Etiquetado: Internet Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • Eclectikus 20:41 el 05/04/2018 Enlace permanente | Respuesta
    Etiquetas: Infografías, Internet, , ,   

    Aprendizaje automático, inteligencia artificial y Big Data. Y Trump. 

    Lo último que escribí aquí, hace más de un año, narraba los primeros días de Trump entre la histeria generalizada de todas las fuerzas de progreso y el habitual seguidismo de los medios europeos en general y de los españoles en particular. Podría haber retomado las actividades en NMSP recordando los principales, por indiscutibles, éxitos de su primer año, pero habiendo tenido temas más importantes y con más encaje en el blog (temas siempre hay, desde la reciente opereta catalana, al incesante linchamiento de Rajoy por una rebaño transversal de majaderos, pasando por el timo de las encuestas, las noticias falsas, la corrección política vs. la corrección moral, etc…), lo cierto es que no he tenido ni las ganas ni la motivación de ponerme a ello.

    Incidentalmente Trump me trae de nuevo al blog, específicamente el último show Demócrata anti-Trump según el cual ya no han sido los hackers rusos los responsables de que haya un personaje que planta cara al tinglado progresista de los Obama, Clinton y compañía, no, ahora resulta que ha sido Facebook, y usando técnicas similares a las que usó Obama en 2012, y a las que usan montones de empresas para plantarte publicidad a lo largo y ancho de Internet.

    Luego comentaré brevemente el asunto, pero el objeto central de esta entrada es hacer un repaso a como están y qué significan todas estas (no tan) nuevas tecnologías, más que nada porque me da la impresión de que mucha gente tiene un cacao bastante considerable sobre estos asuntos.

    Aprendizaje automático / Machine Learning

    El punto principal y de arranque tiene que ser necesariamente el aprendizaje automático, que Wikipedia define de la siguiente manera:

    El aprendizaje automático o aprendizaje de máquinas (del inglés, “Machine Learning”) es el subcampo de las ciencias de la computación y una rama de la inteligencia artificial cuyo objetivo es desarrollar técnicas que permitan a las computadoras aprender. De forma más concreta, se trata de crear programas capaces de generalizar comportamientos a partir de una información suministrada en forma de ejemplos. Es, por lo tanto, un proceso de inducción del conocimiento.

    Aunque prefiero la definición que nos da la versión inglesa:

    Machine learning is a field of computer science that gives computer systems the ability to “learn” (i.e., progressively improve performance on a specific task) with data, without being explicitly programmed.

    Bien, el asunto es bastante más complejo, y poco vas a entender de la realidad actual si te quedas sólo con las definiciones. Para entender estas cosas lo mejor es utilizar infografías en las que aún a costa de perder muchos detalles, puedas tener una visión general de un vistazo. Y como no he encontrado ninguna que me satisfaciera del todo, me he hecho yo una, esta:

    Aprendizaje Automático

    (Click para ver a lo grande)

    Espero que se entienda, más que nada porque si tengo que explicar una infografía es que he fracasado miserablemente en la tarea de confeccionarla, y todo el texto que añada es reflejo de tal fracaso. Sin embargo sí me gustaría mencionar telegráficamente alguna de las características que emergen entre líneas en este gráfico:

    • No hay cambio de paradigma aquí, la mayor parte de los elementos informáticos subyacentes son conocidos desde la época de los primeros ordenadores, y la práctica totalidad de los métodos matemáticos que se utilizan (mayormente álgebra lineal, cálculo y estadística) fueron desarrollados a caballo de los siglos XVIII y XIX.
    • Un elemento central del aprendizaje automático son los datos, cuantitativa y cualitativamente. No hay aprendizaje automático y en última instancia predicciones fiables si no hay un determinado volumen de datos que supere un cierto umbral de calidad.
    • Independientemente de la variación en sus roles, la presencia de humanos (los hombrecitos verdes en la infografía) es crucial en el aprendizaje automático.

    Hay que resaltar también que esta clasificación presentada es un tanto alegre, en la realidad, cuando estas técnicas se aplican a problemas concretos, las fronteras son tenues, y en general computación tradicional, aprendizajes supervisados o no, y el más novedoso (aunque esencialmente basado en los anteriores) aprendizaje reforzado, están interconectados y/o son interdependientes.

    Algunos ejemplos en los que el aprendizaje automático es masivamente usado:

    motores de búsqueda, traducción automática, antivirus y filtros de spam, detección facial, clasificación y reconocimiento de fotos o de voz, predicción del tiempo o del tráfico, física de partículas, bioinformática y especialmente genómica, econometría, mercadotecnia y publicidad, análisis sociológicos, demográficos y de comportamiento, análisis bancario y crediticio

     


    Inteligencia artificial / AI

    Como sugiere su nombre, la Inteligencia artificial (AI de sus siglas en inglés), es la rama del conocimiento que busca implantar todas o algunas de las características de la inteligencia humana en las máquinas (i.e. en los ordenadores). Desde luego el aprendizaje es una de esas características, y en ese sentido el aprendizaje automático debe jugar y juega un papel principal en la AI. Sin embargo la AI es mucho más que aprendizaje automático de manera parecida a como la inteligencia humana es mucho más que la adquisición de conocimiento, el aprendizaje, consta además también, al menos, de la capacidad de abstracción, el razonamiento, el lenguaje hablado y escrito y, sobre todo, la intercomunicación con el entorno. Implementar esas características en una máquina requiere usar diferentes aproximaciones en las que el aprendizaje automático es llevado al extremo con técnicas como las redes neuronales y el aprendizaje profundo.

    Por tanto la inteligencia artificial no es separable del aprendizaje automático, ni éste es un simple subconjunto del primero, ambos son áreas de las ciencias de la computación que interactúan pero que no son coincidentes ni comparten (todos los) objetivos.

    Quizá la mejor forma de distinguirlos sea por su relación con el mundo en general, y con la forma de ver el mundo que tenemos los humanos. Tal que así:

    Inteligencia Artificial

    (Click para ver más grande)

    Si te fijas hay sólo dos elementos nuevos en el croquis, la naturaleza y los sensores, antes no estaban no porque no existieran (la naturaleza y los dispositivos para extraer información de ella están implícitos en los datos que alimentan el aprendizaje automático), sino porque son conceptualmente “secundarios”, los procesos (adquisición, tratamiento y filtrado de datos, generación de algoritmos, resultados y predicciones) no necesitan “saber” su procedencia o su significado, se limitan a seguir ciegamente unas pautas lógicas definidas de antemano.

    Sin embargo en relación a la AI estos elementos, la naturaleza y los sensores, sin ser del todo centrales, sí son específicamente característicos, en tanto que pretendemos crear entidades que se comportan, imitan e interaccionan con humanos, o con información especialmente relevante para el punto de vista humano, la naturaleza de los datos y los medios en que las máquinas nos los sirven son esenciales para la inteligencia artificial, y además su principal característica diferenciadora respecto al aprendizaje automático.

    Ejemplos canónicos del uso de la inteligencia artificial hoy son:

    robótica, asistentes virtuales (tu eliges, Siri, Cortana o Google Now), realidad virtual, conducción autónoma de vehículos, vigilancia y seguridad, análisis de inteligencia y geoestrategia, teledetección, sistemas de información geográfica y de apoyo a la toma de decisiones, diagnóstico médico, sistemas de recomendación (libros, música, productos, predicción de compra…), chatbots

     


    Big Data

    Cómo la Inteligencia Artificial, un sueño arraigado en la literatura científica (y también en la de ficción) desde principios del siglo XX (ver Alan Turing), ha dejado de ser un sueño tiene mucho que ver con el siguiente concepto en liza, el Big Data (Macrodatos en la terminología de Wikipedia, que no usa nadie). De nuevo me parece más completa la definición de la versión inglesa de Wikipedia, que traducida mediante Google Neural Machine Translation y ligeramente retocada queda:

    EL Big Data son conjuntos de datos tan voluminosos y complejos que el software de procesamiento de datos tradicional es inadecuado para manejarlos. Los desafíos de los grandes datos incluyen la captura de datos, el almacenamiento de datos, el análisis de datos, la búsqueda, el intercambio, la transferencia, la visualización, la consulta, la actualización, la privacidad de la información y las fuentes de datos.

    No creo que sea necesario extenderse sobre los impresionantes (pero previsibles, ver la Ley de Moore) avances en el hardware en las últimas décadas, o de la consiguiente mejora y simplificación del software para los usuarios, por no hablar de la absoluta revolución tecnológica que ha supuesto la popularización de Internet y la telefonía móvil a todos los niveles imaginables. Resulta evidente que estos importantes cambios afectan directamente a la computación en general, y muy particularmente a las áreas de aprendizaje automático y AI, que basan en buena parte su éxito en la calidad y abundancia de datos, algo que hoy tenemos relativamente garantizado en el marco del Big Data.

    No podemos decir sin embargo que el concepto de Big Data sea meramente cuantitativo, no lo es, nótese que en la infografía del aprendizaje automático se identifica más datos con mejores datos, es decir que el hecho de disponer más datos implica que vamos a tener mejores datos y por tanto mejores resultados. Esto es cierto en general, y es particularmente cierto en el contexto de la AI y Big Data, en donde los propios algoritmos son capaces de clasificar la fiabilidad de los datos de una manera crecientemente eficaz, de tal manera que el proceso global mejora en el tiempo, el conocimiento es, como en Ciencia, acumulativo (la nueva información no elimina la anterior sino que la complementa y perfecciona), y por tanto es de esperar que los sistemas inteligentes mejoren año a año, y que todos los campos susceptibles de aprovechar estas ventajas o ya las aprovechan o no tardarán en hacerlo.

    Conviene también recalcar que el verdadero cambio de paradigma se encuentra aquí, mientras que el aprendizaje automático (o al menos muchas de sus técnicas) y la inteligencia artificial (o al menos su concepción teórica) llevan con nosotros casi desde el principio del siglo XX, el despegue de Internet en la primera década del siglo XXI, y la generalización de la adquisición, proceso y análisis de inmensas cantidades de datos durante esta segunda, nos lleva a una nueva realidad que no sabemos muy bien cómo podría llegar a evolucionar, y en la que no tenemos ni idea de sus segundas derivadas y efectos secundarios ocultos, sean estos favorables, desastrosos o un surtido de ambos.

    Lo que si sabemos con certeza es que estamos ante una revolución tecnológica profundamente multidisciplinar, se interconectan diversas áreas de Ciencias puras y Naturales (computación, matemáticas, física, biología…), Sociales (psicología, sociología, demografía, política…) y Humanidades (lingüística, filosofía, leyes…); y definitivamente transversal, afecta todos los órdenes de la sociedad humana. Estamos sin duda en los inicios de otro salto en nuestra simiesca civilización.


    Otros conceptos y consideraciones importantes

    • Minería de datos (Data mining).- Adquisición y tratamiento de datos. La inevitable connotación negativa del término proviene de la identificación de minería con explotación, poniendo el foco en la tercera acepción de la RAE (“Utilizar abusivamente en provecho propio el trabajo o las cualidades de otra persona“) en vez de en la segunda (“Sacar utilidad de un negocio o industria en provecho propio“). Ambas acepciones son legítimas en este caso, recolectar datos y convertirlos en información son tareas complejas, no se hacen espontáneamente y siempre se espera obtener ciertos beneficios. Viniendo de un montón de años de adquisición y tratamiento de datos en el contexto de las Ciencias Naturales, mi tendencia natural es a considerar la minería de datos como una tarea neutral en la que el beneficio (el producto) es la interpretación de los datos, pero por supuesto no nos podemos olvidar del lado oscuro, íntimamente relacionado con el siguiente punto.
    • Seguridad informática.- Desde el momento en que parte de la información que se recolecta y procesa es sensible o puede serlo en el futuro, hay que echar mano de esta rama de la informática que se encarga de analizar las vulnerabilidades de los sistemas informáticos, para minimizar las opciones de accesos no autorizados a los sistemas y/o a la información que manejan, o para en la eventualidad de fallar en esa tarea plantear salvaguardas que minimicen los daños causados. Es una área eminentemente técnica y especialmente oscura, con implicaciones legales y sociológicas, y con crecientes desafíos en todos los ámbitos en los que la información digital tiene un papel, que hoy son ya la inmensa mayoría. Sin embargo tiene también un componente de sentido común, y si bien éste claramente no es suficiente para los estados y las grandes compañías (bueno, para todas las compañías independientemente de su tamaño si me apuras), sí lo es para los usuarios de a pie, que no deberíamos dejarnos atemorizar por los que viven de la industria de la seguridad informática.
    • Procesos deterministas vs. procesos estocásticos.- Hay diferentes formas de clasificar el entorno con el que interacciona la inteligencia artificial y sus algoritmos y sensores (estático o dinámico, total o parcialmente accesible, discreto o contínuo…), pero creo que es importante dedicarle unas líneas a la distinción entre entornos deterministas, aquellos en los que el resultado depende unívocamente del estado del sistema en un momento dado, o estocásticos, cuando existe una aleatoriedad implícita en el resultado independientemente del estado de entrada del sistema. Hay que destacar que incluso en los casos puramente deterministas nos podemos ver obligados a tomar aproximaciones probabilísticas bien por defectos en los modelos, o en los propios datos, o directamente porque el sistema presenta un comportamiento caótico, el caos determinista, y pequeñas variaciones en el estado inicial producen resultados y comportamientos (muy) distintos.
    • Límites de la Inteligencia Artificial.- Los puntos anteriores de alguna manera pueden ser de facto considerados límites al alcance de la inteligencia artificial, porque no siempre tenemos acceso a todos los datos, o porque el acceso a ellos podría violar información privada o confidencial, o muy especialmente en el caso del punto anterior, porque nos enfrentamos a procesos cuyos resultados son inevitablemente impredecibles y sólo se puede acceder a probabilidades de obtener tal o cual resultado. Pero aún el caso de que obviáramos tales limitaciones, o que llegaramos a superarlas (y viviéramos en un mundo feliz y con absoluto conocimiento de todo siempre), nos quedan otros límites de principio, ontológicos, a saber:
      • No vivimos en un mundo determinista, la Naturaleza en su intimidad es cuántica, es de carácter intrínseca e inevitablemente probabilística (Dios definitivamente juega a los dados) y dependiente del observador. Este profundo cambio de paradigma no ha sido asumido por algunas escuelas de filosofía, por ejemplo no le gusta nada al marxismo, pero en fin, esto no es cuestión de gustos, y lo cierto es que la descripción del mundo más exacta que disponemos es la Mecánica Cuántica (y más concretamente el Modelo Estándar, una teoría cuántica de campos), y ese límite (el carácter probabilístico y subjetivo de la realidad conocible), en última instancia, no puede ser superado por la inteligencia artificial (ni por ninguna otra inteligencia).
      • Otra limitación está tangencialmente relacionada con otro principio esencial de la Naturaleza, la termodinámica, si no se dispone de suficiente energía para adquirir y preprocesar los datos necesarios para generar los algoritmos, difícilmente podremos obtener resultados (predicciones o comportamientos), y llegar por tanto a una perfecta y completa inteligencia artificial.
      • Aún en los casos en los que un determinado problema es en principio completamente conocido, es decir tenemos un algoritmo que calcula resultados y/o hace predicciones, los límites todavía vendrán marcados por la complejidad computacional (en general sólo los problemas que a lo sumo demandan un tiempo polinomial de proceso son factibles, si estás interesado en este fascinante asunto te recomiendo la visita el enlace de wikipedia que acabo de poner).
      • En el terreno puramente filosófico está el problema de la autoconsciencia, ¿puede un ente artificial inteligente tomar conciencia de sí mismo? ¿puede desarrollar un sistema moral? ¿puede reflexionar sobre la realidad que percibe? ¿puede emocionarse, llorar o partirse el pecho de la risa? Yo particularmente no lo descartaría, son sistemas que están diseñados para mejorar a partir de sus propios recursos, a mejorar en cada ciclo, y una especie de consciencia artificial podría ser parte natural de su evolución, algo parecido nos dieron a los seres vivos en este planeta y mirad a donde hemos llegado, especialmente los simios. No obstante yo simpatizo con la postura mucho más pragmática de Edsger W. Dijkstra sintetizada en esta frase de su ensayo “The threats to computing science“: La cuestión de si las máquinas pueden pensar es tan relevante como la cuestión de si los submarinos pueden nadar.

    Cambridge Analytica, Trump y Facebook

    La entrada ha sido larga y posiblemente densa, enhorabuena si has llegado hasta aquí, y respira tranquilo que no me voy a enrollar con esta estupidez, más que nada porque si el sainete de los “hacker rusos de Putin” me pareció desde el principio que tenía poco recorrido, el asunto de Cambridge Analytica es aún más delirante, incluso la suma de ambos lo es.

    El cogollo del asunto es que una empresa privada, Cambridge Analytica, utilizó Facebook para encasquetarle anuncios en Facebook de la campaña de Trump en 2016, no sólo a los usuarios de su aplicación en Facebook que a su vez utilizaba los algoritmos desarrollados por Cambridge University’s Psychometrics Center (que los puedes ver funcionando aquí), sino también a decenas de millones de amigos de Facebook (y seguramente a amigos de amigos), y yo no descarto ser uno de ellos. El programa utiliza tu perfil de Facebook, o de Twitter, o ambos, que puedes completar con sus propios tests psicométricos. Eso datos son tratados con su Trait Prediction Engine (motor de predicción de rasgos):

    Trait Prediction Engine

    Motor de predicción de rasgos de la Universidad de Cambridge (no confundir con la empresa, Cambridge Analítica, que simplemente utilizó la API Apply Magic Sauce de la citada Universidad).

    ¿Funcionan? Bien, más o menos, mejor que una carta astral, todo lo bien que puede funcionar un análisis psicológico basado en tu comportamiento en las redes, lleno de conceptos vagos o mal definidos y proclive a las contradicciones, por ejemplo al pobre Eclectikus le sale entre otras cosas esto:

     

    La edad falla estrepitosamente, ni idea por qué, el género lo clava, la inteligencia, en fin, depende como la definas, aquí el valor alto seguramente venga de una correlación con mi afición a los temas científicos vinculados con las ciencias puras, y la satisfacción tan baja quizá esté relacionada con el uso de tacos, improperios y mi crítica casi constante respecto a ciertos temas que desde luego no me producen satisfacción alguna, algo que no necesariamente está relacionado con mi satisfacción en general, y con mi nivel de satisfacción fuera de Internet en particular.

    [Si tienes curiosidad y quieres saber qué información tiene Facebook de tí puedes descargarte una copia desde la configuración de Facebook (hay un enlace abajo que dice “Descarga una copia de tu información o similar). O mejor aún, te puedes descargar Data Selfie, una extensión (de código abierto para Chrome y para Firefox y que almacena los datos en tu propio ordenador) que directamente presenta las “conclusiones” que se pueden obtener de tus datos, usando para ello las APIs de IBM Watson, e incidentalmente, la ya famosa Apply Magic Sauce de la Universidad de Cambridge. Cómo digo funciona bastante mejor que el horóscopo, pero ni mucho menos te deja en pelota picada psicológica o socialmente. Yo lo tuve instalado varios meses y la verdad que sacó un buen perfil de Eclectikus, menos de José Ángel que no tiene Facebook pero al ser la misma persona sirve perfectamente de grupo de control) 🙂 , y en todo caso con un valor esencialmente comercial y publicitario, en concordancia con lo que ya sabe Google (si, eso lo puedes ecualizar a través del correspondiente panel de control de tu cuenta), que a su vez es mucho más difuso de lo que ya sabe Amazon. Yo por mi parte estoy encantado de estar expuesto casi exclusivamente a publicidad de los productos y servicios que me interesan, eliminas un montón de basura y es una importante mejora en tu experiencia on-line. Y si quieres preocuparte por algo, preocúpate de tu proveedor de Internet, ese si que sabe (o puede saber si se pone) todo lo que entra y sale de tu router/ordenador/móvil.]

    Lo grave fue que Cambridge Analítica usó sin permiso los datos de Facebook proporcionados por los usuarios de su aplicación (incluído sus listas de amigos, por eso los “afectados” son tantos millones), y supuestamente eso les dio la llave para confeccionar una estrategia mejor segmentada e “influenciar” así mejor a usuarios que (según sus algoritmos) eran más susceptibles de comprar la mercancía del hoy Presidente Trump.

    En el contexto de esta entrada, si vuelves a la primera infografía, verás que en la sección de aprendizaje automático supervisado utilicé un hombrecito verde con el cartelito “Validación propietaria” para señalar que el propietario de los datos tiene la opción de validar los resultados (porque muchos de ellos ya son conocidos para él, y por tanto le es posible mejorar sus modelos y sus predicciones).

    Que un tercero tenga acceso a información que te pertenece (o le pertenece a Zuckerberg, dependiendo de cómo lo mires) es entonces un claro caso de violación de la privacidad por acceso no autorizado a la información, mucho menos graves que las brechas de seguridad sufridas por Yahoo, Friend Finder, Adobe, eBay… (List of data breaches). Otra cosa muy diferente es que esa información pueda servir para dirigir el voto de los potenciales receptores de la publicidad a favor de Trump, o incitar a 17 millones de británicos a salir de la UE, o a dos millones de catalanes a independizarse de España, y todo según los designios de un supervillano como Putin, o una maléfica inteligencia artificial capaz de proporcionar el mensaje preciso para que los ciudadanos voten según lo previsto, o por la insidia de un ambicioso Zuckerberg, que por cierto ayer todavía andaba el hombre lloriqueando, pidiendo disculpas y anunciando medidas en su Facebook para luchar contra los hackers rusos.

    Sencillamente el mundo no funciona así, y la inteligencia artificial muestra muchas debilidades en procesos altamente complejos, proclives a los comportamientos caóticos y a los cisnes negros, y por tanto netamente estocásticos. Otra cosa es que las personas, agrupaciones de personas, agrupaciones de agrupaciones de personas, medios de comunicación, políticos, estados, servicios de inteligencia y diplomáticos, quieran todos influir en los ciudadanos para venderles su libro, es parte del juego y siempre lo ha sido. Internet y los ordenadores (incluidos los móviles) facilitan el proceso, algunos grupos de poder han podido mantener su hegemonía por la inercia y la han mantenido en la primera década del siglo XXI, pero creo que eso puede estar cambiando.

    El Brexit o Trump son ejemplos de ello como lo es que no nos hayan conseguido endilgar el apocalipsis climático. Quizá la gente empieza a ser inmune al bombardeo de propaganda “oficial”. Los dos primeros casos anteriores son puramente ideológicos o políticos, aún así había sólidas razones para apoyar la salida de Gran Bretaña de la UE, y más sólidas si cabe para no votar a Clinton (es decir, votar a Trump), por mucho que la única opción políticamente correcta fuera votar no al Brexit, y en Estados Unidos no sólo votar a Clinton era lo correcto, además tenías que hacer ostentación del odio a Trump, ese ha sido y sigue siendo como hemos visto el bombardeo general a babor y a estribor, en inglés o en español. Con todo el SI en el Reino Unido y Trump en América ganaron por los pelos, y eso lo que demuestra que la sociedad estaba dividida, lo cual es absolutamente natural… ¿o es que se busca una sociedad homogénea ideológica y culturalmente? Sí es así, malo.

    El caso del Cambio Climático es (o era en origen) un asunto meramente científico, y ahí los escépticos tenemos una buena colección de argumentos para dudar seriamente del alarmismo climático, y por eso no han conseguido silenciarnos, ni hacernos pasar por lunáticos, nazis, o mercenarios de las petroleras que queremos destruir el mundo (¡¿Para qué?!). Nos han querido convencer de que regulando el CO2 antrópico (una pequeña fracción de la de por sí pequeña fracción de CO2 en la atmósfera) puedes sintonizar la temperatura del planeta con una resolución de décimas de grado a un siglo vista, cuando ni siquiera sabes el mix energético que la humanidad utilizará dentro de una década, o cinco; y no ha colado. Todavía se mantiene el tinglado especialmente por intereses políticos y económicos, pero lo cierto es que pocos creen que sea factible la eliminación de carbón de nuestra dieta energética (al 80% en 2050 en la UE), o de que tal proeza pudiera tener algún efecto medible en el Clima terrestre.

    Despreciar el hecho de que muchos ciudadanos europeos no apoyan la Unión Europea (o algunas de sus características impuestas como su monstruosidad burocrática, su barra libre a la inmigración, etc.); ignorar que montones de norteamericanos estaban hartos del lobby Demócrata y su imposición de una totalitaria corrección política en todos los órdenes de la vida; u ofuscar el hecho de que el escepticismo respecto al apocalipsis climático es perfectamente defendible (es decir defendible científicamente) y que las hipótesis alarmistas son altamente especulativas y difícilmente testables (y por tanto defendibles sólo apelando a criterios sociológicos como el consenso), son perfectas instancias de que ciertos poderes cultural y políticamente hegemónicos en los primeros compases de la sociedad digital, no admiten que las cosas puedan estar cambiando.

    Y que insistan en camuflar los hechos mediante memes falaces (los hackers rusos, Facebook o las petroleras respectivamente) sugiere que en realidad no han terminado de entender que hoy hace falta algo más que propaganda para ganar un referéndum, poner un gobierno o convencer a la gente de que la Revolución Industrial ha significado (o va a significar) el fin del planeta Tierra. En concreto hacen falta argumentos.

    En fin, la próxima década va a ser fascinante. Para bien o para mal, veremos.

     

     
  • Eclectikus 20:10 el 02/08/2015 Enlace permanente | Respuesta
    Etiquetas: , , Internet   

    Ex Machina, una buena peli sobre Inteligencia Artificial. 

    He estado viendo una película británica, Ex Machina, que creo está entre lo mejor con lo que me he tropezado este año, y por tanto merece un comentario veraniego aquí en NMSP.

    Ex-Machina_2015El tema central de la película es la Inteligencia Artificial (AI), un campo del saber que intenta analizar, describir e implementar el comportamiento inteligente en las máquinas, y que trasciende los mundanos campos tecnológicos (informática, electrónica, medicina, biofísica, lingüística, matemáticas, ingeniería…) para entrelazarse con áreas filosóficas (lógica, ética, moral…), e incluso artísticas (en tanto que ha inspirado e inspira a escritores y realizadores de cine desde sus propios inicios allá por los años 50 en la Conferencia de Dartmouth – o incluso antes de que inventara el concepto).

    No quisiera destrozar una película que es especialmente vulnerable a los spoilers (hasta la sinopsis de FilmAffinity se podría considerar un spoiler) y que merece la pena ser vista lo más virgen posible y no saber ningún detalle sobre la trama. Así que no esperes mucho más que generalidades en mi comentario.

    La historia transcurre en un futuro cercano y reconocible, de manera que es casi automático poner nombre a muchas de las circunstancias, corporaciones e incluso personajes que van apareciendo. Una elección del realizador que sirve tanto para engancharte a una trama tensa y claustrofóbica presentada mediante una puesta en escena necesariamente teatral, como para plantear algunos interrogantes que se pueden considerar de plena actualidad, y que no están necesariamente vinculados a la Inteligencia Artificial, al menos en primera aproximación.

    Casi todos los clichés (y no tan clichés) del tema aparecen en la película: desde el test de Turing, o la auto-consciencia artificial, o la robótica cognitiva, a los hoy omnipresentes Big Data y Machine Learning, pasando por el “romance” y la revolución de la máquina. Pero hay que reconocer que lo hacen de una forma perfectamente original, sin guiños explícitos a los clásicos del género, sin discursos intrincados y sin ninguna concesión hipster. Y estoy de acuerdo con ese planteamiento, el intelectualismo, cuando se usa a granel, raya con el esnobismo,  y de ahí a la imbecilidad, hay un párrafo, o una secuencia (un concepto que los progres, aprovechando el Pisuerga, tampoco entienden ni a base de PowerPoints).

    El director y guionista, Alex Garland, que debuta en la dirección después de años de guionista y escritor, hace una buena labor en general, y consigue plantear una historia sencilla en la que se manejan conceptos complejos, y consigue entretener sin acudir a recursos fáciles o a trucos pirotécnicos. Los actores están razonablemente bien y las actrices también, empezando por la (muy) encantadora sueca Alicia Vikander, en un papel en el que es muy fácil que se te vea el cartón (nótese el tono figurado) y destroces la película. En los aspectos más técnicos creo que está razonablemente bien, los efectos especiales son discretos y efectivos (o sea, buenos), la música no da el tostón… en fin, como debe de ser.

    No creo que sea una obra maestra en cualquier caso, algunas “licencias” de guión chirrían de manera desagradable, y tienes que abstraerte de ellas para volver a la película. Supongo que los tiquismiquis no perdonarán semejante traición a sus refinados-pero-racionales gustos, qué le vamos a hacer. Tampoco me parece un final redondo, no me rima del todo con el resto de la película, pero es un final correcto.

    En resumen, un notable, el tiempo dirá, pero me parece una buena película de Ciencia Ficción, una buena divulgación de algunos conceptos importantes sobre la Inteligencia Artificial, y un entretenimiento más que digno, especialmente en términos relativos.  No sé por qué pasan inadvertidas estas pequeñas joyas.

    Aquí os dejo el tráiler, si es difícil no destripar nada en una crítica peor es en el caso de un tráiler, allá cada uno:

    Y ya que pasamos por el Pisuerga antes, que sirva esta entrada para despejarse un poco de la versión anti-simétrica de la Inteligencia Artificial: la Imbecilidad Natural con la que últimamente convivimos a diario, mezclando risas y lágrimas (por ejemplo, lean a Ruiz Quintano ayer mismo: El rancho).

     
    • plazaeme 06:04 el 03/08/2015 Enlace permanente | Respuesta

      A mi también me pareció muy buena. Original, bien llevada, interesante. Y creo recordar que la casa troglodita (versión luxury) que hace de escenarion era una preciosidad que también contribuía mucho a la creación de ambiente.

      Tengo muy buen recuerdo.

    • alfon 10:35 el 03/08/2015 Enlace permanente | Respuesta

      Hola Jose, ¿tienes algún enlace para ver la peli?
      Slds

  • Eclectikus 21:52 el 03/05/2015 Enlace permanente | Respuesta
    Etiquetas: , Internet,   

    Hi, Jose. Whatcha up to? 

    Vaya, vaya… tengo a los progres abandonados y no actualizo NMSP tanto como debiera. La verdad es que estoy bastante liado y me cuesta sentarme a escribir entradas a un ritmo estándar. Por eso he aprovechado este puente para cambiar de ropa al blog, y ponerle una más cómoda, deportiva, que me permita, como estoy haciendo ahora mismo, publicar entradas directamente desde la portada del blog (y de ahí el `Hi, Jose. Whatcha up to´ qué es lo que me dice la portada). Quería también implementar un par de utilidades pero todavía no se si funcionarán, veremos.

    Ah, también he visto que tenía un montón de correos en la cuenta del blog, ya sabes, info más el nombre de éste dominio, y no los he visto hasta ahora que he resucitado Thunderbird. (y de hecho me estoy re-enamorando de este cliente de correo). Prometo contestaros a (casi) todos esta misma semana.

    Bueno, que conste que esto no es ni siquiera una entrada (se llama “Status Update” o Actualización) y ni siquiera sé si se va a publicar correctamente*, esto es una simple prueba, y de momento poco más tengo que decir (más allá de que como siempre, cualquier feedback es más que bienvenido, especialmente si accedéis desde tablets).

    320px-Gear-kegelzahnrad.svg

    * Pues no funciona, y lo estoy escribiendo desde dentro (como siempre), habrá que mirar.

     
  • Eclectikus 17:37 el 06/08/2014 Enlace permanente | Respuesta
    Etiquetas: Internet, , , ,   

    Censura y judeofobia en Europa Press. 

    Europa Pre-ss censuraEsto no es una entrada exactamente. En realidad es una válvula de escape de la ira que me ha producido ser censurado sin motivo, en un hilo de la agencia de tráfico de basura informativa Europa Press. Paso de enlazarlo, pero si buscáis por el título de la hez (El actor Jon Voight, padre de Angelina Jolie, llama “ignorantes” a Bardem y Penélope Cruz por “incitar al antisemitismo”) lo encontraréis facilmente -porque los excrementos también flotan en Google.

    El caso es que compartí el artículo en Facebook el mismo día de la noticia con este sucinto comentario:

    Jon Voight sobre Bardem y Cruz: “son, obviamente, unos ignorantes sobre la historia completa del nacimiento de Israel“. Muy largo, son unos ignorantes, punto. No hace falta especificar más, porque sus conocimientos de la Historia de España, o de la política moderna son tan ridículos como en todo lo demás.

    y desde entonces ha sido compartido 30 veces en la misma red. Al final me dio por comentar en el “debate” que siguió al artículo, para compensar algo los disparates que estaban vomitando los típicos unicornios, tan sensibles cuando quieren, y totalmente insensibles cuando Israel no está implicado (casi 200000 muertos in Siria, miles de ellos palestinos) o cuando las víctimas son cristianas como es el caso de los genocidios, estos si, de Nigeria e Iraq de los que apenas hay noticias a pesar de su gravedad.

    Total, que al final escribí un porrón de comentarios, no excesivamente sustanciales, basándome en los hechos y en las inconsistencias de la visión unicornial, y dado el nivel del rebaño, intentando ser claro, sin florituras eruditas y sin referencias rebuscadas. El caso es que me borraron un buen puñado de comentarios, de hecho todos los comentarios dirigidos a mi que no tienen respuesta, es porque ha sido borrada por alguno de los becarios nazi-flautas que moderan el hilo. Y el último de ellos, hace un rato, es éste:

    Comentario Eliminado

    Y éste es el comentario que no han querido publicar:

    Mira @soylajusticia , yo no soy una agencia de noticias, estamos en el siglo XXI, hay montones de sitios en los que puedes verificar cada uno de mis argumentos, solo hay que buscar, comparar y dejar el sectarismo aparcado.
    ·
    Por otro lado, hay una buena componente de lógica elemental (que solo necesita de la lógica para verificarse), y en ese tipo de argumentos he hecho especial hincapié. Por tu extrema amabilidad sin (practicamente) insultarme, te repito unos pocos:

    ·

    • ¿Qué gana Israel asesinando niños? ¿Qué gana Hamás mostrando imágenes terribles de víctimas infantiles?
    • Examina la línea temporal del conflicto: los bombardeos de Hamás empezaron antes (en realidad no han cesado en todo el año) que el secuestro (e inmediato asesinato a pesar de los intentos de “negociación”) de los tres chavalines en Cisjordania. Cero noticias en España sobre el asunto. Pero es así.
    • Todos los altos el fuego (muchos propiciados por Israel) fueron rotos por Hamás (¿Es que no entendéis que la baza de Hamás son las propias víctimas palestinas generadas por las represalias que incesantemente buscan?)
    • ¿Ha habido algún bombardeo sobre Cisjordania? ¿Estará relacionado con que allí no existe Hamás?.
    • ¿Sois conscientes de que Israel podría eliminar Gaza en una hora? ¿Sabéis que Israel avisa (lo nunca visto en la Historia) de sus bombardeos hasta 48 horas antes -vía sms, panfletos y megafonía?
    • ¿Por qué pensáis que Israel se molesta en entrar por tierra a Gaza, teniendo una fuerza aérea entre las mejores del mundo? ¿No será para minimizar las víctimas?.
    • ¿Has visto imágenes de soldados de Hamás? Ni una, primero porque no llevan distintivos, van de civil, y segunda porque todos los periodistas están bajo control militar de la intendencia de Hamás. Muchos periodistas lo han denunciado, los últimos unos italianos que fueron testigos de que el bombardeo del hospital de la ONU fue un (otro) error de los cohetes propios de Hamás.
    • ¿Qué opciones considerarías legítimas para que un país legítimo (y la única democracia liberal de Oriente Medio) se pueda defender de grupos armados que buscan la eliminación de 1) Israel, 2) todos los judíos y 3) todos los infieles del mundo (o sea, todos nosotros)? Hablo de Hamás, pero incluye también a Hezbollah (servicios de inteligencia de Iran), y a no mucho tardar ISIS?.

    ·

    No puedo poner enlaces, pero creo que esas preguntas son básicamente éticas (y de sentido común), y los datos que contienen se pueden comprobar a nada que bucees un poco y traspases la basura superficial… ¿Qué no quieres hacerlo y prefieres quedarte con el meme “judíos que asesinan niños a sangre fría“? Allá tu, yo me he limitado en este y otro hilos a dar una visión del conflicto que aunque sea minoritaria tiene la fuerza de llevar la razón profundamente engarzada… Ahora que cada palo aguante su vela.

    He añadido algunos enlaces en esta versión web, por costumbre, pero cualquier lector que leyera el comentario sin enlaces, como en cualquier otro de los comentarios que hice en el hilo, tiene acceso a confirmaciones fehacientes de todos y cada uno de los argumentos a nada que haga un poco de búsqueda en Internet, que para eso está.

    El caso es que como podéis ver la censura es inflexible, y en este caso concreto no veo otra excusa para ella que los argumentos que intentaba exponer eran inapelables. En cualquier caso la mayoría del rebaño está a salvo de contaminarse por la realidad, de hecho ni siquiera escucha a gente de su mismo diámetro craneal como Pilar Rahola¿Por qué el odio a Israel? JUDÍOS DE SEIS BRAZOS.

    Propina. Algunas lecturas interesantes al respecto:

    AÑADO

    Lo que pasa cuando te censuran y las réplicas desaparecen, estos mostrencos se crecen y se siente libres de hilvanar rebuzno con rebuzno en una demencial sinfonía sin fin:

    Comentario Eliminado 2

    Mira, pedacito de mierda, he intentado mantener el tono tanto en las respuestas que salen como en las censuradas. Te he invitado a venir aquí pero se que no tienes huevos (u ovarios) ni neuronas para aguantar medio debate serio conmigo (o con cualquier persona con una IQ>80). Así que permíteme que te conteste ya sin cortesía: eres una basura intelectual que es incapaz de argumentar nada que no sean consignas, chascarrillos o insultos. Así que como no tiene sentido debatir contigo, permíteme que me cague en tu puta madre, en todos sus clientes, en tu padre si es que lo conoces, en tus hermanos, en tu novia o novio, en tu mascota, en tus vecinos, en tus compañeros de trabajo y en toda tu puta calavera. Payaso.

     
    • plazaeme 18:14 el 06/08/2014 Enlace permanente | Respuesta

      Espero que la válvula haya funcionado. Lo parece.

      Yo me pregunto si esa visión y conducta canalla que observamos se debe a alguna virtud de los judíos, o solo es el muñeco odiable más a mano que podían necesitar los mermados que necesitan el odio para existir. Virtudes se podían señalar unas cuantas, la mayoría francamente incómodas para el rebaño de la vida fácil. Pero dudo que con su nivel cerebral sean capaces de siquiera imaginar su existencia. Tengo que resolver este dilema.

      • Eclectikus 18:37 el 06/08/2014 Enlace permanente | Respuesta

        Para mi es un completo misterio. Por un lado es imposible no reconocer que los aportes a la Ciencia y a la Filosofía en general de los judíos no tienen comparación con ningún otro grupo humano… Lo mismo ocurre con su habilidad para los negocios, aunque ahí hay más cliché que realidad. En todo caso no termino de ver como un sentimiento tan individual como la envidia pueda convertirse en una actitud de rechazo social global, general, casi a nivel planetario. También me resulta extravagante porque al final el mismísimo marxismo (i.e. el socialismo) nace de un judío, Karl Marx, y de hecho los únicos intentos de socialismo que no han terminado en asesinatos en masa y/o genocidios fueron creados por judíos en Israel (los kibutz). Así qué alguien me explique por qué el corral político más solidario, tolerante y multiculti (la izquierda) es la que más odia a los judíos, en este caso a través de Israel… Que los odien en la ultraderecha “cristofascista” tiene su lógica religiosa (mataron a Jesucristo, o ayudaron mucho), aunque también se cae por su propio peso porque Jesucristo y todos los personajes de la Biblia eran judíos y hablaban arameo… y que los odien los nazis, en fin, entra en el rancho… pero los progres, de la mano con cristofascistas, nazis y yihadistas… cada vez entiendo menos este mundo :O

        • plazaeme 20:26 el 06/08/2014 Enlace permanente

          Una posibilidad iría por aquí. El judío es el “otro”, el no integrado, por definición. Quiero decir, minoría “a su aire”. Y los progres son el rebaño, también por definición. Véase el títuo de este sitio. 😉 Y el rebaño odia al independiente, una vez más por definición de rebaño. Estaríamos hablando de un “odio axiomático”.

        • Eclectikus 20:37 el 06/08/2014 Enlace permanente

          Pero la pega está… ¿entonces por qué tantos judíos son progres? Tanto en USA como en Israel… claro, que no tienen nada que ver con los progres ibéricos, un progre norteamericano o israelí, a no ser que esté muy degenerado (~ 0.1%), le da mil vueltas en independencia, espíritu crítico, tolerancia y educación a cualquier de nuestros progres ibéricos.

        • plazaeme 20:40 el 06/08/2014 Enlace permanente

          Igual es que no todos los judíos son judíos, ni todos los progres, progres. 😉

        • Eclectikus 20:42 el 06/08/2014 Enlace permanente

          Touché, aunque dudo que los judíos (o muchos de ellos) aceptaran ese “no ser” judíos. Lo mismo que los progres si cambias “progres” por “progresistas”.

        • plazaeme 21:07 el 06/08/2014 Enlace permanente

          Estoy de broma, no sé la respuesta. Ni que mi propuesta sea correcta. Suena bien, pero sonar no es mucho.

        • Eclectikus 21:24 el 06/08/2014 Enlace permanente

          Yo creo que el asunto es muy complejo a diferentes niveles (político, histórico, filosófico, económico, social…) y los medios hacen una basura de tarea informativa, sesgada y manipuladora (no me preguntes por qué, pero tiene que ver con la corrección política), así que no queda otra para estar informado que entender al menos inglés, conocer la zona o a gente de la zona, estar abierto a descartar la verdad oficial y desinhibirse del horror de la guerra, escuchar a los portavoces israelíes y compararlos con los líderes de Hamás (o los que ahora llevan su cetro ante los medios, o sea Fatah). Y con todos estos ingredientes es muy difícil no culpabilizar en primer lugar a Hamás. El problema es que no creo que llegue al 10% la gente que cumple esos requisitos, y ante eso poco se puede hacer.

    • Preguntator 23:13 el 06/08/2014 Enlace permanente | Respuesta

      Para mí el tema de Israel tiene una significación muy especial, ya que fue el detonante que acabó por sacarme de la izquierda y me convirtió en una persona intelectualmente libre. Sí señores, yo era un progre hecho y derecho, y una de las causas (la principal, aunque no la única) de mi abandono del rebaño fue la actitud, incomprensible para mí, de la izquierda en el tema de Israel.

      Me hice las mismas preguntas que Pilar Rahola hace a sus oyentes, pero a diferencia de ella, saqué la conclusión evidente: el pensamiento progre en el tema de Israel, con ser extremo, incluso para los cánones progres, no es más que un ejemplo. Los progres (y yo entre ellos) estábamos aplicando el mismo pensamiento débil, los mismos tópicos, la misma ceguera voluntaria, a TODO. No era una excepción, era la regla. Tuve una dolorosa caída del caballo, y tras unos meses de reinicio intelectual quisé agradecer a Israel que me quitara la venda de los ojos, y me dediqué a defenderos en algunos foros.

      Me acuerdo, entre otros, de los de Terra, donde había mucha gente y no te censuraban. Lo hacía tan bien que había cuatro o cinco que estaban empeñados en que yo estaba a sueldo de Israel, y los más delirantes, opiniabna

      • Preguntator 23:18 el 06/08/2014 Enlace permanente | Respuesta

        Se me ha cortado a la mitad. Sigo:

        …opinaban que yo era del Mossad, y me andaban siguiendo por todos los foros.

        Uno de los más serios me dijo una vez que andaba detrás de mí siempre debido a que lo que yo escribía parecía tan convincente que podía confundir a la gente. Ni por un instante se le pasó por la imaginación que pudiese parecer convincente porque fuera cierto.

        Después, me dediqué a otras cosas que me quitaron mucho tiempo, pero nunca he dejado de sentir algo especial por Israel. Es como la primera novia, que no se olvida nunca.

      • Eclectikus 23:34 el 06/08/2014 Enlace permanente | Respuesta

        Mi caso fue muy parecido (aunque yo siempre he sido un progre atípico, por ejemplo la ecologitis ya me rechinaba a finales de los ochenta y no me cuadraba nada en los noventa), solo que yo lo viví directamente desde Israel. Allí te enterabas de los atentados (en esa época “la moda” eran los chavalines bomba, muy progresista el método también) al instante, y veía desde el salón pasar los helicópteros hacia Gaza (vivía a unos 30 km de allí). Era poner la CNN e inmediatamente salían los ataques de Israel a Gaza y pensaba “coño, si no les ha dado tiempo casi a llegar”. Leía las noticias de la prensa Española y alucinaba con el sesgo y la ocultación de los datos que yo estaba constatando en tiempo real. La actitud ante el 11S también hizo mucho, y a mi me obligó a llevar la máscara de gas en el coche a todos lados. Recuerdo la impresión de ver las lanzaderas Patriot para las eventuales y previsibles ofensivas desde Iraq con Scud… Recuerdo todo ese acojone en contraposición a la charanga española de Aznar Asesino-Bush Asesino… Parecía una broma macabra, y dejaba en evidencia que la progresía no piensa, carece de ética y responde a instintos primarios que son sintonizados desde fuera, por verdaderos impresentables (Zapatero y sus mariachis serían la quintaesencia de esta izquierda). Cuando ZP ganó las elecciones ya no quedaba nada de la progrez juvenil… bueno, siempre queda algún tic y eso, ya sabes… 😉

        • Preguntator 00:45 el 07/08/2014 Enlace permanente

          Si viviste en Israel, tal vez puedas dar una visión cercana de algo que creo que ha sido un grave error de Israel: Han ido siempre sobrados en el tema de la propia imagen y la propaganda, sobre todo respecto a Europa Occidental. Se han preocupado sobre todo de defender su postura en EE.UU, y ha dejado de lado el resto, con graves errores de comunicación y una falta absoluta de interés en la formación de opinión. Estaban convencidos de tener razón, y supusieron que eso era todo.

          Parece que están mejorando algo en los últimos años, pero puede que ya sea tarde. Ese dibujo del soldado defendiendo a la mujer y el de Hamas ocultándose está muy bien, pero haría falta mucho más que eso. Han dejado durante décadas que toda la propaganda progre, árabe y musulmana cale en la sociedad, y eso es difícil de cambiar.

          Me acuerdo de auténticos desastres de comunicación. Hoy ya es tarde, pero mañana cuento uno del que me acuerdo. Fue una gran maniobra de los progres (incluso israelís) y palestinos, una nula respuesta de Israel, y me hicieron dudar incluso a mí.

        • Eclectikus 10:13 el 07/08/2014 Enlace permanente

          Desde luego algo de eso hay, pero entiendo que en su escala de prioridades la imagen ha estado siempre en un segundo plano, la prioridad número uno es la defensa del país y la implicación de todos sus ciudadanos en ella, y en esto tienen un 10 redondo, son una gente de una valentía contagiosa que saben en el nido de avispas en el que están, pero que no piensan doblar las rodillas bajo ningún concepto. Quizá ahora con Internet y las redes sociales, con una CNN que se ha pasado claramente al enemigo, y con Al-Jazeera y otras cadenas emitiendo el mensaje árabe 24/7, han tomado consciencia de la importancia de la batalla de comunicación y están empezando a tomárselo en serio, pero creo no tanto ya por la comunicación en si misma, sino porque la han ascendido a ser una sección de pleno derecho en la defensa del país, es decir ya esta en el primer nivel de prioridad como una parte más. Y no es una tarea fácil, no hay más que leer los periódicos y ver las diferentes teles para comprobar que la judeofobia, el antisemitismo y el resto de mensajes de Hamás (como el “judío come niños”), han calado hasta la médula en occidente.

    • Preguntator 00:22 el 07/08/2014 Enlace permanente | Respuesta

      En cuanto al tema del porqué de una izquierda tan judeófoba, es un tema que yo había estudiado con cierta profundidad, pero hace ya unos cuantos años, y ahora tengo que hablar de memoria. Yo había desarrollado la tesis (que dudo que sea original) de que el antijudaismo (o antisemitismo o antisionismo, que son, en esencia, lo mismo) de la izquierda de finales del siglo XX y principios del XXI no es más que un resultado de la guerra fría. Pero siendo esta causa necesaria, no es suficiente.

      Para explicar como pudo calar de forma tan profunda la causa palestina en el ideario progre había que tener, además de la guerra fría, un terreno abonado previamente. Y el terreno estaba abonado por tres elementos clave:

      1) El antisemitismo religioso y cultural clásico, con siglos de antiguedad.

      2) El nuevo antisemitismo de la burguesía y las clases medias, asustados ante los movimientos revolucionarios, en los que los judíos tenían una representación totalmente desproporcionada respecto a su porcentaje en la población.

      3) La izquierda atabaca a plutócratas y capitalistas, sin tener en cuenta su religión o nacionalidad. Los nazis recogieron esos ataques y dieron imagen a esos capitalistas: judíos. Desde entonces, y hasta hoy, los judíos dominan las finanzas mundiales, y son culpables de todo lo que ocurre. El argumento ha pasado de vuelta de los nazis a la izquierda, pero manteniendo el añadido nazi.

      Sin estos tres elementos, la guerra fría por si misma no habría bastado para provocar la ola antisemita en la izquierda. Pero sin la guerra fría, es improbable que estos tres elementos hubieran dado lugar aun antijudaísmo virulento entre la progresía.

      Algo que los progres olvidan (bueno, más bien ignoran), es que la izquierda no siempre fue contraria a Israel. De hecho, durante mucho tiempo una buena parte de esa izquierda veía con simpatía a Israel. Y durante un breve periodo de tiempo, casi toda la izquierda fue pro Israel. La Unión Soviética le intentó arrebatar a EE.UU el honor de ser el primer país en reconocer al estado de Israel (los soviéticos habían sido activos proponentes en la ONU sobre la creación de un estado judío), y no lo consiguió por poco. Casi todo el bloque comunista votó a favor de la partición, y durante un breve periodo, los partidos comunistas y socialistas de occidente oscilaron entre la indiferencia y el entusiasmo hacia Israel, con muy poca oposición. ¿Por qué?. Pues porque la URSS no sabía a qué atenerse con respecto al nuevo estado. Había muchos socialistas entre los judíos, y no era descartable que Israel pudiese virar hacia el bloque soviético. Enseguida se dieron cuenta de que no iba a ser así, y buscaron una alternativa: los árabes. Desde ese momento la suerte de Israel entre la izquierda quedó sellada, aunque el proceso duraría décadas.

      Al contrario de lo que suele opinarse, Israel no es un enclave de EE.UU en Oriente Medio, ni el país que pusieron allí los americanos para “controlar” el petroleo. De hecho, el gobierno americano fue muy poco entusiasta con Israel durante las primeras dos décadas. El reconocimiento de Israel fue el resultado de una dura batalla en el seno de la administración americana, entre los idealistas (que lo defendían) y los pragmáticos del Departamento de Estado, que se oponían frontalmente. El argumento (bastante realista, por otra parte) de estos era que apoyar el nacimiento de Israel podría enemistar a los EE.UU con los árabes y poner en peligro, esta vez sí, el petroleo de esa zona. Es decir, si el interés de
      los americanos hubiese sido el petróleo, no habría apoyado a Israel y se habrían ganado el agradecimiento eterno de los árabes.

      Ganaron los idealistas por muy poco, y fue en verdad una victoria pírrica, poco más que un gesto cara a la galería. En cuanto estuvo claro que la guerra era inminente, los pragmáticos controlaron la situación y abandonaron a Israel. El embargo de armas que se decretó, y que EE.UU y los occidentales cumplieron de forma escrupulosa, condenaba a muerte a Israel: como los paises árabes ya estaban armados, no les afectaba, pero a Israel, que apenas tenía fusiles ni munición, la dejaba sin poder defenderse. Fue la Checolovaquia comunista, con el indispensable permiso (o siguiendo órdenes) de la URSS, la que
      proporcionó a Israel el armamento que evitó que el estado judío fuera aniquilado nada más nacer. No fue hasta el año siguiente cuando Stalin se dio cuenta de que no había nada que hacer con Israel, y montó en cólera. Lo pagaron, entre otros, muchos judios soviéticos y de otros paises del bloque. Así que no fueron los americanos los que crearon y sostuvieron a Israel. Fueron, sobre todo, los comunistas.

      Cuando tenga otro rato, sigo. Si no os aburro mucho.

      • Eclectikus 10:42 el 07/08/2014 Enlace permanente | Respuesta

        Hay que recordar lo del “complot judeo-masónico” de Franco y que todavía tiene ecos entre la derecha carpetovetónica. Así que no es extraño que la izquierda simpatizara con el judaísmo (los enemigos de mis enemigos son mis amigos) y que en el mismísimo PSOE hubiera familias importantes judías (como los Múgica), que seguramente hoy, al menos a nivel militancia, están desplazados por musulmanes. En fin, un asunto bastante críptico… o sea, que sigue con tu tesis a tu aíre, algunos lo leeremos seguro 😉

        • Preguntator 23:16 el 07/08/2014 Enlace permanente

          Continuaré con el tema cuando tenga un rato. Ahora me referiré de pasada a un asunto que recuerdo bien, y que es un perfecto ejemplo de la mala política de comunicación de Israel. Ocurrió cuando la famosa “batalla” de Jenin. El acoso a Isreal y la manipulación fueron similares (incluso mayores, creo yo) que en el tema de ahora en Gaza, pero hubo algo que hizo mucho daño, y los israelís tardaron en darse cuenta.

          En medio de la intervención israelí apareció una información originada, según parece, en Haaretz, de la que de inmediato se hicieron eco todos los medios occidentales. Según ellos, Simon Peres habría descrito la intervención israelí en Jenín como una masacre, y se habría mostrado muy preocupado por la reacción internacional ante dicha masacre. Habría hecho estas declaraciones durante una reunión del gabinete israelí.

          Estas supuestas declaraciones tuvieron mucho eco en la prensa, y cofirmaban, para los que todavía dudaban, que Israel estaba provocando una matanza criminal. Por supuesto, los israelís desmintieron la información, pero se limitaron a eso, sin comprender nada. Por supuesto, casi todos los medios que habían publicado las supuestas declaraciones ignoraron el desmentido, y yo mismo tardé unos días en enterarme del desmentido. Mientras tanto, todo el mundo recibia la confirmación de sus prejucios antijudíos, de boca del mismo Peres, nada menos.

          Los israelís nunca comprendieron la importancia y efecto de una mentira de ese tipo. Se limitaron a desmentirla, en medio de otros desmentidos y afirmaciones que ellos consideraban mucho más importantes. Debieron haber dedicado TODA su capacidad durante uno o dos días, si era necesario, para salir al paso de esa noticia, incluso olvidando todo lo demás.

          No entendieron el efecto que provocó esa noticia. Para los convencidos fue un apoyo a sus tesis, decantó a los indecisos, e incluso hizo dudar a muchos proisraelís. En unos meses nadie se acordaba ya de ese tema, pero en el momento hizo un daño terrible.

        • Eclectikus 23:59 el 07/08/2014 Enlace permanente

          No recuerdo ese caso concreto Preguntator, pero no me chirría. Como te decía creo que han considerado la comunicación como una tarea no prioritaria, por no haber sido capaces de dimensionar su importancia, o, en ocasiones, por dar esa batalla como perdida debido a la crudeza de sus acciones, y a la complejidad intrínseca a la hora de ser explicada a un público ajeno al conflicto.

        • Preguntator 19:13 el 10/08/2014 Enlace permanente

          Voy a hacer un alto para recopilar y ordenar información, que esto de escribir de memoria es bastante cutre. Estoy buscando viejos escritos míos de hace 10 años o más, y además voy a ampliar el tema con acceso a hemerotecas digitales y otra documentación online que no estaba disponible una década atrás (o lo estaba y yo no me enteré). Tan solo un resumen de los puntos principales de mi planteamiento:

          -Israel no es un enclave de los EE.UU en Oriente Medio. Los americanos no demostraron demasiado entusiasmo con el estado judío durante sus dos primeras décadas, y los soviéticos y sus satélites fueron los que salvaron a Israel cuando estaba a punto de ser destruido.

          -Stalin pensó que contaría con un enclave en esa zona, y cuando vio que no solo no iba a ser así, sino que el sionismo provocaba muchas simpatías entre los judios soviéticos, incluso entre los dirigentes judíos del partido, montó en cólera y se sintió engañado y humillado. Desde ese momento se inicia un odio profundo de los soviéticos hacia Israel. Los demás comunistas mundiales no tardaron en seguir ese camino, y el resto de la izquierda lo ha ido siguiendo poco a poco.

          -En antisionismo de Stalin se convirtió en antijudaismo (¿os suena?) y comenzó una feroz campaña contra los judíos de la URSS. Hay autores que sostienen que tan solo muerte de Stalin evitó una gran matanza de judíos en la URSS, una segunda Shoa.

          -El antiamericanismo de los árabes no se formó plenamente hasta 1967. Antes de eso, apenas había sentimientos contra los EE.UU, y había muchas simpatías. En 1956, cuando la crisis de Suez, fueron Gran Bretaña y Francia los que colaboraron con Israel, mientras los EE.UU presionaron para finalizar la intervención, colocándose, de facto, del lado árabe.

          -Fue la aplastante derrota de 1967 y la debacle emocional y psicológica que provocó entre los árabes, la que provocó que comenzara a calar el antiamericanismo entre sectores cada vez más amplios de las socidades árabes. Por parte de los líderes árabes se ofrecieron muchas explicaciones para la derrota, la mayoría mentira. Y una de las mentiras más perversas y con efectos más duraderos fue la de que la aviación norteamericana había participado en la destruccón de los aviones árabes. Fue esta mentira, asimilada por muchos, que exculpaba en buena parte a los árabes de la derrota, al enfrentarse a fueras muy superiores, la que tuvo más éxito. En vez de ser derrotados por la propia inutilidad de los árabes, o porque los judiós fueran más listos, más hábiles, o más valientes, habían sido derrotados por una superpotencia.

          Desde entonces, todo hay marchado rodando.

          ______________________________________________________

          Otra cuestión, que enlaza con el tema, es la suposición de que toda la política de los EE.UU durante el siglo XX y el XXI se explica desde el interés geopolítico, en último término económico. Si a un progre le damos el petroleo, es capaz de construir una historia completa de 6 décadas en un par de minutos.

          Lo cierto es que buena parte de las intervenciones armadas de los EE.UU no tienen sentido si se analizan desde la óptica de la búsqueda del interés propio. El apoyo al nacimiento de Israel, como ya he expuesto, iba contra ese interés. De hecho, gran parte de la política exterior americana se explica mejor desde el idealismo que desde sus intereses. Para los intereses de EE.UU habria sido mejor llegar a un acuerdo en 1990 con Sadam Hussein, con quien no estaban enfrentados, que hacer la guerra.

          Incluso la segunda guerra contra Irak se explica mejor desde el idealismo de intentar llevar la democracia al mundo árabe y derribar a un tirano, tras el experimento (aparentemente) exitoso de Afganistán, que desde el interés, tanto económico como de lucha contra el terrorismo. Ese doble interés se defendía mucho mejor con un acercamiento a Hussein un “pelillos a la mar” y vamos a comenzar de nuevo, en vez de una guerra.

          Un saludo.

        • Eclectikus 19:25 el 10/08/2014 Enlace permanente

          Gracias Preguntator, estoy bastante de acuerdo con lo que dices y de hecho lo he escrito aquí y en otros foros (por no hablar de bares) muchas veces… De todas maneras si le quieres dar forma de entrada, con enlaces y referencias, dímelo y lo publicamos aquí en NMSP.

    • Nemesio 23:40 el 07/08/2014 Enlace permanente | Respuesta

      Hace un tiempo que en mi perfil de Facebook tenía a Europa Press en el punto de mira. Algo al comienzo del conflicto me hizo ver por dónde iba la línea editorial, por llamarla de alguna manera, de EP. Y visto el nivel que siguió a los primeros bombardeos, donde omitían -oh casualidad casualidad- las acciones de Hamás contra Israel pero cuantificaban milimétricamente todo lo que hacía Israel, especialmente en el número de niños y mujeres muertas (todos sabemos que en ninguna acción bélica mueren civiles, solo Israel mata civiles) al final decidí hacer lo que había que hacer: dejar de seguir su página de noticias. Y oye, ¿sabes qué?, que tengo una felicidad en el cuerpo que sería capaz hasta de hacer gimnasia rítmica.

      • Eclectikus 23:53 el 07/08/2014 Enlace permanente | Respuesta

        Hola Nemesio, el problema está que si hace eso con todos los medios que muestran la patita judeófoba, al final terminas viendo nada más que el canal Disney 😉

        En todo caso no hay problema con su línea editorial, allá ellos, la Historia les juzgará, lo que me lleva los demonios, y mira que ya debería estar acostumbrado, es que te censuren sin motivo ninguno, o sí, con un motivo, que no se difunda tu opinión (o tu información) porque es precisamente lo que tratan de ocultar. Me parece distópico, totalitario y en contradicción con la propia filosofía de Internet, o de los debates en Internet mejor dicho.

    • Russell 08:06 el 08/08/2014 Enlace permanente | Respuesta

      Hace algunos años descubrí el género ucrónico y me aficioné. El “qué habría pasado sí…” es tremendamente atractivo para mí. Descubrí entonces un foro de historia alternativa (que no mencionaré para no darles una publicidad que no se merecen) y participé en el mismo varios años. Me encantaba eso de debatir con otros aficionados a la historia los distintos caminos que podría haber seguido este mundo nuestro si alguien hubiese tomado otra decisión o no hubiese ocurrido tal cosa.

      Pero había algo que no me gustaba: era mencionar España, el catolicismo y el estado de Israel y la gente se descomponía. España y los españoles no éramos más que unos genocidas atrasados y sedientos de oro, los católicos unos seres llenos de prejuicios absurdos que buscábamos esclavizar a los demás e Israel un estado genocida. Eso sí el mundo islámico era todo tolerancia y respeto, los británicos extendieron su imperio para llevar la civilización y la riqueza de forma altruista a todo el mundo y el manifiesto del destino de USA o el de los CSA es dominar el mundo…

      Un día exploté y respondí a una de esas intervenciones. Fue cuando comenzó el conflicto de Siria y quise denunciar las masacres de cristianos… repliqué a un forero musulmán (como dirían Les Luthiers “muysulmán”) que proponía una con enlaces a noticias de masacres de cristianos en Siria y en Nigeria. Fui expulsado en menos de un día y sin posibilidad de defensa. La acusación: intolerancia. Así son, en España y en el resto del mundo.

      • Eclectikus 18:54 el 08/08/2014 Enlace permanente | Respuesta

        Joer Russell, la historia no me ha sorprendido, es lo que hay, y va para largo (estos temas son generacionales)… pero la panzada a reír que me he pegado con lo del “muysulman” no tiene precio. Queda requisado e incorporado a mi lenguaje de campaña 😀

        • Russell 09:06 el 11/08/2014 Enlace permanente

          Les Luthiers los dividían en radicales o “muy-sulmanes” y no tan radicales o “más-o-me-tanos”

        • Eclectikus 10:16 el 11/08/2014 Enlace permanente

          Grandes Les Luthiers. Yo fui a verlos una vez hace un porrón de años, con asientos en la primera fila… y cuando estábamos ya sentados cómodamente en la butaca, salió uno de ellos a decirnos que otro se había puesto malo y se suspendía la función. Al principio todo el mundo empezó a reírse pensando que era una broma, pero no era una broma… así que me quedé sin verlos y nunca más he hecho el intento. Una pena.

        • JL Sardiñas 11:27 el 14/08/2014 Enlace permanente

        • Eclectikus 11:47 el 14/08/2014 Enlace permanente

          ¡Geniales! 😀 😀 😀

    • JL Sardiñas 10:21 el 13/08/2014 Enlace permanente | Respuesta

      Yo ahora con lo de Gaza y desde mucho antes (porque esto viene de atrás) estoy “fajao” con amistades, familia y todo tipo de conocidos, que echan mano de “las víctimas inocentes” las “respuestas desproporcionadas” y “el abuso de fuerza” como si fuera legítimo para el niño de infantil pellizcar al matón de 5º porque sabe que no lo dejan “responderle”… Y no es solo por los cohetes, que es lo que se ve a simple vista, es la forma de comportarse de todos los “estados” que rodean a Israel y que llevan décadas tratando de exterminar a la única democracia que hay en la región… el “mal ejemplo” es un problema para cualquier dictadura.

      Lo más lamentable es que todas estas cosas salen gratis gracias a que siempre tenemos todos “un amigo judío” que “desprecia el sionismo”… como si encima de todo lo que se le achaca al judío encima resulta que no pudiera haber judíos que libremente decidieran ser progres… ¿o es que no hay americanos que odian a su país, y españoles que odian España (bueno, de eso sí que hay muchos) y por el estilo? ¿por qué no puede Israel ser legítimo porque haya un judío alemán, polaco o americano que odie Israel?

      • Eclectikus 11:07 el 13/08/2014 Enlace permanente | Respuesta

        Es lo que le decía a Plaza más arriba, es muy curioso que la principal corriente del “progresismo” sea precisamente judía, y el hecho de que los judíos en general sean muy progresistas (aunque aquí el tinte despectivo de “progre” casi desaparece), tanto en USA como en Israel. Preguntator ha hecho un resumen de las causas de esto, pero yo creo que el odio compulsivo que hoy sienten solo puede ser explicado por su vulnerabilidad a la propaganda emotiva y sangrienta de Hamás a la que han sido expuestos durante casi 30 años. Para salir de ese bucle solo hay una solución, viajar mucho (y sin antifaces) y leer muchos medios ajenos a la corrección política. En todo caso una buena parte de ellos son insalvables e inmunes a cualquier vacuna, de lo contrario no serían progres, saldrían de la secta despavoridos.

        • Preguntator 23:40 el 14/08/2014 Enlace permanente

          Es muy difícil dejar de ser progre, y la gran mayoría de los que lo consiguen son gente con inquietudes intelecutales (reales, no las impostadas) y ganas de aprender. Vale, estoy tirándome flores, pero estoy convencido de que es así. Lo “progre” no es una postura o una ideología, es más bien un programa completo de vida, dentro del cual casi todo tiene sentido y fácil explicación, y fuera del cual está uno desnudo y la intemperie. La mayoría de la gente es demasiado perezosa y cómoda para quedarse fuera de ese tranqulizador y sencillo sistema.

          Por eso, cuando cambian, los progres suelen pasarse a otro programa igual o más completo que el suyo. Pasó en la Alemania Nazi, con trasvase masivo de simpatías desde el comunismo al partido Nazi, y pasó a menor escala en los barrios obreros de algunas ciudades francesas, que pasaron de votar al PCF a votar a Le Pen.

          Yo hace tiempo que intenté dejar de “salvar” progres. Cuando yo me salí, pensaba que todos podían salirse, y me equivoqué. Gasté mucho tiempo y esfuerzo para nada entre amigos y conocidos. Al final, casi ninguno dejará de ser progre, y el que lo deje, no será gracias a mí.

        • Preguntator 23:44 el 14/08/2014 Enlace permanente

          Y lo mejor son páginas como esta, donde progres con inquietudes puedan leer tranquilamente, sin agobios, opiniones distintas. Sin presiones, los datos pueden comenzar a chocar con su programa, y este puede acabar saltando en pedazos. Pasará con uno de cada cien, pero parafraseando el Talmud: Quien salva a un progre, salva al mundo entero.

        • Eclectikus 00:00 el 15/08/2014 Enlace permanente

          Me da que los progres huyen de aquí despavoridos, y los que se quedan y leen es porque ya no son progres, puede que sean de izquierdas, una opción totalmente legítima aunque desfasada, pero no son los progres de catecismo laico y eslóganes de corrección política a cascoporro… esos como dices y digo, son irrecuperables. Sic transit…

    • Titus Amatius Paulus 09:09 el 02/01/2016 Enlace permanente | Respuesta

      http://internacional.elpais.com/internacional/2015/12/27/actualidad/1451235507_476789.html

      “Netanyahu impulsa una ley para controlar a las ONG pacifistas”
      “Benjamín Netanyahu ha cedido a las presiones de los sectores más extremistas de su coalición gubernamental en Israel con una ley que restringe la actuación de las ONG israelíes que cuestionan la ocupación de territorios palestinos. El Gabinete en pleno aprobó este domingo el proyecto de la llamada “ley de transparencia”, que obligará a las ONG que reciben más de la mitad de sus fondos de Gobiernos extranjeros a declararlo expresamente. La iniciativa ha partido de la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, del partido nacionalista religioso Hogar Judío, que representa a gran parte de los colonos que viven en los asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este.”

      Se me antoja raro que una ley de transparencia sea para controlar a las ONG pacifistas. Por otro lado Netanyahu, que no es de mi gusto, podría añadir “cualquier fondo extranjero” porque así se conocería la financiación de muchas organizaciones sionistas.

  • Eclectikus 13:04 el 17/10/2013 Enlace permanente | Respuesta
    Etiquetas: , , Educación, Internet   

    Iversity, la alternativa europea a Coursera. 

    Hace justo un año hablaba en estas mismas páginas sobre el lanzamiento de Coursera, una universidad virtual con una apabullante oferta de cursos que cubría prácticamente todas las disciplinas a un nivel (aproximadamente) universitario. No podía hacerse esperar la respuesta europea a esta iniciativa y efectivamente este mismo mes se pone de largo iversity, la competencia de Coursera en el viejo continente (desde Alemania concretamente), en este pujante sector de los Cursos en Línea Masivos y Abiertos (MOOC, por las siglas en inglés de Massive Open Online Course).

    Iversity-Coursera

    Según nos cuentan en su página de FAQ, la aventura la empezaron Jonas Liepmann y Hannes Klöpper en 2011 gracias a una beca del Gobierno Federal alemán de Ciencia y Tecnología, que cristalizó cuando lograron 1 millón de euros de fondos mixtos de la UE (75%) y federales (25%), y que se asentó definitivamente con la entrada de diferentes socios capitalistas durante 2012, entre los que está ni más ni menos que Deutsche Telekom.

    En lo tocante al funcionamiento interno, parece que iversity se va a tomar en serio el asunto de la oficialidad de los cursos que imparte, y aunque de momento sólo en unos pocos oferta la validación de los créditos ECTS , la idea es que este sistema se extienda al mayor número de cursos posible en coordinación con las propias Universidades o Departamentos implicados.

    La principal pega quizá sea que una considerable parte de los cursos se imparte en alemán, algo que a buen seguro les restará popularidad respecto a otras plataformas. Sin embargo es de esperar que dado el carácter europeo de iversity, aparte de la extensión de la oferta en inglés, pronto empiecen a salir cursos en otros idiomas incluido el español.

    Por lo demás el aspecto exterior parece bastante bueno, así que yo particularmente no he tardado en apuntarme a un par de cursos, y engancharme al programa Ambassador, que de conseguirlo me comprometerá a hacer una entrada semanal sobre alguno de estos cursos (a cambio de unas pequeñas recompensas… qué a nadie le amarga un dulce). Así que si alguien lo tiene a bien y desea ayudarme en este objetivo, no tiene más que apuntarse a alguno de los cursos a través de estos enlaces (sólo pongo entre los que están en inglés los que creo pueden ser interesantes para el lector medio de este blog):

    Y también estos tres, que quizá no recomendaría en condiciones normales, pero que viniendo de la universidad Alemana (Helmut-Schmidt-Universität – Universität der Bundeswehr Hamburg), y dado el merecido prestigio de Alemania en la industria automovilística, hasta yo mismo me estoy planteando el matricularme:

    Como apenas acabo de empezar (hoy mismo) el curso sobre la materia oscura, y hasta enero no empieza el del Método de Montecarlo aplicado a las finanzas (organizado por la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Madrid), poco más puedo decir de esta plataforma. Sin embargo desde que descubrí Coursera me he apuntado a unos pocos cursos, y como supongo que no tendrá muchas diferencias que podamos considerar esenciales respecto a iversity, creo que dispongo de los suficientes elementos de juicio como para poder recomendar el sistema a cualquier persona interesada en agrandar sus entendederas. Quizá con las siguientes salvedades:

    – Más allá de la calidad de los cursos, conviene tener en cuenta que seguimos en el planeta Tierra, y por tanto entre la oferta de cursos no es difícil encontrar temáticas posmodernistas (como How to Change the World), extravagantes (como Canine Theriogenology for Dog Enthusiasts), surrealistas (como The New Nordic Diet-from Gastronomy to Health), o pseudocientíficas (como el abominable curso Climate Change). Por tanto una buena parte de tu aprovechamiento en estas plataformas, dependerá de que hagas una buena selección de los cursos que pretendes seguir.

    – La plataforma en sí misma es bastante funcional, pero conviene no perder la perspectiva de que estás en un aula global con miles de alumnos. Si esperas ser atendido a la voz de “¡SEÑO…! creo que te equivocas de método, y de precio.

    – En general lo cursos técnicos suelen ser más avanzados de lo que dicen en la presentación. Se conoce que no quieren asustar a la gente e intentan captar el mayor número de alumnos aún corriendo el riesgo de que la tasa de abandono sea enorme. Lo cierto es que una vez inscrito no te regalan ni un punto, y has de ver los vídeos, hacer los ejercicios y en definitiva invertir un tiempo que no todo el mundo tiene. Por supuesto que esto no es una crítica, sería indignante si no se mantuviera cierto control, pero conviene recordar que es una plataforma educativa, no una expendedora de titulitos.

    – En Coursera la mayoría de los cursos no computan cómo créditos oficiales. Sin embargo en casi todos puedes obtener un Statement of Accomplishment (si superas unos mínimos, habitualmente en torno al 70% de los puntos), y en un número creciente de ellos, los habilitados con Signature Track, recibirás un diploma oficial. En cualquier caso ninguna de las dos opciones es intercambiable con créditos ECTS, algo que iversity, por su carácter europeo, superará en poco tiempo.

    Mi opinión personal es fácil de adivinar: creo que estamos ante una revolución en los métodos educativos de la que sólo apreciamos la punta del iceberg, y además creo que es un avance en la buena dirección porque supone una socialización (en el buen sentido) de la Educación Superior, y por lo tanto una (otra) opción de impulsar la creación de una sociedad más preparada y por tanto menos vulnerable a los cuentos chinos.

     
  • Eclectikus 13:04 el 06/10/2013 Enlace permanente | Respuesta
    Etiquetas: , , , , Internet, , ,   

    Escépticos de Pacotilla II: La Ciencia (progre) y sus Demonios (laicos) 

    La Ciencia (progre) y sus Demonios (laicos)El otro día me vi envuelto en una pequeña trifulca en un blog que se llama “La Ciencia y sus Demonios“, una pandilla de la misma ganadería a la que criticaba recientemente en la entrada Escépticos de Pacotilla, y que representan el perfecto epítome de las patologías que entonces denunciaba: un escepticismo arbitrario marcado por la corrección política (asumen el alarmismo climático como una verdad revelada), y especializado en atacar a la religión (¿adivináis a cuál?) y considerarla más como una tara que como una cualidad humana más. Intolerancia, sectarismo e ignorancia a partes iguales.

    La entrada (que no es más que la traducción de una irrelevante diatriba de un abuelete progre, ateo y alarmista) se puede leer aquí: Ciencia, anticiencia y religión según el físico y filósofo norteamericano Victor Stenger.

    Llegué a ellos de rebote porque se enlazaba a este blog en los comentarios, y claro, la declaración de principios que significa un blog que se llama No Me Seas Progre, no a todo el mundo le hace gracia, y rápido surgieron comentarios rebosantes de prejuicios. El caso es que fui para allá y dejé un comentario que consideré amable e inofensivo (el #48 del hilo) y que mostraba mis cartas de 1) defensa de la legitimidad de la religión, 2) escepticismo sobre el Cambio Climático, 3) “mi sorpresa” de que los escépticos asumieran las tesis del alarmismo climático sin pestañear y 4) que “gentes de progreso” mostraran tal intolerancia por la simple razón del credo de las personas. Ni que decir tiene que se liaron a pedradas conmigo y terminaron por bloquearme los comentarios.

    Pocas vueltas se le puede dar al debate, escoge unos pocos de los comentarios al azar y verás el desolador panorama intelectual de esta tropa, presuntamente escéptica, supuestamente tolerante y altaneramente cientificista. Y todo el repertorio de tics del rebaño alarmista: moderación eterna de los comentarios (para dar tiempo a preparar “las réplicas”), uso de todo tipo de falacias y acusación de que todo lo que digas es una falacia (¡cuánto daño a hecho -el mal uso de- la Wikipedia!), respuestas según el libro de recetas de Skeptical Science, acusaciones de “negacionismo” y “neoliberalismo”, comparaciones con los “negacionistas” del SIDA o con los proponentes del Diseño Inteligente, y todo el resto de estupideces habituales, recogidas en el libro de estilo del buen descerebrado.

    El asunto no merecería ni un miserable párrafo en condiciones normales, pero dado que me bloquearon sin aviso, y se me quedaron unas cuantas cosas en el tintero, especialmente en lo tocante al Alarmismo Climático, he decidido contestar tranquilamente desde aquí.

    Enmienda a la Totalidad

    Sobre los contenidos del blog poco puedo decir, aunque estoy abonado a sus entradas, raras veces las leo y si lo hago es de manera diagonal, hay mucho que leer y al final tienes que seleccionar. Y lo cierto es que éste blog no me ha enganchado nunca, aunque me figuro que si estoy abonado a él, es porque en alguna ocasión leí algo interesante… pero se conoce que no lo suficiente para que lo tenga en mente. Visto lo visto, no me extraña.

    Pero lo peor es el comportamiento de los administradores del sitio… ¿Cómo te sentirías si cuando discutes con un grupo de personas -la mayoría con argumentos ridículos y una buena parte de ellos, además en tono insultante y menospreciativo- tu turno de réplica sufre un retraso tal que se te van acumulando las contra-réplicas a argumentos que has expuesto horas antes? ¿Cómo te sentirías si después de padecer esta cruz durante todo el debate te bloquean de buenas a primeras y sin previo aviso?… Pues eso es lo que ocurre en esta pocilga, y en general en todas las pocilgas “de progreso“, como hemos tenido ocasión de comprobar por ejemplo aquí, aquí, aquí, aquí o aquí.

    Esta política es ya de por sí suficientemente grave como para mandar al blog a la basura de la blogosfera, y por mi parte ahí se queda. A tomar por saco.

    Sobre la Religión

    Los que me conocéis ya sabéis mi opinión al respecto. Me importan un carajo los planteamientos religiosos de las personas siempre que no me los pretendan imponer. Lo que critico a menudo a tumba abierta son los continuos, absurdos, desfasados, anacrónicos, infantiles, ofensivos, ridículos, obscenos, redundantes y altaneros ataques a los cristianos.

    Una forma rápida de comprobar a que me refiero, es leer al propio “autor” del artículo, uno de los machos alfa del corral, lleno de odio a la Religión (Cristiana), y que solo es capaz de hilvanar bobadas de adolescente en tono insultante (#74#80#89 y #134).

    En general en España la corriente integrista atea bebe del ateísmo norteamericano, que está más enfocado en la lucha contra el integrismo cristiano y sus sectas más impresentables, que hacen una interpretación literal de la Biblia y en las que el proselitismo es una de sus principales motivaciones. La manifiesta imbecilidad de la progresía ibérica hace aquí un tótum revolútum con la cristiandad, y endilga a los Católicos las mismas taras, de una manera injusta y arbitraria, olvidando lo que ha tenido de bueno en todos los aspectos posibles el cristianismo en Europa, y quedándose solo con los cuatro memes descontextualizados habituales: la Inquisición, el juicio a Galileo, el colaboracionismo con Franco y el abuso de niños.

    Este es un tema que aparece recurrentemente en estas páginas, y creo que no merece mucha más atención en ésta entrada concreta, más que nada porque no tengo ningún interés en responder a las insultos que allí me dedican. La Religión me interesa básicamente como parte de la Filosofía, y por tanto, más que en los intercambios de coces con estos pobres diablos, estoy interesado en otros aspectos del asunto, como por ejemplo en el debate sobre el diálogo entre Fé y Razón, como el planteado entre el filósofo jesuita Fr. Copleston y el filósofo y matemático Bertrand Russell en un programa de la BBC de 1948 sobre la existencia de Dios, o en este otro entre el filósofo liberal Jürgen Habermas y el cardenal Joseph Ratzinger. Es a todas luces más instructivo.

    Sobre el Cambio Climático

    También conocéis mi opinión al respecto. Creo que hay muchas razones para no tragarse la hipótesis del calentamiento apocalíptico, pero en esta ocasión (#53) me centré en lo que consideró la piedra angular de la hipótesis alarmista: el cálculo de la Sensibilidad Climática.

    Hace tiempo que barrunto preparar una entrada específica sobre éste asunto, pero lo cierto es que no me termino de poner, quizá porque el asunto es mucho más complicado de lo que parece a simple vista. Intentaré sin embargo explicar aquí los conceptos básicos, según yo los entiendo, más que nada para enfocar el argumento principal que intentaba transmitir, sin éxito, en el hilo de marras.

    En general podemos definir semi-académicamente la sensibilidad como una magnitud física que representa la respuesta de un sistema a la variación de una determinada variable. En climatología específicamente se habla de sensibilidad climática de equilibrio (ECS), como el cambio en el equilibrio de la temperatura global del aire en superficie al variar en una unidad un determinado forzamiento radiativo.

    Por tanto, la sensibilidad climática representa el cambio en la temperatura al producirse una variación del calor radiado/absorbido por un determinado agente. Lo complicado del asunto es que en un sistema como el climático con diferentes forzamientos radiativos, la variación de uno de ellos provoca respuestas (feedbacks o retroalimentaciones) en los demás. Unos pueden favorecer el cambio (aumentándolo) y otros oponerse a el (disminuyéndolo), hablamos entonces de feedbacks positivos y negativos.

    En los mundos del IPCC y del alarmismo climático, en los que el culpable es conocido desde la primera secuencia, como en Colombo, “ya saben” que el CO2 es el principal forzamiento del Clima terrestre desde que el ser humano se embarcó en el horror capitalista, especialmente desde la “maldita” Revolución Industrial.

    Y entonces la definición semi-académica mencionada arriba se ve desplazada por esta otra, en la que el CO2 pierde automáticamente su presunción de inocencia:

    Sensibilidad climática es el cambio de la temperatura (global) de la Tierra al doblar la cantidad de CO2

    Y para ellos hay poco más que hablar: el forzamiento radiativo del CO2 es grande y positivo, y por lo tanto el CO2 tiene un efecto multiplicador en el calentamiento que no se lo salta un gitano. Y lo demás no importa, y si acaso importara tenemos cientos de millones de dólares en la recámara para que deje de importar.

    El problema es que las dificultades no disminuyen a base de dólares, y lo cierto es que en un sistema como el climático es tal la cantidad de interacciones entre los diferentes agentes implicados, que es muy complicado (¿imposible?) definir un modelo que reproduzca qué es lo que sucede en la realidad, cuando añadimos un extra de CO2 a la atmósfera por nuestros “pecados neoliberales“.

    Se puede considerar como un dato fuera de toda disputa, el valor de la sensibilidad climática del CO2 en el caso ideal de no tener en cuenta los feedbacks, y se dan por (relativamente) buenos los valores adoptados en el tercer catecismo del IPCC (TAR, 2001) de 3.7 W/m2, que se traduce en un incremento de temperatura en torno a 1ºC (ver por ejemplo la discusión en Climate ETC de Judith Curry: CO2 no-feedback sensitivity).

    Por supuesto que este es un valor que no asusta a nadie, un aumento de ese orden sería más bien beneficioso para el planeta, y además hay que recordar que estamos a mitad de camino (400 ppm) de doblar la cantidad de CO2 en la atmósfera desde tiempos preindustriales (es decir pasar -típicamente- de 287 ppm a 574 ppm).

    Evolución de la concentración de CO2 desde los tiempos pre-industriales.

    Evolución de la concentración de CO2 desde los tiempos pre-industriales.

    Y entonces ¿de dónde viene el miedo al CO2?. Pues ese es quid de la cuestión, viene de que la hipótesis alarmista nos asegura que el forzamiento radiativo del CO2 produce una serie de retroalimentaciones en el sistema, que pueden multiplicar por entre 2 y 5 veces el valor de su sensibilidad climática sin considerar feedback alguno. El problema es que se basan solamente en atribuciones y modelos numéricos. Me explico:

    Las atribuciones vienen del cálculo a palo seco de los valores reconstruidos en tiempos geológicos a partir de los valores obtenidos mediante proxys de temperatura y de concentración de CO2. Es decir que sin posible demostración de cuales han sido los mecanismos que han producido los valores calculados, atribuyen al CO2 el papel principal en el sistema climático.

    Los modelos numéricos intentan reproducir los procesos que se suceden en la atmósfera, a escala local, global, por capas, y teniendo en cuenta los diferentes mecanismos que se suponen intervienen en los procesos. Reconocen que hay algunos factores que no tienen bien definidos (principalmente los feedbacks de nubes y vapor de agua), y que puede haber otros que no tienen ni en cuenta (aerosoles, rayos cósmicos…). Pero les importa un bledo. Lo que sale de los modelos va a misa.

    Y por eso, como decía al principio, el valor de la sensibilidad climática, es la madre del cordero del debate, al menos desde el punto de vista físico, que es crucial cuando intentamos analizar el Clima terrestre.

    Y tras esta pequeña introducción, volvamos a las trincheras.

    Uno de los becerros, un tal Javi (“el que sabe”), mantiene que no he sido capaz de refutar sus “argumentos“, expuestos en #70 y #79. Veamos:

    En el primero de ellos entra de lleno en el surrealismo, y utiliza un hombre de paja intentando rebatir absurdamente mis consideraciones sobre los proxys a la hora de calcular la sensibilidad climática (que son una fuente de error, y que este método no te permite discriminar los forzamientos radiativos), con la siguiente soplapollez:

    Cuando usas un termometro estas usando un proxy de la temperatura: el aumento en el volumen de un liquido, que sabes que depende de la temperatura. Asi que la proxima vez que vayas al medico y te diga que tienes fiebre, ya le puedes decir que se equivoca porque esta usando un proxy.

    Por supuesto es una generalización absurda. El hombrecito considera que toda medida indirecta de una variable en Física es un proxy. Ciertamente se puede considerar así, pero evidentemente es algo que no se utiliza: nadie considera un termómetro como “un proxy” de la temperatura, ni una ecosonda como “un proxy” de la profundidad, ni un mando a distancia como “un proxy” del canal de televisión. Aunque si insiste (y lo hace) yo voy a empezar a considerar los argumentos defectuosos como si fueran “un proxy” de la estupidez del ponente.

    Por otro lado la precisión tampoco tiene peso alguno en su seudo argumento, porque a ningún cerebro normal (con una IQ por encima de 80) se le ocurriría comparar la exactitud de un termómetro clínico de mercurio (que puede llegar hasta la centésima de grado Celsius), con la de cualquiera de los proxys que se utilizan habitualmente para calcular las temperaturas en escalas geológicas (entre uno y varios grados Celsius). Y eso sin entrar en las incertidumbres temporales (cerca de cero en el termómetro clínico y hasta de siglos en los proxys geológicos) y otras fuentes de error más o menos sutiles.

    Volviendo a la realidad, como digo en los comentarios (#75) el concepto de proxy se utiliza en Geología como sinónimo de inferencia de una medida (a la que no se tiene acceso) a través de alguna propiedad relacionada con esa variable. La propia entrada de la Wikipedia en inglés, Proxy (climate), es un buen punto de inicio para entender qué son y cómo se utilizan los diferentes proxys en climatología.

    Posteriormente relincha:

    ¿Miles de millones? Me parece que tienes una idea muy de cómic de lo que cuesta la ciencia.

    Si, de cómic, 2600 millones en 2013 ha dedicado Obama -solo en USA y solo este año- añade todos los países del mundo y multiplica por 10 años de apogeo de chiste climático… y sí, efectivamente te sale un cómic, pero de terror. Especialmente cuando piensas en lo que se podía haber hecho con ese dinero luchando contra la malaria, aumentando la investigación y desarrollo en energías renovables o avanzando en la construcción del ITER, por citar los mismos ejemplos que en hilo. Y eso sin contar los chistes solar y eólico, o el mercadeo de los bonos de carbón.

    Luego saca de contexto mi aseveración de que no se conoce de manera fehaciente el valor de la Sensibilidad Climática (el aumento de temperatura al doblar la cantidad de CO2) y responde muy ufano:

    Aaah, ya salio el gran mantra negacionista, la exigencia de precisión absoluta. Si no eres capaz de decirme al microsegundo cuanto tarda una persona en morir tras clavarle un cuchillo en el corazon, es que no esta demostrado que clavar cuchillos en el corazon mate a nadie.

    El razonamiento no puede ser más absurdo, nadie pide la precisión absoluta, pero entre conocer el valor de una variable y ésta frase del IPCC:

    No best estimate for equilibrium climate sensitivity can now be given because of a lack of agreement on values across assessed lines of evidence and studies.

    va un trecho lo suficientemente grande como para considerar una falacia estúpida ese argumento.

    La refutación de mi aseveración de que los modelos no funcionan (y que no admiten falsación) es de traca. Sin el menor sentido del decoro me enlaza sin más a está gráfica salida de las cocinas de Skeptical Science:

    Gráfica de Skeptical Science que "demuestra" que los modelos funcionan que te cagas.

    Gráfica de Skeptical Science que “demuestra” que los modelos “funcionan”.

    No busquéis de donde sale la gráfica, como está construida, o la fuente de los datos, eso son detalles sin importancia en su libro de estilo. Mi contra-réplica hubiera sido automática, por ejemplo enlazando a ésta otra gráfica de Roy Spencer:

    Modelos vs. Realidad

    Modelos vs. Realidad (clic para ver en grande)

    que corresponde a la entrada de su blog (dónde da todos los detalles para interpretar la gráfica), “STILL Epic Fail: 73 Climate Models vs. Measurements, Running 5-Year Means“, y que es una versión con medias móviles de una anterior entrada (EPIC FAIL: 73 Climate Models vs. Observations for Tropical Tropospheric Temperature) en la que había utilizado regresiones lineales para representar al fin y al cabo lo mismo: el fallo épico de los modelos climáticos.

    Por supuesto soy consciente de que su respuesta inmediata sería tachar a Roy Spencer de Creacionista, que en este contexto tendría el mismo peso que acusarle de ser del Atleti. Pero entonces mi respuesta inmediata podría ser remitirles a mi comentario #59 en el que les descubro que su cocinero favorito, John Cook de Skeptical Science es cristiano evangelista, y que incluso dibujaba las viñetas en The Christian Post.

    Aunque a decir verdad, en este caso concreto, no debería ser necesario descender a su nivel para luchar con ellos en el barro, bastaría simplemente con mostrarles las gráficas oficiales de su propio catecismo actualizado (IPCC/AR5):

    Temperaturas vs. Modelos en el último catecismo del IPCC (AR5). Versión del borrador filtrado (izquierda) y la versión final aprobada en el cónclave de Estocolmo (23-26 septiembre de 2013).

    Temperaturas vs. Modelos en el último catecismo del IPCC (AR5). Versión del borrador “filtrado” a la prensa (izquierda) y la versión final aprobada en el cónclave de Estocolmo (23-26 septiembre de 2013) -clic para ampliar-

    (Imágenes extraídas de la entrada IPCC: Fixing the Facts de Climate Audit)

    Por supuesto después habría que recordarles como funciona el Método Científico, y que significa la falsabilidad y para que se usa. Lo ideal es que entendieran que cuando una hipótesis determinada (por ejemplo una alta sensibilidad climática) es refutada (falsada) por los experimentos (en este caso los datos empíricos), la hipótesis ha de ser descartada. Una vez aceptada esta base epistemológica, la siguiente pregunta es automática: ¿cuántos de esos modelos deberíamos descartar? ¿todos? ¿la mayoría? ¿ninguno?…

    Y deshaciendo la madeja, al final del hilo, volvemos irremediablemente a la sensibilidad climática. Si los modelos no funcionan en modo predictivo… ¿qué fiabilidad podemos dar a los valores de esta variable deducidos a partir de dichos modelos?, o mejor dicho, ¿qué credibilidad tiene la famosa distribución de frecuencias (de la sensibilidad climática) oficial del IPCC…?

    Distribución de frecuencias de la sensibilidad climática, basado en la salida de los modelos numéricos.

    Distribución de frecuencias de la sensibilidad climática, según la salida de los modelos numéricos.

    …¿Ninguna credibilidad? ¿poca? ¿toda? ¿No es sospechoso que los modelos reproduzcan razonablemente bien el pasado y fallen estrepitosamente al predecir el comportamiento futuro?

    Por supuesto que mucha de la literatura que recopila el IPCC es válida, y desde luego una buena parte de la Física que se utiliza (en sus fundamentos) es correcta y nadie le pone pegas. Pero la verdad es que muchos científicos se preguntan si la base Física del alarmismo termina en ese 1ºC propuesto como sensibilidad climática del CO2 sin considerar feedbacks, y si a partir de ahí, los 2 o 3 ºC extra de calentamiento debido al CO2 provienen de las propias (y generalmente reconocidas) incertidumbres de los modelos. Ver por ejemplo este breve artículo de Roy Spencer (el creacionista) explicando las incertidumbres debido a las nubes y el vapor de agua.

    Bien, pues curiosamente la cumbre del pensamiento racional/ateísta que recala en “La Ciencia y sus Demonios”, y una buena parte de los que piensan como ellos, no ven fisuras en todo este asunto. Rechazan que los modelos estén falsados, y se escudan en un presunto consenso científico para no moverse ni un milímetro de la postura oficial cocinada por un organismo político como el IPCC. ¿No es de risa?

    Para terminar quería avisar de que dado que esta entrada es básicamente una réplica que me fue vetada en el foro de la discusión, me reservo el derecho de ampliarla y/o mejorarla si es que lo considero necesario. ¿Lógico no?.

    Informes del IPCC y del NIPCC

    Addendum (11/10/2013)

    No es que haya pasado nada especial estos días, los “racionalistas” de “La Ciencia y sus Demonios” han seguido en el hilo del otro día, mostrándonos a todos su ignorancia y sectarismo vestido de purismo científico, hasta que me cansé de leer imbecilidades en mi correo, y me borré de las actualizaciones.

    Mientras, el autor de la entrada (recordad: un copia-traduce-pega de las ensoñaciones de un abuelete yanqui desnortado), cruzó conmigo unos cuantos comentarios en su propia dacha, de los cuales me censuró con una u otra excusa los que les vino en gana. Ya sabéis la democracia y la libertad de expresión progre se aplica sólo al rebaño, y todo lo que hay fuera del rebaño es “facha”, “neocon”, “ultraliberal”, “cristofascista” o “a sueldo de las petroleras”…

    E incluso amenazó con tratar específicamente el tema de la censura en el Cambio Climático en una entrada. Y éste fue su profundo análisis: “El victimismo anticiencia del cambio climático amordaza la libertad de expresión de los científicos y censura“. Dado que me dedicó la entrada (bueno, a un tal Eklecticus que en realidad es Eclectikus, es decir, éste humilde corresponsal), entré para agradecerle un detalle del que en realidad no era merecedor. Me respondió con el habitual caca-culo-pis-pedo, y yo le repliqué con el siguiente comentario, que evidentemente no me ha publicado (han pasado cuatro horas), pero que estoy seguro le ha tocado los cataplines por la parte menos carnosa:

    Tu comentario significa que no leíste mis comentarios (no se sí por larguísimos o por numerosísimos) sobre el clima (dos o tres a lo sumo, el resto fueron broncas por ser agnóstico, negacionista o las dos cosas). Las respuestas a algunas de las simplezas de análisis del Clima de ese hilo, las puse en mi blog, y por supuesto todo el mundo está invitado a participar sin ningún tipo de censura (la idea es que todo el mundo puede aprender algo de las posturas contrarias).

    Cristianos hay en ambos lados del debate, lo mismo que ateos y judíos, blancos, negros, asiáticos, rubios y morenos, altos y bajos, tontos y listos. La escala de grises es mucho más extensa de lo que marca tu visión estereotipada. Y puse un ejemplo paradigmático, John Cook, el principal bloguero alarmista, el mismo que cocina las respuestas que todos los alarmistas ibéricos usáis como catecismo, es reconocidamente cristiano evangelista, lo lleva a gala (lo cuál me congratula y me resulta indiferente a partes iguales), y lo cuenta abiertamente en su templo seudocientífico (Skeptical Science).

    Tiene toda la pinta de que los frailes como John Cook, serán el único apoyo serio que os termine quedando. La Ciencia está por encima de todo, y por supuesto por encima de la Política (y de la Religión, incluida la atea). Y el paso atrás del último informe del IPCC apunta a que la fiesta se ha terminado, van a seguir poniendo música, pero solo las lentas, para que podáis seguir bailando agarrados, pensando que estáis salvando al mundo de los cristianos, de las petroleras y de “los fachas”.

    Eventualmente y entre tanto, muchos creceréis, y os daréis cuenta que la visión post-adolescente del mundo que se os ha colado como verdad absoluta, no es menos dogmática que la utilizada por otras religiones, con la esencial diferencia de que los cristianos al menos SI distinguen entre dogmas y ciencia, una gran ventaja frente a vosotros que habéis mezclado Ciencia y Dogma en el mismo puchero.

    Cuando supere el trauma de descubrir que su fraile climático favorito no sólo no es ateo sino que es cristiano evangelista, quizá sea el momento de descubrirle que el otro capo de Skeptical Science, Dana Nuccitelli, trabaja para una petrolera (Dana Nuccitelli’s ‘vested interest’ ? – oil and gas)… lo cuál no deja de ser hilarante: dos de sus falacias ad hominem favoritas (acusarte de creacionista o de agente del petróleo) caen, ahora sí legítimamente, de lleno en el tejado de su parroquia. A mi por descontado me importan un bledo ambas circunstancias (defiendo a los cristianos, y he trabajado para el petróleo), pero a ellos no, y por tanto son prisioneros de sus propias imbecilidades.

    Y qué más se puede decir… ¿merece la pena discutir con semejante rebaño…?, o quizá sea mejor esperar a que espabilen, se den cuenta del patetismo de su “postura intelectual”, y de que caigan en que el hecho de que haya gente que mantiene la misma postura que ellos “siendo mayores” (pongamos a partir de los cuarenta), es sólo porque viven de ello, vendiendo libros, haciendo programas, o adoctrinando chavales (o porque no han superado la viruela revolucionaria, pero estos suelen pintar poco, no dan de sí). En fin, hay un dato empírico, la mayoría de la gente lo supera, y los que no, en mi experiencia al menos, es de que son unos tristes. ¡Qué hartazgo!

     
    • Waterman 09:43 el 08/10/2013 Enlace permanente | Respuesta

      Hola Eclectikus, yo fui unos de los que comencé a comentar en dicho post, pero rápidamente deje de hacerlo porque ciertamente que me incomoda mucho el carácter de acoso y derribo (en lugar de una actitud dialogante) que tienen algunos miembros de ese blog. He seguido mucho tiempo ese blog porque me gustan mucho sus entradas de biología, y me divierten las que atacan a las giliterapias, etc. Yo soy un escéptico del origen antropogénico respecto al cambio climático (no estricto, ni lo niego, ni lo afirmo, pienso que no hay evidencias claras atribuibles al hombre) y cuando he intentado sembrar la semilla de la duda en otras entradas sobre este tema automáticamente se me ha comparado con un creacionista. En fin, he conocido tu blog a raíz de los comentarios del otro, parece un blog muy interesante, le haré un seguimiento esperando que aquí se mantenga el espíritu de dialogo y no de ataque y comparación desacreditada.

      Un saludo

      • Eclectikus 10:27 el 08/10/2013 Enlace permanente | Respuesta

        Gracias Waterman, si recuerdo tus comentarios, y que trajiste al malvado Linzden, uno de los grandes científicos del clima demonizado por no torcer el brazo.

        Es el dogmatismo lo que les pierde, y su sesgo político. Y por supuesto hay que entender también que no es fácil hoy criticar las posturas oficiales del cambio climático, te convierten automáticamente en un hereje, un facha, un ultraliberal… en una persona non grata, vaya. Lo que es esperpéntico es que sin querer, y sin darse cuenta, caen en el mismo dogmatismo que critican a la Iglesia (o a la Religión), sin percatarse que ahí si es legítimo el dogmatismo, la religión se basa en dogmas al fin y al cabo.

        Pues gracias por leer NMSP, espero que saques algo de provecho 😉

        Saludos.

        • Waterman 07:26 el 09/10/2013 Enlace permanente

          Totalmente de acuerdo en lo que dices. Pero el problema de la religión en mi opinión es que apoyándose en esa legitimidad dogmática (voluntaria o involuntariamente, dependiendo de la persona) se hace apología de la ignorancia en muchos sentidos desplazando la racionalidad. Y no me refiero a cosas tan obvias y estúpidas como la transmutación del agua en vino y cosas así, si no realidades más profundas que atentan contra los derechos humanos.
          Por poner un ejemplo suave y no por ello menos grave, en la mayoría de las religiones (si no todas) se ubica a la mujer en un estatus inferior al del hombre.

          Un saludo

        • Eclectikus 10:25 el 09/10/2013 Enlace permanente

          Puede que determinados grupos humanos usen la Religión para promover la ignorancia de sus adeptos, de manera que sean más fáciles de manipular. En ese caso yo hablaría de sectas (hay muchas cristianas) y de algunas facciones o lecturas del Islam.

          En cuanto “a cosas tan obvias y estúpidas como la transmutación del agua en vino y cosas así” conviene no caer en la ridiculización fácil de interpretar los evangelios (y las diferentes liturgias cristianas y católicas) como si fuera un tratado de química. Suelo acordarme de Antoine Lavoisier, católico irredento, y me pregunto si alguien piensa que el padre de la Química moderna consideró por un solo momento que las bodas de Caná fueran en realidad el Teorema de Caná, y tuvieran la más mínima validez cuando se ponía la bata blanca. Yo lo dudo. Por otro lado acusar al cristianismo de fomentar la ignorancia, supone también ignorar la Escolática y su papel en la construcción de una institución tan importante que está todavía vigente, como es la Universidad.

          Sobre la mujer, y su papel “secundario” en la Historia de la Humanidad, y su implicación en esa situación de los cristianos me parece un tanto sesgado. En cualquier caso los cristianos abogan por la igualdad sin fisuras del hombre y de la mujer. Y en ese sentido te recomiendo la lectura reposada y sin prejuicios de esta carta a los obispos del cardenal Ratzinger, en sus tiempos de prefecto de la curia romana en 2004: Carta a los Obispos de la Iglesia Católica sobre la colaboración del hombre y de la mujer en la Iglesia y el mundo.

    • Waterman 12:22 el 09/10/2013 Enlace permanente | Respuesta

      Buenas, creo que has interpretado mal lo que quise decir con la transmutación. Me refería precisamente a que es una estupidez tomar al pie de la letra ese tipo de aseveraciones por parte de los críticos.

      Cuando hablo (créeme que todo lo que te escribo es en un tono respetuoso) de el papel de la religión en la propagación de la ignorancia, me refiero, por ejemplo, a que no hay que ser ciego para ver el retraso cultural que produce el Islam por el mundo, las guerras estúpidas que ha fomentado, los siglos de retraso cultural oponiéndose la iglesia católica a la teoría heliocéntrica o a la evolución, para finalmente admitirlas. Le escolástica esta muy bien, no todo ha sido malo en la Iglesia, cristianismo o religiones en general, han aportado cosas buenas y malas. Pero en mi opinión en un computo general, la religión es más negativa que positiva para las sociedades. Como decía Bertrand Rusell, inspirarse en el amor y guiarse por el conocimiento. No me cabe duda, que la Iglesia Católica trabaja en avanzar para armonizar fe y raciocinio, lo cual me congratula por el bien de los feligreses, pero en mi opinión no son del todo aspectos miscibles.

      Respecto la carta de Ratzinger, en general, como he mencionado antes, trabaja en la armonía de los aspectos puntillosos de actualidad, sin embargo, tu que me acusas de ideas sesgadas, deberías de haber percibido ya que la Iglesia siempre interpreta las Escrituras a conveniencia, no le queda otra por la cantidad de irracionalidades que en ellas se despliegan. Todos estamos sesgados por nuestras ideas, pensamientos, experiencias, etc.

      Me pregunto por que si Ratzinger esta tan comprometido con el tema de los derechos de las mujeres no permite que se oficien misas por ellas.

      Espero sepas discúlpame que tarde tanto en contestar, pero es que voy muy liado y no tengo mucho tiempo.

      Un cordial saludo

      • Eclectikus 13:11 el 09/10/2013 Enlace permanente | Respuesta

        Por supuesto que hay efectos nocivos en la Religión, como hay efectos nocivos en todo. Mi postura no va dirigida a negar esos efectos dañinos, va más bien por el lado de:

        1) no descontextualizar los hechos, es decir no valorar a los Borgia, o el juicio a Galileo con los ojos de hoy, sin tener en cuenta las connotaciones históricas y filosóficas del momento.

        2) no borrar del mapa las valiosos aportes a la civilización de la cultura cristiana. Obviar esto es eliminar de un plumazo un patrimonio cultural e intelectual al que, yo al menos, no estoy dispuesto a renunciar.

        Por lo demás no creo que la celebración de misa por las mujeres sea un hito en la liberación de la mujer. Supongo que se llegará a ello, pero a mi particularmente me trae al pairo, porque ni pertenezco a la Iglesia Católica, ni me importa un bledo quién imparta las misas. Quiero decir, que esos son asuntos propios de un club al que no pertenezco, y por tanto, dentro de un orden ético razonable, me importa un pimiento lo que pase dentro y alrededor de las iglesias.

        Saludos.

        • Waterman 13:59 el 09/10/2013 Enlace permanente

          Hombre, que yo sepa estábamos hablando de la ubicación del estatus de la mujer por parte de las religiones entre otras cosas. A mi me importa lo mismo o menos que a ti, pero tu me has remitido a una carta de Ratzinger. Por mi parte sí que sería un hito el oficio de misa por parte de las mujeres, porque eso sería un reconocimiento de igualdad de derechos por parte de la Iglesia hacia las mujeres.

          Pero para terminar y no irnos por la tangente, no quiero que se me mal interprete. No tengo ningún problema con la existencia de la Iglesia ni las religiones mientras estas sean una mera opción personal. Mis padres son creyentes y los respeto como a los demás. Pero no puedo ignorar que intentar inculcar a la gente la existencia de un Dios personal, que escucha nuestras plegarias, se fija en todo lo que hacemos y decimos, si rezamos o no rezamos, y que dependiendo de su baremo divino nos dará la salvación o no, cuando menos, sí que me parece fomentar la ignorancia. Esto es sólo una opinión personal. Si pensamos diferente en este u otros puntos, pues esta muy bien. La riqueza del mundo reside en su variedad.

          Saludos

        • Eclectikus 14:39 el 09/10/2013 Enlace permanente

          Pero es que dar misa no es “un derecho” Waterman, la Iglesia lo que promueve es la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, pero sus normas internas solo incumben a los católicos. Sería lo mismo que exigir el derecho de los hombres a ser monjas 😉

          Y es que en occidente YA es una mera opción ser creyente, aunque poco a poco va siendo casi más un estigma.

          Yo fui al colegio cuando la religión obligatoria y era como el recreo, y ni a mí ni a muchos nos convencieron de que Dios existe. El franquismo es la etapa que más ateos ha generado de la historia reciente, y muchos de ellos se educaron en colegios religiosos. Quiero decir que la Iglesia moderna es muy clara en esto: ser católico es un acto de libertad individual. Y así debe ser.

          Claro que si hablamos del Islam, las cosas son bien distintas. Sin embargo poco se oye al “ateísmo” oficial quejarse de las salvajadas de los integristas musulmanes: desde la ablación del clítoris, hasta la masacre de cristianos, pasando por el burka y la lapidación por adulterio.

          Sinceramente, creo que es tan evidente el sesgo de algunos ateos a la hora de hablar de la Religión, que a mi me quedan pocas dudas de que no es más que una fiebre adolescente, o post-adolescente, que sólo se cura con los años. La vehemencia anti-cristiana se supera con la edad, y creo que es como la viruela, algo que casi todos la pasamos de jóvenes.

    • Waterman 14:58 el 09/10/2013 Enlace permanente | Respuesta

      ¿Y que las monjas den misa? 😉

      Estoy contigo, y como dije antes, reconozco que la Iglesia Católica avanza más que ninguna otra religión monoteísta. El Islam integrista me repudia hasta hablar de él. Ojo, el integrista.

      Respecto al último párrafo, no te quito ola razón, el ateísmo integrista es igual de vomitivo que el cristianismo fundamentalista. Sin embrago, tengo 41 años y mi ateísmo vino de la mano de la edad y la madurez. Yo no considero que mi ateísmo sea una enfermedad, tal afirmación si que podría ser considerada de pueril. Ser ateo simplemente es una postura más, que subyace de las reflexiones personales referentes a la interpretación del mundo.

      Bueno, ha sido un placer dialogar contigo.

      Un saludo

      • Eclectikus 15:12 el 09/10/2013 Enlace permanente | Respuesta

        No, no, el ateísmo es un postura legítima en el debate, probablemente la más legítima de todas. Lo que yo considero que es una “enfermedad” juvenil y pasajera, es el ateísmo furibundo o integrista, aquel que se considera en posesión de la verdad absoluta, y niega y denigra el resto de las opciones, incluido el agnosticismo.

        En este sentido me quedo con la frase del escritor alemán Heinrich Böll:

        Me aburren los ateos. Siempre están hablando de Dios.

        Un placer igual Waterman, gracias por pasarte por aquí. Ciao.

        • Haddock 16:44 el 09/10/2013 Enlace permanente

          ¡Me encanta la frase de Böll…me la apunto!

    • Eclectikus 17:08 el 09/10/2013 Enlace permanente | Respuesta

      Para que veas Haddock hasta donde llega la imbecilidad de algunos, no te pierdas a este tipejo. 8 minutos enteros para no exponer ni un solo argumento, más allá de que en el libro Böll (“unin telectuál”) critica también a católicos y protestantes (como si eso cambiara el hecho del coñazo que dan los ateos con Dios), y por supuesto ocultando que Böll era un ferviente católico por mucho que criticara a las autoridades eclesiales, algo que a estos sectarios por cierto, no les cabe en la cabeza (la autocrítica, el reírse de ellos mismos, el inconformismo…):

    • Haddock 19:17 el 10/10/2013 Enlace permanente | Respuesta

      Efectivamente, son tremendamente aburridos los ateos, sobre todo éste. ¿De qué triste compañía teatral se ha escapado este tío? Es insufrible, menudo coñazo…
      Además es que a mí, a estas alturas de mi vida, me resbalan los católicos, los protestantes, musulmanes, ateos…Me parece una absoluta pérdida de tiempo dedicarles ni un segundo…No me preocupa lo más mínimo lo que hagan o dejen de hacer mientras a mí me dejen en paz.

      • Eclectikus 19:31 el 10/10/2013 Enlace permanente | Respuesta

        A mi el debate me parece apasionante, a partir de cierto nivel claro, estos del caca-culo-pis-pedo como el artista del vídeo, me aburren más que irritarme.

c
compose new post
j
next post/next comment
k
previous post/previous comment
r
reply
e
edit
o
show/hide comments
t
go to top
l
go to login
h
show/hide help
shift + esc
cancel

A %d blogueros les gusta esto: