de croquetas, y de huevos fritos con jamón a ” Los Bravos” de Valdemorillo.
          Al principio estaban en medio del pueblo, y luego se cambiaron a las afueras, a una vieja fábrica.

          Pero Los Bravos han cerrado.
          La Horizontal, en El Escorial, no está mal. Pero no siempre te apetece comer en el jardín, y dentro es un poco triste. En El Charolés no nos gusta como se come, ni en La Cueva. Y en Moralzarzal, el restaurante ese “Salvador”, creo que se llama, nos parece una cursilada. Y muy caro para como se come.
          En La Barranca, el sitio es bonito, pero la comida no vale nada.

          ¿ Recomendais algún sustituto para Los Bravos, donde te sigan dando comida reconocible, como huevos fritos, cordero recién asado, etc, donde las mesas tengan mantel, y no haya moscas, y que no sea uno de esos sitios pijo-cursis donde te matan de hambre ?

        • eclectikus 18:29 on 20/07/2011 Permalink

          Viejecita: “Ya que vais de cotilleo de mi zona” Ea, y la mía!

          En el Charolés tengo una anécdota de por allá por 1996 o por ahí, viniendo de currar en Oporto, joven, invité a comer allí a una novia, en la terrazita, a razón de vino de la casa a 5000 pts de la época, la primera vez que comía en un sitio con un camarero asignado a cada mesa (y para que nos vamos a engañar de las últimas)… y de pronto me di cuenta de que Perez Reverte estaba a la mesa de al lado. Un codazo a la ex, ambos con resaca, y con las orejas puestas en la conversación del que todavía no era tan insigne académico. Me comí mi primer plato (y el suyo), mi segundo plato (y el suyo) y por supuesto mi postre (y el suyo)… Al final le pedí un autógrafo que me firmó en una tarjeta del restaurante… le dije que le seguía más como periodista qué como escritor y me respondió… “pues hay que leer más ¿eh?”, pues vale. El comensal que estaba con el tenía pinta de ser un editor sudamericano, joven y rico… y de lo que más me acuerdo de su conversación (con mi ex no había conversación) es que le decía que ya había ganado toda la pasta que necesitaba para el resto de su vida, que se había comprado un barco con el que ya sí podía navegar y perderse, y que le tocaba un pie vender más o menos libros… olé sus güevos! La comida… pues no me acuerdo pero creo que muy bien (y muy cara).

          En el Escorial de abajo, cerca de la Estación, hay un sitio que se llama “La Viña” o algo así, que los miércoles hacen uno de los mejores cocidos madrileños que yo he probado en mi vida (excluidos los míos, claro), por 20 euros como mucho… Aunque el Charoles tiene una oferta similar, pero este es más en plan gañan. Muy recomendable.

          Otro sitio recomendable es en la Cruz Verde (del Escorial a Ávila), hay un restaurante (en realidad son dos, salieron a hostias cuando murió el
          padre) que se come cochinillo y chuletón a muy buen precio. Pero sobre todo molan las vistas, y el ambiente (se llena de moteros los fines de semana).

      • Esporádico 01:19 on 20/07/2011 Permalink | Reply

        Bueno, sic transit etc. Mucho vicio tiene, la Sierra de Madrí.

        Por cierto, muy buenos los divulgativos de telescopios, salvado el offtopic serrano.

        Métele a Galfredo, que está fácil.

        Nasnoches. E.

    • viejecita 20:41 on 20/07/2011 Permalink | Reply

      Pues eso de que se llene de moteros es un buen dato. Tendremos que probar un día lo de La Cruz Verde, a ver si está bien para ir de saraos familiares…

      Porque no tiene que ser pijo, pero el nivel de ruido tiene que ser aceptable. Y la comida tiene que estar mejor que la de casa, porque si no, acabo cocinando yo, (y eso, sin falsa modestia, es bastante difícil de conseguir )

      Perez Reverte vive en la zona, en Parquelagos, así que no me extraña que coincidierais. Pero no me pega que le dé mucho por la comida… Le veo mucho más de bocadillo de calamares, y de huevos fritos con pimientos ( que, por otra parte, son dos cosas de las más deliciosas que se pueden comer en España ).

      Gracias por los datos, y por la anécdota.

      • eclectikus 21:51 on 20/07/2011 Permalink | Reply

        Creo que Perez Reverte estaba más bien de comida de compromiso/negocios/publicación de sus novelas, que de degustación de los platos del Charolés. No sabía que vivía por allí pero me cuadra, sólo que ahora y a juzgar por sus tuits pasa más tiempo en el barco que en Tierra. Y hace bien.

        La Cruz Verde mola, especialmente en otoño/invierno. Como te decía uno de los hermanos (se llaman Casa Pepe y Casa Paco tras la trifulca) tiene un bar de batalla a menús de a 9€ y el otro, con más ínfulas, es más in. En ambos se come bien, y el paraje y sus moteros le da un aire diferente. Te gustará.

    • viejecita 13:53 on 21/07/2011 Permalink | Reply

      Acabo de llegar a casa. En el arcón de la entrada, estaba el paquete grande de Amazon, que me había traído en mi ausencia Emiliano ( nuestro cartero amigo).
      Me he quedado fascinada con la preciosidad de edición de las Lectures de Feinman. Y mi marido, más todavía, porque dice que si yo no lo disfruto, él, y mi hijo Jaime (el de Luxemburgo), sí que les van a sacar partido.
      También venían en la caja:

      —“SUN”- de Hill /Carlowicz-- Un libro pequeño pero gordo, de tapa dura, con unas fotografías del sol, del desierto bajo el sol, etc, que te mueres.

      — “The enigma of sunspots”- de Judith Brody, con un texto muy bien explicado, con la historia, con ilustraciones , dibujos, esquemas, y también fotos.

      — ” The Cambridge encyclopedia of the SUN”. (Kenneth Lang)- La repanocha.

      Estos tres libros los saqué gracias a las informaciones y los enlaces que me pusisteis Plaza y tú.
      En cuanto terminemos con la dichosa inspección de Hacienda (no hacen más que pedir cosas y más cosas, a ver si nos consiguen pillar en falta,- por más que les he dicho que lo hacemos todo bien,- a ver si se convencen de una vez y nos dejan en paz ) me espera un verano Fabuloso
      ¡¡¡Gracias!!!

      • eclectikus 14:18 on 21/07/2011 Permalink | Reply

        Vaya Viejecita, me alegro! Y Cuando acabes, te recomiendo el libro que recomendó Manuel el el hilo de los libros veraniegos (aunque este no es muy veraniego): The Road to Reality, A complete guide to the laws of the Universe”. Excepcional. Además tiene una introducción de nada menos que 16 temas con todas las matemáticas necesarias para entender toda la física del libro (la física teórica).

        • viejecita 14:58 on 21/07/2011 Permalink

          Ponlo en tu tienda, y lo encargaré cuando encargue el telescopio… (Si no me despluman los de Hacienda con alguna excusa tonta, que entonces no podré comprarme nada )

        • eclectikus 15:52 on 21/07/2011 Permalink

          Está desde el principio en la tienda de SisB (US): Recommendations by Science is Beauty/Science Books/Best Physics divulgation a $15.04.

          Lo malo es que los telescopios están en la tienda de amazon.uk, desde USA no los mandan.

    • viejecita 16:24 on 21/07/2011 Permalink | Reply

      No importa. Haré los dos pedidos al mismo tiempo, y pediré de paso alguna película reciente, de zona 1…

    • viejecita 13:50 on 12/08/2011 Permalink | Reply

      Sólo un post cortito ( a ver si consigo no enrollarme ) para recordaros a todos que las Perseidas, o Las Lágrimas de San Lorenzo, o como sea que las llameis, son esta noche, y que anuncian que se van a poder ver estupendamente a pesar de la luna llena…

      • Eclectikus 14:18 on 12/08/2011 Permalink | Reply

        Cierto y si las nubes lo permiten… Un buen momento para pedir deseos 😉

  • Eclectikus 18:51 on 14/07/2011 Permalink | Reply
    Tags: , , Recursos   

    Astronomía amateur, telescopios refractores. (I) 

    Imagen del Hubble de la Nebulosa de la Quilla

    Una de las maravillas de las que podemos disfrutar por poco dinero y posiblemente una de las más antiguas actividades humanas, es la observación del firmamento.

    A ojo descubierto es ya una delicia que incita a plantearse cuestiones profundas del tipo ¿Qué somos? ¿Que es el Universo? ¿Hay alguien más allá fuera? ¿Creó alguien esto?… Filosofía y Ciencia se dan la mano (una vez más) cuando mirando al cielo nocturno, en una noche clara sin luna, observamos el espacio y maravillados nos hacemos estas y otras preguntas.

    Un paso más allá se da cuando decidimos usar algún tipo de instrumento para el mismo menester. Si bien unos simples prismáticos pueden servir para ver de una manera distinta el espacio, ya puestos, ¿porque no hacerse con un telescopio? ¿Y cual?. Y de eso precisamente trata esta entrada (que por no ser coñazo he dividido en dos partes). Como decía el quizá más reconocido astrónomo moderno, Edwin Hubble, la observación implica siempre a la teoría, y por ello un poco de barniz en Física nunca vendrá mal para saber que nos traemos entre manos. Así que manos a la obra.

    Telescopios Refractores

    Sin duda es el padre de los telescopios, en el sentido que son los primeros que se utilizaron para observar en detalle el firmamento, y aunque no hay consenso sobre quién fue su descubridor, sabemos seguro que Galileo construyó el mismo uno con el que por ejemplo descubrió las cuatro lunas de Júpiter.

    En pocas palabras un telescopio refractor utiliza la refracción de la luz en un sistema de lentes para obtener una imagen aumentada en la retina del observador. ¿Que es la refracción de la luz? Pues es un efecto que se produce cuando la luz atraviesa medios diferentes en los que tiene diferente velocidad de propagación. Recordemos que la velocidad de la luz en el vacío, c, es una constante universal, pero la velocidad de propagación en medios diferentes es también diferente y menor que c. Una de las aplicaciones de esta propiedad de la luz es la construcción de lentes, que según su geometría pueden ser de distinto tipos:

    Montando apropiadamente las lentes objetivo y ocular, entre Kepler y Galileo construyeron el telescopio refractor, que sin prácticamente modificaciones se sigue usando en nuestros días. Este sería su esquema completo:

    (Pincha para ver a resolución completa)

    En la última formulica está el quid de la cuestión: la magnificación (lo grandes que puedes hacer los objetos enfocados) es proporcional a la distancia focal de la lente (y a su apertura) que es donde se sitúa el objetivo. Por tanto la longitud (o si quieres, la aparatosidad) del telescopio es la que en cierto modo te va a definir el detalle/resolución del equipo, aunque en realidad la magnitud que se utiliza, la que se ha de mirar antes de comprar, es el Diámetro de la lente, que oscilará entre los 100 y 150 mm para telescopios amateur, lo que produce un cuerpo del telescopio de entre 13 y 15 veces este valor, osea que pueden oscilar aproximadamente entre el metro y los dos metros de longitud

    Ventajas e inconvenientes

    Como todas las cosas, estos telescopios tienen ventajas e inconvenientes y aspectos para los que son indicados y para los que no. A continuación un pequeño resumen:

    1) Sencillez.- En resumidas cuentas no es más que un catalejo grande, por tanto su operación (y mantenimiento) no puede ser más sencillo. Simplemente enfoca, mira y alucina.

    2) Versatilidad.- Este telescopio te permitirá facilmente observar planetas, astros, incluído el sol (¡OJO! Hay que usar filtros si no quieres quedarte instantáneamente ciego), ideal para observar la Luna, y también capaz de alcanzar a nebulosas, galaxias próximas… Y otra cosa que no se suele nombrar por ahí, que sirve también para la observación terrestre, y seguro que te quedas con la boca abierta cuando lo utilices para acercar a lo bestia objetos lejanos (o desde un punto de vista más prosaico cuando espíes a tus vecinos lejanos). También es espectacular ver una puesta de sol (o de luna) por ejemplo tras una montaña, viendo el contraste entre el astro rey y nuestro planeta, y la sensación incuestionable de que esto eppur si muove.

    3) Aparatosidad.- A medio camino entre las ventajas y los inconvenientes esta su excesivo tamaño, por tanto se convierte en un inconveniente si pretendemos llevarlo al campo a menudo, pero no debería ser ningún problema si lo utilizamos en un observatorio fijo, si tenemos la suerte de vivir en una zona apropiada y con el suficiente espacio para su instalación.

    4) Aberración cromática.- La distancia focal tiene la propiedad de depender del índice de refracción, que en su explicación más naive es simplemente el cociente entre la velocidad de la luz entre dos medios diferentes. Como la velocidad de propagación de la luz a su vez depende de su frecuencia (color si hablamos de luz visible, que es de lo que hablamos), la distancia focal no será única sino una para cada color. Este problema se minimiza mediante el uso de lentes apocromáticas, que se diseñan para minimizar el efecto en los colores primarios. Esta técnica se utiliza ya en todos los modelos comerciales (excepto en los de juguete), así que no es un problema tan grave a pesar de ser irresoluble.

    Variación de la distancia focal con la longitud de onda en una lente apocromática

    5) Aberración esférica.- Es el efecto que se produce cuando la luz (incluso de la misma longitud de onda/frecuencia/color) se refracta de distinta manera en función de la distancia del haz al eje central de la lente: la luz que atraviesa el centro de la lente produce una distancia focal mayor que la que lo hace por los extremos. ¿Porque ocurre esto? Es más dificil de explicar escribiendo que poner un dibujito, así que ahí va:

    Arriba una lente perfecta y abajo una lente real con su aberración esférica

    Este efecto es especialmente influyente en sistemas de corta distancia focal (si analizas el esquema anterior seguro que descubres porqué). Sería por ejemplo el caso de los microscopios (y de los telescopios reflectores), donde se corrige mediante el uso de lentes asféricas que minimizan el problema, y por tanto no nos debemos preocupar de este efecto en este tipo de telescopios, que precisamente mejoran cuanto mayor es la distancia focal.

    Conclusión y recomendaciones

    El telescopio refractor te ofrece una nitidez extraordinaria en la observación de objetos cercanos, es sencillo de utilizar y de mantener, pero poco manejable si lo vas a mover mucho. Por tanto es una buena recomendación para iniciarse en el mundillo, o si una vez iniciado, tus preferencias son la observación de planetas, del Sol o la Luna.

    ¿Recomendaciones? Dos. La primera, que esperes a la siguiente entrada, Astronomía amateur, telescopios reflectores. (II),  para que puedas comparar que instrumento se adapta mejor a tus necesidades y a tus posibilidades económicas. La segunda es interesada, no se te ocurra comprar tu telescopio por ahí sin antes visitar la tienda de No Me Seas Progre en amazon.uk, actualmente en obras, en donde seleccionaré específicamente los mejores artículos para los lectores de este blog, y de esta manera podrás colaborar en mi conversión al capitalismo feroz.

     
    • Al 22:33 on 14/07/2011 Permalink | Reply

      ¡¡¡deme quinientos!!!

    • Iván Abad Valladolid 00:49 on 15/07/2011 Permalink | Reply

      cómo se nota que eres físico

      • eclectikus 00:53 on 15/07/2011 Permalink | Reply

        ¿En el buen sentido o en el otro Iván? 😉

        • Iván Abad Valladolid 09:01 on 15/07/2011 Permalink

          En el bueno, en el bueno… jeje… es que vengo leyendo este blog desde “El perroflautista…” (estuve a punto de pensar que España entera se había idiotiz… progretizado, hasta que llegue aquí) pero nunca me había animado a comentar… Lo que pasa es que esta entrada es “too heavy” para los que somos de semiletras como yo, y todavía estoy intentando encontrar el doble sentido filosófico al tema de la óptica (algo en plan “las cosas se ven distintas cuando pepunto las refracta”).
          En fin, que a ver si me creo un usuario con seudónimo y comento por aquí de vez en cuando…

        • eclectikus 09:26 on 15/07/2011 Permalink

          Ah bueno 😉 Pues gracias.

          Algo he hecho mal si la entrada no se entiende bien, tengas la formación que tengas… el problema de la Física es que cuando la despojas de las matemáticas, como es el caso, se queda un poco en pelotas, pero mi idea más que explicar los conceptos que hay detrás (refracción de la luz, óptica geométrica…) era dar una visión general y alguna referencia para quien quiera profundizar más pueda hacerlo, aunque las referencias las pondré al final. En todo caso cualquier duda que surja… para eso están los comentarios.

          “estuve a punto de pensar que España entera se había idiotiz… progretizado” No, España entera no, pero tenemos una inercia (volvemos a la física) despues de 30 años de pensamiento único y progre… y desactivar esa inercia es, o debe ser, la prioridad de la sociedad civil. Y en esa lucha estamos.

          Participa cuando quieras, con o sin seudónimo, que al final, la participación es lo que da empaque a un humilde blog como este, y aquí además ha habido suerte y de momento los trolls no han aparecido casi, o al menos no se atreven a comentar… toquemos madera.

          Salu2

        • Iván Abad Valladolid 10:28 on 15/07/2011 Permalink

          Nonononono por dios… no lo has hecho mal, la verdad es que se entiende todo bastante bien. Sigue así (y ánimo en tu periplo de SiB!!!).
          A lo que me refería es el efecto sorpresa de no esperarme esta entrada off-topic…

        • eclectikus 10:39 on 15/07/2011 Permalink

          Bueno,era para desengrasar un poco de tanta mediocridad política. Me supongo que durante el verano habrá alguna entrada más sin relación con la progrez. Todo un descanso, desde luego… que el otoño va a ser duro 🙂

    • Cathlyn Schizo 20:28 on 15/07/2011 Permalink | Reply

      Pues yo estoy un poco con Iván. La entrada me encanta (!!), pero ¿qué podemos añadir?. Quizá las amas de casa podamos quejarnos un poco por que los telescopios sólo sirven para llenarlo todo de ácaros… 😉 Aún así espero con fruición la parte (II) ¡me encantan los ácaros!

      (oye, que aunque no comentemos siempre, no quiere decir que no nos lo miremos y no nos guste)

      • eclectikus 21:34 on 15/07/2011 Permalink | Reply

        Entendido. Las entradas son siempre mixtas, se pueden leer con o sin cerebro… Ru…Bal…caba!

      • Esporádico 01:14 on 16/07/2011 Permalink | Reply

        Como ama de casa de pro, manifiesto que jamás he tenido superpoblación de ácaros debido a la presencia de artefactos ópticos en mi hogar. Es más que probable que dicho exceso (y el de otros bichos perversos), se deba a la abundancia de papel en estado comestible, esto es, viejo. En especial, supongo que habrá comprobado la presencia de los simpáticos lepisma saccharina (http://macroid.ru/_data/79/Lepisma_saccharina01.jpg), encantadores animalitos de cuya presencia también yo disfruto con notable profusión.

        Saludos. E.

      • Cathlyn Schizo 07:04 on 16/07/2011 Permalink | Reply

        Esporádico, yo me preocuparía más por los Psocoptera que por los Thysanura, que son más especializados. Si tienes muchos de los últimos es que, además, hay humedad.

        Al final he acabado encontrando a alguien que le da a su telescopio otros usos y termina mirándose sus propios ácaros: Menos mal que no los vemos…, eso dice, que para el avezado ojo del ama de casa no son ácaros, sino insectos de un bichario muy, muy viejo (se les han caído las patas, las antenas, piezas bucales…). Pero pregunto, ¿se pueden obtener imágenes así con un telescopio? Es un lapsus, no?

        • Al 11:21 on 16/07/2011 Permalink

        • Cathlyn Schizo 19:35 on 16/07/2011 Permalink

          Jajajjaj, buena elección, Al. Eso es una mantis, le faltan las antenas y no sé si se le ha quedado la boca así de tocar la flauta. Ay, qué asco, por Dios, tiene un ojo agusanado.

          No, si al final siempre acabamos hablando de lo mismo 😀

        • eclectikus 19:56 on 16/07/2011 Permalink

          Si, de lo telescopios a los microscopios, de los microscopios a la entomología hogareña… y de ahí a Rubalcaba, que en resumidas cuentas no deja de ser un insecto. Así que todo cuadra 😉

c
compose new post
j
next post/next comment
k
previous post/previous comment
r
reply
e
edit
o
show/hide comments
t
go to top
l
go to login
h
show/hide help
shift + esc
cancel

Uso de cookies

NMSP utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
%d bloggers like this: