Tagged: Filosofía Toggle Comment Threads | Keyboard Shortcuts

  • Eclectikus 21:52 on 17/06/2014 Permalink | Reply
    Tags: , Filosofía, ,   

    Julián Marías y la guerra civil: ¿Cómo pudo ocurrir? 

    Se cumple hoy un siglo del nacimiento de Julián Marías, uno de los grandes pensadores que produjo el convulso siglo XX en éste país, y para celebrarlo me he traído un texto sobre la guerra civil extraído de uno de sus clásicos, Espana Inteligible (scribd.com), un ensayo filosófico que pretende decodificar las extrañezas de nuestro país situándolas en su contexto histórico.

    Julián Marías

    En el capítulo “El segundo naufragio: 1936”  (el primer naufragio lo sitúa en 1898 cuando “El «desastre nacional», la derrota ante los Estados Unidos, la pérdida de lo que quedaba de la vieja Monarquía en los dos hemisferios, dejó en estado de estupor a las minorías más sensibles y despiertas de España, pero en medio de una extraña indiferencia del conjunto del país“), recupera un extracto de otro ensayo suyo anterior, ¿Cómo pudo ocurrir?, que introduce con estas palabras: “En los días de la Semana Santa de 1980 escribí un ensayo titulado «¿Cómo pudo ocurrir?», con un gran esfuerzo de veracidad y de análisis intelectual, para comprender cómo se había llegado a la guerra civil y cuál fue su significación; no me siento capaz de mejorar esa visión del tremendo suceso, a la cual remito al lector; pero, como es inexcusable decir sobre él una palabra en este libro, permítaseme reproducir algunos párrafos de ese ensayo, los indispensables para que ese momento de la historia de España resulte inteligible“.

    Y por supuesto que se lo permitimos, ahí va (los resaltados y los enlaces son míos):

    Julián Marías. La Guerra Civil: ¿Cómo pudo ocurrir? (Amazon.es)A mediados de julio de 1936 se desencadenó en España una guerra civil que duró hasta el 1 de abril de 1939, cuyo espíritu y consecuencias habían de prolongarse durante muchos años más. Este es el gran suceso dramático de la historia de España en el siglo XX, cuya gravitación ha sido inmensa durante cuatro decenios, que no está enteramente liquidado… Nos vamos aproximando a saber qué pasó. Pero para mí persiste una interrogante que me atormentó desde el comienzo mismo de la guerra civil, cuando empecé a padecerla, recién cumplidos los veintidós años: ¿cómo pudo ocurrir? Que algo sea cierto no quiere decir que fuese verosímil…Mi primer comentario, cuando vi que se trataba de una guerra civil y no otra cosa —golpe de Estado, pronunciamiento, insurrección, etc.—, fue este:

    ¡Señor, qué exageración! Me parecía, y me ha parecido siempre, algo desmesurado en comparación con sus motivos, con lo que se ventilaba, con los beneficios que nadie podía esperar. En otras palabras, una anormalidad social, que había de resultar una anormalidad histórica. De ahí mi hostilidad primaria contra la guerra, mi evidencia de que ella era el primer enemigo, mucho más que cualquiera de los beligerantes; y entre ellos, naturalmente, me parecía más culpable el que la había decidido y desencadenado, el que en definitivo la había querido, aunque ello no eximiese enteramente de culpas al que la había estimulado y provocado, al que tal vez, en el fondo, la había deseado…

    Nada de esto hubiese sido suficiente para romper la concordia si hubiese existido en España entusiasmo, conciencia de una empresa atractiva, capaz de arrastrar como un viento a todos los españoles y unirlos a pesar de sus diferencias y rencillas…

    En una gran porción de España se engendra un estado de ánimo que podríamos definir como horror ante la pérdida de la imagen habitual de España: ruptura de la unidad (que se siente amenazada por regionalismos, nacionalismos y separatismos, sin distinción clara); pérdida de la condición de “país católico” —aunque el catolicismo de muchos que se horrorizaban fuese vacuo o deficiente—; perturbación violenta de los usos, incluso lingüísticos,del entramado que hace la vida familiar, inteligible, cómoda.

    Frente a este horror, el mito de la “revolución”, la imposición del esquema “proletario-burgués”, la intranquilidad, la amenaza, el anuncio de “desahucio” inminente —si vale la expresión— de todas las formas de vida, estilos o clases que no encajasen en el esquema convencional…

    La guerra fue consecuencia de una ingente frivolidadEsta me parece la palabra decisiva. Los políticos españoles, apenas sin excepción, la mayor parte de las figuras representativas de la Iglesia, un número crecidísimo de los que se consideraban “intelectuales” (y desde luego de los periodistas), la mayoría de los económicamente poderosos (banqueros,empresarios, grandes propietarios), los dirigentes de sindicatos, se dedicaron a jugar con las materias más graves, sin el menor sentido de responsabilidad, sin imaginar las consecuencias de lo que hacían u omitían…

    Y todo esto ocurría en un momento de increíble esplendor intelectual, en el cual se habían dado cita en España unas cuantas de las cabezas más claras, perspicaces y responsables de toda nuestra historia. Lo cual hace más grave el hecho escandaloso de que no fueran escuchadas, de que fueran deliberada, cínicamente desatendidas por los que tenían dotes intelectuales, y por tanto deberes en ese capítulo…

    Pero ¿puede decirse que estos políticos, estos partidos, estos votantes querían la guerra civil? Creo que no, que casi nadie español la quiso. Entonces ¿cómo fue posible? Lo grave es que muchos españoles quisieron lo que resultó ser una guerra civil. Quisieron: a) Dividir al país en dos bandos, b) Identificar al “otro” con el mal. c) No tenerlo en cuenta, ni siquiera como peligro real, como adversario eficaz, d) Eliminarlo, quitarlo de en medio (políticamente, físicamente si era necesario).

    Se dirá que esto era una locura. Efectivamente, lo era (y no faltaron los que se dieron cuenta entonces, y a pesar de mi mucha juventud, puedo contarme en su número). La locura puede tener causas orgánicas, puede ser efecto de una lesión; o bien psíquicas; pero también puede tener un origen biográfico, sin anormalidad fisiológica ni psíquica. Si trasladamos esto a la vida colectiva, encontramos la posibilidad de la locura colectiva o social, de la locura histórica.

    El proceso que se lleva a cabo entre los años 31 y 36 consiste en la escisión del cuerpo social mediante una tracción continuada, ejercida desde sus dos extremos… ¿Cómo se ejerció esa tracción? Mediante una forma de sofisma que consiste en la reiteración de algo que se da por supuesto… La única defensa de la sociedad ante este tipo de manipulaciones es responder con el viejo principio de la lógica escolástica: nego suppositum, niego el supuesto. Si se entra en la discusión, dejándose el supuesto a la espalda, dándolo por válido sin examen, se está perdido… Tengo la sospecha —la tuve desde entonces— de que los intelectuales responsables se desalentaron demasiado pronto. ¿Demasiado pronto —se dirá—, con todo lo que resistieron? Sí, porque siempre es demasiado pronto para ceder y abandonar el campo a los que no tienen razón…

    Larga serie de errores, el último y mayor de los cuales fue… la guerra. La verdad es que nadie contaba con ella. Los que la promovieron más directamente creían que se iba a reducir a un golpe de Estado, a una operación militar sencillísima, estimulada y apoyada por un núcleo político que serviría de puente entre el ejército victorioso y el país. Los que llevaban muchos meses de provocación y hostigamiento, los que habían incitado a los militares y a los partidos de derecha a sublevarse, tenían la esperanza de que ello fuese la gran ocasión esperada para acabar con la “democracia formal”, los escrúpulos jurídicos, la “república burguesa”, y lanzarse a la deseada revolución social (lo malo es que dentro de ese propósito latían dos distintas, que habían de desgarrarse mutuamente poco después).

    Todos sabemos que las cosas no sucedieron así. La sublevación fracasó; el intento de sofocarla, también. La prolongación de los dos fracasos, sin rectificación ni arrepentimiento, fue la guerra civil…

    Lejos de ser la guerra inevitable, su origen efectivo no fue la situación objetiva de España, sino su interpretación…Una vez estallada, una vez iniciada, desde fines de julio de 1936, España estuvo en estado de guerra… La guerra es un “estado”, algo en que se está. Se vive dentro de la guerra, en su ámbito… La guerra civil española estuvo animada por un violento, apasionado patriotismo, en ambos lados… Innumerables españoles sintieron que había que combatir para salvar a España; incluso los que pensaban que en todo caso caminaba hacia su perdición, creían que uno de los términos del dilema era preferible, que el otro era más destructor, o más injusto, o más irremediable o irreversible… No debe ocultarse la evidencia de que los españoles extrajeron de su fondo último una impresionante suma de energía, resistencia y entusiasmo…

    La historia del mes de marzo de 1939, nunca bien contada, de la cual soy quizá el último viviente que tenga conocimiento directo desde Madrid, es la clave de lo que la guerra fue en última instancia… Tal vez algún día intente presentar mis recuerdos y mis documentos de esas pocas semanas decisivas, que se pueden simbolizar en el nombre admirable de Julián Besteiro

    En la zona republicana, además del cansancio había una infinita desilusión… Los vencidos se sabían vencidos, y lo aceptaban en su mayoría con entereza, dignidad y resignación; muchos pensaban —o sentían confusamente— que habían merecido la derrota, aunque esto no significara que los otros hubiesen merecido la victoria. Los justamente vencidos; los injustamente vencedores. Esta fórmula, que enuncié muchos años después, que resume en seis palabras mi opinión final sobre la guerra civil, podría traducir, pienso, el sentimiento de los que habían sido beligerantes republicanos.

    Y añade tras este extracto de ¿Cómo pudo ocurrir? una palabras de esperanza que creo que no puedo dejar de incluir en la entrada:

    Estos fragmentos de mi ensayo condensan hasta el máximo mi manera de entender el segundo, y espero que último, naufragio de España en nuestro tiempo. Pero naufragio no significa definitivo hundimiento. Fluctuat nec mergitur, dice bajo una nave el escudo de la villa de París.

    En unos momentos en los que muchos ven no pocos factores similares entre aquellos y estos tiempos, en los que cuarenta años de propaganda inversa al franquismo nos han intentado convencer (con éxito incluso en ámbitos académicos) de que hubo un bando bueno (la izquierda) y uno malo (la derecha), con la correspondiente colección de clichés infumables hoy; da gusto leer opiniones de personas como Marías, que conseguía abstraerse de toda mochila ideológica, y hacer una descripción casi quirúrgica de la mayor herida de la España reciente… Claro que en los últimos treinta años han pasado muchas cosas, y muchas de ellas malas y enfocadas más a la apertura de esa herida que a su cauterización… Y en esas estamos hoy, en algunos sentidos mucho peor que cuando el filósofo vallisoletano destiló esas líneas durante la Semana Santa de 1980.

     
    • plazaeme 22:56 on 17/06/2014 Permalink | Reply

      Muy bien traído.

      Lo de los cuentos de buenos y malos me parece de cajón. Pero no suficiente. No siempre llegan a tanto. Normalmente, no.

      Claro que estamos mucho peor que en 1980. Y ganado a pulso. Igual solo somos una pandilla de fanáticos que se toman demasiado en serio. Y si ese es el caso, la desaparición es la mejor solución. Si encima es voluntaria y lograda con empeño, difícil protestar.

      • Eclectikus 23:05 on 17/06/2014 Permalink | Reply

        Lo que no deja de ser curioso es los nexos comunes entre generaciones, porque bien pensado… ¿qué demonios tienen que ver los jóvenes de hoy con los jóvenes de los años treinta…? ¿Será que hay algún tipo de gen que predestina nuestra historia y que nos diferencia a los españoles entre sí, y a los españoles con otros países? El caso es que da gusto leer a gente como Marías que son capaces de hacer un análisis estrictamente neutral de un asunto tan controvertido… Se nota que fue orteguiano (discípulo suyo de hecho).

  • Eclectikus 19:40 on 06/06/2014 Permalink | Reply
    Tags: , Filosofía, , , ,   

    Queridos ateos, queridos creyentes. 

    Papa Benedicto XVI mirando microscopioHacía tiempo que no traía el asunto del fundamentalismo ateo a NMSP. Pero ayer tropecé (y comenté) en Facebook un artículo de El País (Queridos ateos… de Francis Spufford) que recomiendo a todos (y a todas). Mi comentario, como podéis imaginar, era de apoyo a la esencia del artículo, y en él también mostraba mi extrañeza/alegría de que se publicara en el `Hogar del progre con ínfulas´ que siempre ha sido este panfleto de Ferraz.

    Como he dicho un montón de veces soy ateo de nacimiento y agnóstico por evolución, así que mi defensa hacia la religión, o mejor, hacia los creyentes, parte de mi convicción de que la tolerancia religiosa es parte esencial de un esquema civilizado de convivencia, más allá e independientemente de tus propios valores o cosmovisión.

    Los (mal llamados) “progresistas”, tan tolerantes y multicultis ellos, sin embargo no toleran el cristianismo (en España más específicamente el catolicismo) bajo ningún concepto, hasta el punto de que absorben acríticamente todos los memes norteamericanos, legítimos allí -donde un gran número de sectas cristianas atacan frontalmente hechos científicos perfectamente establecidos (la evolución, la edad geológica de la Tierra, la eficacia de las vacunas, etc…)- pero totalmente desfasados aquí (y en Europa en general) dónde las Iglesias (católica, anglicana, etc…) admiten sin ambages (todos) los avances científicos, y los incorporan de hecho a los planes de estudios de sus escuelas y universidades (hace siglos).

    Por supuesto, el artículo de Spufford no ha tardado en provocar la indignación en los círculos habituales, desde el gay cerolista que, incapaz de salir de los lugares comunes, regaña a El País: Muy bajo cae el País, y que no merece ulterior comentario; hasta el cientificista de progreso que le responde con un artículo (Querido creyente, Francis Spufford) con los mismos lugares comunes, pero desde argumentos de autoridad. Me centro en éste último.

    Todo su artículo es en realidad una extrapolación del principio original de Laplace (y muchos otros después) sobre la no necesidad de la hipótesis Dios en Ciencia, principio con el que todos estamos de acuerdo en su forma original, y que en realidad es un principio que se respeta a pies juntillas, y como físico debería saber (y/o no ocultar) que eminentes físicos cristianos como Newton, Boyle, Faraday, Kelvin, Planck o Pauli jamás usaron a Dios en sus aportes científicos. El fundamentalismo ateo, y su principal obispo Richard Dawkins, y éste artículo que se encuadra en la misma línea, tratan (sin éxito) de extender esta idea pretendiendo que Dios no solo no es necesario desde un punto de vista epistemológico, sino también desde una perspectiva ontológica, es decir, que directamente no existe, no es y no puede ser real. Evidentemente la primera opción es enteramente racional y se asume naturalmente en toda la comunidad científica (tanto por los creyentes como por los no creyentes), mientras que la segunda es totalmente arbitraria, personal y solo es admitida por los ateos, que con todo su derecho a hacerlo, niegan la existencia de Dios.

    Pero es que ese no es el debate que aborda Francis Spufford, quiero decir, que la existencia o no de Dios es irrelevante para el hecho empírico de que un buena parte de la humanidad ha necesitado, necesita y probablemente necesitará un marco espiritual de creencias, la Religión, que trasciende la Ciencia (es independiente de ella) y que ha superado y asumido todos los avances científicos producidos en los últimos milenios, y no es que los haya superado porque “es mejor”, simplemente juega en otro campo, a otro juego y con reglas totalmente distintas. El verdadero debate, y fundamento del artículo publicado por El País, es la denuncia de la continua persecución a la que están sometidos los creyentes (cristianos y católicos, claro, los musulmanes tienen salvoconducto, incluso para masacrar a los cristianos), la ridiculización de sus creencias, su absurda descalificación intelectual, académica y profesional, y en general su condena al ostracismo por el simple hecho de mantener unas creencias religiosas, que algunos “listos” consideran perjudiciales para “el progreso”, y que están decididos a acabar con ellas utilizando la Ciencia como cachiporra (algo que no funciona, la Ciencia no está diseñada como arma anti-religión), y la munición de fogueo (y de muy baja calidad intelectual) proporcionada por personajes como Dawkins, que son capaces incluso de aceptar el Diseño Inteligente con la condición de que `los diseñadores´ sean extraterrestres en vez de Dioses.

    Impenitente de  Francis SpuffordQuizá este trasfondo, la persecución a los creyentes, sea más evidente en un libro del mismo autor que me recomendaron en respuesta a mi post en Facebook y en Twitter sobre el artículo, Impenitente, en el que según parece desarrolla esta línea de pensamiento, como se puede comprobar en esta muestra gratuita de sus primeras páginas, y que viene a denunciar y describir lo mismo que he expresado centenares de veces en NMSP (y en muchos otros foros): la feroz intolerancia de un sector (minoritario pero creciente) de ateos hacia las creencias religiosas (léase como siempre, de judeocristianos, las demás religiones quedan a salvo por el multiculturalismo), empeñados en que la ausencia de creencias es la única opción racional y correcta (ni siquiera el agnosticismo está admitido, a pesar de que Darwin o Russell se declararon agnósticos más que ateos).

    Y si se trata de usar el racionalismo hasta sus últimas consecuencias, usemos la Selección Natural, y lo que comprobamos es que los humanos, la especie que saca varios cuerpos a la siguiente, ha mantenido, seguramente desde el paleolítico, diferentes tipos de creencias religiosas y/o sobrenaturales, y no parece que las sociedades humanas ateas hayan triunfado mucho, a juzgar por el número de ellas que han llegado hasta hoy y que coincide exactamente con cero. Así que el hecho de que una minoría de humanos (entre la que me incluyo) no necesite este tipo de marco religioso para sobrevivir, no me parece argumento suficiente para denostar a aquellos (la inmensa mayoría) de mis congéneres que SI lo necesitan y lo utilizan de hecho a lo largo de toda su vida.

    En realidad todo esto es un efecto más de la dictadura de la corrección política, que pretende llegar a un pensamiento uniforme, cuando no único, siempre sectario y que elimina cualquier margen para la libertad individual dictando unilateralmente lo que es correcto y lo que no, lo que se puede pensar y lo que no, qué debemos comer o beber, qué palabras son correctas y cuáles denotan que las pronuncia un “facha”, o un machista, o un carca, etc…

    Y no he querido entrar a valorar, como otras veces, las múltiples aportaciones a la cultura, al arte, a la filosofía y a la ciencia por parte del cristianismo a lo largo de estos últimos dos mil años, pero a juzgar por lo que se adivina de una civilización sin religión (o en la que la religión fuera el ecologismo extremo, que es a lo que se parece el sucedáneo que nos intentan endilgar), me da la impresión que a pocos les gustaría, empezando por los propios `progresistas´.

    Parece off topic pero no

    En este mismo blog de Manzanas Entrelazadas, que no conocía, he tropezado con una colección de entradas sobre Mecánica Cuántica, que vienen a ser una respuesta (clandestina) al linchamiento que Lubos Motl hizo al ahora flamante eurodiputado de Podemos, el físico Pablo Echenique-Robba, por un paper que publicó el año pasado en ArXiv: “Shut up and let me think. Or why you should work on the foundations of quantum mechanics as much as you please“. La entrada de Lubos no deja títere con cabeza: Shut up and calculate, especially if you’re a lousy thinker.

    Y digo `clandestina´ porque el autor evita nombrar explícitamente a Lubos y o bien emplea circunloquios y sarcasmos que solo captarán los lectores conscientes de por dónde van los tiros, o bien directamente remata de cabeza al Blog de Francis Villatoro, uno de los pocos referentes divulgativos de la Física en la blogosfera ibérica, que en mi opinión en este caso se limita a defender de oficio a Pablo Echenique-Robba, en base a una excusa, que el artículo del diputado era un artículo de opinión (como si arXiv fuera el Muy Interesante); y a unas pocas (si bien contenidas) falacias ad-hominem, a las que el físico checo, no lo podemos negar dada su alergia a la corrección política, es bastante vulnerable.

    En cualquier caso esas entradas [sobre las falacias cuánticas] son muy didácticas, aunque ciertamente tramposas a la hora de intentar rebatir los argumentos de Lubos Motl (hasta el mismo Francis le corrige en su entrada), y quizá por ello no ha sido capaz de citarle, o mejor aún, acercarse a The Reference Frame a discutir esos puntos directamente con el Dr. Motl, no me parece muy honesto.

    Pero bueno, el caso es que una cosa me ha llevado a la otra, y al final me he acordado de una polémica que viene perfecta para terminar mi comentario de hoy, esta:

    Hace un año y medio o por ahí hubo una trifulca entre Peter Higgs  (físico, ateo, ha dedicado su vida a investigar en el campo de la Física de Partículas, premio Nobel de Física 2013) y Richard Dawkins (biólogo, fundamentalista ateo, ha dedicado y dedica su vida a insultar a los creyentes y/o a intentar convencerlos de que Dios no existe, Literary Prize de Los Angeles Times 1987) [noticia en el Mail Online y en The Guardian] y el siempre atento Lubos Motl dedicó una entrada al asunto: Richard Dawkins vs Peter Higgs. Aunque recomiendo su lectura reposada, traduzco sus últimos párrafos por su relevancia respecto el asunto que nos ocupa, porque son las palabras de un ateo, y porque las suscribo plenamente y resumen muy bien mi postura frente al tema (nótese que la dicotomía es entre fundamentalistas creyentes y fundamentalistas ateos, no entre creyentes y ateos sensatos, que por otro lado son la mayoría):

    Podríamos debatir sobre ejemplos específicos de la demagogia que los creyentes nos ofrecen a veces, y ejemplos específicos de la demagogia y los devaneos de los “anti-fundamentalistas” como Richard Dawkins. Creo que toda persona que observe imparcialmente estos debates encontrará muchos ejemplos a ambos lados, por lo que no tiene mucho sentido escoger unos cuantos ejemplos al azar.

    ·

    En cambio, mi punto es que estoy de acuerdo con Peter Higgs en que personas como Richard Dawkins son fundamentalistas en un sentido similar al de los propios creyentes – a pesar del hecho de que sin duda están en lo cierto mucho más a menudo que los creyentes (una comparación que podría cambiar con el tiempo, sin embargo). El carácter general de sus respuestas a las “grandes preguntas” siempre está predeterminada -y esta observación se aplica a estos dos grupos opuestos. Cada enunciado que muestre una correlación en favor del vago concepto de Dios será apoyada por los obedientes creyentes; y será escupido por los anti-creyentes de la corrección política.

    ·

    Independientemente de que la segunda actitud parece tener más éxito en la incorporación de los avances científicos de los últimos 20 o 100 o 500 años, los dos enfoques son igualmente fundamentalistas -y ambos son intrínsecamente acientíficos. La Ciencia no se define por su objetivo de demostrar que todas las ideas que se correlacionan positivamente con el vago concepto de Dios están equivocadas, de la misma manera que la ciencia nunca debe ser definida por su coherencia con Dios. La ciencia es simplemente independiente de estos prejuicios -estos y muchos otros. La Ciencia evalúa de manera imparcial los datos empíricos y las conclusiones correctas no son (ni pueden ser) determinadas a priori.

    ·

    Podríamos argumentar que muchas opiniones patentemente erróneas acerca de la física -incluyendo los fanáticos anti-cuántica- están vinculados a el “anti- fundamentalismo” de los izquierdistas. […] Simplemente han decidido que el mundo debe ser fundamentalmente un reflejo de una “realidad objetiva” en el sentido clásico y si osan ir más allá, todo su sistema de creencias – su “valor de la vida “- sería destrozado. El único problema es que muchas de estas creencias y puntos de discusión son demostrablemente erróneos. Son víctimas de diferentes delirios en el mismo sentido que muchos creyentes.

    ·

    No quiero generalizar esta observación […] porque hasta donde se, muchos derechistas y personas orientadas a la cristiandad tampoco entienden la mecánica cuántica correctamente. 😉 Pero lo que yo quiero generalizar es la afirmación de que la ciencia sólo nos permite apoyar ciertas afirmaciones pero no otras; ninguna conclusión es evidente por principio; y no hay razón por la cual todos los futuros descubrimientos científicos deban permanecer encorsetados en una determinada camisa de fuerza intelectual preconcebida, sea esta religiosa o antirreligiosa.

    ·

    Hay gente tanto entre los creyentes como entre los anti-creyentes que directamente no entienden esta simple idea (la inadmisibilidad de los dogmas en la ciencia), y es por eso que son fundamentalmente análogos entre sí, y por lo qué la crítica de Peter Higgs a Richard Dawkins es justificable, independientemente de que el porcentaje de declaraciones correctas presentado por Richard Dawkins sea superior al 50 %.

    Amen, Lubos.

    Editado (16/06/2014)

    Como podéis leer en los comentarios Plaza y yo mismo intentamos participar en el hilo fundamentalista del de las manzanas, pero ya conocemos como son las gentes de progreso, censuró mi comentario:

    Hola, con permiso.

    ·
    Sin embargo si hay dos tipos de ateos muy bien diferenciados: los beligerantes, que consideran la Religión como un defecto intelectual (o algo peor), y para los que Dawkins sería un referente; y a los que sencillamente les importa un carajo las creencias de los demás (Dirac o Peter Higgs estarían confortablemente en este grupo). Y luego, tenemos un tercer grupo de no creyentes, los agnósticos, mucho más cerca del segundo grupo que del primero (ahí podríamos situar a Darwin o a Bertrand Russell por ejemplo). Yo particularmente me encuadro en este tercer grupo (tras haber pasado brevemente por el primero y el segundo).

    ·
    Creo que los aportes intelectuales del primer grupo son cero, especialmente si los comparas con los de los otros dos grupos, o incluso con las aportaciones de cristianos y judíos en todos los ámbitos de la vida (incluido el científico). Sinceramente no le veo las ventajas al ateísmo beligerante, no creo que dure mucho o que signifique mucho más que una simple moda integrada en el resto de los dogmas de la corrección política, y en total confrontación con la tolerancia religiosa (i.e. los Derechos Humanos). Y es específicamente a este grupo, los ateos beligerantes, a los que Spufford critica y exige tolerancia.

    ·

    Saludos.

    y la parte mollar del segundo comentario de Plaza:

    – También es peligroso afirmar que debemos guiarnos por una especie de “selección natural” de la moral. Como ya digo la esclavitud existió, y puede beneficiar a cierto sector de la sociedad. Eso no lo hace ético.

    ·

    No, no lo hace ético. Ética es la -digamos- moral filosófica. La moral pensada, racional, ideal, imaginaria. Y para que puedas juzgar su peligrosidad, sugiero que recuerdes y repases la historia de los Khmers Rouges. Y de ahí, por comparación, tal vez llegues a otros ejemplos menos extremos, pero también francamente peligrosos.

    ·

    ¡Ah!, y no he dicho que debamos guiarnos por una selección natural. No he dicho que “debamos” nada. Salvo la sugerencia de abrir los ojos. De operar esa especie de selección natural que apunto, operaría a nivel de grupo. Y si opera (es una hipótesis), entonces tu opinión o mi opinión sobre la ética del asunto será muy interesante, incluso estremecedoramente bella, tal vez, pero completamente irrelevante respecto de lo que pasa, y de lo que va a pasar.

    ·

    • PS: No existe tal cosa de “ateos militantes”, así que no se puede analizar ni con escepticismo ni sin él. Los ateos somos personas que no creemos en la existencia de Dios. Punto.

    ·

    Vale. Fenomenal. Salvo que algunos ateos prohíben la religión, por perniciosa. Otros se limitan a escribir sin parar contra las creencias religiosas. Especialmente contra una creencia religiosa concreta. Otros, no hace mucho, quemaban iglesias y conventos (a veces con gente dentro) con un sorprendente fervor para alguien “no militante”. Etc. O sea, una vez más, abrir los ojos te puede llevar a ver que sí existen “ateos militantes”. Es un maldito dato empírico.

    ·

    Resumiendo. Te sugiero que contemples la posibilidad de que una sociedad no es un mero agregado inerte de fulanos, donde solo cuentan las relaciones individuales. O sea, un fenómeno emergente. Es siguiente paso es que trates de observar la relación entre la moral y esa dinámica.

    ·

    Slds.

    Qué cada lector saque sus propias conclusiones, pero creo que resultan bastante evidentes.

     
    • Jordi 22:20 on 06/06/2014 Permalink | Reply

      Si y no.
      El ateísmo beligerante de Dawkins no sale como cruzada intelectual sino como palanca de freno a auténticos charlatanes como Ken Ham. Si gente de la altura intelectual de Rowan Williams fuesen la regla otro gallo cantaría.

      Por otro lado, en España no hace falta que la religión intente copar instancias en el area de ciencias como sucede en Estados Unidos, ya tienen su cuota desde hace bastantes años en una asignatura dedicada exclusivamente a confundir a los chavales. A alguien que a duras penas sabe multiplicar con decimales le damos de postre el sudoku mental de discernir entre metáfora y hecho, entre física y metafísica.

      El error, tanto suyo como de Spufford, es pensar que se ataca a la Iglesia por ir en contra del progreso, de la ciencia o del ron con pasas. Se le ataca por sus privilegios (en España) o su aspiración a ellos (en Estados Unidos). Es creer que es una postura frente a las ideas, cuando es frente a la política para hacer proselitismo de dichas ideas. No veo a mucha gente diciendo que el hinduismo es una soplapollez de hippis y porreros. Ahora bien, si mañana usted quiere hacer hinduista a mi hijo por cojones, o por ley el hinduismo cuenta para la beca de comedor, déjeme que le diga un par de cosas sobre Vishnu. Sorprenderse de que los gorrazos sean para el Cristianismo y no para el Sijismo es como sorprenderse de que el Marca hable del Madrid. Para lo que quieren los cristianos son unos maria complejines de cuidado.

      Dicho todo esto, a día de hoy yo creo es imposible que si uno se tira piedras a sus propios cimientos intelectuales, la creencia en un Dios (y diré católico que es el que conozco) no sea lo primero en caer. Uno tiene que hacer tantos rodeos racionales para llegar a justificarse que me parece más creíble que es un anclaje emocional -a la negativa de reconocerse equivocado, comprensible por otra parte- que el fruto de un análisis profundo. Claro que luego está el desdecirse, el cherry-picking de las escrituras y demás trilerismos para decir que, en el fondo, la Biblia ha estado diciendo todo este tiempo eso mismo que acaba de descubrir la Nasa. Vamos, a menos que ser creyente tenga algo que ver con ser también del Betis, a los creyentes no les va quedando otra que ir agachando el morro e ir troceando las areas en las que hacer proselitismo sin faltar a la verdad. Hace 600 años era el orden total de las cosas. Hoy ya va quedando sólo el area de las emociones, el sentido de comunión y lo metafísico. Veremos mañana qué les queda. Me cuesta creer que la tendencia no sea a verlas en el futuro como puras muletas vestigiales. Necesarias para echar a correr como sociedad, pero muletas al fin y al cabo.

      • Eclectikus 22:52 on 06/06/2014 Permalink | Reply

        Hola Jordi.

        No creo que Dawkins sea una respuesta a nada más que a su propio sectarismo e intolerancia religiosa, y que signifique mucho más que un mero fabricante de carnaza gruesa para ateos adolescentes, post-adolescentes y eternamente-adolescentes. Sus argumentos no aportan nada al debate ni científico ni teológico.

        La Religión es optativa desde que yo era un chaval allá por los ochenta en el BUP, y cuando no lo era (o anteriormente con Franco) no dejaba de ser una maría para subir nota, por un lado, y una fábrica de ateos, por el otro. Excepto en los colegios de curas, a los que nadie está obligado a llevar a sus críos, y la gente que lo hace (incluidos muchos progres ateos) lo hacen por la contrastable calidad educativa de sus centros… aunque haya que correr el (despreciable) riesgo de que tu hijo se haga cura o similar, con una probabilidad tan pequeña que la gente ni la tiene en cuenta. No tengo hijos, pero entre que estudien (se rían de) el catecismo o Educación para la Progresía, elijo lo primero a ojos cerrados.

        No, los ataques a la Iglesia pueden ser incluso sanos, España siempre ha sido un país bastante anticlerical y a mi me parece un ejercicio saludable en tanto que desafía a la autoridad. El discurso de Spufford (por lo que he leído por ahora, el artículo y las páginas gratuitas de su libro), y desde luego mi discurso desde hace muchos años, es la defensa de la legitimidad de los creyentes a ser creyentes sin que la gente los considere imbéciles. He conocido muchos imbéciles, y creo que su distribución por sexos, razas, ideologías y religiones es bastante estable, creo que se puede decir con bastante confianza que un 20% de cualquier grupo humano es imbécil perdido.

        Mi impresión, posiblemente equivocada aunque no lo sabré nunca, es que la Religión (incluyendo el Ateísmo) seguirá formando parte de la estructura humana por muchos siglos quizá miles de años, lo mismo que el odio, el amor, la envidia, la pereza, etc… No quiero decir con esto que su permanencia se debe a la existencia de Dios, quiero decir que, aunque solo se vea desde un punto de vista darwinista, son sentimientos que los humanos llevan calzándose decenas de miles de años, así que no creo que ninguna estrella rutilante atea consigua vender la moto del ateísmo a los miles de millones de personas que hoy creen en Dios… pero como digo, puede que esté equivocado.

    • plazaeme 07:39 on 07/06/2014 Permalink | Reply

      A mi, de toda esta historia, me importa un rábano lo que la gente “crea”. Lo que me importa es lo que sucede. Y en ese sentido le he dejado un comentario (que de momento no aparece) al de entangledapples. Lo copio:

      Lo que me ofrece muchas dudas está expresado en una sola frase, y sin embargo es una frase clave en la discusión:

      -- Al no creer en un ser superior no tengo que seguir ningún dogma ni regla moral externa, sino que soy libre de definir mi propia moralidad.

      ¿Seguro? Moral viene del latín mos, moris, que no es otra cosa que la costumbre de una sociedad. La conducta que la sociedad (los demás) esperan de ti. La moral es muy anterior a Dios como el ser superior único. Los chimpancés tienen costumbres (o casi normas) muy asociables a una moral. Y es que parece casi obligado en una especie con una sociabilidad algo compleja y flexible. No puedes reinventar o reestablecer lo que esperas del otro, y lo que el otro espera de ti, en cada nuevo contacto. No daría tiempo de hacer otra cosa.

      Así que no. Hay algo que llamamos moral, que no tendría el menor sentido si fuera decidido libremente por cada uno. Por ejemplo, no se nos ocurre decidir libremente si vamos a circular por la derecha o por la izquierda en la carretera. Funcionaría mucho peor.

      Ahora tendríamos el problema de quién decide esa moral. Pero es un problema falso. ¡La costumbre! Porque la costumbre (la tradición, vaya) tiene la pequeña ventaja de haber demostrado que funciona. Tu particular ocurrencia podría ser un perfecto desastre. Y porque la costumbre funciona en un esquema de competencia, o selección natural. Sociedades con costumbres claramente menos eficientes, o sin capacidad de copiar las mas eficientes, desaparecerían.

      Y ahora llegamos a lo de Dios, o los dioses, y la religión. ¿Estamos seguros de que es un Dios imaginario el que ha traido una moral concreta, o será que una religión concreta, con su Dios imaginario, ha recogido una moral que ya estaba incrustada en esa sociedad, y le ha dado una “explicación”, y como una sensación de mayor “fuste”? Probablemente hay un poco de todo.

      Estoy muy de acuerdo en tu parte de la crítica a Spufford, que yo resumiría así: Los ateos no “creemos” que Dios no exista; vemos que no hay motivos para pensar tal cosa. Pero los ateos militantes (proselitistas, misioneros) tienden a creer que una vez enterrado Dios, se pueden sacar una moral de la manga, mediante la razón. Sin comprender que nunca se ha demostrado que esa sea una estrategia de éxito. Al contrario; los datos muestran que es una estrategia peligrosísima, que normalmente produce monstruosidades.

      Por eso creo que se puede muy bien defender que hoy y aquí, los ateos militantes son muchísimo más peligrosos que los creyentes. Y se puede plantear una parajoda. Al ateísmo nos lleva el escepticismo. ¿Por qué no vamos a aplicar, también, el mismo escepticismo hacia los ateos militantes? Yo diría que parece lo más sano. Y lo más inteligente.

      Perdón por el rollo.

      • Eclectikus 10:08 on 07/06/2014 Permalink | Reply

        Totalmente de acuerdo Plaza ¿Es un espejismo o ciertamente tu ateísmo se ha moderado sensiblemente? 😉

        Lo de la moral es tal cual, esta gente habla del `marco moral cristiano´ como si el `marco moral progre´ no existiera… pues anda que no tienen pegas para todas y cada una de las dimensiones de la vida… Por cierto, nótese que hay una zona moral común entre ambas `corrientes espirituales´: el pacifismo, la solidaridad, el desprecio por la riqueza extrema (al menos en el catolicismo)… claro, que a nadie le debería extrañar porque en última instancia, la Declaración de Derechos Humanos no deja de tener una fuerte inspiración judeocristiana.

        Dices “Al ateísmo nos lleva el escepticismo“, puede que sea un camino para llegar al ateísmo, pero desde luego no en el sentido bicondicional: el ateísmo te puede llevar de vuelta a la credulidad más bochornosa (mira el Cambio Climático), algo que reflejó muy bien Chesterton en su aforismo “Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa.“; y el escepticismo no necesariamente te hace ateo, algo que está validado empíricamente por el simple hecho de que no pocas cumbres del racionalismo humano fueron creyentes (incluso curas): Copérnico, Kepler, Galileo, Descartes, Francis Bacon, Pascal, Newton, Leibniz, Euler, Maxwell, Pascal, Kelvin, Kurt Gödel, Planck, Georges Lemaître, Heisenberg, Freeman Dyson y tantísimos otros.

        Y efectivamente, también creo que el escepticismo debe incluir el “ser escépticos con los escépticos”, algo que es un ejercicio fundamental a la vista del uso exacerbado de las falacias por los “escépticos oficiales”, no hay más que darse una vuelta por sus templos del “racionalismo”, como la RationalWiki, y fijarse en como aparcan el escepticismo en cuanto se tocan sus dogmas, por el ejemplo el Cambio Climático.

        • plazaeme 10:20 on 07/06/2014 Permalink

          Supongo que es un espejismo. Lo de la moderación. Depende del contexto. Le tiro collejas al que creo que abusa del argumento. 😉 Y al que trata de imponer un cuento, ni te cuento.

          Pero al final, parece que sin cuentos no somos nadie. No sabemos vivir sin cuentos. Es un lío. :(

        • Eclectikus 10:26 on 07/06/2014 Permalink

          Ja! Plaza… espero que no termines en un convento 😉

          De todas maneras esta gente está cortada por el mismo patrón, tanta física y tanta hostia y luego fallan en lo básico :)

      • Eclectikus 01:26 on 08/06/2014 Permalink | Reply

        Te ha contestado Plaza, y yo le he dejado una puntualización a su respuesta que está en cola de moderación, la copio también aquí:

        Hola, con permiso.

        Sin embargo si hay dos tipos de ateos muy bien diferenciados: los beligerantes, que consideran la Religión como un defecto intelectual (o algo peor), y para los que Dawkins sería un referente; y a los que sencillamente les importa un carajo las creencias de los demás (Dirac o Peter Higgs estarían confortablemente en este grupo). Y luego, tenemos un tercer grupo de no creyentes, los agnósticos, mucho más cerca del segundo grupo que del primero (ahí podríamos situar a Darwin o a Bertrand Russell por ejemplo). Yo particularmente me encuadro en este tercer grupo (tras haber pasado brevemente por el primero y el segundo).

        Creo que los aportes intelectuales del primer grupo son cero, especialmente si los comparas con los de los otros dos grupos, o incluso con las aportaciones de cristianos y judíos en todos los ámbitos de la vida (incluido el científico). Sinceramente no le veo las ventajas al ateísmo beligerante, no creo que dure mucho o que signifique mucho más que una simple moda integrada en el resto de los dogmas de la corrección política, y en total confrontación con la tolerancia religiosa (i.e. los Derechos Humanos). Y es específicamente a este grupo, los ateos beligerantes, a los que Spufford critica y exige tolerancia.

        Saludos.

        • plazaeme 08:01 on 08/06/2014 Permalink

          Vaya, gracias por avisar. Había dejado de mirar si contestaba.

          Antes de leer lo tuyo …

          Vaya, qué lástima. Con la buena impresión que había tenido de la entrada, y sobre todo del ojo que he echado al resto del blog, y ahora me sales con afirmaciones sacadas de la gorra, que no tienen más fundamento que el propio acto afirmativo. Sin siquiera pensarlas.

          Vale, tratemos de pensar. Supongo que estás de acuerdo en que la moral incluye como elemento principal una calificación de las acciones y opiniones de los humanos, según su “bondad” o “maldad”. Como la comida kosher, vaya, pero en acciones y opiniones. Y supongo que aceptarás que sociedades notablemente ateas (y militantemente ateas) , p. e. comunistas, nazis, no tienen la distribución de etiquetas morales que cabría esperar de una libertad al elegirlas. Son sociedades tan homogéneas y tan poco aleatorias moralmente como las teocracias. Así que la ausencia de creencia religiosa no tiene nada que ver con una moral “libre”.

          Además, para creer que la gente “es libre de definir su propia moralidad”, supongo que te parecerá buena idea echarle un vistazo a la realidad, y no limitarte a mirar dentro de ti. Y si lo haces, tal vez acabes viendo que entre los programas que se introducen en la cabeza de los niños, desde los cuentos y canciones de la cuna, hasta las “historias” posteriores y no poca parte de la educación, son códigos morales. Y son propios, no de los padres del niño, sino del grupo / sociedad / cultura al que pertenecen. De forma que puedes establecer la relación tal grupo ⇒ tal equema moral, en un porcentaje abrumador.

          Del resto, te libero. Si no quieres pensar / averiguar por qué funciona así, aunque sea obvio, es cosa tuya. Pero que veas que funciona así (aun sin saber por qué) solo depende de que abras los ojos.

          -- Creo que confundes “moral” con costumbre, y con leyes, y eso me parece bastante peligroso.

          Ya, pero crees mal. Moral, costumbre y leyes están tan entrelazadas que vienen las unas de las otras. Y el ejemplo de la conducción trataba de facilitarte la idea de que a veces la norma (moral, legal, estética, es igual) puede ser perfectamente arbitraria, y al mismo tiempo necesaria. Necesaria una norma, con independencia de cuál sea. Pero no importa; es fácil no verlo si uno se empeña en no verlo. Solo era una ayuda para comprender que la moral no sale de la libertad del fulano, sino que es “propia de” el grupo.

          -- Para eso existen las leyes, que yo respeto aunque sea libre de considerarlas morales o inmorales.

          Tú puedes considerar lo que quieras, lo mismo que puedes bailar la conga. Ninguna sociedad (algo estable) considera inmorales sus leyes.

          -- También es peligroso afirmar que debemos guiarnos por una especie de “selección natural” de la moral. Como ya digo la esclavitud existió, y puede beneficiar a cierto sector de la sociedad. Eso no lo hace ético.

          No, no lo hace ético. Ética es la -digamos- moral filosófica. La moral pensada, racional, ideal, imaginaria. Y para que puedas juzgar su peligrosidad, sugiero que recuerdes y repases la historia de los Khmers Rouges. Y de ahí, por comparación, tal vez llegues a otros ejemplos menos extremos, pero también francamente peligrosos.

          ¡Ah!, y no he dicho que debamos guiarnos por una selección natural. No he dicho que “debamos” nada. Salvo la sugerencia de abrir los ojos. De operar esa especie de selección natural que apunto, operaría a nivel de grupo. Y si opera (es una hipótesis), entonces tu opinión o mi opinión sobre la ética del asunto será muy interesante, incluso estremecedoramente bella, tal vez, pero completamente irrelevante respecto de lo que pasa, y de lo que va a pasar.

          -- PS: No existe tal cosa de “ateos militantes”, así que no se puede analizar ni con escepticismo ni sin él. Los ateos somos personas que no creemos en la existencia de Dios. Punto.

          Vale. Fenomenal. Salvo que algunos ateos prohíben la religión, por perniciosa. Otros se limitan a escribir sin parar contra las creencias religiosas. Especialmente contra una creencia religiosa concreta. Otros, no hace mucho, quemaban iglesias y conventos (a veces con gente dentro) con un sorprendente fervor para alguien “no militante”. Etc. O sea, una vez más, abrir los ojos te puede llevar a ver que sí existen “ateos militantes”. Es un maldito dato empírico.

          Resumiendo. Te sugiero que contemples la posibilidad de que una sociedad no es un mero agregado inerte de fulanos, donde solo cuentan las relaciones individuales. O sea, un fenómeno emergente. Es siguiente paso es que trates de observar la relación entre la moral y esa dinámica.

          Slds.

        • Eclectikus 10:01 on 08/06/2014 Permalink

          Mi comentario no ha pasado de momento desde luego, y este último tuyo tampoco… hay que ver lo que les gusta la censura y el filtrado de la opinión, y lo poco que les gusta la confrontación de ideas y la lógica (cuando contradice sus dogmas), es ciertamente revelador y en el sentido de que son ellos los que marcan la “corrección política”, asusta un poco…

    • plazaeme 10:03 on 08/06/2014 Permalink | Reply

      A juzgar por lo que tardó el primero mío -creo que más de 24 horas- puede que aun sea pronto. Para sus hábitos.

      Ahora, esa manía del filtrado previo sí que me resulta curiosa.

      • Eclectikus 10:12 on 08/06/2014 Permalink | Reply

        Puede, pero es una política que solo me encuentro en los sitios “de progreso”, aquí, en la Plaza o en DEE se modera el PRIMER comentario, luego entran sin moderación, digan lo que digan… ¿Casualidad o característica de grupo?, pues me temo que responde a la alergia al debate, que generalmente consideran inútil por que “saben” que su verdad es la buena (no solo la mayoritaria) y ha de ser por tanto la única.

    • plazaeme 10:30 on 08/06/2014 Permalink | Reply

      Yo creo que en la plaza no modera ni el primero. Y se cuelga algo de spam de vez en cuando, es verdad. Pero prefiero quitar el spam manualmente, y no tenerle esperando al comentarista de primera vez.

      También puede haber otro factor aparte del que señalas. La importancia que uno se dé a sí mismo. O el desenfoque que uno tenga respecto a su importancia en el mundo. Cuanto más desenfoque, más censura. Previa, o de la otra. 😉

      • Eclectikus 10:35 on 08/06/2014 Permalink | Reply

        Si, ese factor cuenta también, aunque están estrechamente relacionados entre si: considerarse importante y saberse en posesión de la verdad son facetas de la misma patología: el egocentrismo 👿

        • plazaeme 21:19 on 08/06/2014 Permalink

          Tiene pinta de que tenías razón. Solo ha dejado pasar la primera parte del mío. Curioso, porque dice claramente (1/2) al principio, y “sigue …” al final. Si mañana por la noche ha hecho nada al respecto, le voy a tener que decir algo.

        • plazaeme 21:20 on 08/06/2014 Permalink

          Ah, y nada del tuyo. Me había olvidado.

        • Eclectikus 21:34 on 08/06/2014 Permalink

          Ya, Plaza, lo he visto esta tarde… curiosamente en la parte que falta del tuyo, y en el mío censurado, está el argumento esencial (al menos para mi) de que la beligerancia contra los creyentes (cristianos y católicos en realidad) es totalmente injustificable, nunca se había producido con tal insistencia, y que es esta beligerancia la que Spufford denuncia en el artículo (y en el libro). Pero claro, es muy difícil de justificar la intolerancia en gente que alardea de tolerancia, no son conscientes que su tolerancia es selectiva, y por lo tanto es justo lo contrario a tolerancia: sectarismo. Si mañana no ha dicho nada añadiré un corolario a esta entrada, de recuerdo 😉

        • plazaeme 21:39 on 08/06/2014 Permalink

          Con claridad. La parte de la evidencia de la chorrada que está diciendo, y el corazón del argumento que cree que puede combatir. Pero parece tan burdo que no se puede creer en alguien que no parece especialmente asno. Igual es que ha conseguido un disfraz que más o menos funciona, pero debajo sí es un perfecto asno. A saber.

        • Eclectikus 21:48 on 08/06/2014 Permalink

          A mi me da la impresión que mucha de esta gente (estudia -> se incorpora a departamento universitario -> investiga en el sector público) termina con una cojera cognitiva que es muy difícil de superar (izquierdismo totalmente acrítico). No se si has leído la serie de artículos atacando a Lubos Motl sin nombrarle, pero son bastante rastreros, sesgados y plagados de falacias… No me extraña que no se haya atrevido a pisar TRF con sus quejitas… hubiera sido masacrado allí… 👿

    • plazaeme 21:56 on 08/06/2014 Permalink | Reply

      O no lo he visto, o no me he dado cuenta. He mirado por encima su cosa sobre lo de Echenique, he visto que no menciona el punto de discusión de Motl, y he pasado. No me he querido meter, porque se pueden usar sus propios argumentos de otras entradas, para atacar a Echenique en el mismo plan de Motl.

      • Eclectikus 22:09 on 08/06/2014 Permalink | Reply

        Lo de Echenique ha traído cola, es más sensata la entrada de Francis, al menos no ataca tanto el fondo de la cuestión (Lubos tiene razón o está muy cerca de tenerla, se ponga como se ponga éste artista) como las formas de Lubos, que para el que no le conozca pueden parecer excesivas 👿 Por cierto yo participé en el hilo original en el que le hacía el traje Lubos, de hecho en uno de los comentarios le traduje del español unas imbecilidades que decía en Público sobre el nivel de mar subiendo por el cambio climático… Nadie sospechaba entonces que el tipo iba a terminar en Bruselas… Cosas veredes 😀

      • Eclectikus 22:29 on 08/06/2014 Permalink | Reply

        El asunto tiene su miga, se mezclan varias de las fobias de Lubos, los ataques a la Teoría de Cuerdas, y una corriente de la Física, de tintes quizá posmodernistas pero que no dejan de tener cierta legitimidad, que no termina de aceptar la Interpretación de Copenhague de la Mecánica Cuántica, y no acepta (del todo) el carácter intrínsecamente probabilista de la teoría, a pesar de que es la teoría más precisa y más testada de la Historia de la Ciencia… El tema tiene muchas aristas, pero una buena parte de ellas son demostrablemente equivocadas (en palabras de Lubos) y tienen ya incluso una sección fija en el blog, quantum foundations, muy recomendable, por cierto, más que el clima incluso 😉

        • plazaeme 22:48 on 08/06/2014 Permalink

          Sí, seguí lo de Motl. Por curiosear, tampoco me importa tanto. Pero de Echenique me refiero a la parte más general y anti-Feynman, que el pollo de hoy no puede compartir — si juzgamos por los argumentos que usa en otras partes. Respecto a la generalización más definitiva, o no tan definitiva, de detalles de la MC, no me quedo con uno ni con otro. Se me escapa. Pero creo que el de Entangedapples no está diciendo lo mismo que el de Pablemos. Me da que dice parte de o mismo, pero de otra forma y con otras implicaciones. Pero, si lo entiendo bien, sería una discusión o muy absurda, o muy no-discusión, a poco que se hiciera con un mínimo de formalidad.

          Mi impresión es que tanto el de Francis como este están echando un capote a “uno de los suyos”, evitando cuidadosamente entrar en la parte más impresentable. Y atacando una postura que no es exactamente la de Motl. Pero una discusión ellos / Motl circularía por cauces muy distintos. Apuesto.

        • Eclectikus 23:03 on 08/06/2014 Permalink

          Yo me quedo a ojos cerrado con Lubos, cuadra más con lo que yo estudié y con lo que he leído, y sus argumentos son perfectamente sólidos. Francis corrige algunas cosas del manzanas (de cada una de las partes) que deja la réplica a la rueda de los caballos de Lubos. Además Francis saca a Lubos de vez en cuando en su blog, y eso es porque tiene un peso específico en todo lo que se refiera a Altas Energías y partículas, y eso a pesar de su salvajismo… por algo será… Utilizan mucho lo de que no publica, y de que solo es un bloguero, pero lo cierto es que una voz que escucha mucha gente al más alto nivel, y eso tiene mucho mérito para alguien que está (de momento) fuera del sistema público. No creo que entren al debate, pocos lo hacen.

    • Preguntator 22:32 on 08/06/2014 Permalink | Reply

      1) Resaltar la forma en que hemos acabado completando el círculo. Durante mucho tiempo y en casi todos los lugares se consideraba que las manifestaciones más extremas del clima eran consecuencia de los actos (o su ausencia) humanos, con los dioses como instrumentos. Un lento y tortuoso proceso de milenios acabó sacando el granizo y el huracán de la relacion hombre-dios y los convirtió en fenómenos naturales, que ocurren sin intervención humana. Pero nos hemos pasado de frenada y estamos llegando al punto de partida tras una vuelta de 360 º. Ahora, de nuevo el huracán y el granizo son causados por el hombre. La única diferencia es que ya no tenemos dioses de intermediarios, lo hacemos, parece ser, nosotros mismos.

      2) Yo creo que las religiones o las ideologías vehiculan actitudes individuales. El modelo es el cambio Saulo/Pablo que se nos muestra en Hechos. Saulo era un fanático anticristiano, y se convirtió en Pablo, un fanático cristiano. Pero dudo que la esencia del personaje esté determinada por si era judío o cristiano. Igual que la esencia de Dawkins no es que sea ateo. Si fuese creyente, sería un fundamentalista radical.

      En todos los sitios y todas las épocas hay personajes que dan miedo, aunque de la mayoría nunca se llega a saber más que localmente. Pero cuando estos personajes encuentran vehículos adecuados (sean grupos religiosos, partidos políticos o movimientos nacionalistas) entonces pueden realizar actos de relevancia mundial.

      ¿Alguien piensa que en estos últimos 20 años no ha habido entre nosotros radicales (nazis y comunistas, por ejemplo) que habrían cometido matanzas a imitación de Hitler o Stalin de haber podido? Lo que pasa es que nunca han encontrado el vehículo. Si un día lo encuentran, harán lo que siempre están deseando hacer.

      Si durante el último siglo los vehículos han sido primordialmente movimientos políticos y no religiosos, se ha debido al declinar religioso. Si la religión vuelve a alcanzar un lugar de privilegio en las sociedades, volverá a vehicular a los sádicos y resentidos. Y en algunos lugares ya lo estamos viendo con el Islam.

      • Eclectikus 22:47 on 08/06/2014 Permalink | Reply

        Preguntator, es que quizá la Religión, lo mismo que la Maldad o la Bondad (con mayúsculas adrede), son simples características de los humanos, al menos en este estadio de la evolución (practicamente idéntico que hace 10000 años), y por tanto es injusto (irreal) asociar la maldad a la religión (con minúsculas ahora) como si fuera origen y catalizador de todo lo malo y nada de lo bueno. En cualquier caso la declinación de la religión es relativa, el caso es que miles de millones de personas siguen teniendo fe en alguno de los mismos dioses que existían ya hace 2000 años. Vamos, que no tiene mucha pinta de que esto vaya a desaparecer en un futuro próximo. Ni tampoco la maldad, la bondad, la imbecilidad, etc…

        • Preguntator 23:05 on 08/06/2014 Permalink

          Y los nuevos dioses. Creo que aciertas cuando señalas que el ecologismo extremo, o alguna variante, puede convertise en una nueva religión. De hecho, miedo me da pensar en los sacrificios que exigirán para aplacar a Baal.

          Por cierto, de Spufford había leído un libro hace tiempo y me había parecido flojo. Algunas buenas ideas y muchas conclusiones insostenibles. Pero bueno, no tenía nada que ver con esto.

        • Eclectikus 23:12 on 08/06/2014 Permalink

          Si Preguntator, los sacrificios ahora no son de sangre, al menos directa, ahora es vía impuestos y empobrecimiento especialmente de los pobres.

          Yo no había leído nada de el, pero me consta que es “de los suyos”.

    • Preguntator 22:44 on 08/06/2014 Permalink | Reply

      En cuanto a Jordi, me llama la atención el “optimismo” que destila al final del post. El avance imparable, el progreso, desde una sociedad religiosa hacia otra menos religiosa. Yo sería bastante más escéptico, y si quiere engañarse con alteraciones locales, pues bueno. Comparemos la Turquía de hace 50 años con la de ahora. ¿Ha visto alguna vez las fotos de las jóvenes iranís en la universidad de los años setenta? ¿Donde está el Egipto de Nasser?
      El catolicismo pierde pie en sudamérica, pero lo ganan otros movimientos cristianos. El Islam se radicaliza en lugares donde era bastante moderado, como China o Indonesia. El cristianismo avanza, con lentitud pero con firmeza, en Rusia.

    • Haddock 22:55 on 08/06/2014 Permalink | Reply

      Supongo, Eclec, que le habrás dejado alguna referencia al tío de las manzanas de lo que aquí se habla, que le quede constancia de que hay bastante gente observándole con lupa.
      Por cierto, los chicos de Enchufa2 siguen de “vacaciones” ¿No?

      • Eclectikus 23:07 on 08/06/2014 Permalink | Reply

        Entiendo que ha leído mi comentario censurado, que le han llegado los pingbacks de NMSP, y algunas visitas a su blog desde aquí… si no se ha enterado es porque no ha querido, y eso es tan legítimo como clarificador Haddock 😉

        De Enchufa2 ni idea, como no llegan avisos al poco, como le pasará a este, pasan al ostracismo del olvido.

  • Eclectikus 20:49 on 02/06/2013 Permalink | Reply
    Tags: , Filosofía, ,   

    Sobre Paul Dirac, “The Strangest Man”. 

    Aprovechando que acabo de publicar una crítica en goodreads, me voy a auto-plagiar para hacer hoy esta entrada dominical. Además añado por el mismo precio una fascinante conferencia del autor del libro, Graham Farmelo, hablando sobre su protagonista, Paul Dirac, y que es una buena introducción a esta biografía, y si me apuras, un espléndido sustituto para el que no quiera comerse más de 500 páginas en las que la Física es inevitable, pero quiera conocer las pinceladas fundamentales sobre la personalidad del que posiblemente sea el mayor genio de la Física Teórica del siglo XX (después y -probablemente- con permiso de Albert Einstein). Un tipejo esquivo, de conversación telegráfica, que se graduó en ingeniería y al que el desempleo le llevó primero a las matemáticas y luego a la Física Teórica fascinado por la Relatividad General y por la belleza intrínseca de las matemáticas y su deslumbrante coordinación con la Física; que no tardaría en convertirse en uno de los principales artífices de la formulación y desarrollo de la Mecánica Cuántica, y por tanto uno de los principales responsables de que el mundo sea hoy tal como lo conocemos.

    Paul Dirac

    Si alguien me preguntara cuál es el libro que mejor explica la gran aventura científica que significó el desarrollo de la Mecánica Cuántica, mi respuesta sería esta vez vez independiente del nivel de conocimientos técnicos del interlocutor:The Strangest Man. The Hidden life of Paul Dirac, Mystic of the Atom”, de Graham Farmelo.

    Y es que el lector que posea conocimientos avanzados en Física, no se verá defraudado por simplificaciones y errores de concepto; el autor, escritor y profesor de Física británico, conoce perfectamente la materia, y es capaz de reconstruir el complejo puzzle cuántico encajando de manera precisa, tanto conceptual como históricamente, todas y cada una de las piezas que conforman el edificio teórico y experimental de esta deslumbrante rama de la Física.

    Pero no es un libro de Física, no contiene ni fórmulas ni complejos desarrollos matemáticos. El lector profano encontrará por contra una apasionante biografía plagada de anécdotas, que profundiza en el taciturno carácter de este gran científico, mientras consigue además un relato perfectamente contextualizado del devenir político y social del siglo XX, y que describe de una manera didáctica y amena la que es posiblemente la mayor empresa intelectual de la Historia de la humanidad.

    Aparte del tono cursi que requiere una reseña literaria, creo que el contenido de ésta es fiel al espíritu del libro y por tanto se lo recomiendo por supuesto a cualquier persona interesada en la Física, pero también a cualquier interesado en la Filosofía, en la Epistemología e incluso a todos los interesados meramente por la Historia del siglo XX,  su sociedad, su evolución política, sus guerras, su Ciencia y en general en los vasos comunicantes de ésta última con todos los anteriores.

    Y este es el vídeo –está en inglés pero los subtítulos automáticos pueden echar un cable para seguir la conferencia. ¡Qué lo disfrutéis!

     
    • plazaeme 23:02 on 02/06/2013 Permalink | Reply

      Gracias, Elipticus. Muy buena conferencia. Pero yo no recomendaría los subtítulos automáticos esos. 😉

      • Eclectikus 23:08 on 02/06/2013 Permalink | Reply

        Son una mierda, por automáticos, pero pueden ayudar en algunos cachos.

        Y Dirac todo un personaje, inmerecidamente desconocido para la gente normal.

  • Eclectikus 09:19 on 22/05/2013 Permalink | Reply
    Tags: , , , Filosofía, ,   

    Consenso científico y alarmismo climático 

    Hace un par de semanas tropecé con un interesante análisis que pone de manifiesto un enfoque sobre el consenso en el que yo al menos no había caído nunca, y que me gustaría comentar en voz alta, especialmente en estos días que nos pretenden meter un gol por toda la escuadra epistemológica.

    En el artículo (se pueden consultar los detalles en WUWT: The Paradox of Consensus – a novel argument on climate change), se analiza el grado de veracidad de una teoría (o hipótesis) en función del consenso en dos escenarios diferentes: con alto o bajo nivel de cognoscibilidad, estando este concepto, en el marco del método científico, íntimamente ligado con la verificabilidad (o alternativamente la falsabilidad).

    Sin olvidar que el análisis es puramente cualitativo, las conclusiones se pueden resumir en un par de gráficas:

    Veracidad Vs. Consenso

    Veracidad Vs. Consenso (Reproducido y traducido con el permiso de Anthony Watts de WUWT)

    En el caso de una teoría que por sus características sea susceptible de validación empírica (alto nivel de cognoscibilidad), es de esperar que la progresiva acumulación de datos que la verifican suponga un aumento en el consenso de los expertos, lo cual a su vez implicará una creciente verosimilitud de dicha teoría (o simple hipótesis en su caso) a medida que aumenta dicho consenso.

    Por el contrario, a mayor dificultad de testar empíricamente una teoría (bajo nivel de cognoscibilidad), mayor será la división de los científicos a la hora de aceptar o rechazar esa teoría (o hipótesis), y el aumento del consenso sobre la materia a partir de un determinado punto, al no verse verificada o respaldada por datos empíricos, no necesariamente implicará una mayor veracidad, antes al contrario provocará sospechas sobre una agenda ajena a la Ciencia detrás de ese consenso, lo cual irremediablemente significará una disminución en la veracidad de la teoría, o sea, de su credibilidad.

    La Historia de la Ciencia está llena de ejemplos que ilustran y confirman el planteamiento de este ensayo. Los autores utilizan el ejemplo del consenso sobre que el sol, la luna y las estrellas giran alrededor de la Tierra, una hipótesis razonable en la época, pero que a raíz del estudio de nuevos datos y teorías (Copérnico, Brahe, Galileo…), terminó siendo abandonada, no sin que durante muchos años los proponentes de la teoría alternativa fueran tachados de herejes. Se podría decir que en la fase geocéntrica (todavía con un bajo nivel de cognoscibilidad) el creciente consenso no implicaba en ningún caso un aumento en la cognoscibilidad ni un mayor grado de veracidad. Solo la acumulación de observaciones y por tanto la validación empírica de la teoría heliocéntrica, llevó primero a un grado mayor de cognoscibilidad y después a un crecimiento de la veracidad esperada de manera proporcional al consenso.

    Sin salir de las Ciencias Naturales tenemos también el caso de la Teoría de la Relatividad, que “se ganó” el consenso sólo a partir de la validación empírica de sus predicciones, más concretamente a partir de la comprobación que realizó Sir Arthur Eddington tras fotografíar el eclipse total de Sol del 29 de mayo de 1919.

    En las Ciencias Médicas tenemos un ejemplo paradigmático en el caso de Barry J. Marshall y J. Robin Warren, que demostraron que la principal causa de la úlcera péptica y la gastritis era la bacteria Helicobacter pylori, entre el ostracismo del “abrumador consenso” que aceptaba el estrés y el “modo de vida” como causa principal de dichas patologías. ¿Estaba detrás de ese consenso el lobby farmacéutico que facturaba miles de millones en antiácidos? Probablemente, lo que es seguro es que detrás del actual consenso hay validación empírica, y un premio Nobel de Medicina (no de la Paz).

    Según nos alejemos del terreno de las Ciencias Naturales y nos adentremos en el terreno de las Ciencias Sociales, al aumentar la complejidad (y disminuir el nivel de cognoscibilidad), veremos que el consenso deja de ser un concepto útil en las discusiones. Alguien me corregirá, pero no veo que “el consenso” sea un argumento habitual cuando se pretende defender una escuela de Economía frente a otra, un nivel de déficit óptimo frente a otro, etc.

    El naufragio del consenso climático

    ¿Y en que posición está la Climatología del fin del mundo inminente? Bueno, pues la Climatología Alarmista parte de dos hipótesis fundamentales:

    – El CO2 de origen antrópico es un potente feedback positivo y por tanto provoca un calentamiento del sistema climático terrestre, que se cuantifica mediante la sensibilidad climática (el cambio de Temperatura al doblar la concentración de CO2 en la atmósfera), que podría oscilar entre +1.5º C y +4.5º C.

    – Una sensibilidad climática superior a los 2ºC supondrá la entrada en una espiral apocalíptica a diferentes niveles: un deshielo del ártico, una subida catastrófica del nivel del mar y su acidificación, multiplicación de la frecuencia y virulencia de los fenómenos meteorológicos extremos, sequías, hambrunas, extinciones masivas y un surrealista etcétera que provoca más risa que miedo.

    Lo cierto es que ni conocemos de manera precisa el papel de los feedbacks en el sistema climático terrestre, ni por lo tanto somos capaces de ofrecer un valor aceptable para la sensibilidad climática. El cálculo sería relativamente sencillo si solo se considerara el efecto del CO2 (≈1º C), pero el desconocimiento de los mecanismos que rigen el comportamiento de los otros actores del sistema (especial y reconocidamente nubes y aerosoles), hace que los valores ofrecidos por la ortodoxia varíen un 50% en torno a un valor medio de 3.2 ºC, siempre basándose en las salidas de modelos numéricos que implícitamente llevan engarzados el desconocimiento de la Física interna del sistema, o en reconstrucciones paleoclimáticas que son incapaces de discriminar el papel de cada feedback. Mientras que no se tenga un conocimiento más riguroso de estos complejos mecanismos de retroalimentación, y estos no sean validados empíricamente, la componente especulativa de las conclusiones será imposible de disimular (salvo mediante propaganda). En el esquema expuesto anteriormente diríamos que nos encontramos en un caso de baja cognoscibilidad en el que el aumento del consenso no implica un aumento de la veracidad esperada.

    Sobre los escenarios catastróficos que se pronosticaban hace quince años poco se puede decir, ninguno de ellos se ha producido y sólo sirven para reafirmarnos en que a día de hoy no somos capaces de pronosticar las consecuencias de una subida (o bajada) de las temperaturas en los márgenes que nos movemos, ni de discriminar la componente antrópica de la variabilidad natural del Clima.

    A pesar de lo expuesto: habemus consenso. Resulta que tratamos con uno de los sistemas más complejos con que el ser humano se ha enfrentado, con comportamientos caóticos, con diversos mecanismos desconocidos y/o defectuosamente modelados, con la dificultad añadida de que la validación empírica se efectúa en escalas temporales de décadas… Pero no importa, nos dicen que tenemos un consenso incontestable: un gigantesco rebaño de científicos (amamantados en su mayoría con fondos públicos) nos dicen que el Clima de la Tierra está modulado por la pequeña parte antropogénica de uno de los gases menores del efecto invernadero, el CO2. Y los políticos lo aceptan sin más, lógico, no hay nada mejor para ellos que darles un problema imaginario para que se puedan erigir en salvadores del ciudadano, máxime cuando lo que hay que salvar es ni más ni menos que La Tierra, o la Pachamama como le terminaremos llamando.

    Así que a la vista de que muchos no pasamos por el aro, aún aceptando que el consenso es una variable importante en relación con la veracidad de una teoría, y que realmente existe un consenso científico en torno a la hipótesis de que el hombre está modificando el clima terrestre por sus emisiones invernadero con unas consecuencias irremediablemente catastróficas; parece legítimo plantear el siguiente contraargumento:

    El hecho de que haya un consenso científico sobre una teoría que de momento carece de verificación empírica, implica que detrás de ese consenso hay alguna circunstancia exógena a la propia Ciencia y por consiguiente al Método Científico.

    Ni que decir tiene que no hay que tener la imaginación de Lewis Carroll para inferir que la circunstancia exógena no es otra que las motivaciones políticas, que usan la Ciencia sólo como coartada, y que su instrumento principal es la propaganda en el sentido goebbeliano del término.

    Así que ahora que empieza la temporada alta del alarmismo, y la maquinaria de propaganda de la bestia cuenta con un nuevo meme (las 400 ppm de CO2 en la atmósfera) y con una crecientemente molesta realidad que combatir (16 años sin calentamiento), si os intentan atizar con el Consenso Científico para que aceptéis las tesis del Alarmismo Climático, añadid el anterior argumento a los ya conocidos (en orden de rotundidad):

    • El consenso científico no forma parte del Método Científico, y por tanto ni quita ni pone razón a la hora de aceptar una hipótesis.
    • El apelar al consenso científico en una discusión sobre el Cambio Climático es una trampa retórica compuesta de dos falacias lógicas complementarias: Argumentum ad verecundiam o argumento de autoridad por un lado, y Argumentum ad populum o sofisma populista, por el otro.
    • Es muy difícil cuantificar el consenso cuando hablamos de teorías (o hipótesis) que no han pasado por la prueba del algodón de la validación empírica. Hay que tener en cuenta que para hablar de un mayor o menor consenso de una manera apropiada, es necesario recabar opiniones en una muestra numerosa y estadísticamente apropiada de científicos y profesionales del campo en cuestión, y dejar muy claro sobre sobre qué tópico estás midiendo el consenso. Por ejemplo, y por citar dos estudios-fetiche del alarmismo:
      • una pregunta cómo, ¿Cree que la actividad humana es un factor que contribuye significativamente en el cambio de temperaturas globales medias?(Doran 2009), sirve de poco porque (casi) nadie discute eso, sino la cuantificación del adverbio “significativamente” y sus consecuencias.
      • Tampoco las conclusiones de un estudio ad hoc realizado por una historiadora pro-alarmismo (Oreskes 2004) parece que sean lo suficientemente serias para hablar alegremente de consenso.
    • Además el consenso no es una circunstancia que se mantenga en el tiempo: la falsabilidad (Karl Popper) y los cambios de paradigma (Thomas Kuhn) pueden de hecho eliminar de un plumazo cualquier consenso por abrumador que este sea. Así es como, conscientemente o no, la Ciencia ha avanzado siempre, y es como, si superamos el constipado del Método Científico que supone el alarmismo climático, seguirá avanzando en el futuro.

     
    • viejecita 19:22 on 24/05/2013 Permalink | Reply

      Sólo entro porque hoy es de nuevo el cumpleaños de Bob Dylan.
      ¿ Era también tu cumpleaños o me está jugando un truco mi vieja memoria ?
      Por si acaso:
      ¡ Feliz Cumpleaños !

  • Eclectikus 11:11 on 24/12/2012 Permalink | Reply
    Tags: , Filosofía, ,   

    Feliz Navidad. La Navidad según Chesterton. 

    Lo primero en un día como hoy es felicitar a todos la Navidad, y desear que por una horas, 48, todos nos olvidemos de los problemas y disfrutemos en lo posible de una espléndida Nochebuena y de una aún mejor Navidad.

    Feliz Navidad 2012 NMSP

    Os dejo unas reflexiones de una de las mentes que mejor reflexiona, G. K. Chesterton. En concreto se trata de un texto extraído de La mujer y la familia. Ed. Styria (Argumentos). Como suele ocurrir con los grandes, la vigencia de sus escritos es perenne y siempre es posible sacar conclusiones de las enseñanzas que contienen, independientemente de tu filosofía de vida, visión política y concepción religiosa.

    Navidad

    La Navidad, que en el siglo XVII tuvo que ser rescatada de la tristeza, tiene que ser rescatada en el siglo XX de la frivolidad. La Navidad, como tantas otras creaciones cristianas y católicas, es una boda. Es la boda del más indómito espíritu de gozo humano con el más elevado espíritu de humildad y sentido místico. Y el paralelo de una boda es bien válido en más de una manera; porque este nuevo peligro que amenaza la Navidad es el mismo que hace tiempo ha vulgarizado y viciado las bodas. Es lógico que haya pompa y gozo popular en una boda; de ninguna manera estoy de acuerdo con los que querrían que fuera algo privado y personal, como la declaración de amor o el compromiso de matrimonio. Si una persona no está orgullosa de casarse, ¿de qué podrá enorgullecerse?, ¿y por qué se empeña entonces en casarse? Pero en casos normales todo este jolgorio que se organiza está subordinado al matrimonio porque existe “en honor” del matrimonio. Fueron a ese lugar a casarse, no a alegrarse; y se alegran porque se han casado. Sin embargo, en tantas bodas de famosos se pierden de vista por completo este serio objetivo y no queda nada más que la frivolidad. Porque la frivolidad es el intento de alegrarse sin nada sobre lo que alegrarse. El resultado es que al final hasta la frivolidad como frivolidad empieza a desvanecerse. Quienes empezaron a juntarse sólo por diversión acaban haciéndolo sólo porque está de moda; y no queda ni siquiera la más débil sugestión de regocijo, sino tan sólo de ruido y alboroto.

    De manera parecida, la gente está perdiendo la capacidad de disfrutar la Navidad porque la ha identificado con el regocijo. Una vez que han perdido de vista la antigua sugestión de que es por alguna cosa que ocurre, caen naturalmente en pausas en las que se preguntan con asombro si es que ocurre algo de verdad. Que se nos diga que nos alegremos el día de Navidad es razonable e inteligente, pero sólo si se entiende lo que el mismo nombre de la fiesta significa. Que se nos diga que nos alegremos el 25 de diciembre es como si alguien nos dice que nos alegremos a las once y cuarto de un jueves por la mañana. Uno no puede ser frívolo así, de repente, a no ser que crea que existe una razón seria para ser frívolo. Un hombre podría organizar una fiesta si hubiera heredado una fortuna; incluso podría hacer bromas sobre la fortuna. Pero no haría nada de eso si la fortuna fuera una broma. No sería tan bullicioso, le hubiera dejado puñados de billetes bancarios falsos o un talonario de cheques sin fondos. Por divertida que fuera la acción del testador, no sería durante mucho tiempo ocasión de festividades sociales y celebraciones de todo tipo. No se puede empezar ni siquiera una francachela por una herencia que es sólo ficticia. No se puede empezar una francachela para celebrar un milagro del que se sabe que no es más que un engaño de milagro. Al desechar el aspecto divino de la Navidad y exigir sólo el humano, se está pidiendo demasiado a la naturaleza humana. Se está pidiendo a los ciudadanos que iluminen la ciudad por una victoria que no ha tenido lugar.

    Hoy nuestra tarea consiste en rescatar la festividad de la frivolidad. Es la única manera de que vuelva a ser festiva. Los niños todavía entienden la fiesta de Navidad: algunas veces festejan con exceso en lo que se refiere a comer una tarta o un pavo, pero no hay nunca nada frívolo en su actitud hacia la tarta o el pavo. Y tampoco hay la más mínima frivolidad en su actitud con respecto al árbol de Navidad o a los Reyes Magos. Poseen el sentido serio y hasta solemne de la gran verdad: que la Navidad es un momento del año en el que pasan cosas de verdad, cosas que no pasan siempre. Pero aun en los niños esa sensatez se encuentra de alguna manera en guerra con la sociedad. La vívida magia de esa noche y de ese día está siendo asesinada por la vulgar veleidad de los otros trescientos sesenta y cuatro días.

    Gilbert Keith Chesterton

    Este texto se puede leer en un buen número de sitios en Internet. En este caso yo lo he sacado del blog Siguiendo a Chesterton (–>).

    ImagenSnow-covered winter landscape in Bavaria, Germany (© Fischer/Photolibrary) (–>)

     
    • viejecita 20:36 on 25/12/2012 Permalink | Reply

      ¡Feliz Navidad !
      ¡Cáspita ! ¡ Me parece que voy a tener que leer a Chesterton !

      • Eclectikus 20:55 on 25/12/2012 Permalink | Reply

        ¡Feliz Navidad Viejecita!

        Todo el Padre Brown es bien entretenido, muy recomendable.

      • Alf On 16:24 on 27/12/2012 Permalink | Reply

        feliz navidad
        lo de recuperar el sentido místico no se yo…muy agnosticos están los tiempos

        • Eclectikus 21:10 on 27/12/2012 Permalink

          Bonita foto de familia Alf 😀

        • Sefuela 03:01 on 30/12/2012 Permalink

          Alf. Yo creía que tu foto por Navidad era esta.

    • monet 20:46 on 27/12/2012 Permalink | Reply

      ¿Llego tarde para felicitar la navidad?, ¿le felicito por las fiestas entonces?

      Le leo, a veces, momento bonito este, en el que se dan a conocer los lectores, ehhh. Será la navidad.

      • Eclectikus 21:12 on 27/12/2012 Permalink | Reply

        Gracias monet.

        (pero procura usar direcciones de correo reales o puede que no pases el filtro)

        Salu2

        • monet 23:22 on 29/12/2012 Permalink

          Mi correo es real, habrá habido algún problema. Un saludo

    • monet 23:23 on 29/12/2012 Permalink | Reply

      Mi correo es real, habrá habido algún problema. Un saludo

  • Eclectikus 00:19 on 15/09/2012 Permalink | Reply
    Tags: Filosofía, ,   

    El optimismo de Popper. 

    El otro día pasé por la biblioteca municipal de mi barrio buscando documentación sobre un artículo que estoy escribiendo sobre Ciencia. Me pasé por la sección de Filosofía, como suelo hacer, y me tropecé con un librito de Popper que me está resultando muy interesante.

    (Hay otra edición más barata -y que por tanto me deja menor comisión-, que se puede obtener a partir de este enlace: Búsqueda sin término: Una autobiografia intelectual)

    No me lo he leído todavía, pero le he dado una buena vuelta en zigzag y creo que es una buena manera de adentrarse en la filosofía de Popper, de comprender como se fue moldeando su pensamiento a lo largo del convulso pero a la vez intelectualmente fructífero siglo XX: su infancia y la Primera Guerra Mundial, su fugaz paso por el socialismo y el comunismo en la posguerra vienesa -del que salio naturalmente horrorizado-, sus aportaciones al Círculo de Viena, su exilio en Nueva Zelanda durante la Segunda Guerra Mundial,  su estancia en la London School of Economics, sus debates (y controversias) con Einstein, Bohr,  Schrödinger, Bertrand Russell, Hayek, y otros grandes intelectuales del siglo XX.

    Una de las constantes de Popper, más allá de sus aportaciones a la Epistemología y a la Filosofía de la Ciencia, es su lucha intelectual contra todo tipo de totalitarismo, venga de donde venga, y vista el disfraz que vista. Y en este sentido, son muy remarcables los dos añadidos que el mismo Popper hace en 1986 y en 1992, tres años antes y tres años después de la caída del telón de acero. Resulta que, como sucede a menudo con los textos de los grandes pensadores, el mensaje que rezuma de estas breves acotaciones está hoy en plena vigencia, y que evitando el contexto histórico, podrían perfectamente haber sido escritas la semana pasada.

    Por ello me ha parecido oportuno repetir a Popper en la serie de Textos para Pensar, así que me he cogido el libro, he escaneado los post scríptum, los he pasado por un software OCR online, y voilà. ¡Qué lo disfruten!

    Apostillas extraídas de Búsqueda sin término. Una autobiografía intelectual de Karl R. Popper.

    Post Scríptum

    Cuando los editores me pidieron que escribiese un breve post scríptum para esta obra, se me planteó la cuestión de si continuaba pensando igual que cuando la escribí en 1969, y si, tal como dije entonces, seguía sintiéndome el filósofo más feliz que jamás hubiese conocido.

    Esta cuestión hace alusión a mi optimismo, a mi creencia en que estamos viviendo en un mundo maravilloso. Y esta creencia se ha fortalecido aún más desde entonces. Sé muy bien que hay mucha imperfección en nuestra sociedad occidental, pero sigo estando seguro de que es la mejor posible. Y una buena parte de su imperfección es achacable a la religión que la gobierna. Me refiero con esto a la creencia religiosa dominante de que el mundo social en que vivimos es una especie de infierno. Esta religión ha sido difundida por los intelectuales, especialnente los situados en el sector de la enseñanza y en el de los medios de comunicación. Hay una especie de competición entre el pesimismo y la fatalidad: cuanto más radical sea la condena de nuestra sociedad occidental, mayor parece ser la probabilidad de ser escuchado (y quizá la de desempeñar un papel importante en ella).

    Paralelamente a esta difusión de la idea, según la cual nuestras democracias liberales occidentales están condenadas, ha corrido la especie, compartida por muchos intelectuales, de que el marxismo es una ciencia, y que gracias al poder de la ciencia podemos «saber» que el credo marxista saldrá finalmente victorioso. La inevitabilidad de la victoria del comunismo implica que Occidente simplemente tendrá que rendirse en lugar de intentar —en vano, por supuesto- oponer su fuerza militar a la inexorable difusión del comunismo. En este caso, sería Occidente el único responsable de una eventual guerra atómica. De este modo, Occidente aparece como un terrible monstruo que amenaza al mundo en un insensato intento de impedir el advenimiento en la tierra del paraíso comunista.

    Los intelectuales son perfectamente progresistas; pero el progreso no es fácil de alcanzar, y el mero progresismo es peligroso porque puede conducir con facilidad a decisiones equivocadas. Al considerar el marxismo como programa progresista y comprobar que ha sido refutado, tanto en la teoría como en la práctica, los intelectuales se han radicalizado aún más, pues han descubierto que pueden seguir profesando su credo marxista si culpan de la falta de logros del marxismo a la resistencia que le han opuesto los estados «capitalistas» (es decir, no-marxistas). Por ejemplo, son muchos los que piensan que esta resistencia es lo que ha obligado a la Unión Soviética a gastar en armamento una parte tan sustancial de sus recursos.

    El sueño de una utopía marxista y del radicalismo utópico, y el odio a un Occidente no-marxista, han conducido a cosas tales como el apoyo a la violencia y a la afirmación de que la libertad, que en Occidente está ligada actualmente al industrialismo, es una forma encubierta de totalitarismo y, por lo tanto, peor que cualquier forma explícita del mismo.

    Ésta es la versión actual de una doctrina política característica de los comunistas occidentales con la que ya me encontré en 1919: la política de «cuanto peor, mejor» (para el comunismo).

    Creo que sólo hay una cosa que podemos aprender de los rusos: ellos dicen al pueblo que viven en la mejor sociedad que nunca haya existido.

    Todo el que esté en condiciones de comparar seriamente la vida en las democracias liberales occidentales con la existente en otras sociedades se verá obligado a reconocer que en Europa, en Norteamérica, en Australia y en Nueva Zelanda tenemos las mejores y más justas sociedades que desde siempre han existido en la historia de la humanidad. No sólo porque hay en ellas muy pocas personas que carezcan de alimentos o de hogar, sino porque ofrecen a los jóvenes infinitamente más oportunidades de elegir su propio futuro. Hay numerosas posibilidades para aquellos que desean aprender y para los que quieran disfrutar de su vida de diferentes formas. Pero quizá lo más importante sea el hecho de que estamos dispuestos a escuchar críticas justificadas y que nos agrada recibir propuestas razonables sobre cómo mejorar nuestra sociedad. Porque ésta no sólo se halla abierta a la reforma, sino que está deseosa de reformarse.

    A pesar de lo dicho, la propaganda del mito de que vivimos en un mundo odioso ha tenido éxito.

    ¡Abran los ojos y contemplen cuan bello es el mundo y qué afortunados somos los que vivimos en él!

    Mayo de 1986

    Post Scríptum al marxismo, 1992

    Mi editor me ha pedido que escriba un segundo epílogo para la nueva edición, puesto que el primero ha cumplido ya seis años. Me parece que quizá estoy viviendo demasiado tiempo.

    Ciertamente: mis familiares más próximos han muerto, lo mismo que mis amigos más íntimos e incluso algunos de mis mejores discípulos. Sin embargo no tengo motivos para quejarme. Me siento gratificado y feliz por seguir vivo y por poder continuar con mi trabajo, aunque sólo sea por eso. Mi trabajo es ahora lo más importante.

    Pero no debo hablar de mí mismo: cosas de la mayor importancia han ocurrido durante estos últimos años. La Unión Soviética entró en crisis y ha dejado de existir, sin que esto haya acarreado hasta ahora una gran catástrofe. Junto a los acontecimientos que desencadenaron la Primera Guerra Mundial, que casi destruye la civilización europea, ésta ha sido la secuencia de sucesos más importante en mi vida.

    El comunismo soviético se ha extinguido, y con él la mayor amenaza nuclear para la humanidad. Regocijémonos. Y esperemos que no retome esa amenaza en una nueva forma: hay muchas posibilidades. Desarmémonos y abandonemos la polarización de la izquierda y derecha, parte del legado del marxismo, consecuencia a su vez de la amenaza nuclear.

    Intentemos vivir en paz, y disfrutemos de nuestras responsabilidades.

    Kenley, febrero de 1992

     
    • plazaeme 07:25 on 15/09/2012 Permalink | Reply

      Para mi el problema es que veo tantos motivos para el optimismo de Popper, en 1992, como para el más deprimente pesimismo en 2012. Porque en 1992 todavía cabía la esperanza del triunfo de la tesis de Popper. Parecía tan lógico, tan de sentido común, que inevitablemente tendías a pensar que esa visión iría haciendo retroceder el oscurantismo fanatizante. Pero la cruda realidad parece indicar que está ocurriendo justo al revés.

      • Eclectikus 07:55 on 15/09/2012 Permalink | Reply

        Yo creo que el optimismo es un estado de ánimo puntual, y el pesimismo del que hablas y que yo comparto es también puntual. Pero las razones que apunta Popper se mantienen hoy, y pueden ser un antídoto para no profundizar mucho en la depresión social.

        Hace mucho que se vende la Filosofía y el pensamiento de Popper como algo superado, yo creo que no, y creo que se pueden extraer no pocos mensajes sobre como son y como deberían ser las cosas, y no solo en lo tocante al método científico.

  • Eclectikus 21:19 on 22/08/2012 Permalink | Reply
    Tags: , , , Filosofía, ,   

    Tolerancia y responsabilidad intelectual por Karl Popper. 

    El otro día tropecé con una conferencia de Karl Popper que me ha parecido interesante reproducir aquí por varias causas. La primera de ellas porque me parece magistral por su balance de simplicidad y profundidad en los temas que toca, siendo además estos bastante transversales.

    Segundo, porque toca varios temas de Filosofía de la Ciencia, que me parecen fundamentales en estos tiempos en que algunos están empeñados en volver a la Edad Media, a fuerza de argumentos falaces, mala Ciencia e Inquisición para con el discrepante. Si, me refiero específicamente al Cambio Climático (Antropogénico-Alarmista) y al ecologismo de salón. De hecho la foto de Popper que encabeza el artículo, la he robado de un interesante (aunque tibio) artículo: Karl Popper and Antartic Ice (The Climate Debate and Its Problems By Peter Borah, Class of 2012. The Core, College Magazine of the University of Chicago).

    Y tercero porque una buena amiga ha abierto un grupo en Facebook (Conociendo a Popper) para hablar sobre estos temas, y creo que esta conferencia puede ser un buen punto de partida para situar el pensamiento de este gran filósofo del siglo XX, uno de los intelectuales clave del pensamiento liberal que tanto nos atrae a muchos exiliados de la izquierda (y supongo que de la derecha) dogmática y cerril.

    El artículo se puede encontrar fácilmente en la red, en concreto yo lo he sacado de aquí (creo que es mejor la traducción), aunque he usado la división por capítulos que viene en esta otra versión. He copiado y editado el texto, dándole formato para facilitar su lectura -incluyendo algún que otro énfasis que quería resaltar, añadiendo los enlaces que he considerado más oportunos, e incluyendo alguna que otra foto para que no asuste tanto la extensión del artículo, aunque ciertamente creo que se lee prácticamente solo.

    ¡Qué lo disfrutéis!

     

    La ponencia Tolerancia y Responsabilidad Intelectual fue pronunciada el 26 de mayo de 1981 en la Universidad de Tubinga y repetida el 16 de marzo de 1982 en el Ciclo de Conversaciones sobre la Tolerancia en la Universidad de Viena. El texto presente responde al pronunciado en esta última Universidad

    Tolerancia y responsabilidad intelectual

    (Robado de Jenófanes y de Voltaire)

    Karl Popper

    Mi conferencia de Tubinga, que hoy debo repetir aquí, se dedicó al tema Tolerancia y responsabilidad intelectual. Estuvo dedicada a recordar a Leopold Lucas, a un sabio, a un historiador, a un hombre que en su tolerancia y humanidad fue víctima de la intolerancia y la inhumanidad.

    En diciembre de 1942, a los setenta años, Leopold Lucas fue llevado con su mujer al campo de concentración de Theresienstadt, donde ejerció como padre espiritual: una inmensa y difícil tarea. Allí murió al cabo de diez meses. Su mujer, Dora Lucas, aún permaneció en Theresienstadt trece meses más tras la muerte de su marido, y pudo trabajar como enfermera. En octubre de 1944 fue deportada a Polonia junto con otros 18,000 presos. Allí fueron asesinados.

    Fue un terrible destino. Y fue el destino de innumerables personas; de personalidades; de personas que quisieron a otras personas, que intentaron ayudar a otras personas; que fueron queridas por otras personas y a las cuales intentaron ayudar otras personas. Eran familias que quedaron destrozadas, destruidas, aniquiladas.

    No es mi intención hablar aquí sobre estos espantosos sucesos. Lo que siempre se puede decir -o, incluso sólo pensar- sobre ellos, acontece como un intento de paliar estos terribles hechos.

    I: Los Vicios Humanos

    Pero el horror continúa. Los refugiados de Vietnam, las víctimas de Pol Pol en Camboya, las víctimas de la revolución en Irán, los refugiados de Afganistán: personas, niños, mujeres y hombres vuelven siempre a ser víctimas de fanáticos ebrios de poder.

    ¿Qué podemos hacer para impedir estos indescriptibles sucesos? ¿Podemos nosotros, en general hacer algo? Mi respuesta a estas preguntas es: Sí, creo que nosotros podemos hacer mucho. Cuando digo “nosotros” pienso en los intelectuales; por tanto, en personas que se interesan por las ideas; por tanto, especialmente, en aquellos que leen y que quizá también escriben.

    ¿Por qué pienso que nosotros los intelectuales podemos ayudar? Sencillamente por esto: porque nosotros, los intelectuales, desde hace milenios hemos ocasionado los más horribles daños. La matanza en nombre de una idea, de un precepto, de una teoría: ésta es nuestra obra, nuestro descubrimiento, el descubrimiento de los intelectuales. Si dejáramos de incitar a las personas unas contra otras -a menudo con las mejores intenciones-, sólo con eso se ganaría mucho. Nadie puede decir que ello nos sea imposible.

    El más importante de los Diez Mandamientos dice: ¡No matarás! Encierra casi toda la ética. La ética -tal como la formula, por ejemplo, Schopenhauer– es sólo una ampliación de este importantísimo mandamiento. La ética de Schopenhauer es sencilla, directa, clara. Dice:

    No perjudiques a nadie, sino que ayuda a todos lo mejor que puedas.

    Pero, ¿qué sucedió cuando Moisés bajó por primera vez desde el monte Sinaí con las Tablas de la Ley? Encontró una herejía mortal, la herejía del becerro de oro. Entonces olvidó el mandamiento ¡No matarás! y gritó (cito la traducción de Lutero, algo abreviada):

    Conmigo el que al Señor pertenece…, y cayeron en el día tres mil hombres del pueblo.

    Esto fue, quizá, el principio. Pero es seguro que continuó, y especialmente después de que el Cristianismo se convirtiera en religión del Estado. Es una terrible historia de persecuciones religiosas, persecuciones en defensa de la ortodoxia. Más tarde -sobre todo en los siglos XVII y XVIII- vinieron, para colmo, otros fundamentos ideológicos a justificar la persecución, la crueldad y el terror: nacionalidad, raza, ortodoxias políticas, otras religiones.

    En la idea de ortodoxia y en la de herejía están ocultos los vicios más mezquinos; aquellos vicios a los que los intelectuales son especialmente propensos: arrogancia, ergotismo, pedantería, presunción intelectual. Estos son vicios mezquinos, no grandes vicios como la crueldad.

    II. ¿Qué es la Tolerancia?

    El título de mi conferencia, Tolerancia y responsabilidad intelectual, alude a un argumento de Voltaire, padre de la Ilustración; un argumento para la tolerancia.

    Voltaire pregunta: ¿Qué es la tolerancia? Y responde: Tolerancia es la consecuencia necesaria de la comprensión de que somos personas falibles: equivocarse es humano, y todos nosotros cometemos continuos errores. Por tanto, dejémosnos perdonar unos a otros nuestras necedades. Esta es la ley fundamental del derecho natural.

    Voltaire apela aquí a nuestra honradez intelectual: debemos reconocer nuestros errores, nuestra falibilidad, nuestra ignorancia. Voltaire sabe bien que hay fanáticos completamente convencidos. Pero, ¿es su convicción real y totalmente honrada? ¿Se han demostrado a sí mismos sus convicciones y sus razones? ¿Y no es la introspección crítica una parte de toda honradez intelectual? ¿No es a menudo el fanatismo un intento de encubrir nuestras propias e inconfesadas incredulidades, las cuales hemos reprimido y de las que, por eso, sólo nos damos cuenta a medias?

    La apelación de Voltaire a nuestra modestia intelectual, y sobre todo a su apelación a nuestra honradez intelectual, causó en su tiempo una gran impresión a los intelectuales. Yo quisiera reiterar aquí su llamada.

    Voltaire basa su tolerancia en que debemos perdonarnos unos a otros nuestras tonterías. Pero una tontería muy frecuente, la de la intolerancia, Voltaire la encuentra, con razón, difícil de tolerar. En efecto, aquí tiene la tolerancia su límite. Si admitimos la pretensión nomológica de la intolerancia a ser tolerada, entonces destruimos la tolerancia y el Estado de Derecho. Este fue el sino de la República de Weimar.

    Pero hay, además de la intolerancia, otras necesidades que no debemos tolerar; sobre todo esa necedad que induce a los intelectuales a ir con la última moda. Una necedad que a muchos ha inducido a escribir en un oscuro y pretencioso estilo; en aquel enigmático estilo que Goethe en Hexeneinmaleins y otros lugares del Fausto critica tan demoledoramente. Este estilo, el estilo de grandes, oscuras pretenciosas e incomprensibles palabras, ese modo de escribir no debería admirarse más, incluso nunca más debería ser tolerado por los intelectuales. Es intelectualmente irresponsable. Destruye el sano entendimiento humano, la razón. Hace posible esa postura que se ha designado como relativismo. Esta postura conduce a la tesis de que todas las tesis intelectuales son más o menos justificables. Todo está permitido. Por eso la tesis del relativismo frecuentemente conduce a la anarquía, a la ausencia de legalidad, y, así, al dominio de la fuerza.

    Mi tema, tolerancia y responsabilidad intelectual, me ha conducido, por tanto, a la cuestión del relativismo.

    Desearía contraponer aquí al relativismo una postura que casi siempre se confunde con él, pero que es radicalmente distinta de éste. He denominado a menudo a esta posición como pluralismo; pero ello precisamente ha conducido a esos malentendidos. Por eso quiero caracterizarlo aquí como un pluralismo crítico.

    Mientras que el relativismo, que procede de la tolerancia laxa, conduce al dominio de la fuerza, el pluralismo crítico puede contribuir a la domesticación de la misma. La idea de verdad es de una significación decisiva para la contraposición entre el relativismo y el pluralismo crítico.

    El relativismo es la postura según la cual se puede aseverar todo, o casi todo, y por tanto nada. Todo es verdad, o nada. La verdad es algo sin significado. El pluralismo crítico es la postura según la cual, en interés de la búsqueda de la verdad, toda teoría -cuantas más teorías mejor- debe admitirse en competencia con otras teorías. Esta competencia consiste en la discusión racional de la teoría y su eliminación crítica. La discusión es racional, y esto significa que se trata de la verdad de las teorías competidoras: la teoría que, en la discusión crítica, parezca acercarse más a la verdad es la mejor; y la mejor teoría elimina a las teorías peores. Se trata, pues, de la verdad.

    III. Jenófanes y la Laboriosa Búsqueda de la Verdad

    La idea de verdad objetiva y la idea de la búsqueda de la verdad son aquí de una importancia decisiva.

    (Clic para visitar artículo en Biografías y Vidas)

    El primer hombre que desarrolló una teoría de la verdad, el que enlazó la idea de verdad objetiva con la idea de nuestra esencial falibilidad humana, fue el presocrático Jenófanes. Probablemente nació el 571 a C. en Jonia, Asia Menor. Fue el primer griego que escribió crítica literaria, el primer ético, el primer crítico del conocimiento y el primer monoteísta especulativo.

    Jenófanes fue el fundador de una tradición, de una corriente de pensamiento a la que pertenecen, entre otros, Sócrates, Montaigne, Erasmo, Voltaire y Lessing.

    Esta tradición se designó a menudo como escuela escéptica. Pero tal designación puede conducir fácilmente a malentendidos. El diccionario alemán de uso explica escepticismo como duda, incredulidad, y escéptico como persona descreída; éste es evidentemente el significado alemán de la palabra, y sobre todo el significado moderno. Pero el verbo griego, del cual deriva el grupo etimológico alemán (lo escéptico, el escéptico, escepticismo), no significa originariamente dudar, sino examinar, comprobar, reflexionar, inspeccionar, buscar, investigar.

    Entre los escépticos, en el sentido originario de la palabra, seguro que se han dado también muchas personas dubitativas y quizá también descreídas, pero la fatal equiparación de las palabras escepticismo y duda fue probablemente una jugarreta de la escuela estoica, que quiso caricaturizar a sus competidores. En todo caso, los escépticos Jenófanes, Sócrates, Erasmo, Montaigne, Locke, Voltaire y Lessing, todos ellos fueron teístas o deístas. Lo que tienen en común todos los miembros de esta tradición escéptica -incluidos Nicolás de Cusa-, y lo que tengo también yo en común con esa tradición, es que nosotros subrayamos nuestra ignorancia humana. De ahí extraemos importantes consecuencias éticas: tolerancia, pero ninguna concesión a la intolerancia, a la violencia y a la crueldad.

    Jenófanes era rapsoda de profesión. Discípulo de Homero y Hesiodo, criticó a ambos. Su crítica era ética y pedagógica. Se manifestó en contra de que los dioses robaran, mintieran, cometieran adulterio, como Homero y Hesiodo contaban. Ello le llevó a someter a crítica la mitología homérica. El resultado más importante de la crítica fue el descubrimiento de lo que hoy designamos como antropomorfismo: el descubrimiento de que las historias griegas de los dioses no deben tomarse en serio, porque representan a los dioses como humanos.

    Quizá podría citar aquí algunos de los argumentos en verso de Jenófanes, en mi casi literal traducción:

    Chatos, negros: así ven los etíopes a sus dioses.

    De ojos azules y rubios: así ven a sus dioses los tracios.

    Pero si los bueyes y caballos y leones tuvieran manos,

    manos como las personas, para dibujar, para pintar, para crear una obra de arte,

    entonces los caballos pintarían a los dioses semejantes a los caballos, los bueyes

    semejantes a bueyes, y a partir de sus figuras crearían

    las formas de los cuerpos divinos según su propia imagen: cada uno según la suya

    Así expone Jenófanes su problema: ¿Cómo debemos imaginar a los dioses después de esta crítica al antropomorfismo? Tenemos cuatro fragmentos que contienen una parte importante de su respuesta. La respuesta es monoteísta, a pesar de que Jenófanes, en la formulación de su monoteísmo, recurre, a semejanza de Lutero en su traducción del primer mandamiento, a dioses en plural.

    Jenófanes escribe:

    Solamente un dios es el supremo, único entre dioses y hombres,

    ni en figura ni en pensamiento semejante a los mortales.

    Permanece siempre en el mismo lugar, sin movimiento,

    y no le conviene emigrar de un lado a otro.

    Sin esfuerzo hace vibrar Al Todo, sólo por medio de su saber y querer.

    Todo él es ver, todo pensar y planear; y todo él es escuchar.

    Estos son los fragmentos que nos informan sobre la teología especulativa de Jenófanes.

    Está claro que esta teoría completamente nueva fue para Jenófanes la solución a un difícil problema. De hecho, le viene como solución al mayor de todos los problemas, el problema del mundo. Nadie que sepa algo sobre psicología del conocimiento puede dudar de que esta nueva perspectiva de su creador debe aparecer como un descubrimiento.

    Aunque dijo, clara y sinceramente, que su teoría no era más que una conjetura. Esto era un triunfo autocrítico sin igual, un triunfo de su honradez intelectual y de su modestia.

    Jenófanes generalizó esta autocrítica de un modo sumamente característico en él: tenía claro que lo que había encontrado sobre su propia teoría (que a pesar de su intuitiva fuerza de convicción no era más que una conjetura) debía valer para todas las teorías humanas: todo no es más que conjetura.

    Me parece descubrir que no fue demasiado fácil para él ver a su propia teoría como conjetura.

    Jenófanes formula esta teoría crítica del conocimiento en cuatro bellos versos:

    La verdad segura sobre los dioses y sobre todas las cosas de las que hablo

    no la conoce ningún humano y ninguno la conocerá.

    Incluso aunque alguien anunciara alguna vez la verdad más acabada,

    él mismo no podría saberlo: todo está entreverado de conjetura

    Estos cuatro versos encierran más que una teoría de la inseguridad del conocer humano. Encierran una teoría de la verdad objetiva. Pues Jenófanes enseña aquí que lo que digo puede ser verdadero sin que yo o nadie sepa que es verdadero. Pero esto significa que la verdad es objetiva: la verdad es la correspondencia de lo que digo con los hechos, aunque yo sepa o no que la correspondencia existe.

    Además de esto, estos cuatro versos encierran todavía otra teoría muy importante. Encierran una alusión a la diferencia entre la verdad objetiva y la seguridad subjetiva del saber. Pues los cuatro versos dicen que incluso si anunciara la verdad más acabada, no lo podría saber con seguridad. Puesto que no hay un criterio infalible de verdad, no podremos nunca, o casi nunca, estar completamente seguros de que no nos hemos equivocado.

    Pero Jenófanes no era un teórico pesimista del conocimiento, era un investigador, y en el curso de su larga vida consiguió mejorar críticamente varias de sus conjeturas, sobre todo sus teorías científico-naturales. Él lo expresó como sigue:

    “Desde el principio los dioses no revelaron todo a los mortales,

    pero éstos, buscando, en el curso del tiempo encuentran lo mejor.”

    Jenófanes aclara también lo que entiende aquí por lo mejor: piensa en la aproximación a la verdad objetiva, la cercanía a la verdad, la similitud con la verdad. Pues dice de una de sus conjeturas: Esta conjetura es, así lo parece, realmente semejante a la verdad.

    Es posible que en este fragmento las palabras esta conjetura aludan a la teoría monoteísta de la divinidad de Jenófanes.

    La teoría de Jenófanes del conocimiento humano encierra, pues, los siguientes puntos:

    1. Nuestro saber consta de enunciados.

    2. Los enunciados son verdaderos o falsos.

    3. La verdad es objetiva. Es la correspondencia del contenido de los enunciados con los hechos.

    4. Incluso si expresamos la verdad más acabada, no podemos saberlo, esto es, no podemos saberlo con certeza.

    5. Así pues, saber, en el pleno sentido de la palabra es saber seguro; por tanto, no hay ningún saber, sino sólo saber conjetural: Todo está entreverado de conjetura.

    6. Pero en nuestro saber conjetural hay un progreso hacia lo mejor.

    7. El mejor conocimiento es una mejor aproximación a la verdad.

    8. Pero el conocimiento conjetural permanece siempre, entreverado de conjetura.

    Para una total comprensión de la teoría de la verdad en Jenófanes es especialmente importante acentuar el que éste distingue claramente la verdad objetiva de la seguridad subjetiva. La verdad objetiva es la correspondencia de un enunciado con los hechos, lo sepamos ahora lo sepamos seguro- o no. La verdad no debería, pues, confundirse con la seguridad, o con el saber seguro. Quien sabe algo seguro, conoce la verdad. Pero a menudo sucede que cualquiera conjetura algo sin saberlo seguro, y sin saber que su conjetura es, en efecto, verdadera. Jenófanes manifiesta de manera totalmente acertada que hay muchas verdades -e importantes verdades- que nadie sabe con seguridad; sí, que nadie puede saber, a pesar de que son conjeturadas por muchos. Y, más aún, manifiesta que hay verdades que ni siquiera nadie conjetura.

    De hecho, en cada lengua, en la que podemos hablar sobre la infinidad de números naturales, hay infinidad de frases claras y unívocas. Cada una de estas frases es o verdadera o, si es falsa, su negación es verdadera. Hay, pues, infinidad de verdades. Y de ahí se deduce que hay infinidad de verdades que nunca podremos saber: hay infinidad de verdades incognoscibles para nosotros.

    Incluso actualmente hay muchos filósofos que piensan que la verdad sólo puede ser significativa para nosotros cuando la poseemos; por tanto, cuando la sabemos con seguridad. Pero precisamente el saber en torno al hecho de que hay saber conjetural es de la mayor significación. Hay verdades a las que sólo con una esforzada búsqueda podemos acercarnos. Nuestro camino discurre casi siempre a través del error; y sin verdad no puede darse ningún error (y sin error no hay falibilidad).

    IV. Porqué es Mejor Padecer la Injusticia que Cometerla

    Algunos de los puntos de vista que he expresado ahora los tenía ya bastante claros antes de haber leído los fragmentos de Jenófanes. En caso contrario, quizá no los hubiera comprendido. Que precisamente nuestro saber se entreteje de conjeturas y es inseguro, se me aclaró gracias a Einstein. Pues él mostró que la teoría de la gravitación de Newton, es un saber conjetural, lo mismo que la propia teoría de la gravitación de Einstein; y, lo mismo que aquella, ésta parece ser sólo una aproximación a la verdad.

    No creo que se me hubiera aclarado el significado del saber conjetural sin Newton ni Einstein; y por eso me pregunto cómo ya Jenófanes, 2,500 años antes, pudo aclararlo. Quizá lo siguiente sea la respuesta a esta cuestión:

    Originariamente Jenófanes creía en la imagen del mundo de Homero, así como yo creía en la imagen del mundo de Newton. Esta creencia se quebró tanto en él como en mí: en él, por su propia crítica a Homero; en mí, por la crítica de Einstein a Newton. Tanto Jenófanes como Einstein reemplazaron la imagen criticada del mundo por una nueva; y ambos eran conscientes de que su nueva visión del mundo era sólo una conjetura.

    El punto de vista de que Jenófanes anticipó 2,500 años antes mi teoría del saber conjetural me enseñó a ser modesto. Pero también la idea de la modestia intelectual fue anticipada hace casi el mismo tiempo. Esta procede de Sócrates.

    Sócrates fue el segundo y muy influyente fundador de la tradición escéptica. Él enseñó que sólo es sabio el que sabe que no lo es.

    Sócrates y Demócrito, más o menos contemporáneo suyo, hicieron, independientemente uno de otro, el mismo descubrimiento ético: ambos dijeron casi con las mismas palabras:

    Sufrir injusticia es mejor que hacer injusticia.

    Se puede decir ciertamente que esta perspectiva -en cualquier caso junto con la perspectiva acerca de lo poco que sabemos- conduce a la tolerancia, como más tarde enseñó Voltaire.

    V. ¿Es Sensato Reconocer que se es Ignorante?

    Voy ahora al significado actual de esta filosofía autocrítica del conocimiento.

    En primer lugar hay aquí la siguiente objeción a tratar. Es cierto, se ha dicho, que Jenófanes, Demócrito y Sócrates nada sabían; era de hecho sabiduría el que reconocieran su propia ignorancia, y quizá aún mayor sabiduría era que admitieran la actitud de buscadores. Nosotros -o más exactamente nuestros científicos naturales- somos todavía buscadores, investigadores. Pero hoy los científicos naturales no sólo buscan, sino que también encuentran. Y saben muchas cosas; tantas que la sola cantidad de nuestro saber científico-natural se ha convertido en problema. ¿Podemos, pues, hoy todavía construir seriamente nuestra filosofía del conocer sobre la teoría socrática de la ignorancia? La objeción es correcta. Pero sólo cuando hayamos hecho cuatro añadidos sumamente importantes.

    Primero: cuando se ha dicho aquí que la ciencia natural sabe mucho es, en efecto, correcto; pero la palabra saber se toma aquí (en apariencia inconscientemente) en un sentido que es completamente diferente del sentido que Jenófanes y Sócrates mentaron y del que la palabra saber también tiene todavía en el actual lenguaje cotidiano. Pues mentamos siempre, con saber, saber seguro . Cuando alguien dice: Yo sé que hoy es martes, pero no estoy seguro de que hoy sea martes, se contradice a sí mismo, o retira en la segunda parte de su frase lo que dijo en la primera.

    Pero el saber científico-natural no es precisamente un saber seguro. Es revisable. Se basa en conjeturas comprobables; en el mejor de los casos conjeturas comprobables muy rigurosamente, pero en cualquier caso siempre sólo en conjeturas. Es un saber hipotético, un saber conjetural. Esta es la primera observación y ella sola es una total justificación de la ignorancia socrática y de la advertencia de Jenófanes de que, incluso cuando expresamos la verdad más acabada, no podemos saber que aquello que hemos dicho es verdadero.

    La segunda observación que debo hacer a la objeción de que hoy sabemos tanto es la siguiente: con casi cada nueva conquista científico-natural, con cada solución hipotética a un problema científico-natural, crece el número y la dificultad de los problemas abiertos, y es cierto que de modo más rápido que las soluciones. Verdaderamente podemos decir que, mientras nuestro saber hipotético sea limitado, nuestra ignorancia es ilimitada. Pero no sólo eso: para el verdadero científico-natural, que tiene un sentido para los problemas abiertos, el mundo -en un sentido completamente concreto- le resulta siempre enigmático.

    Mi tercera observación es la siguiente: cuando decimos que hoy sabemos más que Jenófanes o Sócrates, eso es algo conjeturalmente incorrecto, en el caso de que interpretemos saber en sentido subjetivo. Conjeturalmente cada uno de nosotros no sabe más, sino otras cosas. Hemos cambiado ciertas teorías, ciertas hipótesis, ciertas conjeturas por otras, muy a menudo por mejores: mejores en el sentido de proximidad a la verdad.

    El contenido de esas teorías, hipótesis, conjeturas se puede calificar de saber en sentido objetivo, en oposición al saber subjetivo o personal. Por ejemplo, aquello que está contenido en los voluminosos manuales de Física es un saber impersonal u objetivo, y naturalmente hipotético: va mucho más allá de lo que el físico sabe -o, más exactamente, conjetura- puede ser designado como un saber personal o subjetivo. Ambos -el saber impersonal y el personal- son, en su mayor parte, hipotéticos y mejorables. Pero no sólo el saber impersonal va actualmente mucho más lejos de lo que cualquiera puede saber personalmente, sino que el progreso del saber impersonal objetivo es tan rápido que el saber personal sólo le puede seguir los pasos por poco tiempo y en pequeñas áreas: es sobrepasado.

    Aquí tenemos todavía un cuarto motivo para darle la razón a Sócrates. En efecto, este saber sobrepasado consta de teorías que se han mostrado falsas. El saber sobrepasado, por tanto, decididamente no es un saber, al menos en el sentido del lenguaje cotidiano.

    VI. Tres Principios Éticos Esenciales

    Tenemos así cuatro razones que muestran que incluso hoy la perspectiva socrática de sé que no sé nada y apenas esto es de gran actualidad, quizá aún más actual que en tiempos de Sócrates. Y tenemos motivos (en defensa de la tolerancia) para extraer de esta perspectiva esas consecuencias éticas que fueron extraídas por Erasmo, Montaigne, Voltaire y más tarde por Lessing. Y aún más consecuencias.

    Los principios que se encuentran a la base de cualquier discusión racional, esto es, de cualquier discusión al servicio de la búsqueda de la verdad, son principios éticos por antonomasia. Quisiera especificar los tres principios siguientes.

    1. El principio de falibilidad: quizá yo no tengo razón, y quizá tú la tienes. Pero también podemos estar equivocados los dos.

    2. El principio de discusión racional: queremos intentar ponderar de la forma más impersonal posible nuestras razones en favor y en contra de una determinada y criticable teoría.

    3. El principio de aproximación a la verdad: a través de una discusión imparcial nos acercamos casi siempre más a la verdad, y llegamos a un mejor entendimiento, incluso cuando no alcanzamos un acuerdo.

    Es digno de atención que los tres principios son principios teoréticos del conocimiento y al mismo tiempo éticos. Pues implican entre otras cosas tolerancia: si yo puedo aprender de ti y quiero aprender en beneficio de la búsqueda de la verdad, entonces no sólo te debo tolerar, sino reconocerte como mi igual en potencia; la potencial unidad e igualdad de derechos de todas las personas son un requisito de nuestra disposición a discutir racionalmente. Es importante también el principio de que podemos aprender mucho de una discusión, incluso cuando no conduce a un acuerdo. Pues la discusión nos puede ayudar a aclarar algunos de nuestros errores.

    Así pues, a la base de la ciencia natural hay principios éticos. La idea de verdad como principio regulativo subyacente es uno de tales principios éticos.

    La búsqueda de la verdad y la idea de aproximación a la verdad son otros dos principios éticos; así como también la idea de honradez intelectual y de falibilidad, que nos conduce a la actitud autocrítica y a la tolerancia.

    También es muy importante el que podamos aprender en el ámbito de la ética.

    VII. ¡Se una Autoridad!

    Esto quisiera mostrarlo con el ejemplo de la ética para los intelectuales, especialmente la ética para las profesiones intelectuales, la ética para los científicos, para los médicos, juristas, ingenieros, arquitectos, para los funcionarios públicos y, muy importante, para los políticos.

    Quisiera presentarles algunas proposiciones para una nueva ética profesional, proposiciones que están estrechamente unidas a las ideas de tolerancia y de honradez intelectual.

    Para este fin caracterizaré en primer lugar la vieja ética profesional y quizá también la caricaturizaré un poco, para luego compararla con la nueva ética profesional que propongo.

    Ambas, la vieja y la nueva ética profesional, están basadas manifiestamente en las ideas de verdad, de racionalidad y de responsabilidad intelectual. Pero la vieja ética estaba fundada sobre la idea del saber personal y del saber seguro y, por tanto, sobre la idea de autoridad; mientras que la nueva ética está fundada sobre la idea del saber objetivo y del saber inseguro. De este modo se modifica la mentalidad subyacente que está a la base y, con ello, también el papel de las ideas de verdad, de racionalidad y de honradez y responsabilidad intelectual.

    El viejo ideal era poseer la verdad y la seguridad, y asegurar, en lo posible, la verdad a través de una argumentación lógica.

    A este ideal, aún hoy ampliamente aceptado, responde el ideal personal del sabio (naturalmente no en sentido socrático); el ideal platónico del sabio, que es una autoridad; del filósofo, que al mismo tiempo es un gobernante regio.

    El viejo imperativo para los intelectuales es: ¡sé una autoridad!, ¡conoce todo en tu campo!

    Cuando eres reconocido como autoridad, entonces tu autoridad es defendida por tus colegas, y naturalmente tú debes defender la autoridad de tus colegas. La vieja ética que describo prohíbe cometer errores. En modo alguno es permitido un error. De ahí que no se puedan cometer errores. No necesito resaltar que esta vieja ética profesional es intolerante. Y era también siempre intelectualmente desleal: conduce al encubrimiento del error en favor de la autoridad, especialmente en la medicina.

    VIII. Doce Propuestas para una Ética Profesional

    Por eso propongo una nueva ética profesional, y no sólo para el científico-natural. Propongo fundarla en los siguientes doce principios con los que termino.

    1. Nuestro saber conjetural objetivo va siempre más lejos del que una persona puede dominar. Por eso no hay ninguna autoridad. Esto rige también dentro de las especialidades.

    2. Es imposible evitar todo error o incluso tan sólo todo error en sí evitable. Los errores son continuamente cometidos por todos los científicos. La vieja idea de que se pueden evitar los errores, y de que por eso es obligado evitarlos, debe ser revisada: ella misma es errónea.

    3. Naturalmente sigue siendo tarea nuestra evitar errores en lo posible. Pero precisamente, para evitarlos, debemos ante todo tener bien claro cuán difícil es el evitarlos, y que nadie lo consigue completamente. Tampoco lo consiguen los científicos creadores, los cuales se dejan llevar de su intuición: la intuición también nos puede conducir al error.

    4. También en nuestras teorías mejor corroboradas pueden ocultarse errores, y es tarea específica de los científicos el buscarlos. La constatación de que una teoría bien corroborada o un proceder práctico muy empleado es falible puede ser un importante descubrimiento.

    5. Debemos, por tanto, modificar nuestra posición ante nuestros errores. Es aquí donde debe comenzar nuestra reforma ético-práctica. Pues la vieja posición ético-profesional lleva a encubrir nuestros errores, a ocultarlos y, así, a olvidarlos tan rápidamente como sea posible.

    6. El nuevo principio fundamental es que nosotros, para aprender a evitar en lo posible errores, debemos precisamente aprender de nuestros errores. Encubrir errores es, por tanto, el mayor pecado intelectual.

    7. Debemos por eso esperar siempre ansiosamente nuestros errores. Si los encontramos debemos grabarlos en la memoria; analizarlos por todos lados para llegar a la causa.

    8. La postura autocrítica y la sinceridad se tornan, en esta medida, deber.

    9. Porque debemos aprender de nuestros errores, por eso debemos también aprender a aceptar, si, a aceptar agradecidos el que otros nos hagan conscientes de ellos. Si hacemos conscientes a los otros de sus errores, entonces debemos acordarnos siempre de que nosotros mismos hemos cometido, como ellos, errores parecidos. Y debemos acordarnos de que los más grandes científicos han cometido errores. Con toda seguridad no afirmo que nuestros errores sean habitualmente perdonables: no debemos disminuir nuestra atención. Pero es humanamente inevitable cometer siempre errores.

    10. Debemos tener bien claro que necesitamos a otras personas para el descubrimiento y corrección de errores (y ellas a nosotros); especialmente personas que han crecido con otras ideas en otra atmósfera. También esto conduce a la tolerancia.

    11. Debemos aprender que la autocrítica es la mejor crítica; pero que la crítica por medio de otros es una necesidad. Es casi tan buena como la autocrítica.

    12. La crítica racional debe ser siempre específica: debe ofrecer fundamentos específicos de por qué parecen ser falsas afirmaciones específicas, hipótesis específicas o argumentos específicos no válidos. Debe ser guiada por la idea de acercarse en lo posible a la verdad objetiva. Debe en este sentido, ser impersonal.

    Les pido que consideren mis formulaciones como propuestas. Ellas deben mostrar que, también en el campo ético, se pueden hacer propuestas discutibles y mejorables.

    Karl R. Popper

     
    • plazaeme 08:25 on 23/08/2012 Permalink | Reply

      Sí, impecable. El problema es que no de la impresión, en general, de un avance de estas ideas de Popper.

      • Eclectikus 08:32 on 23/08/2012 Permalink | Reply

        ¿Avance? Creo que mucha de su epistemología está asentada en la Ciencia de verdad. En el Clima (el alarmista me refiero) se han liado a patadas con Popper y con el Método Científico en general. Cuando la política (y por tanto el relativismo) se mezcla con la Ciencia, nada bueno puedo salir.

    • Heber Rizzo 11:00 on 25/08/2012 Permalink | Reply

      El problema es cuando la ciencia deja de ser tal y se convierte en parte del poder político. Sucede con la controversia sobre el calentamiento global antropogénico, pero también se dió con la biología comunista de Lysenko, por ejemplo.

      La política es el arte de engañar, y la ciencia verdadera es la búsqueda de una aproximación útil a la verdad; son, por lo tanto, incompatibles. Y cuando la ciencia se vende a la política, deja necesariamente de ser ciencia.

      • Eclectikus 11:53 on 25/08/2012 Permalink | Reply

        Totalmente de acuerdo Heber, y creo que Popper echaría chispas hoy con el show climático (y no digamos Einstein, Feynman o Dirac, por citar tres ejemplos de honradez científica).

        El Alarmismo Climático es paradigmático del emputecimiento de la Ciencia por los efectos de la contaminación política. Pero hay que ser optimistas, la Ciencia siempre ha ganado, está por encima de la política, y el CERN y el bosón de Higgs, también de plena actualidad, son el contra-paradigma de ese emputecimiento. Así que en mi opinión es solo cuestión de tiempo que el timo climático (que no la climatología) quede como referencia de lo que nunca debe pasar en Ciencia.

    • viejecita 16:59 on 25/08/2012 Permalink | Reply

      No pienso comentar nada sobre Popper.

      Pero sí sobre esto, que has llevado a SisB:

      “Any life is made up of a single moment, the moment in which a man finds out, once and for all, who he is.” De Borges.

      Tenía que ser Borges el que dijera semejante chorrada.

      Uno no averigua de una vez y para siempre quien es.
      Va averiguando, a medida que su vida se va desarrollando, lo que es capaz de hacer en cualquier ocasión determinada. Pero el que en algún momento se haya portado como un héroe, como un cobarde, como un canalla, o como un santo, no significa que lo vaya a ser siempre, incluso en circunstancias similares.
      Esa gente que se mira tanto al ombligo, y que se estudia tanto, para ser “ellos mismos”, me parecen unos pobres hombres, que nunca han estado sometidos a la realidad, ni a la verdadera necesidad.
      Y aunque lo de quedarse ciego , como le ocurrió a Borges pudiera parecer duro, no le da derecho a pontificar sobre la revelación única en la vida de los demás… Que a nadie le importa quienes sean, sino cómo actúen en cada momento.

      • Eclectikus 17:42 on 25/08/2012 Permalink | Reply

        Malos tiempos para la lírica V. 😉

        Y aunque lo de quedarse ciego , como le ocurrió a Borges pudiera parecer duro, no le da derecho a pontificar sobre la revelación única en la vida de los demás…

        Ciegos o videntes todo el mundo tiene derecho a opinar sobre la vida (la propia o la de los demás ¿hay diferencia?), el mismo derecho que tenemos el resto para no hacerles ni caso, criticarles o aplaudirles. Si aplicaras eso a todos los personajes de la historia nos hubiéramos perdido reflexiones de gente como Churchill, Chesterton, Feynman, Einstein, Mark Twain… aunque si, nos hubiéramos evitado también un montón de gilipolleces 😀

        • viejecita 17:59 on 25/08/2012 Permalink

          Bueno, pues tienes razón: ¡con no hacerle ni caso ya está! 😳

          Pero es que lo de las revelaciones de esa clase, sobre una misma, estoy ya tan hasta el moño de oírlas a mi alrededor, y de que pretendan que Una se realice como la persona que es, que en cuanto oigo, o leo, algo por el estilo, salto.

        • Eclectikus 18:08 on 25/08/2012 Permalink

          ¡Claro mujer! Peor es cuando pontifican Zapatero, o Rajoy, o muchos de sus mariachis. Por no hablar de Belén Esteban :mrgreen:

  • Eclectikus 11:11 on 09/07/2012 Permalink | Reply
    Tags: , Filosofía, ,   

    Bosón de Higgs para periodistas. 

    Tras más de un año del inicio de los experimentos diseñados para detectar (o no) el bosón de Higgs, a finales de 2011, responsables del CERN en Ginebra anunciaron los resultados preliminares del análisis de las colisiones producidas durante ese tiempo. Con motivo de este evento de cierta resonancia en los medios, publiqué aquí un artículo explicando de que iba el asunto: Bosón de Higgs para legos.

    Era un artículo sin muchas pretensiones entre otras cosas porque no soy físico de partículas, soy tan sólo un aficionado a este campo de la Física, quizá el más intelectualmente emocionante dentro de las Ciencias Físicas hoy. Por su caracter multidisciplinar (físicos, matemáticos, informáticos e ingenieros trabajan todos a una), por sus implicaciones en diferentes campos de la Física (Física Teórica, Cosmología, Física Aplicada, Física de Materiales…), y por  su pertenencia a  la misma frontera de la Física, esa zona que linda peligrosamente con la Filosofía y que lleva al ser humano al conocimiento de lo más íntimo de la Naturaleza, resultado de siglos de evolución del saber humano que nos ha llevado a estar donde hoy estamos, por mucho que algunos quieran llevarnos de vuelta a las cuevas del paleolítico.

    Prepárense: nos vienen noticias científicamente inexactas y sensacionalistas sobre el bosón de Higgs, con molestos titulares usando “la partícula de Dios”.

    El pasado cuatro de julio de 2012 el CERN aireaba la noticia, se había detectado una partícula consistente con el bosón de Higgs. Como era de esperar ante un acontecimiento así, todas las agencias de comunicación se hicieron eco de la noticia y durante un par de días, el bosón de Higgs y la Física de Partículas estuvo en boca de propios y extraños. De las tonterías y despropósitos que se han oído estos días, surge esta entrada que  trata de complementar mi entrada anterior sobre el asunto, bajando un escalón conceptual y sin pretender explicar la Física del asunto, si no más bien algunos conceptos básicos que considero están mal interpretados o tratados por los medios de comunicación generalistas. A quién quiera profundizar le animo a que se lea la mencionada entrada anterior, y bucee en los enlaces que contiene.

    ¿Qué se ha descubierto?

    Una nueva partícula fundamental. Muy probablemente la que faltaba para cerrar un modelo de la materia que los físicos han utilizado con éxito durante décadas: el modelo estándar.

    Desde que se planteó este modelo de partículas fundamentales de la materia, allá por los setenta, se han ido descubriendo o encajando en esta teoría todas y cada una de las partículas que predecía: seis quarks y seis leptones. Adicionalmente, se definen también las partículas que portan cada una de las cuatro interacciones que se dan en la naturaleza (bosones de gauge):

    En toda esta ensalada de partículas no se explica porqué unas partículas tienen más masa que otras, o incluso algunas como el fotón, carecen de ella. Por coherencia interna con el resto de la Teoría Cuántica de Campos (matriz del modelo estándar), el físico teórico Peter Higgs postuló la existencia de un campo de fuerzas (o interacción) cuyo bosón de gauge correspondiente sería el famoso bosón de Higgs. Desde entonces los físicos están de cacería para su detección.

    ¿Se ha descubierto entonces el bosón de Higgs?

    Seguramente. Aún considerando que sí, hay que tener en cuenta que el modelo estándar no es el único modelo que predice bosones de Higgs. De hecho uno de los modelos de más aceptación en el mundillo, que se encuadra dentro de las Teorías de Supersimetría, SUSY para los amigos, es el Modelo Supersimétrico Mínimo (MSSM), el más “sencillo” de los ofrecidos por esta otra teoría y que tiene el inconveniente de que duplica las partículas (quarks y leptones), y encima predice cinco tipos de bosones de Higgs, incluidos dos de ellos que son indistinguibles del correspondiente al modelo estándar. Por tanto aún llegando a la conclusión de que efectivamente el bosón de Higgs cuadra con el modelo estándar, ni siquiera entonces, podremos descartar SUSY por el momento.

    Esto no hace que el análisis de los datos de las colisiones obtenidas pierda un ápice de interés, nos servirá para confirmar, para descartar o para perfeccionar las teorías de las que se dispone. Al fin y al cabo ese es el método científico.

    ¿Por qué se analizan los eventos en diferentes instrumentos?

    Uno de las características que hace problemático la detección del bosón de Higgs es que se desintegra (decae) convirtiéndose en otras partículas antes incluso de tocar ningún detector. Para liar aún más la cosa esta colección de partículas generadas por la desintegración de Higgs no son exclusivas de este tipo de interacción, y los rastros de los diferentes procesos producto de las colisiones, complican mucho la detección de aquellos que se deben específicamente a la desintegración de la partícula buscada.

    Afortunadamente, el Modelo Estándar predice la probabilidad de estos sucesos y sus tiempos de desintegración, y por tanto se ha podido calcular como variará la señal medida cuando se hayan dado sucesos Higgs. Cómo hay diferentes sucesos hay diferentes canales de detección a ser analizados en también diferentes detectores.

    La dificultad añadida es que precisamente los sucesos menos probables (los que menos se producen) son los que generan una señal más clara, de ahí que el anuncio se haya hecho sobre los datos de uno solo de estos canales: el correspondiente a la desintegración del bosón de Higgs en dos fotones, que tiene una frecuencia del 0.2% (dos desintegraciones de este tipo cada 1000):

    Así que quedan muchos datos por analizar, y muy probablemente de ese análisis surjan nuevas evidencias que acorralen al bosón de Higgs. En todo caso habrá que esperar al menos lo que queda de año para tener nuevos anuncios en una u otra dirección.

    Más información sobre este asunto se puede encontrar en esta entrada de La Ciencia de la Mula Francis.

    ¿Por qué tanta precaución al presentar el descubrimiento?

    Respuesta rápida.- Porque esto es Ciencia Básica, no es Economía (no se ufana en pronosticar el pasado), ni Cambio Climático (no hace quinielas sin comprender primero lo que analiza) 👿

    Respuesta elaborada.- Porque es muy pronto para echar las campanas al vuelo. A pesar de que se están presentando resultados extraoficiales en un intervalo de confianza superior a los 5σ (una explicación de que significa esto con enlaces la expuse en este comentario de la otra entrada), algo muy cercano a la certeza absoluta incluso en Ciencias tan extraordinariamente exigentes como la Física de Partículas; oficialmente se habla de intervalos de confianza en torno a tres en cada canal de detección. Se tardarán meses hasta que se de un valor de intervalo de confianza fijo para anunciar que, sin dudas razonables, se ha encontrado el bosón de Higgs.

    ¿Qué tiene esto que ver con Dios?

    Nada.

    Lo de la partícula divina es un sobrenombre especialmente desafortunado. Primero porque molesta al propio Peter Higgs, un ateo consumado, que sin embargo considera que tal nombre puede ofender a muchos creyentes.

    Dice la leyenda que el sobrenombre “la partícula de Dios” fue extraído del nombre original de un libro de Leon Lederman, “the Goddamn Particle” (La partícula Maldita), que fue capado por el editor y convertido en “the God Particle” por criterios puramente comerciales.

    En cuanto a las implicaciones teológicas de este descubrimiento, creo que son las mismas que pueda haber tenido la consecución de la Copa de Europa de Fútbol, sobre la próxima cosecha de uva en la Mancha. La Ciencia no puede (y no debe) meterse en áreas que le son ajenas. Y la dimensión espiritual o trascendente del ser humano (o sus creencias) es algo que es imposible de medir, calcular o modelizar, por tanto nunca un descubrimiento científico podrá (o deberá) influir el las creencias íntimas de las personas, ni en última instancia demostrar la existencia (o no) de un Dios creador.

    ¿Y esto para que sirve -con la que está cayendo?

    Hay una anécdota sobre Michael Faraday, que dice que cuando presentó en una conferencia su descubrimiento de la inducción magnética, una señora que por ahí andaba, le preguntó:

    – Señor Faraday, ¿para qué sirve todo eso que nos ha contado?

    A lo que Faraday replicó:

    – Señora, ¿Y para qué sirve un recién nacido?

    Hay otra versión que cambia la respuesta de Faraday:

    – Señora, dentro de unos cuantos años pagará impuestos por esto.

    Ciertas o no, cualquiera de las dos respuestas son muy ilustrativas de para que sirve la Ciencia básica, y muy especialmente, por fundamental, la Física.

    Por tanto ¿se puede hablar de las aplicaciones de un descubrimiento de esta importancia sobre la naturaleza de la materia? Si, se puede y se debe, pero hay que tener en mente que en muchas ocasiones, en la Historia de la Ciencia, las aplicaciones de un descubrimiento son insospechadas en el momento del hallazgo.

    El ejemplo de Faraday (y Maxwell, Hertz…) no es único, la Historia está plagada de ellos, por ejemplo el conocimiento de la estructura atómica de la materia, de la mano de la Física Cuántica, ha supuesto importantes desarrollos en Química, Biología, Medicina, Ingeniería, Electrónica, Informática, Comunicaciones… cambiando el mundo para siempre. Al final del camino, la misión de la Ciencia es entender cómo funciona la naturaleza en la medida de lo posible. Ingenieros, visionarios, inventores, y por desgracia también políticos, se encargan finalmente de la tarea, más prosaica, de buscar su utilidad y eventualmente su aplicación al uso cotidiano y comercialización.

    Bien, pues con esto en mente, y sabiendo que el hallazgo de una partícula que certifique la validez de un determinado modelo, es un paso en el conocimiento del mismo calado que la Mecánica Cuántica… ¿Alguien es capaz de prever sus aplicaciones? Yo no.

    Hay que tener en cuenta además, que en un proyecto de esta envergadura, de tantos años, países y científicos involucrados, y con las características multidisciplinares comentadas antes, produce automáticamente una cantidad de I+D+i en una variedad de campos, que es muy dificil cuantificar a vuela pluma el retorno tecnológico que se está produciendo en tiempo real durante la vida del proyecto:  no poca investigación y desarrollo en cálculo numérico e Ingeniería de Software, por no hablar de Ingeniería clásica, Física de Materiales, aplicaciones/software/hardware en diferentes campos de Física Médica, etc, etc…

    Pero sin embargo si que se pueden bosquejar algunas de las innovaciones que YA  tenemos con nosotros. Por ejemplo Internet, que aunque no se puede decir que naciera en (o por) el CERN, lo cierto es que algunas de sus tecnologías fueron desarrolladas allí, hasta el punto que la primera página de la WWW, estaba alojada en el CERN y la mayor parte de la gente que colaboró en el proyecto trabajaba también allí.

    Este vídeo por ejemplo explica una aplicación directa del LHC, un tratamiento de radioterapia super localizada que ya se aplica en algunos países.

    Puede ser interesante también la lectura de este artículo de 2008, El CERN y la innovación – Las entrañas de la materia, que aborda además entre otros asuntos, aspectos como las patentes, la transferencia tecnológica y el retorno industrial, las inversiones estatales, etc…

    Si hablamos de dinero, podemos examinar el presupuesto del CERN para 2010 según Wikipedia.

    Member state Contribution Mil. CHF Mil. EUR
     Germany 20.30 % 225.8 174.0
     France 15.63 % 173.8 134.0
     United Kingdom 14.64 % 162.8 125.0
     Italy 11.64 % 129.4 99.5
     Spain 8.89 % 98.9 76.1
     Netherlands 4.55 % 50.6 38.9
     Belgium 2.82 % 31.3 24.1
     Norway 2.76 % 30.7 23.6
     Poland 2.66 % 29.6 22.8
     Switzerland 2.41 % 26.9 20.7
     Sweden 2.40 % 26.7 20.5
     Austria 2.25 % 25.0 19.2
     Greece 1.93 % 21.5 16.5
     Denmark 1.76 % 19.6 15.1
     Finland 1.49 % 16.5 12.7
     Portugal 1.18 % 13.1 10.1
     Czech Republic 1.08 % 12.1 9.3
     Hungary 0.69 % 7.6 5.8
     Slovakia 0.60 % 6.7 5.2
     Bulgaria 0.32 % 3.6 2.7
    Total 100 % 1112.2 855.5

    Exchange rates: 1 CHF = 0,88 EUR (beginning 2012)

    (En la Wikipedia en español, siempre un paso como mínimo por detrás de la versión anglo, nos da el presupuesto de 2009 por si alguien la quiere consultar)

    El ejercicio podría ser comparar los 76 millones de € que nos gastamos en el CERN en el 2010, con los 62000 millones que nos va a costar rescatar a los bancos, los casi 50000 millones del déficit de tarifa eléctrico, o por cambiar de palo, los 175 millones de € que se reparten patronal y sindicatos en subvenciones para cursos de formación.

    En pocas palabras, que cuando criticamos los millones que nos cuestan unas instalaciones como el CERN, tenemos que tener en cuenta que es una inversión que ya está hecha en su mayor parte, y de la que ahora se empiezan a recoger los frutos. Y que si tenemos en cuenta en las estupideces que se gastan el dinero nuestros amados dirigentes, menos nos escandalizarán las migajas presupuestarias que supone un templo de la Ciencia Básica como este.

    Propina

    Un espléndido vídeo que resume más o menos todo lo explicado en estas entradas dedicadas al Bosón de Higgs.

    The Higgs Boson Explained from PHD Comics on Vimeo.

    For more videos and comics by Jorge Cham and Daniel Whiteson, visit http://www.phdcomics.com/higgs

    This video made with the support of the University of California at Irvine.

    http://www.phdcomics.com

    Se me olvidaba, minutephysics también nos regala una animación que merece la pena ver:


     
    • Sefuela 13:23 on 09/07/2012 Permalink | Reply

      Muuuu buena. Caray, me he enterado hasta yo.

      Fantástica la parte de las aplicaciones y de la comparación con la Economía. Ya lo dijo Alfred E. Neuman: “Economics is the science that tells you the best time to buy anything was six months ago” Mad magazine, allá por 1980

      • Eclectikus 13:28 on 09/07/2012 Permalink | Reply

        Gracias Sefuelix 😉

        Qué conste que era sin ánimo de ofender (mucho). 😆 (a los economistas y a los periodistas me refiero, a los alarmistas del clima que les den)

        • Sefuela 08:17 on 10/07/2012 Permalink

          No se puede sentir uno ofendido cuando se cuenta una verdad que es aplicable a la gran mayoría de los economistas :-) .Así que si se me pasó por la cabeza contener la respiración hasta ponerme morado, como el hijo de Sopalajo de Arreriez y Torrezno con Asterix, ese pensamiento se marchó a velocidad de neutrino superlumínico 😉

          Por cierto, a propósito de lo que te pregunta Plaza. Entonces, a nivel subatómico, como la gravedad es despreciable, y en vez de masa hablamos de energía, yo dejo de estar fornido y paso a ser superenergético??? 😀

        • Eclectikus 09:34 on 10/07/2012 Permalink

          Me alegro, porque en realidad no eras el tipo de economista al que iba dirigida la coz.

          Sobre los excesos de peso (o masa) siempre puedes plantearlo así :)

    • plazaeme 13:47 on 09/07/2012 Permalink | Reply

      Gracias, muy bueno.

      El Higgs es responsable de la masa. Afecta a unas partículas, dotándolas de inercia (dificultando el cambio en el movimiento). La cosa que me corroe es, ¿qué relación tiene con la gravedad? Esto es, por qué son iguales la masa inerte que la masa pesante?

      • Eclectikus 15:18 on 09/07/2012 Permalink | Reply

        ¿Qué relación tiene con la gravedad? No se sabe, la gravedad está desterrada de todas las teorías que funcionan, y tienes que irte a las teorías exóticas para poder relacionarlas con el resto. El problema es que este tipo de teorías, como las diferentes teorías de cuerdas, multiversos etc, son hoy imposible de validar empíricamente, y como no hay un IPCC que las pase por la turmix, ni hay un consenso artificial, ni hay un anuncio de que alguna en particular es la correcta. Se hará cuando haya predicciones que se puedan medir en laboratorio, mientras son teorías más o menos bonitas, pero no se puede contar con ellas como parte de la Física probada. Por eso muchos teóricos de cuerdas se emocionaron tanto al principio cuando se habló de neutrinos superlumínicos, porque las supercuerdas predicen su existencia.

        Ten en cuenta también que hablamos de Físicas de Partículas, en cuyo mundo la interacción gravitatoria es totalmente despreciable en comparación con las otras tres interacciones en liza (nuclear fuerte, electrodébil y electromagnética), que son las que pretende unificar el Modelo Estándar o alguna de sus primas.

        • plazaeme 17:39 on 09/07/2012 Permalink

          Sí, sí, lo sé. Pero el problema es que no hablamos de que masa inerte es aproximadamente igual a masa pesante, sino que son iguales. Como en idénticas. Como en la misma cosa. Por eso dudo (me atormento) pensando en que algo que explique la masa, sin explicar la gravedad, no está explicando demasiado.

        • Eclectikus 18:31 on 09/07/2012 Permalink

          Si está explicando mucho Plaza, a nivel de Física de altas energías. Conviene en Física de partículas olvidarse de la masa inerte y tener en mente algo así como “cantidad de materia”. Ni siquiera se utilizan unidades de masa para habla de masa en estos campos de la Física, se utiliza por contra unidades de Energia (eV).

          La raíz de la cuestión es que el concepto de masa (y de inercia) definido por Newton, y su conversión en una fuerza (Peso) se hace implícitamente porque se considera la masa en un campo gravitatorio. En Física de Partículas se desprecia esta interacción, y se hace porque poco pinta en comparación con las otras interacciones. Por eso se dice que el bosón de Higgs no tiene nada que ver con la Gravedad, en el marco del modelo estándar lo que explicaría la gravedad serían los gravitones, hoy partículas teóricas.

      • Eclectikus 15:36 on 09/07/2012 Permalink | Reply

    • Cathlyn Schizo 16:23 on 09/07/2012 Permalink | Reply

      Me ha encantado, Ecleck, pero me parece fatal (sin ánimo de ofender) el agravio comparativo presupuestario. Al fin y al cabo, un 5º puesto no está nada mal. Y, gracias a Dios, espero que eso no tenga nada que ver con rescates, primas ni leches. Para una vez que se lo dejan en algo diferente a RRPP en Ghana, mejor no criticar, ¿no?

      Me ha encantado, de verdad, muchas gracias :))

      • Eclectikus 18:15 on 09/07/2012 Permalink | Reply

        Me alegro Cathlyn… aunque ahora lo tenías más fácil después de haberte leído el libro de Murray Gell-Mann que te regalé (The Quark and the Jaguar: Adventures in the Simple and the Complex) 😉

        • Cathlyn Schizo 18:24 on 09/07/2012 Permalink

          Ffffffffffffffffffff. ¡¡¡No me atrevo a confesar!!! ¿De verdad tiene algo que ver el quark con Ghana?. Jajajaja. Vuelvo a desaparecer. Ya te contaré 😉

          (qué vergüenza no torera) 😛

          Si yo te contara lo que pasó…

    • viejecita 16:50 on 09/07/2012 Permalink | Reply

      Pues esta vez lo he disfrutado. ¡Como hasta los dos vídeos de dibujitos del final, no había una sola fórmula, no me ha entrado el pánico, y he leído todo con fruición. Me hace gracia, por cierto, que en el artículo de 2008 que enlazas, hablen tanto de la importancia de las patentes y de la propiedad intelectual, y de las licencias a las empresas para que desarrollen tecnologías basadas en trabajos del CERN, y que ni Plazaeme ni tú hayáis dicho que no estáis de acuerdo… ¿ O en ese caso sí lo estáis ?
      Que conste que yo estoy totalmente a favor de la propiedad intelectual y de las patentes y las licencias, siempre que el coste para las empresas que vayan a utilizar esas tecnologías, y desarrollarlas en aspectos concretos, no sea tan alto que les arruine de entrada y les impida avanzar a su vez.
      Me ha gustado mucho que los del CERN sólo patentasen como el 60% de sus descubrimientos, es decir, los que les parecían utilizables por las diferentes industrias, y que en cambio el código, y la ciencia de base fueran en abierto..

      A ver si ahora, en caliente, soy capaz de ir al artículo anterior tuyo, y releerlo con calma, sin dar la espantada.
      ¡Muchas gracia por un artículo , y unos enlaces estupendos !

      • Eclectikus 18:22 on 09/07/2012 Permalink | Reply

        Muchas denadas V. :)

        Yo estoy favor de las patentes tecnológicas, además uno de los problemas que tenemos en España es que no tenemos patentes de este tipo. igualito que USA.

        Por otro lado la Ciencia no tiene patentes sino autores, y eso me parece bien. Otra cosa es ciertos contenidos que no me parece que deban estar regidos por patentes industriales, es el caso de la world wide web.

    • octavio 20:41 on 09/07/2012 Permalink | Reply

      Discepoooooo totalmente… el Boson de Higgs no solo es una particula divina, es que es “divina de la muerte” y es totalmente UP , no como esa orterada del Quark TOP, que encima se pega a las lorzas y que totalmente Down.

      • Eclectikus 20:49 on 09/07/2012 Permalink | Reply

        ¡Eso digo yo! Hagamos un escrito al CERN de que queremos un bosón de Higgs divino ¡YA! 😆

        (y bienvenido a estos pagos)

    • plazaeme 21:52 on 09/07/2012 Permalink | Reply

      • Eclectikus 22:14 on 09/07/2012 Permalink | Reply

        Un Crack, uno de mis blogs de cabecera, ya no solo por el cambio climático, qué también, por que me hace reír bastante con sus burradas 😆

    • batlander 01:26 on 11/07/2012 Permalink | Reply

      Me ha parecido una entrada muy interesante Eclectikus. A partir de ella me han surgido ciertas dudas, bueno, basicamente es una dentro de una reflexion.

      Se podria decir que el Boson de Higgs es es la interaccion que provoca que las particulas esten cargadas de masa o no? Algo parecido a la carga electromagnetica positiva y negativa vaya. Y si es algo parecio, no podria haber 3 estadíos: con masa / sin masa / con antimasa? Aunque esto ultimo ya es inventiva mia xddddd

      Para terminar, y despues de leer y oir lo que dicen los periodistas sobre el tema. Eso de que es el cemento del universo es un poco chorra no? El cemento mas vien seria la nclear fuerte diria yo. Y, esto esta conectado con el tema de las supercuerdas? Porque oi a un teoricamente experto sobre el tema que no paraba de hablar sobre el tema pero lo que saco de tu entrada es que esto certifica la teoria estandard. Que luego tenga algo que ver, pues igual, pero es que no paraba de relacionarlo….

      Saludos

      • Eclectikus 08:51 on 11/07/2012 Permalink | Reply

        Gracias batlander.

        A ver, se pueden hacer muchas analogías, más o menos acertadas, pero hay que tener en cuenta que no son más que eso, analogías, metáforas o simplificaciones de una teoría que es compleja desde un punto de vista conceptual y también por su aparato matemático. El bosón de Higgs no sería la interacción sino la partícula portadora del campo de Higgs, igual que el fotón lo es de la interacción electromagnética. Y en ese sentido relacionar masa con carga es válido como analogía.

        Y eso ocurre con el cemento de los periodistas, posiblemente sugerido por la explicación metafórica de como funciona el campo de Higgs… no está mal tener ciertas analogías para hacerte una idea visual del asunto, pero conviene tener muy en cuenta que no son más que simplificaciones de mercadillo, y que la Física que subyace es bastante más compleja.

        Las teorías de cuerdas están en otro dimensión teórica, no tienen nada que ver con el modelo estándar (ni tampoco con SUSY). Pero ocurre que muchas de las partículas que se han encontrado ya y que son explicadas con éxito por estos modelos, se incorporan a las teorías de cuerdas dado que si esta alguna vez prospera (se valida empíricamente) deberá explicar lo que ya sabemos que existe. Por ello los Teóricos de cuerdas están tan excitados como todos los físicos, porque no dejan de ser nuevos datos sobre la realidad en un campo que no es fácil obtener datos (el CERN tardó diez años en construir el LHC, dos años en empezar a producir colisiones, y dos años más en tenerlo plenamente operativo).

    • viejecita 09:52 on 18/07/2012 Permalink | Reply

      Dos cosas:
      -Espero que el hilo “Angel Falls” en SisB no signifique que te has caído y te has roto un hueso o algo. (llevas muchos días cuasi invisible )

      -- Como en SisB, me suele mandar al spam directamente, te pongo lo que he puesto allí sobre el “poema astrofísico”, que me ha parecido la repanocha : Y de verdad espero que si me lo aprendo de memoria, sin entenderlo del todo, un día mi cabeza haga “click”, y me dé cuenta de que está todo clarísimo.

      Loved the poem. Am going to learn it by heart, so that one day, I find out I understand it all. I usually hate poetry, only like some Tennyson, some Roger Mc Cough, a very few Larkin pieces, but this is GREAT.
      Thanks for bringing it to SisB !

      • viejecita 09:54 on 18/07/2012 Permalink | Reply

        Roger Mc Gough ( no Cough ). Ya siento

      • Eclectikus 16:41 on 18/07/2012 Permalink | Reply

        Hola V. Estoy bien aunque llevo desde el domingo con un dolor bastante puñetero de muelas :( que me deja pocas ganas para escribir… Pero tengo una lista de entradas en el disparadero que irán cayendo.

        El poema que publiqué en SisB me encanta, sobre todo por que es real aunque no lo parezca (y encima no es único)… ¡Viva la creatividad!

        Es curioso Science is Beauty, nunca deja de sorprenderme, normalmente tengo entre 50 y 100 nuevos seguidores diarios publiqué o no. Pero de tanto en cuanto alguna entrada sale en el radar de Tumblr, o alguien lo mete en digg it o en otro lado y de pronto me encuentro que de un día para otro tengo 3000 nuevos seguidores y 20000 visitas en un día (oO)… increíble :)

  • Eclectikus 16:05 on 04/05/2012 Permalink | Reply
    Tags: , , Filosofía, , , ,   

    Gustavo Bueno sobre la crisis de España: el franquismo, el mito de la transición, y la degeneración Zapateril. 

    ¿Conocéis a Gustavo Bueno? ¿No? Pues es un tipo muy interesante -casi todos los filósofos lo son, y como abanderado del Materialismo Filosófico, una de las personalidades de la Filosofía hispana más reconocibles del siglo XX.

    En la red puedes acceder a todas sus cosas en la Fundación Gustavo Bueno (también en Facebook), donde podrás cotillear además otras de sus creaciones, como las revistas El Basilisco, El Nódulo Materialista o El Catoblepas, verdaderos oasis para cualquier persona que quiera salir del páramo intelectual reinante en la red.

    Clic para visitar una interesante entrevista a cuenta de su libro “El fundamentalismo democrático”

    Este vídeo que traigo hoy me ha gustado mucho, y por eso lo pongo aquí. El profesor Bueno es entrevistado en un programa de la televisión mexicana (plazadearmas.tv), y da un buen repaso, plagado de anécdotas, a la historia reciente de España. Es un poco largo, pero creo que merece la pena echar el rato. Para los impacientes abajo pongo los tiempos de algunas de las perlas.

    Perlas seleccionadas
    • Minuto 14: Sobre la libertad de cátedra en el franquismo, y cómo se dio cuenta de que podía decir lo que quisiera siempre que no nombrara a Franco, porque los policías mendrugos lo único que hacían era tomar nota de los nombres.
    • Minuto 17: Habla de cuando se publicó el Tractatus de Wittgenstein, traducido por Tierno Galván en los cincuenta, y como luego se lo intentaba vender el mismo Tierno como la gran novedad positivista necesaria para sacudir a la “clerigalia” en lo setenta. Y cómo paradójicamente el descubrió El Círculo de Viena gracias a un sacerdote catalán en los primeros cuarenta.
    • Minuto 24: Un repaso a la verdadera entidad intelectual de gente como Juan Ramón Jimenez, Lorca,  Goytisolo, Cela, Arrabal… haciendo una interesante distinción entre lo que ellos llamaban en Salamanca la gente de Románicas (Literatura, Historia…) y los que estudiaban Ciencias o Filosofía pura, y como cuando el criticaba (desde el punto de vista intelectual) a personajes como los antes mencionados, le llamaban bárbaro, a lo que el replicaba: vale yo soy un bárbaro, pero tu eres un imbécil.
    • Minuto 34: Sobre las manifestaciones del 1 de mayo rebautizadas durante el franquismo como San José Obrero. También comenta las ideas de Carrillo de seguir con las guerrillas (que tenían como respuesta la represión del régimen, sin guerrillas hubiera habido menos represión) abortadas por el mismo Stalin.
    • Minuto 43: Aquí empieza la crítica al Zapaterismo y a la política actual en España. Por supuesto estacazos a Zapatero y a sus gobiernos, a los que considera casi tan analfabetos como los participantes del 15M; y especialmente en comparación con los obreros de hace 30 años, con los que se podía hablar de Marx, Hegel, Baudelaire Godelier (minuto 48)… ahora “no saben ni que existen estos nombres“. Ahora, dice, manejan tres conceptos simples “el Proletariado“, “el Capital“, y “los Mercados” sin tener la más ligera idea de lo que significan.
    • Minuto 51: Una queja sobre una actitud que muchos hemos sufrido tanto en la vida digital como la real, que cuando les discutes las cosas de una manera razonada, te insultan, te llaman fascista, y entonces acabas en un callejón sin salida: ¿qué se puede discutir con estas gentes?.

    En fin, una muy recomendable charla, que llega a un triste diagnóstico sobre la política española actual: no estamos en una confrontación entre izquierda y derecha, sino en una lucha entre unos que son cretinos y otros que no lo son. Y yo creo que tiene más razón que un santo, que por ahí van los tiros.

     
    • Esopra 17:30 on 04/05/2012 Permalink | Reply

      y “los Mercados” sin tener la más ligera idea de lo que significan.
      ——————————————————————————————————-
      ¡Tenemos una misión, un apostolado!

      • Eclectikus 18:03 on 04/05/2012 Permalink | Reply

        Je, je, je… lo malo es que nos ha salido un duro competidor 👿

        • Alf On 18:26 on 04/05/2012 Permalink

          Disfruté con su libro sobre las izquierdas.

          Un oasis en este páramo intelectual, totalmente de acuerdo.

          “Camino de Progredumbre”… que bueno.

        • Esopra 22:04 on 04/05/2012 Permalink

          Ah, vale, ya lo habéis visto.

          Lo de “pogredumbre” es magnifico, mañana mismo lo usaré para atizar.

        • Eclectikus 22:17 on 04/05/2012 Permalink

          ¡Uy! Es que estas cosas (todo lo enfermizo) vuelan en Facebook y en Twitter 😆

        • viejecita 09:43 on 05/05/2012 Permalink

          He visto también la entrevista a Pedro Schwartz.
          Dice cosas muy parecidas a las que dice Ron Paul, en su diálogo contra Krugman ( que está en PlazaMoyúa en el hilo Paul versus Paul ).
          Otro libro para encargar.
          Pedro Schwartz era una de las razones por las que comprábamos todos los días El Pais en casa. Hasta que le permitieron a Maruja Torres llamarle gili—-- con todas las letras, y él, como es un señor, no dijo nada, y dimitió.
          En casa no hemos vuelto a comprar ese periódico desde entonces.

    • Esopra 17:32 on 04/05/2012 Permalink | Reply

      Bah, mira que lo he intentado, pero están taaaaan agustito en su bucle…

    • viejecita 17:46 on 04/05/2012 Permalink | Reply

      ¡ Que buena pinta tiene ese video !
      Hoy ya no puedo, que no estoy sola en el salón, y no puedo ver algo tan largo, y con sonido, pero mañana a la mañana, con mis tres neuronas a pleno rendimiento para poder disfrutar de verdad, lo veo y comento.

      • Eclectikus 18:06 on 04/05/2012 Permalink | Reply

        A mi me ha encantado, dice de manera clara y diáfana lo que muchos pensamos de la decadencia política española. Creo que te gustará.

    • plazaeme 22:30 on 04/05/2012 Permalink | Reply

      Me ha llegado al alma lo de “muy cortos de talento” para explicar lo de nación de naciones. Un frescor también esa visión no sesgada sobre el franquismo y la España de entonces. Es como estar acostumbrado a versiones de las cosas contadas por borrachos y drogados, y de repente llega un cuerdo. Orteguiano me parece. Muy bueno.

      • Eclectikus 22:41 on 04/05/2012 Permalink | Reply

        Todo un torrente de lucidez. Supongo que ya conocerías al personaje, y el Catoblepas, que a veces tiene artículos demasiado densos, pero que da gusto leer… un fuente de optimismo para el género humano.

    • viejecita 08:52 on 05/05/2012 Permalink | Reply

      Acabo de ver el video con la entrevista para Plaza de Armas.

      Me ha encantado, y ahora mismo voy a llamar a mi librería a que me preparen todos los libros del Profesor Gustavo Bueno, para leerlos. ( Sabía de él, pero no había leído ninguno de sus libros).
      Me han encantado especialmente un par de cosas de la entrevista, o más bien tres:

      -- La que tú mismo resaltas, donde pone a caer de un burro a los poetas del 27, ( que odio, porque me parecen cursis, efectistas y sin contenido ), y a los Goytisolo etc etc. Que me parecen insoportables.

      -- Lo que dice de Tierno Galván.

      -- Lo que dice sobre la frase “Montesquieu ha muerto”, explicando que el que lo dijo no había leído a Montesquieu, y sólo sabía de él por folletos ( lo que los americanos llaman cliff notes, que les ayuda a pasar exámenes sin leerse los textos. Esto del paréntesis es una cosa que digo yo, no lo dice el profesor ).
      Porque el que dijo aquello fue Alfonso Guerra. Al que yo tengo bastante ley, que fue de los que impulsó la Ley Boyer, y porque me encantaba verle en sus mano a mano con Abril Martorell ( que fue uno de mis héroes de la época ), aunque me parecía (Guerra ) un poco demasiado sentimentalón para poder ser un buen gobernante. El caso es que tengo a Guerra como el típico empollón, y estoy convencida de que , si cuando dijo lo de Montesquieu no lo había leído, ahora que tiene más tiempo habrá puesto remedio a ello.
      Y me gustaría que alguien le hiciera una entrevista, y le preguntase lo que piensa ahora sobre su famosa frase “Montesquieu ha muerto”, y si no convendría resucitarlo.

      ¡Así que muchas gracias, que me has dado lectura para bastante tiempo !

      • Eclectikus 11:11 on 05/05/2012 Permalink | Reply

        ¡Me alegro! Veo en Facebook que la entrevista ha gustado a mucha y variada gente, sorprendente por un lado pero esperanzador por otro, queda mucha gente todavía sin hacer la digestión de las ruedas de molino del pensamiento único.

        Totalmente de acuerdo con la crítica intelectual de los viejos mitos culturales, hay mucho esnobismo en el Arte, y eso es una circunstancia que se ha agravado en el siglo XX y que no tiene pinta tampoco de enderezarse. Y es algo que me irrita especialmente… será porque lo he sufrido directamente en la familia. El tema da para una entrada, o para un blog entero de crítica al posmodernismo cultural, otro de los cánceres intelectuales de la humanidad. ¡Puag!

        En cuanto a Alfonso Guerra a mi me pasa un poco lo mismo, siempre lo he considerado de lo salvable del socialismo español, y es a un tipo al que tengo bastante respeto, por su cultura (que no puede disimular) y por su gracia andaluza que siempre me ha hecho mucha gracia. Había una anécdota muy buena de cuando era vicepresidente, y le llamó Felipe Gonzalez a su despacho, le dijo al secretario:

        -- Dile al vicepresidente que venga ipso facto.

        El secretario se acercó al despacho de Guerra y le dijo:

        -- Señor vicepresidente, qué dice el Presidente que venga ipso facto, que quiere decir que venga inmediatamente.

        A lo que contestó:

        -- Dile al Presidente que iré de motu proprio, que quiere decir cuando me salga de los cojones

        😆 La fuente de la anécdota es una columna de Raúl del Pozo, por cierto.

        La verdad es que yo leí su biografía, que termina con el congreso de Suresnes más o menos, me gustó mucho y espero como agua de mayo la siguiente parte… por el morbo de ver como cuenta el GAL por ejemplo 👿 En todo caso no creo que Bueno se refiriera directamente a Guerra, si no más bien a los cenutrios que han repetido como papagayos su frase durante todos estos años, y aún lo hacen de hecho.

        • viejecita 11:40 on 05/05/2012 Permalink

          Pues yo le había escrito un correo a Alfonso Guerra, preguntándole sobre el tema, pero lo puse en borradores, hasta buscar el nombre de tu blog perfectamente, ( arriba, lo tengo como NMSP, para que me quepan más cosas ), y como tengo sistema operativo , y nube, nuevos, me lo ha borrado.
          Pero ahora mismo, que ya he terminado con la plancha de los sábados, lo vuelvo a escribir, y se lo mando. Que me gustaría saber lo que él piensa hoy, de Montesquieu y de aquella frase. Que estoy convencida de que si entonces no había leído a Montesquieu, ahora que tiene tiempo lo habrá hecho, y a fondo.

        • Eclectikus 12:04 on 05/05/2012 Permalink

          Jejeje, A. Guerra en NMSP… igual le da una subida de tensión, que ya no es un chaval 😉

          Yo apuesto a que si le había leído (casi desde el principio ha dirigido la sección de cultura del PSOE, algo especialmente remarcable en cuanto que su formación inicial era de Ciencias), pero vamos, tampoco se seguro. Lo que si puedo decir es que yo NO lo he leído 😉

          Por cierto acabo de ver que ya publicó en 2006 la segunda parte de sus memorias: Dejando atrás los vientos. Memorias 1982-1991 Una muestra más de mi desapego al PSOE durante todo el siglo XXI.

    • Esopra 22:35 on 05/05/2012 Permalink | Reply

      ¿Guerra salvable?

      Me preocupáis…

      Si no fuese delito, escribiría aquí lo que opino de Guerra.

      • Eclectikus 22:44 on 05/05/2012 Permalink | Reply

        Ja! Bueno, a mi es que la gente que me hace reír me mete en el bolsillo, parcialmente al menos. Hay que ser tolerante Esopra, no vale con ser solo sostenible 😆

    • plazaeme 10:26 on 08/05/2012 Permalink | Reply

      Si, claro que conocía. Pero superficialmente, no sigo mucho a los filósofos. Es una droga que dejé de chaval. 😉

      • Eclectikus 10:34 on 08/05/2012 Permalink | Reply

        Joer, pues yo me estoy reenganchando… posiblemente sea una consecuencia del alarmismo climático y sus patadas al método científico. Estos son los deberes que saqué ayer de la biblioteca:

        • Sefuela 01:37 on 10/05/2012 Permalink

          ¿Y no has pensado en cambiar un rato de camello? 😉
          Eso tiene que llevar sustancias nocivas, fijo.

        • Eclectikus 07:29 on 10/05/2012 Permalink

          😆 Qué cosas tienes Sefuelix…

    • Brurbgos 21:30 on 26/08/2012 Permalink | Reply

      Una corrección:
      “con los que se podía hablar de Marx, Hegel, Baudelaire (minuto 48)… ”
      No es Baudelaire, sino Maurice Godelier, un antropólogo marxista.
      Saludos.

  • Eclectikus 11:12 on 06/04/2012 Permalink | Reply
    Tags: , , , Filosofía, , , ,   

    Progres y católicos. Fe y Razón. Dios y Universo. 

    Cristo Llevando la Cruz - El Greco, 1580 (Clic para visitar la página de la obra en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York)

    Progres y católicos

    Es Semana Santa. Millones de católicos conmemoran la Pasión de Cristo sobrecogidos. Otros nos maravillamos de como ciertas tradiciones religiosas, trascienden la propia religión y se convierten en una apabullante manifestación cultural y humanista. Muchos otros, posiblemente los más, viven con total indiferencia estos días y no hacen mayor aspaviento.

    Pero la suma de todos los grupos anteriores no completan el conjunto del género humano, nos queda una especie que está por encima del bien y del mal, que tienen la llave de la razón y la Ciencia, y por tanto están en posesión de la verdad absoluta. Se trata de los progrepitecos hispanicus, que en estos días se dedican a hacer ostentación de sus no creencias (¿¡!?), cuando no a insultar directamente a los creyentes (católicos, claro), y de paso a los no creyentes que respetan las creencias de los demás, desde el ateísmo, o como en mi caso, desde un más laxo agnosticismo.

    Está entrada iba a ser diferente, pero he tenido que reescribirla porque uno de los cientos de memes progres anti-católicos que pululan por la red durante todo el año, me ha indignado (en el sentido tradicional del término) especialmente. Por su inoportunidad y por el gazpacho de demagogia aderezado con falacias lógicas que contiene:

    España invierte en Ciencia la mitad de lo que da a la Iglesia.

    Sin embargo los católicos con cáncer prefieren la quimioterapia al rosario.

    A vuelapluma:

    La demagogia se percibe especialmente en la primera frase: hacer comparaciones en términos de lo que se invierte en algo, frente con lo que se da (en el sentido de se regala) a la otra parte, es una clara apelación a los bajos instintos del lector desprevenido, que acepta por defecto los grandes logros de la Ciencia, sin percibir las a menudo más sutiles aportaciones de la Iglesia (la católica, claro). Y en ese sentido, me gustaría saber como cuantifica esta gente el valor turístico que proporciona el inmenso patrimonio cultural de la Iglesia, o la magnífica labor de entidades eclesiales como Cáritas, y bajando a su terreno, como se comparan estas con las subvenciones a sindicatos, el cine de ceja que nadie ve, y a ONG’s de  turismo-aventura para ceji-progres, por citar algunos ejemplos.

    El aceite del gazpacho argumental es una falacia lógica de falso dilema, porque se intenta plantear un conflicto entre los Presupuestos del Estado y las presuntas preferencias científicas o religiosas de la población objeto de la crítica.

    El vinagre lo aporta un argumentum ad odium, algo que no suele faltar en ningún debate que trate sobre la religión (la católica, claro), y siempre enfrentándola con la Ciencia, como si fueran de alguna manera comparables.

    Los tropezones están en la segunda frase, que es un silogismo disyuntivo falaz, porque establece una dicotomía que no existe: qué un católico con cáncer prefiera la quimioterapia no implica que rechace su fe (el rosario), son dimensiones que no son mutuamente excluyentes, y por descontado que un católico que va a misa puede ir al médico (e incluso llevar su rosario en un bolsillo), lo mismo que puede hacerlo un musulmán, un hindú o un ateo, en todos lo casos es muy posible que incluso el propio médico sea católico (e incluso puede llevar un rosario en el bolsillo). De hecho, en este país en concreto lo puede hacer también en el caso de que no cotice, pero ese es otro asunto.

    Un amigo de Facebook, hizo el otro día un acertado refrito de un artículo de la blogosfera que pone el dedo en la llaga de qué hay detrás de esta obcecación con la Iglesia (la católica, claro):

    En muchos casos, la izquierda funciona más como una nueva religión que como una ideología política; es por sobre todo una religión mediante la cual la gente de clase media alta evita sentir culpa por disfrutar de los aspectos materialistas de la vida frente a la pobreza del prójimo: pueden al fin darse sus gustos sabiendo que la culpa de que el de al lado pase hambre no es de ellos, que votan a “los buenos”, sino de los que ellos consideran los malvados de la “derecha”. En pocas palabras, la sociedad abandona el cristianismo, la religión de la culpa eterna, para pasar al socialismo, la religión de la culpa ajena…

    Sobre este fondo entiendo que los que se quejan de la des-ideologización de las cosas, lo hacen como los creyentes frente a la aseveración de los ateos de que dios no existe. Se niegan rotundamente a perder su guía, por más falsa e inadecuada que haya demostrado ser.

    La izquierda es una cuestión de fe, clarísimamente, porque nada demuestra su existencia. Es decir: sus logros.

    Además, la izquierda no es atea en realidad. Pelea contra el cristianismo como un dogma contra otro dogma, por competencia, pero no por amor ninguno a la libertad del pensamiento. La izquierda no gusta de la libertad, la considera de “derecha”.

    Aunque eso sí, si les cuadra en una batalla política, no dudan en besar los anillos que sean menester. La coherencia nunca ha sido lo suyo.

    Fe y Razón

    En todo este debate, por llamarlo de alguna manera porque es imposible discutir con alguien, que sin saberlo, sufre precisamente del defecto que critica, el dogmatismo; lo que más me revienta, es que confrontan Razón (o Ciencia) con Fe (o creencias religiosas, católicas, claro), descalificando por principio a las personas que tienen esas creencias e identificando teísmo (específicamente el católico, claro) con irracionalidad en los casos más suaves, y ateísmo con la racionalidad y la Ciencia. Algo que se cae por su propio peso en cuanto cruces tres palabras con un integrista ateo.

    El asunto  no es baladí desde luego y ha sido un tema de reflexión durante toda la historia del pensamiento (Platón, Aristóteles, Plotino, San Pablo de Tarso, Tomás de Aquino, Descartes, Pascal, John Locke, Kant, Feuerbach, Marx, Kierkegaard, Wittgenstein, Bertrand Russell, Karl Popper y muchos otros han desmenuzado esta polémica durante siglos), y no tiene pinta de extinguirse como a una vela que se queda sin cera, o menos aún que el asunto pueda ser resuelto por medio de cuatro memes más o menos ingeniosos.

    Juan Pablo II trató el tema de manera extensa en su encíclica Fides et Ratio, cuyo capítulo de conclusiones empieza con el siguiente párrafo:

    Pasados más cien años de la publicación de la Encíclica Æterni Patris de León XIII, a la que me he referido varias veces en estas páginas, me ha parecido necesario acometer de nuevo y de modo más sistemático el argumento sobre la relación entre fe y filosofía. Es evidente la importancia que el pensamiento filosófico tiene en el desarrollo de las culturas y en la orientación de los comportamientos personales y sociales. Dicho pensamiento ejerce una gran influencia, incluso sobre la teología y sobre sus diversas ramas, que no siempre se percibe de manera explícita. Por esto, he considerado justo y necesario subrayar el valor que la filosofía tiene para la comprensión de la fe y las limitaciones a las que se ve sometida cuando olvida o rechaza las verdades de la Revelación. En efecto, la Iglesia está profundamente convencida de que fe y razón se ayudan mutuamente, ejerciendo recíprocamente una función tanto de examen crítico y purificador, como de estímulo para progresar en la búsqueda y en la profundización. […] 

    Quizá una manera de comprobar esta compatibilidad y retroalimentación entre Ciencia y Fe, es darse una vuelta por las biografías de grandes científicos creyentes: Copérnico, Kepler, Galileo, Miguel de Servet, Sir Isaac Newton, Kelvin, Faraday, Boyle, Descartes, Bacon, Gregor Mendel, Werner Heissenberg, Max Planck, Albert Einstein…

    Otra fuente de enfrentamiento no la encontramos cuando se intenta comprobar la validez histórica de los hechos narrados en los evangelios, aflorando de nuevo los conflictos, en parte artificiales, entre fe y razón. En este aspecto concreto, y dado que estamos hoy en el corazón de la Semana Santa, recomiendo vivamente la lectura de un artículo de otro buen amigo de Facebook, Juan A. Cabrera MonteroPasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret. Se trata de un acercamiento a esta controversia, desenredando el hilo de lo que las Escrituras pretenden comunicar, y el historicismo que pueda subyacer en ellas.

    La actualización de la Pasión, por tanto, trasciende lo meramente histórico, aun sin obviarlo, y se centra en el acontecimiento unitario y salvífico sobre el cual se fundamenta la fe cristiana: la muerte y resurrección de Cristo.

    Dios y el Universo

    Para analizar la compatibilidad de nuestra visión del Universo físico con un Dios creador en general y un Dios cristiano en particular, traigo al Padre Carreira, un prestigioso Físico, especializado en el campo de la Astrofísica, Teólogo, y jesuita, que ya nos explicó en NMSP su visión sobre el Cambio Climático. En este vídeo, de un programa de una televisión católica colombiana, da un buen repaso a las diferentes dimensiones que entran en liza cuando se enfoca el concepto teológico de Dios desde una óptica netamente racional y científica, sin esquivar algunos puntos polémicos que conciernen al cristianismo en particular.

    El vídeo es bastante interesante, aunque yo eliminaría al presentador y a su ayudante sin contemplaciones, pero el caso es que recomiendo verlo entero. Para los que no queráis tragaros la hora larga de entrevista, quizá los puntos más interesantes sean:

    • 00:23.- Expone su cosmovisión católica sobre la necesidad de la existencia de un creador del Universo, y porqué creó vida inteligente en el.
    • 01:00.- Un repaso a la polémica sobre la Sábana Santa de Turín, tan interesante como coherente en sus explicaciones.
    • 01:23.- Un crítica demoledora al último libro (El gran diseño) de Stephen Hawking, con la que yo comulgo bastante, por cierto.

     


     
    • Santiago F. Barrero 14:51 on 06/04/2012 Permalink | Reply

      El otro día respondía a la “simpática” ocurrencia de un twittero que decía: “La España de Rajoy: Dios (-0%), Patria (defensa -9%, presidencia -4%, interior -4%) y Rey (-2%) mejor que I+D (-25%) y Educación (-21%)”

      No sé en cuantas falacias incurre, pero algunas son de traca:

      -- -0% a la iglesia. Normal, no le da nada así que 0-0=0 (y eso que soy de letras)
      -- -25% a la I+D. Teniendo en cuenta que no hay ciudad de España que se precie que no tenga su propio polígono tecnológico que en términos generales no ha servido para nada y que la I+D ha sido un coladero sin resultados, y que los proyectos universidad-empresa son un contubernio montado por profesores universitarios, políticos y empresas de amigos que se han repartido fondos comunitarios y nacionales para desarrollar inútiles investigaciones además recicladas… el que quiera I+D que la pague. Por ejemplo el rimbombante Basque Center on Cognition, Brain and Language montado por el patético profesor Manuel Carreiras (no confundir con el padre Manuel Carreira que aparece casualmente en este post) y el PNV para mayor gloria del secesionismo vascongado, que no sirve más que para pagar los caprichos investigatorios de ambos y figurar en los papeles.
      -- -25% en educación. La dotación de los centros públicos es obligatoria, es decir, tienes un presupuesto y te lo tienes que gastar sí o sí, lo necesites o no, además te obligan a gastar en determinado material obligatorio aunque no lo quieras (supongo que algún familiar de alguien importante tendrá una empresa de suministros) y sólo vaya a servir para almacén de polvo en los almacenes de los centros. Comprendo y apruebo que se recorte, incluso más. De la bobada de la “escuela 2.0″ no merece la pena ni hablar. La enseñanza no necesita más recursos, lo que necesita es un poco de sentido común.

      Yo les quitaba más aún, y a la investigación, ley de mecenazgo, nada de financiar egos con el dinero de todos.

      • Eclectikus 15:28 on 06/04/2012 Permalink | Reply

        Totalmente de acuerdo. No he querido entrar en las partidas de I+D porque me sangran los oídos. Conozco de modo directo financiaciones a fondo perdido, gestionadas por un subnormal y su hijo que ni siquiera alcanza esa categoría, y van directamente a los bolsillos de la sociedad anónima. Y como son fiscalizados por funcionarios ignorantes de lo que se traen entre manos, pues ancha es Castilla. Quiero pensar que no todo es así, pero me da que una gran parte, especialmente a nivel de “pequeños” proyectos, es una tomadura de pelo.

        Para que funcione el I+D en España hacen falta generaciones que sobrevivan al solar intelectual que ha quedado de la Universidad Española, o gran parte de ella. Y las universidades privadas todavía peor, son una mezcla de tomadura de pelo y expendedurías de titulitos en los campos más demenciales: Licenciado en Políticas de Género, Horticultura Sostenible, Doctor en Cambio Climático, Terapeuta Ocupacional, etc…

        Eso si, la culpa siempre será de los fachas, o de la derechona, o de Aznar y Bush, o de los judíos… Y malo si te sales de ahí. En fin, ¡señor, perdónalos, no saben lo que hacen!

        👿

      • Sefuela 15:44 on 06/04/2012 Permalink | Reply

        Yo tampoco puedo estar más de acuerdo.
        -- I+D: Tienes toda la razón. Te apunto el ejemplo del parque tecnológico del olivar, Geolit. Situado a 20 km del mínimo punto razonable, y a 200 de cualquier sitio lógico para su ubicación. Tan sólo se han instalado allí tres empresas, todas por presiones de la Junta de Al- Andalus. Está vacío en un 90%, y si se llenase tan sólo haría que se reuniesen allí unas cuantas empresas que ya funcionan, pero que tendrían un funcionamiento mucho más complicado.
        Eso sí, realizado de forma sostenible, con un “diseño en terrazas que recuerda el paraje natural del olivo y madera”, gastando gasolina a espuertas, y quedando decenas de millones en subvenciones al proyecto y la construcción realizados por gente de la cuerda.
        -Educación. Sí , te confirmo que familiares de cargos “de la cuerda” tienen empresas de suministros de papelería a las que les tienen que comprar algunos organismos públicos y semipúblicos en Andaczulía.

        • Eclectikus 15:58 on 06/04/2012 Permalink

          ¡Ahhhy Al-AndalURSS!

          Lo malo es que les va la marcha, democráticamente hablando: las fuerzas de progreso son mayoría.

      • José Martínez Rodríguez 09:46 on 13/04/2013 Permalink | Reply

        “-0% a la iglesia. Normal, no le da nada así que 0-0=0 (y eso que soy de letras)”
        ¿Así que la Iglesia no recibe nada del Estado, es decir de los impuestos que pagamos todos? Sigue así, te ganarás el cielo. No se puede ser más majadero. Un saludo.

        • Santiago F. Barrero 23:05 on 14/04/2013 Permalink

          Majadero lo será tu padre, y de tal palo, tal astilla.

          Si tienes datos, los expones, y si no, cierra tu sucia bocaza.

    • Sefuela 15:32 on 06/04/2012 Permalink | Reply

      Jopelines, Ec, vaya currada te has pegado. Estoy de acuerdo en que ciencia y Fe no son excluyentes. Yo también me declaro agnóstico, sientiendo un enorme respeto por los que tienen Fe. Incluso me siento inclinado a pensar que el famoso big bang no pudo originarse sin alguna causa última. Pero eso llevaría a que la propia existencia de Dios también podría tener causa. Las leyes de la naturaleza podrían ser una manifestación de esa existencia. En fin, que npi. Acaba siendo un tema de tener o no tener Fe, pero no se puede razonar.
      Me pondré con la documentación que apuntas en cuanto el descanso vacacional me permita rato verdaderamente tranquilo.
      Muy buena la conferencia que apuntabas en PM, además asusta un poco pero magnífica no sólo la conferencia, sino el presentador de la misma y las respuestas a sus preguntas.

      • Eclectikus 16:00 on 06/04/2012 Permalink | Reply

        Nah! 1600 palabrejas de nada, y en estas fechas me incentiva mucho escribir sobre esto cuando veo despotricar sobre los católicos en nombre de la Ciencia, dando a entender que ellos son muy listos porque son ateos, y los demás muy tontos porque creen en Dios, lo cual refleja una ignorancia superlativa… ¡¡¡puagh!!!

        En cuanto a la conferencia que puse en PM, me vino a la cabeza esta entrada en NMSP (la sexta entrada del blog) cuando me enteré de que iba Plaza con ese post 😉 A mi también me produjo cierto repelús, pero me encantó, casi me enamoro de la Doctora Rebecca 😆

        (lo bueno que tiene ser el amo de NMSP 😉 si te equivocas de lugar al dejar el comentario, lo borras, lo dejas en el sitio que le corresponde, y todos tan amigos)

    • Cathlyn Schizo 18:11 on 06/04/2012 Permalink | Reply

      Caray, qué le echa usted a las torrijas Sr. Ecleck 😉 Me ha cautivado especialmente el párrafo tras el vuelapluma.

      Sólo por enredar un poquecito , y pa que vea que los escépticos necesitados de tratamiento psiquiátrico también semos piadosos, especialmente hoy que hay luna llena, como mandan los cánones, le traigo este enlace, que creo que le gustará y algo que ver tiene con el asunto http://wmbriggs.com/blog/?p=5362

      No creo que el Sr. Briggs se pase por aquí, pero como venga… (deberían conocerse). A mí me va a costar 20-30 cambios de personalidad digerir cualquiera de las dos entradas 😀

      • Eclectikus 18:52 on 06/04/2012 Permalink | Reply

        😉 Mis torrijas son contundentes Cathlyn.

        Muy bueno el artículo, para releerlo tranquilamente… Tiene muy buena pinta este Mr. Briggs, habrá que seguirle la pista.

      • Santiago F. Barrero 18:19 on 08/04/2012 Permalink | Reply

        Me gusta el enlace, no estaría mal un debate traducido, tiene mucha chicha.

        El truco de los puntos es muy sencillo, o al menos eso me lo pareció a mí cuando lo hice. Tendré otros defectos, para compensar.

    • Esopra 00:03 on 07/04/2012 Permalink | Reply

      Pues el potaje y las torrijas, ferpectos.

    • viejecita 08:19 on 07/04/2012 Permalink | Reply

      Ayer no puse nada, porque en este tema de la religión, la católica en especial, ya me he retratado de sobra, y no me apetece volver a hacerlo cada vez que sale el tema.

      Lo que no me importa repetir, y repetir, y repetir, con ocasión y sin ella, es que para mí, lo que nos falla, a los españoles, y a los fundamentalistas de cualquier tipo, ya sean fundamentalistas religiosos, ecologistas, de izquierda, independentistas, supremacistas , etc etc, y en cualquier parte del mundo mundial, es la cortesía . O sea, el respeto por las ideas , por los sentimientos, y por las libertades de los demás. Si esa cortesía estuviera vigente, como primera obligación y derecho, creo que el panorama se quedaría mucho más claro y despejado.

      Dicho esto, el hilo me parece una pasada, realmente digno de elogio.
      Y la conferencia de la Doctora Rebecca, que me había perdido, me ha gustado tanto que se la he mandado a mi germanófilo , y a mi hijo el del extranjero…
      ¡Muchas gracias por todo!

      • Eclectikus 08:42 on 07/04/2012 Permalink | Reply

        Gracias V. :)

        Creo que lo esencial de la entrada no es la religión en si, más bien quería subrayar el desasosiego que me produce los continuos ataques a los católicos en este país, el bajo perfil intelectual y simplismo de los planteamientos que utilizan para hacerlo, y poner una muestra viviente de que racionalismo y la religión (la católica en este caso) no es una mezcla incompatible: el Padre Manuel Carreira.

        Y si, la Doctora Rebecca es un punto, a mi también me encantó 😉 una monada de chica.

        • viejecita 08:51 on 07/04/2012 Permalink

          Eclectikus
          Muchas gracias.
          Te pongo un enlace, que tiene mucho que ver con lo de la cortesía y el respeto por las libertades de los demás.
          Aviso : es del blog Anarquista 101, uno de los poquísimos blogs que visito a diario, y que suelo disfrutar muchísimo. El aviso es para que no empiece a pegar gritos de sorpresa ninguno de los progres que se asoman de vez en cuando aquí.

          http://anarquista101.com/?p=7365

        • Eclectikus 09:20 on 07/04/2012 Permalink

          Interesante Viejecita, no te hacía yo en estos círculos Ancaps 😉

        • viejecita 09:34 on 07/04/2012 Permalink

          Buenooo
          Ya sabes que soy demasiado cuadriculada para adaptarme bien a ningún círculo.

        • Eclectikus 09:39 on 07/04/2012 Permalink

          Que viene a ser lo mismo que adaptarse razonablemente bien a cualquier círculo… eso es bueno.

        • viejecita 10:36 on 07/04/2012 Permalink

          No estaría mal si así fuera. ¡Ojalá!
          Un poco como este You Tube con puzzle que traigo. Es muy antiguo, pero no me importa. Si alguien no lo conocía de antes, recomiendo que lo pare, después de ver los ejemplos fallidos, y encuentre la solución por sí mismo. Es sencilla, si se mira desde fuera. No hace falta ser ningún genio.

        • Sefuela 17:21 on 07/04/2012 Permalink

          V, yo encuentro una forma de unirlos con 3 líneas, aprovechando el teorema del punto gordo. :-)

        • viejecita 18:43 on 07/04/2012 Permalink

          ¿El teorema del punto gordo ?

        • Sefuela 01:00 on 08/04/2012 Permalink

          El que dice que dos rectas paralelas pasan por el mismo punto si este es suficientemente gordo. 😉 . Todavía no he mirado la solución, pero deduzco que tiene algo que ver con el tamaño de los puntos, y hacer trazos dentro de un papel del tamaño de un campo de fútbol. Como no marca restricciones, Si tenemos eso en cuenta, con tres trazos nos basta.

          ¿A que ya entiendes por qué los financieros encontramos trampas a todo tan fácilmente? 👿

        • viejecita 08:15 on 08/04/2012 Permalink

          Sefuela
          Si no has mirado la solución:
          Es muuuucho más fácil que todo eso.
          Pinta los puntos en medio de una cuartilla, y haz pruebas, pero sabiendo que puedes salirte mas allá de los puntos, y que con cuatro líneas rectas, vas a poder tapar todos los puntos. Si te sales y miras desde arriba, lo verás claro.

    • viejecita 12:37 on 07/04/2012 Permalink | Reply

      Me voy a limpiar la plata.
      Pero antes, dejo un post que SisB no me ha dejado poner con mi nick, en lo de San Agustín (tú me dijiste el otro día que podía hacerlo así ).

      Yea!
      In spite of having a hell of a mother, he must not have thought she was proof enough of it, and so he did not feel that he “Had to believe that women posses souls”.
      At least, that is what I understood from reading him, in my distant youth.
      Maybe, not having a soul myself, I did not properly understand what I read.

      • Eclectikus 13:47 on 07/04/2012 Permalink | Reply

        :) Muy bueno

        No se que c*ñ* pasa en SisB con el disqus de los c*j*n€$ ❓

    • Epiro 00:10 on 08/04/2012 Permalink | Reply

      La izquierda anticlerical viene a ser de la misma calaña intelectual (en su mayoría) que la de la II República, o peor si cabe, cargada de odio ciego y sin ningún lenguaje alternativo.

      Los que diferimos de los postulados católicos preferimos hacerlo sin insultar y escuchando y respetando los mismos, además, las políticas anticlericales de Zetaparo consiguieron que aquellos que estábamos más alejados de la iglesia, por lo menos pusiéramos la X en el IRPF, más que nada para hacer la puñeta al rencor cerril gubernamental de aquel entonces.

      Dos cosas para terminar, la cacareada financiación del Estado a la iglesia, no hay partidas en los presupuestos para la misma, sino en la declaración de la renta, por tanto no hay un gasto público dedicado a la misma. Quienes dicen mucho esa mentecatez del dinero público son los “artistas”, véase el matón de bares Güily Toledo por ejemplo, quien llegó a decir esa idiotez, a mi sí que me jode que mi dinero se vaya a sus truños cinematográficos.

      Y por último, dar las gracias a Viejecita por el enlace anarquista101. Tre Jolie.

      • Eclectikus 06:42 on 08/04/2012 Permalink | Reply

        Totalmente de acuerdo, yo soy también de los que marca desde hace años la x de la Iglesia, Uno de los grandes logros de Zapatero:

        Fuente: Monográfico sobre financiación de la Iglesia

      • viejecita 08:21 on 08/04/2012 Permalink | Reply

        Epiro
        Me alegro que te gustara el enlace.
        Yo voy todos los días al blog, y hay artículos fantásticos.
        ( Y eso que ya sabes que Ayn Rand no me convence demasiado ni como novelista- demasiados sermones- ni como “pensadora-filósofo”- demasiado intransigente e histérica para mi punto de vista -- )
        Pero no sólo está Rand y su escuela, y hay otras cosas que me encantan.

        • Epiro 14:37 on 08/04/2012 Permalink

          Ya veo, además de que veo que varían bastante los temas. Me gusta. Saludos.

    • viejecita 18:58 on 16/04/2012 Permalink | Reply

      Ecléctikus

      ¿Estás malito?
      Sólo pones cosas nuevas en SisB, y estos días en la Plaza Moyúa, como que no se te ve.
      Espero que sólo sea un descanso de tanto fan.
      O que estés en FB, o en Tiwt, o en alguno de tus otros blogs científicos.
      Se te echa de menos

      • Eclectikus 19:16 on 16/04/2012 Permalink | Reply

        Gracias Viejecita. Estoy bien un poco liado fuera de los blogs y quizá un poco de pereza… unas cortas vacaciones, volveré a la carga en breve 😉

        • viejecita 19:40 on 16/04/2012 Permalink

          ¡Me alegro!

  • Eclectikus 10:30 on 04/02/2012 Permalink | Reply
    Tags: Filosofía,   

    El cuestionario Proust 

    Ha caído en mis manos un libro que no conocía. Mi tía Elvira se empeñó en regalarme algo por mi pasado cumpleaños, y como siempre en estos casos me decidí por un libro. Resulta que la única librería en la zona era una especializada en pedagogía y libros de texto, así que había pocos libros de mi palo y pocas novelas y ensayos fuera del tema de su especialidad. Así que tras un rato ojeando me decidí por este libro: Vanity Fair. Cuestionarios Proust (101 personalidades reflexionan sobre el amor, la muerte, la felicidad y el significado de la vida).

    El cuestionario Proust en realidad no es de Marcel Proust, ni  tampoco de Vanity Fair. Según cuenta  Graydon Carter, editor de la revista desde 1992, en el prólogo, parece ser que es un juego de salón que popularizó la hija del presidente francés Félix Faure en el siglo XIX, y con el que Proust pasaba el rato con sus amigos burgueses. Luego publicó sus respuestas al cuestionario en un artículo titulado Confidencias de salón escritas por Marcel en su obra La Revue Illustrée XV. La verdad es que no he leído nada de el, lo intenté con En Busca del Tiempo Perdido y me pareció un tostón, por tanto no me extraña que este hombre se tuviera que buscar juegos como este para entretener a sus amigos.

    El libro cuenta además con una caricatura del genial Robert Risko por cada personaje, los cuales por cierto están seleccionados de una manera bastante heterodoxa: Lauren Bacall, David Bowie, Johny Cash, Doris Day, Oscar de la Renta, Arthur Miller, Salman Rushdie, Donald Trump, Tom Waits…

    Aquí se pueden leer el prólogo y las dos primeras entrevistas al gran Robert Altman y a Julie Andrews; aquí una interesante crónica de ABC de cuando se publicó el libro en España, y aquí una breve reseña de Carmen Carbonell en LD libros, en donde me entero que hay también una versión del cuestionario en Facebook.

    Por cierto, si a alguien le interesa, puede hacerse con el libro en inglés en amazon UK a través de este enlace Vanity Fair Cuestionarios Proust, o en español en amazon España a través de este otro enlace Vanity Fair: Cuestionarios Proust (Ilustrados (nordica), de manera que de paso me dejaréis a mi una propinilla.

    El caso es que para los que como yo, les importa un carajo el resultado de la pelea de gallos del PSOE en su aquelarre de este fin de semana, y se quieran entretener con un juego de salón del siglo XIX, sírvanse de contestar, todas o algunas de las preguntas del cuestionarios Proust, ya sea sinceramente o en coña. Yo ya lo he hecho.

    Eclectikus responde
    1. ¿Cuál es su idea de felicidad perfecta? No creo que exista tal cosa, los momentos de felicidad son contados y a menudo no contables.
    2. ¿Cuál es su gran miedo? Que me coman vivo tiburones o cocodrilos.
    3. ¿Con qué personaje histórico se siente más identificado/a? No me veo reflejado en ninguno, ya me gustaría.
    4. ¿Quién es la persona viva a la que más admira? Bob Dylan.
    5. ¿Cuál es el rasgo que más le desagrada de sí mismo/a? La ingenuidad a destiempo, la dispersión.
    6. ¿Cuál es el rasgo que más le desagrada de los demás? La envidia, la prepotencia, la maldad, el sectarismo, la avaricia, la violencia…
    7. ¿Cuál es su mayor extravagancia? Escucho Radio María por las noches.
    8. ¿Cuál es su viaje favorito? Solo o bien acompañado y sin rutas prefijadas.
    9. ¿Cuál considera que es la virtud más sobrevalorada? La solidaridad. Creo que suele ser falsa y más cercana a la autocomplacencia.
    10. ¿En qué ocasiones recurre a la mentira? No suelo mentir salvo que la verdad pueda ofender a terceros.
    11. ¿Qué es lo que menos menos le gusta de su aspecto? No le doy mucha importancia a mi aspecto, soy bastante gañán en eso.
    12. ¿Qué persona viva le inspira más desprecio? Dictadores, genocidas, violadores de niños…
    13. ¿De qué palabras o frases abusa? Conscientemente de ninguna, mis coletillas cambian por temporadas.
    14. ¿Cuál es su gran pesar? La muerte de mi madre.
    15. ¿Qué o quién es el gran amor de su vida? No se ha manifestado. Pero no pierdo la esperanza.
    16. ¿Cuándo y dónde fue más feliz? Los años de la facultad, y momentos profesionales aislados.
    17. ¿Qué talento le gustaría tener? Sin duda, el musical.
    18. ¿Cuál es su estado actual? Farmacológicamente optimista.
    19. Si pudiera cambiar una única cosa de usted, ¿qué elegiría? La dispersión.
    20. Si pudiera cambiar una única cosa de su familia, ¿qué elegiría? La muerte de mi madre.
    21. ¿Cuál considera que es su gran logro? Haber enseñado matemáticas, física y química a alumnos que terminaron estudiando carreras de Ciencias. Y de varios éxitos profesionales que paradójicamente sirvieron para que me apalearan.
    22. Si muriese y se reencarnase en una persona o cosa ¿qué cree que sería? Una distribución distinta de los mismos átomos.
    23. Si pudiera elegir en qué reencarnarse ¿qué sería? ¿En una cosa? Pues en un cometa.
    24. ¿Cual es su bien más preciado? El optimismo y algunos recuerdos.
    25. ¿Cuál es para usted la máxima expresión de la miseria? El hambre, la sed y la enfermedad, no necesariamente en ese orden.
    26. ¿Dónde le gustaría vivir? Cerca del mar.
    27. ¿Cuál es su pasatiempo favorito? Leer, escribir, hablar con gente.
    28. ¿Cuál es su rasgo más característico? Puede que sea gracioso, a juzgar por las risas que suelo provocar con mis chascarrillos.
    29. ¿Cuál es la cualidad que más le gusta en un hombre? Inteligencia, sentido del humor, bondad y generosidad.
    30. ¿Cuál es la cualidad que más le gusta en una mujer? Inteligencia, sentido del humor, bondad, generosidad y… belleza.
    31. ¿Qué es lo que más valora de sus amigos? Inteligencia, sentido del humor, bondad y generosidad.
    32. ¿Quiénes son sus escritores favoritos? Cervantes, Dashiell Hammett, Cornell Woolrich, Raymond Chandler, Vargas Llosa, Poe, Feynman, Bob Dylan y muchos más.
    33. ¿Quién es su héroe de ficción preferido? Dudo entre Don Quijote y Sancho Panza.
    34. ¿Quiénes son sus héroes en la vida real? La gente que lo da todo por los demás.
    35. ¿Cuáles son sus nombres favoritos? Me gustan los nombres judíos.
    36. ¿Qué es lo que más detesta? La violencia (física o psíquica) y el sectarismo.
    37. ¿Como le gustaría morir? De anciano, mientras duermo.
    38. ¿Cuál es su lema? El que no sabe gozar de La ventura cuando le viene, no se debe quejar sí se pasa.

     
    • viejecita 11:26 on 04/02/2012 Permalink | Reply

      Ecléctikus

      Varias cosas: Ese cuestionario ya lo preguntaban en el programa “La Edad de Oro”, en los años 70. Y me parece muy divertido cuando se lo hacen a los demás. Pero ¿quieres de verdad que contestemos tus fans a Todas las preguntas?.( algunas son comprometidas)
      El libro, lo voy a meter en mi carrito de Amazon, pero me comprometí a no encargar nada ni a comprar libros, películas o música hasta el mes de abril. Tu dirás si es mejor ponerlo ahora, o esperar a meterlo en el carrito entonces ( en relación con hacerte gasto a ti ), que tengo entendido que algún libro que metí en mi carrito a través de tu tienda de Amazon, pero luego tardé unos días en pedir, no te pasaron tu porcentaje

      • Eclectikus 12:58 on 04/02/2012 Permalink | Reply

        Que lo conteste el que quiera y le apetezca, era una coña. Por cierto en el libro ese es el cuestionario que viene en blanco para que el lector pueda rellenarlo “preferiblemente haciendo uso de una pluma de cálamo“. Además las preguntas que hacen a los vips no pasan de 24-26, osea que se eliminan preguntas, no se si con objeto editorial o si con objeto de discreción. En fin es un juego de salón.

        Sobre lo de Amazon la verdad es que no tengo ni idea si mi porcentaje se mantiene o no despues de x tiempo en la cesta. Me supongo que mi comisión no se pierde si está echa a partir de ese enlace, pero no lo se seguro. Tampoco es muy importante, más que nada estaba probando los enlaces patrocinados a ver como quedaban, si eran discretos y esas cosas.

      • Sefuela 02:56 on 07/02/2012 Permalink | Reply

        V, estamos en febrero. Yo juraría que el blackout era para marzo.

    • viejecita 15:06 on 04/02/2012 Permalink | Reply

      Ecléctikus
      Esto es OC, y encima lo he puesto también en Plaza Moyúa ; espero que no te moleste.

      En WUWT está la votación para votar a los blogs del año. No han preseleccionado a Josh, ¡Porca Miseria!, pero sí que podemos votar a Watts ( en dos categorías), a Mc Intyre, a Tallbloke, y yo he votado además al Sartorialista , (que me encanta, en la categoría de moda ).
      Debería haber sido preseleccionado SisB en el apartado de ciencia y en el de arte. A ver si el año que viene nos enteramos de como funciona la preselección, y acaba en la final.

      Espero que nos animemos todos a votar, que si yo lo he conseguido, es que está chupado. ¡Ánimo que se lo debemos!

    • Eclectikus 16:03 on 04/02/2012 Permalink | Reply

      Listo, mis votos han ido a:

      BEST CANADIAN WEBLOG: Climate Audit

      BEST SCIENCE OR TECHNOLOGY WEBLOG: Watts up With That

      BEST WEBLOG ABOUT POLITICS: The Huffington Post

      MOST HUMOROUS WEBLOG: The Oatmeal

      Y el año que viene SisB se presentará a mejor blog de Ciencia, y más que a Arte, yo creo que cuadraría más en Fotografía, pero que coño, lo presentamos a todo lo que se mueva.

    • Epiro 03:11 on 05/02/2012 Permalink | Reply

      Algunas respuestas no son muy serias, otras sí, en fin, no tengo remedio para algunas cosas.
      :)
      1¿Cuál es su idea de felicidad perfecta?
      Si fuese definible (perfecta es una definición) ya no sería felicidad, ni mucho menos perfecta.

      2¿Cuál es su gran miedo?
      Que algún día se me terminen argumentos cómicos para contestar a ejercicios como estos.

      3¿Con qué personaje histórico se siente más identificado/a?
      No es justo que siempre tengan que ser personajes del pasado o del presente, debería uno elegir para preguntas como estas a personajes del futuro.

      4¿Quién es la persona viva a la que más admira?
      Vale la respuesta a la pregunta anterior

      5¿Cuál es el rasgo que más le desagrada de sí mismo/a?
      No centrarme en responder cosas más en serio

      6¿Cuál es el rasgo que más le desagrada de los demás? La envidia, la prepotencia, la maldad, el sectarismo, la avaricia, la violencia…
      (dejo las respuestas de José Ángel)

      7¿Cuál es su mayor extravagancia?
      Hacer mucho el vago en ocasiones. Extra-vagancia.

      8¿Cuál es su viaje favorito?
      El que hago a través de mi mismo.

      9¿Cuál considera que es la virtud más sobrevalorada?
      El pacifismo, a veces es hipocresía, a veces es cobardía, otras es real, pero lamentablemente he visto muchos lobos con las pieles de cordero de las dos primeras.

      10¿En qué ocasiones recurre a la mentira?
      ¡¡¡NUNCA!!! no…un momento, sí, ahora acabo de hacerlo.

      11¿Qué es lo que menos menos le gusta de su aspecto?
      La Nuca, no me la veo y eso hace que no cuide tanto su aspecto.

      12¿Qué persona viva le inspira más desprecio?
      Joder, qué cambio, de algo que no me gusta de mi a alguien tan desagradable va un trecho. Me inspira desprecio aquellos que odian ciegamente y otros que, pareciendo más gentiles, también son capaces de ello.

      13¿De qué palabras o frases abusa?
      Pues que yo sepa de ninguna, habrá que ver pues, pues bueno, termino aquí esta pregunta.

      14¿Cuál es su gran pesar?
      Haberme dado cuenta de algunas cosas mucho más tarde.

      15¿Qué o quién es el gran amor de su vida?
      La pregunta está mal planteada. No puede empezar por un “qué”, si el amor de la vida de alguien es un qué, es porque no tiene un Quién.

      16¿Cuándo y dónde fue más feliz?
      La respuesta correcta a esta pregunta debe ser ahora y aquí (siguiendo el orden preguntado) aunque la respuesta completa es: Ahora y aquí, pero mañana será aún mejor.

      17¿Qué talento le gustaría tener?
      Un mayor desarrollo de la intuición, pero eso es algo femenino y por tanto, me está vedado.

      18¿Cuál es su estado actual?
      Chiapas.

      19.Si pudiera cambiar una única cosa de usted, ¿qué elegiría?
      Poder verme la nuca

      20Si pudiera cambiar una única cosa de su familia, ¿qué elegiría?
      Nos guste o no, la familia forma parte de nosotros y somos lo que somos gracias a ellos (o por culpa de ellos que dirían otros) hay que aceptar lo que son y cómo son.

      21¿Cuál considera que es su gran logro?
      Que uno vaya dando tumbos por varios trabajos (llevo una larga lista) pero que siempre hay alguien en todos ellos que se alegran de verme y el sentimiento es recíproco.

      22.Si muriese y se reencarnase en una persona o cosa ¿qué cree que sería?
      En mi mismo, tampoco lo he hecho tan mal…o sí.

      23Si pudiera elegir en qué reencarnarse ¿qué sería?
      En todo lo que es, ah, no, eso ya lo soy.

      24¿Cual es su bien más preciado?
      El medallón ese que se cayó del titanic

      25¿Cuál es para usted la máxima expresión de la miseria?
      La falta de libertad, acaba dando lugar a la aparición de las demás miserias.

      26¿Dónde le gustaría vivir?
      Donde pueda tener un buen nivel de vida.

      27¿Cuál es su pasatiempo favorito?
      Vivir

      28¿Cuál es su rasgo más característico?
      Mi seriedad, rectitud y profundo respeto por lo ético y moral.

      29¿Cuál es la cualidad que más le gusta en un hombre?
      Que sea buena persona.

      30¿Cuál es la cualidad que más le gusta en una mujer?
      Que sea buena persona. Es curioso, siempre me creen con la respuesta anterior, pero no con esta.

      31¿Qué es lo que más valora de sus amigos?
      Que me tengan en cuenta sin esperar a que yo valore nada de ellos.

      32¿Quiénes son sus escritores favoritos?
      Isaac Bashevis Singer, Baroja, Borges, Gary Jennings, VMM, Ayn Rand, Dostoievski…

      33¿Quién es su héroe de ficción preferido?
      Yo

      34¿Quiénes son sus héroes en la vida real?
      Los que quieren a otras personas y hacen algo por ellas. Los padres de alguien que aman a ese alguien son héroes, la pareja de alguien que hace lo que puede por ella/él también etc.

      35¿Cuáles son sus nombres favoritos?
      Los que sirven para identificar a alguien.

      36¿Qué es lo que más detesta?
      Que juzguen sin conocer.

      37¿Como le gustaría morir?
      De momento prefiero vivir así.

      38¿Cuál es su lema?
      No existen frases de seis palabras.

      • Eclectikus 09:56 on 05/02/2012 Permalink | Reply

        Grande Epiro :)

        7¿Cuál es su mayor extravagancia? Hacer mucho el vago en ocasiones. Extra-vagancia

        Jó, esa es la primera que pensé, pero la cambié en el último momento :mrgreen:

    • viejecita 12:20 on 05/02/2012 Permalink | Reply

      Pues en vista que Epiro se atreve:

      1-¿Cuál es su idea de felicidad perfecta? No estoy dotada para tener ideas abstractas.
      2- ¿Cuál es su gran miedo? Igual que en la pregunta anterior.
      3- ¿Con qué personaje histórico se siente más identificado/a? Con ninguno
      4-¿Quién es la persona viva a la que más admira? Hay varias, por momentos.
      5-¿Cuál es el rasgo que más le desagrada de sí mismo/a? Hablo y escribo demasiado.
      6-¿Cuál es el rasgo que más le desagrada de los demás? Depende de en qué medida me afecte
      7-¿Cuál es su mayor extravagancia? Escribir posts en algunos blogs.
      8-¿Cuál es su viaje favorito? De Madrid a donde esté mi chico en ese momento.
      9-¿Cuál considera que es la virtud más sobrevalorada? La humildad, con diferencia.
      10-¿En qué ocasiones recurre a la mentira? Siempre que quede más bonita que la realidad a secas.
      11-¿Qué es lo que menos le gusta de su aspecto? El pelo.
      12-¿Qué persona viva le inspira más desprecio? Demasiados para ponerlos aqui.
      13-¿De qué palabras o frases abusa? Ya siento.
      14-¿Cuál es su gran pesar? Tengo muchos
      15-¿Qué o quién es el gran amor de su vida? Mi germanofilo
      16-¿Cuándo y dónde fue más feliz? Muchas veces, y espero que me falten muchas mas por venir.
      17-¿Qué talento le gustaría tener? Las matematicas.
      18-¿Cuál es su estado actual? Vejez.
      19-Si pudiera cambiar una única cosa de usted, ¿qué elegiría? Una sola, imposible.
      20-Si pudiera cambiar una única cosa de su familia, ¿qué elegiría? Si cambiase algo, ya no seria mi familia
      21-¿Cuál considera que es su gran logro? Mis hijos.
      22-Si muriese y se reencarnase en una persona o cosa ¿qué cree que sería? No creo en la reencarnacion, pero de ser cierto y poder elegir, una merluza del Cantabrico
      23-Si pudiera elegir en qué reencarnarse ¿qué sería? ¿En una cosa? Ya lo he dicho arriba.
      24- ¿Cual es su bien más preciado? Mis hijos y mis recuerdos.
      25-¿Cuál es para usted la máxima expresión de la miseria? El mal olor
      26-¿Dónde le gustaría vivir? Cerca del mar.
      27-¿Cuál es su pasatiempo favorito? Leer, escribir,oir musica, estar con mi familia.
      28-¿Cuál es su rasgo más característico? Ni idea
      29-¿Cuál es la cualidad que más le gusta en un hombre? Inteligencia, sentido del humor, que sea fuerte y masculino.
      30-¿Cuál es la cualidad que más le gusta en una mujer? Inteligencia, sentido del humor, que sea limpia y trabajadora..
      31-¿Qué es lo que más valora de sus amigos? El conjunto
      32-¿Quiénes son sus escritores favoritos? Demasiados. Termino antes diciendo que no me gustan ni Gongora, ni Alberti, ni Lorca…
      33-¿Quién es su héroe de ficción preferido? Guillermo.
      34-¿Quiénes son sus héroes en la vida real? No conozco.
      35-¿Cuáles son sus nombres favoritos? Los de mis hijos y nietos.
      36-¿Qué es lo que más detesta? El mal olor.
      37-¿Como le gustaría morir? No me gustara.
      38-¿Cuál es su lema? Tengo muchos, segun las diferentes ocasiones.

      • Eclectikus 12:50 on 05/02/2012 Permalink | Reply

        Muy bien Viejecita, pero…

        7-¿Cuál es su mayor extravagancia? Escribir posts en algunos blogs. (joer, como eso sea cierto algunos somos pero que muy extravagantes)

        17-¿Qué talento le gustaría tener? Las matematicas. (creo que estás en ello, a juzgar por los tochos que te metes entre pecho y espalda)

        18-¿Cuál es su estado actual? Vejez. (esto es mentira, directamente)

        Nada más que objetar 😈

        • viejecita 12:58 on 05/02/2012 Permalink

          Thanks Ecléctikus :)

          Lo de la extravagancia, lo ratifico. Y ello no tiene por qué ser extravagancia en los demás.
          Lo de las matemáticas, por mucho que lo intento, no lo consigo.
          Y lo de la vejez: por muy galante y bien educado que seas, es verdad.

        • Eclectikus 13:25 on 05/02/2012 Permalink

          Nah, la vejez es una actitud mental, hay gente que es vieja con 30 años y gente que vive eternamente joven. Tu eres del primer tipo.

        • viejecita 13:38 on 05/02/2012 Permalink

          😆

        • Eclectikus 13:56 on 05/02/2012 Permalink

          (Del segundo tipo, me refería) 😳 😳 😳

        • viejecita 14:00 on 05/02/2012 Permalink

          ¡Que pena! ¡Con lo bien que te había quedado! :) :) :)

        • Sefuela 14:01 on 06/02/2012 Permalink

          Pues yo sigo convencido de que es mentira. El dia que consigamos vernos a lo mejor me convenzo de otra cosa, pero de momento no.

    • viejecita 12:51 on 05/02/2012 Permalink | Reply

      Me acabo de dar cuenta de que tanto en 29 como en30, me he comido una caracteristica fundamental, tanto para hombres como para mujeres:

      La Fidelidad, sin menoscabo de la capacidad crítica.

    • Esporádico 10:37 on 06/02/2012 Permalink | Reply

      Ni de coña contesto yo ese cuestionario, vais listos. Y menos lo contesto honestamente.

      V, que no cuela, ni tan vieja.

      • viejecita 11:22 on 06/02/2012 Permalink | Reply

        Esporádico:
        Que conste que tengo un hijo mayor que Ecléctikus, aunque tu le lleves un par de meses, y que no fui ninguna madre precoz, así que por edad, podría ser la tuya. Y que nadie te obliga a contestar honestamente. Que muchas veces las mentiras que uno se inventa le retratan mejor que la verdad plana.

        Y os recalco a Ecléctikus y a tí, que todo eso de decir ¡Tu no eres vieja! es discriminación por razón de edad : es una manera de decir que si una fuera vieja, ya tendría que estar en el moridero, y no dando la brasa por los blogs, pero que a una se la sufre pacientemente porque no es para tanto su vejez…
        ( ¡ menos mal que Pajín ya no pinta nada , que hubiera sido capaz de poneros de cara al rincón ! )

        • Esporádico 11:38 on 06/02/2012 Permalink

          Ná, no me llores. Vale, 47+26=73, vieja ma non troppo. Déjate de discriminaciones. Ni que tuvieses 85, eso sí es ser viejo.

          Otrosí, nosotros, en desenfrenada carrera a ser algo más que maduritos, nos protegemos. Si tú no eres vieja nosotros somos más jóvenes.

        • viejecita 12:32 on 06/02/2012 Permalink

          Pues es una razón… 😉

        • Esporádico 13:05 on 06/02/2012 Permalink

          Ahps, no le saco un par de meses, le saco π/90

        • Eclectikus 13:24 on 06/02/2012 Permalink

          π/90 años Esporádico. Especifiquemos las unidades :mrgreen:

    • Sefuela 13:59 on 06/02/2012 Permalink | Reply

      Voy a intentarlo, luego leeré los otros.
      1.¿Cuál es su idea de felicidad perfecta? La ignorancia y la inconsciencia.
      2.¿Cuál es su gran miedo? Que los demás averigüen mi segundo gran miedo y lo utilicen contra mí.
      3.¿Con qué personaje histórico se siente más identificado/a? con los que luchan por lo que creen correcto, sabiendo que morirán por ello
      4.¿Quién es la persona viva a la que más admira? No se me ocurre. Si caigo, cambiaré la respuesta
      5.¿Cuál es el rasgo que más le desagrada de sí mismo/a? El no ser capaz de callarme ante la injusticia
      6.¿Cuál es el rasgo que más le desagrada de los demás? La incompetencia prepotente.
      7.¿Cuál es su mayor extravagancia? Si considerara extravagante algo de lo que hago, no lo hjaría. Hace tiempo fue comprar y vender cosas inexistentes,
      8.¿Cuál es su viaje favorito? Solo a sitios y momentos que estén cambiando el mundo (Hungría y Checoslovaquia justo tras caer el muro, lo hice; Tianmamen quise hacerlo, pero no fue posible) o bien acompañado al sitio que se tercie.
      9.¿Cuál considera que es la virtud más sobrevalorada? Una virtud, si lo es de verdad, nunca está sobrevalorada.
      10.¿En qué ocasiones recurre a la mentira? Cuando decir la verdad aporta un daño mayor que mentir (aquélla infidelidad que tuve hace 20 años con esa chica que murió, por ejemplo). Sinceridad y mal gusto pueden llegar a confundirse.
      11.¿Qué es lo que menos menos le gusta de su aspecto? Que siempre me dicen la peluquería que las caretas de George Clooney están agotadas.
      12.¿Qué persona viva le inspira más desprecio? Los políticos que por acción o inacción normativa favorecen situaciones despreciables.
      13.¿De qué palabras o frases abusa? De pocas, PERO de alguna.
      14.¿Cuál es su gran pesar? Haber visto tantos muertos (y tan cercanos algunos) como espero nadie tenga que ver a lo largo de su vida.
      15.¿Qué o quién es el gran amor de su vida? Quién: alguien (mujer, no seais malpensados) a quien ví morir. Qué: el conocimiento, que persigo a sabiendas de que crea infelicidad.
      16.¿Cuándo y dónde fue más feliz? Cada vez que echo la vista atrás y pienso: ¡Que me quiten lo bailao!
      17.¿Qué talento le gustaría tener? Ser capaz de tocar una guitarra o una armónica, pero he renunciado. También ser capaz de volar, pero me da que debo renunciar también.
      18:Cuál es su estado actual? El mismo de siempre, luchando por lo que creo y con cero confianza en la suerte, sólo en el trabajo. Plenamente indignado con los hijo putas e indulgente con los faltosus (borderlines en bable)
      19.Si pudiera cambiar una única cosa de usted, ¿qué elegiría? Si fuera algo fundamental, lo cambiaría. El resto puede seguir como está.
      20.Si pudiera cambiar una única cosa de su familia, ¿qué elegiría? Nada, si cambiara, sería otra familia diferente.
      21.¿Cuál considera que es su gran logro? No lo voy a contar
      22.Si muriese y se reencarnase en una persona o cosa ¿qué cree que sería? Lo que tocase.
      23.Si pudiera elegir en qué reencarnarse ¿qué sería? ¿En una cosa? Un bosón de Higgs 😉 . Mola, todos buscándome y yo carcajeándome.
      24.¿Cual es su bien más preciado?
      25.¿Cuál es para usted la máxima expresión de la miseria? Entendida como pobreza, cuando ves a un niño con la tripa hinchada vivendo entre ruinas de una casa cerca de Cobá (Méjico) . Como bajeza, cualquier político español, especialmente los que defienden el asesinato.
      26.¿Dónde le gustaría vivir? En un sitio tranquilo, pero viajando mucho cuando quisiera. 27.¿Cuál es su pasatiempo favorito? Viajar y conocer gente, culturas y cosas diferentes. 28.¿Cuál es su rasgo más característico? Ser noblemente cabrón.
      29.¿Cuál es la cualidad que más le gusta en un hombre? Nobleza
      30.¿Cuál es la cualidad que más le gusta en una mujer? Belleza para mirarla, pero inteligencia para admirarla.
      31.¿Qué es lo que más valora de sus amigos? Lealtad.
      32.¿Quiénes son sus escritores favoritos? Forsyth, Follet, Crichton, Cussler, Asimov, Reverte, y cualquiera que al juntar letras sea capaz de entretener y/o transmitir un mensaje.
      33.¿Quién es su héroe de ficción preferido? La ficción, es ficción. Ya puestos, Superlópez.
      34.¿Quiénes son sus héroes en la vida real? Un señor que conozco, que con 65 años y hernia de disco, un día me dice: “Se ha enfadado conmigo mi mujer, y SE ha ido a dormir al salón. Se cree que me importa, con las tres que me estoy tirando ahora mismo”
      35.¿Cuáles son sus nombres favoritos? Los que designan personas y los que designan objetos. Tembién aquél sudamericano al que pusieron como nombre Email
      36.¿Qué es lo que más detesta? La violencia (física o psíquica) y el sectarismo.
      37.¿Como le gustaría morir? sin enterarme
      38.¿Cuál es su lema? Vive cada día como si fuera el último, porque uno de estos será verdad.
      Hala, a currar un poco, luego vuelvo.

      • Eclectikus 14:09 on 06/02/2012 Permalink | Reply

        Bien Sefuelix, se nota que somos todos de palos parecidos 😉

        ¿Ves Esporádico como no pasa nada? Es un simple juego de salón para burgueses ociosos como nosotros :roll:

      • Sefuela 15:04 on 06/02/2012 Permalink | Reply

        Perdón, me he olviddo de la 24
        Mi bien más preciado: mi caldero mágico 😉

    • viejecita 14:05 on 06/02/2012 Permalink | Reply

      Mi abuela, que se murió con 82 años, después de haber almorzado con mucho apetito, y habiendo ido por la mañana a misa, y a hacer una serie de encargos, entre ellos, comprar unos cruasanes para el desayuno de mi madre, en un sitio donde los hacían deliciosos, se puso indignada con los del ABC, porque habían puesto en una noticia : ” Anciana de 65 años atropellada por un coche, en la calle Serrano, cuando cruzaba fuera del paso asignado…”,
      diciendo “Pues si a los 65 una es una anciana, a los 79 (los que ella tenía entonces), ¿que será ?¿ Una momia ?
      Pero al mismo tiempo, se ponía años, para que todos le dijeran lo bien conservada que estaba.

      • Sefuela 15:09 on 06/02/2012 Permalink | Reply

        Creo recordar que era en un texto de Galdós, pero no estoy seguro. Finales del XiX decía: “un anciano de ya 40 años”. Así que mira si depende de la época.

        • viejecita 15:54 on 06/02/2012 Permalink

          Sefuela
          Sí, es que en aquellas épocas, los recién nacidos se morían muchísimo, y las madres, de parto, y no había frigoríficos, con lo que se alimentaban de viandas en mal estado, y llegar a los 40 era ya una pica en Flandes…

          Pero ahora, con esas vidas tan largas que suele tener la gente, muchos, y muchas intentan disimular los años que tienen, con liftings, con tintes, con implantes de pelo, y de siliconas varias, con pastillitas azules, sin darse cuenta de que siguen teniendo los mismos años que antes, y que lo que deberían hacer, en vez de intentar disfrazarse de jóvenes, es reivindicar el sitio, y la influencia de todos esos viejos, cada vez más numerosos, entre los que están incluidos.

        • Sefuela 03:16 on 07/02/2012 Permalink

          Por cierto, una de mis abuelas murió con 98. Y la decadencia le vino desde los 95, cuando dejó de beber su litro de vino peleón al día. Rigurosamente cierto. :-)
          Así que no dejes el vodka, V. El alcohol conserva, como saben todos los científicos.

        • viejecita 15:01 on 07/02/2012 Permalink

          Sefuela
          Muchas gracias por el estupendo consejo, tomo nota.
          En cuanto a la abstinencia de comprar libros, discos y películas, nos comprometimos para el mes de marzo pero alguien dijo que estábamos en enero todavía, y que así era muy fácil, y que había que hacerlo también en febrero.
          Yo encantada de hacer un pedido en febrero, pero no quisiera fallar a los internautas, sobre todo, porque no estoy de acuerdo con ellos en lo de pensar que la propiedad intelectual sea un monopolio, y quisiera poder pagar por todos los libros, los discos y las películas que comprase o alquilase. ¡Con decir, que no me quise bajar una foto preciosa de El Sartorialista, y le escribí para que me mandase las señas, y se la compré a la galería de arte donde le venden las fotos… ( ahora la tengo sujeta al frigorífico con imanes, en mi cuarto de los tesoros )

    • Verónica 22:51 on 07/02/2012 Permalink | Reply

      Voy a intentarlo yo :-)
      1.¿Cuál es su idea de felicidad perfecta?
      No existe felicidad perfecta. Posiblemente lo más cercano a ello sería lo que en el pueblo se llama “Salud, dinero y amor” pero no es lo mismo.

      2.¿Cuál es su gran miedo?
      El de cualquier madre. Que le pase algo malo a su hijo.

      3.¿Con qué personaje histórico se siente más identificado/a?
      No me identifico con ninguno.

      4.¿Quién es la persona viva a la que más admira?
      A algunos grandes músicos, escritores y cocineros.

      5.¿Cuál es el rasgo que más le desagrada de sí mismo/a
      La poca falta de voluntad que tengo. También la incapacidad de mantener la boca callada en ciertas situaciones.

      6.¿Cuál es el rasgo que más le desagrada de los demás?
      No puedo con la prepotencia y envidia humana.

      7.¿Cuál es su mayor extravagancia?
      Hummm… Siempre empiezo un pincho de tortilla de patata o un trozo de tarta de forma triangular por la base y no por el pico. Bebo café soluble, diluyéndolo en agua y solo después añado leche. El mismo procedimiento con té con leche. Y tengo un olfato excepcional, (casi) como el héroe de Süskind.

      8.¿Cuál es su viaje favorito?
      El viaje-aventura de mi vida, sin duda, fue a Sudamérica de mochilera durante varios meses, con 20 años, antes de empezar mis estudios universitarios. Ahora iría a cualquier sitio pero bien acompañada.

      9.¿Cuál considera que es la virtud más sobrevalorada?
      La paciencia.

      10.¿En qué ocasiones recurre a la mentira?
      Con las mentiras piadosas, quizás.

      11.¿Qué es lo que menos le gusta de su aspecto?
      Si algún día consiguiera quitarme unos 7 kilos de encima, estaría divina J Aunque parece que las mujeres con curvas también tenemos nuestro “público”.

      12.¿Qué persona viva le inspira más desprecio?
      Los dictadores y la fauna que los apoya.

      13.¿De qué palabras o frases abusa?
      De ninguna en especial.

      14.¿Cuál es su gran pesar?
      Ver a mis padres sólo dos veces al año, por la distancia que nos separa.

      15.¿Qué o quién es el gran amor de su vida?
      Creo que tengo la suerte de haber tenido varios “amores de mi vida”… cada uno lo fue en cierta época de mi vida en la que encajaba a la perfección. Seguramente habrán más J

      16.¿Cuándo y dónde fue más feliz?
      En las épocas cuando coincidían “salud, dinero y amor”.

      17.¿Qué talento le gustaría tener?
      Me gustaría saber orientarme bien, porque lo mío es una especie de cretinismo topográfico. Es decir, el tópico sobre las rubias que no saben leer mapas es totalmente cierto.

      18. ¿Cuál es su estado actual?
      Algo solitario, a pesar de estar rodeada de gente.

      19.Si pudiera cambiar una única cosa de usted, ¿qué elegiría?
      Esos kilitooooos….. tampoco demasiados J ¿O no hablamos del físico? Vale, entonces tendría que ser menos impulsiva.

      20.Si pudiera cambiar una única cosa de su familia, ¿qué elegiría?
      Que vivieran algo más cerca.

      21.¿Cuál considera que es su gran logro?
      En lo profesional, abrir unos cuantos mercados extranjeros para los productos españoles… ¡hay que levantar la maltrecha economía de este bendito país! (jo, esto parece una entrevista de trabajo).

      22.Si muriese y se reencarnase en una persona o cosa ¿qué cree que sería?
      Un piano, supongo. En casa de algún buen pianista.

      23.Si pudiera elegir en qué reencarnarse ¿qué sería?
      Sería yo misma, no quiero ser otra cosa.

      24.¿Cual es su bien más preciado?
      Las sonrisas: la de mi hijo y la mía J En lo material, mi piano.

      25.¿Cuál es para usted la máxima expresión de la miseria?
      Las enfermedades terminales y la falta de libertad

      26.¿Dónde le gustaría vivir?
      En el primer mundo. Y que haya verde y mar u océano cerca.

      27.¿Cuál es su pasatiempo favorito?
      Viajar (lejos y cerca), leer, hacer puzzles, cocinar, hacer el amor….J

      28.¿Cuál es su rasgo más característico?
      Mi optimismo. Aunque mis compañeros del trabajo opinan que mi trademark es mi apellido alemán, corto y sonoro, ¡si siempre me llaman por el apellido!

      29.¿Cuál es la cualidad que más le gusta en un hombre?
      Sentido del humor, inteligencia, nobleza y que sea fuerte y protector.

      30.¿Cuál es la cualidad que más le gusta en una mujer?
      Feminidad, inteligencia, sentido del humor.

      31.¿Qué es lo que más valora de sus amigos?
      El saber estar cerca incluso estando lejos.

      32.¿Quiénes son sus escritores favoritos?
      Paul Auster, Amos Oz, Sholom Aleijem, Antonio Muñoz Molina, Mario Vargas Llosa, John Katzenbach, Ken Follett, Stephen King…. y otros.

      33.¿Quién es su héroe de ficción preferido?
      ¡Elemental, querido Watson!

      34.¿Quiénes son sus héroes en la vida real?
      Los que ayudan (pero ayudan de verdad, no en palabrería) a los demás.

      35.¿Cuáles son sus nombres favoritos?
      Aquí coincido con Eclectikus: los nombres hebreos/bíblicos (aunque no todos, claro).

      36.¿Qué es lo que más detesta?
      Falta de higiene personal, envidia, sectarismo, prejuicios, mentes cerradas… la falta de determinación y las zanahorias cocidas.

      37.¿Como le gustaría morir?
      Hay un dicho judío, “No le pidas a Dios una vida fácil y sin dolor. Pídele muerte fácil y sin dolor”. Pues eso.

      38.¿Cuál es su lema?
      La vida no consiste en tener buenas cartas sino en saber jugar bien las que tienes.

      • Verónica 22:53 on 07/02/2012 Permalink | Reply

        Parece que el Word convierte mis :-) en J… es lo que me pasa por escribir en Word y hacer copy+paste….

      • Eclectikus 00:11 on 08/02/2012 Permalink | Reply

        Gracias Verónica, me encanta lo del piano y el dicho judío, que queda automáticamente incorporado a mi repertorio:

        No le pidas a Dios una vida fácil y sin dolor. Pídele muerte fácil y sin dolor.

      • viejecita 08:49 on 08/02/2012 Permalink | Reply

        ¡Que gozada de contestaciones!
        A mí me ha llegado al alma lo de las zanahorias cocidas :)

  • Eclectikus 16:41 on 08/01/2012 Permalink | Reply
    Tags: Filosofía, ,   

    Darwin sobre el ateísmo y el teísmo. 

    […] Otra fuente de convicción de la existencia de Dios relacionada con la razón y no con los sentimientos, me impresiona porque resulta tener mucho más peso. Esta se deduce de la extrema dificultad o más bien imposibilidad de concebir este universo inmenso y maravilloso, que incluye al hombre con su capacidad de mirar muy lejos hacia atrás y muy lejos en el futuro, como resultado de una casualidad o por una necesidad. Cuando se representa así, y me siento obligado a mirar a una primera causa que tiene una mente inteligente en cierta medida análoga a la del hombre, me merezco ser llamado teísta.

    Esta conclusión era fuerte en mi mente durante el tiempo, en la medida que recuerdo, que escribí El origen de las especies, y fue entonces que gradualmente y con muchas fluctuaciones, ese sentimiento se fue debilitando. Y entonces surge la duda – ¿puede la mente del hombre, la cual, como estoy totalmente convencido, ha sido desarrollada a partir de la mente que poseen los animales inferiores, ser fiable en el diseño de este tipo de grandes conclusiones? ¿No podrían estas ser el resultado de la conexión entre causa y efecto que nos parece una condición necesaria, pero probablemente depende sólo de la experiencia heredada? Tampoco debemos pasar por alto la probabilidad de que la inculcación constante de una creencia en Dios en las mentes de los niños, produzca un gran y tal vez hereditario efecto en su cerebro todavía no completamente desarrollado, y que será muy difícil para ellos deshacerse de su creencia en Dios, tal como un mono tendrá dificil deshacerse de su miedo instintivo y odio hacia una serpiente.

    No puedo pretender lanzar la menor luz sobre problemas tan abstrusos. El misterio del comienzo de todas las cosas es insoluble para nosotros, y por mi parte, debo contentarme con seguir siendo un agnóstico. […]

    Fuente

    Texto extraído y traducido libremente del artículo Religious Belief (original y anotado), a su vez extractado de la Autobiografia De Charles Darwin (1809-1882).

    Otras lecturas Interesantes

     
    • plazaeme 18:32 on 08/01/2012 Permalink | Reply

      No sé si Darwin es un caso muy relevante. Por profundidad de pensamiento, desde luego. Pero todavía vivía en una época en que esas cosas había que pensarlas pidiendo perdón. No digamos si encima tenía el oprobio de lo de los monos como abuelos. Así que tal vez no era tan libre, por el peso de la sociedad en la que vivía.

      No sé si servirá como comparación alguien de la misma sociedad, y muy parecido, justo 100 años más tarde: Bertrand Russell: Why I am Not a Christian.

      • Eclectikus 19:11 on 08/01/2012 Permalink | Reply

        También Darwin tuvo una vida bastante tortuosa, y sus orígenes religiosos fueron abandonados por el ateísmo puro para después suavizar sus posturas hacia el agnosticismo, es decir el reconocimiento de la incapacidad del hombre para poder llegar a una solución científica o racional sobre la existencia o no de un ente creador o precursor de todo este tinglado. Y en esas me encuentro yo también aunque inclinado a que probablemente, como tu dices, todo sea un cuento chino.

        Hombre, Bertrand Russell es un grande, y sus razones de peso, pero el mismo advierte:

        To come to this question of the existence of God, it is a large and serious question, and if I were to attempt to deal with it in any adequate manner I should have to keep you here until Kingdom Come, so that you will have to excuse me if I deal with it in a somewhat summary fashion.

        Y el contra-ejemplo a Why I am Not a Christian de Bertrand Russell es el Why I am a Catholic de G. K. Chesterton, un tipo que evolucionó del ateísmo y agnosticismo al catolicismo tras no pocos periplos teológicos, y que no le anda a la zaga a B. Russell en cuanto a categoría intelectual.

        Quiero decir que toda postura religioso/filosófica es respetable en si misma, y cae por definición, desde mi punto de vista, en una dimensión ajena a la Ciencia.

        Y sirva también como ejemplo un científico al que creo que ambos seguimos habitualmente, Roy Spencer, y que es reconocidamente creacionista, y utiliza la razón (y no el integrismo habitual americano) para defender su postura: Testing Truth with an Open Mind

    • viejecita 18:57 on 08/01/2012 Permalink | Reply

      Para la gente actual, es difícil imaginarse la que organizó Darwin cuando publicó “El Origen de las Especies”.
      Lo explica perfectamente Edmund Gosse, en su libro “Father and Son” donde lo explica, y cuenta las consecuencias de aquello en su propia vida.

      Gosse padre, era un reputado zoólogo marino, pero también era un fundamentalista cristiano. Había educado a su hijo en el amor por la Ciencia, y por la Fe Cristiana. Cuando se formaron las dos facciones opuestas, a favor y en contra de la teoría de Darwin, Gosse padre se peleó con su mejor amigo, Huxley, que era pro-Darwin, y por más que se demostrara que Darwin estaba en la verdad, él se obstinaba en lo contrario, negando lo que era evidente.
      El pobre Gosse hijo, sobrevivió de milagro, sin volverse loco, partido entre su amor por la ciencia, su respeto por Huxley que había sido casi un mentor para él, y el cariño por su padre, y el fundamentalismo religioso en el que había sido educado…

      • Eclectikus 20:30 on 08/01/2012 Permalink | Reply

        Joer Viejecita, otro a la lista, voy a tener que dejar el ordenador una temporada para leer todo lo que se me acumula :)

        Manuel C. (que quizá recuerdes de algunas de sus intervenciones en PM), me recomienda vía FB, hablando de este tema Darwin y el Diseño inteligente: Creacionismo, cristianismo y evolución (Alianza Editorial, 2007), de Francisco Ayala.

        También me recomienda una entrada en su blog (Del Mito al Blogos), que aunque no he tenido oportunidad de leer, el título me ha hecho gracia: ¿Por qué hablamos de ‘Dios’ cuando queremos decir ‘técnico en gestión de fincas’?. Y conociéndole, seguro que merece mucho la pena.

        • viejecita 22:48 on 08/01/2012 Permalink

          He pinchado en el enlace de Del mito al Blogos ¿ Por que hablamos…..? y me da error 404 Not Found. Y he buscado en Google el Blog ( que además es de Facebook, en donde no estoy registrada ), y tampoco lo he encontrado.
          Con ese título tan genial : ¿será una broma?

        • Eclectikus 22:56 on 08/01/2012 Permalink

          Mi culpa Viejecita, el estar en misa y replicando, nunca mejor dicho, tiene estas cosas 😉 Prueba ahora.

        • viejecita 09:19 on 09/01/2012 Permalink

          Gracias Ecléctikus
          Ya me funciona el enlace y tiene la gran facha.
          Hoy tengo un montón de trabajo atrasado de estos días ( entre las fiestas y la invasión -- deseada pero destrozante ) En cuanto me encuentre con un descanso suficientemente largo, me lo leo bien.

    • Manuel Álvarez 20:19 on 08/01/2012 Permalink | Reply

      Os dejo un enlace con los trabajos de Darwin.

      Y otro artículo interesante sobre su familia.

    • Epiro 01:30 on 09/01/2012 Permalink | Reply

      Darwin no pretendió nunca crear polémica con los dogmas sobre la existencia de Dios con su teoría de las especies, pero como bien dice Viejecita, sabía que la iba a liar parda con su publicación, y aún así, siguió adelante, porque la ciencia lo requería, lo triste es que entre mucha gente, lo que prima de su trabajo hoy en día es precisamente esa polémica y no su fantástica investigación.

      • Eclectikus 08:06 on 09/01/2012 Permalink | Reply

        Exactamente lo mismo le pasó a Galileo al tener que elegir entre Religión o Ciencia  (eppur si muove), con la diferencia que este, como cristiano reconocido no cuadra en las soflamas progres. Ni siquiera la inquisición fue tan sectaria como La Iglesia de los integristas ateos. Y la Iglesia del Clima es un gran ejemplo de ello.

        Al Gore, el principal profeta del Apocalipsis climático.

    • Sefuela 12:46 on 09/01/2012 Permalink | Reply

      ¡Cuanta razón tiene s al decir “toda postura religioso/filosófica es respetable en si misma, y cae por definición, desde mi punto de vista, en una dimensión ajena a la Ciencia”!. Y toda postura no religiosa también. pero ambas tan sólo en lo concerniente a la existencia o no de Dios, que es una cuestión de Fe, irracional e indiscutible por tanto.
      Todo el resto de aditamentos religiosos sí que son discutibles, pero no afectan a la esencia de la in/existencia de Dios. Y no podremos probar nunca su existencia, puesto que la ciencia ignora todavía muchas cosas. Ni su inexistencia, puesto que podríamos llegar a probar su no manifestación, pero por puro concepto podría estar jugando con ello. Así que mis respetos a todas las posturas siempre que no se mate ni se escarnie en nombre de Dios ni de la Ciencia a la que se pretnde dar el papel de Dios.

      • Eclectikus 13:35 on 09/01/2012 Permalink | Reply

        Exactamente, por eso en este peliagudo debate concreto, siempre procuro separar Religión de Iglesia. La Iglesia, como toda institución humana, es vulnerable y llena de fallos éticos y morales, pero intento que eso sea otro debate, también peliagudo, pero no relacionado con la existencia o no de un creador de este tinglado, y sobre todo de la consciencia personal e íntima que pueda tener cualquier persona.

c
compose new post
j
next post/next comment
k
previous post/previous comment
r
reply
e
edit
o
show/hide comments
t
go to top
l
go to login
h
show/hide help
shift + esc
cancel

Uso de cookies

NMSP utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
%d bloggers like this: