Updates from April, 2016 Toggle Comment Threads | Keyboard Shortcuts

  • Eclectikus 19:27 on 24/04/2016 Permalink | Reply
    Tags: , ,   

    Científicos y personas. 

    Todos los personajes de la historia que vas a leer a continuación, protagonistas y secundarios, son físicos prominentes. Estamos a principios del siglo XX, y trata del linchamiento que padeció Marie Curie por liarse con Paul Langevin (ex-doctorando de su marido, cinco años más joven que ella, y separado de su mujer, una lagarta de cuidado que incluso le cascaba), a pesar de que había pasado un lustro desde el trágico fallecimiento de su marido Pierre, al que un resbalón en la lluvia de París, le puso, literal y fatalmente, a los pies de los caballos.

    Accidente-pierre-curie

    Grabado de la época describiendo el trágico accidente de Pierre Curie en París, el 19 de abril de 1906.

    Con unos tristes y recientes precedentes (a primeros de año la Academia de las Ciencias francesa había rechazado su ingreso), todo estalla en el otoño de 1911 durante el primer Congreso de Solvay, que reunía a la crème de la crème de la física de la época (alemanes y franceses, principalmente).

    Solvay_conference

    En el flanco derecho, sentada, Marie Curie escucha atentamente a Poincaré, Einstein detrás, con el cigarrito, al lado de Langevin. Ponle nombres al resto aquí.

    Son la generación precursora de la siguiente oleada, los millenium del momento 😉 (como Heisenberg, Dirac, Pauli, Fermi, Bethe… ) que a la postre, y junto a las siguientes hornadas de grandes cerebros, los que no vivieron la 1ª Guerra Mundial pero no pudieron esquivar la Segunda (Feynman, Gell-Mann, Weinberg…), cambiarían para siempre nuestra concepción del mundo.

    Einstein asistió a este primer congreso porque ya era reconocido en el mundillo de la física del momento, aunque no todavía para el gran público, aún faltaban cuatro años para que publicara la Relatividad General; ocho para que saltara a la fama mundial tras la confirmación empírica de la RG por Arthur Eddington durante el eclipse solar del 29 de mayo 1919; y 10 para que recibiera el Nobel de Física de 1921 por el efecto fotoeléctrico. Sin embargo la Relatividad Especial, que Einstein publicó en 1905 entre sus Annus mirabilis papers, se reconocía ya como algo más que un refinamiento del Principio de relatividad de Galileo -el que se utilizaba en la entonces vigente física newtoniana. [Su plaza en el congreso de Solvay, estaba más que respaldada por su trabajo, aunque no llegó a marcar el récord de juventud, por culpa de Frederick Lindemann, que tenía 25 años y que terminaría siendo la mano derecha de Churchill justo antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial (durante la primera es fácil suponer qué es lo que estaba haciendo: física). Einstein volvería a Solvay varias veces, incluida la edición más famosa, la quinta, en 1927, la que significó la defunción oficial de la Mecánica Clásica, que había recibido la puntilla en los debates Bohr-Einstein en 1925.]

    Einstein tenía 32 años y era un recién llegado a la cumbre de la física. Pero no dejaba de ser un joven que respetaba y admiraba a Marie Curie, que en 1903 había sido la primera mujer en llevarse el Nobel de Física -compartido con Becquerel y su marido Pierre-, y que justo después de este congreso de Solvay, recibió el Nobel de Química.

    Así que movido por el desprecio de ver el apaleamiento, y la terrible mezcla de machismo, chauvinismo, antisemitismo y xenofobia por parte de la prensa francesa, agarró la pluma y le escribió una carta (que he traducido alegremente):

    Einstien-to-CurieMuy estimada señora Curie,

    No se ría de mí por escribir sin tener nada sensato que decir. Pero estoy tan furioso por la vulgar manera en que el público está actualmente osando meterse con usted, que es absolutamente necesario dar salida a este sentimiento. Sin embargo, estoy convencido de que usted desprecia sistemáticamente esta chusma, tanto si servilmente prodiga el respeto hacia usted como si trata de saciar su sed de sensacionalismo! Me veo obligado a decirle lo mucho que he llegado a admirar su intelecto, su dinamismo y su honestidad, y que me considero afortunado de haberla conocido personalmente en Bruselas. Cualquier persona que no se cuente entre estos reptiles es ciertamente feliz, ahora y antes, de tener personalidades como usted, y también Langevin, entre nosotros, personas reales con las que uno se siente privilegiado por estar en contacto. Si la chusma sigue ocupándose de usted, entonces simplemente ignore esa bazofia, déjesela a los reptiles para los que se ha fabricado.

    A. Einstein

    P.S. He determinado la ley estadística de movimiento de moléculas diatómicas en un campo de radiación de Planck gracias a una cómica ocurrencia, naturalmente constreñido a que la estructura del movimiento obedece las leyes de la mecánica estándar. Supongo que esta ley es válida, aunque en realidad su efecto es muy pequeño.

    La posdata se refiere a uno de los principales campos de estudio de Einstein, la radiación, que mantuvo en sus primeros años como académico, pero que debió dejar aparcado para terminar de desarrollar la Relatividad General. [Lo digo porque seguramente se refiera a cálculos que no publicaría hasta 1916 (PDF), relacionados con los coeficientes de Einstein]

    Esta entrada la he escrito tras la lectura de este artículo de hace unos días en Brain Pickings:

    donde encontrarás más referencias sobre esta historia.

    En realidad la carta es de hace un tiempo, forma parte de The Collected Papers of Albert Einstein, e Internet la convirtió en su momento en un meme sobre la idiosincrasia de los trolls en Internet (“Don’t read that hogwash!“).

    Bien, yo creo que es algo más que eso, es también una muestra de que algunos problemas que había a principios del siglo XX (intolerancia, sectarismo, periodismo irresponsable…) se mantienen con buena salud a principios del XXI.

    También es una fotografía de la vida mundana de los grandes genios del siglo XX, que a estas aturas, y especialmente para el público general, están idealizados hasta la caricatura, difuminando el caracter humano de los personajes, sus circunstancias y su contexto. Y cuando distorsionas a los protagonistas de la historia, distorsionas sin querer la propia realidad a la que te quieres acercar. Volver al mundo prosaico de los humanos, con accidentes, relaciones tormentosas, guerras mundiales (2 en este caso), etc… te permite, creo, tener una imagen más clara de los acontecimientos pasados, y de sus conexiones con el presente.

    En fin, cosas en las que pensar para evadirte de la sopa de gansos en la que algunos han convertido la configuración del gobierno de un país que, a pesar de ellos, es la 5ª Economía de Europa y la 13ª del mundo. Y sin un solo Nobel de Física, que tiene mucho más mérito.

     
    • Manuel 12:24 on 25/04/2016 Permalink | Reply

      Eckectikus, me parece valiente y necesaria toda labor de revisar la “historia oficial” con todos sus mitos y distorsiones interesadas. Una parte sustancial de las ideas hegemónicas del presente están apuntaladas por auténticos sofismas históricos tan endebles que necesitan protección y blindaje (quien los desafié se expone al ostracismo e incluso a la prisión). Desde mitos como el de la escasa romanización del norte peninsular o la tolerancia e ilustración del Al andalus, pasando por las causas reales de las dos guerras mundiales a las noticias de ultima hora en los diarios digitales, las narrativas están en clara contradicción con los hechos demostrables por medios tan indiscutibles e imparciales como las pruebas que aportan la arqueología, bibliografía, documentos originales, fotografiá y filmografía…Si como dijo Thomas Jefferson la honestidad es el primer capitulo del libro de la sabiduría, lamentablemente no tenemos libro. En algún momento deberíamos empezar a escribirlo y promete ser una tarea ardua y no exenta de peligros.
      En estos días estamos asistiendo a esperpento de ver como enaltecen y tergiversan la figura de Cervantes los mismos que de vivir hoy el ilustre manco lo condenarían a morir de pena en silencio o a terminar sus días encerrado en Alcalá Meco. A Quevedo lo mataría la policía, porque sufriría un ataque de ira y se pondría a repartir estocadas a diestro y siniestro.

    • Eclectikus 13:20 on 25/04/2016 Permalink | Reply

      Bueno, esos viajes en el tiempo son muy delicados, es imposible determinar como sería Cervantes hoy, quizá sería un legionario en Afganistán, y quizá esté rumiando ya una obra de las dimensiones del Quijote. O quizá sería un vendedor de seguros, o el encargado de un puticlub, sabe Dios. Lo importante es situar al personaje en su contexto, tanto histórico como personal. Es de suponer que un experto en Historia, o un filólogo, o un filósofo, tengan una aproximación a la realidad (histórica) más relevante que los demás, pero “los demás”, sin ser expertos, podemos acercarnos mucho si haces una buena selección de fuentes, y aprendes a no desligar a los personajes y sus logros de sus historias. Si la historia del siglo XX es apasionante (por descabellada, guerras mundiales, holocaustos, fascismo, comunismo…), el impresionante desarrollo de la Ciencia en este siglo no lo es menos, y además están interrelacionados. Hay mucho que contar, ten en cuenta que toda la revolución física (Relatividad y Mecánica Cuántica) se realiza entre dos guerras mundiales, y que sin el armamento nuclear (consecuencia de nuestro conocimiento de la materia recién estrenado) todo sería muy distinto. Detrás de todos los nombres mencionados en esta entrada (y otros muchos que no salen) hay historias apasionantes, alegres, tremendas, terribles… que se superponen a los problemas políticos generales, y que subyacen a los grandes descubrimientos que para el gran público es, como mucho, lo que queda.

    • Titus Amatius Paulus 15:24 on 25/04/2016 Permalink | Reply

      Como obra de la dimensión bastante humana de un científico recomiendo a ¿está usted de broma Sr Feynamn? Este es mi extracto favorito:

      I Want My Dollar!
      When I was at Cornell I would often come back home to Far Rockaway to visit. One time when I happened to be home, the telephone rings: it’s LONG DISTANCE, from California. In those days, a long distance call meant it was something very important, especially a long distance call from this marvelous place, California, a million miles away.
      The guy on the other end says, “Is this Professor Feynman, of Cornell University?”
      “That’s right.”
      “This is Mr. Soandso from the Suchandsuch Aircraft Company.” It was one of the big airplane companies in California, but unfortunately I can’t remember which one.
      The guy continues: “We’re planning to start a laboratory on nuclearpropelled rocket airplanes. It will have an annual budget of soandsomany million dollars. . .” Big numbers.
      I said, “Just a moment, sir; I don’t know why you’re telling me all this.” “Just let me speak to you,” he says; “just let me explain everything. Please let me do it my way.” So he goes on a little more, and says how many people are going to be in the laboratory, soandsomany people at this level, and soandsomany Ph.D.’s at that level. . .
      “Excuse me, sir,” I say, “but I think you have the wrong fella.”
      “Am I talking to Richard Feynman, Richard P. Feynman?”
      “Yes, but you’re. . .”
      “Would you please let me present what I have to say, sir, and then we’ll discuss it.”
      “All right!” I sit down and sort of close my eyes to listen to all this stuff, all these details about this big project, and I still haven’t the slightest idea why he’s giving me all this information. Finally, when he’s all finished, he says, “I’m telling you about our plans because we want to know if you would like to be the director of the laboratory.”
      “Have you really got the right fella?” I say. “I’m a professor of theoretical physics. I’m not a rocket engineer, or an airplane engineer, or anything like that.”
      “We’re sure we have the right fellow.”
      “Where did you get my name then? Why did you decide to call me?”
      “Sir, your name is on the patent for nuclearpowered, rocketpropelled airplanes.”
      “Oh,” I said, and I realized why my name was on the patent, and I’ll have to tell you the story. I told the man, “I’m sorry, but I would like to continue as a professor at Cornell University.”
      What had happened was, during the war at Los Alamos, there was a very nice fella in charge of the patent office for the government, named Captain Smith. Smith sent around a notice to everybody that said something like, “We in the patent office would like to patent every idea you have for the United States government, for which you are working now. Any idea you have on nuclear energy or its application that you may think everybody knows about, everybody doesn’t know about: Just come to my office and tell me the idea.”
      I see Smith at lunch, and as we’re walking back to the technical area, I say to him, “That note you sent around: That’s kind of crazy to have us come in and tell you every idea.”
      We discussed it back and forth by this time we’re in his office and I say, “There are so many ideas about nuclear energy that are so perfectly obvious, that I’d be here all day telling you stuff.”
      “LIKE WHAT?”
      “Nothin’ to it!” I say. “Example: nuclear reactor. . . under water. . . water goes in… steam goes out the other side. . . Pshshshsht it’s a submarine. Or: nuclear reactor. . . air comes rushing in the front. . . heated up by nuclear reaction. . . out the back it goes. . . Boom! Through the air it’s an airplane. Or: nuclear reactor. . . you have hydrogen go
      through the thing. . . Zoom! it’s a rocket. Or: nuclear reactor. . . only instead of using ordinary uranium, you use enriched uranium, with beryllium oxide at high temperature to make it more efficient. . . It’s an electrical power plant. There’s a million ideas!” I said, as I went out the door. Nothing happened.
      About three months later, Smith calls me in the office and says, “Feynman, the submarine has already been taken. But the other three are yours.”

      Me encantaría que fuese una historia real :DD

    • Manuel 22:56 on 25/04/2016 Permalink | Reply

      Pienso que la biografía de un científico es poco relevante y de hecho la ciencia implementa un método que en buena medida tiene como finalidad el que no lo sea en absoluto. Con un “experto” en Historia, al contrario, su filiación política o ideología es tan determinante o mas que su propia investigación, que debe ser escrupulosamente revisada en busca de interpretaciones poco objetivas o prejuiciadas, especialmente por que en pocas ocasiones se limitan a narrar hechos objetivos, sino que en buena medida a explicarlos , permitiéndose incluso atribuir determinadas intenciones sin pruebas que lo sustenten. Creo que no hay mejor modo de conocer a un personaje histórico que a través de sus propias palabras, especialmente cuando hay abundantes. Conocer ese carácter al que haces referencia; “el carácter humano de los personajes, sus circunstancias y su contexto. Y cuando distorsionas a los protagonistas de la historia, distorsionas sin querer la propia realidad a la que te quieres acercar.”
      Mi comentario iba muy en el tono de articulo, y si quieres mantenerlo en el contexto de la investigación científica y relacionarlo con las dos guerras mundiales a las que también haces referencia en tu escrito y que en realidad fueron dos “capítulos” de la misma, tengo solo dos palabras que decir, por mucho que les pese a un montón de “expertos” en Historia contemporánea: motor diesel.
      Lo de los viajes en el tiempo y un Cervantes encargado de un puticlub… no comprendo ese malabarismo conceptual y mas bien me parece un burdo hombre de paja poco digno del Ecleptikus que suele escribir este blog. No se si es exagerado aventurar que Cervantes se adelantó a la ilustración en casi un siglo. Cuando digo Cervantes hoy, claramente me refiero a un hombre que defienda las mismas ideas, que no son arcaicas sino intemporales, sobre los mismos temas que tristemente siguen siendo actuales. Tal vez es que a ti tampoco te gustaría leer hoy en los periódicos a uno considerado el mejor autor en castellano de todos los tiempos expresando determinadas ideas políticas ¿?

      • Eclectikus 22:29 on 26/04/2016 Permalink | Reply

        La biografía de un científico es irrelevante para la Ciencia, pero no es irrelevante para quién se acerca a la Ciencia, especialmente en tres sentidos:

        • hay una interacción entre la biografía (el contexto) de cada científico, el cristianismo de Copérnico, Galileo, Newton o Maxwell es inseparable de sus respectivas cosmovisiones, la Primera Guerra Mundial es un factor esencial en la Relatividad (por ejemplo la sorprendente colaboración entre un alemán y un británico, Einstein y Eddington), el nazismo y la Segunda Guerra Mundial es inseparable de la vida profesional de científicos como Einstein, Heisenberg, etc… Todo está interconectado y es relevante.
        • La historia de las ideas, cómo se llega al conocimiento de la realidad que tenemos hoy (que somos capaces de medir una distorsión en el espacio-tiempo de una fracción de núcleo atómico, cuando hace dos siglos no teníamos ni electricidad), es esencial para entender la realidad… puede que eso sea más Filosofía (o Historia) que Ciencia, pero el caso es que la mayoría de las facultades de Física (o Matemáticas) tienen cátedra de Historia de la Ciencia y/o Filosofía de la Ciencia.
        • Es el camino más rápido para captar la atención del público general, no puedes empezar a explicar Física contemporánea enseñando a resolver ecuaciones diferenciales, es más viable explicar las vidas y las circunstancias de los científicos implicados en los grandes descubrimientos, y sus implicaciones en nuestra concepción del mundo.

        Cervantes de encargado de un puticlub no tiene nada de malabarismo, Cervantes tuvo que ser un gañán, y encargado de puticlub debe ser de los trabajos más gañanes. Los temas de Cervantes, o los de Shakespeare, Stevenson o Vargas Llosa son intemporales, por eso están dónde están. Y de la misma manera que los científicos, su obra no es independiente de sus biografías, de su contextos, de sus antecedentes… más bien es producto de estos.

    • Manuel 00:06 on 27/04/2016 Permalink | Reply

      Si tiene todo mucha lógica. ¿como vas a enseñarle a un niño operaciones matemáticas sin que previamente se aprenda la lista de los reyes de la dinastía Kish?
      Todo esta interrelacionado, dame un hecho histórico cualquiera y te escribo un ensayo relacionadolo con las berenjenas, pero no es una forma honesta de razonar y hace imposible el análisis de ninguna cuestión en concreto.

      Lo de Cervantes gañan es brutal, el mundo esta esperando su biografiá revisada por ti en la que se nos revela como un vulgar destripaterrones. En los casi dos años que viví a un par de manzanas de su casa natal, que visite en varias ocasiones, nunca me fije en las tierras de labranza anexas. Sus duelos debieron ser ser con faca y no con espada ropera, y su condición de gañan lo que le hizo ser recomendado de Don juan de Austria. En fin, esperaba mas nivel y honestidad, y creía que eso de elaborar narrativa y argumentar a base de hilvanar non sequiturs era cosa de progres, pero ¿ que se pude esperar de quien afirma que la objetividad está sobrevalorada?

      • Eclectikus 01:03 on 27/04/2016 Permalink | Reply

        Nada de lo que dices tiene sentido, nadie habla de enseñar a niños, tampoco a asnos como tú, hablo en general. El símil de las berenjenas es una estupidez, el contexto es esencial no para enlazarlo con detalles irrelevantes, sino con conceptos profundos que vienen en buena parte marcados tanto por la cosmovisión general (contexto filosófico) como por las circunstancias vitales de los protagonistas. No necesito poner ejemplos porque todos los casos que se me ocurren (como los citados en esta entrada) son ejemplos de semejante obviedad.

        No entiendes lo de gañán, y yo no voy a perder un segundo más con trolls de pacotilla así que ¿ que (sic) se pude esperar de quien afirma que la objetividad está sobrevalorada?. Pues puedes estar seguro de al menos una cosa, que estás bloqueado, por mostrenco, algo que no hice el otro día, cuando te pusiste fanfarrón con Titus, porque me pillaste en el día tonto, pero que hoy, que tengo la noche lista, no voy a dejar pasar. Ciao.

  • Eclectikus 22:53 on 01/04/2016 Permalink | Reply
    Tags: , ,   

    Ciencia, ciencia española, y ciencia en Cervantes. 

    He tropezado con este interesante artículo en El Español de hace unos días, “El Quijote, un libro que todo científico debería leer“, que firma @josePichel. Merece la pena echar el rato, especialmente si detectas los sesgos y consecuentemente los desactivas. Me refiero sobre todo al españoleo que impregna algunos fragmentos, ese intento de dar un lustre que no tiene a la Ciencia española, aunque a decir verdad no se hasta que punto este sesgo corresponde al autor del artículo, a la principal referencia del texto, o a una retroalimentación entre ambos factores.

    En el capítulo XVII don Quijote revela los ingredientes del bálsamo de Fierabrás: aceite, vino, sal y romero

    En el capítulo XVII don Quijote revela los ingredientes del bálsamo de Fierabrás: aceite, vino, sal y romero. Imagen vía ÍnsuLa CerBantaria.

    Al principio se cita la obra La fuerza de Fierabrás. Medicina, ciencia y terapéutica en tiempos del Quijote (Amazon – no disponible) de Javier Puerto, farmacéutico y miembro de la Real Academia de la Historia. Echando un ojo a su extensa obra, veo difícil que este académico no sea capaz de distinguir entre ciencia y protociencia, y que no asuma que en esa época (e incluso hasta mucho después, bien entrado el siglo XIX), la mayoría de la medicina, así como otros campos afines como la farmacología o la cirugía de la época, caen de lleno en el segundo grupo.

    Por supuesto entre las azarosas hazañas de Don Quijote aparecen múltiples alusiones a la “medicina”, pero son todas encuadrables en lo que hoy llamamos fitoterapia, una disciplina que se puede considerar marginal, no se muy bien si de la botánica o de lo que actualmente conocemos como farmacología médica, y a la que por tanto hay que echarle una pizca de sal al relacionarla con la Medicina, y un buen puñado para hacerlo con la Ciencia en general.

    Tiene razón Javier Puerto cuando afirma que estamos en “el momento germinal de la ciencia moderna“. Sin duda, pero seamos serios, no es precisamente gracias a la medicina de la época, ni tampoco a sus mejores representantes españoles (se cita a Servet, y a Andrés Laguna). El caracter seminal de la ciencia de este siglo a caballo entre el XVI y el XVII, la época en que vivió Cervantes, se debe esencialmente a Galileo Galilei que puso las primeras piedras del Método Científico, y a Descartes como padre de la Geometría Analítica, que abonaron el terreno para que otros gigantes como ellos (Newton y Leibniz primero, y Euler, Lagrange, Coulomb, Fourier, Gauss, Faraday, Maxwell y Gauss, entre otros, después), construyeran el edificio moderno de la Física y de la Matemática, y a la postre, de toda la Ciencia actual.

    Si se admite sin embargo que:

    “Muchas otras ciencias tienen un peso importante en sus obras, aunque desigualmente actualizadas. Nicolás Copérnico, que murió poco antes del nacimiento de Cervantes, explica que el Sol es el centro del Sistema Solar y que los planetas giran a su alrededor en De revolutionibus orbium coelestium (Sobre las revoluciones de las esferas celestes) y “el libro y las teorías se reciben y transmiten, en principio, muy bien en España”, comenta Javier Puerto. Sin embargo, Cervantes prefiere citar a Ptolomeo, avalado por dos milenios de tradición según la cual, la Tierra permanecía inmóvil y todos los astros giraban a su alrededor.”

    Bien, no es extraño que se cite a Ptolomeo en vez de a Copérnico, hay que tener en cuenta que se habla de modelos cosmológicos mayormente irrelevantes desde el punto de vista de los observadores ordinarios, para los cuales tomar su posición como central y considerar todos los movimientos celestes como si ocurrieran alrededor de la orbe, no solo es legítimo sino que es además lógico. El problema de que tal modelo produzca inconsistencias y complicaciones matemáticas, sólo podía preocupar entonces a gente con mucho tiempo o con mucha imaginación, o las dos cosas como es el caso en curas y frailes.

    La última contribución del académico Javier Puerto es a mi juicio la más insostenible:

    “La España en que vivió Cervantes era la meca de la ciencia y la tecnología de su época; el Siglo de Oro, también, de la ciencia española.”

    Puede que se puedan encontrar contribuciones españolas a la Ciencia de la época, pero siempre serán de segunda división, siendo benévolos, y en campos puramente aplicados relacionados con la cartografía (de estos hay unos cuantos), con la navegación y la ingeniería (como Blasco de Garay o Juan Cedillo Díaz), la explotación minera (como Álvaro Alonso Barba), y asuntos similares. Es decir, más orientados a las necesidades puntuales de la Corona, que al puro ansia de conocimiento en el que se fundamentaba la primera liga científica, que entonces se estaba jugando principalmente en Italia, Inglaterra, Francia y Alemania.

    Nada de eso ha cambiado en el siglo XIX, ni en el XX (con las más grandes revoluciones científicas de la historia, Relatividad y Mecánica Cuántica), y no tiene pinta de que vaya a cambiar en el XXI. Lo más cerca que los españoles estamos de un premio Nobel de Física es del de Claude Cohen-Tannoudji, francés de origen sefardí, en 1997.

    Pero más triste que padecer esta sequía científica, es el intento de dulcificarla abandonando el rigor, o rebuscando ejemplos que no se sostienen en la historia de la Ciencia. Queda mal, no merece la pena, y al fin y al cabo no tenemos que avergonzarnos de nada, por ejemplo, sin salir del Siglo de Oro, en Literatura o Arte.

    No sabía yo que algunos utilizaban esta aventura del Quijote (“Del buen suceso que el valeroso don Quijote tuvo en la espantable y jamás imaginada aventura de los molinos de viento, con otros sucesos dignos de felice recordación” – Capítulo VIII) para ilustrar el atraso tecnológico de España. Yo particularmente estoy más de acuerdo con Nicolás García Tapia, coautor -junto con mi ex-profesor Sánchez Ron– de La ciencia y El Quijote (AmazonÍndice en la UCLM), en que “el aspecto cómico del suceso procede, precisamente, de que cualquier persona de la época conocía a la perfección estos artefactos, que suponían un gran adelanto con respecto a otro tipo de molinos de agua o tirados por animales“.

    Don_Quixote_Dore

    Recuerdo que la imagen icónica del Quijote enfrentándose a los molinos de viento, la utilizaba mucho en los noventa para “explicar” a los ecologistas que las energías renovables se llevan utilizando desde hace muchos siglos. [Gustave Doré – Wikimedia Commons]

    Ah, se me olvidaba, tampoco me gusta el título del artículo, “El Quijote, un libro que todo científico debería leer“. El Quijote es una joya de la Literatura Universal, eso quiere decir que encierra mucha más sabiduría (al menos humana), que cualquiera de las maravillosas teorías sobre la naturaleza desentrañadas por los diferentes sabios que han ido pasando los últimos 2500 años. Por eso El Quijote está entre los libros que toda persona debería leer, sea científico, sea peluquero.

     
    • Titus Amatius Paulus 06:53 on 04/04/2016 Permalink | Reply

      Leí el Quijote después de haber leído y escuchado mucho de él… Prefiero leer al Quijote que leer sobre él.

  • Eclectikus 23:11 on 31/01/2016 Permalink | Reply
    Tags: ,   

    Nubes editoriales. Y un debate en La Clave sobre el Marxismo. 

    Un divertimento. Y un vídeo histórico especialmente relevante, un debate de La Clave sobre el marxismo tangencialmente relacionado.

    Habíamos quedado en que Rajoy, tras cerrar la ronda de conversaciones con el Rey, había elegido la mejor de las dos opciones que tenía y en vez de someterse, para solaz exclusivo de los grupos “de progreso”, a una sesión de investidura pueril, por imposible, optó por declinar la invitación del Rey. Esto algunos lo interpretamos más que como una jugada maestra (coño, que sólo había dos opciones), como una simple meadita a sus adversarios dentro y fuera del parlamento.

    En estas circunstancias, y a la espera de que el martes concluya una segunda vuelta de consultas regias, parece lógico asumir que la pelota está hoy más en Ferraz que en la Moncloa, y que la preocupación mayoritaria de la sociedad es que el PSOE de Snchz sea capaz de venderse a los majaderos Podemoides y a los de los paisitos, una especie de frente popular “comefachas” que sería impensable en cualquier país occidental, y desde luego imposible en Europa.

    Bueno, pues el caso es que he cogido cuatro homilías de hoy mismo y, “sorpresa“, a pesar de las circunstancias esbozadas arriba, para algunos Rajoy sigue siendo el problema central, responsable de todos los males, y obstáculo de todas las soluciones. Y así todos los laicos días. Y no cuela.

     

    PJ

    Pedro J. en El Español – O llevarás luto por mí

     

     

    ElPais

    Editorial de El País: El PSOE no es la CUP

    Notas

    [1] Conste que he intentado buscar alguna opinión representativa de la canalla Podemoide, pero en Público es difícil encontrar entre tanto rebuzno algo que se pueda considerar una editorial estándar, y prEscolar, el hombrecito, está mudo desde el berrinche del mismo día 22.

    [2] Hay un montón de herramientas para hacer nubes de etiquetas, yo esta vez he utilizado nubedepalabras.

    El Marxismo en La Clave.

    Rescato un vídeo de la Clave que creo resulta muy ilustrativo a varios niveles, por el momento histórico, noviembre de 1979 cuando la Constitución llevaba viva menos de un año; por los invitados: Bernard-Henri Lévy, filósofo y escritor francés, Santiago Carrillo, Secretario General del Partido Comunista de España, Enrique Tierno Galván, político, sociólogo, jurista y ensayista español marxista, Alfonso Osorio, político español liberal-conservador, Raimon Obiols, miembro del PSC-PSOE, y Roger Garaudy, filósofo y político francés; y sobre todo por las actitudes de unos y de otros, que de alguna manera ya reflejan lo que sería una constante durante la transición y el Felipismo, y que todavía impregna la sociedad del siglo XXI: la desvinculación del Marxismo de los horrores del Comunismo, y lo que es peor, la desvinculación de los horrores del Comunismo del propio Comunismo.

    Bernard-Henri Lévy fue el único que hizo frente a este tipo de excusas en el debate (enarboladas tímidamente por un Tierno aferrado al academicismo, y sobre todo, rabiosamente, por un Carrillo que todavía no calzaba el aura de abuelo amable de la “Democracia”), y su pelotera con Carrillo fue antológica, aunque creo que dada su inferioridad numérica (él contra casi todos), y su discurso no exento de cierta altanería, no permitieron que su mensaje quedara todo lo claro que debería haber quedado.

    En fin, son más de dos horas de programa, pero creo que merece la pena, porque lo que en él se ve, se puede considerar un ejemplo canónico para explicar el hecho de que todavía hoy, empezando 2016, se siga aceptando con naturalidad que existan “comunistas” en España fuera del Grupo Mixto, y que, además, tengan la insolencia de darnos lecciones éticas y políticas a todos los que no lo somos.

    Y con esta salsa que empezó a cuajarse a finales de los setenta, es muy difícil echar la culpa a Zapatero (aunque él fue todo un hito a la hora de empeorar todo), pero culpar a Rajoy cae ya en el esperpento, así que, desde mi punto de vista, cuando alguien centre su análisis de las terribles circunstancias actuales en Rajoy, sospechad, algo te quiere vender, y algo quiere sacar: credibilidad cero.

     
    • plazaeme 11:46 on 01/02/2016 Permalink | Reply

      Bueno, Elípticus, creo parece dudoso que yo pueda estar aspirando a vender o a sacar algo. Me encantaría, pero no es el caso. Y de los artículos que citas, recuerdo el de LD de Jiménez Losantos. En el que, si recuerdo bien, hay un argumento que me parece impecable.

      El PP se escandaliza del peligro que supondría que Sánchez gobernara de la mano de Potemos. Es muy posible que ese peligro sea cierto. Pero entonces la gran pregunta sería qué está poniendo el PP encima de la mesa pare evitar el peligro que anuncia. No parece que la estrategia adecuada a esa circunstancia sea pensar sólo en dónde se va a sentar el culo de Rajoy. ¿Hay algún indicio de que estén pensando en otra cosa?

      Yo confieso que tampoco veo esos indicios. Y lo malo es que se me ocurren muchas cosas que podrían estar intentando, y no parece que lo hagan. Si el peligro que anuncian es falso, están mintiendo y alarmando. Y si no es falso, no están haciendo lo que deberían. ¿Cuál es la salida que le ves a la parajoda?

      • Eclectikus 13:05 on 01/02/2016 Permalink | Reply

        El asunto Plaza no es que eventualmente los argumentos de FJL (o PJ, que son los mismos y por las mismas causas) sean correctos (lo son, a veces) o legítimos (lo son, siempre). Mi crítica fundamental es que toda su línea editorial, con la que está cayendo, vaya dirigida única y exclusivamente a darle estacazos a Rajoy (desde hace años). ¿No hay cosas más criticables que la legislatura de Rajoy por muy criticable que sea esta?

        El PP no tiene nada que poner sobre la mesa más allá de su victoria en las elecciones, es el partido más votado con dos millones de votos sobre el segundo, tanto Aznar como Felipe Gonzalez gobernaron con victorias más exiguas y nunca a la oposición se le ocurrió pisotear las urnas como el PSOE (y FJL, PJ y otros) quieren hacer ahora. En todo caso, y como propina. Rajoy ha propuesto un gobierno de concentración razonable y negociable, no creo que ni siquiera la permanencia de Rajoy sea una “línea roja” porque el PP tiene un banquillo a años luz de los banquillos conocidos del PSOE, y no digamos de los de la nueva política (Podemos y C’s). Dicho esto sabiendo que el PP será, seguramente, el primer beneficiado en una reedición de las elecciones generales, sea inmediata, o a finales de año fruto del previsible desastre provocado por un gobierno “de progreso” para “todos y todas“. 😉

        En resumen, que centrar el debate en Rajoy, es injustificable cuando el problema político más grave que tenemos en España (inédito en occidente), es que se produzcan imágenes como ésta que acabo de capturar de la tele, en la que un rebaño de catetos totalitarios semianalfabetos, quiere llevarnos de los cuernos desde su minoría mongólica a un régimen surrealista que podría mandarnos al infierno (con o sin Rajoy). Y esa es mi crítica.

        null

    • plazaeme 20:20 on 01/02/2016 Permalink | Reply

      Estoy de acuerdo en no centrar el debate en Rajoy. Pero me has obligado a pensar en qué hay que centrarlo. Mejor dicho, que cómo pensaría Maquiavelo (el mejor) que hay que enfocarlo. Y aunque el resultado es que hay que enfocarlo en las manías, también se desprende que Rajoy merece no poca atención — aunque no sea exclusiva. Eso sí, es necesaria una atención -digamos- contundente.

      Lo cuento aquí:

      Guía para digerir la suma de manías (Nota de Maquiavelo al rey)

      • Eclectikus 21:16 on 01/02/2016 Permalink | Reply

        Te he leído en cuanto lo publicaste, te iba a contestar sucintamente, pero me he liado con otro tema y hasta ahora 🙂

        Yo creo que el esquema es bueno, y si hay que sacrificar la cabeza de Rajoy pues se sacrifica y laicas pascuas (es mejor que cualquier otra solución que reparta carteras a Podemos). Salvo que entre los siete millones de votantes al PP en estas elecciones hay gente como yo (que creo representar a una muestra no despreciable de la población), a los que nos jodería que Rajoy dimitiera por las presiones de los de siempre (aunque estén en sintonía con las de otros más ideológicamente difusas). Reconozco que no es una jodienda ni similar a la que me produjo el que el 11-14M le robaran las elecciones (no le pensaba votar en todo caso), pero en esencia me parece similar, una timba para mearse en las urnas. Rajoy ha ganado las elecciones a pesar de lo llovido, y con gente que pedía su dimisión antes de hacer la mudanza a la Moncloa. Si Rajoy lo hubiera hecho la mitad de mal de lo que sus críticos non-stop (“el progreso”+”la nueva política”+FJL-PJ) proclaman por tierra, mar y aire, Rajoy estaría por debajo del PSOE o al menos bastante igualado (lo cuál haría legítimo un gobierno PSOE-C’s, por ejemplo). No soy tan bobo de decir “el pueblo quiere Rajoy“, pero lo cierto es que las urnas le dan al PP (y a su candidato) la legitimidad de (intentar) formar gobierno, y la oferta que Rajoy puso sobre la mesa, fue lo suficientemente “amplia” como para que esto pudiera estar desbloqueado hace semanas. En el contexto de tu entrada, las manías del PP (y también las de C’s, por cierto) son perfectamente legítimas (e incluso deseables), y las de los demás son excusas, trampas y juegos de salón en los que yo no entro.

        Además, no pasa nada porque se repitan elecciones, unos meses de gobierno en funciones es mucho mejor que un Gobierno de “todos y todas” que come fachas y solo piensa en la “ciudadanía”. 😉 [Una buena parte del desparrame que hay, es porque a algunos otras elecciones les puede suponer la pérdida de sillones, sueldos, influencias, y quizá opciones para 2020. Creo que se equivocan, un gobierno del PP (que ganó claramente el 20D), con una oposición fundamentada en el PSOE y C’s (haciendo el máximo vacío a los mostrencos), sería lo mejor para todos, incluidos el PSOE y C’s que podrían formar parte esencial de las reformas que nos vienen, situándose en buena posición para presentarse a las subsiguientes elecciones con garantías (y con la cabeza bien alta).]

    • plazaeme 22:48 on 01/02/2016 Permalink | Reply

      Bueno, mi nota de Maquiavelo al Rey era broma, claro. Inducida por tu desesperación. ¡Pero qué envidia, cuando con un poco de veneno se pueden curar tantas manías!

      En fin, veremos.

      • Eclectikus 23:00 on 01/02/2016 Permalink | Reply

        Ya, una broma maquiavélica para ser exactos 😀 [Mi opinión es que se van a repetir las elecciones, ese será el momento de cambiar de candidatos, o envenenarlos si se tercia, ahora a comer palomitas, o bígaros mejor, y a disfrutar del circo…]

    • Titus Amatius Paulus 08:08 on 02/02/2016 Permalink | Reply

      Saludos Plazaeme y Eclectikus

      Si algo me “gustaba” de Rajoy es que no me gusta y tiene nulo carisma por lo tanto se le puede despachar rápidamente. Jiménez Los Santos o Pedro Jota tienen manía a Rajoy desde hace años y al PP porque no es la derecha que ellos y muchos tienen en mente, de todo menos timorata. Atizan más a Rajoy que “vienen los rojos”. Yo creo a 2/3 que va a ver investidura de Pedro Sánchez, investidura pero no gobierno no hay mayoría ni para aprobar una mísera ley, y a 1/3 creo que va a haber nuevas elecciones sin investidura

      • Eclectikus 09:42 on 02/02/2016 Permalink | Reply

        Me da que ambos esperaban un trato preferente de un gobierno popular, y no solo no se ha dado, sino que se les ha ignorado casi con recochineo (el gobierno colaboró en el rescate de Prisa e incluso de Roures, y PedroJ fue defenestrado a las primeras de cambio). Esto, y sus inmensos egos, su concepción del periodismo como poder metapolítico capaz de poner y quitar presidentes y/o tumbar partidos, el desdén con que Rajoy ha ignorado sus “consejos” ejecutivos… En fin, todos estos “detalles” son responsables de que todo un sector de la derecha (los seguidores de PJ/FJL) haya comprado acríticamente los memes sobre Rajoy que la izquierda ha ido poniendo en circulación. Para mi Rajoy ha ganado muchos puntos precisamente por no ceder a esas presiones, y los perdería inmediatamente si se deja pisotear por estos (o por otros) periodistas.

    • Titus Amatius Paulus 11:54 on 02/02/2016 Permalink | Reply

      El ego está por todas partes sobre todo el periodismo. La cuestión es qué hacer con esos egos: algunos lo muestran y son conflictivos o combativos como Arcadi Espada o Pérez Reverte; otros son más comedidos como Enric González, Herrera, Alsina o Ramón de España que son geniales para reírse de la realidad o hacer entrevistas porque sacan los colores a cualquiera; después están los que su deber es crear opinión todo el rato, sólo hablan de su vida quenointeresanadie (el metaperiodista el periodista como noticia como Carmen Rigalt o el Sostres los cuales no aguanto) o se creen un metapoder capaz de torcer la política o las leyes de la física para que el Sol salga y se ponga por sus glúteos que son los que hay que evitar.

      Para mi Prisa y el Mediaset han sido un escándalo permanente desde su fundación por las toneladas de dinero público que han recibido de todos los gobiernos, incluidos el de Rajoy y los de Aznar, favor que no les van a devolver de ninguna forma pero sí pagaron y con creces a Felipe y ZP. Polanco se creía el mejor empresario audiovisual de España, igual que se cree ahora el Roures cuando lo que han chupado bien de la teta para construir imperios de castillo de naipes. La diferencia es que Pedro Jota y el Jimenez Los Santos han estado criticando al gobierno de Rajoy desde 2011 porque se esperaban recibir mucho dinero, cuando en la caja no había nada para repartir, aprovecharon la conducta timorata de Rajoy para encender a los más de derechas. En cambio el grupo Polanco estuvo lamiendo los pies a ZP desde el 11-M hasta casi al final aunque no recibían ni un duro porque fueron remplazados por el Roures gracias al marido de la Chacón, estos han encumbrado a los más progres.

      • Eclectikus 12:17 on 02/02/2016 Permalink | Reply

        Si, de acuerdo con el análisis, yo particularmente los mando al cuarto oscuro en cuanto detecto que todo su “arte” se dedica a un monotema, y se perciben más sus demonios que sus musas. Me aburren, y todos están a un clic del cuarto oscuro 👿

        • Titus Amatius Paulus 18:49 on 03/02/2016 Permalink

          Ya puestos de repaso a Carrillo en la línea de la clave, el que le propinó Gustavo Bueno en 2003 con el Dragó.

        • Eclectikus 22:49 on 03/02/2016 Permalink

          Muchas gracias! Mañana me lo veo, adoro a Gustavo Bueno (aunque tengo una entrada criticándole por reírse de la Física, que ya va por las 3000 palabras y seguramente se vaya al doble, y que publicaré una semana de estas que tenga tiempo de terminarla).

  • Eclectikus 21:52 on 17/06/2014 Permalink | Reply
    Tags: , , ,   

    Julián Marías y la guerra civil: ¿Cómo pudo ocurrir? 

    Se cumple hoy un siglo del nacimiento de Julián Marías, uno de los grandes pensadores que produjo el convulso siglo XX en éste país, y para celebrarlo me he traído un texto sobre la guerra civil extraído de uno de sus clásicos, Espana Inteligible (scribd.com), un ensayo filosófico que pretende decodificar las extrañezas de nuestro país situándolas en su contexto histórico.

    Julián Marías

    En el capítulo “El segundo naufragio: 1936”  (el primer naufragio lo sitúa en 1898 cuando “El «desastre nacional», la derrota ante los Estados Unidos, la pérdida de lo que quedaba de la vieja Monarquía en los dos hemisferios, dejó en estado de estupor a las minorías más sensibles y despiertas de España, pero en medio de una extraña indiferencia del conjunto del país“), recupera un extracto de otro ensayo suyo anterior, ¿Cómo pudo ocurrir?, que introduce con estas palabras: “En los días de la Semana Santa de 1980 escribí un ensayo titulado «¿Cómo pudo ocurrir?», con un gran esfuerzo de veracidad y de análisis intelectual, para comprender cómo se había llegado a la guerra civil y cuál fue su significación; no me siento capaz de mejorar esa visión del tremendo suceso, a la cual remito al lector; pero, como es inexcusable decir sobre él una palabra en este libro, permítaseme reproducir algunos párrafos de ese ensayo, los indispensables para que ese momento de la historia de España resulte inteligible“.

    Y por supuesto que se lo permitimos, ahí va (los resaltados y los enlaces son míos):

    Julián Marías. La Guerra Civil: ¿Cómo pudo ocurrir? (Amazon.es)A mediados de julio de 1936 se desencadenó en España una guerra civil que duró hasta el 1 de abril de 1939, cuyo espíritu y consecuencias habían de prolongarse durante muchos años más. Este es el gran suceso dramático de la historia de España en el siglo XX, cuya gravitación ha sido inmensa durante cuatro decenios, que no está enteramente liquidado… Nos vamos aproximando a saber qué pasó. Pero para mí persiste una interrogante que me atormentó desde el comienzo mismo de la guerra civil, cuando empecé a padecerla, recién cumplidos los veintidós años: ¿cómo pudo ocurrir? Que algo sea cierto no quiere decir que fuese verosímil…Mi primer comentario, cuando vi que se trataba de una guerra civil y no otra cosa —golpe de Estado, pronunciamiento, insurrección, etc.—, fue este:

    ¡Señor, qué exageración! Me parecía, y me ha parecido siempre, algo desmesurado en comparación con sus motivos, con lo que se ventilaba, con los beneficios que nadie podía esperar. En otras palabras, una anormalidad social, que había de resultar una anormalidad histórica. De ahí mi hostilidad primaria contra la guerra, mi evidencia de que ella era el primer enemigo, mucho más que cualquiera de los beligerantes; y entre ellos, naturalmente, me parecía más culpable el que la había decidido y desencadenado, el que en definitivo la había querido, aunque ello no eximiese enteramente de culpas al que la había estimulado y provocado, al que tal vez, en el fondo, la había deseado…

    Nada de esto hubiese sido suficiente para romper la concordia si hubiese existido en España entusiasmo, conciencia de una empresa atractiva, capaz de arrastrar como un viento a todos los españoles y unirlos a pesar de sus diferencias y rencillas…

    En una gran porción de España se engendra un estado de ánimo que podríamos definir como horror ante la pérdida de la imagen habitual de España: ruptura de la unidad (que se siente amenazada por regionalismos, nacionalismos y separatismos, sin distinción clara); pérdida de la condición de “país católico” —aunque el catolicismo de muchos que se horrorizaban fuese vacuo o deficiente—; perturbación violenta de los usos, incluso lingüísticos,del entramado que hace la vida familiar, inteligible, cómoda.

    Frente a este horror, el mito de la “revolución”, la imposición del esquema “proletario-burgués”, la intranquilidad, la amenaza, el anuncio de “desahucio” inminente —si vale la expresión— de todas las formas de vida, estilos o clases que no encajasen en el esquema convencional…

    La guerra fue consecuencia de una ingente frivolidadEsta me parece la palabra decisiva. Los políticos españoles, apenas sin excepción, la mayor parte de las figuras representativas de la Iglesia, un número crecidísimo de los que se consideraban “intelectuales” (y desde luego de los periodistas), la mayoría de los económicamente poderosos (banqueros,empresarios, grandes propietarios), los dirigentes de sindicatos, se dedicaron a jugar con las materias más graves, sin el menor sentido de responsabilidad, sin imaginar las consecuencias de lo que hacían u omitían…

    Y todo esto ocurría en un momento de increíble esplendor intelectual, en el cual se habían dado cita en España unas cuantas de las cabezas más claras, perspicaces y responsables de toda nuestra historia. Lo cual hace más grave el hecho escandaloso de que no fueran escuchadas, de que fueran deliberada, cínicamente desatendidas por los que tenían dotes intelectuales, y por tanto deberes en ese capítulo…

    Pero ¿puede decirse que estos políticos, estos partidos, estos votantes querían la guerra civil? Creo que no, que casi nadie español la quiso. Entonces ¿cómo fue posible? Lo grave es que muchos españoles quisieron lo que resultó ser una guerra civil. Quisieron: a) Dividir al país en dos bandos, b) Identificar al “otro” con el mal. c) No tenerlo en cuenta, ni siquiera como peligro real, como adversario eficaz, d) Eliminarlo, quitarlo de en medio (políticamente, físicamente si era necesario).

    Se dirá que esto era una locura. Efectivamente, lo era (y no faltaron los que se dieron cuenta entonces, y a pesar de mi mucha juventud, puedo contarme en su número). La locura puede tener causas orgánicas, puede ser efecto de una lesión; o bien psíquicas; pero también puede tener un origen biográfico, sin anormalidad fisiológica ni psíquica. Si trasladamos esto a la vida colectiva, encontramos la posibilidad de la locura colectiva o social, de la locura histórica.

    El proceso que se lleva a cabo entre los años 31 y 36 consiste en la escisión del cuerpo social mediante una tracción continuada, ejercida desde sus dos extremos… ¿Cómo se ejerció esa tracción? Mediante una forma de sofisma que consiste en la reiteración de algo que se da por supuesto… La única defensa de la sociedad ante este tipo de manipulaciones es responder con el viejo principio de la lógica escolástica: nego suppositum, niego el supuesto. Si se entra en la discusión, dejándose el supuesto a la espalda, dándolo por válido sin examen, se está perdido… Tengo la sospecha —la tuve desde entonces— de que los intelectuales responsables se desalentaron demasiado pronto. ¿Demasiado pronto —se dirá—, con todo lo que resistieron? Sí, porque siempre es demasiado pronto para ceder y abandonar el campo a los que no tienen razón…

    Larga serie de errores, el último y mayor de los cuales fue… la guerra. La verdad es que nadie contaba con ella. Los que la promovieron más directamente creían que se iba a reducir a un golpe de Estado, a una operación militar sencillísima, estimulada y apoyada por un núcleo político que serviría de puente entre el ejército victorioso y el país. Los que llevaban muchos meses de provocación y hostigamiento, los que habían incitado a los militares y a los partidos de derecha a sublevarse, tenían la esperanza de que ello fuese la gran ocasión esperada para acabar con la “democracia formal”, los escrúpulos jurídicos, la “república burguesa”, y lanzarse a la deseada revolución social (lo malo es que dentro de ese propósito latían dos distintas, que habían de desgarrarse mutuamente poco después).

    Todos sabemos que las cosas no sucedieron así. La sublevación fracasó; el intento de sofocarla, también. La prolongación de los dos fracasos, sin rectificación ni arrepentimiento, fue la guerra civil…

    Lejos de ser la guerra inevitable, su origen efectivo no fue la situación objetiva de España, sino su interpretación…Una vez estallada, una vez iniciada, desde fines de julio de 1936, España estuvo en estado de guerra… La guerra es un “estado”, algo en que se está. Se vive dentro de la guerra, en su ámbito… La guerra civil española estuvo animada por un violento, apasionado patriotismo, en ambos lados… Innumerables españoles sintieron que había que combatir para salvar a España; incluso los que pensaban que en todo caso caminaba hacia su perdición, creían que uno de los términos del dilema era preferible, que el otro era más destructor, o más injusto, o más irremediable o irreversible… No debe ocultarse la evidencia de que los españoles extrajeron de su fondo último una impresionante suma de energía, resistencia y entusiasmo…

    La historia del mes de marzo de 1939, nunca bien contada, de la cual soy quizá el último viviente que tenga conocimiento directo desde Madrid, es la clave de lo que la guerra fue en última instancia… Tal vez algún día intente presentar mis recuerdos y mis documentos de esas pocas semanas decisivas, que se pueden simbolizar en el nombre admirable de Julián Besteiro

    En la zona republicana, además del cansancio había una infinita desilusión… Los vencidos se sabían vencidos, y lo aceptaban en su mayoría con entereza, dignidad y resignación; muchos pensaban —o sentían confusamente— que habían merecido la derrota, aunque esto no significara que los otros hubiesen merecido la victoria. Los justamente vencidos; los injustamente vencedores. Esta fórmula, que enuncié muchos años después, que resume en seis palabras mi opinión final sobre la guerra civil, podría traducir, pienso, el sentimiento de los que habían sido beligerantes republicanos.

    Y añade tras este extracto de ¿Cómo pudo ocurrir? una palabras de esperanza que creo que no puedo dejar de incluir en la entrada:

    Estos fragmentos de mi ensayo condensan hasta el máximo mi manera de entender el segundo, y espero que último, naufragio de España en nuestro tiempo. Pero naufragio no significa definitivo hundimiento. Fluctuat nec mergitur, dice bajo una nave el escudo de la villa de París.

    En unos momentos en los que muchos ven no pocos factores similares entre aquellos y estos tiempos, en los que cuarenta años de propaganda inversa al franquismo nos han intentado convencer (con éxito incluso en ámbitos académicos) de que hubo un bando bueno (la izquierda) y uno malo (la derecha), con la correspondiente colección de clichés infumables hoy; da gusto leer opiniones de personas como Marías, que conseguía abstraerse de toda mochila ideológica, y hacer una descripción casi quirúrgica de la mayor herida de la España reciente… Claro que en los últimos treinta años han pasado muchas cosas, y muchas de ellas malas y enfocadas más a la apertura de esa herida que a su cauterización… Y en esas estamos hoy, en algunos sentidos mucho peor que cuando el filósofo vallisoletano destiló esas líneas durante la Semana Santa de 1980.

     
    • plazaeme 22:56 on 17/06/2014 Permalink | Reply

      Muy bien traído.

      Lo de los cuentos de buenos y malos me parece de cajón. Pero no suficiente. No siempre llegan a tanto. Normalmente, no.

      Claro que estamos mucho peor que en 1980. Y ganado a pulso. Igual solo somos una pandilla de fanáticos que se toman demasiado en serio. Y si ese es el caso, la desaparición es la mejor solución. Si encima es voluntaria y lograda con empeño, difícil protestar.

      • Eclectikus 23:05 on 17/06/2014 Permalink | Reply

        Lo que no deja de ser curioso es los nexos comunes entre generaciones, porque bien pensado… ¿qué demonios tienen que ver los jóvenes de hoy con los jóvenes de los años treinta…? ¿Será que hay algún tipo de gen que predestina nuestra historia y que nos diferencia a los españoles entre sí, y a los españoles con otros países? El caso es que da gusto leer a gente como Marías que son capaces de hacer un análisis estrictamente neutral de un asunto tan controvertido… Se nota que fue orteguiano (discípulo suyo de hecho).

  • Eclectikus 21:45 on 31/05/2012 Permalink | Reply
    Tags: , , , , , , ,   

    Carta abierta de don Pío Moa a un mamarracho. 

    Nos dice don Pío Moa en su blog que demos la mayor difusión posible a esta carta abierta a un mamarracho. Dicho y hecho, copio aquí las dos partes en una sola entrada para facilitar la lectura, no sin recomendar el darse una vuelta por las entradas originales en su blog, Dichos, Actos y Hechos:

    donde se pueden leer además los comentarios que ha suscitado este caldero de aceite hirviendo que vierte don Pío, sobre las gentiles espaldas del inefable José Luis Rodríguez Zapatero.

    Supongo que es dificil suscribir punto por punto todas las críticas que Moa pone sobre la mesa, pero muchas de ellas sino todas, son difíciles de rebatir a no ser que estés imbuido de lleno en el Pensamiento Alicia y/o rebozado en la propaganda Goebbeliana de Prisa y Mediapro. Por mi parte suscribo la mayoría de las patadas en las espinillas, y han sido muchas de ellas las que me hicieron salir pitando de los mundos progres sin ni siquiera recoger mis cosas.

    En cuanto al término de mamarracho, pongo aquí el significado según la RAE, que cada cual seleccione la acepción que mejor le cuadre. Creo que ZP aúna las tres acepciones por igual.

    mamarracho.

    (Del ár. hisp. *muharráǧ o *muharríǧ, y este del ár. muharriǧ, bufón).

    1. m. coloq. Persona o cosa defectuosa, ridícula o extravagante.

    2. m. coloq. Cosa imperfecta.

    3. m. coloq. Hombre informal, no merecedor de respeto.

    Carta abierta a un mamarracho

    por Pío Moa

    No me refiero ahora a mamarrachadas suyas al estilo de “la tierra es del viento”, o sus promesas y afirmaciones vacuas en plena crisis, sino a su última o penúltima de ellas: la de que en sus siete años en el poder había aprendido a “amar profundamente a España”. Esto ya pasa de castaño oscuro, así que me permitiré recordarle algo, por lo menos algo, de lo que ha hecho usted por España en sus nefastos años en el poder y un poco antes. Un poder que puede resumirse en colaboración con banda armada; colaboración con dictaduras criminales y antiespañolas; y ataque sistemático a la democracia.

    1.- Usted suscribió el año 2000 el llamado Pacto Antiterrorista. Con ello parecía abandonar la línea tradicional del PSOE, consistente en combinar el terrorismo gubernamental con una negociación y salida “política”  para los asesinos arruinando el estado de derecho.  Pareció sumarse usted, entonces, a la línea de Mayor Oreja-Aznar, legal y democrática por primera vez desde las amnistías, de tratar a los delincuentes como tales, y no como políticos. Luego hemos sabido que apenas seca la tinta del acuerdo, usted lo traicionó, volviendo a las “conversaciones” clandestinas con los criminales, ofreciéndoles concesiones nunca del todo aclaradas a la opinión pública.

    2.- En 2002, España debió defenderse de la ocupación del islote de Perejil por la tiranía marroquí, que además amenaza las ciudades españolas de Ceuta y Melilla. Y ahí se demostró usted a sí mismo: saboteó al gobierno español, se arrogó ilegalmente facultades sobre política internacional para rendir pleitesía al rey de Marruecos  y retratarse con él bajo un mapa que recoge las aspiraciones antiespañolas del monarca-tirano cuando ya la crisis se gestaba, con retirada del embajador marroquí, unos meses antes. Esto fue, como lo anterior, un acto de pura y simple traición a la España democrática a favor de un déspota y un preludio de su “alianza de civilizaciones”… contra la civilización.

    3.- Poco después, usted intensificó la agitación y la violencia callejera contra un gobierno del PP que había logrado sacar al país de la crisis en que el PSOE la había dejado, con tres millones de parados. En esa agitación no perdonó usted  demagogia “anticapitalista” ni mentiras para fanatizar a las partes más oscuras e ignorantes del electorado. Recordaré tres casos: el del “chapapote”, el de la Ley de Educación y el de la guerra contra Sadam. En el primero, un accidente del que no tenía la menor culpa el gobierno, este hizo lo que pudo, seguramente mejor de lo que habría hecho su partido, que nunca en tales sucesos brilló por su eficacia y sí más bien por su corrupción. Y en tal situación,  usted habría encontrado probablemente la colaboración de Aznar y no la obstrucción. En cuanto a la Ley de Educación del PP, buscaba, con mayor o menor acierto, corregir otra de las herencias del PSOE junto con la crisis económica: la degradación de la enseñanza, caracterizada por tasas muy bajas de eficiencia educativa y muy altas de fracaso escolar. De una buena enseñanza depende en gran medida el futuro de un país, pero usted y los suyos se dedicaron a enredar a estudiantes y profesores con consignas de la más rancia estirpe marxista, las consignas del Gulag y el muro de Berlín, condenando el esfuerzo y la excelencia como un vicio y preconizando la mediocridad supuestamente igualitaria que siempre ha definido a su partido.

    4.-  Pero donde alcanzó usted lamentable maestría fue cuando la guerra de Irak. Aquella fue, hoy lo creo, un error que está saliendo caro a Usa sin fructificar en un estado irakí más o menos democrático y en mayor estabilidad en la zona. Sin embargo ese error no mejora la demagogia del PSOE. Usted no se oponía “a la guerra” como pregonaba, pues había guerras más crueles en África a las que no prestaba usted la menor atención, quizá porque, como en la de Sudán, las víctimas eran cristianas. No: usted no condenaba la guerra sino que defendía al genocida Sadam, por quien, como en el caso de Perejil,  sentía mucha más simpatía  que por su propio país y la democracia: otra muestra de su “alianza de civilizaciones”. En un principio, su loca agitación pareció fracasar, como la del chapapote, y no tuvo los efectos electorales que usted pretendía. Lo pareció, porque el régimen de Sadam fue derrotado muy pronto. Pero fue sin duda una ventaja para usted que se  mantuviera la tensión gracias a los brutales atentados terroristas.

    5.- Y fue precisamente esa tensión terrorista lo que le ayudó a escalar el poder. De pronto, hacia el final de la campaña electoral de 2004, Madrid sufrió el atentado más bestial de la historia europea. Al PSOE, pasado el desconcierto inicial sobre lo que parecía un coletazo de una ETA acosada, le faltó tiempo para atribuirlo a los islámicos, inventando para ello terroristas suicidas y otros supuestos datos y, sobre todo, sugiriendo que la culpa de la matanza no radicaba en los autores de ella, sino en el gobierno de Aznar “por habernos metido en la guerra”. No importa aquí dilucidar quiénes fueron los verdaderos autores, sobre quienes pesan dudas muy consistentes. Diré simplemente que usted logró desviar esa culpa, a los ojos de mucha gente atemorizada o fanatizada. Y que lo hizo en brevísimo tiempo mediante la campaña de insidias más vil a que hemos asistido en varias décadas. En su empeño, usted vulneró la ley electoral, acusó al gobierno de lo que ustedes hacían, es decir, de mentir, y movilizó a los sectores más histéricos en agresiones y asedios a las sedes del PP, un método, por cierto, de larga tradición en su partido desde el Frente Popular y antes. Y no resultó menos significativo que, fueran quienes fueran los terroristas, usted debió de creer que se trataba efectivamente de islámicos, por cuanto los premió, llegado al poder, con la rápida retirada de las tropas españolas que en Irak ayudaban a la población a librarse de los mismos que presuntamente habían atacado en Madrid, e incitando a otros países a hacer lo mismo. Lección práctica, nuevamente, de su “alianza de civilizaciones”. Su política, como en el caso de la ETA, ha tendido siempre a recompensar a los asesinos, lo que no es casual para quien “ama” a su patria como usted o entiende por democracia el triunfo de la miseria. Máxime cuando un objetivo declarado de los islámicos consiste en demoler las libertades y la civilización cristiana, y retransformar a España en Al Ándalus. Usted ha sido su mejor aliado.

    6.- Una vez en el poder, usted desplegó su vesania en cuatro direcciones principales: profundizar la colaboración con la ETA, con todos los enemigos de España, en la llamada “ideología de género” como sustituto de la “de clase”,  y en la falsificación de la historia. Usted, experto en disfrazar cualquier bellaquería con un nombre pomposo y agradable,  bautizó arteramente la colaboración con la ETA como “diálogo” y “proceso de paz”. Y lo hizo cuando la  anterior política de Aznar había colocado a la ETA, como ha reconocido uno de sus dirigentes “al borde del abismo”. Su “paz”  consistió en volver a legalizar las terminales políticas de los asesinos, en facilitarles una amplia corriente de dinero público con la que financiar su propaganda antiespañola y liberticida, en proporcionarles eco y representatividad internacional, en promoverlos con una imagen positiva mientras trataba de intimidar, dividir y desacreditar a las víctimas directas del terror; y sobre todo en ofrecer a los pistoleros y separatistas la transformación ilegal de la autonomía en un “estado asociado” de hecho, reduciendo a testimonial la presencia del estado español, según el modelo de Cataluña. Un modelo que usted promocionó concediendo al parlamento  catalán una soberanía anticonstitucional, entre otros desmanes. Con tan intolerables premios a los asesinos, usted decía hacer “la paz” y quizá esperaba ganar el desacreditado premio Nobel de la misma. Pero ni la ETA consiguió nunca romper la paz de España, sino solo alterar la normalidad gracias, en gran medida, a la “salida política” que le ofrecían unos políticos sin principios; ni se puede llamar paz a la destrucción desvergonzada de la legalidad democrática y del estado de derecho. Ni a los avances hacia la disgregación de España en un mosaico de taifas impotentes, insignificantes en el contexto internacional y objeto de las intrigas de otras potencias: un objetivo que usted ha perseguido tenazmente en colusión con los terroristas y los separatistas. So pretexto de “paz”, nunca había obtenido la ETA una colaboración tan masiva y variada, en la que el chivatazo de Freddy Faisán apenas pasa de anécdota en un contexto que solo puede calificarse de criminal.

    Estos son hechos plenamente constatables, no interpretaciones ni especulaciones. Ahora bien, tienen tal carácter delictivo, de traición y miseria moral, que muchos se preguntan: “¿Cómo han sido  posibles por parte de gobiernos elegidos? Tiene que haber alguna explicación menos terrible”. Porque no entienden que un gobierno elegido puede resultar criminal y porque tales delitos proceden de una mentalidad, una ideología y una tradición de largo alcance. Como recordaba Julián Marías, el PSOE tiene la tara de una visión negativa de la historia de España. Visión completada, diría yo, con un amasijo contradictorio de ideas más o menos mesiánicas. El PSOE, cuya historia reivindica usted entera — incluida su planificación de la guerra civil y la destrucción de la legalidad republicana–, solo en tiempos recientes abandonó, y solo de manera parcial, el marxismo, la doctrina más totalitaria y mortífera del siglo XX. Y el escaso terreno abandonado lo han llenado ustedes con esa mezcla arbitraria de ecologismo, feminismo, pacifismo, socialismos variopintos, aversión a la iniciativa individual y a la excelencia personal, etc. Pero he recordado, frente al romo análisis político prevaleciente, que la colaboración de usted con banda armada se asienta en una afinidad ideológica profunda: también la ETA es socialista. También es antiespañola y liberticida. También comparte ese amasijo de doctrinas que, bajo sus buenas intenciones enarboladas nunca han traído más que miseria y corrupción. Esa común base ideológica hermana en cierto modo a la ETA y el PSOE, por más que a  veces surjan entre ambos riñas de familia.

    7.- De su “alianza de civilizaciones”, como la ha llamado con su acostumbrada megalomanía, ya he dado algunas pruebas. Se ha concretado en la simpatía y el apoyo político y económico, en Hispanoamérica, a los regímenes más demagógicos y antiespañoles, a personajes como Kirchner, Chávez o Evo Morales; y algo similar en relación con los países musulmanes, sobre todo con el único que constituye una amenaza seria para nosotros. Dicha alianza se ha extendido, por pura aversión a España, a las más vergonzosas claudicaciones en el caso de Gibraltar, única colonia que permanece en Europa. Se trata, muy literalmente, de una alianza contra España y contra todo lo que signifique libertad.

    8.- ¿Qué aspectos positivos pueden encontrarse en su gestión? Usted invoca, sobre todo,  sus políticas de “igualdad de sexos”, atribuyendo al cristianismo –la base y raíz más profunda  de nuestra cultura—una opresión secular de la mujer. Que no le ha impedido a usted  promocionar al islamismo en la propia España y hacerse el desentendido de la situación femenina en esos países. Pero la mujer nunca ha tenido necesidad de la tutela de personajillos como usted. La igualdad de derechos, la igualdad ante la ley, está conseguida en Europa y en España mucho antes de que a gente como usted se le ocurriera crear falsos problemas para resolverlos igualmente en falso. Su “igualdad”, de modo parecido a su “paz”, solo ha traído perturbaciones y aberraciones. Su paridad en el gobierno (¿y por qué no una paridad de obreros y otras profesiones, por poner un caso?) ha redundado en descrédito de la mujer gracias a lumbreras como Aído, Pajín, Vega, Salgado, Calvo y todas las demás, de las que lo único que puede decirse es que no desmerecen de los botarates y sinvergüenzas varones, empezando por usted mismo. Ya que pretende usted una igualdad imposible, habría que preguntarle por qué no la persigue igualmente en los ramos de la construcción, las minas, los barcos, etc., donde la “cuota femenina” es insignificante? ¿O en la misma población penal, donde se dan unas desigualdades numéricas que para majaderos como usted tendrían que ser ultrajantes? En la práctica, su “igualdad” ha significado la promoción del aborto, un verdadero asesinato masivo bajo la peregrina idea de que los embriones humanos no son humanos y de la delictiva consigna “nosotras parimos, nosotras decidimos” como si pudieran decidir sobre una vida ajena y el padre no contara nad; de  la pederastia mediante la  promoción de la actividad sexual a las edades más bajas; del homosexualismo, con la imposible pretensión de equiparar un defecto con la sexualidad  normal y con el matrimonio. Ha significado el estímulo a la disgregación de la familia, la sustitución de la autoridad de los padres por la de unos políticos majaderos e iluminados a partes iguales, con mil consecuencias derivadas, como el aumento de la droga y el alcoholismo en la juventud, de la población penal, del fracaso matrimonial, escolar, etc. En un deterioro, en suma de la salud social. Por sus frutos se conoce el árbol.

    9.- Su partido, cuyo historial usted reivindica entero, siempre ha atacado el fundamento de la democracia, la limitación y división de poderes, como expresó con descaro uno de sus líderes cuando subió al poder. En función de esa permanente orientación, usted ha politizado y corrompido como nunca la justicia (baste aquí recordar la desvergonzada burla de Garzón y sus investigaciones sobre “crímenes del franquismo” en gran parte inventados). Además su partido  ha agredido permanentemente a  tres fundamentos de nuestra cultura: la propiedad privada, la familia y la nación (esta, en virtud de su “internacionalismo”). Hoy parece haber renunciado a liquidar la propiedad privada para cargar el ataque sobre los otros dos pilares. En cuanto a la nación, la visión negativa de España por parte del PSOE,  que recordaba el filósofo Julián Marías, le ha llevado asimismo a buscar la disolución del país en la UE. ¡Ah, aquella Constitución europea elaborada por el clásico enemigo de España y protector de la ETA (¡siempre lo mismo!) Giscard d´Estaing! Constitución que usted impulsó con un falso referéndum en que se incitaba a los ciudadanos a votar a ojos cerrados, sin enterarse de qué se votaba. Aquella ley anulaba mermaba drásticamente la influencia antes lograda por España en la UE y usted aumentaba nuestra supeditación a Francia mientras rechazaba el acuerdo con Polonia, tan provechoso para contrapesar la excesiva hegemonía del Eje París-Berlín. Siempre hallamos lo mismo en su política, trátese de la ETA, el terror islámico, los separatismos, Marruecos, Gibraltar o la UE: la aversión a España y a la democracia,

    10.- También la Iglesia, no podía ser menos, ha sufrido sus demenciales ataques e insidias. Usted ha ido mucho más allá de la frase (cristiana) “A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César”, actualmente interpretada como la aconfesionalidad del estado, y usado el poder para hostigar al. Pero, le guste o no, el cristianismo es la base de la cultura occidental, y resulta el colmo de megalomanía, de la estupidez más pretenciosa, el empeño en sustituirlo por las cuatro ideíllas progre-socialistas, banales y contradictorias, que llenan su mente. Nadie le niega el derecho a sus propias opiniones sobre la Iglesia, pero ya es harto clarificador que para atacarla deba recurrir usted a tantas calumnias, quizá más embozadas que las del pasado, pero siempre en el viejo estilo PSOE. Quiero recordarle que, al revés que su partido y los sindicatos, la Iglesia lleva a cabo labores de enseñanza y beneficencia que, de realizarlas el estado, y sobre todo gobiernos como el suyo, saldrían muchísimo más caras a los ciudadanos. Pero sobre todo usted debiera recordar que esas campañas cristalizaron durante la Guerra Civil en un intento de genocidio, en gran parte cumplido, por el que su partido y otros semejantes asesinaron a mansalva, a menudo con extremo sadismo, a muchos miles de personas por el mero hecho de pertenecer al clero o declararse católicos, y trataron de erradicar la presencia cristiana en España.  Aparte de destruir (y robar) un inmenso patrimonio histórico y artístico. Usted jamás ha expresado el menor sentimiento por tales hechos, al revés, ha reivindicado, repito,  todo el  historial lúgubre y sangriento del PSOE. No por casualidad han reaparecido, por primera vez desde la guerra, los conatos de incendio de templos, las amenazas de asesinato al clero o agresiones como en el reciente encuentro de la juventud católica. Tampoco ha expresado usted la menor repulsa ante las persecuciones y matanzas que sufren los cristianos, sobre todo en el mundo islámico, cuando gemía tanto por el régimen de Sadam Husein.

    11.- Durante un tiempo se jactó usted de la prosperidad del país, disimulando el dato de que la misma era herencia del período anterior. Pero durante su gobierno la prosperidad se volvió cada año más desequilibrada y ficticia, basada en una suicida espiral de endeudamiento, mientras usted sacrificaba progresivamente la soberanía nacional en beneficio de entes por encima de nosotros y por tanto por encima de nuestros intereses. El globo estalló al fin, y usted, que estuvo inflándolo año tras año con sus habituales mamarrachadas, culpa al anterior gobierno, durante el cual el problema no había pasado de incipiente. El desastre económico es una tradición asentada en su partido porque sus doctrinas al respecto son falsas, y aunque ustedes se hayan visto obligados a aceptar algunas realidades de lo que llaman capitalismo, siempre han terminado por “tirar al monte”. Nuevamente el árbol se reconoce por sus frutos, y cada vez que ustedes han tenido ocasión de aplicar sus ideas, en todo o en parte, el resultado ha sido desolador. Durante el primer bienio republicano, con el PSOE compartiendo el poder, el paro aumentó casi mes por mes,  y bajo el Frente Popular llegó al millón de personas, equivalente al doble con la población de hoy, pero en condiciones mucho más dramáticas por falta  de Seguridad Social (traída por el franquismo, no por su partido como muchos ingenuos embaucados creen). Volvió el PSOE al poder con Felipe González y batió su marca anterior: tres millones de parados. Y usted le ha superado con cinco millones y medio y el país literalmente en la ruina. La crisis, ciertamente, es internacional, pero aquí importa el modo como usted la ha gestionado.

    12.- Una ideología y una política tan contrarias a los intereses del país, de la libertad y del humanismo más elemental, solo puede sostenerse por  una acumulación de embustes en aumento, apuntalándose unos a otros. En el “Himalaya de mentiras”, que denunciaba Besteiro del Frente Popular. Besteiro fue en la república uno de los pocos socialistas razonables, que sin embargo no logró hacer escuela en su partido. Y  la base de todo ese himalaya se encuentra en lo que usted, siempre pomposo,  ha titulado “Memoria histórica”. He escrito mucho sobre la falsificación sistemática del pasado en que ha arropado usted sus fechorías, y no voy a extenderme ahora. Baste señalar que la justificación de ellas se encuentra en la pretensión de que en 1939 la democracia fue derrotada por el régimen dictatorial de Franco. La segunda parte es cierta, pues el franquismo fue un régimen autoritario (nunca totalitario). Pero la primera es falsa de raíz, y para entenderla basta observar los componentes, de hecho o de derecho, del vencido Frente Popular: stalinistas del PCE, marxistas del PSOE a menudo más radicales y violentos que los primeros, anarquistas, separatistas ultrarracistas del PNV o golpistas de  la Esquerra; más, en posición muy secundaria, los republicanos de izquierda como Azaña, que quisieron compensar con golpes de estado el rechazo que habían sufrido en las urnas en 1933. A esa amalgama la presenta usted y como representante de “la libertad”.  Lo era tanto como ustedes ahora,  y como  ustedes y la ETA representan “la paz”.

    Su partido y otros  se alzaron en armas en 1934 con el propósito explícito, lo he probado, de comenzar una guerra civil para implantar la “dictadura del proletariado”, es decir, de su partido, al modo de Rusia, como denunciaba en vano el citado Besteiro. Su partido fue derrotado, a un coste muy alto en sangre y destrucciones, pero no aprendió la lección. En febrero de 1936, en unas elecciones falseadas por violencias y coacciones, el Frente Popular tomó el poder y procedió a arrasar  la legalidad republicana en medio de una orgía de crímenes, incendios y destrucciones que hicieron imposible la paz. En la guerra subsiguiente, continuación de la breve del 34, su partido volvió a demostrar su naturaleza al supeditarse a Stalin mediante el envío ilegal de las reservas financieras españolas a Moscú y una compra de armas repleta de corrupción, en la que destacó el socialista Negrín. Este intentó criminalmente alargar la contienda, para completar el destrozo del país con el que nos produciría la guerra mundial, anhelada por él y los suyos. Y, hombre previsor, organizó desde el primer momento el saqueo de los bienes del estado, de la Iglesia, de  las cajas de seguridad de los bancos y los montes de piedad… y con esos tesoros incalculables (porque no fueron contabilizados, otro dato de su partido) huyeron  él y los suyos al extranjero, abandonando a su suerte a miles de sicarios comprometidos en el terror de las chekas y similares. Y ahora usted, quizá como reparación inconfesada, reivindica usted a aquellos sicarios, autores de crímenes espeluznantes, como “honrados republicanos víctimas del fascismo”, equiparándolos a los inocentes. Si ha rehabilitado a Negrín es porque se identifica usted con él y no con Besteiro. Nada revela mejor que esta farsa siniestra su catadura moral y política.

    Sin la insurrección socialista de 1934 y los salvajes desmanes del Frente Popular, no habría habido guerra civil. Franco fue el último en rebelarse contra la república. Antes lo habían hecho los anarquistas, los comunistas, Sanjurjo, los republicanos de izquierda, los socialistas y los separatistas catalanes. Los nacionales se sublevaron solo cuando la situación se volvió insostenible para cualquier persona con dignidad y amor a su patria, y, pese a partir de condiciones adversas en extremo, terminaron venciendo. No eran demócratas porque concluyeron, no sin razón, que ninguna democracia funcionaría en España con partidos como el de usted y los demás del Frente Popular. Pero salvaron lo más básico: la nación y la cultura cristiana que ustedes trataban de aniquilar. Y gracias a la paz, la prosperidad y la reconciliación logradas bajo el franquismo, fue luego posible transitar sin demasiados traumas a la democracia. Una democracia de la que ustedes son beneficiarios, no causantes, y que no debe a quienes se consideran herederos del Frente Popular otra cosa que corrupción, corrosión de las libertades, complicidad con el terrorismo y masivas campañas de desinformación a los ciudadanos, esa “constante mentira de los rojos” (usted se ha proclamado rojo) que irritaba a Gregorio Marañón.

    Con su “Ley de memoria histórica”, usted quiso imponer al país una versión particular del pasado reciente, pretensión típicamente totalitaria, para deslegitimar a quienes salvaron al país del Frente Popular. A quienes han aportado al país una paz que todavía dura derrotando a la revolución, eludiendo la entrada en la Guerra Mundial, venciendo al maquis y al injusto aislamiento internacional y dejando una sociedad próspera y reconciliada. De ellos viene la actual democracia –tan socavada por su partido de los “cien años de honradez” (otra enorme falsedad)– y la monarquía, las cuales quedaban a su vez deslegitimadas por su origen según el designio de su partido. Y, lo más grande, con dicha ley ha hecho usted firmar a Juan Carlos I  su propia ilegitimidad, pues él fue nombrado directamente por Franco e impulsó una democratización a partir de su régimen. Esa firma, a su modo, no deja de ser una hazaña; grotesca pero hazaña: la insolente apoteosis de la majadería en que usted ha convertido la política española.

    ¿Cómo ha podido usted lograr tanto?  Lo ha hecho en colaboración con el separatismo, según es tradición en su partido, pero sus tristes éxitos se han debido, más aún, a la ausencia de una oposición a la altura de tales provocaciones. Porque no ha sido oposición el PP, partido en que diversas corrientes se neutralizan en la nada intelectual y moral de “la economía lo es todo”, la anglomanía y la pretensión de vender una imagen más “progre” que la de usted mismo. Ha contado usted con la complicidad pasiva, y a veces activa, de una presunta oposición sin ideas, y entre todos han traído al país la calamidad actual. Pero este es otro aspecto de la cuestión en que no entraré aquí.

    13.- Azaña, mucho más lúcido con los defectos ajenos que con los propios, caracterizó  la delirante  política republicana como “tabernaria, incompetente, de amigachos, de codicia y botín, sin ninguna idea alta”. La de usted merece esos calificativos, ha sido pura delincuencia. Le he llamado mamarracho porque la mamarrachada, con una veta de puro infantilismo,  ha adornado siempre sus actos y dichos. Y se ha ido usted sin el menor castigo. Tal como la ETA ha recibido enormes recompensas por sus crímenes –recompensas que mantiene el PP de Rajoy–, usted se ha marchado con honores, prebendas y cargos después de haber dejado al país en la ruina material, moral y política. ¿Cómo ha sido posible? ¿Los políticos son irresponsables de sus actos en el sistema actual? ¿Habremos llegado a una sociedad lo bastante envilecida para soportar tales cosas sin protesta? Entonces habría que reconocer, tristemente, que ha tenido usted razón: usted habría tratado a esta sociedad tal como ella se habría merecido. Pero España ha superado crisis peores, y esta también lo hará. Al escribirle, quiero exponer lo que nunca debió de hacerse o consentirse, y lo que debe corregirse necesariamente por el bien de una convivencia nacional en paz y en libertad.

     
    • JL Sardiñas 12:02 on 02/06/2012 Permalink | Reply

      ZP no es que aúne las tres acepciones…. es que él es la cuarta, algo como Homer Simpson con lo de la suerte. Lo peor de todo es, tal como dice el señor Moa, que el pavo se ha ido no ya sin castigo sino incluso con honores de gran héroe y prócer… Qué asquito de peña, Diossss

      • Eclectikus 12:16 on 02/06/2012 Permalink | Reply

        Bueno, la historia le juzgará, además es joven, quizá le juzgue también un tribunal… quién sabe, quizá su conteo de nubes se vea algún día interrumpido por una pareja de agentes judiciales leyéndole sus derechos 👿 Torres más altas han caído (cualquier torre es más alta).

        • JL Sardiñas 15:02 on 02/06/2012 Permalink

          Eso mismo te iba a decir… que torre lo que se dice torre… será más bien un agujero en el suelo 😛

      • Sefuela 10:34 on 03/06/2012 Permalink | Reply

        A ZP le es perfectamente aplicable aquél fantástioco diálogo de los Simpson:

        Homer: lo importante para jugar al Black Jack es tener un sistema
        Bart: ¿y cuál es tu sistema?
        Homer: No deciirle a tu madre cuánto pierdo.

    • Manuel Corpas 07:36 on 03/06/2012 Permalink | Reply

      De momento no he podido pasar del primer párrafo del punto 6º.Me sale toda la bilis y me vienen tantas imágenes, recuerdos, palabras, situaciones…mi cabeza parece la portada del Informe Semanal de hace décadas.Dios Mio, necesito tu iluminación , o lo que sea, para no ponerme a odiar tanto, no debe ser bueno.

      • Eclectikus 11:17 on 03/06/2012 Permalink | Reply

        Nada de odios, odiar es de progres, reírse de ellos es el único antídoto posible 😆

    • viejecita 08:51 on 03/06/2012 Permalink | Reply

      Anoche, cuando pude entrar a leer, estaba demasiado cansada. Esta mañana lo he leído todo. No estoy de acuerdo con el punto 8 ( a mí sí me parece que una ley de plazos, para el aborto es necesaria, al mismo tiempo que aumentar todas las ayudas habidas y por haber , en guarderías, asistencia domiciliaria, etc etc, para que las futuras madres en situaciones difíciles no se sientan abocadas a elegir entre el aborto, el abandono de sus hijos, o el condenarlos a una vida de miseria…
      Igual que me parece bien que se equipare en derechos a las uniones de personas del mismo sexo con las familias heterosexuales. Que no creo que los homosexuales lo sean por vicio, sino por naturaleza ( es demasiado dura su opción sexual como para elegirla por capricho ), y hay personas extraordinarias entre ellos, a las que me parece injusto discriminar a la hora de adoptar, etc… ( por ejemplo, en un contrato antiguo de arrendamiento, -esto es mi terreno, y a mí, egoístamente me convenía -- si muere el titular, su pareja, aunque lo fuera desde hace años, no tenía derecho a la prórroga de viudedad. Supongo que ahora con lo del matrimonio homosexual habrá cambiado la cosa )

      Tampoco me parece tan mal Salgado, aunque el resultado fuera el que fue, y se dejase contradecir y mangonear por su jefe. Ella por lo menos, estaba bien educada, e hizo lo que pudo, y además lo hizo con cierta estética de formas. No me parece bien englobarla con Pajín o con Aído.

      Esto dicho, espero que este hilo lo difundas por todos lados.
      Un abrazo

      • Sefuela 10:44 on 03/06/2012 Permalink | Reply

        Coincido contigo en el primer párrafo. Reconozco además la lógica de lo que afirmaba Miguel Bosé: que los no bisexuales se perdían una parte de la diversión. Aunque, conscientemente, yo prefiera perdérmela. No tengo nada contra los homosexuales respetuosos, pero sí contra las locas agresivas.

        En cuanto a Salgado, vale que era de lo mejorcito del gobierno. Pero simplemente porque el nivel con el que se compara es extremadamente bajo. Otra nefasta ministro.

      • Eclectikus 11:33 on 03/06/2012 Permalink | Reply

        Las anotaciones de Sefuelix valen para mi también. El aborto es un tema peliagudo, pero creo que una ley de plazos que se cumpla y sin coladeros es razonable, pero al parecer quimérica en España, en donde el aborto se ha convertido en un lúgubre negocio más que una verdadera opción marginal ante un embarazo problemático. No parece muy lógico que en un país en el que se está invirtiendo la pirámide de población, y en el que mayoritariamente solo paren las extranjeras, fomentar el aborto como si fuera otro método anticonceptivo, me parece una (otra) extravagancia progre.

        Lo de los gays es de traca, estar en contra de ellos es como estar en contra de las leyes de la termodinámica. Yo (y creo que Pío Moa también aunque no haya sido afortunado en explicarlo) estoy en contra, me repugna más bien, el lobby cerolista, los gays gafapasta y demás sectas plumíferas… Primero porque no representan ni de lejos al colectivo gay (en Chueca siempre gana el PP), y segundo porque no son más que otro tentáculo de la sociedad de laboratorio que el PSOE ha querido crear en España a base de vender cuentos chinos por todos los medios posibles.

        De Salgado no opino, pero alguien que ha compartido consejo de ministros con ZP, es cómplice de las aberraciones que hemos vivido durante estos 11 años. Que Salgado sea la reina tuerta en un gobierno de ciegos intelectuales, no me produce ni frío ni calor.

      • tmpd 16:46 on 03/06/2012 Permalink | Reply

        Vijecita
        Estoy de acuerdo contigo en lo del punto 8.
        Pero en conjunto, he pensado o sentido muchas veces cosas que expresa la carta de Pio Moa.

    • Sefuela 11:00 on 03/06/2012 Permalink | Reply

      Olvidabba. Tampoco estoy de acuerdo con lo de Gibraltar. Vale ya de chorradas. Gibraltar británico. Ceuta y Melilla españolas. Si admitimos reivindicaciones territoriales anteriores a 1950 acabamos reivindicando a los vascopitecos.

      Yo estoy más por la ampliación de la frontera de Gibraltar hasta Navacerrada, a ver si consigo nacionalizarme inglés 😉

      • Sefuela 11:02 on 03/06/2012 Permalink | Reply

        Por cierto, olvidabba significa que olvidaba Waterloo, chiquitita, mamma mia, Fernando, etc…

        • viejecita 11:07 on 03/06/2012 Permalink

          Se ve que tu corrector y el mío son primos hermanos

      • Eclectikus 11:47 on 03/06/2012 Permalink | Reply

        Ojo con Gibraltar. Estoy de acuerdo conque el peñón sea británico, a mi como si se la machacan. He currado allí y los llanitos me parecen mutantes con el material genético dañado por la basura radiactiva que se almacena en las cuevas de la roca… hasta por la noche son fosforescentes 😉 Tengo una entrada en cartera sobre Gibraltar, pero tengo problemas para callarme la boca sobre algunas cosas clasificadas que son lo más gracioso de la anécdota.

        No es nada lógico lo del istmo, que nos lo robaron el siglo pasado, construyeron un aeropuerto, posiblemente el más peligroso del mundo, y que quieren ampliarlo (si es que no están ya), a base de ganar terreno al mar (por la bahía de Algeciras y por el Mediterráneo).

        Tampoco es nada lógico el régimen fiscal, por muchas razones, pero una de las más sangrantes para la gente de allí, es los cientos de barcos que quedan en stand-by en la bahía (llenándola de mierda) semanalmente, esperando a repostar en Gibraltar (mucho más barato) dejándose los cuartos allí… En fin, que prometo una entrada específica un día de estos sobre el tema.

    • viejecita 11:04 on 03/06/2012 Permalink | Reply

      Ecléctikus

      No puedo postrar en SisB, por mucho que lo intente, así que te lo dejo aquí:
      Espero que saques toda clase de imágenes y de explicaciones del próximo eclipse del Sol a cargo de Venus. ( Creo que es el día 6 ). Que por lo visto ocurre cada 100 años o así, o sea que no vamos a tener oportunidad de asistir a otro…

      • viejecita 11:05 on 03/06/2012 Permalink | Reply

        El dichoso corrector me cambia postear por postrar, todas las veces

      • Eclectikus 11:55 on 03/06/2012 Permalink | Reply

        Seguro que algo sale 😉

      • viejecita 11:24 on 10/06/2012 Permalink | Reply

        Se me había pasado , ( estos días he estado totalmente rebasada, aunque no es excusa ), darte las gracias por el estupendo enlace , en SisB, (donde no puedo comentar), para ver el tránsito de Venus. 🙂 🙂 🙂

        • Eclectikus 11:39 on 10/06/2012 Permalink

          De nada V. ya sabes que disfruto un montón publicando en SisB 😉

        • viejecita 11:42 on 10/06/2012 Permalink

          A ver cuando me rehago un poco en cuestión de dinero, y me acabo comprando el telescopio en tu Amazon…

      • Eclectikus 12:15 on 10/06/2012 Permalink | Reply

        Por cierto, en California por lo visto tuvieron algún problemilla para ver el tránsito de Venus 😉

        Supongo que ya lo habrás leído en WUWT, Anthony Watts tuvo que tirar para el norte de California y luego para Nevada para fotografiar el evento, su mujer sacó algunas fotos y ahora las vende en eBay.

    • Alf On 12:11 on 22/08/2012 Permalink | Reply

      Lo que comenta Pío de los días 11-14 marzo hace recordarlos. Y se me siguen poniendo los pelos como escarpias.

      • Eclectikus 12:23 on 22/08/2012 Permalink | Reply

        Desde mi punto de vista los descalifica de por vida. Igual que a los voceros de la SER que desde entonces me revuelven las tripas: Gabilondo, Gemma Nierga, Carnicero, Millás… siento asco solo de escribir sus nombres.

    • ss 10:14 on 05/01/2016 Permalink | Reply

      Pío Moa, el aborto no es obligatorio. No existe ningún comando feminista que obligue a las mujeres a abortar. En todos los países civilizados se regula el aborto de forma legal, en general, a partir de los 18 años, con la mayoría de edad. Nadie quiere el aborto, es un fracaso personal, y social. Pero, convertir algo así en ilegal, es volverf a los tiempos antiguos, donde las mujeres que querían abortar o se iban al extranjero, o a la clandestinidad. Esta gente no se entera. No es obligatorio. Y no se sabe porqué motivo publican datos sobre abortos, debería estar prohibido. Es información personal, de la paciente.

      • Titus Amatius Paulus 17:01 on 05/01/2016 Permalink | Reply

        Hola SS

        Estoy de acuerdo contigo con tu postura. Yo quiero añadir e introducir algo: que no sea gratis, es decir que no lo pague la seguridad social, usease que no se obligue a nadie a financiarlo. Si está pagado por la SS se obliga todo el mundo a financiarlo, no hay forma de objeción de conciencia fiscal.

        El otro lado de la moneda son los tratamientos de fertilidad: generalmente lo tienen que pagar de su propio bolsillo los que acuden a ellos . La seguridad social cubre sólo las inseminaciones artificiales, no trata los problemas reales que causan la infertilidad. Conozco a gente que ha estado en tratamientos de fertilidad y que ha cambiado su postura respecto al aborto: no hay dinero público para la salud reproductiva por infertilidad pero si hay dinero de todos para los abortos

        Saludos

        Paulus

      • Eclectikus 17:12 on 05/01/2016 Permalink | Reply

        Pues estoy bastante de acuerdo con ambos 😉

    • name 12:41 on 12/02/2016 Permalink | Reply

      El aborto no es obligatorio; repetición: el aborto no es obligatorio. No existe ningún comando feminista que obligue a las mujeres a abortar. Repetición: no existe ningún comando feminista que obligue a las mujeres a abortar. El aborto es legal, a partir de los 18 años, con la mayoría de edad. Personalmente, no me metería en un aborto, porque no me agrada, mas pienso que no se deben imponer las creencias personales a nadie.
      Tampoco es obligatorio irse de prostitutas, o prostitutos, mientras se lo paguen con su dinero, allá cada uno con lo que haga con su cuerpo. No es que lo considere una actividad positiva, según dicen bastantes estudios de investigación, pero, no me voy a poner nunca en plan de sermonero con su moralina.
      El día que en este planeta Tierra no existan guerras, ni el negocio de la prostitución, y tampoco existan violaciones, posiblemente, se pueda plantear lo de prohibir el aborto.
      En cuanto a la Iglesia católica, la Iglesia tiene muchas facetas, muchas puertas, muchas caras. Hay una faceta positiva, que es la de los misioneros, la de la labor social, con Cáritas. Pero, tiene otros aspectos, como es el Estado Vaticano y sus intereses, y sus negocios, y sus secretos. Como todos los Estados tiene facetas que nunca vamos a saber, pese a los libros que escriban diversos autores, como Erik Fratinni u otros, que habrán llegado en sus investigaciones sobre el Vaticano, hasta donde les habrán dejado llegar, y seguro que habrán pagado un precio. Pío Moa, está en su derecho a escribir los libros que quiera, y a tener las opiniones que le apeteza,pero, que no piense que la Iglesia católica es una institución absolutamente inocente, porque no lo es.

      • Eclectikus 13:06 on 12/02/2016 Permalink | Reply

        Hola name,

        Vale, estoy más o menos de acuerdo con lo que dices, pero hay muchos matices. Por ejemplo, es perfectamente legítimo rechazar visceralmente (por principio) el aborto, y que se aborrezca la equiparación del aborto como un “derecho de la mujer”, es absurdo, y es totalmente injustificable desde un punto de vista racional (ver por ejemplo este ensayo de Gustavo Bueno: La cuestión del aborto desde la perspectiva de la teleología orgánica).

        Por supuesto, la Iglesia es una institución humana, y como tal tiene una determinada (e indisimulable) cantidad de basura en su pasado y en su presente. Pero no está de más recordar que la Iglesia tiene una historia detrás de 2000 años (la institución humana más antigua), así que comparativamente, la basura por década que acumula el Vaticano es sensiblemente menor que por ejemplo la ONU. Por eso conviene ser equitativo y no dejarse llevar por eslóganes come curas.

    • name 12:51 on 12/02/2016 Permalink | Reply

      Claro que Pío Moa, está en su derecho a pensar lo que le apetezca, sobre la Iglesia católica, o sobre las feministas, o sobre lo que le dé la gana, pero, cuando se cuentan milongas una y otra vez, diciendo lo malo que es el feminismo, los datos sobre guerras, prostitución, violaciones están ahí. Ojalá no estuvieran, y vivierámos en otro mundo, mucho mejor, mas, de momento la Tierra en la que vivimos está como está, no tengo la culpa.
      Hay facetas del feminismo que me parecen una estupidez, como lo del idioma no sexista. Para escribir Escuela de Artesanía, o Colegio de Ingeniería, no hace falta ninguna guía de idioma no sexista.
      Pero, en el Colegio de Ingenieros, nunca se les ha ocurrido que pueden poner otra expresión más general. Tampoco lo han pensado en la Escuela de Artesanos. Son también muy cabezotas, en mi opinión.

      • Eclectikus 13:12 on 12/02/2016 Permalink | Reply

        Yo creo que el feminismo hoy es absurdo (no todo, me refiero al tipo de feminismo extremo posmodernista y totalitario), y no es más que una instancia del fracasado comunismo. El feminismo ya venció su batalla el siglo pasado, mejor que dejen de darnos el coñazo porque su credibilidad es CERO.

    • name 15:00 on 12/02/2016 Permalink | Reply

      Desde luego que hay otras instituciones muy corruptas, como la ONU, pero, hasta ahora, no se ha filmado ninguna película sobre la ONU, en plan de comedia, para no caer en depresiones. En cuanto al feminismo, creo recordar que Ciudadanos, en España, tenía un proyecto para cambiar la ley de violencia de género. Durante la campaña electoral, se les tiraron a la yugular, los otros partidos políticos, el pp, psoe, upyd, y bastantes medios de comunicación en España. Los llamaron machistas, reaccionarios, de todo, menos bonitos. Este es el país que tenemos, políticos que, en general, no tienen principios, y que cambian de opinión, como veletas. Porque, creo recordar, que el pp, y luego upyd, no estaban de acuerdo con la ley de violencia de género.

      • Eclectikus 16:30 on 12/02/2016 Permalink | Reply

        Claro que hay otras instituciones corruptas, el humano es corrupto, y existe maldad, odio, envidia, crueldad, injusticia, abusos, incompetencia, arrogancia, abuso de poder, ignorancia, imbecilidad, etc… todos los defectos puramente humanos. Si se asume esta realidad, la imperfección humana, es casi automático concluir que es irreal que tal o cual partido tenga la solución para un asunto como la “violencia de género“, en general son “cebos” que utilizan los políticos para captar votos, pero que tienen poca influencia real. Yo al menos no les presto mucha atención a esos temas cuando están en boca de políticos.

    • name 15:07 on 12/02/2016 Permalink | Reply

      Y los politicos que tenemos en España, en general, son una mierda. Mejor no decir siglas. Pero, entre dar dinero a un refugio para perros y gatos abandonados, y dar dinero a un partido político, prefiero ingresar dinero para el albergue para perros. Salvo raras excepciones de partidos políticos, valoro más los refugios para perros y gatos. El problema es que han robado tanto los malditos políticos, han hundido cajas de ahorros, que no hay dinero ni para refugios para animales abandonados, ni hay dinero para la ley de dependencia. Encima, la Comunidad Autónoma que tenga la desgracia de ser señalada como sitio de corrupción, a todos sus habitantes los señalan con el dedo, y se burlan. Hacen responsables a toda una Comunidad Autónoma, de lo que roban los malditos políticos.

      • Titus Amatius Paulus 15:24 on 12/02/2016 Permalink | Reply

        Name yo creo que el mundo occidental hemos llegado al postmodernismo: disfrutamos de un grado de libertad máximo sin discriminaciones. En este ambiente se puede tener las creencias que uno quiera y que las reclamaciones tipo feminismo de reddit del aborto libre es por tema de pasta, vamos que el resto financien ideologías. A mí lo que me jode tremendamente es que no haya espacio para la insumisión fiscal y los que no nos parece bien el aborto lo paguemos a través de los impuestos, es lo mismo que cada uno de nosotros tengamos un retén de por abortistas en la puerta de la casa; como a ti y a mí nos jode que paguemos con nuestros impuestos los políticos corruptos; por eso me gustaría que los partidos políticos sólo recibiesen dinero de sus afiliados y ni un duro de las arcas públicas. Al menos existe la casilla de la Iglesia del IRPF que siempre dejo vacía y luego si quiero dono aparte.

        Name tu comentario: “El día que en este planeta Tierra no existan guerras, ni el negocio de la prostitución, y tampoco existan violaciones, posiblemente, se pueda plantear lo de prohibir el aborto”. No me parece justo: si una cosa es mala es mala esféricamente y no menos mala porque haya otras cosas peores.

        Respecto a la propuesta de ciudadanos he conocido las dos vertientes: las quejas de los policías por la ineficacia en evitar muertes de las medidas cautelares a pesar de estar bien financiadas y las denuncias falsas al ex los viernes por la tarde para que se pase el fin de semana en el calabozo porque los fines de semana no hay juzgados abiertos. En suma que la ley de violencia de género es una chapuza.

    • name 18:55 on 12/02/2016 Permalink | Reply

      Titus Amatius Paulus, no me gusta lo del aborto; es algo realmente horrible, he visto vídeos de abortos reales, y es espantoso. Pero, plantearse la cuestión de prohibir el aborto, me parece una utopía. Porque, en mi opinión, es una gran contradicción fomentar las guerras, porque siempre hay una guerra que puede estallar más tarde o más temprano, ahí está el caso del Estado Islámico; y prohibir el aborto. No le encuentro sentido.
      Pero, volviendo a la cuestión de los políticos, es cierto que en España, en general, la clase política es nefasta. Y que, hasta hace muy poco tiempo, la corrupción política no le ha pasado factura electoral. Si ha bajado el número de votantes en los partidos tradicionales, no ha sido únicamente por la cuestión de la corrupción, la crisis económica ha influido mucho; personas que han sufrido mucho, restricciones muy injustas, mientras han visto cómo los políticos, han robado las arcas públicas. Y encima, se refugian en sus fueros del Congreso y del Senado.
      Si me dieran a escoger entre hacer recortes entre el Senado, en las Cortes Generales, y hacer recortes en la ley de dependencia, y en albergues para perros y gatos; no me lo pensaba dos veces, preferiría que no tuviéramos un Senado, y quedarme con la ley de dependencia, y con albergues para perros y gatos.

    • name 19:14 on 12/02/2016 Permalink | Reply

      Pero, afortunadamente, personas como el escritor Moa, nunca va a llegar al poder político. Puede opinar lo que le dé la gana, pero, el Estado Autonómico no se va a tocar ni un milímetro, se ponga como se ponga.
      Y se le ve muy preocupado por lo del aborto. No es obligatorio. No hay nada más que decir. O tal vez, prefiera la clandestinidad, o el extranjero como hace años.
      Se observa que es un tema que no tiene solución, y que por mucho que le den vueltas y revueltas los próvida, no lo van a cambiar; porque, para conseguir lo que ellos pretenden, tendríamos que vivir en un mundo de utopía. Es la pescadilla que se muerde la cola.
      Un saludo y buen fin de semana.

    • name 21:27 on 13/02/2016 Permalink | Reply

      Titus amatius, hay gente que no entiende nada de nada, aunque se lo expliquen un millón de veces. No es que se pueda o se deba considerar el aborto como un derecho, es legal en España, a partir de los 18 años, y es voluntario, ¿tan complicado es de entender? Pues no hay forma. No hay nada que explicar. Es así de sencillo.
      Trantando de otra cuestión, lo del corredor mediterráneo, tal vez, para el año 2043 esté terminado el corredor mediterráneo, para eso, es mejor pedir la financiación al gobierno de Francia, porque, desde Madrid, no tienen ningún interés. Es una absoluta desvergüenza.

    • reply 11:58 on 14/02/2016 Permalink | Reply

      Después de meditarlo mejor, he llegado a la conclusión de que un planeta, la Tierra, donde hay guerras, violaciones, negocios de prostitución, abortos, es un mundo desequilibrado, y que no tiene armonía. Un mundo desequlibrado, en mi opinión. Sólo se me ocurre el poder de la oración, de la meditación, de manera individual, en grupo, para conseguir ese equlibrio, esa armonia; a nivel personal, y de manera colectiva. La guerra es horrible, el aborto es horrible. Es todo destructivo, negativo, aunque hay personas que se benefician. El poder de la oración, de la meditación.

  • Eclectikus 16:05 on 04/05/2012 Permalink | Reply
    Tags: , , , , , ,   

    Gustavo Bueno sobre la crisis de España: el franquismo, el mito de la transición, y la degeneración Zapateril. 

    ¿Conocéis a Gustavo Bueno? ¿No? Pues es un tipo muy interesante -casi todos los filósofos lo son, y como abanderado del Materialismo Filosófico, una de las personalidades de la Filosofía hispana más reconocibles del siglo XX.

    En la red puedes acceder a todas sus cosas en la Fundación Gustavo Bueno (también en Facebook), donde podrás cotillear además otras de sus creaciones, como las revistas El Basilisco, El Nódulo Materialista o El Catoblepas, verdaderos oasis para cualquier persona que quiera salir del páramo intelectual reinante en la red.

    Clic para visitar una interesante entrevista a cuenta de su libro “El fundamentalismo democrático”

    Este vídeo que traigo hoy me ha gustado mucho, y por eso lo pongo aquí. El profesor Bueno es entrevistado en un programa de la televisión mexicana (plazadearmas.tv), y da un buen repaso, plagado de anécdotas, a la historia reciente de España. Es un poco largo, pero creo que merece la pena echar el rato. Para los impacientes abajo pongo los tiempos de algunas de las perlas.

    Perlas seleccionadas
    • Minuto 14: Sobre la libertad de cátedra en el franquismo, y cómo se dio cuenta de que podía decir lo que quisiera siempre que no nombrara a Franco, porque los policías mendrugos lo único que hacían era tomar nota de los nombres.
    • Minuto 17: Habla de cuando se publicó el Tractatus de Wittgenstein, traducido por Tierno Galván en los cincuenta, y como luego se lo intentaba vender el mismo Tierno como la gran novedad positivista necesaria para sacudir a la “clerigalia” en lo setenta. Y cómo paradójicamente el descubrió El Círculo de Viena gracias a un sacerdote catalán en los primeros cuarenta.
    • Minuto 24: Un repaso a la verdadera entidad intelectual de gente como Juan Ramón Jimenez, Lorca,  Goytisolo, Cela, Arrabal… haciendo una interesante distinción entre lo que ellos llamaban en Salamanca la gente de Románicas (Literatura, Historia…) y los que estudiaban Ciencias o Filosofía pura, y como cuando el criticaba (desde el punto de vista intelectual) a personajes como los antes mencionados, le llamaban bárbaro, a lo que el replicaba: vale yo soy un bárbaro, pero tu eres un imbécil.
    • Minuto 34: Sobre las manifestaciones del 1 de mayo rebautizadas durante el franquismo como San José Obrero. También comenta las ideas de Carrillo de seguir con las guerrillas (que tenían como respuesta la represión del régimen, sin guerrillas hubiera habido menos represión) abortadas por el mismo Stalin.
    • Minuto 43: Aquí empieza la crítica al Zapaterismo y a la política actual en España. Por supuesto estacazos a Zapatero y a sus gobiernos, a los que considera casi tan analfabetos como los participantes del 15M; y especialmente en comparación con los obreros de hace 30 años, con los que se podía hablar de Marx, Hegel, Baudelaire Godelier (minuto 48)… ahora “no saben ni que existen estos nombres“. Ahora, dice, manejan tres conceptos simples “el Proletariado“, “el Capital“, y “los Mercados” sin tener la más ligera idea de lo que significan.
    • Minuto 51: Una queja sobre una actitud que muchos hemos sufrido tanto en la vida digital como la real, que cuando les discutes las cosas de una manera razonada, te insultan, te llaman fascista, y entonces acabas en un callejón sin salida: ¿qué se puede discutir con estas gentes?.

    En fin, una muy recomendable charla, que llega a un triste diagnóstico sobre la política española actual: no estamos en una confrontación entre izquierda y derecha, sino en una lucha entre unos que son cretinos y otros que no lo son. Y yo creo que tiene más razón que un santo, que por ahí van los tiros.

     
    • Esopra 17:30 on 04/05/2012 Permalink | Reply

      y “los Mercados” sin tener la más ligera idea de lo que significan.
      ——————————————————————————————————-
      ¡Tenemos una misión, un apostolado!

      • Eclectikus 18:03 on 04/05/2012 Permalink | Reply

        Je, je, je… lo malo es que nos ha salido un duro competidor 👿

        • Alf On 18:26 on 04/05/2012 Permalink

          Disfruté con su libro sobre las izquierdas.

          Un oasis en este páramo intelectual, totalmente de acuerdo.

          “Camino de Progredumbre”… que bueno.

        • Esopra 22:04 on 04/05/2012 Permalink

          Ah, vale, ya lo habéis visto.

          Lo de “pogredumbre” es magnifico, mañana mismo lo usaré para atizar.

        • Eclectikus 22:17 on 04/05/2012 Permalink

          ¡Uy! Es que estas cosas (todo lo enfermizo) vuelan en Facebook y en Twitter 😆

        • viejecita 09:43 on 05/05/2012 Permalink

          He visto también la entrevista a Pedro Schwartz.
          Dice cosas muy parecidas a las que dice Ron Paul, en su diálogo contra Krugman ( que está en PlazaMoyúa en el hilo Paul versus Paul ).
          Otro libro para encargar.
          Pedro Schwartz era una de las razones por las que comprábamos todos los días El Pais en casa. Hasta que le permitieron a Maruja Torres llamarle gili—-- con todas las letras, y él, como es un señor, no dijo nada, y dimitió.
          En casa no hemos vuelto a comprar ese periódico desde entonces.

    • Esopra 17:32 on 04/05/2012 Permalink | Reply

      Bah, mira que lo he intentado, pero están taaaaan agustito en su bucle…

    • viejecita 17:46 on 04/05/2012 Permalink | Reply

      ¡ Que buena pinta tiene ese video !
      Hoy ya no puedo, que no estoy sola en el salón, y no puedo ver algo tan largo, y con sonido, pero mañana a la mañana, con mis tres neuronas a pleno rendimiento para poder disfrutar de verdad, lo veo y comento.

      • Eclectikus 18:06 on 04/05/2012 Permalink | Reply

        A mi me ha encantado, dice de manera clara y diáfana lo que muchos pensamos de la decadencia política española. Creo que te gustará.

    • plazaeme 22:30 on 04/05/2012 Permalink | Reply

      Me ha llegado al alma lo de “muy cortos de talento” para explicar lo de nación de naciones. Un frescor también esa visión no sesgada sobre el franquismo y la España de entonces. Es como estar acostumbrado a versiones de las cosas contadas por borrachos y drogados, y de repente llega un cuerdo. Orteguiano me parece. Muy bueno.

      • Eclectikus 22:41 on 04/05/2012 Permalink | Reply

        Todo un torrente de lucidez. Supongo que ya conocerías al personaje, y el Catoblepas, que a veces tiene artículos demasiado densos, pero que da gusto leer… un fuente de optimismo para el género humano.

    • viejecita 08:52 on 05/05/2012 Permalink | Reply

      Acabo de ver el video con la entrevista para Plaza de Armas.

      Me ha encantado, y ahora mismo voy a llamar a mi librería a que me preparen todos los libros del Profesor Gustavo Bueno, para leerlos. ( Sabía de él, pero no había leído ninguno de sus libros).
      Me han encantado especialmente un par de cosas de la entrevista, o más bien tres:

      -- La que tú mismo resaltas, donde pone a caer de un burro a los poetas del 27, ( que odio, porque me parecen cursis, efectistas y sin contenido ), y a los Goytisolo etc etc. Que me parecen insoportables.

      -- Lo que dice de Tierno Galván.

      -- Lo que dice sobre la frase “Montesquieu ha muerto”, explicando que el que lo dijo no había leído a Montesquieu, y sólo sabía de él por folletos ( lo que los americanos llaman cliff notes, que les ayuda a pasar exámenes sin leerse los textos. Esto del paréntesis es una cosa que digo yo, no lo dice el profesor ).
      Porque el que dijo aquello fue Alfonso Guerra. Al que yo tengo bastante ley, que fue de los que impulsó la Ley Boyer, y porque me encantaba verle en sus mano a mano con Abril Martorell ( que fue uno de mis héroes de la época ), aunque me parecía (Guerra ) un poco demasiado sentimentalón para poder ser un buen gobernante. El caso es que tengo a Guerra como el típico empollón, y estoy convencida de que , si cuando dijo lo de Montesquieu no lo había leído, ahora que tiene más tiempo habrá puesto remedio a ello.
      Y me gustaría que alguien le hiciera una entrevista, y le preguntase lo que piensa ahora sobre su famosa frase “Montesquieu ha muerto”, y si no convendría resucitarlo.

      ¡Así que muchas gracias, que me has dado lectura para bastante tiempo !

      • Eclectikus 11:11 on 05/05/2012 Permalink | Reply

        ¡Me alegro! Veo en Facebook que la entrevista ha gustado a mucha y variada gente, sorprendente por un lado pero esperanzador por otro, queda mucha gente todavía sin hacer la digestión de las ruedas de molino del pensamiento único.

        Totalmente de acuerdo con la crítica intelectual de los viejos mitos culturales, hay mucho esnobismo en el Arte, y eso es una circunstancia que se ha agravado en el siglo XX y que no tiene pinta tampoco de enderezarse. Y es algo que me irrita especialmente… será porque lo he sufrido directamente en la familia. El tema da para una entrada, o para un blog entero de crítica al posmodernismo cultural, otro de los cánceres intelectuales de la humanidad. ¡Puag!

        En cuanto a Alfonso Guerra a mi me pasa un poco lo mismo, siempre lo he considerado de lo salvable del socialismo español, y es a un tipo al que tengo bastante respeto, por su cultura (que no puede disimular) y por su gracia andaluza que siempre me ha hecho mucha gracia. Había una anécdota muy buena de cuando era vicepresidente, y le llamó Felipe Gonzalez a su despacho, le dijo al secretario:

        -- Dile al vicepresidente que venga ipso facto.

        El secretario se acercó al despacho de Guerra y le dijo:

        -- Señor vicepresidente, qué dice el Presidente que venga ipso facto, que quiere decir que venga inmediatamente.

        A lo que contestó:

        -- Dile al Presidente que iré de motu proprio, que quiere decir cuando me salga de los cojones

        😆 La fuente de la anécdota es una columna de Raúl del Pozo, por cierto.

        La verdad es que yo leí su biografía, que termina con el congreso de Suresnes más o menos, me gustó mucho y espero como agua de mayo la siguiente parte… por el morbo de ver como cuenta el GAL por ejemplo 👿 En todo caso no creo que Bueno se refiriera directamente a Guerra, si no más bien a los cenutrios que han repetido como papagayos su frase durante todos estos años, y aún lo hacen de hecho.

        • viejecita 11:40 on 05/05/2012 Permalink

          Pues yo le había escrito un correo a Alfonso Guerra, preguntándole sobre el tema, pero lo puse en borradores, hasta buscar el nombre de tu blog perfectamente, ( arriba, lo tengo como NMSP, para que me quepan más cosas ), y como tengo sistema operativo , y nube, nuevos, me lo ha borrado.
          Pero ahora mismo, que ya he terminado con la plancha de los sábados, lo vuelvo a escribir, y se lo mando. Que me gustaría saber lo que él piensa hoy, de Montesquieu y de aquella frase. Que estoy convencida de que si entonces no había leído a Montesquieu, ahora que tiene tiempo lo habrá hecho, y a fondo.

        • Eclectikus 12:04 on 05/05/2012 Permalink

          Jejeje, A. Guerra en NMSP… igual le da una subida de tensión, que ya no es un chaval 😉

          Yo apuesto a que si le había leído (casi desde el principio ha dirigido la sección de cultura del PSOE, algo especialmente remarcable en cuanto que su formación inicial era de Ciencias), pero vamos, tampoco se seguro. Lo que si puedo decir es que yo NO lo he leído 😉

          Por cierto acabo de ver que ya publicó en 2006 la segunda parte de sus memorias: Dejando atrás los vientos. Memorias 1982-1991 Una muestra más de mi desapego al PSOE durante todo el siglo XXI.

    • Esopra 22:35 on 05/05/2012 Permalink | Reply

      ¿Guerra salvable?

      Me preocupáis…

      Si no fuese delito, escribiría aquí lo que opino de Guerra.

      • Eclectikus 22:44 on 05/05/2012 Permalink | Reply

        Ja! Bueno, a mi es que la gente que me hace reír me mete en el bolsillo, parcialmente al menos. Hay que ser tolerante Esopra, no vale con ser solo sostenible 😆

    • plazaeme 10:26 on 08/05/2012 Permalink | Reply

      Si, claro que conocía. Pero superficialmente, no sigo mucho a los filósofos. Es una droga que dejé de chaval. 😉

      • Eclectikus 10:34 on 08/05/2012 Permalink | Reply

        Joer, pues yo me estoy reenganchando… posiblemente sea una consecuencia del alarmismo climático y sus patadas al método científico. Estos son los deberes que saqué ayer de la biblioteca:

        • Sefuela 01:37 on 10/05/2012 Permalink

          ¿Y no has pensado en cambiar un rato de camello? 😉
          Eso tiene que llevar sustancias nocivas, fijo.

        • Eclectikus 07:29 on 10/05/2012 Permalink

          😆 Qué cosas tienes Sefuelix…

    • Brurbgos 21:30 on 26/08/2012 Permalink | Reply

      Una corrección:
      “con los que se podía hablar de Marx, Hegel, Baudelaire (minuto 48)… ”
      No es Baudelaire, sino Maurice Godelier, un antropólogo marxista.
      Saludos.

c
compose new post
j
next post/next comment
k
previous post/previous comment
r
reply
e
edit
o
show/hide comments
t
go to top
l
go to login
h
show/hide help
shift + esc
cancel

Uso de cookies

NMSP utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: