Tagged: Etica Toggle Comment Threads | Keyboard Shortcuts

  • Eclectikus 19:04 on 04/01/2017 Permalink | Reply
    Tags: Etica, , ,   

    Ahora el Yak-42. 

    Ayer me tropezaba con Las mañanas de Cuatro, un programa monográfico diario sobre la maldad intrínseca de la derecha española, y estaban liados con el accidente del Yak-42, un suceso de la primavera 2003, cuando el Prestige había perdido ya fuelle, y todo el progreso ibérico estaba centrado en la Guerra de Irak, que fue el sustrato del Aznar asesino durante los grises días del 11-14 de marzo de 2004. Eso es lo primero que me vino a la cabeza, lo segundo fue que el Consejo de Estado es un órgano meramente consultivo, y que no tiene más potestad que la de aconsejar al Gobierno de turno. Lo tercero, y en consecuencia con lo anterior, pensé que el asunto tenía poco recorrido y que no era más que un entremés intercalado en los temas principales de la temporada en la cadena de Prisa (Bárcenas, Rita Barberá, la Gurtel, la Púnica…).

    Yak-42

    Una de las quejas es que el único que llevaba paraguas era Trillo, los fachas son así, egoístas. Errejón hubiera ido en chanclas, claro.

    El caso es que he repasado en diagonal el asunto y tengo poco más que añadir al párrafo anterior, sólo algunas reflexiones que pueden ser de interés y sus correspondientes referencias:

    Sobre la noticia

    • El informe del CdE fue filtrado ayer a El País, lo normal es pensar que sin intencionalidad alguna, lo digo totalmente en serio broma.
    • Más allá del ruido creo que la relevancia del informe es mínima, y a lo máximo que podría llegar es a cargarse al embajador español en Londres, Federico Trillo. Particularmente no me parece muy apropiado cargarse a un embajador por unos sucesos originados tras un accidente hace casi tres lustros, juzgado y con sentencia firme (el mochuelo se lo cargaron dos comandantes, condenados a 1.5 años -indultados por el Gobierno de Rajoy en 2012-, y especialmente el general al que le cayeron 3 años pero que no llegó a entrar en prisión porque falleció a los pocos días de conocer la sentencia) – [SentenciaHemeroteca 1 y 2 ]. Pero tampoco me parecería mal que fuera cesado, no creo que estén faltos de candidatos de peso en la carrera diplomática para un puesto tan goloso como ese. Así que si dan mucho el coñazo (algo que dudo), tampoco merece la pena obcecarse. La cuestión, supongo, es si el momento es oportuno (estamos en pre-Brexit, post-Obama, pre-Trump…), y eso sólo lo sabe un grupo reducido de altos funcionarios además, supongo, de los miembros del Gobierno. Por supuesto estas consideraciones les importan poco a Prisa o al filtrador del informe (no es difícil encontrar sospechosos o sospechosas 😉 en la lista de miembros actuales).

    Sobre el Consejo de Estado

    Dos. [El Consejo de Estado] Ejerce la función consultiva con autonomía orgánica y funcional para garantizar su objetividad e independencia de acuerdo con la Constitución y las Leyes.

    • Me encanta la fórmula legal (obligatoria, ver el punto seis del artículo segundo de las disposiciones generales) para expresar si el pulgar del gobierno al informe del CdE es hacia arriba o hacia abajo (que es equivalente a extender el dedo corazón, el más largo):

    Seis. Las disposiciones y resoluciones sobre asuntos informados por el Consejo expresarán si se acuerdan conforme con el dictamen del Consejo de Estado o se apartan de él. En el primer caso se usará la fórmula «de acuerdo con el Consejo de Estado»; en el segundo, la de «oído el Consejo de Estado».

    • El CdE es un órgano perfectamente legítimo, creo que su existencia es beneficiosa por principio, aunque no estoy muy seguro de que su configuración actual sea lo suficientemente imparcial, en tanto en cuanto que su formación se basa en “recopilar” a altos ejecutivos gubernamentales, y por tanto tiene necesariamente un sesgo inevitable hacia el partido que más ha cortado el bacalao desde que se instauró en 1980, es decir el PSOE. Pero es lo que hay, es de suponer que la tendencia será a compensar tales sesgos.

    Ética política

    El PSOE y su socio mediático siguen enfrascados en unas formas de hacer política totalmente deleznables. A falta de contenidos, propuestas o críticas constructivas, siguen basando su estrategia para llegar al poder en explotar desgracias, tragedias o accidentes, y utilizarlos como ariete para desgastar a los gobiernos del PP. Parece que todavía no se han enterado de dónde sale Podemos (el resultado de tres décadas demonizando a su adversario político y a sus votantes, los fachas), o quizá es que se sienten agusto con un electorado fragmentado por IQ (menos de 90 → a Podemos, entre 90 y 105  → al PSOE), y consideran que a corto plazo una coalición PSOE-Podemos les llevará a la Moncloa antes de terminar la década.

    Creo que se equivocan. Creo que tienen una oportunidad de oro de refundar el PSOE, marcar una distancia clara con la chiquillada de Podemos (muchos de ellos en cuatro años crecerán y se darán cuenta de que sus planteamientos son descabellados), y conformarse como una opción de gobierno seria, libre de unicornios, y mucho más cercana a sus adversarios naturales que a los folclores comunistas y nacionalistas. Si lo hacen bien no sólo recuperarán votos Podemoides (no creo que el comunismo supere el 10% de la sociedad española, el resto volverá al PSOE), sino también del PP y de Ciudadanos. Quizá no lleguen para las próximas elecciones, pero serán una opción viable para las siguientes. Y España será un país mejor.

     
    • Alfonso 22:14 on 04/01/2017 Permalink | Reply

      No taches tan pronto a Rita, uno delos máximos afanes de la cuatro es buscar trapicheos en Valencia que se pueden arrojar a la tumba de la fallecida para “justificar” el acoso a que la sometieron en vida.
      Por lo demás no se como a los progresistas no les da ni una miajita de vergüenza el absoluto partidismo de esa cadena que si le quitas el tema PP no tienen ni para cinco minutos de programación en toda la semana. Deberían pagar royalties al PP.

      • Eclectikus 22:45 on 04/01/2017 Permalink | Reply

        Hola Alfonso, no sé, no me extrañaría, aunque estos se olvidan de sus causas inmediatamente cuando no rinden. La verdad es que no sigo mucho la cadena, en general sólo cuando desayuno en un bar concreto, en el que el dueño la pone porque nos echamos unas risas con lo absurdo e inmoral de sus planteamientos. Es surrealista, y que haya gente que se informe con eso (supongo que no mucha) da más pena que otra cosa :'(

    • Titus Amatius Paulus 07:09 on 17/01/2017 Permalink | Reply

      Pero no seamos malos. En el martirologio progre tocaba sacar estos muertos en procesión para todo menos de honrar a las víctimas sino para tachar a alguno de malo, de horroroso. Como el justo ex-juez “Garzoncillos” en el púlpito del país:

      http://politica.elpais.com/politica/2017/01/05/actualidad/1483638719_410465.html

      Indignidad dice usando un lenguaje pseudo judicial acusando a Trillo de usar tecnicismos legales como justificaciones técnicas. Asegúrate “Garzoncillos” que no acusas a los demás de lo mismo que pecas: porque te has escondido detrás de la toga y de la ley cuanto has querido para justificar tu falta de ética (como en coger el dinero del Botín y poner su expediente en la papelera) y cuando has querido hacer lo que te salía de los “Garzoncillos” has usado eso de la “interpretación alternativa del derecho” siendo juez, parte, fiscal, procurador, censor, abogado y hujier.

      Pero claro lo de Botín es dinero como el que dio Rubalcaba años después a la buena empresa del Yak:

      http://www.abc.es/espana/abci-rubalcaba-274000-euros-contratista-yak-42-cuatro-anos-despues-accidente-201701102310_noticia.html

      ¿Tal vez para pagar los “servicios prestados”? Rubalcaba ese del GAL que investigó el “Garzoncillos”. Lamentablemente sólo se quitará esta fecha del martirologio progre cuando tengan un accidente de estas características y les parecerá de “mal gusto” que se lo reprochen.

      Pasando de teorías conspiratorias y que esto podría parecer un ataque “ad hominem” lo que me importa es que cuando alguien se pone moralista que se asegure que es un parangón de la moral porque si no eres un “Garzoncillos”.

      Y después de sacar a los muertos se les devuelve al sepulcro a pesar que son los más débiles: víctimas. Para seguir ignorándolos como hacían en vida a todos los militares cuando no los consideraban como “mala gente”.

      • Eclectikus 09:46 on 17/01/2017 Permalink | Reply

        Son el colmo del cinismo, ni se molestan en disimularlo, es lo bueno que tiene cosificar al adversario. Y luego se preguntan cómo puede surgir una monstruosidad política cómo Podemos que considera que casi medio país es “fascista”… coño, que miren la hemeroteca, no hace falta ni que cambien de siglo :'(

    • Titus Amatius Paulus 07:46 on 17/01/2017 Permalink | Reply

      Fe de erratas: es ujier no hujier. Es Garzón no Garzoncillos

  • Eclectikus 21:43 on 27/11/2016 Permalink | Reply
    Tags: , , , Etica, ,   

    Los delirios de Pedro J. 

    Casi todos los domingos hago una crónica en Facebook sobre los delirios de Pj. Hoy lo voy a hacer aquí en NMSP, no porque sea especialmente grotesca, más bien porque me sirve de ejemplo de las decenas de comentarios similares que he escrito durante el último año y medio o así, para que quede para el recuerdo.

    • Un cadáver a los postres (Pedro J. Ramírez)

      un-cadaveralospostrespj

      Un cadáver a los postres (‘Murder by Death’) en la versión cinematográfica, arriba, y abajo la delirante interpretación del director de El Español. “Rajoy ha conseguido continuar en la Moncloa, flanqueado por Soraya y Cospedal y con Javier Arenas disfrazado de jarrón chino a lo Charlie Chang; pero a Rita Barberá le reventó el corazón por el camino.”

    El estilo de Pj es tan monocromático cómo su variedad temática. En general utiliza cultismos (o lo que él considera cultismos) históricos, filosóficos y mitológicos en los que engarza una novelita que combina paralelismos imposibles, falacias de libro, y pedazos de realidad distorsionada y sesgada hasta hacerla trizas, y que terminan siempre con una conclusión ineludible: Mariano Rajoy es un monstruo y sus votantes somos cuando menos gilipollas por no ver “la realidad“.

    Hoy tiene un día poco erudito, así que aguachina el cultismo con la ligera pero espléndida “Un cadáver a los postres“, y comienza asegurando que el “rictus de estupor” de Rajoy ante la muerte de Rita es similar a la de los detectives de la peli ante un crimen inexplicable. Obviamente se trata de una equivalencia totalmente arbitraria y especulativa (ni ha visto el “rictus” de Rajoy, ni si lo hubiera visto su interpretación del mismo valdría un carajo), cuyo único objeto es deshumanizar a la víctima negándole la capacidad de empatía ante la muerte de un ser querido y próximo. Para no quedarse corto en la justificación de la (falsa) analogía, añade que la película “parodiaba el cine de misterio” lo mismo que “el PP parodia el maquiavelismo del poder“. Una alegoría traída por los pelos y cogida con pinzas, como siempre.

    Tras el planteamiento continua, era inevitable, con la narrativa “progresista” del “desamparo político” de Rita, y describe su muerte como un suceso que “no estaba en el guión” de una especie de complot “cuya deriva se les fue de las manos a quienes creían tenerlo todo bajo control.” Un argumento esféricamente idiota, sin recorrido, como iremos viendo.

    Luego da una voltereta hacia atrás, a 2013, para poder endiñarnos la monserga de todos los domingos de Bárcenas y el SMS de “Luis, se fuerte…“, y que “en cualquier país democrático” habría sido la tumba de Rajoy. Una línea de argumentación marca de la casa Ferraz, que no tiene más calado (político, judicial, etc.) que el que le corresponde por su sencillez de transformación en meme o en chascarrillo de Wyoming. No hay más, y Pj debe ser de los pocos que no se ha dado cuenta, o que finge no haberse dado cuenta, de que el peso de tales “argumentos” es exactamente cero.

    Tampoco se olvida de incluir sus otros delirios fetiche: uno es el uso de la disminución bruta de voto del PP entre 2011 y 2015/16 para responsabilizar a Rajoy, ignorando tanto los efectos atenuantes:

    • que el voto de 2011 estaba probablemente muy por encima del techo electoral del PP, porque hubo mucho ciudadano ajeno a la derecha pero que por higiene la prefirió a las ruinas del Zapaterato gestionadas por Rubalcaba,
    • que hemos pasado una crisis tremenda con su consiguiente desgaste para el partido del Gobierno,
    • y que los casos de corrupción del PP, que tienen un seguimiento mediático 24/7/365 en los medios, conllevan una lógica penalización electoral;

    como la realidad desnuda: que el PP, a pesar de la pérdida de voto, fue de lejos el partido más respaldado en las urnas por los españoles el 20D en 2015, y que esa realidad fue todavía más patente en las elecciones del 26J, después de que entre los aplausos del mismo Pj, su muchacho Rivera nos intentara endiñar a un presidente impresentable como Pedro Sánchez, algo que no sucedió porque era profundamente absurdo, pero que en la enfermiza visión del cronista se reinterpreta como que el fracaso de la iniciativa se debió a que Rajoy bloqueó “al alimón con Pablo Iglesias, su propio relevo por los integrantes del Pacto del Abrazo.

    Lo cual enlaza contra el otro fetiche igual de inasumible y enfermizo, que el “virus podemita” fue inoculado por “los aprendices de brujos de Moncloa y sus terminales televisivas.” que en su extrema estupidez considera dirigidos por Soraya y el “rajoyismo“. Hay que ser rematadamente imbécil para confundir una valoración lógica para cualquier votante de la derecha que analizara las elecciones europeas en 2014 (yo mismo comentaba al final de esta entrada en la jornada electoral que “La subida de Podemos es irrelevante y los principales perjudicados son el PSOE e IU, y eso es ontológicamente bueno“), con que el “fenómeno” Podemos pudiera nacer de un plan maquiavélico ideado por no se qué fuerzas monclovitas, o lo que es aún más inverosímil, que engendrado el monstruo este pudiera ser ecualizado entre bambalinas por esos mismos cerebros. Aparte del (inevitable) componente paranoico de tal línea de pensamiento, sucede que:

    • el origen de Podemos puede ser más o menos difuso, pero negar la influencia del 15M y su aroma a Rubalcaba, así como ignorar la influencia del resto del Zapaterato (2000-2011) es totalmente absurdo, tan absurdo como pensar que Zapatero surgió por generación espontánea, como si no hubiera existido un ecosistema criminalizador y deslegitimador de las posiciones liberal conservadoras desde los primeros ochenta, lo que yo suelo llamar comefachismo ibérico;
    • los medios a los que Soraya sacó de la quiebra (Prisa, Roures et al.) son precisamente los especialistas en denostar a todo lo que en su imaginario suene a “facha“, desde la educación basada en igualdad de oportunidades no de resultados, a la religión católica, pasando por el sexismo o sus esquemáticos e infantiles planteamientos sobre soberanía, inmigración, medioambiente y cultura. No parece que en eso hayan disminuído, siguen igual (es decir, peor) que antes de que aparecieran en escena Pablemos y demás niñatos. Yo no entiendo por qué la derecha privilegia a los medios de izquierda, pero es injusto pensar que Rajoy (o Soraya) hayan hecho algo muy distinto de lo que ya hizo Aznar con Prisa y Telefónica, o ignorar el hecho contrastado de que el cogollo de RTVE mantiene desde hace 35 años una línea editorial especialmente amigable con los unicornios progresistas. Por otro lado, la “calidad” de los medios a la derecha como aquellos que pudiera representar (o pudiera haber representado) Pedro Jota y sus pares en la lucha contra Rajoy, incitan más bien a dedicarse al “Canal Cocina” que a la transmisión de opinión;
    • además hay una pieza de evidencia que siempre omite PJ porque desmonta todas sus ensoñaciones políticas. Que los mismos periodistas que llevan desde los orígenes (el 15M) defendiendo de oficio (“desde la discrepancia política” solían aclarar) los sainetes Podemoides, se han dedicado la mitad de 2016 con el mismo ahínco y la misma eficacia (ninguna), a defender el patético “Pacto del Abrazo” y todos y cada uno de los cambios de rumbo e inconsistencias de Ciudadanos (es decir, básicamente de Albert Rivera),
    • y por último, y más importante, el gran aldabonazo a Podemos lo ha promovido Pdr Snchz negociando y pactando con ellos ayuntamientos por comunidades autónomas, e infectando así no pocas instituciones del Estado de la incompetencia, estulticia y sectarismo podemoide por toda España.

    Olvidar estos “detalles” y ofuscar los hechos y su contexto para transmitir una visión de la realidad distorsionada e injusta es un ejercicio de pura propaganda, es decir, lo sería si se produjera desde un medio público o controlado por algún partido, pero como no es el caso, y no es más que la opinión de un periodista desquiciado y enfermo de odio que se cree con capacidad de censurar y absolver a los actores del circo político, el asunto tiene menos que ver con el periodismo de trinchera que con la psiquiatría. Pero no nos entretengamos, seguimos con el nudo y el desenlace.

    Si el lector ingenuo (y quizá ciego y sordo) se ha tragado las ensoñaciones anteriores o similares de otros popes come-Rajoys, está en predisposición para tomarse en serio el resto del relato, incluso rebuznos como éste:

    Cuando llegara la previsible exoneración por falta de pruebas -Rita no figuraba en ningún listado de sobresueldos ni mandó ningún SMS-, el propio Rajoy lideraría su rehabilitación en el partido y tal vez el alanceado de las “hienas” mediáticas, azuzadas desde el duopolio gubernamental y marcadas ahora a fuego por Rafael Hernando.

    Aparecer en un listado de sobresueldos escaneados por un presunto delincuente, y mandar SMS’s no es delito, no es siquiera motivo de procesamiento, investigación o como quiera que se llame ahora. Tampoco puede alardear de “previsibilidad” de la exoneración, cómo queda patente por las exigencias de Rivera, aplaudidas por Pj como siempre en tanto que erosionasen a Rajoy, éste mismo septiembre. Por otro lado lo cierto es que Rajoy encabezó el núcleo del PP (y solidariamente la mayor parte del Partido) que mantuvo la fidelidad y el convencimiento de la inocencia de Rita hasta el último momento. Eso lo omite PJ, no encaja en su narración.

    Y para cerrar el paralelismo absurdo y demagógico de hoy, continua:

    El plan era perfecto, pero no contó con la fragilidad del material humano. Rajoy ha conseguido continuar en la Moncloa, flanqueado por Soraya y Cospedal y con Javier Arenas disfrazado de jarrón chino a lo Charlie Chang; pero a Rita Barberá le reventó el corazón por el camino. De ahí el estupor de los asistentes al banquete, en el que se habían consumido ya todos los platos de un menú tan largo y estrecho como el generado por tres años y medio de resistencia en el poder. A la hora de los postres, cuando se esbozaban ya los brindis de la euforia, su cadáver cayó sobre el mantel. Y encima con el desagradable aditivo del cruel ensañamiento del jefe de cocina podemita que tan útil había resultado hasta entonces pegado a sus peroles.

    Si señor Pedro J. se llaman Cisnes Negros, y son la misma base de por qué la Historia (o la Sociología, o la Economía) tienen una capacidad predictiva esencialmente nula, la explicación de por qué gente que se considera erudita (y matemáticamente analfabeta como suele ser el caso) hace unas interpretaciones de la realidad totalmente inservibles, y también el por qué las conjuras intrincadas son fáciles de construir del presente al pasado pero resultan altamente deficientes cuando se construyen en el pasado pretendiendo pronosticar el futuro.

    Más. De nuevo, “el estupor” de los protagonistas es una pura especulación, lo más probable (por humano) es que el cadáver de Rita sólo haya producido tristeza en las personas implicadas, y muy especialmente en los que eran amigos además de compañeros, como es el caso de Rajoy. Además los “tres años y medio de resistencia en el poder” no han sido parte de ningún plan, durante dos años y medio eran gobierno en ejercicio, y durante el último año e igual de legítimamente, han sido un gobierno en funciones, mayormente por la conjunción de un trío de adversarios sacados de las tertulias de la Logse (Snchz, Pablo Iglesias y Rivera, por orden de votos) y la irresponsabilidad de los medios de “la izquierda“, y en menor medida por su minúsculo predicamento, y de algunos popes acabados de la derecha, como el propio Pedro Jota, o sus par Federico Losantos, otro que tal baila (y por lo mismo), del que cita el siguiente rebuzno:

    De ahí la certera comparación que Jiménez Losantos hizo este viernes entre la asistencia de Rajoy al funeral de Valencia y el homenaje de González a Barrionuevo y Vera ante la cárcel de Guadalajara. Uno y otro cerraron la puerta por fuera.

    De nuevo una falsa analogía que sólo pretende deshumanizar criminalizando a la víctima. Comparar el caso de Barrionuevo y Vera (condenados por el GAL: asesinatos + malversación de fondos) con el triste fallecimiento de Rita Barberá por infarto de miocardio (en medio de una cacería de la que ellos, estos periodistas, no están exentos a pesar de su insignificancia) y la asistencia de Rajoy al funeral de su amiga, es de una miseria moral y un cinismo sólo comparable a los que calza de serie Podemos y demás folclóricos del comunismo bolivariano.

    ¿Y luego se preguntan cómo es posible que no ganen elecciones (no son capaces de tumbar a Rajoy)? Pues en esta entrada encontrarán algunos argumentos, no creo que la entrada en sí signifique mucho dada la humildad estructural de NMSP, sin embargo el que un simio-tipo como yo perciba estas y otras taras del discurso de Pedro Jota et al. significa que muchas otras personas se han debido dar cuenta igual… No creo que haya más de un 15% de criaturas con dos dedos de frente que puedan engullirse tal narración, y las dos terceras partes son podemitas y aledaños. Y el resto, el 5% que se encuadraría en la derecha, son los oyentes y lectores de estos pseudoperiodistas cegados por sus cuitas personales, y que además de no tener relevancia demográfica, tienen muy pocas opciones de cambiar tal situación. Y eso es bueno para todos.

     
    • Titus Amatius Paulus 08:10 on 28/11/2016 Permalink | Reply

      Juas juas juas.

      Para mi Pedro Jota es el ejemplo por la derecha de la dependencia de los medios de comunicación con el poder o el estado. Me explico, nunca entendí cómo cambió su línea electoral poco después de las elecciones de 2011: de apoyar ciegamente a Rajoy a criticarle rabiosamente. Yo creo que Pedro Jota esperaba una lluvia de millones a su medio como Felipe le dio a Prisa, Aznar a Telefónica y ZP a Mediaset. Lo que pasó es que Rajoy no le dio un duro porque se encontró con la caja vacía o por un arrebato de decencia. Sólo he escuchado al periodista Pere Rusiñol criticar a diestro y siniestro por la relación entre los medios y el poder.

      Después tenemos el gusto de Pedro Jota por las teorías de la conspiración (muestra de debilidad) y la ausencia de autocrítica: los periodistas critican la actitud de Podemos y PP por la muerte de Rita, pero claro autocrítica del periodismo por las persecuciones mediáticas ni está ni se espera.

      Salve atque Vale

      Titus Amatius Paulus

      • Eclectikus 09:17 on 28/11/2016 Permalink | Reply

        Si, cuitas personales, obsesión, paranoia y desprecio por las urnas, esas son las líneas maestras del periodismo de Pedro Jota, y tres cuartos de lo mismo más arrogancia y histerismo las de Jiménez Losantos. Mi impresión es que están los dos ya tan vistos que sólo les sigue la corriente un grupúsculo de lectores y oyentes, fuera de ahí su predicamento es CERO, y yo me alegro.

    • Al 10:47 on 28/11/2016 Permalink | Reply

      ladran, luego cabalgamos 😉

  • Eclectikus 21:07 on 22/06/2016 Permalink | Reply
    Tags: , , , Etica, ,   

    No puede salir bien. 

    urna

    Un dibujo de Sintes.

    Ni siquiera la opción menos dañina que pudiera salir de las urnas este domingo -es decir cualquier combinación de resultados y/o movimientos en los banquillos, que desemboque en un “permiso” para que gobierne la lista más votada (i.e. la candidatura más respaldada por los españoles, previsiblemente la encabezada por Mariano Rajoy); nos libraría del lúgubre panorama parlamentario que se nos viene encima. Para echar a correr: un gobierno (o una oposición) débil del PP frente a una oposición (o un gobierno) de víboras ávidas de poder, con sus “programas” de progreso, reformismo y sonrisas, y cuyo principal factor común, fuera de su indisimulable inanidad y su ambición extrema, es el turbio objetivo de devolver a la derecha española a las catacumbas de las que en realidad nunca les han dejado salir, ni siquiera gobernando.

    Y con la actual configuración sociopolítica y parlamentaria de éste país, en la que tres tertulianos de la Logse son la alternativa de gobierno (o quizá directamente el próximo gobierno), lo tienen a huevo. Hemos alcanzado lo que podríamos considerar el siguiente estadio de la partitocracia: la telebasura-cracia. -vale no suena muy bien, habría que buscarle otro nombre, pero se entiende el concepto 😉

    ¿La campaña…? Insufrible. Especialmente para los que nos quedaron las cosas muy claras ya tras el 20D, y todo lo que hemos visto en estos seis meses ha sido la perfecta validación empírica de todas nuestras sospechas, la más triste que Rivera solo busca sillones, lo demás le toca el pie.

    El bloque de progreso reformista lleva toda la campaña equiparando a Podemos con el PP, “los extremos” dice Snchz a todas horas, “los creadores de Podemos” dice Rivera en cuanto tiene ocasión. Más allá de consideraciones éticas, demonizar al contrincante es una buena estrategia, te permite adoptar posturas con la víctima que serían inexplicables si no nos enfrentáramos a un adversario maligno, de tal manera que ética y lógica puedan ser sobreseídas en aras del bien mayor que significa eliminar el mal.

    Por ejemplo puedes bloquear al candidato del partido con más votos y escaños, y simultáneamente, con dos cojones, acusarle de bloquear cualquier pacto, de parar el reloj de la democracia, de inmovilista, de leer el Marca o del chascarrillo del día. O puedes exigir al candidato con más representación que se vaya (independientemente de los resultados ¡¿?!) y acusarle de bloquear a un gobierno definido, pongamos, por Girauta. ¿Es que nadie le va a explicar a Rivera que hay una forma más justa de desbloquear la situación: ¡qué se vaya él!?. ¿No sería una solución más fácil (por consecuente con los resultados electorales) que se vaya él, y que el futuro líder de C’s negocie con Rajoy un entendimiento con el PSOE…? Ah!, espera, que C’s es SÓLO Albert Rivera. Claro, por eso esa opción no se baraja. La silla de Rivera es intocable. Pero no hablemos de sillones, eso es de mal gusto, eso es de la vieja política, ¿eh, Rivera?.

    El problema de esta asquerosa estrategia es que se asienta sobre patas muy finas, poco consistentes, y que a pesar de los enormes recursos invertidos en compensar este defecto (que puedes medir en horas de tertuliano, locutor, periodista, experto… justificando cada requiebro de los candidatos del cambio), no parece que cambie el principal “inconveniente” al que se enfrentan: que Rajoy sigue teniendo un respaldo de cerca de 1/3 del electorado. No todo el mundo es susceptible a las ruedas de molino, hay mucha gente que no ve la Sexta, y muchísima más (en al menos un orden de magnitud) que no sigue a PedroJ y Losantos.

    Y por eso se agarran a cualquier boñiga disponible, aunque venga del bloque de progreso bolivariano, o de su cuartel mediático como la de hoy. Resulta que se graba ilegalmente una conversación del Ministro de Interior, en su despacho, y los tres mosqueteros del cambio tardan minutos en pedir su cabeza. Todos para uno y uno para todos. Llevo todo el día desconectado de las noticias y no se que habrán dicho “los expertos” sobre el asunto, y tampoco he leído al detalle las conversaciones, pero mi impresión es que es uno más de los síntomas de lo que muchos consideramos el principal problema de la sociedad española en Democracia, el aislamiento de una parte considerable de esa sociedad, algo que sería impracticable sin la colaboración de gente “muy de progreso” que acecha en todos los estamentos del Estado, lo que incluye importantes despachos de todos los ministerios, administraciones… y por supuesto servicios de Inteligencia, incluidos los más oscuros, los capaces de hackear una conversación privada de un ministro, en su propio despacho, con un juez, y congelarla durante dos años, siempre dispuestos a echar una mano, por ejemplo filtrando la grabación a un periodista goloso, en momentos críticos. La nueva política.

    Si todavía hoy hay un volumen crítico de electorado de centro-derecha que no se percata de qué es a lo que estamos jugando (a eliminar al PP al precio que sea, es decir, a lo de siempre), si todavía el centro izquierda calla y tolera tales estrategias, como parece que mayoritariamente es el caso, entonces quizá realmente es que nos merecemos la catástrofe que se nos viene encima. Nos la merecemos y no podemos escapar de ella, las dos cosas.

    Y en ese supuesto, quizá un baño de progreso (rebozado en reformas, sonrisas o reformas sonrientes, me da igual) a partir del lunes, es la mejor forma de tocar fondo y empezar de cero. Podemos retrasarlo unos meses, quizá a unas terceras elecciones en septiembre, quizá a una corta legislatura llena de sainetes parlamentarios, pero el futuro está ya escrito. Y no puede salir bien, tiene muy mala pinta.

     
    • Al 07:56 on 23/06/2016 Permalink | Reply

      Amén.

      Coincido al % . Y lo de Rivera, una mala copia de UPyD, a peor. Tan solo un gasto inútil de energía para acabar dilapidándose en un cinismo demoledor.

      Y si, visto lo visto si tenemos que acabar con chavistas en el gobierno que sea ya, y por lo menos nos evitamos la agonía de la espera. Tan solo matizo que tampoco espero que tras bajar a los infiernos pueda haber después ninguna reacción. Ya se encargarán ellos de mantener el nuevo paradigma y su status quo, que en eso si que son buenos, hay que admitirlo.
      Hasta me dan ganas de votar al coletas que, oye, habla muy bien y se desenvuelva ante las cámaras con una soltura que ya quisiera el mejor actor de Holliwood.

      Este país se fue a la mierda hace mucho, y no nos habíamos enterado. Pero ya nos vamos a enterar de lo que vale un peine.

      • Eclectikus 08:46 on 23/06/2016 Permalink | Reply

        La única esperanza es que una combinación de “contexto europeo” y “resistencia ibérica” haga difícil que el asunto cuaje antes de que el clientelismo y la coacción (las dos herramientas políticas del chavismo) conviertan esta pesadilla en permanente e irreversible. En cualquier caso no está de más recordar quiénes metieron a estos mostrencos en las instituciones pudiendo haberlo evitado, y quién se fue de cañas con el gran líder de Podemos y su comisario Jordi Évole, como si fuera la cosa más normal del mundo.

    • Titus Amatius Paulus 09:37 on 23/06/2016 Permalink | Reply

      Hola Al y Ecklectikus.

      No sé de donde sale la automortificación que tenemos los españoles cuando decimos “nos lo merecemos” y queremos como masocas que salga el Coletas y se para fustigarnos. Tal vez sea del sentimiento opresivo católico, tiene coña que yo diga esto. Yo creo que tres cosas buenas salen de esto: darnos cuenta que no los necesitamos, la pérdida de soberanía y las leches sonrientes.

      Lo primero es darnos cuenta que no necesitamos a los cuatro aspirantes a recibir una paliza como presidente del gobierno ni a los políticos. Han estado seis meses dándose de leches por la poltrona y no va a cambiar en los siguientes meses. No hay que descartar unas terceras elecciones o cuartas o quintas aunque la situación no puede postergarse ad infinitum. En estos seis meses cada uno ha ido a sus menesteres sin que ningún gobierno se atreva a solucionar problemas con las absurdas leyes. Si después de esta lección sigue alguien centrado en la “ilusión” por el “cambio” es de vacíos, es de gente sin ninguna otra cosa en su existencia que sólo se define por una característica: la orientación política, es decir cosa de progres.

      La segunda es la pérdida de soberanía. Esta situación se acaba en cuanto Europa nos pida unos nuevos presupuestos. Suponiendo un gobierno de progreso en verdad va a ser de progreso, estilo Syriza: habrá mucha escena de gallitos y fuegos artificiales para al final meter un recorte a las pensiones de órdago por instrucciones de la Teutona, Super Mario o el Luxleaks. Los programas de emergencia social, perdón los programas de clientelismo social, consistirán publicidad como los carteles del plan E que darán wifi gratis a quienes seguirán creyendo a pies juntillas que su situación ha mejorado con la “mayoría de progreso” cuando sus representantes los han dejado en el mismo sitio: sin pensiones, sin casa, sin futuro y sin ná. Espero que sobre la “cuestión territorial” pase algo parecido: mira españolitos vais a hacer una reforma constitucional y va a ser esta.

      Sobre las leches sonrientes en un gobierno del cambio de coalición va a ver unos mamporros internos para ser el protagonista que va a ser un espectáculo de palomitas según nos dejen tranquilos y se dediquen a apuñalarse unos a otros.

      Que España es más que un gobierno y si nos gobiernan desde Europa mejor si se respetan los derechos fundamentales de los ciudadanos.

      Salve atque Vale

      Titus Amatius Paulus

      PD: No tengo tan claro que estos tengan una gran habilidad en manejar las cloacas del estado (las fuerzas de seguridad no los pueden ni ver) ni para mantener su nuevo paradigma ni crear una red clientelar total ni con la coacción. En Andalucía tenemos 35 años de socialismo y la economía real funciona estupendamente y crece, la economía sumergida vamos porque si funcionas como pide la Junta te arruinas… La red clientelar no es al 50% como en Venezuela sino al 15% de la población, les ha bastado que en un bar con el camarero, 4 jugando a las cartas y otro en la barra haya uno que cobre de la junta él o algún familiar. Sobre la coacción en España y en Europa estamos acostumbrados a no tolerar la violencia de ningún tipo, ni si quiera las amenazas, en Latinoamérica hay una tolerancia muy alta a la violencia: lo que ha pasado hoy en Usera con dos degolladas y uno que le han matado a hachazos no es noticia en Sudamérica, aquí si.

      • Eclectikus 09:59 on 23/06/2016 Permalink | Reply

        Gracias por aportar un punto optimista sobre unas circunstancias negras zainas 😉

        No estaría yo tan seguro de la hostilidad de las cloacas, a mi me da la impresión que los fontaneros sufren del mismo sesgo que el resto del funcionariado, un sesgo progre, sutil pero firme.

        • Titus Amatius Paulus 11:17 on 23/06/2016 Permalink

          El sesgo “progre” del funcionariado no les lleva a apoyar la “revolusion bolivariana”. Son muy corporativistas y oponen mucha resistencia (pasiva, pantuflera con tácticas de obstrucción y dejadez) cuando quieren ampliar plantilla con enchufes masivos no por ética, sino porque no les gusta la competencia ni tener más gente con las que repartir el pastel.

        • Eclectikus 13:02 on 23/06/2016 Permalink

          No estoy tan seguro, para nada, hay muchos altos funcionarios (científicos, espías y “subdirectores”) que anteponen un “no-fachas” a un “sí-bolivarianos”, son así de indocumentados y/o caraduras, si es que hay alguna diferencia entre ambos calificativos.

    • Al 00:15 on 24/06/2016 Permalink | Reply

      Date una vuelta por la Plaza que he llevao tu post allí y se ha montao una buena… 😀

      • Eclectikus 00:36 on 24/06/2016 Permalink | Reply

        Qué cabr*n! 😉

        Nah, es caso perdido, apoyar a C’s es totalmente legítimo, y comprarles toda la mercancía también. Más injustificable es que te coaccionen para que también la compres, o que te vendan que es la única opción posible, y que votar al PP es de gilipollas (o de viejos, o de fachas). Muchos pensamos que el balance del PP es netamente positivo, que el equipo de Rajoy es muy superior a cualquiera de los que pudieran presentar los “progresistas” (con “reformas” o con “sonrisas”), y que Rivera es un imbécil. Y de ahí sale mi voto al PP. 😉

  • Eclectikus 21:57 on 11/03/2016 Permalink | Reply
    Tags: , , Etica, ,   

    12 años. 

    Interior del Monumento a las Víctimas del 11-M en Madrid

    Interior del Monumento a las Víctimas del 11-M en Madrid – Wikimedia Commons

    Hoy hace 12 años del 11M. 12 años sin escuchar la Ser. 12 años desde que se borraron de una vez para siempre mis taras progres, bueno, las pocas que todavía me quedaban en aquel entonces. 12 años desde que me percaté de que en fase con la batalla ideológica, hay un combate más soterrado pero a la vez más esencial, que tiene muchas instancias paralelas no siempre inconexas. Es la lucha entre la inteligencia y la estupidez, entre el verdadero progreso y el progreso impostado, entre la franqueza y la impostura, la solidaridad y la inquina, la nobleza y el cinismo, la fraternidad contra la hostilidad crónica, la esperanza frente al desaliento, la autenticidad frente al dolo, la razón frente a la demencia, el yo humano contra el yo salvaje.

    Y vamos perdiendo.

    Más allá de las razones expuestas por una víctima cualificada como pueda ser Gabriel Morís, ver Doce años olvidados, hay que tener presente que con los años el desasosiego que se mantiene, constante, por encima del propio horror de los atentados que se va difuminando en el vaho del tiempo, es el que produce la constatación de que la contienda que describía arriba había empezado mucho antes del 11M, se ha mantenido después, y sigue hoy.

    5000000 de personas votan comunismo, casi 1/3 del parlamento actual promulga el folclore como forma de vida (sea éste nacionalista, comunista, o una mezcla de ambos), y casi otro tercio no dudará en pactar con el anterior a nada que se laven los dientes. Si alguien pretende aislar estas circunstancias del hecho de que la hegemonía política y sociocultural de los últimos 35 años ha sido capitaneada por una determinada orientación política, va a encontrar muchas dificultades. Porque es inposible.

    Hoy no veo muchos motivos para el optimismo. Ni a derecha ni a izquierda. Ni en el centro.

    Son días.
    Chumy Chumez Pasado o Presente

     
    • Al 22:38 on 11/03/2016 Permalink | Reply

      No quiero dármelas de listo pero a mi las taras progres se me quitaron antes de los veinte cuando comprobé que mis amigos troskos de entonces, niños de papá, tenían exactamente los mismos defectos que con tanto ahínco criticaban, y que mucho comunismo de boquilla pero en la práctica ropa de marca, juguetes caros y demás, ninguna diferencia real con quienes decían combatir. A partir de entonces conseguí una visión mucho mas equilibrada de lo que me rodea y adquirí inmunidad a los cuentos de buenos y malos.

      Pero estoy contigo en que no ya el 11M, si no mas bien el doce y el trece, me horroricé viendo como nuestra izquierda arreaba al gobierno con los ciento noventa y ocho muertos, con un entusiasmo digo de mentes realmente retorcidas y cargadas de odio. Un espectáculo repugnante que no olvidaremos nunca.
      Fue el climax de muchas decenas de años ya fomentando el cuento de buenos y malos de esta izquierda que ni es izquierda ni es nada, excepto unos tuercebotas gañanes que viven del esfuerzo ajeno.
      Y cada día mas de lo mismo y mejor, con estos nuevos parásitos sociales tipo Iglesias, que ensoberbecidos pretenden dirigir nuestra sociedad al desastre que ya hemos conocido el siglo pasado, con su pretensión de ganar la guerra que perdieron y dar la vuelta como un calcetín a la sociedad para convertirnos en una dictadura comunista.
      Y es que resulta casi imposible encontrarles algo bueno a esta bazofia con complejo de superioridad que padecemos, pero el caso es que millones de personas les votan creyendo que van a mejorar nuestro país. Triste panorama y un futuro mas negro que el chapapote que tanto les motiva.

      • Eclectikus 22:49 on 11/03/2016 Permalink | Reply

        Yo sin embargo seguí siendo progre unos cuantos años más, en mi descargo está que no tragaba ruedas de molino tipo ecologismo, nucleares no, antiamericanismo… Algo es algo 😉

        Amén a lo demás.

        • Manuel 17:31 on 18/03/2016 Permalink

          Coincido con vosotros y voy incluso más lejos afirmando que el “aftermaht” del 11M llegará a estudiarse en las facultades de ciencias políticas como ejemplo de conspiración y de golpe de estado civil. Pero con todo y la gravedad del asunto creo que resulta hasta banal si se detiene uno a hacer una lectura mucho más preocupante de la realidad: que sigamos escuchando voces en todo el arco parlamentario que por estupidez o cobardía siguen repitiendo el mantra de que el islam es una religión de paz. Me gustaría ver como el estado español se lo explica a las familias de los 192 asesinados (Arnaldo Otegi 6 años en prisión). Ya están convocados rebaños de borregos para manifestarse a favor de la importación de miles de potenciales terroristas sirios y etc. La pandemia de violaciones es brutal, en Suecia han pasado de 400 a más de 6000 al año por poner un ejemplo (mutis feminista), la Sharia se está instalando en la administración de justicia del Reino Unido, y no puedes salir a cenar en París sin correr el riesgo de ser ejecutado al grito de Allah-u-Akbar.
          Algo me dice que cuando alguien como yo, libertario ateo y apostata, y tan poco sospechoso de racista ( he estado 20 años casado con una mujer negra y he criado tres hijos de diferentes colores) está dispuesto a convertirse en cruzado, invocar como buen asturiano el espíritu de Pelayo y morir matando en defensa de mi civilización occidental (podéis llamarlo cristiandad ),es que se está sometiendo a esta sociedad a una presión insoportable que no augura nada bueno. Cuando los “demócratas de toda la vida” de todos los colores no hacen suyas estas sensibilidades para darles cauce democrático están alimentando una bestia. Después nos colgarán todo tipo de etiquetas acuñadas por su ministerio de neolenguaje, para estigmatizar a muchas buenas personas que solo desean vivir en paz en su tierra de acuerdo con las costumbres en las que fueron educados. Si es que sobreviven al 722.02

  • Eclectikus 12:40 on 29/05/2015 Permalink | Reply
    Tags: , , Etica, , , ,   

    Una distopía imposible 

    Supongamos un escenario político que fuera la imagen especular del actual, y la capital de España estuviera a punto de caer en manos de un partido fascista, que sin haber ganado las elecciones, contara con el apoyo tácito e indisimulado de un PP con la mitad de concejales/votos, que los había repudiado, por fascistas, durante los meses anteriores. ¿Os imagináis lo que estaría diciendo ahora mismo el PSOE y sus trovadores en los medios? No es difícil hacerse una idea de los argumentos, y además no nos quedaría otra que admitir que muchos de ellos son legítimos cuando no irrefutables: no es tolerable una alcaldesa fascista, una especie de Pilar Primo de Rivera aupada por una turba de mozos enfundados en camisetas azules cantando el Cara al Sol.

    En cambio mucha gente ve estupendo y promociona la alcaldía para una señora comunista, integrada en un grupo de inspiración bolivariana con ideas imposibles para un país occidental, que supone una agresión para el sentido común de cualquier persona medianamente sensata.

    Hay varias razones que convierten esta distopía en imposible, y que hacen que este defecto en la simetría tenga consecuencias dramáticas en España.

    Mariano "el fascita"

    Hay gente que cree que el fascismo es un problema real hoy en España, y se pregunta cómo es posible que un partido fascista como el PP llegue al poder, ver http://cinereverso.org/?p=7900

    Primero, porque afortunadamente el fascismo fue erradicado el siglo pasado. En estos lares por ejemplo, lo más cercano al fascismo, el falangismo, fue desactivado en los cincuenta (convirtiendo en burócratas a sus gerifaltes), y en el 75 estaban ya más que agujereados y controlados por las altas instancias gubernamentales, calladitos y sin hacer mucho ruido.

    Desde entonces el falangismo solo ha contado con el escaño que obtuvo Blas Piñar en las segundas elecciones democráticas, en 1979 (frente a los 23 de un Partido Comunista, con todo, más moderno que el actual, o a los 3 de los etarras de Herri Batasuna), y sus herederos hoy (FE De Las JONS y una coalición que reúne a todos los que no se encuadran en la anterior), por hacernos una idea, han sacado 3338 votos  (0.21 % de los votos válidos, uno de cada quinientos) para el ayuntamiento de una “ciudad facha” como Madrid. No parece muy peligroso.

    A no ser que hablemos del “fascismo” con el significado que adquiere tras el paso de la apisonadora semántica de la corrección política, especialista en vaciar de contenido palabras y conceptos perfectamente definidos (véase “facha”, “sostenible”, “democrático”, “globalizado”, “neoliberal”, “franquista”,…).

    Pero entonces el término “fascista” se convierte en un simple adjetivo, con sus connotaciones políticas aguachinadas, y si nos ponemos así, su aplicación más legítima sería “fascismo de izquierdas“, término acuñado por Jürgen Habermas a finales de los sesenta en referencia a los grupos estudiantiles radicales en la Alemania de la época, pero que tiene una sencilla extrapolación a la izquierda extrema, neocomunista, anticapitalista o antisistema actual.

    Vota ComunistaSegundo, porque una buena parte de la izquierda no ha hecho los deberes doctrinales, no se ha modernizado, y considera todavía que lucha contra el fascismo, el imperialismo, el capitalismo, los terratenientes, el clerolas injusticias y demás memes acuñados entre el siglo XIX y el XX; más los añadidos tras la Caída del Muro de Berlín a finales de los ochenta, joyitas como la judeofobia, la cristianofobia, la ecologitis crónica, la lucha de sexos (a estas alturas), la “lucha” contra el Calentamiento Global (ja) y el Peak Oil (ja), o cualquier otra cosa que se les vaya ocurriendo que no se aleje mucho del maltusianismo.

    El drama se produce al trasplantar ese esquema ideológico a España, porque más allá de las distorsiones naturales del proceso, tenemos la desgracia de que aquí esa izquierda moderna que mantiene unas líneas rojas infranqueables, que existe en toda Europa, está abducida por los grupos más descerebrados, o lo que es peor, está controlada por los que aún sabiendo que manejan unos planteamientos estúpidos, utilizan la inercia creada por más de 30 años de socialismo a los mandos de la Educación, los medios de comunicación y los recursos del país, por argumentos meramente electorales, o como diría un tertuliano, tacticistas.

    En cualquiera de los casos, descerebrados o espabilados, es una corriente que manda, que copa los medios y que por supuesto infiltra todos los estamentos de la sociedad, especialmente los públicos y colindantes. Y con estos mimbres basta una buena campaña publicitaria para convertir su techo electoral, que tradicionalmente se difuminaba entre PSOE e IU, en lo que hoy es un monstruo de dos cabezas y ningún cerebro.

    EvoyTercero. La derecha en España es muy heterogénea, hay sensibles diferencias entre un democristiano, un conservador o un liberal, distintos grados de tolerancia de los unos con los otros, e incluso puntos de vista inconciliables (sobre el aborto, el modelo educativo, la fiscalidad…), de manera que es muy difícil juntar masas críticas sociales que remen en una sola dirección. Tan difícil que el PP no ha aprendido a hacerlo en casi treinta años, a pesar de la legitimidad democrática de los millones de personas que “no votan izquierda” que conforman su huerto electoral.

    Aunque en su descarga se puede argumentar que la tarea no es fácil, no es una simple cuestión de comunicación, no es lo mismo “comunicar” frente a un rebaño homogéneo y altamente susceptible a la manipulación, que hacerlo frente a uno heterogéneo y crítico con cada movimiento. Y menos si como Rajoy, te encuentras bajo fuego mediático desde todos los frentes, a menudo y de una manera especialmente cruel desde medios supuestamente amigos, que le consideran poco menos que responsable, si no cómplice, del Podemismo.

    La derecha, en España y en Europa, esta constreñida por el corsé de la corrección política que beneficia claramente a la izquierda, y ha ido asumiendo las diferentes ruedas de molino socialdemócratas que son intocables (el “Estado del Bienestar”, el Cambio Climático, y no pocos términos de la neolengua y el doblepensar  que tan bien ha adaptado de Orwell el progresismo). Y esto, siendo esencialmente triste, tiene la ventaja de que aleja a los liberal-conservadores automáticamente de cualquier sospecha de cercanía al fascismo, y por tanto sería imposible que en un caso simétrico al actual, el PP pudiera meterse en la cama con los partidos de inspiración fascista, o que los trovadores del PP estuvieran, como lo están haciendo ahora los del PSOE en el mundo real, quitando hierro al fascismo, aceptándolo como animal democrático de compañía, y justificando lo que es injustificable desde cualquier punto de vista mínimamente racional.

    Pero ojo, el asunto es peligroso, aunque sigo pensando que las próximas elecciones generales pondrán a cada uno en su sitio, es más que patente el peligro de un PSOE ávido de poder, convencido de adoptar a los enanos crecidos (en vez de dejarlos hozar en su cuarto oscuro, llámese IU o llámese Podemos), y que será tolerante con la versión dulcificada (para no espantar votantes) del comunismo podemita que están a punto de presentarnos.

    Full Communism

    Así que procedo a abrir una etiqueta a Podemos, (Podemitis, etimológicamente `inflamación de Podemos´), algo a lo que me he resistido desde que empezaron su show, pero que sospecho volverá a aparecer en NMSP.

    Lecturas recomendables:

     
  • Eclectikus 17:05 on 22/01/2015 Permalink | Reply
    Tags: Etica, , ,   

    Ni islamofobia, ni multiculturalismo: coexistencia. 

    Me sugería el sábado un lector en un comentario de la entrada que publiqué en agosto pasado, La islamofobia no es la solución al integrismo, que escribiera algo sobre mi visión sobre éste asunto a raíz de los atentados de París. Lo hacía con estas palabras:

    A ver si haces una entrada con tu opinión sobre los tiempos post-CharlieHebdo. Aunque no esté de acuerdo contigo en todo, hacen falta opiniones razonadas que hagan frente a dos discursos falsos y dañinos:

    ·

    1) El racista idiota, en ocasiones pseudonazi, que analiza el tema desde presupuestos simplones y falsos. Por ejemplo, ligando el terrorismo islamista a la inmigración, cuando los terroristas no son inmigrantes.

    ·

    2) El progre-suicida, de una estulticia que asusta. Ejemplo, los dibujantes de la revista quejándose de tener el apoyo de católicos o derechistas. Otro, los análisis que desligan los crímenes del Islam y lo relacionan con “la pobreza” o tonterías similares.

    ·

    Es casi imposible leer opiniones razonadas y sensatas. Dale.

    Como se da la circunstancia de que últimamente me acechan cargos de conciencia por no actualizar este blog (y por comentar muy poco en otros), en combinación con la máxima de que los deseos de los lectores son obligaciones para el bloguero (más o menos), finalmente he decidido recoger el guante y escribir unas líneas.

    Y es algo que no pensaba hacer porque creo que varios amigos han hecho ya una excelente labor a éste respecto, y un compendio consistente de opiniones se puede (y se debiera) leer en el vecindario digital, tanto con opiniones cercanas a mi postura, en artículos como los de Pablo (Tiempo de Prosa) en Vigilia pretium libertatis, Miguel. A. Velarde (Una pequeña defensa de algunos principios básicos) en Desde el Exilio, y Luis I. Gómez (Europeos patriotas contra la islamización de Occidente) en Libertad Digital; como también en clara confrontación cómo son los de Arturo Taibo en Desde el Exilio(clara, total, fácil y rápida) VICTORIA ISLAMISTA, Plazaeme en Plaza Moyua, Contra las ideas asesinas, y Luis en su serie en el Cántaro del AguadorJe ne suis pas Charlie Hébdo (I, II y III).

    Ninguno de los artículos que he enlazado en el párrafo anterior se pueden asociar con los dos grupos que se citan en el comentario, obviamente, sin embargo cierta gente con tendencias maniqueístas, reduccionistas y/o incapaces de distinguir las escalas de grises, solo reconocen los extremos y se cargan así cualquier opción de debate racional y sosegado. Todo un hándicap cuando hablamos de un problema lleno de matices, precedentes, causas y consecuencias, y que, seamos claros, sobre el que nadie tiene una receta que garantice una solución a corto o a medio plazo (entendiendo que a largo plazo, la educación y la erradicación de la pobreza eliminará éste y todos los demás problemas del ser humano).

    No me voy a entretener entonces en desacreditar estas posiciones extremas, no porque considere que los extremos se desacrediten solos por su cualidad de extremos (una postura extrema puede ser perfectamente correcta frente a cualquier otra posición), sino porque sus argumentos son pobres, incoherentes y no aportan solución alguna al problema.

    Los primeros, los que establecen una correspondencia biyectiva entre terrorismo (o fanatismo) y musulmanes, y sugieren que la solución pasa por cerrar las fronteras (y expulsar a todos los residentes de origen islámico), ni siquiera son capaces de percatarse de lo impracticable de su propuesta, entre otras muchas razones (de índole político, social, ético, logístico, etc…), porque la mayoría de los musulmanes que viven en Europa son mucho menos fanáticos (i.e. mucho más occidentales) que ellos mismos, o dicho de otra manera, sobran más ellos que los `moros´.

    De los segundos, los progres, qué se puede decir que no se haya dicho ya, gente que denuncia la islamofobia y mientras, practica hasta la náusea la judeofobia y la cristianofobia. Los mismos que reclaman el derecho a la blasfemia pero quieren prohibir el piropo. En fin, no merece la pena gastar más renglones con ellos, que se encarguen sus pastores de Podemos.

    Sin embargo si que voy a intentar confrontar la postura de aquellos que centran el problema en el Islam, o en el Corán, y por tanto, solapadamente, en todos aquellos que están relacionados con el Islam (tengamos en cuenta que hay muchos “musulmanes” cuyo vínculo con el Islam es laxo, cultural, cuando no inexistente, exactamente lo mismo que pasa con los “cristianos” y los “judíos“).

    En momentos críticos, después de atentados grandes o especialmente violentos, y quizá comprensiblemente, los mensajes descerebrados y huecos de los extremistas se solapan con los argumentos más elaborados y sensatos (i.e. más legítimos) de aquellos que, de alguna manera, finalmente, terminan llegando a las mismas conclusiones (más o menos edulcoradas): que la culpa es del Islam, o que el Islam fomenta el odio, o que hay que erradicar el Islam de Occidente, o que los musulmanes son unos tarados porque el Corán les aboca a ello, etc… Si transformas esta frase a su equivalente islamista (la culpa es de Occidente, Occidente fomenta el odio, o que hay que erradicar las señas occidentales de los países musulmanes, o que los occidentales son unos tarados porque su laicidad les aboca a ello, etc…) verás que dichas posturas, salvando las distancias, degradan a los que las mantienen hasta el mismo nivel que los fanáticos integristas. Y esta simetría, a pesar de las distancias insisto, es en sí misma un argumento para replantearse las posiciones. Porque en mi opinión el objetivo complementario de occidente (aparte de machacar a los fanáticos), debería ser que esas distancias se mantengan, y a ser posible que aumenten.

    Y es que la fuente de mi rechazo a considerar al Islam como la piedra angular de la existencia de estos fanáticos (como si el fanatismo fuera una marca exclusiva de la religión, del Islam en éste caso) me parece más bien un sesgo cognitivo (Non sequitur, si queremos afinar: “casi todos los terroristas son musulmanes => casi todos los musulmanes son terroristas“), y no un argumento central en la lucha contra el integrismo. Y aún aceptando que las muestras de apoyo de algunas comunidades musulmanas en Europa ronde el 25%, el porcentaje de musulmanes en disposición de dar un paso decidido hacia al salvajismo terrorista es al menos tres o cuatro órdenes de magnitud menor (de lo contrario estaríamos hablando de cientos de millones de terroristas en potencia lo cual es absurdo lo mires por donde lo mires).

    ReligionesY no es una postura la mía que se derive de mi amor a la corrección política, o a mi cercanía al libro de estilo progre, es estrictamente una consecuencia directa de mi cosmovisión de la naturaleza humana, en la que el derecho de las personas a mantener unas creencias religiosas determinadas (o a prescindir de ellas), no es solamente un principio básico, es inseparable del hecho empírico contrastado por la Historia de que los seres humanos (en su inmensa mayoría) han necesitado de la Fé como motor más o menos esencial de sus vidas, algo que por mucho que se empeñen los integristas ateos (una minoría en el ya de por sí minoritario 4% ateísta) no tiene pinta de cambiar en un futuro próximo.

    O utilizando otras palabras, no soy capaz de defender a capa y espada como defiendo, a cristianos y judíos de los continuos ataques de integristas ateos, cristianófobos y judeófobos; y no hacer lo propio con los muchísimos musulmanes que se integran perfectamente en nuestra sociedad, o que viven en paz en la suya, y que repelen de oficio, y habitualmente también sufren, la barbarie de una minoría de sus correligionarios que han hecho una mala digestión del Islam y del Corán, de la política, de la sociedad, del mundo moderno y de toda la realidad en general. No soy capaz de convertir lo excepcional, un islamismo fanático atroz, en la norma con la que identificar automáticamente el carácter de cientos de millones de personas pacíficas, humildes y esencialmente laicas (diga lo que diga el Corán).

    Y si la postura de los que señalan al Islam se puede confundir con la de los islamófobos, la postura de tolerancia con los musulmanes se puede confundir con los multicultis progres. Y es un error. Porque el apoyo a los musulmanes es selectivo, condicional, no es un cheque en blanco, está sujeto al menos a los siguientes presupuestos:

    • Los pilares básicos de la cultura occidental son innegociables: igualdad, derechos humanos, libertad de culto, libertad de expresión, laicismo, respeto a la autoridad, sistema de organización política en base a principios democráticos, rechazo de la violencia…
    • Se aceptan todas las peculiaridades de la cultura musulmana si (y solo si) no entran en confrontación con los principios fundamentales mencionados en el punto anterior.
    • En un escenario como el actual, en el que los fanáticos se camuflan entre los musulmanes de bien, es necesario asumir que ciertas garantías constitucionales de los países de acogida, puedan ser eventualmente vulneradas en aras de la seguridad global. ¡Qué le vamos a hacer!.
    • Cabe exigir a las comunidades musulmanas un especial compromiso y una actitud proactiva en la lucha contra el fanatismo islámico, algo que tendrá además el efecto colateral de ser una excelente forma de combatir la islamofobia.

    En resumen, mi propuesta es mantener una actitud que huye de la islamofobia pero sin caer de bruces en el multiculturalismo extremo, una reivindicación de la civilización y cultura occidental, de defensa de sus señas de identidad, pero intentando no olvidar que una parte muy importante de esta se basa en la solidaridad, la aceptación (ordenada) de inmigrantes independientemente de sus condiciones políticas, sociales y religiosas, y en la convivencia entre personas bajo el amparo y el imperio de la ley. Es decir, en una sola palabra, coexistencia.

    Coexist

     
    • Heber Rizzo 18:21 on 22/01/2015 Permalink | Reply

      Lamentablemente, ninguno de tus presupuestos se cumple por parte de la comunidad musulmana en Occidente, y especialmente son abiertamente contradichos por sus dirigentes.

      Por lo tanto, es lícito e inteligente abrir bien los ojos y desconfiar de quienes no quieren integrarse, sean quienes sean.

      Por otro lado, cualquier religión es simplemente un conjunto de ideas y una filosofía de vida aceptada voluntariamente por sus seguidores, al igual que cualquier otra filosofía. En ese sentido, puede y debe ser criticada por quienes sostenemos otros valores. El islamismo no es algo que se lleve en los genes, y por lo tanto no se puede decir que sus críticos sean islamófobos o racistas, del mismo modo que no hay comunistofóbicos ni nazismofóbicos; solamente hay personas que discrepan con ese conjunto de ideas.

      • Eclectikus 18:57 on 22/01/2015 Permalink | Reply

        Lo siento Heber pero debemos tener experiencias distintas, el 100% de los musulmanes que yo he conocido a lo largo de mi vida viviendo en países occidentales (incluido Israel) asumen sin problemas los presupuestos que he señalado. Puede que haya tenido mucha suerte, pero mi estimación no baja del 90% en todo caso (si eliminas el sesgo que se pueda producir en guetos o zonas especialmente conflictivas de Paris, Londres, Barcelona, etc…). De hecho si hiciera una lista de gente a la que echaría a patadas de mi país creo que no hay ningún musulmán (la mayoría son “ateos” seguido muy de cerca por católicos).

        Por lo tanto, es lícito e inteligente abrir bien los ojos y desconfiar de quienes no quieren integrarse, sean quienes sean.” Totalmente de acuerdo, en realidad tu frase es una síntesis de los tres primeros puntos de mis presupuestos.

        Tu tercer párrafo es correcto e igualmente aplicable a los ateos (otra religión en última instancia, especialmente si eres militante), no veo en que punto de mi entrada niego yo ese derecho a la crítica, o relaciono “crítica” con “islamofobia”. Mi crítica es hacia los que humillan, desprecian, insultan, etc… a las personas por la simple razón de sus creencias. Ejemplos: eres musulmán -> eres terrorista; eres católico -> eres tonto del culo; eres judío -> eres un usurero. Y son tres casos claramente paradigmáticos y por eso existen palabras que específicamente definen el odio a estos colectivos (islamofobia, cristanofobia y judeofobia respectivamente). Concretamente de la Wikipedia:

        Islamofobia (neologismo del inglés Islamophobia, compuesto por las raíces del árabe islām y del griego φόβος, phobos, miedo o temor) es un sentimiento de hostilidad hacia el islam y, por extensión, hacia los musulmanes.

        El sentimiento anticristiano es una oposición a las personas cristianas, a la religión cristiana, o a la práctica del cristianismo. Esta actitud ha llevado a la comisión de diversos crímenes y actitudes discriminatorias contra los cristianos. Dicha actitud ha sido también llamada Cristofobia o “cristianofobia”, que puede incluir a “todas las formas de discriminación e intolerancia contra los cristianos”. La cristianofobia se llega a reflejar en todo tipo de atentados en contra de cristianos, ya sea en su persona, o en contra de las figuras relacionadas con su fe.

        El antisemitismo, en sentido amplio del término, hace referencia a la hostilidad hacia los judíos basada en una combinación de prejuicios de tipo religioso, racial, cultural y étnico. […] Con el fin de evitar confusiones en referencia a otros pueblos que hablan lenguas semíticas, algunos autores prefieren el uso de términos equivalentes no ambiguos, como judeofobia o antijudío, reservando antisemitismo para su uso en referencias históricas a las ideologías antijudías de la segunda mitad del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX.

    • Grouchomarxista 20:00 on 23/01/2015 Permalink | Reply

      Hola, es la primera vez que comento aqui.
      La cuestión que tratas es fundamental, porque ni “Occidente” es un bloque en el que todos pensamos igual, ni “los musulmanes” piensan todos lo mismo. Es sorprendente que personas que dicen defender a Raif Badawi, el bloguero al que la han condenado a recibir 1000 latigazos por insultar al Islam, sólo ven la condena, pero no ven que él se atrevió a escribir un blog titulado liberales saudíes. Quiero decir con esto que en Occidente no hemos pasado de una teocracia a una democracia del día a la mañana, a pesar de que el cristianismo reconoció el libre albedrío y la separación Iglesia-Estado (dad al César lo que es del César…) desde el principio. Religiones como el budismo también tienen sectores nada pacíficos.
      El Islam necesita precisamente esa evolución. Es cierto que una parte de los musulmanes en Europa no se han asimilado, pero normalmente no son los que llegan (que saben lo que han dejado), sino sus hijos o nietos.
      Ahora bien, si bien es cierto que ellos deben integrarse (y es su responsabilidad hacerlo), nunca lo van a hacer si los “occidentales” no estamos convencidos de los valores de nuestros sistemas políticos. Esa tarea, mayormente educativa, ha sido abandonada y no sólo es crucial en este tema, sino también respecto de otros grupos políticos, como los Podemos, que se nutren precisamente de la quiebra moral del sistema. SI nosotros no estamos convencidos de nuestros valores, ¿cómo vamos a convencer a terceros de su bondad?

      • Eclectikus 20:13 on 23/01/2015 Permalink | Reply

        Hola Grouchomarxista, pues muy de acuerdo. El problema de la postura que defiendo es que se puede confundir con una laxitud en la defensa de occidente y cierta similitud al multiculturalismo de los progres. Pero no es así, yo exijo, mejor dicho, me gustaría que mis gobiernos exigieran, un respeto absoluto de los principios éticos y morales occidentales, europeos en éste caso. Y los que nos traguen a patadas con ellos.

    • Preguntator 00:12 on 25/01/2015 Permalink | Reply

      Pffff, había escrito un medio tocho y se me ha borrado. En fin, iremos por partes.

      Ahora mismo solo comentaré un tema, cuidado con confiar demasiado en la experiencia y el conocimiento de sociedades árabes o musulmanas. La situación en esos paises cambia a una velocidad de vértigo, sobre todo debido a su demografía de pesadilla, y lo que podía ser válido hace 10 o 15 años, no lo es hoy. Los expertos opinaban que los islamistas no sacarían más de un 30 % en las elecciones egipcias, y sacaron un 60%. Tal vez los análisis eran correctos para la sociedad egipcia de 1990 o 2000, pero no lo eran para la de 2011.

      Leía hace unos días una entrevista a un profesor de filosofía que viajaba mucho por el magreb, y contaba su sorpresa al comprobar como se había islamizado una sociedad como la argelina, que hace nada era mayoritariamente laica. Los laicos siguen allí, son los que eran, pero ahora son minoría, porque los jóvenes han abrazado el islamismo de forma mayoritaria.

      Y hacia una diferenciación, muy sutil y muy importante, al comentar de estos islamistas que podían ser radicales, pero no necesariamente agresivos. Esto es clave, ya que si interpretamos el islamismo a partir de sus manifestaciones más extremas y violentas, puede pasársenos por alto una islamización profunda y radical si no va acompañada de señales externas.

      De lo que estoy seguro es de que es imprescindible que una parte significativa de los musulamenes europeos se impliquen directamente en la lucha contra el islamismo y su vertiente violenta. Y la implicación debe ir desde una lucha de ideas contra el islamismo, hasta la participación activa en operaciónes de infiltración y policiales contra los grupos radicales. Si se consigue que una buena parte de los musulmanes defienda dicha lucha (no hace falta ni que sean mayoría), habrá futuro.

      Si no se consigue, será la catástrofe. Si buena parte de los musulmanes europeos no se implican en esa lucha, y los atentados aumentan, todos los caminos conducen al desastre.

      • Eclectikus 00:44 on 25/01/2015 Permalink | Reply

        [Hola P. Lo siento pero algún bicho se me ha metido en NMSP y me está fallando el sitio, hasta que de con ello puede haber cambios, o actualizaciones y caídas del blog, por lo que te recomiendo que escribas los comentarios en una aplicación externa, por ejemplo tu correo electrónico, y los copies aquí solo cuando estén listos]

        Lo que dices es esencial y poca gente se percata, no todo el islamismo es fundamentalista y/o violento, por ejemplo en Marruecos hay un partido islamista muy poderoso, y creo que ha aportado y aporta habitualmente ministros a los gobiernos de Mohammed VI (un tipo listo, creo que también tiene a un ministro saharaui en su gabinete).

        En todo caso esto se sale un poco del tema, quiero decir, el desfase entre la política en los países musulmanes (islamistas o laicos, algo que como dices cambia de la noche a la mañana, además de tu ejemplo, recordemos el paradigmático caso de Irán, o el del Líbano) y los países occidentales es abismal, pero es un asunto ajeno a occidente, en el sentido que los problemas de la islamofobia (y su opuesto, el de la islamofilia multiculti) se producen aquí, y es aquí dónde hay que alertar de ellos e intentar combatirlos…

c
compose new post
j
next post/next comment
k
previous post/previous comment
r
reply
e
edit
o
show/hide comments
t
go to top
l
go to login
h
show/hide help
shift + esc
cancel

Uso de cookies

NMSP utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: