Tagged: Física Toggle Comment Threads | Keyboard Shortcuts

  • Eclectikus 19:27 on 24/04/2016 Permalink | Reply
    Tags: , Física,   

    Científicos y personas. 

    Todos los personajes de la historia que vas a leer a continuación, protagonistas y secundarios, son físicos prominentes. Estamos a principios del siglo XX, y trata del linchamiento que padeció Marie Curie por liarse con Paul Langevin (ex-doctorando de su marido, cinco años más joven que ella, y separado de su mujer, una lagarta de cuidado que incluso le cascaba), a pesar de que había pasado un lustro desde el trágico fallecimiento de su marido Pierre, al que un resbalón en la lluvia de París, le puso, literal y fatalmente, a los pies de los caballos.

    Accidente-pierre-curie

    Grabado de la época describiendo el trágico accidente de Pierre Curie en París, el 19 de abril de 1906.

    Con unos tristes y recientes precedentes (a primeros de año la Academia de las Ciencias francesa había rechazado su ingreso), todo estalla en el otoño de 1911 durante el primer Congreso de Solvay, que reunía a la crème de la crème de la física de la época (alemanes y franceses, principalmente).

    Solvay_conference

    En el flanco derecho, sentada, Marie Curie escucha atentamente a Poincaré, Einstein detrás, con el cigarrito, al lado de Langevin. Ponle nombres al resto aquí.

    Son la generación precursora de la siguiente oleada, los millenium del momento 😉 (como Heisenberg, Dirac, Pauli, Fermi, Bethe… ) que a la postre, y junto a las siguientes hornadas de grandes cerebros, los que no vivieron la 1ª Guerra Mundial pero no pudieron esquivar la Segunda (Feynman, Gell-Mann, Weinberg…), cambiarían para siempre nuestra concepción del mundo.

    Einstein asistió a este primer congreso porque ya era reconocido en el mundillo de la física del momento, aunque no todavía para el gran público, aún faltaban cuatro años para que publicara la Relatividad General; ocho para que saltara a la fama mundial tras la confirmación empírica de la RG por Arthur Eddington durante el eclipse solar del 29 de mayo 1919; y 10 para que recibiera el Nobel de Física de 1921 por el efecto fotoeléctrico. Sin embargo la Relatividad Especial, que Einstein publicó en 1905 entre sus Annus mirabilis papers, se reconocía ya como algo más que un refinamiento del Principio de relatividad de Galileo -el que se utilizaba en la entonces vigente física newtoniana. [Su plaza en el congreso de Solvay, estaba más que respaldada por su trabajo, aunque no llegó a marcar el récord de juventud, por culpa de Frederick Lindemann, que tenía 25 años y que terminaría siendo la mano derecha de Churchill justo antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial (durante la primera es fácil suponer qué es lo que estaba haciendo: física). Einstein volvería a Solvay varias veces, incluida la edición más famosa, la quinta, en 1927, la que significó la defunción oficial de la Mecánica Clásica, que había recibido la puntilla en los debates Bohr-Einstein en 1925.]

    Einstein tenía 32 años y era un recién llegado a la cumbre de la física. Pero no dejaba de ser un joven que respetaba y admiraba a Marie Curie, que en 1903 había sido la primera mujer en llevarse el Nobel de Física -compartido con Becquerel y su marido Pierre-, y que justo después de este congreso de Solvay, recibió el Nobel de Química.

    Así que movido por el desprecio de ver el apaleamiento, y la terrible mezcla de machismo, chauvinismo, antisemitismo y xenofobia por parte de la prensa francesa, agarró la pluma y le escribió una carta (que he traducido alegremente):

    Einstien-to-CurieMuy estimada señora Curie,

    No se ría de mí por escribir sin tener nada sensato que decir. Pero estoy tan furioso por la vulgar manera en que el público está actualmente osando meterse con usted, que es absolutamente necesario dar salida a este sentimiento. Sin embargo, estoy convencido de que usted desprecia sistemáticamente esta chusma, tanto si servilmente prodiga el respeto hacia usted como si trata de saciar su sed de sensacionalismo! Me veo obligado a decirle lo mucho que he llegado a admirar su intelecto, su dinamismo y su honestidad, y que me considero afortunado de haberla conocido personalmente en Bruselas. Cualquier persona que no se cuente entre estos reptiles es ciertamente feliz, ahora y antes, de tener personalidades como usted, y también Langevin, entre nosotros, personas reales con las que uno se siente privilegiado por estar en contacto. Si la chusma sigue ocupándose de usted, entonces simplemente ignore esa bazofia, déjesela a los reptiles para los que se ha fabricado.

    A. Einstein

    P.S. He determinado la ley estadística de movimiento de moléculas diatómicas en un campo de radiación de Planck gracias a una cómica ocurrencia, naturalmente constreñido a que la estructura del movimiento obedece las leyes de la mecánica estándar. Supongo que esta ley es válida, aunque en realidad su efecto es muy pequeño.

    La posdata se refiere a uno de los principales campos de estudio de Einstein, la radiación, que mantuvo en sus primeros años como académico, pero que debió dejar aparcado para terminar de desarrollar la Relatividad General. [Lo digo porque seguramente se refiera a cálculos que no publicaría hasta 1916 (PDF), relacionados con los coeficientes de Einstein]

    Esta entrada la he escrito tras la lectura de este artículo de hace unos días en Brain Pickings:

    donde encontrarás más referencias sobre esta historia.

    En realidad la carta es de hace un tiempo, forma parte de The Collected Papers of Albert Einstein, e Internet la convirtió en su momento en un meme sobre la idiosincrasia de los trolls en Internet (“Don’t read that hogwash!“).

    Bien, yo creo que es algo más que eso, es también una muestra de que algunos problemas que había a principios del siglo XX (intolerancia, sectarismo, periodismo irresponsable…) se mantienen con buena salud a principios del XXI.

    También es una fotografía de la vida mundana de los grandes genios del siglo XX, que a estas aturas, y especialmente para el público general, están idealizados hasta la caricatura, difuminando el caracter humano de los personajes, sus circunstancias y su contexto. Y cuando distorsionas a los protagonistas de la historia, distorsionas sin querer la propia realidad a la que te quieres acercar. Volver al mundo prosaico de los humanos, con accidentes, relaciones tormentosas, guerras mundiales (2 en este caso), etc… te permite, creo, tener una imagen más clara de los acontecimientos pasados, y de sus conexiones con el presente.

    En fin, cosas en las que pensar para evadirte de la sopa de gansos en la que algunos han convertido la configuración del gobierno de un país que, a pesar de ellos, es la 5ª Economía de Europa y la 13ª del mundo. Y sin un solo Nobel de Física, que tiene mucho más mérito.

     
    • Manuel 12:24 on 25/04/2016 Permalink | Reply

      Eckectikus, me parece valiente y necesaria toda labor de revisar la “historia oficial” con todos sus mitos y distorsiones interesadas. Una parte sustancial de las ideas hegemónicas del presente están apuntaladas por auténticos sofismas históricos tan endebles que necesitan protección y blindaje (quien los desafié se expone al ostracismo e incluso a la prisión). Desde mitos como el de la escasa romanización del norte peninsular o la tolerancia e ilustración del Al andalus, pasando por las causas reales de las dos guerras mundiales a las noticias de ultima hora en los diarios digitales, las narrativas están en clara contradicción con los hechos demostrables por medios tan indiscutibles e imparciales como las pruebas que aportan la arqueología, bibliografía, documentos originales, fotografiá y filmografía…Si como dijo Thomas Jefferson la honestidad es el primer capitulo del libro de la sabiduría, lamentablemente no tenemos libro. En algún momento deberíamos empezar a escribirlo y promete ser una tarea ardua y no exenta de peligros.
      En estos días estamos asistiendo a esperpento de ver como enaltecen y tergiversan la figura de Cervantes los mismos que de vivir hoy el ilustre manco lo condenarían a morir de pena en silencio o a terminar sus días encerrado en Alcalá Meco. A Quevedo lo mataría la policía, porque sufriría un ataque de ira y se pondría a repartir estocadas a diestro y siniestro.

    • Eclectikus 13:20 on 25/04/2016 Permalink | Reply

      Bueno, esos viajes en el tiempo son muy delicados, es imposible determinar como sería Cervantes hoy, quizá sería un legionario en Afganistán, y quizá esté rumiando ya una obra de las dimensiones del Quijote. O quizá sería un vendedor de seguros, o el encargado de un puticlub, sabe Dios. Lo importante es situar al personaje en su contexto, tanto histórico como personal. Es de suponer que un experto en Historia, o un filólogo, o un filósofo, tengan una aproximación a la realidad (histórica) más relevante que los demás, pero “los demás”, sin ser expertos, podemos acercarnos mucho si haces una buena selección de fuentes, y aprendes a no desligar a los personajes y sus logros de sus historias. Si la historia del siglo XX es apasionante (por descabellada, guerras mundiales, holocaustos, fascismo, comunismo…), el impresionante desarrollo de la Ciencia en este siglo no lo es menos, y además están interrelacionados. Hay mucho que contar, ten en cuenta que toda la revolución física (Relatividad y Mecánica Cuántica) se realiza entre dos guerras mundiales, y que sin el armamento nuclear (consecuencia de nuestro conocimiento de la materia recién estrenado) todo sería muy distinto. Detrás de todos los nombres mencionados en esta entrada (y otros muchos que no salen) hay historias apasionantes, alegres, tremendas, terribles… que se superponen a los problemas políticos generales, y que subyacen a los grandes descubrimientos que para el gran público es, como mucho, lo que queda.

    • Titus Amatius Paulus 15:24 on 25/04/2016 Permalink | Reply

      Como obra de la dimensión bastante humana de un científico recomiendo a ¿está usted de broma Sr Feynamn? Este es mi extracto favorito:

      I Want My Dollar!
      When I was at Cornell I would often come back home to Far Rockaway to visit. One time when I happened to be home, the telephone rings: it’s LONG DISTANCE, from California. In those days, a long distance call meant it was something very important, especially a long distance call from this marvelous place, California, a million miles away.
      The guy on the other end says, “Is this Professor Feynman, of Cornell University?”
      “That’s right.”
      “This is Mr. Soandso from the Suchandsuch Aircraft Company.” It was one of the big airplane companies in California, but unfortunately I can’t remember which one.
      The guy continues: “We’re planning to start a laboratory on nuclearpropelled rocket airplanes. It will have an annual budget of soandsomany million dollars. . .” Big numbers.
      I said, “Just a moment, sir; I don’t know why you’re telling me all this.” “Just let me speak to you,” he says; “just let me explain everything. Please let me do it my way.” So he goes on a little more, and says how many people are going to be in the laboratory, soandsomany people at this level, and soandsomany Ph.D.’s at that level. . .
      “Excuse me, sir,” I say, “but I think you have the wrong fella.”
      “Am I talking to Richard Feynman, Richard P. Feynman?”
      “Yes, but you’re. . .”
      “Would you please let me present what I have to say, sir, and then we’ll discuss it.”
      “All right!” I sit down and sort of close my eyes to listen to all this stuff, all these details about this big project, and I still haven’t the slightest idea why he’s giving me all this information. Finally, when he’s all finished, he says, “I’m telling you about our plans because we want to know if you would like to be the director of the laboratory.”
      “Have you really got the right fella?” I say. “I’m a professor of theoretical physics. I’m not a rocket engineer, or an airplane engineer, or anything like that.”
      “We’re sure we have the right fellow.”
      “Where did you get my name then? Why did you decide to call me?”
      “Sir, your name is on the patent for nuclearpowered, rocketpropelled airplanes.”
      “Oh,” I said, and I realized why my name was on the patent, and I’ll have to tell you the story. I told the man, “I’m sorry, but I would like to continue as a professor at Cornell University.”
      What had happened was, during the war at Los Alamos, there was a very nice fella in charge of the patent office for the government, named Captain Smith. Smith sent around a notice to everybody that said something like, “We in the patent office would like to patent every idea you have for the United States government, for which you are working now. Any idea you have on nuclear energy or its application that you may think everybody knows about, everybody doesn’t know about: Just come to my office and tell me the idea.”
      I see Smith at lunch, and as we’re walking back to the technical area, I say to him, “That note you sent around: That’s kind of crazy to have us come in and tell you every idea.”
      We discussed it back and forth by this time we’re in his office and I say, “There are so many ideas about nuclear energy that are so perfectly obvious, that I’d be here all day telling you stuff.”
      “LIKE WHAT?”
      “Nothin’ to it!” I say. “Example: nuclear reactor. . . under water. . . water goes in… steam goes out the other side. . . Pshshshsht it’s a submarine. Or: nuclear reactor. . . air comes rushing in the front. . . heated up by nuclear reaction. . . out the back it goes. . . Boom! Through the air it’s an airplane. Or: nuclear reactor. . . you have hydrogen go
      through the thing. . . Zoom! it’s a rocket. Or: nuclear reactor. . . only instead of using ordinary uranium, you use enriched uranium, with beryllium oxide at high temperature to make it more efficient. . . It’s an electrical power plant. There’s a million ideas!” I said, as I went out the door. Nothing happened.
      About three months later, Smith calls me in the office and says, “Feynman, the submarine has already been taken. But the other three are yours.”

      Me encantaría que fuese una historia real :DD

    • Manuel 22:56 on 25/04/2016 Permalink | Reply

      Pienso que la biografía de un científico es poco relevante y de hecho la ciencia implementa un método que en buena medida tiene como finalidad el que no lo sea en absoluto. Con un “experto” en Historia, al contrario, su filiación política o ideología es tan determinante o mas que su propia investigación, que debe ser escrupulosamente revisada en busca de interpretaciones poco objetivas o prejuiciadas, especialmente por que en pocas ocasiones se limitan a narrar hechos objetivos, sino que en buena medida a explicarlos , permitiéndose incluso atribuir determinadas intenciones sin pruebas que lo sustenten. Creo que no hay mejor modo de conocer a un personaje histórico que a través de sus propias palabras, especialmente cuando hay abundantes. Conocer ese carácter al que haces referencia; “el carácter humano de los personajes, sus circunstancias y su contexto. Y cuando distorsionas a los protagonistas de la historia, distorsionas sin querer la propia realidad a la que te quieres acercar.”
      Mi comentario iba muy en el tono de articulo, y si quieres mantenerlo en el contexto de la investigación científica y relacionarlo con las dos guerras mundiales a las que también haces referencia en tu escrito y que en realidad fueron dos “capítulos” de la misma, tengo solo dos palabras que decir, por mucho que les pese a un montón de “expertos” en Historia contemporánea: motor diesel.
      Lo de los viajes en el tiempo y un Cervantes encargado de un puticlub… no comprendo ese malabarismo conceptual y mas bien me parece un burdo hombre de paja poco digno del Ecleptikus que suele escribir este blog. No se si es exagerado aventurar que Cervantes se adelantó a la ilustración en casi un siglo. Cuando digo Cervantes hoy, claramente me refiero a un hombre que defienda las mismas ideas, que no son arcaicas sino intemporales, sobre los mismos temas que tristemente siguen siendo actuales. Tal vez es que a ti tampoco te gustaría leer hoy en los periódicos a uno considerado el mejor autor en castellano de todos los tiempos expresando determinadas ideas políticas ¿?

      • Eclectikus 22:29 on 26/04/2016 Permalink | Reply

        La biografía de un científico es irrelevante para la Ciencia, pero no es irrelevante para quién se acerca a la Ciencia, especialmente en tres sentidos:

        • hay una interacción entre la biografía (el contexto) de cada científico, el cristianismo de Copérnico, Galileo, Newton o Maxwell es inseparable de sus respectivas cosmovisiones, la Primera Guerra Mundial es un factor esencial en la Relatividad (por ejemplo la sorprendente colaboración entre un alemán y un británico, Einstein y Eddington), el nazismo y la Segunda Guerra Mundial es inseparable de la vida profesional de científicos como Einstein, Heisenberg, etc… Todo está interconectado y es relevante.
        • La historia de las ideas, cómo se llega al conocimiento de la realidad que tenemos hoy (que somos capaces de medir una distorsión en el espacio-tiempo de una fracción de núcleo atómico, cuando hace dos siglos no teníamos ni electricidad), es esencial para entender la realidad… puede que eso sea más Filosofía (o Historia) que Ciencia, pero el caso es que la mayoría de las facultades de Física (o Matemáticas) tienen cátedra de Historia de la Ciencia y/o Filosofía de la Ciencia.
        • Es el camino más rápido para captar la atención del público general, no puedes empezar a explicar Física contemporánea enseñando a resolver ecuaciones diferenciales, es más viable explicar las vidas y las circunstancias de los científicos implicados en los grandes descubrimientos, y sus implicaciones en nuestra concepción del mundo.

        Cervantes de encargado de un puticlub no tiene nada de malabarismo, Cervantes tuvo que ser un gañán, y encargado de puticlub debe ser de los trabajos más gañanes. Los temas de Cervantes, o los de Shakespeare, Stevenson o Vargas Llosa son intemporales, por eso están dónde están. Y de la misma manera que los científicos, su obra no es independiente de sus biografías, de su contextos, de sus antecedentes… más bien es producto de estos.

    • Manuel 00:06 on 27/04/2016 Permalink | Reply

      Si tiene todo mucha lógica. ¿como vas a enseñarle a un niño operaciones matemáticas sin que previamente se aprenda la lista de los reyes de la dinastía Kish?
      Todo esta interrelacionado, dame un hecho histórico cualquiera y te escribo un ensayo relacionadolo con las berenjenas, pero no es una forma honesta de razonar y hace imposible el análisis de ninguna cuestión en concreto.

      Lo de Cervantes gañan es brutal, el mundo esta esperando su biografiá revisada por ti en la que se nos revela como un vulgar destripaterrones. En los casi dos años que viví a un par de manzanas de su casa natal, que visite en varias ocasiones, nunca me fije en las tierras de labranza anexas. Sus duelos debieron ser ser con faca y no con espada ropera, y su condición de gañan lo que le hizo ser recomendado de Don juan de Austria. En fin, esperaba mas nivel y honestidad, y creía que eso de elaborar narrativa y argumentar a base de hilvanar non sequiturs era cosa de progres, pero ¿ que se pude esperar de quien afirma que la objetividad está sobrevalorada?

      • Eclectikus 01:03 on 27/04/2016 Permalink | Reply

        Nada de lo que dices tiene sentido, nadie habla de enseñar a niños, tampoco a asnos como tú, hablo en general. El símil de las berenjenas es una estupidez, el contexto es esencial no para enlazarlo con detalles irrelevantes, sino con conceptos profundos que vienen en buena parte marcados tanto por la cosmovisión general (contexto filosófico) como por las circunstancias vitales de los protagonistas. No necesito poner ejemplos porque todos los casos que se me ocurren (como los citados en esta entrada) son ejemplos de semejante obviedad.

        No entiendes lo de gañán, y yo no voy a perder un segundo más con trolls de pacotilla así que ¿ que (sic) se pude esperar de quien afirma que la objetividad está sobrevalorada?. Pues puedes estar seguro de al menos una cosa, que estás bloqueado, por mostrenco, algo que no hice el otro día, cuando te pusiste fanfarrón con Titus, porque me pillaste en el día tonto, pero que hoy, que tengo la noche lista, no voy a dejar pasar. Ciao.

  • Eclectikus 23:18 on 09/02/2016 Permalink | Reply
    Tags: , , , Física   

    Ondas gravitacionales a la vista, este jueves. 

    Afortunadamente no todo es política de mercadillo estos días. Parece ser que este jueves que entra va a anunciarse la detección directa de ondas gravitacionales, una predicción que emerge de las ecuaciones de campo de Einstein y que representa el análogo en Relatividad General a la radiación electromagnética en Electrodinámica. El rumor lleva muchas semanas resonando, y una de las fuentes originales de ese rumor ha sido Lubos Motl en TRF, que ha citado a su vez fuentes directas e indirectas de información. Dado que considero que es el mejor blog de Física Teórica y Fundamental, y aunque no llego ya a las sutilezas matemáticas de la Relatividad General, me fío de Lubos y mi voto fue a que se confirmará el rumor.

    Gravitational waves

    The wave nature of simple gravitational waves” (Einstein online)

    El concepto es sencillo en su esencia, de la misma manera que cargas aceleradas crean una radiación electromagnética que se propaga por el espacio a la velocidad de la luz, provocando una variación/oscilación de los campos eléctrico y magnético en cada punto, Einstein calculó el efecto correspondiente provocado por una variación en el campo gravitatorio, y en sendos cálculos en 1916 y 1918, llegó a la conclusión de que las ondas gravitacionales debían existir, aunque debido a su minúscula amplitud jamás serían detectadas.

    [Nótese que la Relatividad General ni siquiera estaba validada empíricamente (lo cual hizo Eddington en 1919 midiendo durante un Eclipse solar en África la desviación debida a nuestro sol de la luz de diversos astros  -paper original: PDF), y sin embargo Einstein estaba seguro de que su teoría de la gravitación era correcta, no por arrogancia, sino porque aparte de la profunda consistencia física y matemática de la teoría, el mismo había reproducido, a partir de sus ecuaciones el avance del perihelio de Mercurio, un misterio –no encajaba con la Gravitación de Newton- que venía fastidiando desde mediados del siglo XIX. Anecdóticamente, años más tarde, en 1936, Einstein mismo renegaba de la existencia de estas ondas, y remitió un estudio al Physical Review bajo el título “Do Gravitational Waves Exist?” que fue rechazado, aunque luego, con un título más suave, “On gravitational waves“, se publicó en The Journal of The Franklin Institute. (ver “Einstein and the Gravitational Waves” by Wolfgang Steinicke]

    Por tanto quedamos que aceptada la Relatividad General es razonable asumir que toda masa que se acelere producirá ondas gravitacionales, y que la única esperanza de detectarlas directamente es encontrar una fuente lo suficientemente intensa, de tal manera que las perturbaciones en el espacio-tiempo local (aquí-hoy en la Tierra), sean lo suficientemente significativas como para ser medidas.

    Un punto de inflexión en esta historia se produjo cuando los norteamericanos Russell A. Hulse y Joseph H. Taylor descubrieron el púlsar PSR B1913+16, dos estrellas de neutrones que giran una alrededor de la otra (o ambas respecto al centro de masas), que emitían ondas de radio en forma de pulsos que son función de su periodo orbital. Hulse y Taylor notaron que los pulsos presentaban irregularidades, que resumiendo, se relacionaban con un acortamiento de la órbita que encaja como un guante con las predicciones que hace la Relatividad General para tal sistema, al tener en cuenta la pérdida energética inmanente a la emisión de ondas gravitacionales. No es una medición directa (no mides la distorsión del espacio-tiempo) pero fue suficiente para que Hulse y Taylor se llevaran el Nobel de Física en 1993, y para que la Relatividad General nos mostrara, una vez más, su robustez.

    Hace un par de años hubo también una gran expectación cuando el equipo BICEP2 anunció la detección de ondas gravitacionales primordiales (aquellas en las que la fuente es el propio Big Bang), hablé de ello aquí mismo. Desgraciadamente el descubrimiento fue descartado hace un año por otros análisis. No está de más recordar en este punto que lo que se está describiendo en esta entrada es puramente clásico, la Teoría de la Relatividad (ambas si las consideras independientes) es la última teoría puramente clásica (i.e. determinista) y no incluye (ni considera) la realidad cuántica que describe al mundo subatómico. Nótese por ejemplo que el electromagnetismo es una interacción que está cuantizada mediante la Electrodinámica Cuántica, y hablamos e incluso manejamos con cierto desparpajo “los fotones“, sin embargo aquí no hablamos de “gravitones” que sería la partícula análoga en una teoría cuántica de la Gravedad. Pero en casos extremos en los que la gravedad no puede ser ignorada es necesario combinar las teorías que rigen la Gravedad (Relatividad General), y las otras tres fuerzas, electromagnetismo, nuclear fuerte y débil (Teoría Cuántica de Campos). Y eso no se sabe hacer hoy (aunque la Teoría de Cuerdas es firme candidata). Mientras que en la detección de ondas gravitatorias simplemente se está analizando un efecto puramente clásico (propagación de una onda, básicamente), en el caso del BICEP2 lo que se analiza son patrones en la radiación de fondo (la “información” más antigua del Universo), y se investiga si tal o cual modelo, en éste caso el modelo inflacionista del Big Bang, replica lo que vemos, lo cual será una pista espléndida de que vamos por buen camino. Por descontado que cuando hablas de los primeros instantes del Big Bang cuando se produjo la inflación (los primeros 10−36 segundos) no puedes evitar ni la cuántica ni la gravitación.

    Los resultados que se presentarán el jueves son una medida directa en el experimento LIGO (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory), y la fuente no es un púlsar sino un exótico proceso de fusión de dos agujeros negros, algo similar a esta animación:

    Sucintamente, el LIGO son dos brazos de 4 Km perpendiculares entre sí, mediante interferometría se intenta medir una distorsión en sus medidas debido a la ondulación del espacio-tiempo asociada con el paso de las ondas gravitacionales originadas en la mezcla de agujeros negros. La delicadeza es absoluta, es necesaria una resolución de 10−20 (diez mil veces más pequeño que un núcleo atómico), y presumiblemente, un siglo después de que fueran descubiertas por Einstein, el jueves nos confirmarán su detección. Estaremos pendientes.

    Black Hole Merger

    Merging Black Holes (Via NASA)

    EDITO

    Está entrada fue publicada al día siguiente en DEE, antes del anuncio, y actualizada el mismo día 11 justo después de la rueda de prensa, con el siguiente texto:

    Bueno, pues confirmada la detección de ondas gravitacionales y terminada la rueda de prensa.

    No han dicho nada que no supiéramos que iban a decir, pero el hecho de que se confirme no deja de ser espectacular, quizá más que el Higgs, aunque ambos son experimentos que confirman “detalles” de teorías extraordinariamente precisas que no estaban en cuestión (bien, todo está en cuestión, pero nuevas teorías nunca se construyen demoliendo las antiguas, lo mismo que Einstein no denostó a Newton, y su Gravitación Universal sigue funcionando a las mil maravillas en el 99% del universo); y ambos son Premio Nobel súbito de física.

    A vuela pluma, lo más importante:

    + Se ha medido una variación de una diezmilésima parte de un núcleo atómico en 4km, en dos detectores distintos en USA. Ahí es ná. Hay otro montón de datos espectaculares de las bestiales masas en juego, las velocidades de éstas, y de los astronómicos valores de energía de los que hablamos, nunca mejor dicho. Mejor echar un ojo a estos cálculos en The Reference Frame: LIGO wows: black holes heavy as 36+29 merge to 62 Suns + 3 Suns of gravitational waves.

    + Confirmación de que los agujeros negros existen, no estoy seguro hasta que nivel de confianza, pero muy muy alto.

    + Nueva vía de observación astronómica, al espectro electromagnético (rayos x, óptico y radio), añadimos ahora la “observación” gravitatoria, un instrumento que permitirá analizar los acontecimientos más violentos acaecidos en el universo. De alguna manera lo que han hecho estos tipos es comparable a la primera vez que Galileo miró por un telescopio a principios del siglo XVII.

    + Justo antes” de fusionarse las ondas gravitatorias caen en un rango de frecuencias en torno a los 300Hz (¡audible!), por lo cual podemos escuchar como sonaría una “colisión” de agujeros negros. Por supuesto esto ya se había calculado, y unos cachondos hicieron hace unos años una sinfonía con estas frecuencias (y modificando otras para que fueran aptas a nuestro oído). Y sale esto:

    17/02/2016

    Ayer Lubos Motl desarrollaba un tema que le comentaba en otra entrada, y que también señalo en mi artículo, sobre el paper en el que Einstein descartaba la existencia de ondas gravitacionales en 1936, y que el Physical Review, sin caer en sesgos de autoridad, rechazaba por erróneo: Corrected title: Einstein was wrong again, gravitational waves exist (por supuesto un honor ser citado en TRF) 🙂

     
    • Titus Amatius Paulus 19:21 on 10/02/2016 Permalink | Reply

      Hola Ecklecticus

      Siendo un profano de aspectos tan elevados de la física lanzo la siguiente pregunta: ¿Cómo se pueden fusionar dos singularidades espacio -- temporales que al fin y al cabo son los dos agujeros negros?

      • Eclectikus 19:54 on 10/02/2016 Permalink | Reply

        Hola Titus,

        Los agujeros negros son masas ingentes de materia confinadas en una esfera proporcionalmente minúscula (el destino de muchas estrellas de neutrones es precisamente ese). Te recuerdo que no se han observado nunca principalmente porque no se pueden “observar”. Sin embargo sus efectos gravitatorios son patentes, especialmente si tienes una teoría niquelada como la Relatividad General que predice su existencia tan extraordinariamente bien como su comportamiento. Por eso se da por sentado que existen, y de hecho se piensa que casi todas las galaxias (las galaxias activas), incluida la nuestra, tienen uno en el centro, respecto al cual gira toda la materia local. A partir de aquí, asumir que existen otras disposiciones, como los agujeros binarios, es inmediato.

        • Titus Amatius Paulus 10:36 on 11/02/2016 Permalink

          Ummm mi pregunta no iba por ese sitio sino por el fenómeno de las singularidades. Que conste que sigo declarándome un profano en esta física tan elevada aunque tangencialmente me interesa.

          Por algún sitio leí que se presupone que en el interior de los agujeros negros hay una singularidad espacio-temporal. ¿Ahora bien cómo se pueden unir dos singularidades? No sólo no lo comprendo de forma filosófica sino porque según se van acercando, según “cae” una singularidad en otra el tiempo se va alargando hasta el infinito y nunca se encontrarían.

          http://www.physicsoftheuniverse.com/topics_blackholes_singularities.html

          Creo que el probable anuncio de esta tarde va a ser importante, pero no tan importante como se publicita. Porque la relatividad general ya se ha comprobado entre otras cosas con las distorsiones del tránsito de Mercurio detrás del sol por el efecto de “lente gravitacional”.

          http://physics.stackexchange.com/questions/26408/what-did-general-relativity-clarify-about-mercury

          Mi mayor duda sobre el experimento de hoy es algo que en geofísica conocemos como el “problema inverso” en el que un mismo set de datos puede dar lugar a infinitos modelos de la realidad.

          http://petrus.upc.es/wwwdib/tesis/mgasulla/Cap5.pdf

          Vamos que mi analogía a lo mejor es bastante endeble porque se aplica a otro ámbito como el estudio de la gravimetría o magnetometría de la Tierra. Pero creo que el problema inverso te puede servir y mucho como fundamento científico en tu laica cruzada contra las hordas inquisitoriales del cambio climático 😉

        • Eclectikus 12:49 on 11/02/2016 Permalink

          Titus,

          Bien, la respuesta es idéntica en tanto que los agujeros negros son singularidades, soluciones a las ecuaciones de campo de Einstein que “colapsan” y sobre las que, por tanto, no sabemos “nada”. La respuesta a tu pregunta ¿Cómo se pueden fusionar dos singularidades espacio — temporales que al fin y al cabo son los dos agujeros negros? se mantiene por tanto: porque la peculiaridad de estas singularidades son su gigantesca masa que produce una distorsión en el espacio-tiempo que se puede analizar por el comportamiento (esencialmente las trayectorias) de los cuerpos de “la zona”. Si entiendes que dos estrellas de neutrones orbiten una respecto a la otra, debes entender que pueda pasar lo mismo con objetos todavía más masivos (y más pequeños), incluso aunque no entiendas que es una singularidad (nadie lo “entiende”).

          Efectivamente, no es importante como simple test de la Relatividad General, lo es por otras cosas. Intuitivamente lo puedes ver de esta manera: no es que se esté chequeando la Relatividad General en su régimen ordinario, es que estás analizando el funcionamiento de la Relatividad en los procesos más violentos del universo. De ahí la emoción de la comunidad científica con los resultados de esta tarde, si se confirman implicarán casi seguro el Premio Nobel de Física 2016 a los responsables del experimento, Kip Thorne (si, el de Interestellar) y Ronald Drever del Caltech, y a Rainer Weiss del MIT.

          Lo del tránsito de Mercurio lo cuento en la entrada, fue el propio Einstein el que comprobó que su nueva teoría desfacía el entuerto, y que por tanto la Gravitación de Newton estaba mal y quedaba falsada.

          No, a éste nivel (fronteras de la física) “trivialidades” como el problema inverso no juegan ningún papel relevante, la Relatividad está requetestada, y casos como el de Hulse y Taylor que comento en la entrada dan fe de ello.

      • Eclectikus 15:49 on 11/02/2016 Permalink | Reply

        Mira Titus, la explicación en vídeo:

    • Titus Amatius Paulus 13:42 on 11/02/2016 Permalink | Reply

      Gracias Ecklecticus por la respuesta 😉

  • Eclectikus 19:40 on 06/06/2014 Permalink | Reply
    Tags: , , Física, , ,   

    Queridos ateos, queridos creyentes. 

    Papa Benedicto XVI mirando microscopioHacía tiempo que no traía el asunto del fundamentalismo ateo a NMSP. Pero ayer tropecé (y comenté) en Facebook un artículo de El País (Queridos ateos… de Francis Spufford) que recomiendo a todos (y a todas). Mi comentario, como podéis imaginar, era de apoyo a la esencia del artículo, y en él también mostraba mi extrañeza/alegría de que se publicara en el `Hogar del progre con ínfulas´ que siempre ha sido este panfleto de Ferraz.

    Como he dicho un montón de veces soy ateo de nacimiento y agnóstico por evolución, así que mi defensa hacia la religión, o mejor, hacia los creyentes, parte de mi convicción de que la tolerancia religiosa es parte esencial de un esquema civilizado de convivencia, más allá e independientemente de tus propios valores o cosmovisión.

    Los (mal llamados) “progresistas”, tan tolerantes y multicultis ellos, sin embargo no toleran el cristianismo (en España más específicamente el catolicismo) bajo ningún concepto, hasta el punto de que absorben acríticamente todos los memes norteamericanos, legítimos allí -donde un gran número de sectas cristianas atacan frontalmente hechos científicos perfectamente establecidos (la evolución, la edad geológica de la Tierra, la eficacia de las vacunas, etc…)- pero totalmente desfasados aquí (y en Europa en general) dónde las Iglesias (católica, anglicana, etc…) admiten sin ambages (todos) los avances científicos, y los incorporan de hecho a los planes de estudios de sus escuelas y universidades (hace siglos).

    Por supuesto, el artículo de Spufford no ha tardado en provocar la indignación en los círculos habituales, desde el gay cerolista que, incapaz de salir de los lugares comunes, regaña a El País: Muy bajo cae el País, y que no merece ulterior comentario; hasta el cientificista de progreso que le responde con un artículo (Querido creyente, Francis Spufford) con los mismos lugares comunes, pero desde argumentos de autoridad. Me centro en éste último.

    Todo su artículo es en realidad una extrapolación del principio original de Laplace (y muchos otros después) sobre la no necesidad de la hipótesis Dios en Ciencia, principio con el que todos estamos de acuerdo en su forma original, y que en realidad es un principio que se respeta a pies juntillas, y como físico debería saber (y/o no ocultar) que eminentes físicos cristianos como Newton, Boyle, Faraday, Kelvin, Planck o Pauli jamás usaron a Dios en sus aportes científicos. El fundamentalismo ateo, y su principal obispo Richard Dawkins, y éste artículo que se encuadra en la misma línea, tratan (sin éxito) de extender esta idea pretendiendo que Dios no solo no es necesario desde un punto de vista epistemológico, sino también desde una perspectiva ontológica, es decir, que directamente no existe, no es y no puede ser real. Evidentemente la primera opción es enteramente racional y se asume naturalmente en toda la comunidad científica (tanto por los creyentes como por los no creyentes), mientras que la segunda es totalmente arbitraria, personal y solo es admitida por los ateos, que con todo su derecho a hacerlo, niegan la existencia de Dios.

    Pero es que ese no es el debate que aborda Francis Spufford, quiero decir, que la existencia o no de Dios es irrelevante para el hecho empírico de que un buena parte de la humanidad ha necesitado, necesita y probablemente necesitará un marco espiritual de creencias, la Religión, que trasciende la Ciencia (es independiente de ella) y que ha superado y asumido todos los avances científicos producidos en los últimos milenios, y no es que los haya superado porque “es mejor”, simplemente juega en otro campo, a otro juego y con reglas totalmente distintas. El verdadero debate, y fundamento del artículo publicado por El País, es la denuncia de la continua persecución a la que están sometidos los creyentes (cristianos y católicos, claro, los musulmanes tienen salvoconducto, incluso para masacrar a los cristianos), la ridiculización de sus creencias, su absurda descalificación intelectual, académica y profesional, y en general su condena al ostracismo por el simple hecho de mantener unas creencias religiosas, que algunos “listos” consideran perjudiciales para “el progreso”, y que están decididos a acabar con ellas utilizando la Ciencia como cachiporra (algo que no funciona, la Ciencia no está diseñada como arma anti-religión), y la munición de fogueo (y de muy baja calidad intelectual) proporcionada por personajes como Dawkins, que son capaces incluso de aceptar el Diseño Inteligente con la condición de que `los diseñadores´ sean extraterrestres en vez de Dioses.

    Impenitente de  Francis SpuffordQuizá este trasfondo, la persecución a los creyentes, sea más evidente en un libro del mismo autor que me recomendaron en respuesta a mi post en Facebook y en Twitter sobre el artículo, Impenitente, en el que según parece desarrolla esta línea de pensamiento, como se puede comprobar en esta muestra gratuita de sus primeras páginas, y que viene a denunciar y describir lo mismo que he expresado centenares de veces en NMSP (y en muchos otros foros): la feroz intolerancia de un sector (minoritario pero creciente) de ateos hacia las creencias religiosas (léase como siempre, de judeocristianos, las demás religiones quedan a salvo por el multiculturalismo), empeñados en que la ausencia de creencias es la única opción racional y correcta (ni siquiera el agnosticismo está admitido, a pesar de que Darwin o Russell se declararon agnósticos más que ateos).

    Y si se trata de usar el racionalismo hasta sus últimas consecuencias, usemos la Selección Natural, y lo que comprobamos es que los humanos, la especie que saca varios cuerpos a la siguiente, ha mantenido, seguramente desde el paleolítico, diferentes tipos de creencias religiosas y/o sobrenaturales, y no parece que las sociedades humanas ateas hayan triunfado mucho, a juzgar por el número de ellas que han llegado hasta hoy y que coincide exactamente con cero. Así que el hecho de que una minoría de humanos (entre la que me incluyo) no necesite este tipo de marco religioso para sobrevivir, no me parece argumento suficiente para denostar a aquellos (la inmensa mayoría) de mis congéneres que SI lo necesitan y lo utilizan de hecho a lo largo de toda su vida.

    En realidad todo esto es un efecto más de la dictadura de la corrección política, que pretende llegar a un pensamiento uniforme, cuando no único, siempre sectario y que elimina cualquier margen para la libertad individual dictando unilateralmente lo que es correcto y lo que no, lo que se puede pensar y lo que no, qué debemos comer o beber, qué palabras son correctas y cuáles denotan que las pronuncia un “facha”, o un machista, o un carca, etc…

    Y no he querido entrar a valorar, como otras veces, las múltiples aportaciones a la cultura, al arte, a la filosofía y a la ciencia por parte del cristianismo a lo largo de estos últimos dos mil años, pero a juzgar por lo que se adivina de una civilización sin religión (o en la que la religión fuera el ecologismo extremo, que es a lo que se parece el sucedáneo que nos intentan endilgar), me da la impresión que a pocos les gustaría, empezando por los propios `progresistas´.

    Parece off topic pero no

    En este mismo blog de Manzanas Entrelazadas, que no conocía, he tropezado con una colección de entradas sobre Mecánica Cuántica, que vienen a ser una respuesta (clandestina) al linchamiento que Lubos Motl hizo al ahora flamante eurodiputado de Podemos, el físico Pablo Echenique-Robba, por un paper que publicó el año pasado en ArXiv: “Shut up and let me think. Or why you should work on the foundations of quantum mechanics as much as you please“. La entrada de Lubos no deja títere con cabeza: Shut up and calculate, especially if you’re a lousy thinker.

    Y digo `clandestina´ porque el autor evita nombrar explícitamente a Lubos y o bien emplea circunloquios y sarcasmos que solo captarán los lectores conscientes de por dónde van los tiros, o bien directamente remata de cabeza al Blog de Francis Villatoro, uno de los pocos referentes divulgativos de la Física en la blogosfera ibérica, que en mi opinión en este caso se limita a defender de oficio a Pablo Echenique-Robba, en base a una excusa, que el artículo del diputado era un artículo de opinión (como si arXiv fuera el Muy Interesante); y a unas pocas (si bien contenidas) falacias ad-hominem, a las que el físico checo, no lo podemos negar dada su alergia a la corrección política, es bastante vulnerable.

    En cualquier caso esas entradas [sobre las falacias cuánticas] son muy didácticas, aunque ciertamente tramposas a la hora de intentar rebatir los argumentos de Lubos Motl (hasta el mismo Francis le corrige en su entrada), y quizá por ello no ha sido capaz de citarle, o mejor aún, acercarse a The Reference Frame a discutir esos puntos directamente con el Dr. Motl, no me parece muy honesto.

    Pero bueno, el caso es que una cosa me ha llevado a la otra, y al final me he acordado de una polémica que viene perfecta para terminar mi comentario de hoy, esta:

    Hace un año y medio o por ahí hubo una trifulca entre Peter Higgs  (físico, ateo, ha dedicado su vida a investigar en el campo de la Física de Partículas, premio Nobel de Física 2013) y Richard Dawkins (biólogo, fundamentalista ateo, ha dedicado y dedica su vida a insultar a los creyentes y/o a intentar convencerlos de que Dios no existe, Literary Prize de Los Angeles Times 1987) [noticia en el Mail Online y en The Guardian] y el siempre atento Lubos Motl dedicó una entrada al asunto: Richard Dawkins vs Peter Higgs. Aunque recomiendo su lectura reposada, traduzco sus últimos párrafos por su relevancia respecto el asunto que nos ocupa, porque son las palabras de un ateo, y porque las suscribo plenamente y resumen muy bien mi postura frente al tema (nótese que la dicotomía es entre fundamentalistas creyentes y fundamentalistas ateos, no entre creyentes y ateos sensatos, que por otro lado son la mayoría):

    Podríamos debatir sobre ejemplos específicos de la demagogia que los creyentes nos ofrecen a veces, y ejemplos específicos de la demagogia y los devaneos de los “anti-fundamentalistas” como Richard Dawkins. Creo que toda persona que observe imparcialmente estos debates encontrará muchos ejemplos a ambos lados, por lo que no tiene mucho sentido escoger unos cuantos ejemplos al azar.

    ·

    En cambio, mi punto es que estoy de acuerdo con Peter Higgs en que personas como Richard Dawkins son fundamentalistas en un sentido similar al de los propios creyentes – a pesar del hecho de que sin duda están en lo cierto mucho más a menudo que los creyentes (una comparación que podría cambiar con el tiempo, sin embargo). El carácter general de sus respuestas a las “grandes preguntas” siempre está predeterminada -y esta observación se aplica a estos dos grupos opuestos. Cada enunciado que muestre una correlación en favor del vago concepto de Dios será apoyada por los obedientes creyentes; y será escupido por los anti-creyentes de la corrección política.

    ·

    Independientemente de que la segunda actitud parece tener más éxito en la incorporación de los avances científicos de los últimos 20 o 100 o 500 años, los dos enfoques son igualmente fundamentalistas -y ambos son intrínsecamente acientíficos. La Ciencia no se define por su objetivo de demostrar que todas las ideas que se correlacionan positivamente con el vago concepto de Dios están equivocadas, de la misma manera que la ciencia nunca debe ser definida por su coherencia con Dios. La ciencia es simplemente independiente de estos prejuicios -estos y muchos otros. La Ciencia evalúa de manera imparcial los datos empíricos y las conclusiones correctas no son (ni pueden ser) determinadas a priori.

    ·

    Podríamos argumentar que muchas opiniones patentemente erróneas acerca de la física -incluyendo los fanáticos anti-cuántica- están vinculados a el “anti- fundamentalismo” de los izquierdistas. […] Simplemente han decidido que el mundo debe ser fundamentalmente un reflejo de una “realidad objetiva” en el sentido clásico y si osan ir más allá, todo su sistema de creencias – su “valor de la vida “- sería destrozado. El único problema es que muchas de estas creencias y puntos de discusión son demostrablemente erróneos. Son víctimas de diferentes delirios en el mismo sentido que muchos creyentes.

    ·

    No quiero generalizar esta observación […] porque hasta donde se, muchos derechistas y personas orientadas a la cristiandad tampoco entienden la mecánica cuántica correctamente. 😉 Pero lo que yo quiero generalizar es la afirmación de que la ciencia sólo nos permite apoyar ciertas afirmaciones pero no otras; ninguna conclusión es evidente por principio; y no hay razón por la cual todos los futuros descubrimientos científicos deban permanecer encorsetados en una determinada camisa de fuerza intelectual preconcebida, sea esta religiosa o antirreligiosa.

    ·

    Hay gente tanto entre los creyentes como entre los anti-creyentes que directamente no entienden esta simple idea (la inadmisibilidad de los dogmas en la ciencia), y es por eso que son fundamentalmente análogos entre sí, y por lo qué la crítica de Peter Higgs a Richard Dawkins es justificable, independientemente de que el porcentaje de declaraciones correctas presentado por Richard Dawkins sea superior al 50 %.

    Amen, Lubos.

    Editado (16/06/2014)

    Como podéis leer en los comentarios Plaza y yo mismo intentamos participar en el hilo fundamentalista del de las manzanas, pero ya conocemos como son las gentes de progreso, censuró mi comentario:

    Hola, con permiso.

    ·
    Sin embargo si hay dos tipos de ateos muy bien diferenciados: los beligerantes, que consideran la Religión como un defecto intelectual (o algo peor), y para los que Dawkins sería un referente; y a los que sencillamente les importa un carajo las creencias de los demás (Dirac o Peter Higgs estarían confortablemente en este grupo). Y luego, tenemos un tercer grupo de no creyentes, los agnósticos, mucho más cerca del segundo grupo que del primero (ahí podríamos situar a Darwin o a Bertrand Russell por ejemplo). Yo particularmente me encuadro en este tercer grupo (tras haber pasado brevemente por el primero y el segundo).

    ·
    Creo que los aportes intelectuales del primer grupo son cero, especialmente si los comparas con los de los otros dos grupos, o incluso con las aportaciones de cristianos y judíos en todos los ámbitos de la vida (incluido el científico). Sinceramente no le veo las ventajas al ateísmo beligerante, no creo que dure mucho o que signifique mucho más que una simple moda integrada en el resto de los dogmas de la corrección política, y en total confrontación con la tolerancia religiosa (i.e. los Derechos Humanos). Y es específicamente a este grupo, los ateos beligerantes, a los que Spufford critica y exige tolerancia.

    ·

    Saludos.

    y la parte mollar del segundo comentario de Plaza:

    – También es peligroso afirmar que debemos guiarnos por una especie de “selección natural” de la moral. Como ya digo la esclavitud existió, y puede beneficiar a cierto sector de la sociedad. Eso no lo hace ético.

    ·

    No, no lo hace ético. Ética es la -digamos- moral filosófica. La moral pensada, racional, ideal, imaginaria. Y para que puedas juzgar su peligrosidad, sugiero que recuerdes y repases la historia de los Khmers Rouges. Y de ahí, por comparación, tal vez llegues a otros ejemplos menos extremos, pero también francamente peligrosos.

    ·

    ¡Ah!, y no he dicho que debamos guiarnos por una selección natural. No he dicho que “debamos” nada. Salvo la sugerencia de abrir los ojos. De operar esa especie de selección natural que apunto, operaría a nivel de grupo. Y si opera (es una hipótesis), entonces tu opinión o mi opinión sobre la ética del asunto será muy interesante, incluso estremecedoramente bella, tal vez, pero completamente irrelevante respecto de lo que pasa, y de lo que va a pasar.

    ·

    • PS: No existe tal cosa de “ateos militantes”, así que no se puede analizar ni con escepticismo ni sin él. Los ateos somos personas que no creemos en la existencia de Dios. Punto.

    ·

    Vale. Fenomenal. Salvo que algunos ateos prohíben la religión, por perniciosa. Otros se limitan a escribir sin parar contra las creencias religiosas. Especialmente contra una creencia religiosa concreta. Otros, no hace mucho, quemaban iglesias y conventos (a veces con gente dentro) con un sorprendente fervor para alguien “no militante”. Etc. O sea, una vez más, abrir los ojos te puede llevar a ver que sí existen “ateos militantes”. Es un maldito dato empírico.

    ·

    Resumiendo. Te sugiero que contemples la posibilidad de que una sociedad no es un mero agregado inerte de fulanos, donde solo cuentan las relaciones individuales. O sea, un fenómeno emergente. Es siguiente paso es que trates de observar la relación entre la moral y esa dinámica.

    ·

    Slds.

    Qué cada lector saque sus propias conclusiones, pero creo que resultan bastante evidentes.

     
    • Jordi 22:20 on 06/06/2014 Permalink | Reply

      Si y no.
      El ateísmo beligerante de Dawkins no sale como cruzada intelectual sino como palanca de freno a auténticos charlatanes como Ken Ham. Si gente de la altura intelectual de Rowan Williams fuesen la regla otro gallo cantaría.

      Por otro lado, en España no hace falta que la religión intente copar instancias en el area de ciencias como sucede en Estados Unidos, ya tienen su cuota desde hace bastantes años en una asignatura dedicada exclusivamente a confundir a los chavales. A alguien que a duras penas sabe multiplicar con decimales le damos de postre el sudoku mental de discernir entre metáfora y hecho, entre física y metafísica.

      El error, tanto suyo como de Spufford, es pensar que se ataca a la Iglesia por ir en contra del progreso, de la ciencia o del ron con pasas. Se le ataca por sus privilegios (en España) o su aspiración a ellos (en Estados Unidos). Es creer que es una postura frente a las ideas, cuando es frente a la política para hacer proselitismo de dichas ideas. No veo a mucha gente diciendo que el hinduismo es una soplapollez de hippis y porreros. Ahora bien, si mañana usted quiere hacer hinduista a mi hijo por cojones, o por ley el hinduismo cuenta para la beca de comedor, déjeme que le diga un par de cosas sobre Vishnu. Sorprenderse de que los gorrazos sean para el Cristianismo y no para el Sijismo es como sorprenderse de que el Marca hable del Madrid. Para lo que quieren los cristianos son unos maria complejines de cuidado.

      Dicho todo esto, a día de hoy yo creo es imposible que si uno se tira piedras a sus propios cimientos intelectuales, la creencia en un Dios (y diré católico que es el que conozco) no sea lo primero en caer. Uno tiene que hacer tantos rodeos racionales para llegar a justificarse que me parece más creíble que es un anclaje emocional -a la negativa de reconocerse equivocado, comprensible por otra parte- que el fruto de un análisis profundo. Claro que luego está el desdecirse, el cherry-picking de las escrituras y demás trilerismos para decir que, en el fondo, la Biblia ha estado diciendo todo este tiempo eso mismo que acaba de descubrir la Nasa. Vamos, a menos que ser creyente tenga algo que ver con ser también del Betis, a los creyentes no les va quedando otra que ir agachando el morro e ir troceando las areas en las que hacer proselitismo sin faltar a la verdad. Hace 600 años era el orden total de las cosas. Hoy ya va quedando sólo el area de las emociones, el sentido de comunión y lo metafísico. Veremos mañana qué les queda. Me cuesta creer que la tendencia no sea a verlas en el futuro como puras muletas vestigiales. Necesarias para echar a correr como sociedad, pero muletas al fin y al cabo.

      • Eclectikus 22:52 on 06/06/2014 Permalink | Reply

        Hola Jordi.

        No creo que Dawkins sea una respuesta a nada más que a su propio sectarismo e intolerancia religiosa, y que signifique mucho más que un mero fabricante de carnaza gruesa para ateos adolescentes, post-adolescentes y eternamente-adolescentes. Sus argumentos no aportan nada al debate ni científico ni teológico.

        La Religión es optativa desde que yo era un chaval allá por los ochenta en el BUP, y cuando no lo era (o anteriormente con Franco) no dejaba de ser una maría para subir nota, por un lado, y una fábrica de ateos, por el otro. Excepto en los colegios de curas, a los que nadie está obligado a llevar a sus críos, y la gente que lo hace (incluidos muchos progres ateos) lo hacen por la contrastable calidad educativa de sus centros… aunque haya que correr el (despreciable) riesgo de que tu hijo se haga cura o similar, con una probabilidad tan pequeña que la gente ni la tiene en cuenta. No tengo hijos, pero entre que estudien (se rían de) el catecismo o Educación para la Progresía, elijo lo primero a ojos cerrados.

        No, los ataques a la Iglesia pueden ser incluso sanos, España siempre ha sido un país bastante anticlerical y a mi me parece un ejercicio saludable en tanto que desafía a la autoridad. El discurso de Spufford (por lo que he leído por ahora, el artículo y las páginas gratuitas de su libro), y desde luego mi discurso desde hace muchos años, es la defensa de la legitimidad de los creyentes a ser creyentes sin que la gente los considere imbéciles. He conocido muchos imbéciles, y creo que su distribución por sexos, razas, ideologías y religiones es bastante estable, creo que se puede decir con bastante confianza que un 20% de cualquier grupo humano es imbécil perdido.

        Mi impresión, posiblemente equivocada aunque no lo sabré nunca, es que la Religión (incluyendo el Ateísmo) seguirá formando parte de la estructura humana por muchos siglos quizá miles de años, lo mismo que el odio, el amor, la envidia, la pereza, etc… No quiero decir con esto que su permanencia se debe a la existencia de Dios, quiero decir que, aunque solo se vea desde un punto de vista darwinista, son sentimientos que los humanos llevan calzándose decenas de miles de años, así que no creo que ninguna estrella rutilante atea consigua vender la moto del ateísmo a los miles de millones de personas que hoy creen en Dios… pero como digo, puede que esté equivocado.

    • plazaeme 07:39 on 07/06/2014 Permalink | Reply

      A mi, de toda esta historia, me importa un rábano lo que la gente “crea”. Lo que me importa es lo que sucede. Y en ese sentido le he dejado un comentario (que de momento no aparece) al de entangledapples. Lo copio:

      Lo que me ofrece muchas dudas está expresado en una sola frase, y sin embargo es una frase clave en la discusión:

      -- Al no creer en un ser superior no tengo que seguir ningún dogma ni regla moral externa, sino que soy libre de definir mi propia moralidad.

      ¿Seguro? Moral viene del latín mos, moris, que no es otra cosa que la costumbre de una sociedad. La conducta que la sociedad (los demás) esperan de ti. La moral es muy anterior a Dios como el ser superior único. Los chimpancés tienen costumbres (o casi normas) muy asociables a una moral. Y es que parece casi obligado en una especie con una sociabilidad algo compleja y flexible. No puedes reinventar o reestablecer lo que esperas del otro, y lo que el otro espera de ti, en cada nuevo contacto. No daría tiempo de hacer otra cosa.

      Así que no. Hay algo que llamamos moral, que no tendría el menor sentido si fuera decidido libremente por cada uno. Por ejemplo, no se nos ocurre decidir libremente si vamos a circular por la derecha o por la izquierda en la carretera. Funcionaría mucho peor.

      Ahora tendríamos el problema de quién decide esa moral. Pero es un problema falso. ¡La costumbre! Porque la costumbre (la tradición, vaya) tiene la pequeña ventaja de haber demostrado que funciona. Tu particular ocurrencia podría ser un perfecto desastre. Y porque la costumbre funciona en un esquema de competencia, o selección natural. Sociedades con costumbres claramente menos eficientes, o sin capacidad de copiar las mas eficientes, desaparecerían.

      Y ahora llegamos a lo de Dios, o los dioses, y la religión. ¿Estamos seguros de que es un Dios imaginario el que ha traido una moral concreta, o será que una religión concreta, con su Dios imaginario, ha recogido una moral que ya estaba incrustada en esa sociedad, y le ha dado una “explicación”, y como una sensación de mayor “fuste”? Probablemente hay un poco de todo.

      Estoy muy de acuerdo en tu parte de la crítica a Spufford, que yo resumiría así: Los ateos no “creemos” que Dios no exista; vemos que no hay motivos para pensar tal cosa. Pero los ateos militantes (proselitistas, misioneros) tienden a creer que una vez enterrado Dios, se pueden sacar una moral de la manga, mediante la razón. Sin comprender que nunca se ha demostrado que esa sea una estrategia de éxito. Al contrario; los datos muestran que es una estrategia peligrosísima, que normalmente produce monstruosidades.

      Por eso creo que se puede muy bien defender que hoy y aquí, los ateos militantes son muchísimo más peligrosos que los creyentes. Y se puede plantear una parajoda. Al ateísmo nos lleva el escepticismo. ¿Por qué no vamos a aplicar, también, el mismo escepticismo hacia los ateos militantes? Yo diría que parece lo más sano. Y lo más inteligente.

      Perdón por el rollo.

      • Eclectikus 10:08 on 07/06/2014 Permalink | Reply

        Totalmente de acuerdo Plaza ¿Es un espejismo o ciertamente tu ateísmo se ha moderado sensiblemente? 😉

        Lo de la moral es tal cual, esta gente habla del `marco moral cristiano´ como si el `marco moral progre´ no existiera… pues anda que no tienen pegas para todas y cada una de las dimensiones de la vida… Por cierto, nótese que hay una zona moral común entre ambas `corrientes espirituales´: el pacifismo, la solidaridad, el desprecio por la riqueza extrema (al menos en el catolicismo)… claro, que a nadie le debería extrañar porque en última instancia, la Declaración de Derechos Humanos no deja de tener una fuerte inspiración judeocristiana.

        Dices “Al ateísmo nos lleva el escepticismo“, puede que sea un camino para llegar al ateísmo, pero desde luego no en el sentido bicondicional: el ateísmo te puede llevar de vuelta a la credulidad más bochornosa (mira el Cambio Climático), algo que reflejó muy bien Chesterton en su aforismo “Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa.“; y el escepticismo no necesariamente te hace ateo, algo que está validado empíricamente por el simple hecho de que no pocas cumbres del racionalismo humano fueron creyentes (incluso curas): Copérnico, Kepler, Galileo, Descartes, Francis Bacon, Pascal, Newton, Leibniz, Euler, Maxwell, Pascal, Kelvin, Kurt Gödel, Planck, Georges Lemaître, Heisenberg, Freeman Dyson y tantísimos otros.

        Y efectivamente, también creo que el escepticismo debe incluir el “ser escépticos con los escépticos”, algo que es un ejercicio fundamental a la vista del uso exacerbado de las falacias por los “escépticos oficiales”, no hay más que darse una vuelta por sus templos del “racionalismo”, como la RationalWiki, y fijarse en como aparcan el escepticismo en cuanto se tocan sus dogmas, por el ejemplo el Cambio Climático.

        • plazaeme 10:20 on 07/06/2014 Permalink

          Supongo que es un espejismo. Lo de la moderación. Depende del contexto. Le tiro collejas al que creo que abusa del argumento. 😉 Y al que trata de imponer un cuento, ni te cuento.

          Pero al final, parece que sin cuentos no somos nadie. No sabemos vivir sin cuentos. Es un lío. 🙁

        • Eclectikus 10:26 on 07/06/2014 Permalink

          Ja! Plaza… espero que no termines en un convento 😉

          De todas maneras esta gente está cortada por el mismo patrón, tanta física y tanta hostia y luego fallan en lo básico 🙂

      • Eclectikus 01:26 on 08/06/2014 Permalink | Reply

        Te ha contestado Plaza, y yo le he dejado una puntualización a su respuesta que está en cola de moderación, la copio también aquí:

        Hola, con permiso.

        Sin embargo si hay dos tipos de ateos muy bien diferenciados: los beligerantes, que consideran la Religión como un defecto intelectual (o algo peor), y para los que Dawkins sería un referente; y a los que sencillamente les importa un carajo las creencias de los demás (Dirac o Peter Higgs estarían confortablemente en este grupo). Y luego, tenemos un tercer grupo de no creyentes, los agnósticos, mucho más cerca del segundo grupo que del primero (ahí podríamos situar a Darwin o a Bertrand Russell por ejemplo). Yo particularmente me encuadro en este tercer grupo (tras haber pasado brevemente por el primero y el segundo).

        Creo que los aportes intelectuales del primer grupo son cero, especialmente si los comparas con los de los otros dos grupos, o incluso con las aportaciones de cristianos y judíos en todos los ámbitos de la vida (incluido el científico). Sinceramente no le veo las ventajas al ateísmo beligerante, no creo que dure mucho o que signifique mucho más que una simple moda integrada en el resto de los dogmas de la corrección política, y en total confrontación con la tolerancia religiosa (i.e. los Derechos Humanos). Y es específicamente a este grupo, los ateos beligerantes, a los que Spufford critica y exige tolerancia.

        Saludos.

        • plazaeme 08:01 on 08/06/2014 Permalink

          Vaya, gracias por avisar. Había dejado de mirar si contestaba.

          Antes de leer lo tuyo …

          Vaya, qué lástima. Con la buena impresión que había tenido de la entrada, y sobre todo del ojo que he echado al resto del blog, y ahora me sales con afirmaciones sacadas de la gorra, que no tienen más fundamento que el propio acto afirmativo. Sin siquiera pensarlas.

          Vale, tratemos de pensar. Supongo que estás de acuerdo en que la moral incluye como elemento principal una calificación de las acciones y opiniones de los humanos, según su “bondad” o “maldad”. Como la comida kosher, vaya, pero en acciones y opiniones. Y supongo que aceptarás que sociedades notablemente ateas (y militantemente ateas) , p. e. comunistas, nazis, no tienen la distribución de etiquetas morales que cabría esperar de una libertad al elegirlas. Son sociedades tan homogéneas y tan poco aleatorias moralmente como las teocracias. Así que la ausencia de creencia religiosa no tiene nada que ver con una moral “libre”.

          Además, para creer que la gente “es libre de definir su propia moralidad”, supongo que te parecerá buena idea echarle un vistazo a la realidad, y no limitarte a mirar dentro de ti. Y si lo haces, tal vez acabes viendo que entre los programas que se introducen en la cabeza de los niños, desde los cuentos y canciones de la cuna, hasta las “historias” posteriores y no poca parte de la educación, son códigos morales. Y son propios, no de los padres del niño, sino del grupo / sociedad / cultura al que pertenecen. De forma que puedes establecer la relación tal grupo ⇒ tal equema moral, en un porcentaje abrumador.

          Del resto, te libero. Si no quieres pensar / averiguar por qué funciona así, aunque sea obvio, es cosa tuya. Pero que veas que funciona así (aun sin saber por qué) solo depende de que abras los ojos.

          -- Creo que confundes “moral” con costumbre, y con leyes, y eso me parece bastante peligroso.

          Ya, pero crees mal. Moral, costumbre y leyes están tan entrelazadas que vienen las unas de las otras. Y el ejemplo de la conducción trataba de facilitarte la idea de que a veces la norma (moral, legal, estética, es igual) puede ser perfectamente arbitraria, y al mismo tiempo necesaria. Necesaria una norma, con independencia de cuál sea. Pero no importa; es fácil no verlo si uno se empeña en no verlo. Solo era una ayuda para comprender que la moral no sale de la libertad del fulano, sino que es “propia de” el grupo.

          -- Para eso existen las leyes, que yo respeto aunque sea libre de considerarlas morales o inmorales.

          Tú puedes considerar lo que quieras, lo mismo que puedes bailar la conga. Ninguna sociedad (algo estable) considera inmorales sus leyes.

          -- También es peligroso afirmar que debemos guiarnos por una especie de “selección natural” de la moral. Como ya digo la esclavitud existió, y puede beneficiar a cierto sector de la sociedad. Eso no lo hace ético.

          No, no lo hace ético. Ética es la -digamos- moral filosófica. La moral pensada, racional, ideal, imaginaria. Y para que puedas juzgar su peligrosidad, sugiero que recuerdes y repases la historia de los Khmers Rouges. Y de ahí, por comparación, tal vez llegues a otros ejemplos menos extremos, pero también francamente peligrosos.

          ¡Ah!, y no he dicho que debamos guiarnos por una selección natural. No he dicho que “debamos” nada. Salvo la sugerencia de abrir los ojos. De operar esa especie de selección natural que apunto, operaría a nivel de grupo. Y si opera (es una hipótesis), entonces tu opinión o mi opinión sobre la ética del asunto será muy interesante, incluso estremecedoramente bella, tal vez, pero completamente irrelevante respecto de lo que pasa, y de lo que va a pasar.

          -- PS: No existe tal cosa de “ateos militantes”, así que no se puede analizar ni con escepticismo ni sin él. Los ateos somos personas que no creemos en la existencia de Dios. Punto.

          Vale. Fenomenal. Salvo que algunos ateos prohíben la religión, por perniciosa. Otros se limitan a escribir sin parar contra las creencias religiosas. Especialmente contra una creencia religiosa concreta. Otros, no hace mucho, quemaban iglesias y conventos (a veces con gente dentro) con un sorprendente fervor para alguien “no militante”. Etc. O sea, una vez más, abrir los ojos te puede llevar a ver que sí existen “ateos militantes”. Es un maldito dato empírico.

          Resumiendo. Te sugiero que contemples la posibilidad de que una sociedad no es un mero agregado inerte de fulanos, donde solo cuentan las relaciones individuales. O sea, un fenómeno emergente. Es siguiente paso es que trates de observar la relación entre la moral y esa dinámica.

          Slds.

        • Eclectikus 10:01 on 08/06/2014 Permalink

          Mi comentario no ha pasado de momento desde luego, y este último tuyo tampoco… hay que ver lo que les gusta la censura y el filtrado de la opinión, y lo poco que les gusta la confrontación de ideas y la lógica (cuando contradice sus dogmas), es ciertamente revelador y en el sentido de que son ellos los que marcan la “corrección política”, asusta un poco…

    • plazaeme 10:03 on 08/06/2014 Permalink | Reply

      A juzgar por lo que tardó el primero mío -creo que más de 24 horas- puede que aun sea pronto. Para sus hábitos.

      Ahora, esa manía del filtrado previo sí que me resulta curiosa.

      • Eclectikus 10:12 on 08/06/2014 Permalink | Reply

        Puede, pero es una política que solo me encuentro en los sitios “de progreso”, aquí, en la Plaza o en DEE se modera el PRIMER comentario, luego entran sin moderación, digan lo que digan… ¿Casualidad o característica de grupo?, pues me temo que responde a la alergia al debate, que generalmente consideran inútil por que “saben” que su verdad es la buena (no solo la mayoritaria) y ha de ser por tanto la única.

    • plazaeme 10:30 on 08/06/2014 Permalink | Reply

      Yo creo que en la plaza no modera ni el primero. Y se cuelga algo de spam de vez en cuando, es verdad. Pero prefiero quitar el spam manualmente, y no tenerle esperando al comentarista de primera vez.

      También puede haber otro factor aparte del que señalas. La importancia que uno se dé a sí mismo. O el desenfoque que uno tenga respecto a su importancia en el mundo. Cuanto más desenfoque, más censura. Previa, o de la otra. 😉

      • Eclectikus 10:35 on 08/06/2014 Permalink | Reply

        Si, ese factor cuenta también, aunque están estrechamente relacionados entre si: considerarse importante y saberse en posesión de la verdad son facetas de la misma patología: el egocentrismo 👿

        • plazaeme 21:19 on 08/06/2014 Permalink

          Tiene pinta de que tenías razón. Solo ha dejado pasar la primera parte del mío. Curioso, porque dice claramente (1/2) al principio, y “sigue …” al final. Si mañana por la noche ha hecho nada al respecto, le voy a tener que decir algo.

        • plazaeme 21:20 on 08/06/2014 Permalink

          Ah, y nada del tuyo. Me había olvidado.

        • Eclectikus 21:34 on 08/06/2014 Permalink

          Ya, Plaza, lo he visto esta tarde… curiosamente en la parte que falta del tuyo, y en el mío censurado, está el argumento esencial (al menos para mi) de que la beligerancia contra los creyentes (cristianos y católicos en realidad) es totalmente injustificable, nunca se había producido con tal insistencia, y que es esta beligerancia la que Spufford denuncia en el artículo (y en el libro). Pero claro, es muy difícil de justificar la intolerancia en gente que alardea de tolerancia, no son conscientes que su tolerancia es selectiva, y por lo tanto es justo lo contrario a tolerancia: sectarismo. Si mañana no ha dicho nada añadiré un corolario a esta entrada, de recuerdo 😉

        • plazaeme 21:39 on 08/06/2014 Permalink

          Con claridad. La parte de la evidencia de la chorrada que está diciendo, y el corazón del argumento que cree que puede combatir. Pero parece tan burdo que no se puede creer en alguien que no parece especialmente asno. Igual es que ha conseguido un disfraz que más o menos funciona, pero debajo sí es un perfecto asno. A saber.

        • Eclectikus 21:48 on 08/06/2014 Permalink

          A mi me da la impresión que mucha de esta gente (estudia -> se incorpora a departamento universitario -> investiga en el sector público) termina con una cojera cognitiva que es muy difícil de superar (izquierdismo totalmente acrítico). No se si has leído la serie de artículos atacando a Lubos Motl sin nombrarle, pero son bastante rastreros, sesgados y plagados de falacias… No me extraña que no se haya atrevido a pisar TRF con sus quejitas… hubiera sido masacrado allí… 👿

    • plazaeme 21:56 on 08/06/2014 Permalink | Reply

      O no lo he visto, o no me he dado cuenta. He mirado por encima su cosa sobre lo de Echenique, he visto que no menciona el punto de discusión de Motl, y he pasado. No me he querido meter, porque se pueden usar sus propios argumentos de otras entradas, para atacar a Echenique en el mismo plan de Motl.

      • Eclectikus 22:09 on 08/06/2014 Permalink | Reply

        Lo de Echenique ha traído cola, es más sensata la entrada de Francis, al menos no ataca tanto el fondo de la cuestión (Lubos tiene razón o está muy cerca de tenerla, se ponga como se ponga éste artista) como las formas de Lubos, que para el que no le conozca pueden parecer excesivas 👿 Por cierto yo participé en el hilo original en el que le hacía el traje Lubos, de hecho en uno de los comentarios le traduje del español unas imbecilidades que decía en Público sobre el nivel de mar subiendo por el cambio climático… Nadie sospechaba entonces que el tipo iba a terminar en Bruselas… Cosas veredes 😀

      • Eclectikus 22:29 on 08/06/2014 Permalink | Reply

        El asunto tiene su miga, se mezclan varias de las fobias de Lubos, los ataques a la Teoría de Cuerdas, y una corriente de la Física, de tintes quizá posmodernistas pero que no dejan de tener cierta legitimidad, que no termina de aceptar la Interpretación de Copenhague de la Mecánica Cuántica, y no acepta (del todo) el carácter intrínsecamente probabilista de la teoría, a pesar de que es la teoría más precisa y más testada de la Historia de la Ciencia… El tema tiene muchas aristas, pero una buena parte de ellas son demostrablemente equivocadas (en palabras de Lubos) y tienen ya incluso una sección fija en el blog, quantum foundations, muy recomendable, por cierto, más que el clima incluso 😉

        • plazaeme 22:48 on 08/06/2014 Permalink

          Sí, seguí lo de Motl. Por curiosear, tampoco me importa tanto. Pero de Echenique me refiero a la parte más general y anti-Feynman, que el pollo de hoy no puede compartir — si juzgamos por los argumentos que usa en otras partes. Respecto a la generalización más definitiva, o no tan definitiva, de detalles de la MC, no me quedo con uno ni con otro. Se me escapa. Pero creo que el de Entangedapples no está diciendo lo mismo que el de Pablemos. Me da que dice parte de o mismo, pero de otra forma y con otras implicaciones. Pero, si lo entiendo bien, sería una discusión o muy absurda, o muy no-discusión, a poco que se hiciera con un mínimo de formalidad.

          Mi impresión es que tanto el de Francis como este están echando un capote a “uno de los suyos”, evitando cuidadosamente entrar en la parte más impresentable. Y atacando una postura que no es exactamente la de Motl. Pero una discusión ellos / Motl circularía por cauces muy distintos. Apuesto.

        • Eclectikus 23:03 on 08/06/2014 Permalink

          Yo me quedo a ojos cerrado con Lubos, cuadra más con lo que yo estudié y con lo que he leído, y sus argumentos son perfectamente sólidos. Francis corrige algunas cosas del manzanas (de cada una de las partes) que deja la réplica a la rueda de los caballos de Lubos. Además Francis saca a Lubos de vez en cuando en su blog, y eso es porque tiene un peso específico en todo lo que se refiera a Altas Energías y partículas, y eso a pesar de su salvajismo… por algo será… Utilizan mucho lo de que no publica, y de que solo es un bloguero, pero lo cierto es que una voz que escucha mucha gente al más alto nivel, y eso tiene mucho mérito para alguien que está (de momento) fuera del sistema público. No creo que entren al debate, pocos lo hacen.

    • Preguntator 22:32 on 08/06/2014 Permalink | Reply

      1) Resaltar la forma en que hemos acabado completando el círculo. Durante mucho tiempo y en casi todos los lugares se consideraba que las manifestaciones más extremas del clima eran consecuencia de los actos (o su ausencia) humanos, con los dioses como instrumentos. Un lento y tortuoso proceso de milenios acabó sacando el granizo y el huracán de la relacion hombre-dios y los convirtió en fenómenos naturales, que ocurren sin intervención humana. Pero nos hemos pasado de frenada y estamos llegando al punto de partida tras una vuelta de 360 º. Ahora, de nuevo el huracán y el granizo son causados por el hombre. La única diferencia es que ya no tenemos dioses de intermediarios, lo hacemos, parece ser, nosotros mismos.

      2) Yo creo que las religiones o las ideologías vehiculan actitudes individuales. El modelo es el cambio Saulo/Pablo que se nos muestra en Hechos. Saulo era un fanático anticristiano, y se convirtió en Pablo, un fanático cristiano. Pero dudo que la esencia del personaje esté determinada por si era judío o cristiano. Igual que la esencia de Dawkins no es que sea ateo. Si fuese creyente, sería un fundamentalista radical.

      En todos los sitios y todas las épocas hay personajes que dan miedo, aunque de la mayoría nunca se llega a saber más que localmente. Pero cuando estos personajes encuentran vehículos adecuados (sean grupos religiosos, partidos políticos o movimientos nacionalistas) entonces pueden realizar actos de relevancia mundial.

      ¿Alguien piensa que en estos últimos 20 años no ha habido entre nosotros radicales (nazis y comunistas, por ejemplo) que habrían cometido matanzas a imitación de Hitler o Stalin de haber podido? Lo que pasa es que nunca han encontrado el vehículo. Si un día lo encuentran, harán lo que siempre están deseando hacer.

      Si durante el último siglo los vehículos han sido primordialmente movimientos políticos y no religiosos, se ha debido al declinar religioso. Si la religión vuelve a alcanzar un lugar de privilegio en las sociedades, volverá a vehicular a los sádicos y resentidos. Y en algunos lugares ya lo estamos viendo con el Islam.

      • Eclectikus 22:47 on 08/06/2014 Permalink | Reply

        Preguntator, es que quizá la Religión, lo mismo que la Maldad o la Bondad (con mayúsculas adrede), son simples características de los humanos, al menos en este estadio de la evolución (practicamente idéntico que hace 10000 años), y por tanto es injusto (irreal) asociar la maldad a la religión (con minúsculas ahora) como si fuera origen y catalizador de todo lo malo y nada de lo bueno. En cualquier caso la declinación de la religión es relativa, el caso es que miles de millones de personas siguen teniendo fe en alguno de los mismos dioses que existían ya hace 2000 años. Vamos, que no tiene mucha pinta de que esto vaya a desaparecer en un futuro próximo. Ni tampoco la maldad, la bondad, la imbecilidad, etc…

        • Preguntator 23:05 on 08/06/2014 Permalink

          Y los nuevos dioses. Creo que aciertas cuando señalas que el ecologismo extremo, o alguna variante, puede convertise en una nueva religión. De hecho, miedo me da pensar en los sacrificios que exigirán para aplacar a Baal.

          Por cierto, de Spufford había leído un libro hace tiempo y me había parecido flojo. Algunas buenas ideas y muchas conclusiones insostenibles. Pero bueno, no tenía nada que ver con esto.

        • Eclectikus 23:12 on 08/06/2014 Permalink

          Si Preguntator, los sacrificios ahora no son de sangre, al menos directa, ahora es vía impuestos y empobrecimiento especialmente de los pobres.

          Yo no había leído nada de el, pero me consta que es “de los suyos”.

    • Preguntator 22:44 on 08/06/2014 Permalink | Reply

      En cuanto a Jordi, me llama la atención el “optimismo” que destila al final del post. El avance imparable, el progreso, desde una sociedad religiosa hacia otra menos religiosa. Yo sería bastante más escéptico, y si quiere engañarse con alteraciones locales, pues bueno. Comparemos la Turquía de hace 50 años con la de ahora. ¿Ha visto alguna vez las fotos de las jóvenes iranís en la universidad de los años setenta? ¿Donde está el Egipto de Nasser?
      El catolicismo pierde pie en sudamérica, pero lo ganan otros movimientos cristianos. El Islam se radicaliza en lugares donde era bastante moderado, como China o Indonesia. El cristianismo avanza, con lentitud pero con firmeza, en Rusia.

    • Haddock 22:55 on 08/06/2014 Permalink | Reply

      Supongo, Eclec, que le habrás dejado alguna referencia al tío de las manzanas de lo que aquí se habla, que le quede constancia de que hay bastante gente observándole con lupa.
      Por cierto, los chicos de Enchufa2 siguen de “vacaciones” ¿No?

      • Eclectikus 23:07 on 08/06/2014 Permalink | Reply

        Entiendo que ha leído mi comentario censurado, que le han llegado los pingbacks de NMSP, y algunas visitas a su blog desde aquí… si no se ha enterado es porque no ha querido, y eso es tan legítimo como clarificador Haddock 😉

        De Enchufa2 ni idea, como no llegan avisos al poco, como le pasará a este, pasan al ostracismo del olvido.

  • Eclectikus 11:29 on 08/05/2014 Permalink | Reply
    Tags: , , , Física   

    Una “teoría cuántica” del negacionismo. 

    Las ocurrencias de los alarmistas a la hora de intentar desprestigiar a sus críticos caen casi siempre en el absurdo más atroz. Al ser incapaces de zafarse de los clichés y del discurso falaz, hay ocasiones en las que al administrar las consignas oficiales, sin querer, quedan en absoluta evidencia. Y este es un caso especialmente ilustrativo de este efecto.

    Como todo el tinglado de la climastrología está montado sobre su cientificismo (“es ciencia asentada…”, “la ciencia dice…”, “la mayoría de los científicos cree…”), no es extraño que se apele a otras teorías científicas para ilustrar los (averiados) mensajes que nos quieren endilgar. Y esta vez le ha tocado a la Mecánica Cuántica y a las posiciones escépticas: The Quantum Theory of Climate Denial (BlHuffington PostunSkeptical Science), una “teoría” que “explica” el comportamiento de los escépticos, o como a ellos les gusta llamarlos, “negacionistas”. Ni que decir tiene que los argumentos presentados no tienen nada que ver con la Ciencia, ni tampoco con las críticas al alarmismo, y que al final no es más que una (otra) majadería.

    Boris Karloff Mad Scientist

    El autor del versículo es John Cook, un dibujante de historietas y evangelista confeso, famoso por ser el creador de Skeptical Science, un sitio dónde se cocinan respuestas a los argumentos escépticos en base a (y sólo a) los papers más alarmistas que se excretan (con dinero público por supuesto) a lo largo y ancho del “consenso” oficial.

    Utiliza en este caso para denigrar las posturas escépticas un efecto cuántico conocido como el colapso de la función de onda, una característica fundamental de la mecánica cuántica (i.e. de la naturaleza) que implica que no es posible conocer el estado preciso de un sistema cuántico hasta que no se hace una medida, hasta entonces solo podemos acceder a una distribución de probabilidad del valor de determinados parámetros físicos de ese sistema. En este sentido es famosa la paradoja del gato de Schrödinger, un experimento imaginario que intenta poner de relieve los inconvenientes (macroscópicos) que supone esta lectura probabilística del mundo subatómico, que implicaría consecuencias extravagantes como la mezcla de estados (|gato vivo> y |gato muerto>) antes de abrir la caja (efectuar la medida), que solo se materializa en un estado determinado (|gato vivo> o |gato muerto>) en el momento de abrir la caja (efectuar la medida). Entiendo que resumir las implicaciones de la Mecánica Cuántica en unas pocas líneas es descabellado, si alguien quiere profundizar algo más, y si me permitís la auto cita, podéis leer este artículo en estas mismas páginas, que resume algo más a fondo el asunto: Un repaso a la Mecánica Cuántica para entender el Premio Nobel de Física 2012.

    Para Cook esta característica de la naturaleza “no tiene sentido” (a pesar que tiene detrás casi un siglo de validaciones empíricas), y entonces asocia el comportamiento de los escépticos (así en bloque homogéneo, tanto a ellos como a sus argumentos) con una especie de estados cuánticos que “colapsan” en un estado determinado cuando son expuestos a un “estímulo” en forma de “evidencia científica”. Dice el artista:

    Aplíquese un estímulo (por ejemplo, se les muestra alguna evidencia científica) y se colapsan en uno de los tres estados de la negación. Esto permite a un negacionista existir en un estado de negación, después evolucionar a un estado contradictorio, y finalmente saltar al primer estado de la negación de nuevo.

    quantum2

    La estupidez es tan inmensa que casi duele profundizar en ella. El principal error lógico en su argumentación es un monumental hombre de paja que consiste en asumir que las críticas principales de los escépticos son exclusiva (e intercambiablemente) tres: que el Calentamiento Global no está ocurriendo, que está ocurriendo pero no somos nosotros, y que está ocurriendo y somos nosotros pero no es perjudicial. Por supuesto no es así y hay distintas pegas para distintas afirmaciones alarmistas dependiendo del contexto. Lubos Motl lo explicó muy bien en su blog y me he tomado la licencia de traducir su comentario al respecto:

    No hay, por supuesto, ninguna inconsistencia. Yo hago mías las tres reclamaciones en algún momento: “que no está sucediendo en absoluto”, “que está ocurriendo, pero no principalmente por nuestra culpa”, y que “está pasando y somos nosotros, pero no es malo”. Y es correcto, porque la palabra “it” tiene distintos significados en diferentes sentencias. Por ejemplo, “el calentamiento global como una tendencia desde mediados de la década de 1990” no está ocurriendo para nada, “el calentamiento global es una tendencia desde el año 1800” está ocurriendo, pero no somos la causa de ello, “el aumento de CO2 en la atmósfera” está ocurriendo y somos nosotros, pero es beneficioso. Y hay muchos otros significados de “it” que podrían añadirse.

    Hay millones de diferentes “it” parecidos -todos ellos tienen diferentes explicaciones y distintos grados de veracidad. Este punto específico es algo totalmente incomprensible para los mini-cerebros alarmistas como `Kook John´ – porque todo su cerebro está completamente consumido por un solo “it“. Ellos creen en un majestuoso “IT” y este “IT” es el responsable de todo en el mundo y todos tenemos que adorar este “IT“. Este “IT” de ellos es exactamente igual a Dios – está igualmente mal definido, es igualmente omnipresente, omnisciente y omnipotente – en fin, es Dios en esteroides. 😉

    En el mundo real, este omnipotente “IT” no existe. En cambio, hay millones de “its” – millones de posibles interpretaciones de los términos “calentamiento global” o “cambio climático” – y ninguno de ellos es realmente importante en ningún sentido.

    Poco más se puede decir, si acaso resaltar lo clarificador que es ver como los alarmistas profesionales están tan imbuidos en su propia fe, que son incapaces de afrontar las críticas, que se basan casi exclusivamente en el uso y abuso de la propaganda (oficial: globalchange.gov, mediática: yearsoflivingdangerously.com, e incluso grotescamente sectorial: Why Should Evangelical Christians Care About Climate Change?), y en la vergonzante utilización de la argumentación falaz (diversas modalidades de las falacias de autoridad que apelan al consenso de los científicos, hombres de paja que tergiversan los argumentos escépticos y ad-hominem que desacreditan a los críticos con el alarmismo climático). Una basura intelectual y científica que dejará profundas heridas en la historia de la Ciencia occidental, pero que terminará cayendo por su propio peso, o más concretamente, por su ausencia de peso.

     
  • Eclectikus 17:55 on 17/04/2014 Permalink | Reply
    Tags: , , Física   

    Ondas gravitacionales primordiales y universo inflacionario. 

    Ayer se confirmaba un rumor que llevaba algunos días resonando por todos los blogs relacionados con la Física Teórica, la Cosmología y la Física de Partículas: había sido hallada por primera vez señal de ondas gravitacionales primordiales que confirmaban el modelo de inflación cósmica del Big Bang. Antes de repasar los crípticos conceptos engarzados en la sentencia anterior, dejadme que os diga que en el caso de que se validen estos datos (i.e. sean confirmados por equipos independientes) estaríamos ante un descubrimiento tan importante como el hallazgo del bosón de Higgs hace casi dos años, y tiene todas las características para convertirse en premio Nobel de Física súbito.

    El BICEP2 (en primer plano) y el South Pole Telescope. Crédito: Steffen Richter (Harvard University)

    El BICEP2 (en primer plano) y el South Pole Telescope. Crédito: Steffen Richter (Harvard University)

    Veamos entonces, en modo sintético (y por tanto incompleto), algunos de los conceptos más importantes para valorar esta noticia en el contexto de la Física moderna. Si tras leer la entrada vuelves a leer la sentencia inicial y tienes la sensación de que la entiendes mejor, daré mi trabajo por válido, de lo contrario la culpa no será tuya sino mía (así funciona la divulgación).

    Ondas gravitacionales (wiki): son una consecuencia inmediata de la Teoría de la Relatividad General de Albert Einstein, y se pueden describir como una perturbación gravitacional que se propaga por el universo a la velocidad de la luz. Una imagen visual que se utiliza a menudo es considerarlas como una especie de ondulación que se propaga por el espacio-tiempo y que afecta a todos los objetos de una manera adicional e independiente de su equilibrio inicial (libres de fuerzas externas). Son muy difíciles de detectar debido a que surgen de fenómenos muy energéticos (campos gravitatorios extremos) que impliquen una aceleración en objetos no simétricos, los cuales se producen en zonas muy alejadas del universo (o de hace muchísimo tiempo, que viene a ser lo mismo), siendo su intensidad -inversamente proporcional a la distancia- minúscula en la Tierra.

    Evidencias indirectas de la generación de ondas gravitacionales se han producido en varias ocasiones en los últimos 40 años, siendo la más conocida la debida al análisis del sistema binario Hulse–Taylor (PSR B1913+16), que les valió el Nobel de Física de 1993 a ambos astrofísicos (estudiante de doctorado y tutor en el momento del descubrimiento en 1974). Más recientemente otro sistema binario (PSR J0348+0432) cuya degeneración gravitatoria (variaciones en la rotación del sistema estrella de neutrones – enana blanca) está unívocamente relacionada con la emisión de ondas gravitacionales, confirmaba una vez más la precisión de las predicciones de la Relatividad de Einstein.

    Inflación Cósmica (wiki): es un marco teórico que pretende dar solución al problema del horizonte, es decir a la contradicción entre la uniformidad del universo observable (a gran escala) y la imposibilidad de que zonas alejadas entre sí pudieran haberse influido mutuamente (tener la misma temperatura, las mismas constantes físicas…). Si consideramos el principio de causalidad como inviolable, no parece lógico pensar que zonas muy distantes (que jamás han estado “en contacto”) hayan evolucionado exactamente de la misma manera a partir de la caliente sopa cuántica que debió existir en los primeros instantes del Big Bang, es decir durante el mismísimo “bang”, cuando todas las partículas e interacciones, incluida la gravedad, convivían a muy altas temperaturas (energías) hasta que en algún momento, alrededor de 380000 años después de la explosión, con un universo expandiéndose y enfriándose, se produjo el desacoplamiento (la capacidad de interacción) entre fotones y partículas masivas, permitiendo a la radiación electromagnética (fotones) propagarse durante miles de millones de años. A medida que el universo ha ido expandiéndose la longitud de onda ha ido aumentando hasta el punto de que en la actualidad caen en su práctica totalidad en el rango de las microondas, y es por lo que a esa radiación se la conoce como radiación de fondo de microondas.

    En otras palabras, en un universo primigenio de tan solo 300000 años, puntos separados por distancias superiores a los 300000 años-luz, jamás podrían haber estado en contacto y por tanto, según el principio de causalidad mencionado arriba, resultaría extravagante pensar que pudieran tener propiedades físicas similares (específicamente temperatura). Sin embargo el análisis de la radiación de fondo nos habla de un universo esencialmente homogéneo a gran escala, con una temperatura prácticamente constante de 2.726 K.

    El modelo propuesto para salvar esta contradicción fue ideado en un principio por Alan Guth en 1981 y perfeccionado por Andrei Linde al año siguiente, y son desde ya, salvo sorpresa, mis candidatos para el premio nobel de Física 2014. Su postulado fundamental se basa en una gigantesca expansión en los instantes iniciales del Big Bang (desde los 10−36 segundos hasta los 10−32, es decir un lapso en el orden de los 10−33 segundos, o una milésima de millonésima de millonésima de millonésima de millonésima de millonésima de segundo) la denominada época inflacionaria, durante la cual el Universo se expandiría desde una superficie del tamaño de una pantalla de ordenador hasta practicamente las monstruosas dimensiones actuales (ver la entrada Inflation el blog de Matt Strassler).

    Esto llevaría a una aparente violación de la Teoría de la Relatividad (puntos alejándose a velocidades mayores que la velocidad de la luz), que en realidad no es tal (son puntos que se alejan entre sí, no que viajan a velocidades mayores que la luz), y que por contra explicaría porque puntos más allá del horizonte de sucesos, mantienen las mismas propiedades en todo el universo.

    En realidad existen anisotropías, dudo que nadie haya conseguido sustraerse de gráficos como este de la sonda WMAP:

    Anisotropías en la radiación de fondo de microondas

    Anisotropías en la radiación de fondo de microondas

    pero resultan que éstas encajan perfectamente en los cálculos del modelo inflacionario.

    Fluctuaciones primordiales (wiki): las condiciones físicas de estos primeros instantes eran las de un universo muy caliente, en el que se producían una serie de fluctuaciones cuánticas que permitían la creación (y aniquilación) de pares de partículas y anti-partículas, y que en última instancia son las responsables de las irregularidades (anisotropías) observadas en la estructura actual del universo (y su radiación de fondo de microondas).

    B- modes (wiki): La radiación de fondo de microondas presenta dos tipos de polarización, los E-Modes y los B-Modes relacionados físico-matemáticamente con el campo eléctrico (E) los primeros y con el campo magnético (B) los segundos. La polarización en modo B se puede producir por dos mecanismos, o bien por efectos de lente gravitatoria (como fue el caso de los detectados el año pasado con el South Pole Telescope), o provenientes precisamente de la época inflacionaria. La clave para distinguir entre uno u otro mecanismo está en el desarrollo multipolar y el análisis de los términos para las detecciones producidas, de tal manera que los valores en torno a l = 90 se corresponderían con los B-modes primigenios:

    Espectro de modos-B observado (puntos negros) y predicción teórica (lineas rojas intermitentes)

    Espectro de modos-B observado (puntos negros) y predicción teórica (lineas rojas intermitentes)

    lo que supone la smoking gun de la emisión de ondas gravitacionales durante la época inflacionaria, y por tanto la evidencia de la detección de ondas gravitacionales primordiales.

    Soy consciente de que este último punto necesita un desarrollo mayor, en el que no se pueden evitar las matemáticas, para aquellos lectores interesados en profundizar en los B-modes, les recomiendo se den una vuelta por esta entrada de Lubos Motl, y por algunos de los enlaces que cita, incluidos (o empezando por) las entradas del Blog de la Mula Francis.

    ¿Y por qué resulta todo esto tan importante?

    • Porque confirma una teoría de la que había múltiples evidencias pero no validación experimental.
    • Porque abre una ventana en el rango de energía de gran unificación, 1016 GeV (inalcanzable en el mayor acelerador de partículas actual, el LHC que está trabajando en el orden de los 10000 GeV, 12 órdenes de magnitud por debajo) solo dos órdenes de magnitud por debajo de la escala de Planck, a la cual la gravedad es comparable al resto de las fuerzas y un hito hacia el estudio experimental de la gravedad cuántica, más allá de especulaciones.
    • Porque las ondas gravitacionales primordiales son de origen intrínsecamente cuánticas, por lo cual suponen la primera evidencia experimental de la cuantificación del campo gravitatorio.
    • Porque significan una purga que descarta y promueve teorías, modelos y propuestas dentro y fuera de la propia cosmología inflacionista. Precisamente Lubos Motl ha publicado una entrada con los vencedores y vencidos de la eventual confirmación de estos datos: BICEP2: some winners and losers.
    • Porque aunque no confirma la Teoría de Cuerdas (ninguna de ellas), tampoco la descarta quedando intacta como único modelo serio de unificación de las fuerzas fundamentales que tiene buena pinta.

    Adicionalmente, aunque ya esto son cosas mías, es una prueba más de como funciona la Ciencia de verdad, en contraste con seudociencias como el Alarmismo climático. No hay color.

    Y por último, y también es cosa mía, no os perdáis el momento en que el profesor Chao-Lin Kuo sorprende al profesor Andrei Linde con la noticia de que su teoría se ha visto confirmada con una certeza de 5 sigmas (equivalente a una posibilidad de error en 2 millones), y que publiqué ayer en Science is Beauty en cuanto salió la noticia (y el vídeo). Por cierto el blog es finalista en los bloggies para mejor blog educativo en 2014 (premio que ya ganó en 2013), así que si alguien lo tiene a bien, no tiene más que votar por él aquí.

     
  • Eclectikus 13:04 on 06/10/2013 Permalink | Reply
    Tags: , , , Física, , , ,   

    Escépticos de Pacotilla II: La Ciencia (progre) y sus Demonios (laicos) 

    La Ciencia (progre) y sus Demonios (laicos)El otro día me vi envuelto en una pequeña trifulca en un blog que se llama “La Ciencia y sus Demonios“, una pandilla de la misma ganadería a la que criticaba recientemente en la entrada Escépticos de Pacotilla, y que representan el perfecto epítome de las patologías que entonces denunciaba: un escepticismo arbitrario marcado por la corrección política (asumen el alarmismo climático como una verdad revelada), y especializado en atacar a la religión (¿adivináis a cuál?) y considerarla más como una tara que como una cualidad humana más. Intolerancia, sectarismo e ignorancia a partes iguales.

    La entrada (que no es más que la traducción de una irrelevante diatriba de un abuelete progre, ateo y alarmista) se puede leer aquí: Ciencia, anticiencia y religión según el físico y filósofo norteamericano Victor Stenger.

    Llegué a ellos de rebote porque se enlazaba a este blog en los comentarios, y claro, la declaración de principios que significa un blog que se llama No Me Seas Progre, no a todo el mundo le hace gracia, y rápido surgieron comentarios rebosantes de prejuicios. El caso es que fui para allá y dejé un comentario que consideré amable e inofensivo (el #48 del hilo) y que mostraba mis cartas de 1) defensa de la legitimidad de la religión, 2) escepticismo sobre el Cambio Climático, 3) “mi sorpresa” de que los escépticos asumieran las tesis del alarmismo climático sin pestañear y 4) que “gentes de progreso” mostraran tal intolerancia por la simple razón del credo de las personas. Ni que decir tiene que se liaron a pedradas conmigo y terminaron por bloquearme los comentarios.

    Pocas vueltas se le puede dar al debate, escoge unos pocos de los comentarios al azar y verás el desolador panorama intelectual de esta tropa, presuntamente escéptica, supuestamente tolerante y altaneramente cientificista. Y todo el repertorio de tics del rebaño alarmista: moderación eterna de los comentarios (para dar tiempo a preparar “las réplicas”), uso de todo tipo de falacias y acusación de que todo lo que digas es una falacia (¡cuánto daño a hecho -el mal uso de- la Wikipedia!), respuestas según el libro de recetas de Skeptical Science, acusaciones de “negacionismo” y “neoliberalismo”, comparaciones con los “negacionistas” del SIDA o con los proponentes del Diseño Inteligente, y todo el resto de estupideces habituales, recogidas en el libro de estilo del buen descerebrado.

    El asunto no merecería ni un miserable párrafo en condiciones normales, pero dado que me bloquearon sin aviso, y se me quedaron unas cuantas cosas en el tintero, especialmente en lo tocante al Alarmismo Climático, he decidido contestar tranquilamente desde aquí.

    Enmienda a la Totalidad

    Sobre los contenidos del blog poco puedo decir, aunque estoy abonado a sus entradas, raras veces las leo y si lo hago es de manera diagonal, hay mucho que leer y al final tienes que seleccionar. Y lo cierto es que éste blog no me ha enganchado nunca, aunque me figuro que si estoy abonado a él, es porque en alguna ocasión leí algo interesante… pero se conoce que no lo suficiente para que lo tenga en mente. Visto lo visto, no me extraña.

    Pero lo peor es el comportamiento de los administradores del sitio… ¿Cómo te sentirías si cuando discutes con un grupo de personas -la mayoría con argumentos ridículos y una buena parte de ellos, además en tono insultante y menospreciativo- tu turno de réplica sufre un retraso tal que se te van acumulando las contra-réplicas a argumentos que has expuesto horas antes? ¿Cómo te sentirías si después de padecer esta cruz durante todo el debate te bloquean de buenas a primeras y sin previo aviso?… Pues eso es lo que ocurre en esta pocilga, y en general en todas las pocilgas “de progreso“, como hemos tenido ocasión de comprobar por ejemplo aquí, aquí, aquí, aquí o aquí.

    Esta política es ya de por sí suficientemente grave como para mandar al blog a la basura de la blogosfera, y por mi parte ahí se queda. A tomar por saco.

    Sobre la Religión

    Los que me conocéis ya sabéis mi opinión al respecto. Me importan un carajo los planteamientos religiosos de las personas siempre que no me los pretendan imponer. Lo que critico a menudo a tumba abierta son los continuos, absurdos, desfasados, anacrónicos, infantiles, ofensivos, ridículos, obscenos, redundantes y altaneros ataques a los cristianos.

    Una forma rápida de comprobar a que me refiero, es leer al propio “autor” del artículo, uno de los machos alfa del corral, lleno de odio a la Religión (Cristiana), y que solo es capaz de hilvanar bobadas de adolescente en tono insultante (#74#80#89 y #134).

    En general en España la corriente integrista atea bebe del ateísmo norteamericano, que está más enfocado en la lucha contra el integrismo cristiano y sus sectas más impresentables, que hacen una interpretación literal de la Biblia y en las que el proselitismo es una de sus principales motivaciones. La manifiesta imbecilidad de la progresía ibérica hace aquí un tótum revolútum con la cristiandad, y endilga a los Católicos las mismas taras, de una manera injusta y arbitraria, olvidando lo que ha tenido de bueno en todos los aspectos posibles el cristianismo en Europa, y quedándose solo con los cuatro memes descontextualizados habituales: la Inquisición, el juicio a Galileo, el colaboracionismo con Franco y el abuso de niños.

    Este es un tema que aparece recurrentemente en estas páginas, y creo que no merece mucha más atención en ésta entrada concreta, más que nada porque no tengo ningún interés en responder a las insultos que allí me dedican. La Religión me interesa básicamente como parte de la Filosofía, y por tanto, más que en los intercambios de coces con estos pobres diablos, estoy interesado en otros aspectos del asunto, como por ejemplo en el debate sobre el diálogo entre Fé y Razón, como el planteado entre el filósofo jesuita Fr. Copleston y el filósofo y matemático Bertrand Russell en un programa de la BBC de 1948 sobre la existencia de Dios, o en este otro entre el filósofo liberal Jürgen Habermas y el cardenal Joseph Ratzinger. Es a todas luces más instructivo.

    Sobre el Cambio Climático

    También conocéis mi opinión al respecto. Creo que hay muchas razones para no tragarse la hipótesis del calentamiento apocalíptico, pero en esta ocasión (#53) me centré en lo que consideró la piedra angular de la hipótesis alarmista: el cálculo de la Sensibilidad Climática.

    Hace tiempo que barrunto preparar una entrada específica sobre éste asunto, pero lo cierto es que no me termino de poner, quizá porque el asunto es mucho más complicado de lo que parece a simple vista. Intentaré sin embargo explicar aquí los conceptos básicos, según yo los entiendo, más que nada para enfocar el argumento principal que intentaba transmitir, sin éxito, en el hilo de marras.

    En general podemos definir semi-académicamente la sensibilidad como una magnitud física que representa la respuesta de un sistema a la variación de una determinada variable. En climatología específicamente se habla de sensibilidad climática de equilibrio (ECS), como el cambio en el equilibrio de la temperatura global del aire en superficie al variar en una unidad un determinado forzamiento radiativo.

    Por tanto, la sensibilidad climática representa el cambio en la temperatura al producirse una variación del calor radiado/absorbido por un determinado agente. Lo complicado del asunto es que en un sistema como el climático con diferentes forzamientos radiativos, la variación de uno de ellos provoca respuestas (feedbacks o retroalimentaciones) en los demás. Unos pueden favorecer el cambio (aumentándolo) y otros oponerse a el (disminuyéndolo), hablamos entonces de feedbacks positivos y negativos.

    En los mundos del IPCC y del alarmismo climático, en los que el culpable es conocido desde la primera secuencia, como en Colombo, “ya saben” que el CO2 es el principal forzamiento del Clima terrestre desde que el ser humano se embarcó en el horror capitalista, especialmente desde la “maldita” Revolución Industrial.

    Y entonces la definición semi-académica mencionada arriba se ve desplazada por esta otra, en la que el CO2 pierde automáticamente su presunción de inocencia:

    Sensibilidad climática es el cambio de la temperatura (global) de la Tierra al doblar la cantidad de CO2

    Y para ellos hay poco más que hablar: el forzamiento radiativo del CO2 es grande y positivo, y por lo tanto el CO2 tiene un efecto multiplicador en el calentamiento que no se lo salta un gitano. Y lo demás no importa, y si acaso importara tenemos cientos de millones de dólares en la recámara para que deje de importar.

    El problema es que las dificultades no disminuyen a base de dólares, y lo cierto es que en un sistema como el climático es tal la cantidad de interacciones entre los diferentes agentes implicados, que es muy complicado (¿imposible?) definir un modelo que reproduzca qué es lo que sucede en la realidad, cuando añadimos un extra de CO2 a la atmósfera por nuestros “pecados neoliberales“.

    Se puede considerar como un dato fuera de toda disputa, el valor de la sensibilidad climática del CO2 en el caso ideal de no tener en cuenta los feedbacks, y se dan por (relativamente) buenos los valores adoptados en el tercer catecismo del IPCC (TAR, 2001) de 3.7 W/m2, que se traduce en un incremento de temperatura en torno a 1ºC (ver por ejemplo la discusión en Climate ETC de Judith Curry: CO2 no-feedback sensitivity).

    Por supuesto que este es un valor que no asusta a nadie, un aumento de ese orden sería más bien beneficioso para el planeta, y además hay que recordar que estamos a mitad de camino (400 ppm) de doblar la cantidad de CO2 en la atmósfera desde tiempos preindustriales (es decir pasar -típicamente- de 287 ppm a 574 ppm).

    Evolución de la concentración de CO2 desde los tiempos pre-industriales.

    Evolución de la concentración de CO2 desde los tiempos pre-industriales.

    Y entonces ¿de dónde viene el miedo al CO2?. Pues ese es quid de la cuestión, viene de que la hipótesis alarmista nos asegura que el forzamiento radiativo del CO2 produce una serie de retroalimentaciones en el sistema, que pueden multiplicar por entre 2 y 5 veces el valor de su sensibilidad climática sin considerar feedback alguno. El problema es que se basan solamente en atribuciones y modelos numéricos. Me explico:

    Las atribuciones vienen del cálculo a palo seco de los valores reconstruidos en tiempos geológicos a partir de los valores obtenidos mediante proxys de temperatura y de concentración de CO2. Es decir que sin posible demostración de cuales han sido los mecanismos que han producido los valores calculados, atribuyen al CO2 el papel principal en el sistema climático.

    Los modelos numéricos intentan reproducir los procesos que se suceden en la atmósfera, a escala local, global, por capas, y teniendo en cuenta los diferentes mecanismos que se suponen intervienen en los procesos. Reconocen que hay algunos factores que no tienen bien definidos (principalmente los feedbacks de nubes y vapor de agua), y que puede haber otros que no tienen ni en cuenta (aerosoles, rayos cósmicos…). Pero les importa un bledo. Lo que sale de los modelos va a misa.

    Y por eso, como decía al principio, el valor de la sensibilidad climática, es la madre del cordero del debate, al menos desde el punto de vista físico, que es crucial cuando intentamos analizar el Clima terrestre.

    Y tras esta pequeña introducción, volvamos a las trincheras.

    Uno de los becerros, un tal Javi (“el que sabe”), mantiene que no he sido capaz de refutar sus “argumentos“, expuestos en #70 y #79. Veamos:

    En el primero de ellos entra de lleno en el surrealismo, y utiliza un hombre de paja intentando rebatir absurdamente mis consideraciones sobre los proxys a la hora de calcular la sensibilidad climática (que son una fuente de error, y que este método no te permite discriminar los forzamientos radiativos), con la siguiente soplapollez:

    Cuando usas un termometro estas usando un proxy de la temperatura: el aumento en el volumen de un liquido, que sabes que depende de la temperatura. Asi que la proxima vez que vayas al medico y te diga que tienes fiebre, ya le puedes decir que se equivoca porque esta usando un proxy.

    Por supuesto es una generalización absurda. El hombrecito considera que toda medida indirecta de una variable en Física es un proxy. Ciertamente se puede considerar así, pero evidentemente es algo que no se utiliza: nadie considera un termómetro como “un proxy” de la temperatura, ni una ecosonda como “un proxy” de la profundidad, ni un mando a distancia como “un proxy” del canal de televisión. Aunque si insiste (y lo hace) yo voy a empezar a considerar los argumentos defectuosos como si fueran “un proxy” de la estupidez del ponente.

    Por otro lado la precisión tampoco tiene peso alguno en su seudo argumento, porque a ningún cerebro normal (con una IQ por encima de 80) se le ocurriría comparar la exactitud de un termómetro clínico de mercurio (que puede llegar hasta la centésima de grado Celsius), con la de cualquiera de los proxys que se utilizan habitualmente para calcular las temperaturas en escalas geológicas (entre uno y varios grados Celsius). Y eso sin entrar en las incertidumbres temporales (cerca de cero en el termómetro clínico y hasta de siglos en los proxys geológicos) y otras fuentes de error más o menos sutiles.

    Volviendo a la realidad, como digo en los comentarios (#75) el concepto de proxy se utiliza en Geología como sinónimo de inferencia de una medida (a la que no se tiene acceso) a través de alguna propiedad relacionada con esa variable. La propia entrada de la Wikipedia en inglés, Proxy (climate), es un buen punto de inicio para entender qué son y cómo se utilizan los diferentes proxys en climatología.

    Posteriormente relincha:

    ¿Miles de millones? Me parece que tienes una idea muy de cómic de lo que cuesta la ciencia.

    Si, de cómic, 2600 millones en 2013 ha dedicado Obama -solo en USA y solo este año- añade todos los países del mundo y multiplica por 10 años de apogeo de chiste climático… y sí, efectivamente te sale un cómic, pero de terror. Especialmente cuando piensas en lo que se podía haber hecho con ese dinero luchando contra la malaria, aumentando la investigación y desarrollo en energías renovables o avanzando en la construcción del ITER, por citar los mismos ejemplos que en hilo. Y eso sin contar los chistes solar y eólico, o el mercadeo de los bonos de carbón.

    Luego saca de contexto mi aseveración de que no se conoce de manera fehaciente el valor de la Sensibilidad Climática (el aumento de temperatura al doblar la cantidad de CO2) y responde muy ufano:

    Aaah, ya salio el gran mantra negacionista, la exigencia de precisión absoluta. Si no eres capaz de decirme al microsegundo cuanto tarda una persona en morir tras clavarle un cuchillo en el corazon, es que no esta demostrado que clavar cuchillos en el corazon mate a nadie.

    El razonamiento no puede ser más absurdo, nadie pide la precisión absoluta, pero entre conocer el valor de una variable y ésta frase del IPCC:

    No best estimate for equilibrium climate sensitivity can now be given because of a lack of agreement on values across assessed lines of evidence and studies.

    va un trecho lo suficientemente grande como para considerar una falacia estúpida ese argumento.

    La refutación de mi aseveración de que los modelos no funcionan (y que no admiten falsación) es de traca. Sin el menor sentido del decoro me enlaza sin más a está gráfica salida de las cocinas de Skeptical Science:

    Gráfica de Skeptical Science que "demuestra" que los modelos funcionan que te cagas.

    Gráfica de Skeptical Science que “demuestra” que los modelos “funcionan”.

    No busquéis de donde sale la gráfica, como está construida, o la fuente de los datos, eso son detalles sin importancia en su libro de estilo. Mi contra-réplica hubiera sido automática, por ejemplo enlazando a ésta otra gráfica de Roy Spencer:

    Modelos vs. Realidad

    Modelos vs. Realidad (clic para ver en grande)

    que corresponde a la entrada de su blog (dónde da todos los detalles para interpretar la gráfica), “STILL Epic Fail: 73 Climate Models vs. Measurements, Running 5-Year Means“, y que es una versión con medias móviles de una anterior entrada (EPIC FAIL: 73 Climate Models vs. Observations for Tropical Tropospheric Temperature) en la que había utilizado regresiones lineales para representar al fin y al cabo lo mismo: el fallo épico de los modelos climáticos.

    Por supuesto soy consciente de que su respuesta inmediata sería tachar a Roy Spencer de Creacionista, que en este contexto tendría el mismo peso que acusarle de ser del Atleti. Pero entonces mi respuesta inmediata podría ser remitirles a mi comentario #59 en el que les descubro que su cocinero favorito, John Cook de Skeptical Science es cristiano evangelista, y que incluso dibujaba las viñetas en The Christian Post.

    Aunque a decir verdad, en este caso concreto, no debería ser necesario descender a su nivel para luchar con ellos en el barro, bastaría simplemente con mostrarles las gráficas oficiales de su propio catecismo actualizado (IPCC/AR5):

    Temperaturas vs. Modelos en el último catecismo del IPCC (AR5). Versión del borrador filtrado (izquierda) y la versión final aprobada en el cónclave de Estocolmo (23-26 septiembre de 2013).

    Temperaturas vs. Modelos en el último catecismo del IPCC (AR5). Versión del borrador “filtrado” a la prensa (izquierda) y la versión final aprobada en el cónclave de Estocolmo (23-26 septiembre de 2013) -clic para ampliar-

    (Imágenes extraídas de la entrada IPCC: Fixing the Facts de Climate Audit)

    Por supuesto después habría que recordarles como funciona el Método Científico, y que significa la falsabilidad y para que se usa. Lo ideal es que entendieran que cuando una hipótesis determinada (por ejemplo una alta sensibilidad climática) es refutada (falsada) por los experimentos (en este caso los datos empíricos), la hipótesis ha de ser descartada. Una vez aceptada esta base epistemológica, la siguiente pregunta es automática: ¿cuántos de esos modelos deberíamos descartar? ¿todos? ¿la mayoría? ¿ninguno?…

    Y deshaciendo la madeja, al final del hilo, volvemos irremediablemente a la sensibilidad climática. Si los modelos no funcionan en modo predictivo… ¿qué fiabilidad podemos dar a los valores de esta variable deducidos a partir de dichos modelos?, o mejor dicho, ¿qué credibilidad tiene la famosa distribución de frecuencias (de la sensibilidad climática) oficial del IPCC…?

    Distribución de frecuencias de la sensibilidad climática, basado en la salida de los modelos numéricos.

    Distribución de frecuencias de la sensibilidad climática, según la salida de los modelos numéricos.

    …¿Ninguna credibilidad? ¿poca? ¿toda? ¿No es sospechoso que los modelos reproduzcan razonablemente bien el pasado y fallen estrepitosamente al predecir el comportamiento futuro?

    Por supuesto que mucha de la literatura que recopila el IPCC es válida, y desde luego una buena parte de la Física que se utiliza (en sus fundamentos) es correcta y nadie le pone pegas. Pero la verdad es que muchos científicos se preguntan si la base Física del alarmismo termina en ese 1ºC propuesto como sensibilidad climática del CO2 sin considerar feedbacks, y si a partir de ahí, los 2 o 3 ºC extra de calentamiento debido al CO2 provienen de las propias (y generalmente reconocidas) incertidumbres de los modelos. Ver por ejemplo este breve artículo de Roy Spencer (el creacionista) explicando las incertidumbres debido a las nubes y el vapor de agua.

    Bien, pues curiosamente la cumbre del pensamiento racional/ateísta que recala en “La Ciencia y sus Demonios”, y una buena parte de los que piensan como ellos, no ven fisuras en todo este asunto. Rechazan que los modelos estén falsados, y se escudan en un presunto consenso científico para no moverse ni un milímetro de la postura oficial cocinada por un organismo político como el IPCC. ¿No es de risa?

    Para terminar quería avisar de que dado que esta entrada es básicamente una réplica que me fue vetada en el foro de la discusión, me reservo el derecho de ampliarla y/o mejorarla si es que lo considero necesario. ¿Lógico no?.

    Informes del IPCC y del NIPCC

    Addendum (11/10/2013)

    No es que haya pasado nada especial estos días, los “racionalistas” de “La Ciencia y sus Demonios” han seguido en el hilo del otro día, mostrándonos a todos su ignorancia y sectarismo vestido de purismo científico, hasta que me cansé de leer imbecilidades en mi correo, y me borré de las actualizaciones.

    Mientras, el autor de la entrada (recordad: un copia-traduce-pega de las ensoñaciones de un abuelete yanqui desnortado), cruzó conmigo unos cuantos comentarios en su propia dacha, de los cuales me censuró con una u otra excusa los que les vino en gana. Ya sabéis la democracia y la libertad de expresión progre se aplica sólo al rebaño, y todo lo que hay fuera del rebaño es “facha”, “neocon”, “ultraliberal”, “cristofascista” o “a sueldo de las petroleras”…

    E incluso amenazó con tratar específicamente el tema de la censura en el Cambio Climático en una entrada. Y éste fue su profundo análisis: “El victimismo anticiencia del cambio climático amordaza la libertad de expresión de los científicos y censura“. Dado que me dedicó la entrada (bueno, a un tal Eklecticus que en realidad es Eclectikus, es decir, éste humilde corresponsal), entré para agradecerle un detalle del que en realidad no era merecedor. Me respondió con el habitual caca-culo-pis-pedo, y yo le repliqué con el siguiente comentario, que evidentemente no me ha publicado (han pasado cuatro horas), pero que estoy seguro le ha tocado los cataplines por la parte menos carnosa:

    Tu comentario significa que no leíste mis comentarios (no se sí por larguísimos o por numerosísimos) sobre el clima (dos o tres a lo sumo, el resto fueron broncas por ser agnóstico, negacionista o las dos cosas). Las respuestas a algunas de las simplezas de análisis del Clima de ese hilo, las puse en mi blog, y por supuesto todo el mundo está invitado a participar sin ningún tipo de censura (la idea es que todo el mundo puede aprender algo de las posturas contrarias).

    Cristianos hay en ambos lados del debate, lo mismo que ateos y judíos, blancos, negros, asiáticos, rubios y morenos, altos y bajos, tontos y listos. La escala de grises es mucho más extensa de lo que marca tu visión estereotipada. Y puse un ejemplo paradigmático, John Cook, el principal bloguero alarmista, el mismo que cocina las respuestas que todos los alarmistas ibéricos usáis como catecismo, es reconocidamente cristiano evangelista, lo lleva a gala (lo cuál me congratula y me resulta indiferente a partes iguales), y lo cuenta abiertamente en su templo seudocientífico (Skeptical Science).

    Tiene toda la pinta de que los frailes como John Cook, serán el único apoyo serio que os termine quedando. La Ciencia está por encima de todo, y por supuesto por encima de la Política (y de la Religión, incluida la atea). Y el paso atrás del último informe del IPCC apunta a que la fiesta se ha terminado, van a seguir poniendo música, pero solo las lentas, para que podáis seguir bailando agarrados, pensando que estáis salvando al mundo de los cristianos, de las petroleras y de “los fachas”.

    Eventualmente y entre tanto, muchos creceréis, y os daréis cuenta que la visión post-adolescente del mundo que se os ha colado como verdad absoluta, no es menos dogmática que la utilizada por otras religiones, con la esencial diferencia de que los cristianos al menos SI distinguen entre dogmas y ciencia, una gran ventaja frente a vosotros que habéis mezclado Ciencia y Dogma en el mismo puchero.

    Cuando supere el trauma de descubrir que su fraile climático favorito no sólo no es ateo sino que es cristiano evangelista, quizá sea el momento de descubrirle que el otro capo de Skeptical Science, Dana Nuccitelli, trabaja para una petrolera (Dana Nuccitelli’s ‘vested interest’ ? – oil and gas)… lo cuál no deja de ser hilarante: dos de sus falacias ad hominem favoritas (acusarte de creacionista o de agente del petróleo) caen, ahora sí legítimamente, de lleno en el tejado de su parroquia. A mi por descontado me importan un bledo ambas circunstancias (defiendo a los cristianos, y he trabajado para el petróleo), pero a ellos no, y por tanto son prisioneros de sus propias imbecilidades.

    Y qué más se puede decir… ¿merece la pena discutir con semejante rebaño…?, o quizá sea mejor esperar a que espabilen, se den cuenta del patetismo de su “postura intelectual”, y de que caigan en que el hecho de que haya gente que mantiene la misma postura que ellos “siendo mayores” (pongamos a partir de los cuarenta), es sólo porque viven de ello, vendiendo libros, haciendo programas, o adoctrinando chavales (o porque no han superado la viruela revolucionaria, pero estos suelen pintar poco, no dan de sí). En fin, hay un dato empírico, la mayoría de la gente lo supera, y los que no, en mi experiencia al menos, es de que son unos tristes. ¡Qué hartazgo!

     
    • Waterman 09:43 on 08/10/2013 Permalink | Reply

      Hola Eclectikus, yo fui unos de los que comencé a comentar en dicho post, pero rápidamente deje de hacerlo porque ciertamente que me incomoda mucho el carácter de acoso y derribo (en lugar de una actitud dialogante) que tienen algunos miembros de ese blog. He seguido mucho tiempo ese blog porque me gustan mucho sus entradas de biología, y me divierten las que atacan a las giliterapias, etc. Yo soy un escéptico del origen antropogénico respecto al cambio climático (no estricto, ni lo niego, ni lo afirmo, pienso que no hay evidencias claras atribuibles al hombre) y cuando he intentado sembrar la semilla de la duda en otras entradas sobre este tema automáticamente se me ha comparado con un creacionista. En fin, he conocido tu blog a raíz de los comentarios del otro, parece un blog muy interesante, le haré un seguimiento esperando que aquí se mantenga el espíritu de dialogo y no de ataque y comparación desacreditada.

      Un saludo

      • Eclectikus 10:27 on 08/10/2013 Permalink | Reply

        Gracias Waterman, si recuerdo tus comentarios, y que trajiste al malvado Linzden, uno de los grandes científicos del clima demonizado por no torcer el brazo.

        Es el dogmatismo lo que les pierde, y su sesgo político. Y por supuesto hay que entender también que no es fácil hoy criticar las posturas oficiales del cambio climático, te convierten automáticamente en un hereje, un facha, un ultraliberal… en una persona non grata, vaya. Lo que es esperpéntico es que sin querer, y sin darse cuenta, caen en el mismo dogmatismo que critican a la Iglesia (o a la Religión), sin percatarse que ahí si es legítimo el dogmatismo, la religión se basa en dogmas al fin y al cabo.

        Pues gracias por leer NMSP, espero que saques algo de provecho 😉

        Saludos.

        • Waterman 07:26 on 09/10/2013 Permalink

          Totalmente de acuerdo en lo que dices. Pero el problema de la religión en mi opinión es que apoyándose en esa legitimidad dogmática (voluntaria o involuntariamente, dependiendo de la persona) se hace apología de la ignorancia en muchos sentidos desplazando la racionalidad. Y no me refiero a cosas tan obvias y estúpidas como la transmutación del agua en vino y cosas así, si no realidades más profundas que atentan contra los derechos humanos.
          Por poner un ejemplo suave y no por ello menos grave, en la mayoría de las religiones (si no todas) se ubica a la mujer en un estatus inferior al del hombre.

          Un saludo

        • Eclectikus 10:25 on 09/10/2013 Permalink

          Puede que determinados grupos humanos usen la Religión para promover la ignorancia de sus adeptos, de manera que sean más fáciles de manipular. En ese caso yo hablaría de sectas (hay muchas cristianas) y de algunas facciones o lecturas del Islam.

          En cuanto “a cosas tan obvias y estúpidas como la transmutación del agua en vino y cosas así” conviene no caer en la ridiculización fácil de interpretar los evangelios (y las diferentes liturgias cristianas y católicas) como si fuera un tratado de química. Suelo acordarme de Antoine Lavoisier, católico irredento, y me pregunto si alguien piensa que el padre de la Química moderna consideró por un solo momento que las bodas de Caná fueran en realidad el Teorema de Caná, y tuvieran la más mínima validez cuando se ponía la bata blanca. Yo lo dudo. Por otro lado acusar al cristianismo de fomentar la ignorancia, supone también ignorar la Escolática y su papel en la construcción de una institución tan importante que está todavía vigente, como es la Universidad.

          Sobre la mujer, y su papel “secundario” en la Historia de la Humanidad, y su implicación en esa situación de los cristianos me parece un tanto sesgado. En cualquier caso los cristianos abogan por la igualdad sin fisuras del hombre y de la mujer. Y en ese sentido te recomiendo la lectura reposada y sin prejuicios de esta carta a los obispos del cardenal Ratzinger, en sus tiempos de prefecto de la curia romana en 2004: Carta a los Obispos de la Iglesia Católica sobre la colaboración del hombre y de la mujer en la Iglesia y el mundo.

    • Waterman 12:22 on 09/10/2013 Permalink | Reply

      Buenas, creo que has interpretado mal lo que quise decir con la transmutación. Me refería precisamente a que es una estupidez tomar al pie de la letra ese tipo de aseveraciones por parte de los críticos.

      Cuando hablo (créeme que todo lo que te escribo es en un tono respetuoso) de el papel de la religión en la propagación de la ignorancia, me refiero, por ejemplo, a que no hay que ser ciego para ver el retraso cultural que produce el Islam por el mundo, las guerras estúpidas que ha fomentado, los siglos de retraso cultural oponiéndose la iglesia católica a la teoría heliocéntrica o a la evolución, para finalmente admitirlas. Le escolástica esta muy bien, no todo ha sido malo en la Iglesia, cristianismo o religiones en general, han aportado cosas buenas y malas. Pero en mi opinión en un computo general, la religión es más negativa que positiva para las sociedades. Como decía Bertrand Rusell, inspirarse en el amor y guiarse por el conocimiento. No me cabe duda, que la Iglesia Católica trabaja en avanzar para armonizar fe y raciocinio, lo cual me congratula por el bien de los feligreses, pero en mi opinión no son del todo aspectos miscibles.

      Respecto la carta de Ratzinger, en general, como he mencionado antes, trabaja en la armonía de los aspectos puntillosos de actualidad, sin embargo, tu que me acusas de ideas sesgadas, deberías de haber percibido ya que la Iglesia siempre interpreta las Escrituras a conveniencia, no le queda otra por la cantidad de irracionalidades que en ellas se despliegan. Todos estamos sesgados por nuestras ideas, pensamientos, experiencias, etc.

      Me pregunto por que si Ratzinger esta tan comprometido con el tema de los derechos de las mujeres no permite que se oficien misas por ellas.

      Espero sepas discúlpame que tarde tanto en contestar, pero es que voy muy liado y no tengo mucho tiempo.

      Un cordial saludo

      • Eclectikus 13:11 on 09/10/2013 Permalink | Reply

        Por supuesto que hay efectos nocivos en la Religión, como hay efectos nocivos en todo. Mi postura no va dirigida a negar esos efectos dañinos, va más bien por el lado de:

        1) no descontextualizar los hechos, es decir no valorar a los Borgia, o el juicio a Galileo con los ojos de hoy, sin tener en cuenta las connotaciones históricas y filosóficas del momento.

        2) no borrar del mapa las valiosos aportes a la civilización de la cultura cristiana. Obviar esto es eliminar de un plumazo un patrimonio cultural e intelectual al que, yo al menos, no estoy dispuesto a renunciar.

        Por lo demás no creo que la celebración de misa por las mujeres sea un hito en la liberación de la mujer. Supongo que se llegará a ello, pero a mi particularmente me trae al pairo, porque ni pertenezco a la Iglesia Católica, ni me importa un bledo quién imparta las misas. Quiero decir, que esos son asuntos propios de un club al que no pertenezco, y por tanto, dentro de un orden ético razonable, me importa un pimiento lo que pase dentro y alrededor de las iglesias.

        Saludos.

        • Waterman 13:59 on 09/10/2013 Permalink

          Hombre, que yo sepa estábamos hablando de la ubicación del estatus de la mujer por parte de las religiones entre otras cosas. A mi me importa lo mismo o menos que a ti, pero tu me has remitido a una carta de Ratzinger. Por mi parte sí que sería un hito el oficio de misa por parte de las mujeres, porque eso sería un reconocimiento de igualdad de derechos por parte de la Iglesia hacia las mujeres.

          Pero para terminar y no irnos por la tangente, no quiero que se me mal interprete. No tengo ningún problema con la existencia de la Iglesia ni las religiones mientras estas sean una mera opción personal. Mis padres son creyentes y los respeto como a los demás. Pero no puedo ignorar que intentar inculcar a la gente la existencia de un Dios personal, que escucha nuestras plegarias, se fija en todo lo que hacemos y decimos, si rezamos o no rezamos, y que dependiendo de su baremo divino nos dará la salvación o no, cuando menos, sí que me parece fomentar la ignorancia. Esto es sólo una opinión personal. Si pensamos diferente en este u otros puntos, pues esta muy bien. La riqueza del mundo reside en su variedad.

          Saludos

        • Eclectikus 14:39 on 09/10/2013 Permalink

          Pero es que dar misa no es “un derecho” Waterman, la Iglesia lo que promueve es la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, pero sus normas internas solo incumben a los católicos. Sería lo mismo que exigir el derecho de los hombres a ser monjas 😉

          Y es que en occidente YA es una mera opción ser creyente, aunque poco a poco va siendo casi más un estigma.

          Yo fui al colegio cuando la religión obligatoria y era como el recreo, y ni a mí ni a muchos nos convencieron de que Dios existe. El franquismo es la etapa que más ateos ha generado de la historia reciente, y muchos de ellos se educaron en colegios religiosos. Quiero decir que la Iglesia moderna es muy clara en esto: ser católico es un acto de libertad individual. Y así debe ser.

          Claro que si hablamos del Islam, las cosas son bien distintas. Sin embargo poco se oye al “ateísmo” oficial quejarse de las salvajadas de los integristas musulmanes: desde la ablación del clítoris, hasta la masacre de cristianos, pasando por el burka y la lapidación por adulterio.

          Sinceramente, creo que es tan evidente el sesgo de algunos ateos a la hora de hablar de la Religión, que a mi me quedan pocas dudas de que no es más que una fiebre adolescente, o post-adolescente, que sólo se cura con los años. La vehemencia anti-cristiana se supera con la edad, y creo que es como la viruela, algo que casi todos la pasamos de jóvenes.

    • Waterman 14:58 on 09/10/2013 Permalink | Reply

      ¿Y que las monjas den misa? 😉

      Estoy contigo, y como dije antes, reconozco que la Iglesia Católica avanza más que ninguna otra religión monoteísta. El Islam integrista me repudia hasta hablar de él. Ojo, el integrista.

      Respecto al último párrafo, no te quito ola razón, el ateísmo integrista es igual de vomitivo que el cristianismo fundamentalista. Sin embrago, tengo 41 años y mi ateísmo vino de la mano de la edad y la madurez. Yo no considero que mi ateísmo sea una enfermedad, tal afirmación si que podría ser considerada de pueril. Ser ateo simplemente es una postura más, que subyace de las reflexiones personales referentes a la interpretación del mundo.

      Bueno, ha sido un placer dialogar contigo.

      Un saludo

      • Eclectikus 15:12 on 09/10/2013 Permalink | Reply

        No, no, el ateísmo es un postura legítima en el debate, probablemente la más legítima de todas. Lo que yo considero que es una “enfermedad” juvenil y pasajera, es el ateísmo furibundo o integrista, aquel que se considera en posesión de la verdad absoluta, y niega y denigra el resto de las opciones, incluido el agnosticismo.

        En este sentido me quedo con la frase del escritor alemán Heinrich Böll:

        Me aburren los ateos. Siempre están hablando de Dios.

        Un placer igual Waterman, gracias por pasarte por aquí. Ciao.

        • Haddock 16:44 on 09/10/2013 Permalink

          ¡Me encanta la frase de Böll…me la apunto!

    • Eclectikus 17:08 on 09/10/2013 Permalink | Reply

      Para que veas Haddock hasta donde llega la imbecilidad de algunos, no te pierdas a este tipejo. 8 minutos enteros para no exponer ni un solo argumento, más allá de que en el libro Böll (“unin telectuál”) critica también a católicos y protestantes (como si eso cambiara el hecho del coñazo que dan los ateos con Dios), y por supuesto ocultando que Böll era un ferviente católico por mucho que criticara a las autoridades eclesiales, algo que a estos sectarios por cierto, no les cabe en la cabeza (la autocrítica, el reírse de ellos mismos, el inconformismo…):

    • Haddock 19:17 on 10/10/2013 Permalink | Reply

      Efectivamente, son tremendamente aburridos los ateos, sobre todo éste. ¿De qué triste compañía teatral se ha escapado este tío? Es insufrible, menudo coñazo…
      Además es que a mí, a estas alturas de mi vida, me resbalan los católicos, los protestantes, musulmanes, ateos…Me parece una absoluta pérdida de tiempo dedicarles ni un segundo…No me preocupa lo más mínimo lo que hagan o dejen de hacer mientras a mí me dejen en paz.

      • Eclectikus 19:31 on 10/10/2013 Permalink | Reply

        A mi el debate me parece apasionante, a partir de cierto nivel claro, estos del caca-culo-pis-pedo como el artista del vídeo, me aburren más que irritarme.

c
compose new post
j
next post/next comment
k
previous post/previous comment
r
reply
e
edit
o
show/hide comments
t
go to top
l
go to login
h
show/hide help
shift + esc
cancel

Uso de cookies

NMSP utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
%d bloggers like this: