Updates from July, 2013 Toggle Comment Threads | Keyboard Shortcuts

  • Eclectikus 11:07 on 13/07/2013 Permalink | Reply
    Tags: , , , ,   

    Escépticos de pacotilla. 

    El escepticismo en España está, como tantas otras cosas, imbuido en la corrección política. Aunque hacen un buen trabajo divulgativo en algunas áreas (homeopatía, transgénicos, parapsicología…), rápido se les ve el pie del que cojean cuando se ponen a comer curas y/o atacar a los creyentes (a los católicos, se entiende, los demás caen en la Alianza de Civilizaciones), o cuando alguien pone en duda alguno de los mandamientos principales de la Iglesia del Ecologismo, y muy especialmente su más reciente mito, el Calentamiento Global Antropogénico Catastrófico, o cualquiera de sus dogmas seudocientíficos.

    Tuvimos un ejemplo con un catedrático (ya sabéis, nos encantan) que en una conferencia para “escépticos” sobre el tema (agarraros: “La peligrosa pseudociencia del negacionismo del cambio climático“) rompió todas las barreras del rigor científico (y del humor), consiguiendo convertirse en el primer candidato a los Premios Ruiz de Elvira.

    Bueno, pues ya tenemos otro ejemplo, esta vez desde un blog, Magonia, nos llega un artículo, “Google financia a los ‘negacionistas’ del cambio climático… y Facebook también“,  firmado por el periodista y presentador de la serie Escépticos de la ETB, Luis Alfonso Gámez. Terrible.

    Vayan por delante mis respetos por este periodista y por su trabajo en general que he seguido desde hace años. Pero mucho me temo que aquí se ha columpiado a base de bien, por mucho que, a decir verdad, le entienda perfectamente: posicionarse como escéptico ante el Cambio Climático es un estigma que puede ser insuperable para un personaje público, y eso hay que comprenderlo. Pero también criticarlo.

    En cuanto al tonito general:

    El artículo cae en los principales sinsentidos del catecismo Alarmista, empezando por el meme de las 400 ppm de concentración de CO2 alcanzadas recientemente, un hito totalmente irrelevante y más cercano al mínimo necesario para la vida que del valor necesario para pensar en extinciones masivas (la explosión cámbrica por ejemplo se produjo hace 540 millones de años produciéndose la mayor, más rápida y diversa aparición de nuevas especies, con una concentración de CO2 de 6000 ppm) ; y terminando por las poco escépticas falacias de apelación a la autoridad y a la mayoría, revestidas de un consenso artificial que poco pinta en el proceso científico, más el habitual hombre de paja del escéptico que discute lo que en realidad no discute (nadie niega el Calentamiento Global de la segunda mitad del siglo XX, y mucho menos el hecho de que el clima cambia).

    Además de caer en estos sinsentidos digamos, inocentes, también se mete de cabeza en el charco de las imbecilidades canallescas, desde la sincrética calificación de “negacionistas” a los escépticos del alarmismo (algo que ya ni los histéricos de Skeptical Science hacen -ahora los llaman “contrarians“- otros escépticos que tal bailan, dicho sea de paso), hasta su comparación con los que rechazan que el VIH sea el causante del SIDA. De una vergüenza tal que solo puede ser atenuada/justificada por la ignorancia.

    Así que a cualquier escéptico que se precie, y que sea ajeno a la confesión del Alarmismo Climático, le saltarían todas las alarmas sin analizar siquiera los contenidos, simplemente notando el evidente uso de argumentaciones falaces.

    En cuanto a la esencia del artículo:

    El escándalo al parecer proviene de que dos empresas (horror, el capitalismo neocon) punteras, Google y Facebook, han realizado donaciones a sociedades “negacionistas“. En concreto el artículo cita decenas de miles de dólares y especifica 50000 dólares de Google y 25000 dólares de Facebook al think tank (horror) Instituto de la Empresa Competitiva (CEI) vinculado a la petrolera (horror) Exxon-Mobil Corp (horror-horror).

    Todo esta estupidez se desmonta de un plumazo simplemente fijándose que en España, solo para 2013 y en plena recesión, se destinan 50 millones de euros para las políticas de cambio climático y 450 para el fomento de las energías renovables. De nuestro dinero, claro. Y esto es una mínima parte de los cientos de miles de millones de € de dinero público internacional, que se dedican de una manera u otra a alimentar un monstruo que, en condiciones normales, jamás debería haber salido de un puñado de laboratorios especializados.

    También habría que fijarse que en el mundo real, una vez que sales de Rivendel, todo es muy difuso y se pueden encontrar petroleras que financian a lobbies ecologistas, o invierten en energías alternativas, sin olvidar que gasísticas y nucleares, por razones evidentes, no anduvieron muy lejos de la creación del mito de la demonización del CO2. Es decir, como sucede en todos los campos, transformar la realidad en un cuento de buenos y malos, solo funciona en la Mitología y en la Religión, y un escéptico metido es esos mundos pierde credibilidad a chorros.

    Por tanto, que un par de empresas privadas, en uso de su libertad, haya dedicado un puñado de dólares para ayudar a una parte de la Ciencia del Cambio Climático que está siendo denostada víctima del ostracismo oficial, no parece una circunstancia que pueda llevar a nadie a poner el grito en el cielo. A no ser que forme parte de la nada escéptica nueva inquisición climática.

    La inquisición del Calentamiento Global

    En cuanto al vídeo:

    El vídeo, sin ser una prodigio de escepticismo y/o rigor científico, es mucho más inofensivo que el artículo. Probablemente porque es actual y ya no queda gente con la suficiente cara dura para decir las chifladuras que se decían hace unos cuantos años. A continuación los puntos claves del reportaje:

    – Una parte del programa recoge la impresión de los estudiantes de secundaria y ciudadanos de a pie sobre el tema de cada reportaje. En éste se refleja la empanada mental de unos y otros, confundiendo polución con calentamiento global, clima y tiempo, calentamiento global y atribución antrópica… Con todo, algunos chavales dan la impresión de estar mejor documentados que el propio conductor del programa, lo cual a la vista del artículo tampoco es decir mucho.

    – El Director de la agencia de Meteorología deja claro que a pesar de los miles de millones de Euros invertidos en estudiar el Clima, no se puede discriminar cuantitativamente la señal antrópica. Y es cierto, en términos de validación empírica estamos en el mismo escalón que Arrhenius. Por algunas cosas de las que dice muchos alarmistas le lanzarían a la hoguera sin pensarlo dos veces.

    – Fundido en negro y nos planta a Rajoy con sus estupideces: les ha faltado Aznar y Bush -se conoce que se les está pasando el arroz- y el neoliberalismo salvaje… aunque supongo que queda implícito dada la mínima relevancia del corte.

    – Un profesor de Física explica que el problema está en las atribuciones, exponiendo con la boca pequeña y mediante circunloquios que no se puede afirmar qué cantidad de calor se debe al ser humano, ni tampoco los efectos a décadas vista, no digamos ya siglos.

    – La explicación sobre los proxys (medidas indirectas de variables climáticas) es de Barrio Sésamo, y por descontado esquiva los múltiples problemas de resolución, precisión, homogeneidad, etc que se producen especialmente cuando se comparan con datos directos obtenidos mediante instrumentación moderna.

    Antón Uriarte expone su posición escéptica, crítica a la politización de la Ciencia y comenta ese paralelismo entre socialismo y ecologitis del que tanto hablamos algunos, y que tan inadvertido pasa para otros. Por descontado que el entrevistador resulta ser totalmente transparente a los argumentos de Uriarte.

    – No podía faltar el integrismo ecologista. Nos cuenta una monja de Greenpeace que le ha dicho su Unicornio violeta que el ser humano es capaz de sintonizar la temperatura al gusto de su hermandad, como el aire acondicionado. Sin comentarios.

    – Tampoco podía faltar el mito de la “Energía Limpia” (sol, viento, mar…), y se cita como paradigma el ruinoso caso español, con un 32% de la producción “gracias” a las energías renovables, olvidando que están sobre-subvencionadas y que nos han provocado un agujero del copón que no sabemos como vamos a pagar.

    – Se dice que el equilibrio del planeta es muy delicado. Al contrario, podríamos hablar de delicado si acaso en términos geológicos, en términos humanos las diferencias han sido mínimas entre la actualidad y esa añorada época en la que vivíamos en las cuevas, que fue hace unos segundos en escala geológica.

    – Unas gotas de catastrofismo nunca vienen mal: “…es posible que cada vez veamos más catástrofes”. Bien, eso es cierto, pero no porque haya más, sino porque las vemos en tiempo real en la TV (o en el móvil), gracias, por cierto, a tecnologías que se han desarrollado quemando carbón, y que entre otras muchas cosas, nos permiten empezar a estudiar el Clima, por ejemplo, desde el espacio y usando superordenadores (mucha gente no cae en la cuenta que estas tecnologías no se han creado alrededor de una hoguera comiendo ciervos semi-crudos con las manos).

    – Hablan sobre la subida de entre 18 y 59 cm del nivel del mar, unos valores tan arbitrarios, como indemostrables. E inofensivos por cierto, el mar sube y baja desde el principio de los tiempos, y en concreto ha estado subiendo desde hace más de 18000 años (el último episodio glacial), recién bajados de los árboles y ya en las cuevas.

    – También sale el asunto de la acidificación de los océanos, que no es más que otro tic histérico, dado que la bajada de menos de una décima en la escala de pH en los últimos 200 años, está muy lejos de significar un problema.

    – Perejil en todas las salsas, la explosión demográfica también aparece en el seudo-reportaje, no importa que vivamos en un planeta en el que toda la población mundial viviría sin problemas en el Estado de Texas, (o con los mismos problemas que en Nueva York -i.e la misma densidad demográfica) ni el rancio hedor a Malthusianismo, la bomba demográfica tiene todas las características necesarias para tomar el relevo del a todas luces fallido Apocalipsis Climático: demagógico, seudocientífico, especulativo, cercano al nazismo, etc…

    Conclusión:

    Por si el propio Luis Alfonso Gámez lee este artículo, primero me gustaría recordarle que el concepto de escepticismo según la primera acepción de la RAE es “1. m. Desconfianza o duda de la verdad o eficacia de algo“, independientemente de la corrección política, del consenso o lo que digan los “expertos”. Por supuesto que hay distintos factores que influyen en la relevancia que pueda tener el consenso, dependiendo por ejemplo del grado de evidencia empírica de la hipótesis, y en esa dirección, el hecho de que haya consenso sobre una hipótesis de la que no hay evidencia empírica es cuando menos sospechoso.

    Y cuando el escepticismo se refiere a la Ciencia, nada mejor que recordar al gran Feynman, que nos regaló esta magistral cita:

    La ciencia es la creencia en la ignorancia de los expertos.

    Por tanto, se puede concluir que la Ciencia avanza gracias al escepticismo, y a la superación de los consensos cuando son erróneos. Tras leer el penoso artículo de Gámez, se podría añadir que la Ciencia ha avanzado también porque no ha caído en manos de periodistas. Pero eso sería una maldad por mi parte.

    Científicos crédulos confían en los comités

    De propina y para compensar el mal sabor de boca, me gustaría recomendar un espléndido artículo de Matt Ridley: “Apocalipsis no. Una historia de predicciones fallidas de la fatalidad”:

    Apocalipsis Not

    Addendum #1

    Plazaeme tiene unas cuantas preguntas para Gámez: Seis preguntas fáciles y legítimas para el escéptico sedicente Luis Alfonso Gámez. Aunque tienen un componente retórico, sería interesante conocer la respuesta, o mejor dicho descubrir si es diferente de “manzanas traigo“.

    Addendum #2

    Este artículo fue publicado ayer en Desde el Exilio. Han pasado 24 horas y  el interfecto no ha movido ni un dedo, a pesar que se le ha interpelado varias veces vía Facebook. Tampoco ha respondido ninguna de las pertinentes preguntas que Plazaeme le plantea en Plaza Moyua (Addendum #1). También veo que alguien lo “ha meneado” en la red progre de meneame.net… quizá reaccione por este lado, aunque lo dudo, yo tampoco lo haría si calzara su talla de cerebro, y supiera positivamente que mi opinión sobre el asunto no se basa en la razón sino en el sesgo político.

    En todo caso su NO respuesta es de facto una respuesta, esta: “manzanas traigo“. Espero que los escépticos mínimamente serios tomen nota.

     
  • Eclectikus 20:49 on 02/06/2013 Permalink | Reply
    Tags: , , ,   

    Sobre Paul Dirac, “The Strangest Man”. 

    Aprovechando que acabo de publicar una crítica en goodreads, me voy a auto-plagiar para hacer hoy esta entrada dominical. Además añado por el mismo precio una fascinante conferencia del autor del libro, Graham Farmelo, hablando sobre su protagonista, Paul Dirac, y que es una buena introducción a esta biografía, y si me apuras, un espléndido sustituto para el que no quiera comerse más de 500 páginas en las que la Física es inevitable, pero quiera conocer las pinceladas fundamentales sobre la personalidad del que posiblemente sea el mayor genio de la Física Teórica del siglo XX (después y -probablemente- con permiso de Albert Einstein). Un tipejo esquivo, de conversación telegráfica, que se graduó en ingeniería y al que el desempleo le llevó primero a las matemáticas y luego a la Física Teórica fascinado por la Relatividad General y por la belleza intrínseca de las matemáticas y su deslumbrante coordinación con la Física; que no tardaría en convertirse en uno de los principales artífices de la formulación y desarrollo de la Mecánica Cuántica, y por tanto uno de los principales responsables de que el mundo sea hoy tal como lo conocemos.

    Paul Dirac

    Si alguien me preguntara cuál es el libro que mejor explica la gran aventura científica que significó el desarrollo de la Mecánica Cuántica, mi respuesta sería esta vez vez independiente del nivel de conocimientos técnicos del interlocutor:The Strangest Man. The Hidden life of Paul Dirac, Mystic of the Atom”, de Graham Farmelo.

    Y es que el lector que posea conocimientos avanzados en Física, no se verá defraudado por simplificaciones y errores de concepto; el autor, escritor y profesor de Física británico, conoce perfectamente la materia, y es capaz de reconstruir el complejo puzzle cuántico encajando de manera precisa, tanto conceptual como históricamente, todas y cada una de las piezas que conforman el edificio teórico y experimental de esta deslumbrante rama de la Física.

    Pero no es un libro de Física, no contiene ni fórmulas ni complejos desarrollos matemáticos. El lector profano encontrará por contra una apasionante biografía plagada de anécdotas, que profundiza en el taciturno carácter de este gran científico, mientras consigue además un relato perfectamente contextualizado del devenir político y social del siglo XX, y que describe de una manera didáctica y amena la que es posiblemente la mayor empresa intelectual de la Historia de la humanidad.

    Aparte del tono cursi que requiere una reseña literaria, creo que el contenido de ésta es fiel al espíritu del libro y por tanto se lo recomiendo por supuesto a cualquier persona interesada en la Física, pero también a cualquier interesado en la Filosofía, en la Epistemología e incluso a todos los interesados meramente por la Historia del siglo XX,  su sociedad, su evolución política, sus guerras, su Ciencia y en general en los vasos comunicantes de ésta última con todos los anteriores.

    Y este es el vídeo –está en inglés pero los subtítulos automáticos pueden echar un cable para seguir la conferencia. ¡Qué lo disfrutéis!

     
    • plazaeme 23:02 on 02/06/2013 Permalink | Reply

      Gracias, Elipticus. Muy buena conferencia. Pero yo no recomendaría los subtítulos automáticos esos. 😉

      • Eclectikus 23:08 on 02/06/2013 Permalink | Reply

        Son una mierda, por automáticos, pero pueden ayudar en algunos cachos.

        Y Dirac todo un personaje, inmerecidamente desconocido para la gente normal.

  • Eclectikus 09:19 on 22/05/2013 Permalink | Reply
    Tags: , , , , ,   

    Consenso científico y alarmismo climático 

    Hace un par de semanas tropecé con un interesante análisis que pone de manifiesto un enfoque sobre el consenso en el que yo al menos no había caído nunca, y que me gustaría comentar en voz alta, especialmente en estos días que nos pretenden meter un gol por toda la escuadra epistemológica.

    En el artículo (se pueden consultar los detalles en WUWT: The Paradox of Consensus – a novel argument on climate change), se analiza el grado de veracidad de una teoría (o hipótesis) en función del consenso en dos escenarios diferentes: con alto o bajo nivel de cognoscibilidad, estando este concepto, en el marco del método científico, íntimamente ligado con la verificabilidad (o alternativamente la falsabilidad).

    Sin olvidar que el análisis es puramente cualitativo, las conclusiones se pueden resumir en un par de gráficas:

    Veracidad Vs. Consenso

    Veracidad Vs. Consenso (Reproducido y traducido con el permiso de Anthony Watts de WUWT)

    En el caso de una teoría que por sus características sea susceptible de validación empírica (alto nivel de cognoscibilidad), es de esperar que la progresiva acumulación de datos que la verifican suponga un aumento en el consenso de los expertos, lo cual a su vez implicará una creciente verosimilitud de dicha teoría (o simple hipótesis en su caso) a medida que aumenta dicho consenso.

    Por el contrario, a mayor dificultad de testar empíricamente una teoría (bajo nivel de cognoscibilidad), mayor será la división de los científicos a la hora de aceptar o rechazar esa teoría (o hipótesis), y el aumento del consenso sobre la materia a partir de un determinado punto, al no verse verificada o respaldada por datos empíricos, no necesariamente implicará una mayor veracidad, antes al contrario provocará sospechas sobre una agenda ajena a la Ciencia detrás de ese consenso, lo cual irremediablemente significará una disminución en la veracidad de la teoría, o sea, de su credibilidad.

    La Historia de la Ciencia está llena de ejemplos que ilustran y confirman el planteamiento de este ensayo. Los autores utilizan el ejemplo del consenso sobre que el sol, la luna y las estrellas giran alrededor de la Tierra, una hipótesis razonable en la época, pero que a raíz del estudio de nuevos datos y teorías (Copérnico, Brahe, Galileo…), terminó siendo abandonada, no sin que durante muchos años los proponentes de la teoría alternativa fueran tachados de herejes. Se podría decir que en la fase geocéntrica (todavía con un bajo nivel de cognoscibilidad) el creciente consenso no implicaba en ningún caso un aumento en la cognoscibilidad ni un mayor grado de veracidad. Solo la acumulación de observaciones y por tanto la validación empírica de la teoría heliocéntrica, llevó primero a un grado mayor de cognoscibilidad y después a un crecimiento de la veracidad esperada de manera proporcional al consenso.

    Sin salir de las Ciencias Naturales tenemos también el caso de la Teoría de la Relatividad, que “se ganó” el consenso sólo a partir de la validación empírica de sus predicciones, más concretamente a partir de la comprobación que realizó Sir Arthur Eddington tras fotografíar el eclipse total de Sol del 29 de mayo de 1919.

    En las Ciencias Médicas tenemos un ejemplo paradigmático en el caso de Barry J. Marshall y J. Robin Warren, que demostraron que la principal causa de la úlcera péptica y la gastritis era la bacteria Helicobacter pylori, entre el ostracismo del “abrumador consenso” que aceptaba el estrés y el “modo de vida” como causa principal de dichas patologías. ¿Estaba detrás de ese consenso el lobby farmacéutico que facturaba miles de millones en antiácidos? Probablemente, lo que es seguro es que detrás del actual consenso hay validación empírica, y un premio Nobel de Medicina (no de la Paz).

    Según nos alejemos del terreno de las Ciencias Naturales y nos adentremos en el terreno de las Ciencias Sociales, al aumentar la complejidad (y disminuir el nivel de cognoscibilidad), veremos que el consenso deja de ser un concepto útil en las discusiones. Alguien me corregirá, pero no veo que “el consenso” sea un argumento habitual cuando se pretende defender una escuela de Economía frente a otra, un nivel de déficit óptimo frente a otro, etc.

    El naufragio del consenso climático

    ¿Y en que posición está la Climatología del fin del mundo inminente? Bueno, pues la Climatología Alarmista parte de dos hipótesis fundamentales:

    – El CO2 de origen antrópico es un potente feedback positivo y por tanto provoca un calentamiento del sistema climático terrestre, que se cuantifica mediante la sensibilidad climática (el cambio de Temperatura al doblar la concentración de CO2 en la atmósfera), que podría oscilar entre +1.5º C y +4.5º C.

    – Una sensibilidad climática superior a los 2ºC supondrá la entrada en una espiral apocalíptica a diferentes niveles: un deshielo del ártico, una subida catastrófica del nivel del mar y su acidificación, multiplicación de la frecuencia y virulencia de los fenómenos meteorológicos extremos, sequías, hambrunas, extinciones masivas y un surrealista etcétera que provoca más risa que miedo.

    Lo cierto es que ni conocemos de manera precisa el papel de los feedbacks en el sistema climático terrestre, ni por lo tanto somos capaces de ofrecer un valor aceptable para la sensibilidad climática. El cálculo sería relativamente sencillo si solo se considerara el efecto del CO2 (≈1º C), pero el desconocimiento de los mecanismos que rigen el comportamiento de los otros actores del sistema (especial y reconocidamente nubes y aerosoles), hace que los valores ofrecidos por la ortodoxia varíen un 50% en torno a un valor medio de 3.2 ºC, siempre basándose en las salidas de modelos numéricos que implícitamente llevan engarzados el desconocimiento de la Física interna del sistema, o en reconstrucciones paleoclimáticas que son incapaces de discriminar el papel de cada feedback. Mientras que no se tenga un conocimiento más riguroso de estos complejos mecanismos de retroalimentación, y estos no sean validados empíricamente, la componente especulativa de las conclusiones será imposible de disimular (salvo mediante propaganda). En el esquema expuesto anteriormente diríamos que nos encontramos en un caso de baja cognoscibilidad en el que el aumento del consenso no implica un aumento de la veracidad esperada.

    Sobre los escenarios catastróficos que se pronosticaban hace quince años poco se puede decir, ninguno de ellos se ha producido y sólo sirven para reafirmarnos en que a día de hoy no somos capaces de pronosticar las consecuencias de una subida (o bajada) de las temperaturas en los márgenes que nos movemos, ni de discriminar la componente antrópica de la variabilidad natural del Clima.

    A pesar de lo expuesto: habemus consenso. Resulta que tratamos con uno de los sistemas más complejos con que el ser humano se ha enfrentado, con comportamientos caóticos, con diversos mecanismos desconocidos y/o defectuosamente modelados, con la dificultad añadida de que la validación empírica se efectúa en escalas temporales de décadas… Pero no importa, nos dicen que tenemos un consenso incontestable: un gigantesco rebaño de científicos (amamantados en su mayoría con fondos públicos) nos dicen que el Clima de la Tierra está modulado por la pequeña parte antropogénica de uno de los gases menores del efecto invernadero, el CO2. Y los políticos lo aceptan sin más, lógico, no hay nada mejor para ellos que darles un problema imaginario para que se puedan erigir en salvadores del ciudadano, máxime cuando lo que hay que salvar es ni más ni menos que La Tierra, o la Pachamama como le terminaremos llamando.

    Así que a la vista de que muchos no pasamos por el aro, aún aceptando que el consenso es una variable importante en relación con la veracidad de una teoría, y que realmente existe un consenso científico en torno a la hipótesis de que el hombre está modificando el clima terrestre por sus emisiones invernadero con unas consecuencias irremediablemente catastróficas; parece legítimo plantear el siguiente contraargumento:

    El hecho de que haya un consenso científico sobre una teoría que de momento carece de verificación empírica, implica que detrás de ese consenso hay alguna circunstancia exógena a la propia Ciencia y por consiguiente al Método Científico.

    Ni que decir tiene que no hay que tener la imaginación de Lewis Carroll para inferir que la circunstancia exógena no es otra que las motivaciones políticas, que usan la Ciencia sólo como coartada, y que su instrumento principal es la propaganda en el sentido goebbeliano del término.

    Así que ahora que empieza la temporada alta del alarmismo, y la maquinaria de propaganda de la bestia cuenta con un nuevo meme (las 400 ppm de CO2 en la atmósfera) y con una crecientemente molesta realidad que combatir (16 años sin calentamiento), si os intentan atizar con el Consenso Científico para que aceptéis las tesis del Alarmismo Climático, añadid el anterior argumento a los ya conocidos (en orden de rotundidad):

    • El consenso científico no forma parte del Método Científico, y por tanto ni quita ni pone razón a la hora de aceptar una hipótesis.
    • El apelar al consenso científico en una discusión sobre el Cambio Climático es una trampa retórica compuesta de dos falacias lógicas complementarias: Argumentum ad verecundiam o argumento de autoridad por un lado, y Argumentum ad populum o sofisma populista, por el otro.
    • Es muy difícil cuantificar el consenso cuando hablamos de teorías (o hipótesis) que no han pasado por la prueba del algodón de la validación empírica. Hay que tener en cuenta que para hablar de un mayor o menor consenso de una manera apropiada, es necesario recabar opiniones en una muestra numerosa y estadísticamente apropiada de científicos y profesionales del campo en cuestión, y dejar muy claro sobre sobre qué tópico estás midiendo el consenso. Por ejemplo, y por citar dos estudios-fetiche del alarmismo:
      • una pregunta cómo, ¿Cree que la actividad humana es un factor que contribuye significativamente en el cambio de temperaturas globales medias?(Doran 2009), sirve de poco porque (casi) nadie discute eso, sino la cuantificación del adverbio “significativamente” y sus consecuencias.
      • Tampoco las conclusiones de un estudio ad hoc realizado por una historiadora pro-alarmismo (Oreskes 2004) parece que sean lo suficientemente serias para hablar alegremente de consenso.
    • Además el consenso no es una circunstancia que se mantenga en el tiempo: la falsabilidad (Karl Popper) y los cambios de paradigma (Thomas Kuhn) pueden de hecho eliminar de un plumazo cualquier consenso por abrumador que este sea. Así es como, conscientemente o no, la Ciencia ha avanzado siempre, y es como, si superamos el constipado del Método Científico que supone el alarmismo climático, seguirá avanzando en el futuro.

     
    • viejecita 19:22 on 24/05/2013 Permalink | Reply

      Sólo entro porque hoy es de nuevo el cumpleaños de Bob Dylan.
      ¿ Era también tu cumpleaños o me está jugando un truco mi vieja memoria ?
      Por si acaso:
      ¡ Feliz Cumpleaños !

  • Eclectikus 18:23 on 29/12/2012 Permalink | Reply
    Tags: , , , , ,   

    Demoledora carta del SUP a PRISA (y por tanto a Rubalcaba) 

    Ayer leía en El Mundo la carta que el Sindicato Unificado de Policía dirigía al catecismo progre de El País, en respuesta a su sopita-editorial del pasado 27 de diciembre: La Partida de la Porra. En él, en su habitual tono de faro moral de Occidente, acusa a la “caverna mediática” de contubernio con la policía para perseguir la corrupción política en Cataluña de una forma interesada (¡¿?!)… le dijo la sartén al cazo… (GAL, Filesa, los terroristas suicidas de Atocha, y tantas otras tomaduras de pelo a lo largo de las últimas tres décadas).

    Lógicamente esto ha producido una inflamación automática de los testículos de una buena parte de la policía representada por el SUP, que han hecho público un escrito en el que no dejan títere con cabeza en Prisa. La carta original y el artículo de el País escaneado se pueden leer en este PDF, pero como quiera que a mi juicio les ha quedado un documento redondo, que recoge una cuantas verdades como guantazos con la mano abierta, procedo a transcribirla aquí para regocijo de propios y extraños.

    Cebrián tocado por el SUP

    La partida de la democracia

    Carta abierta en respuesta al editorial de EL PAIS “la partida de la porra”

    El diario EL PAIS nos honra hoy con su atención en la editorial respecto a las investigaciones sobre corrupción política en Cataluña. El diario centra su atención en unos supuestos informes que dice tener de los que llevan días asegurando que están hechos por policías; cabe suponer que han confirmado la identidad de los autores de los “informes fantasmas”, en folios en blanco sin membrete ni firma, pues de lo contrario estarían dando credibilidad a una mentira difundida anónimamente. Nos llama la atención que se ataque a presuntos policías emboscados en base a “informes fantasmas” al tiempo que se critica que otros diarios hagan lo mismo porque se centran en el contenido y no en los autores.

    Hace muchos años, a principios de los ochenta, el diario EL PAIS y su director entonces, Juan Luis Cebrián, se destacaron por apoyar (junto con Diario16) los movimientos sindicales entonces clandestinos en la Policía. Eran ilegales pero entendía el diario entonces progresista que eran necesarios cambios en las normas y procedimientos para que España fuera una verdadera democracia. Entonces EL PAIS era altavoz de esos movimientos sindicales y no solo no criticaba que fuera una voz alternativa a la oficial de la Policía sino que la alentaba y ledaba cauces de expresión, por considerar que la libertad de expresión, la democracia y la policía civil con sindicatos era consustancial al modelo democrático. El diario tenía razón.

    Algunos de los que estaban entonces en la clandestinidad en el SUP intentando consolidar un régimen democrático en España y una policía cuyos valores fueran el servicio público de calidad, garantizando seguridad y protección para el ejercicio de las libertades a los ciudadanos siguen hoy en el SUP defendiendo lo mismo y cobrando un salario decente de policía; en cambio, el entonces director del diario es hoy un tiburón financiero que cobra 13 millones de euros anuales, viaja en avión privado, ha expulsado a fundadores del diario tras 30 años de trabajo con una patada en el trasero, y lo ha hecho con la aplicación miserable de una reforma laboral que consideraba inmoral en sus editoriales; se han mirado al espejo.

    EL PAIS, acostumbrado a variar pautas de actuación de gobiernos con sus editoriales no quiere entender que su tiempo de esplendor ya pasó; que no aceptamos que expidan carnés de nada quienes acostumbran a poner etiquetas a los demás cuando en la práctica hacen lo mismo que critican o lo contrario de lo que defienden; quizás no entiendan que ellos no son la opinión pública y que en democracia un sindicato de policías tiene derecho a expresar su opinión sobre los asuntos que nos afectan (la corrupción y la democracia, entre otros) sin que el diario socialisto pueda hacer nada para evitarlo. Podemos opinar aunque no coincidamos con EL PAIS y sin tenerlos como guía espiritual de referencia.

    En este mismo editorial en el que ataca al SUP y al trabajo de los policía alaba la buena labor en la lucha contra la corrupción de fiscales y jueces, sin entender (que sería grave) o ignorando conscientemente (que sería peor) que sin una policía formada y limpia nada podrían hacer las Autoridades judiciales contra la corrupción. ¿A qué policía del “comando Rubalcaba” que no haya pisado nunca la calle le han preguntado para decir la barbaridad de que no podemos investigar nada sin expresa autorización judicial? ¿Qué conocimiento de la realidad tiene el primer diario del país para aseverar tal cosa? ¿Han preguntado a los muchos y buenos periodistas del área de Interior que conocen de esta materia?

    En España hay policías de todas las ideologías porque las ideas son libres en democracia; la mayoría de ellos cumplen profesionalmente con su trabajo que en algún caso han conseguido una ardua defensa del diario EL PAIS (por ejemplo, en los conocidos como “caso Bono”, “caso ácido bórico” o “caso Gurtel”), sin que haya tenido nada que ver el hecho, casual, de que siempre ha coincidido la defensa de los policías con la defensa de la posición del PSOE o de Rubalcaba.

    En España se ha instalado la corrupción ampliamente y ningún ámbito de la sociedad es impermeable a la misma: judicatura, política, policía, medios de comunicación…Los ciudadanos lo intuyen y nosotros lo sabemos porque tenemos indicios sólidos de ello. No es un asunto de ideología, de izquierdas o derechas porque la hay en todos los estamentos y en todas las ideologías por más que haya quienes quieran verla más en uno u otro partido según que sean de uno u otro signo ideológico. Desde el SUP defendemos que policías decentes, sujetos a la ley y bajo el control y dirección de las autoridades judiciales combatan a la corrupción desde la legalidad; pero si se diera el caso de que la corrupción impide esa tarea será cuestión de buscar otros procedimientos, como se hizo en la clandestinidad, que contribuyan a que la Constitución y las leyes imperen por encima de los corruptos que las utilizan y los medios de comunicación que los protegen.

    Muchos policías, y nosotros como organización sindical, tenemos la impresión de que no se ha combatido la corrupción en general, la corrupción política en particular y en especial en Cataluña con el rigor que exigen las leyes, y que es posible que esa laxitud haya sido como moneda de cambio para que se mantuviera un perfil político bajo de demandas políticas independentistas en dicho territorio. Tal vez tantos años de no querer ver lo que es tan evidente ha sembrado el clima adecuado para que policías decentes indignados, con el mismo espíritu con el que exigían ser civiles y tener derechos, estén ahora trabajando sin ningún interés personal para que España sea un Estado de Derecho donde los corruptos estén en la cárcel y no en las instituciones y con vástagos multimillonarios en empresas especulativas o padres o suegros con fortunas que no pueden justificar. Esos policías, si existen, saben que el SUP los apoya y estamos dispuestos a actuar jurídica y sindicalmente para combatir la corrupción como lo que es, una plaga tan dañina para la democracia como el terrorismo, un cáncer social que hay que extirpar para que no acabe con la sociedad del Estado de Derecho en que vivimos. Y ya sabemos que en esta situación el diario EL PAIS estará exigiendo a los responsables políticos que identifique y sancione a los policías decentes para que puedan seguir campando a sus anchas los corruptos. Bueno es saber dónde está cada cual.

    Madrid, 27 de diciembre de 2012

    COMISIÓN EJECUTIVA NACIONAL

    Añado.

    Esto puede ser un indicio de que las sucias cañerías del Estado están siendo desinfectadas. Puede que Soraya Sáenz de Santamaría esté haciendo su trabajo de manera silente y opaca (como debe de ser, por otro lado), y estos sean ecos policiales de los raticidas que se están utilizando. Puede. Es algo que no sabremos a medio plazo, pero sería desde luego una buena acción, quizá la única, de este gobierno socialdemócrata y melifluo del PP. Por supuesto que tapar los agujeros del PSOE en las alcantarillas del Estado, para proceder a agujerearlas con agentes del PP no es la solución ideal. Pero un par de años o tres dándoles de beber de sus propias putrefactas aguas puede ser una parte de la terapia bien divertida.

     
    • viejecita 19:59 on 30/12/2012 Permalink | Reply

      “Demoledora carta del SUP a Prisa, y por tanto a Rubalcaba”
      No sólo a Rubalcaba, que, por lo visto, los Pujol , o al menos uno de los hijos, son los caseros de El País , que compraron sus tres sedes principales en 2008, por no se qué animalada, y ahora lo tienen de arrendatario… Lo cual explica bastantes cosas.
      Y no dejes de leer también la carta de la AME ( asociación de militares españoles ), cuyo enlace puso el Profesor Bouza Brey en PlazaMoyua

      http://www.ame1.org/noticia.asp?idReg=2082

      • Eclectikus 20:20 on 30/12/2012 Permalink | Reply

        Si, la leí ayer, pero dudo mucho que el ejército rompa la baraja. Tendría que pasar algo realmente gordo.

    • viejecita 14:51 on 12/01/2013 Permalink | Reply

      Sorry to be a nuisance, but I would love to vote for SisB in this year’s best blog competition, and I would like our host to tell which are the categories he thinks best to vote in: Science ? Art ? Photography? Personal blog ? Humour ?.
      I don’t know in how many categories one can vote for a given blog. And in which of them the chances of SisB are going to be best…

      He intentado ponerte esto en SisB, pero no me deja . Me dice que tengo que autentificarme en algo así como disqus, pero luego no me dice como hacerlo.
      El caso es que quiero votar.
      Pienso votar también a WUWT, a Josh, a Mc Intyre, al Sartorialista, y al blog de mi chico el emigrante (ese en blogs personales ). Supongo que tendrán que estar en inglés, así que los de PM, Quimioterapia, Noatodo, no los podré votar. Es importante que tú mismo recomiendes las categorías, y, a ser posible, que te presentes en tantas como se te pueda votar en ellas.

      Gracias por anticipado

      • viejecita 14:55 on 12/01/2013 Permalink | Reply

        Me acaba de llegar un correo de disqus para que me dé de alta. Pero no quiero darme de alta en nada nuevo.
        ¡Ya siento !

      • Eclectikus 15:21 on 12/01/2013 Permalink | Reply

        A mi tampoco me termina de convencer disqus, da bastante por saco, pero lo voy a dejar en SisB porque de vez en cuando (poco) comenta alguien algo. No se exactamente cual es tu problema con Disqus pero se conoce que te ha cogido manía, mejor pasa de el, al fin y al cabo aquí se recogen los comentarios sin mayor problema…

        ¿Cuál es exactamente esa competición? Para darle un poco de publicidad desde el propio blog, que está apunto de pasar los 70000 suscritos (entre 200 y 500 nuevos cada día). Science is Beauty se presentaría en la categoría de Ciencia y en la de Fotografía, supongo que son las más apropiadas.

        Gracias por el aviso.

        • viejecita 16:38 on 12/01/2013 Permalink

          Te pongo el enlace, que he copiado en WUWT.
          Pues en ciencia y en fotografía te votaré. Pero haz el favor de presentar tú el blog a los premios, y de hacerle propaganda también en los blogs amigos en español

        • viejecita 16:39 on 12/01/2013 Permalink

          http://2013.bloggi.es
          Menudo despiste, se me olvidó poner el enlace

    • viejecita 17:12 on 12/01/2013 Permalink | Reply

      Otro enlace, al blog de Anthony Watts donde explicaba como votar para lo de este año. Está abierta la votación preliminar hasta fin de mes.
      He mandado un e-mail preguntando si en la categoría europea podía haber otros idiomas además del inglés. Pero lo dudo. El año pasado, esa categoría la ganó Tallbloke, y con las faenas que le han hecho este año, se merece volver a ganar…
      http://wattsupwiththat.com/2013/01/02/nominations-open-for-the-2013-weblog-awards/

      • Eclectikus 17:37 on 12/01/2013 Permalink | Reply

        Perfecto, estoy preparando una entrada para Science is Beauty pidiendo el voto. La repetiré varias veces a ver si la gente se anima.

  • Eclectikus 11:11 on 24/12/2012 Permalink | Reply
    Tags: , , ,   

    Feliz Navidad. La Navidad según Chesterton. 

    Lo primero en un día como hoy es felicitar a todos la Navidad, y desear que por una horas, 48, todos nos olvidemos de los problemas y disfrutemos en lo posible de una espléndida Nochebuena y de una aún mejor Navidad.

    Feliz Navidad 2012 NMSP

    Os dejo unas reflexiones de una de las mentes que mejor reflexiona, G. K. Chesterton. En concreto se trata de un texto extraído de La mujer y la familia. Ed. Styria (Argumentos). Como suele ocurrir con los grandes, la vigencia de sus escritos es perenne y siempre es posible sacar conclusiones de las enseñanzas que contienen, independientemente de tu filosofía de vida, visión política y concepción religiosa.

    Navidad

    La Navidad, que en el siglo XVII tuvo que ser rescatada de la tristeza, tiene que ser rescatada en el siglo XX de la frivolidad. La Navidad, como tantas otras creaciones cristianas y católicas, es una boda. Es la boda del más indómito espíritu de gozo humano con el más elevado espíritu de humildad y sentido místico. Y el paralelo de una boda es bien válido en más de una manera; porque este nuevo peligro que amenaza la Navidad es el mismo que hace tiempo ha vulgarizado y viciado las bodas. Es lógico que haya pompa y gozo popular en una boda; de ninguna manera estoy de acuerdo con los que querrían que fuera algo privado y personal, como la declaración de amor o el compromiso de matrimonio. Si una persona no está orgullosa de casarse, ¿de qué podrá enorgullecerse?, ¿y por qué se empeña entonces en casarse? Pero en casos normales todo este jolgorio que se organiza está subordinado al matrimonio porque existe “en honor” del matrimonio. Fueron a ese lugar a casarse, no a alegrarse; y se alegran porque se han casado. Sin embargo, en tantas bodas de famosos se pierden de vista por completo este serio objetivo y no queda nada más que la frivolidad. Porque la frivolidad es el intento de alegrarse sin nada sobre lo que alegrarse. El resultado es que al final hasta la frivolidad como frivolidad empieza a desvanecerse. Quienes empezaron a juntarse sólo por diversión acaban haciéndolo sólo porque está de moda; y no queda ni siquiera la más débil sugestión de regocijo, sino tan sólo de ruido y alboroto.

    De manera parecida, la gente está perdiendo la capacidad de disfrutar la Navidad porque la ha identificado con el regocijo. Una vez que han perdido de vista la antigua sugestión de que es por alguna cosa que ocurre, caen naturalmente en pausas en las que se preguntan con asombro si es que ocurre algo de verdad. Que se nos diga que nos alegremos el día de Navidad es razonable e inteligente, pero sólo si se entiende lo que el mismo nombre de la fiesta significa. Que se nos diga que nos alegremos el 25 de diciembre es como si alguien nos dice que nos alegremos a las once y cuarto de un jueves por la mañana. Uno no puede ser frívolo así, de repente, a no ser que crea que existe una razón seria para ser frívolo. Un hombre podría organizar una fiesta si hubiera heredado una fortuna; incluso podría hacer bromas sobre la fortuna. Pero no haría nada de eso si la fortuna fuera una broma. No sería tan bullicioso, le hubiera dejado puñados de billetes bancarios falsos o un talonario de cheques sin fondos. Por divertida que fuera la acción del testador, no sería durante mucho tiempo ocasión de festividades sociales y celebraciones de todo tipo. No se puede empezar ni siquiera una francachela por una herencia que es sólo ficticia. No se puede empezar una francachela para celebrar un milagro del que se sabe que no es más que un engaño de milagro. Al desechar el aspecto divino de la Navidad y exigir sólo el humano, se está pidiendo demasiado a la naturaleza humana. Se está pidiendo a los ciudadanos que iluminen la ciudad por una victoria que no ha tenido lugar.

    Hoy nuestra tarea consiste en rescatar la festividad de la frivolidad. Es la única manera de que vuelva a ser festiva. Los niños todavía entienden la fiesta de Navidad: algunas veces festejan con exceso en lo que se refiere a comer una tarta o un pavo, pero no hay nunca nada frívolo en su actitud hacia la tarta o el pavo. Y tampoco hay la más mínima frivolidad en su actitud con respecto al árbol de Navidad o a los Reyes Magos. Poseen el sentido serio y hasta solemne de la gran verdad: que la Navidad es un momento del año en el que pasan cosas de verdad, cosas que no pasan siempre. Pero aun en los niños esa sensatez se encuentra de alguna manera en guerra con la sociedad. La vívida magia de esa noche y de ese día está siendo asesinada por la vulgar veleidad de los otros trescientos sesenta y cuatro días.

    Gilbert Keith Chesterton

    Este texto se puede leer en un buen número de sitios en Internet. En este caso yo lo he sacado del blog Siguiendo a Chesterton (–>).

    ImagenSnow-covered winter landscape in Bavaria, Germany (© Fischer/Photolibrary) (–>)

     
    • viejecita 20:36 on 25/12/2012 Permalink | Reply

      ¡Feliz Navidad !
      ¡Cáspita ! ¡ Me parece que voy a tener que leer a Chesterton !

      • Eclectikus 20:55 on 25/12/2012 Permalink | Reply

        ¡Feliz Navidad Viejecita!

        Todo el Padre Brown es bien entretenido, muy recomendable.

      • Alf On 16:24 on 27/12/2012 Permalink | Reply

        feliz navidad
        lo de recuperar el sentido místico no se yo…muy agnosticos están los tiempos

        • Eclectikus 21:10 on 27/12/2012 Permalink

          Bonita foto de familia Alf 😀

        • Sefuela 03:01 on 30/12/2012 Permalink

          Alf. Yo creía que tu foto por Navidad era esta.

    • monet 20:46 on 27/12/2012 Permalink | Reply

      ¿Llego tarde para felicitar la navidad?, ¿le felicito por las fiestas entonces?

      Le leo, a veces, momento bonito este, en el que se dan a conocer los lectores, ehhh. Será la navidad.

      • Eclectikus 21:12 on 27/12/2012 Permalink | Reply

        Gracias monet.

        (pero procura usar direcciones de correo reales o puede que no pases el filtro)

        Salu2

        • monet 23:22 on 29/12/2012 Permalink

          Mi correo es real, habrá habido algún problema. Un saludo

    • monet 23:23 on 29/12/2012 Permalink | Reply

      Mi correo es real, habrá habido algún problema. Un saludo

  • Eclectikus 08:23 on 19/10/2012 Permalink | Reply
    Tags: , ,   

    Un repaso a la Mecánica Cuántica para entender el Premio Nobel de Física 2012 

    El premio Nobel de Física 2012 se concedió la semana pasada a Serge Haroche y David J. Wineland por “los innovadores métodos experimentales que permiten la medición y manipulación de sistemas cuánticos individuales“… “inventado y desarrollado de manera independiente métodos para medir y manipular partículas individuales, preservando su naturaleza cuántica, con técnicas que antes se consideraban inalcanzables“.

    Creo que el párrafo anterior debe parecer un sinsentido a una buena parte de los lectores, y es que cuando la Física Cuántica aparece, la tendencia general es a no hacer ni siquiera el intento de indagar qué hay detrás. No será una humilde entrada de blog la que solucionará este defecto, pero al menos voy a intentar poner mi grano de arena para que el lector más intrépido se acerque unos pasos al que probablemente sea el mayor logro intelectual del ser humano, la Física Cuántica, y de paso comprenda algo de este premio Nobel tan estrechamente relacionado con esta teoría, o más concretamente con la Óptica Cuántica.

    Apuntes históricos

    La primera semilla de la Mecánica Cuántica fue inconscientemente puesta por Max Planck en el año 1900, cuando formuló la hipótesis de que la energía de la radiación electromagnética no era una variable continua, sino una variable discreta, concretamente igual a un numero de entero de veces la frecuencia de la onda multiplicada por un determinada valor, h, que terminaría llamándose la constante de Planck. En realidad era un trapicheo matemático para que cuadrara el espectro energético medido de un cuerpo radiante, con el predicho por sus cálculos. Nadie sospechaba en aquel entonces el papel clave que tendría esta asunción para la Física del siglo XX.

    Albert Einstein dio también un paso fundamental en el avance del conocimiento de la materia con su famoso trabajo sobre el efecto fotoeléctrico de 1905 (“Un punto de vista heurístico sobre la producción y transformación de la luz—>), un fenómeno que ocurre cuando al hacer incidir una determinada radiación electromagnética sobre un metal se produce en este una emisión de electrones. Einstein utilizó la relación cuantificada de Planck para formular la descripción teórica de este efecto.

    La dualidad Onda Partícula, introducida sin pena ni gloria por el físico francés Louis de Broglie en su tesis doctoral (1924), postulaba que la materia presentaba simultáneamente un comportamiento que correspondía a ondas o a corpúsculos, y que éste se manifestaba de una u otra forma en función del experimento. Esta hipótesis se vería confirmada experimentalmente tres años después, cuando diversos experimentos de doble rendija de Young (entrada Wiki) con electrones, presentaron un patrón de difracción como el de la animación mostrada arriba. Es decir qué las partículas sufrían un fenómeno que es característico y perfectamente estudiado en las ondas, pero que es muy difícil de imaginar en corpúsculos, y no digamos ya en objetos macroscópicos.

    Muchos científicos fueron poniendo más ladrillos en la construcción de la teoría durante el primer tercio del siglo XX, RutherfordPoincaré, BohrSommerfeld, Compton, Bose, Pauli, Born, FermiDirac… pero quizá mención especial merezcan dos físicos por sus aportaciones esenciales. El primero es Erwin Schrödinger que publicaba en 1926 la Ecuación de Onda, el equivalente cuántico a la ecuación del movimiento (2ª Ley de Newton) de la Mecánica Clásica, cuya solución representa la evolución temporal de los estados cuánticos que están ahora ya definidos como una función de onda.

    El segundo es Werner Heisenberg que publicaba en 1927 el siguiente gran hito de la Física Cuántica, el Principio de Incertidumbre de Heisenberg, que establece que la precisión con que se puede obtener el valor de determinadas variables por pares, queda limitada no ya por consideraciones instrumentales si no más bien por un principio intrínseco que acota lo que podemos llegar a saber en un determinado experimento.

    Una primera aproximación a este principio nos lleva a pensar que hablamos de precisión de la medida, y de la imposibilidad de evitar un grado de error debido a la perturbación que se provoca al realizar la propia observación durante el experimento. Si medimos “exactamente” la posición de un electrón es porque lo hemos “visto”, por tanto el sistema ya es distinto (ha emitido un fotón), y ya no podemos calcular cuál es su dirección a partir de ese instante (ya es otro sistema), o sea, hemos sido precisos midiendo la posición (Δx) a costa de que tendremos un gran error en el cálculo de su trayectoria (Δp).

    Pero al examinar detenidamente el concepto en el marco de la dualidad onda-corpúsculo se ve que esta limitación es intrínseca debido al carácter ondulatorio de la materia. Y esta es la verdadera revolución de la Mecánica Cuántica, es un punto y final al determinismo científico (y por tanto también al determinismo filosófico), que invariablemente nos lleva a considerar un componente de aleatoriedad en la Naturaleza que nos obliga a hablar de los sistemas en términos de probabilidad, o más apropiadamente en términos de distribuciones de probabilidad.

    El resto del siglo XX fue un hervidero teórico y experimental del mundo de la Mecánica Cuántica, a continuación, en modo Twitter, algunos de los momentos más importantes del proceso:

    • 1938.- Isidor Isaac Rabi describe y observa por primera vez la Resonancia Magnética Nuclear.
    • 1942.- Enrico Fermi consigue la primera reacción nuclear de fisión autosostenida (Chicago Pile_1)
    • 1948.- Richard Feynman (entre otros) ponen sobre la mesa una formulación de la Electrodinámica compatible con la Mecánica Cuántica y la Relatividad.
    • 1949.- Freeman Dyson interpreta los diagramas de Feynman más allá de considerarlos un simple método de cálculo, y crea las series de Dyson que resuelven formalmente por iteración la ecuación de Schrödinger dependiente del tiempo.
    • 1957.- John Bardeen, Leon Cooper y J. R. Schrieffer proponen su teoría cuántica BCS de la superconductividad de baja temperatura.
    • 1964.- Murray Gell-Mann y George Zweig proponen de manera independiente el modelo de quarks para los hadrones, los constituyentes fundamentales de la materia quedan divididos en quarks, electrones y neutrinos.
    • 1967.- Steven Weinberg y Abdus Salam presentan un modelo que unifica el electromagnetismo con la fuerza nuclear débil en el hoy llamado Modelo electrodébil.
    • 1977 a 1995 – El quark top es finalmente observado en el Fermilab.
    • (… cronografía completa en Wikipedia aquí)
    Consecuencias y paradojas de la Mecánica Cuántica

    Lo primero que es importante destacar, es que los efectos de la mecánica cuántica se manifiestan solo a escalas microscópicas (aunque el mundo visible no sería ni parecido sin este comportamiento subyacente), porque la indeterminación para objetos grandes, debido a la pequeñez del valor de la constante de Planck (6.626 x 10 -34), siempre será muchísimo menor que los propios errores experimentales. Por tanto la Mecánica Clásica (y la Electrodinámica) siguen siendo perfectamente válidas en el mundo macroscópico.

    Una de las consecuencias de la Mecánica Cuántica se deduce del Principio de Superposición de los sistema lineales, según el cual los efectos producidos por un estímulo en un determinado punto en un instante dado, es la suma de los efectos individuales que produciría una combinación de estímulos cuya resultante fuera el estímulo original. Dado que un sistema cuántico viene definido por una combinación lineal de soluciones de la ecuación de Schrödinger, el Principio de Superposición se aplica “de oficio”. Si medimos una determinada variable (un posible estado del sistema) se obtendrá un valor cualquiera según la distribución de probabilidad que le corresponde a ese sistema. No podemos predecir cuál será ese estado, pero una vez que midamos… el estado será el medido y no otro, y si volvemos a medir acto seguido, volveremos obtener ese mismo resultado. Decimos que se ha producido el colapso de la función de onda.

    Esta interpretación no es la única que escarba en la intimidad ontológica de la mecánica cuántica, pero es probablemente la mayoritaria, al menos desde el punto de vista académico, y la que se acomoda mejor en las diversas interpretaciones que hoy se manejan (y sus variantes).

    Entre todas estas visiones, por su relación con el premio Nobel 2012, vamos a recordar la Interpretación de Copenhage. Esta lectura de la cuántica fue propuesta por Niels Bohr y Werner Heisenberg (y Born, Dirac y otros) fruto de su colaboración en el Niels Bohr Institute a finales de los años veinte del pasado siglo. Centra el foco en el momento de la medida, y considera sin sentido sacar conclusiones sobre el estado del sistema antes de él. Además considera la función de onda una entidad matemática cuyo único propósito es el cálculo de las probabilidades en un determinado experimento. En general considera que el proceso de un experimento tiene tres fases (Physics and Philosophy, The Revolution in Modern Science. Werner Heisenberg):

    1. La transcripción de las condiciones de un experimento en una distribución de probabilidad. Sujeto al Principio de Incertidumbre.
    2. La evolución temporal de esta función. No puede ser descrita en términos clásicos, no hay descripción posible entre las condiciones iniciales y la toma de la primera medida.
    3. El establecimiento de una media por el sistema instrumental. Es el momento en el que pasamos de lo posible a lo concreto.

    Dado que esta interpretación abunda en el carácter indeterminista de la Teoría, desde el principio chocó (y de hecho todavía lo hace) con algunos de los grandes pensadores del siglo XX, incluidos algunos de los padres de la Mecánica Cuántica como Einstein, de Broglie, Schrödinger… que poco tardaron en plantear experimentos imaginarios que ponían de relieve las paradojas de esta teoría. Es el caso de la paradoja de Einstein-Podolsky-Rosen (EPR), que hurga en el entralazamiento cuántico, un efecto que predice que sistemas acoplados pero separados espacialmente experimentarán instantáneamente los cambios en una de sus partes, lo cual está en oposición frontal con la Teoría de la Relatividad que postula la velocidad de la luz en el vacío como la máxima velocidad a la que puede transmitirse una perturbación.

    Erwin Schrödinger por su parte planteó la más conocida paradoja del gato de Schrödinger, en la cual se describe un experimento con un gato metido en una caja, en el que una sustancia radiactiva acciona un dispositivo que inocula un veneno en la caja en el caso de que se produzca una desintegración, proceso que obedece a las leyes probabilísticas de la Mecánica Cuántica. Por tanto la función de onda del sistema será una combinación de los estados “gato vivo” y “gato muerto”, y mientras no abramos la caja (colapso de la función de onda) nada podremos decir de la salud del gato, desde el punto de vista físico-matemático estará literalmente en una combinación dada de estados “vivo” y “muerto”.

    Parte del trabajo teórico y experimental en Física se ha dirigido a dar respuesta a estas paradojas proponiendo alternativas a la interpretación de Copenhage, algunas como la Teoría de Variables Ocultas están llenas de sentido común (y retoman el determinismo), y otras parecen más propias de la Ciencia Ficción que de la Física, como es el caso de los Universos paralelos. En cualquier caso es un apasionante debate en la misma frontera de la Física y la Filosofía, y todo un ejercicio intelectual el intentar comprender si quiera cuales son las cuestiones que están en liza.

    Qué aportan Wineland y Haroche en este embrollo

    La academia sueca ha premiado este año dos líneas de investigación experimental, en las que busca (y se consigue) controlar y manipular sistemas cuánticos individuales sin perturbarlos, o controlando la perturbación que viene a ser lo mismo.

    En concreto David Wineland recibe el premio por su técnica de manipulación y medida mediante fotones, del estado cuántico de iones y átomos atrapados mediante un campo eléctrico. Básicamente su arte está en “enfriar” con pulsos láser los iones atrapados hasta que alcanzan su nivel mínimo de energía, y entonces sintonizar finamente el haz láser (fotones) para excitar el ion hasta un estado superpuesto en el que coexisten con igual probabilidad el estado fundamental (“gato vivo”) y el excitado (“gato muerto”), lo cual permite estudiar la superposición cuántica que mencionábamos arriba.

    Por su parte Serge Haroche recibe el premio por su método, de alguna manera especular del anterior, de medir mediante iones el estado cuántico de fotones atrapados en una cavidad. La técnica se basa en controlar los fotones (microondas en este caso) capturados en una cavidad de espejos superconductores en cuyas paredes rebotan durante una décima de segundo antes de ser absorbidos, tiempo durante el cual su estado cuántico es controlado y medido simultáneamente por átomos de Rydberg individuales que son introducidos en la cavidad de una manera (a una velocidad) que la interacción con el fotón es perfectamente controlada.

    Un informe más completo pero sin estridencias nos lo proporciona la misma organización Nobel en inglés en este PDF, y con estridencias en este otro. Ninguno de los dos son estrictamente técnicos y contienen algunos gráficos interesantes que pueden aclarar algo mi sucinta descripción anterior.

    ¿Y esto para qué sirve? Pues aparte de la contribución al análisis experimental de las paradojas teóricas de las que hablamos antes (sustituyendo el gato por iones y fotones), hay varios campos prácticos en los que estas técnicas suponen un gran avance, como la propia academia exponía en su nota de prensa: en la computación cuántica, y en el desarrollo de relojes atómicos.

    En cuanto a los relojes atómicos, el paso del estándar actual basado en la estructura hiperfina del Cesio (—>), a un estándar basado en una pareja de iones en una trampa como la planteada por Wineland, supondría una mejora de dos ordenes de magnitud (100 veces más precisos) que los relojes de Cesio-133. Según el informe de la academia eso significa que un reloj así construido puesto en marcha en el Big Bang, hoy estaría retrasado (o adelantado) un máximo de cinco segundos. Esto será de aplicación inmediata en diferentes estándares del Sistema Internacional que utilizan el tiempo, en Astrofísica,  en radioastronomía, y será una mejora crítica en los Sistemas de Posicionamiento Global.

    En cuanto a la Computación Cuántica, que probablemente será el futuro de la computación, solo hace falta fijarse que lo esencial en esta incipiente tecnología es que se sustituyen los bits por Qubits, que en realidad no son otra cosa que estados cuánticos, y que estas son las entidades que se deben manipular y controlar, para de inmediato inferir que el premio nobel de Física 2012 tendrá aplicaciones directas en este campo. Creo que es un tema lo suficientemente interesante como para dedicarle una entrada un día de estos.

    Hay una consecuencia negativa en este premio Nobel que no quisiera dejar en el tintero. Se ha entregado en una rama de la Física Cuántica (la Óptica Cuántica), con aplicaciones inmediatas en un campo, la Computación Cuántica, en el que contamos uno de los mayores especialistas a nivel mundial, Juan Ignacio Cirac, el actual director de la División Teórica del Instituto Max-Planck de Óptica Cuántica en Garching, Alemania. En años anteriores había sonado su nombre como firme candidato al premio, así que la concesión este año del nobel en su campo hace presuponer que pasarán unos cuántos años hasta que se vuelva a repetir la misma rama de la Física, y por tanto, salvo sorpresa, España seguirá con el casillero de premios nobel de Física a CERO una buena temporada.

     
    • Esopra Montaraz 10:33 on 04/12/2012 Permalink | Reply

      Espléndido artículo, as usual.

      Good news. A mi hormonito, por lo demás en edad de desatención y vagancia supinas, le gusta la física.

      Probablemente usted también tenga algo que ver en ello.

      • Eclectikus 11:01 on 04/12/2012 Permalink | Reply

        Gracias Esopra :)

        Si es buena noticia que a tu hijo le guste la Física, porque si fuera que le gusta la Historia no sería noticia… Ahora, que se prepare para dejarse las cejas entre ecuaciones, como no le divierta eso, malo.

c
compose new post
j
next post/next comment
k
previous post/previous comment
r
reply
e
edit
o
show/hide comments
t
go to top
l
go to login
h
show/hide help
shift + esc
cancel

Uso de cookies

NMSP utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
%d bloggers like this: