Tagged: Periodismo Progre Toggle Comment Threads | Keyboard Shortcuts

  • Eclectikus 21:34 on 20/01/2016 Permalink | Reply
    Tags: , Periodismo Progre, , ,   

    Manipulación, corrección política y censura. Un surtido de ejemplos. 

    En las últimas 24 horas han pasado por mi pantalla 5 ejemplos perfectos, complementarios y perfectamente ilustrativos de la manipulación informativa en la que venimos macerando estas últimas décadas, y del peso de la corrección política (no nos olvidemos del origen marxista del término) como forma de censura edulcorada que anega todas las parcelas de esta sociedad de la información, que al final resulta ser la más efectiva de las censuras, y consecuentemente la más perjudicial.

    No hay nada nuevo en estos casos que traigo, nada que no hayamos visto ya (incluso aquí en NMSP), pero su caracter transversal, sincronizado e internacional, me ha impulsado a compartir estos enlaces hoy. No me extiendo mucho más, todo lo que hay que decir ya lo dicen muy bien los diferentes autores a los que me refiero en cada episodio, así que me limito a introducir los sainetes.

    Ferreras en la Sexta

    Ferreras (que nos trajo la pluralidad en 2011 con un ZP en tiempo de descuento) es el arquetipo de progresista ibérico, una especie de hermano mayor de Nacho Escolar, más hervido, y en la misma “línea” que el patriarca Gabilondo, o los titos Carnicero y Sopena. O sea, un periodismo sólo soportable por estómagos agradecidos y cerebros vacíos, nunca al revés.

    Santiago Gonzalez desmontaba detalladamente ayer uno de los últimos publireportajes de la Secta, en el que para desacreditar a un nuevo diputado de Ciudadanos, Fernando Navarro, e inmunes tanto a la razón como a la justicia, rescataban el triste caso del fallecimiento del emigrante senegalés Alpha Pam en 2013 (con el que la izquierda montó entonces su monserga habitual), en el que Navarro tuvo un papel principal como Gerente del hospital implicado en el episodio. SG lo desmenuza en el artículo citado antes, que recomiendo leer, y del que extraigo  y me quedo con dos fragmentos, éste:

    Vayamos por orden, Ferreras. Lea esto. El 26 de mayo de 2013, apenas ocurridos los hechos,me hice eco en mi blog de la destitución de Fernando Navarro como gerente del hospital de Inca y reproduje una narración de los hechos del interesado, que usted habría debido conocer, antes de elaborar la telebasurilla que emitió su programa ‘La 6ª columna’. Bastaría su lectura para que un periodista con trienios como es usted comprendiera cabalmente lo sucedido.

    y el cierre:

    “Ferreras, yo le tuve a usted alguna vez por un buen periodista. Deshecho ya el lamentable equívoco, no me queda más que volver a ofrecer este blog al diputado Navarro, por si quiere querellarse contra usted, su programa y su cadena, con el fin de que le sirva de instrumento para recaudar fondos. Qué vergüenza, Ferreras. ¿No ha pensado nunca que esas porquerías que usted firma puede llegar a verlas su hijo cualquier día?”.

    A Birthday Cake for George Washington

    Clic para ver en amazon.com, o clic para amazon.es

    El Cocinero de George Washington

    Resulta que Ramin Ganeshram, cocinera, periodista y experta en la Historia de Washington, ha escrito un libro para críos en el que cuenta una historia basada en personajes reales -el cocinero personal de George Washington, Hercules, y su hija, principalmente- en el que ha cometido el pecado mortal laico de describir la felicidad de los esclavos al hacer un pastel para el cumpleaños del primer presidente de los Estados Unidos, de manera que los siempre vigilantes SJW estén indignadísimos, que es el estadio justo por encima de su indignación natural, ya de por sí alta por construcción. Lubos lo cuenta algo más en detalle en TRF, que es el enlace que os quería recomendar: Book about George Washington’s pastry-cook censored. Copio el corolario para los que tenéis prisa 😉

    I am curious whether the book will be published elsewhere or distributed otherwise. My guess is No. Just like in the era of the Inquisition, it’s a full-fledged banned book. This censorship has nothing whatever to do with free decisions of any individual companies. It’s about the fanatical left-wingers’ control over all companies and all aspects of the society. If you stay in the U.S., you can’t escape them. They have to be defeated and I don’t recommend you to use velvet tools against those jerks.

    Si os dáis una vuelta por la página del libro en amazon.com, veréis que los trolls de progreso han llenado de negativos el libro escandalizados por semejante ofensa a una de las columnas maestras del progresismo de hoy: los negros deben odiar a los blancos.

    The Guardian y el Niño feroz

    Fabious Maximus (h-t Plaza Moyua: Esa ciencia del calentamiento global, tan firme) es un blog creado por un grupo de autores, mayormente ex altos mandos del ejército norteamericano, que realizan análisis sobre política norteamericana, geopolítica y Cambio Político

    En su análisis de ayer, How much damage has this El Niño done?, comparan las exageraciones de los medios, especialmente las de este artículo de The Guardian que califican como wether porn (algo así como porno meteorológico), con los datos presentados por el propio (y nada negacionista) NOAA:

    NOAA said this would be among the three strongest El Niños on record (since 1950) — depending upon the measure used. And so it was. As for the news media, they have to deliver after two years of hype about the coming super monster Godzilla El Niño. So they quote record highs (by statistically insignificant increments), and ignore other metrics which aren’t records.

    Meanwhile NOAA continues their good work. Perhaps some day journalists will routinely check with them rather than going for clickbait — if we ever come to prefer real news.

    Nótese que para desmontar una homilía climática de cualquier medio de progreso, en este caso The Guardian, no hace falta irse a argumentos enrevesados, o a fuentes dudosas, un simple análisis de los datos “oficiales” es suficiente. Y es que de los datos a las conclusiones hay un camino por el que no debieran transitar políticos y periodistas, y en los submundos del ecologismo y el alarmismo climático, no circula otra cosa.

    Pero tampoco nos echemos las manos a la cabeza, en un mundo en el que una publicación científica de referencia presentaba una métrica que situaba a Marx como mejor científico de la Historia (nature; Who is the best scientist of them all?; 2013), la instrumentalización de la Ciencia por la política ha alcanzado su cumbre precisamente con la Climastrología, disciplina en la que “la causa“, que en esencia no es más que una instancia del maltusianismo más disparatado, es más importante que los hechos.

    La piel fina de los progresistas

    People's Cube

    People’s Cube, lo último en puzzles igualitarios, resultado garantizado.

    The Peoples Cube es un sitio satírico que se ríe a mandíbula batiente de los progresistas norteamericanos. Para ello utiliza un lenguaje, el comunista, que el creador del sitio conoce perfectamente porque antes de emigrar a Estados Unidos, Oleg Atbashian, trabajó en el Comité local del Partido en Ucrania (justo antes y justo después de la caída del telón de acero -“[I] witnessed the transition of Republics of the Soviet Union from corrupt socialism to corrupt kleptocracy.“), como artista de agitprop comunista. Lo notarás en cuanto entres al sitio. 😉

    En una trifulca con un periodista del la CNN, Fareed Zakaria, que lloriqueaba porque había sido acosado a raíz de una sátira en The Peoples Cube, Oleg le responde con una claridad y contundencia digna de admiración en esta entrada: An open letter to Fareed Zakaria from The People’s Cube. La propia introducción a la carta abierta es una síntesis del contenido de ésta,

    “Progressives” have trolled, ridiculed, satirized, maligned, insulted, bullied, and lied about conservatives since the inception of the Internet. But once they see the signs of oncoming traffic, they cry and run to mommy – or to the nanny state in this case – asking to make it a one-way street once again, where only they can ride their tricycles, wear funny hats, and fling poop at those whom they consider inferiors.

    pero recomiendo leerla entera porque es un verdadero tour de force

    You refer to a scientific study of Facebook users, which found that “people mainly shared information that confirmed their prejudices, paying little attention to facts and veracity.” That sounds reasonable. For example, even without a scientific study I know that an overwhelming majority of your fellow “progressives” believe that Sarah Palin has actually said “I can see Russia from my house,” paying little attention to the fact that it originated as an SNL skit. Did you complain about that in 2008? Were you at all concerned that Tina Fey’s “Palin” videos might confuse voters and skew the election? Probably not; it was just satirical hyperbole, right?

    y el apoteósico final 😀

    So you think your opponents are radicals? Here’s a news tip: down here in the streets below you, it’s the other way around: growing numbers of Americans see you and your media colleagues as radical ideological hacks. You can call them any name you want, adding ultra-, far-, uber-, and other hyphenated insults; that won’t change the fact that their thinking is the norm and yours is not. Like all normal people on this planet, they don’t respond well to insults. But they are also the ones who make sure you have the freedom to call them radicals.

    Oleg Atbashian
    AKA Red Square
    People’s Director,
    Department of Visual Agitation and Unanimity

    Iker se sale del rebaño

    Iker Jiménez es un “Investigador del Misterio” que ha desarrollado su carrera periodística bajo el paraguas de Prisa (la Ser y Cuatro mayormente), que si lo analizas pausadamente es el único antro en el que puedes engarzar contenidos basura sin que te descuarticen los escépticos de progreso. El hombre, en una crisis de sentido común, ha tenido la osadía de pisotear los mandamientos progres en un escrito:

    Curiosamente la censura, oficialmente, para la prensa ya no existe, aunque hay otro tipo de censuras, pero no solo para la prensa. Las últimas noticias que vienen de Suecia me han dejado tan impresionado que yo quiero comentarles algo. Creo también que el trasfondo es muy potente y nos influye a todos. La nueva censura es lo políticamente correcto, no sé si está bien o mal, pero cuando extiende sus tentáculos y lo domina todo, el periodista, el cámara, el director de una cadena de televisión, el que hace un periódico, el cantante… cualquiera empieza a tener un miedo cerval a no quedar mal. Y el miedo a no quedar mal te acaba convirtiendo en un títere de no sé qué ideas.

    Creo que cualquier persona medio decente suscribiría estas palabras (y probablemente el resto de su reflexión), pero no los guardianes de la corrección política, siempre vigilantes de la ortodoxia (o del meme de turno), que cargaron en tromba contra el pobre investigador, ver por ejemplo aquí, o aquí de donde extraigo estas declaraciones del propio Iker:

    El presentador, todavía perplejo porque ese “temor a no ser del rebaño –a ser marcado por un dedo social que te diga que eres un fascista–” justifique que se oculten informaciones oficiales de este tipo a la ciudadanía, asegura que en su programa no comulgan con lo políticamente correcto, ni tampoco con los tabúes que traen consigo determinadas corrientes de pensamiento. “Intentamos contar las cosas sea quien sea el protagonista. Y ya verán el resultado –prevé–. Habrá quiénes con su mentalidad siempre dividida, siempre en blanco y negro, no lo acepten. Y otros dirán que sí, que esto hay que contarlo. Y yo pienso como este segundo grupo“, afirma tajante.

    Linchamientos de estos los vemos a diario en Twitter, la relevancia de este caso es que es el tipo de tanganas en las que es imposible disimular el sectarismo y la cerrazón progre, y que además se da en su cancha (Cuatro), con lo cual aumentan las posibilidades de despertar a alguien de su quimera de infalibilidad total, porque no lo olvidemos, muchos, sobre todo los jóvenes, todavía son recuperables para la sociedad.

    Propina 😉

    Full Brain

      Via Free Republic:

    Hegel’s Deity: How Evolution Gave Us Postmodernism, Deconstructionism, and Political Correctness

    :

     
    • Haddock 00:11 on 21/01/2016 Permalink | Reply

      Confieso que llevo siguiendo a Iker Jiménez desde hace tiempo. Echo de menos su programa del sábado por la noche, perfecto para dormirse plácidamente a altas horas de la madrugada después de trasnochar. Era como volver a la infancia cuando mi abuelo me contaba cuentis para dormir.
      A pesar de haber sido el rey de los magufos hispanos, me da que nunca se ha creído las fábulas sobre ovnis, caras de Belmez, psicofonías
      Y otras gaitas. Es un buen comunicador que, emulando el estilo de Felix Rodríguez de la Fuente (y para mí que también de José María García) ha encontrado un filón con el que engatusar a una parte muy importante (mayoritaria) del progrerío que se traga gustosa toda esa bazofia mágico-espiritual.
      Sin embargo, desde que está haciendo la versión televisiva de su programa, “Cuarto Milenio”, sea porque el formato radiofónico ya no funciona (la imaginación no trabaja igual de noche, metido en la cama, que mirando una pantalla), sea porque ha ido evolucionando de alguna manera, sea porque se le agotan los temas fantásticos, la cuestión es que va dando entrada a debates sobre asuntos interesantes en los que se enfrentan “iluminados” ,”fantasiosos” por un lado y gente normal, expertos en diversas materias (científicos, criminalistas, juristas, etc…).
      Aunque Iker procura adoptar una postura imparcial, el simple hecho de invitar a gente “seria”, ya denota un cambio positivo. Hay otro detalle que me ha llamado la atención en él, y lo digo con todas las reservas puesto que no he visto ni oído, como es lógico, toda su producción, me refiero a que nunca ha dedicado algún programa al alarmismo climático. Y eso que estaba y está en en lugar más adecuado para que le hagan la ola por hacerlo. No sé…

      Volviendo al asunto de lo políticamente correcto, creo que ha anunciado un especial para el próximo domingo.

      A este paso le veo haciendo las maletas y mudándose a 13Tv…

      • Eclectikus 00:23 on 21/01/2016 Permalink | Reply

        La verdad es que yo le oigo algunos sábados, lo mismo que me trago muchas horas de Radio María por la noche, es relajante, poco exigente y te lleva suavemente al reino de los sueños 😉

        No sé si se lo cargará Prisa, pero el San Benito de “fascista” ya no se lo quita en una buena temporada…

    • Titus Amatius Paulus 11:19 on 21/01/2016 Permalink | Reply

      Un poco de más de coña: Yo también reconozco que soy asiduo del programa televisivo Cuarto Milenio, para dormir los domingos noche es perfecto sobre todo explorando psicofonías en edificios en ruinas en mitad de España. Está al nivel de monstruos de río (sonido del agua, narrador con voz de barítono, situaciones de paciencia, paisajes…) y supera al Tour de Francia, el Giro, la Vuelta de España, el tenis, el golf o las motos para echarse la siesta ;-).

      Un poco más serio. Sobre Iker Jiménez yo creo que ya apuntaba maneras de poco amigo de lo políticamente correcto, me he di cuenta de ello con esta noticia:
      http://blogs.elconfidencial.com/espana/el-confidente/2015-03-02/iker-jimenez-le-salva-la-vida-a-una-nina-en-el-corte-ingles_720158/
      En la que después de salvar una vida con una maniobra Heimlich anti ahogo declaró: “y, por otro lado, que no nos enseñan en la escuela ni en ningún lado cosas como primeros auxilios. Yo creo que eso es para que lo reflexionemos”. Es una crítica muy buena a la educación en España.

      Esta poca amistad de “Friker” Jiménez con lo políticamente correcto me lo ha confirmado analizar su programa: la libertad en las opiniones de los debates (algunas auténticamente burradas sin ningún tipo de censura) y por su trasfondo pseudocientífico y supersticioso. Por estas características no hay nadie que se atreva a defenderlo públicamente y sea tachado de crédulo y de apoyar el “periodismo basura”.

      Creo que Iker Jiménez dista de ser tonto, ni él ni su mujer ni el Sierra y en el fondo es un buen periodista o comunicador por las siguientes razones: 1º da una libertad total a sus contertulios sin prejuicios o criticarles, 2º da igual oportunidad de expresar sus opiniones independientemente del tono y peso científico (Enrique de Vicente vs Francisco Anguita), 3º no entra al trapo de las críticas de fuera del programa, 4º su nivel de entusiasmo contrasta con la pesadez y el cabreo de las tertulias políticas y 5º y el más importante el protagonista es la “noticia”, no el periodista. A mí me molesta mucho el afán de protagonismo de algunos periodistas como Ferreras y Fernando Navarro por citar algunos del post que insisten sólo en opinar y no en informar, les gusta crear opinión (creo que lo dijo el Buruaga) y no escatiman a dejarse entrevistar. Este afán de protagonismo del periodista está matando al periodismo de igual forma que el arte lo mataron los artistas porque ellos se convirtieron en el foco de atención y en su propia y mediocre obra de arte.

      Otra cosa: la carta entera de Red Cube es una bofetada a la asociación de políticamente correcto con libertad de prensa. La recomiendo.

      • Eclectikus 13:16 on 21/01/2016 Permalink | Reply

        El caso es que ha demostrado ser más honesto que muchos periodistas “serios” en los que la honestidad se les presume como periodistas, por deontología profesional, y que luego te sesgan totalmente una información como Ferreras en el ejemplo de la entrada, o te llenan un cadáver de calzoncillos como Fray Gabilondo. Al final son iluminados, el problema es que son iluminados con púlpito, y por tanto una fábrica de nuevos iluminados, ahí está el peligro.

        Oleg es un crack, yo hace años que le sigo, tiene golpes demoledores contra la estulticia progre. 😀

    • Titus Amatius Paulus 13:03 on 21/01/2016 Permalink | Reply

      Perdon rectificto donde quise decir Fernando Navarro quise decir Nacho Escolar

    • Marco 14:18 on 23/01/2016 Permalink | Reply

      El caso de Fernando Navarro no creo que sea un sintoma de correccion politica sino uno peor: el quedarse con el hecho superficial sin contrastar ni investigar con rigor lo que ha pasado. No pararse a pensar y analizar y actuar, en cambio, en caliente, desde las entrañas (habrian de recordar estos cazurros lo que decia Goethe) para causar mas impacto segun los intereses ideologicos. Muestra el nivel de unos periodistas que no se molestan ni en entrevistar a todas las partes no sea que la especulacion y los sopapos que le echan al otro no esten justificados.

      Que haya tergiversadores asi es una verguenza. Y sinceramente, yo tiro para la izquierda y por estos bobos luego nos meten a todos en el mismo saco del progresismo dogmatico y becerril. Y no crea que yo nunca he caido en él, pero de a pocos se aprende.

      • Eclectikus 14:40 on 23/01/2016 Permalink | Reply

        Hola Marco,

        Desde luego, el caso de Fernando Navarro entra directamente en la categoría de manipulación, y en la subcategoría de “total, mi público es bobo”, marca de la casa. Encima los pringados tuvieron la cara dura de “contestar” a la réplica de Santiago Gonzalez. Y claro, les ha caído la del pulpo: si esto es periodismo.

        Por supuesto hay una izquierda sensata que se desmarca de estas basuras, pero siguen mandando los sectarios, el PSOE debería aprovechar estas circunstancias para dejar que esa corriente de “pensamiento” se cueza en su salsa en Podemos, de manera que el PSOE pueda ser un partido de gobierno factible en 2020. Todos ganaríamos.

  • Eclectikus 21:44 on 15/11/2015 Permalink | Reply
    Tags: , , Periodismo Progre, ,   

    Todos con París, pero ojo a cómo lo expresas en las redes sociales. 

    Este viernes el fanatismo islamista ha demostrado una vez más su cobardía, su crueldad y su total incompatibilidad con unos estándares mínimos de civilización, no ya sólo en el sentido “occidental” del término, más o menos ligado a la democracia, la tradición judeocristiana y los derechos humanos, sino incluso desde el punto de vista de la antropología social, entendiendo la civilización como el estadio que sigue al salvajismo y a la barbarie, desvinculándose de ellos.

    Independientemente de las peculiaridades sociales y culturales de los diferentes grupos humanos que coexisten en un determinado periodo histórico, creo que cualquier persona de bien es capaz de enumerar un conjunto mínimo de características que “garantizan” que una determinada actitud, comportamiento, política, acción o reacción, se pueda considerar civilizada, o en su caso, salvaje.

    Algunas de estas características pueden estar sesgadas debido al contexto cultural de cada individuo, pero hay otras que son necesariamente universales. Y asesinar a sangre fría y aleatoriamente, a ciudadanos inocentes, desarmados e indefensos, todas y cada una de las palabras son esenciales, parece que es un acto global e irremediablemente incivilizado, brutal, salvaje.

    Como escribía hace un rato comentando la declaración oficial de Benjamín Netanyahu, Israel es por fuerza la principal referencia a la hora tanto de tratar a estos salvajes (sangre y fuego), como a la de no caer en la tentación de la simplificación extrema, y hacerles el juego de considerar que se trata de una “guerra de Religiones”, porque no lo es. Es una guerra del Mal (el fanatismo islamista), contra el Bien (ciudadanos inocentes de Paris, Madrid, Londres o Tel Aviv, pero también de Beirut, Damasco, Al Zubair, Garissa o Bangkok, por nombrar diferentes “sabores”), que lleva activa casi dos décadas.

    Que la excusa que usan estas alimañas sea el Corán es circunstancial, ni el Corán ni ningún otro libro sagrado te convierte en un asesino despiadado por leerlo, lo mismo que son circunstanciales “la pobreza” o “el imperialismo”, hay comunidades mucho más pobres y que han sufrido mucho más el imperialismo, y no se dedican a hacer carnicerías arbitrarias sin ningún sentido y sin ningún efecto más allá de aterrorizar a la población.

    No voy a comentar los rebuznos habituales de los de siempre, ni tampoco los del otro lado llamando a una especie de Guerra Santa contra todos los musulmanes (¿qué quieren deportar a todo el que rece mirando a la Meca?), pero la verdad es que si el nivel de “civilización” fuera por puntos, como el carnet de conducir, algunos estarían ya hace tiempo en los cursos de recuperación. Pff.

    Si que voy a comentar brevemente un caso típico, los progres ilustrados, aquellos que se llenan de lirismo para vendernos su ideología averiada e inconsistente. Mi amiga Nati en Facebook me ha puesto sobre el aviso de uno de estos. No se quién es, un periodista a lo que parece, y no voy a enlazarlo desde aquí, se que el lector interesado es lo suficientemente hábil para encontrarlo sin más pistas.

    El tipo nos avisa de “lo peligroso” que es ponerse el filtro de la bandera de Francia (una App de Facebook que solapa de manera semitransparente la bandera francesa sobre tu avatar), y entre otras necedades relincha:

    Utilizar el filtro de Facebook para solidarizarse con las víctimas de los atentados en París es apoyar una visión del mundo en la que sólo preocupan las muertes de ciudadanos occidentales. Mediante este pequeño gesto se construye un muro más en esta fortaleza del siglo XXI que es Europa, llena de súbditos muertos de miedo que regalan su sentido crítico a empresas e instituciones públicas a cambio de un poco de sensación de seguridad.

    Pues gracias por el aviso, pero ni es peligroso, ni se construye ningún muro, ni Europa es una fortaleza de súbditos muertos de miedo, ni nadie regala nada a empresas o instituciones públicas, y menos aún “el sentido crítico“, que evidentemente no sabes ni lo que es, porque una vez que lo tienes es imposible desprenderte de él (por definición).

    Y lo mismo podrías hacer con el resto de la entrada (y no digamos con los comentarios del mismo palo), sentencia por sentencia, unicornio a unicornio. Pero no merece la pena, es la misma música y la misma letra de siempre: relativismo, visión distorsionada de la realidad, empatía selectiva, imposición de sus dogmas, superioridad moral patentemente inferior, etc…

    Sin embargo me he dado cuenta de “un detalle” que hace todavía más ridícula la entrada (y a su autor), éste:

    LibertatExpressio

    ¿No es patético? Un periodista que aboga orgulloso por la “Libertat d’expressió” desde el frontal de su blog, y a la vez excreta una entrada que advierte de “los problemas” de utilizar una bandera en honor a las víctimas del atentado de antes de ayer. ¿No es utilizar un símbolo de solidaridad una clara muestra de “Libertat d’expressió“?  ¿O es que en catalán significa otra cosa? Porque en progresí ya sabemos lo que significa, puedes decir lo que quieras siempre que esté aprobado por los gurús de la corrección política. El problema es que una buena parte de la sociedad, incluso en éste occidente actual, ahogado por el buenismo y por los dogmas “de progreso“, no está dispuesta a pisotear sus propias creencias, principios y/o cultura. ¿Nos vais a depurar? ¿O reeducar?. No lo creo, os hace más falta a vosotros.

    Así que sin más, el autor de semejante desvarío, es automáticamente galardonado con el primer Asnicornio Ibérico de NMSP. Me temo que habrá más 👿

    AsnicornioIberico

     
    • Epiro 23:17 on 15/11/2015 Permalink | Reply

      El intervencionismo lo invade todo, terminada ya la fase de lo externo, entran ahora en la fase de lo interno, así pues, los defensores de tal movimiento ya nos dicen qué sentir y cómo canalizar la tragedia, a ser posible, culpando a las víctimas y a los gobiernos de éstas.

      • Eclectikus 23:29 on 15/11/2015 Permalink | Reply

        Lo triste es que no son conscientes de su patetismo, en términos absolutos, y en términos comparados a las reacciones de la propia izquierda en los países serios, por ejemplo, Hollande, socialista, ha tardado menos de 48 horas en enviar los cazas. Aquí tardaron menos de 48 horas en retirar a las tropas, entre el regocijo del progrerío y entre alaridos de ¡Aznar asesino!. Es infame.

    • JL Sardiñas 10:23 on 01/12/2015 Permalink | Reply

      Totalmente off-topic en este hilo… ¿qué te parece el aquelarre calentólogo parisino de estos días?

      • Eclectikus 10:41 on 01/12/2015 Permalink | Reply

        Terrible, llevo 24 horas llorando desconsoladamente, para nada porque al final es siempre lo mismo 😀

  • Eclectikus 20:32 on 30/10/2015 Permalink | Reply
    Tags: , Periodismo Progre,   

    Marrullerías izquierdistas en las primarias estadounidenses. 

    Traigo este episodio porque es muy ilustrativo del poder de manipulación del “progresismo”, y de su carácter deshonesto y marrullero, que en la arena política se basa fundamentalmente en la caricaturización del adversario, asignándole los principales clichés conservadores, en general coincidentes con lo que ellos consideran pecados laicos inadmisibles (aquellos que te llevan directo al infierno, laico, claro), y el ulterior bombardeo a la opinión pública con el producto de ese “proceso”.

    republican-versus-democrat

    Los americanos andan de primarias, Demócratas y Republicanos están eligiendo el candidato a las presidenciales de 2016 (e implícitamente al vicepresidente, que será el que quede segundo en las primarias, si no recuerdo mal, en caso de que gane su grupo político):

    El otro día fue el debate televisivo de progreso, del Partido Demócrata, y anteayer fue el de “los fachas” del Partido Republicano. No sigo mucho la evolución de esta fase de la carrera presidencial, pero aún así es imposible inhibirse de las que probablemente sean las elecciones más importantes de occidente, si excluimos las catalanas. 😉

    Hoy me llegaba vía el Huffington Post esta síntesis del debate en la CNBC, que con su habitual simpatía titulan algo así como “Debate Republicano: la versión telebasura“, lo puedes ver a continuación (o en esta entrada ad hoc en el propio HuffPost: Here’s The Entire Two-Hour GOP Debate In Just Three Minutes):

    CNBC GOP Debate: The Sh*tshow Version (vía Facebook)

    (No hace falta entender lo que dicen, el vídeo es lo suficientemente ramplón como para que el mensaje pueda “llegar” a todas las audiencias, incluidas las foráneas)

    La cuestión es que para muchos millones de americanos (y extranjeros, por supuesto), la anterior es la primera y única exposición que tendrán sobre este esencial debate: un vídeo de tres minutos que deja a los candidatos al nivel de las peores estrellas de la telebasura. Y por tanto la mayoría de ellos no oirán estas palabras del senador por Texas Ted Cruz:

    Ted Cruz, con los cataplines sensiblemente inflamados, se dirige directamente a los “moderadores” de la CNBC, y les explica que son un ejemplo de “por qué el público americano no confía en los medios“, y tras recordarles que “esto no es un combate de lucha libre“, resume las preguntas-cliché a los candidatos:

    Donald Trump, ¿es usted un villano de cómic?, Ben Carson, ¿sabe sabe usted hacer cuentas?, John Kasich, ¿insultará usted a esta gente?,  Marco Rubio, ¿por qué no renuncia?, Jeb Bush, ¿por qué han caído sus números?… ¿Qué tal si hablamos de los asuntos que interesan a la gente?

    Aunque uno de los “periodistas” le intenta cortar, Cruz, todavía les cuela un segundo mensaje, y tras recordar el contraste con el debate Demócrata, en el que las preguntas se limitaban a indagar en “qué candidato es más guapo y más sabio“, les dice:

    – Mire, cualquiera de los candidatos que está ahí sentados tiene más ideas, más experiencia, más sentido común, que cualquiera de los participantes del debate Demócrata, debate que simplemente reflejaba una discusión entre bolcheviques y mencheviques. Y nadie que vea esto por televisión tiene duda alguna sobre que ningún moderador va a votar Republicano. La pregunta que nos deberíamos hacer es si, en vez de intentar enfrentar a cada candidato con los demás, no deberíamos centrarnos en cuáles son los problemas y las soluciones para ellos.

    Al estar imbuidos en su burbuja de progreso, en general los progres americanos y no digamos el izquierdismo más furibundo, no escucharán estas palabras, o si las escuchan será bajo una capa de prejuicios tan grande que serán incapaces de darse por aludidos. [Eso es lo que les hace transparentes a la crítica, y por eso suelen salir impunes de sus mezquindades]. Por supuesto tampoco escucharán las explicaciones del propio Cruz desarrollando sus argumentos (los informativos de la Fox son tabú para el liberal americano), pero el lector tipo de NMSP si debería: Foxnews.com, ‘Not a cage match’: Cruz, others scold GOP debate moderators.

    Ni que decir tiene que este tipo de cosas producen un déjà vu ibérico o europeo; y es normal porque las técnicas son las mismas. Pero ojo con los matices, no caigamos en sus mismas simplezas, y se nos vaya la mano en la generalización, y pensemos que la población liberal norteamericana es perfectamente homogénea y que no hay demócratas que desprecian éste enfoque maniqueísta, hay millones de ellos, y son (casi) inmunes a él.

    Y por eso no está de más denunciar de vez en cuando estas técnicas, especialmente porque el principal impacto se da en las poblaciones más vulnerables, los tontos, los ignorantes, los jóvenes…. que son incapaces de discriminar la información entre ese continuo chirimiri mediático que sufrimos, y ajenos a los argumentos terminan no entendiendo la realidad y aferrándose a un sectarismo que no veo bajo qué punto de vista pudiera ser saludable.

    Esta entrada ha sido inspirada por la circunstancia de que he visto el “resumen” del HuffPost en Facebook a la vez que leía una entrada en TRF en la que se habla de éste asunto, una entrada que recomiendo si como yo disfrutas de la locuacidad y la total ausencia de complejos 😉

    Propina

    Ted Cruz arrastró hace poco por el barro del más grande de los ridículos (aquel que se emite en TV, o en YouTube) al presidente de la organización ecologista Sierra Club, Aaron Mair, y nada menos que en el Senado. [Aquí se puede leer una transcripción al inglés: Ted Cruz Embarrasses Sierra Club President In Global Warming Hearings]

    La ignorancia de Mr. Mair es realmente aterradora, hasta tiene que consultar con sus ayudantes las respuestas a preguntas triviales, y con todo sólo es capaz de agarrase al meme del consenso cuan clavo ardiendo. En fin patético. En si mismo, y por contraste con Mr. Cruz, un político con un desparpajo a lo Aguirre, capaz de darles sin piedad en dónde más les duele, con argumentos y sin complejos. Es lo bueno de llevar razón 😉

    Hay que seguir la pista a este Cruz, según Wikipedia nieto de canarios que emigraron a Cuba, de donde su padre marchó a estudiar a Texas, terminando en Calgary (Canadá) dirigiendo con su mujer (matemática de la Universidad Rice) una empresa de geofísica marina en sector del petróleo cuando nació el muchacho, en 1970 (renunció a la doble nacionalidad el año pasado). En fin unos antecedentes que me producen buenas vibraciones, que añadidos a las intervenciones que le he escuchado últimamente, me hacen pensar que puede ser el mejor candidato a la presidencia de los US en 2016, aunque no se puede ser optimista, el mismo cocktail que me produce a mi buenas vibraciones (hispano, cubano, familia de geofísicos del petróleo, preparado, sin complejos…), le produce alergia no sólo a los demócratas sino también a muchos republicanos. Así está el patio en estos momentos:

     
    • JL Sardiñas 17:09 on 04/11/2015 Permalink | Reply

      Yo siento una simpatía considerable por Ben Carson… me gustan las cosas que dice, y espero que le ayude en el mundo progre el hecho de pertenecer a una “minoría”, lo cual demostraría que por pertenecer a una “minoría” no tienes que ser un progre de mierda 😛

  • Eclectikus 22:28 on 16/06/2015 Permalink | Reply
    Tags: Periodismo Progre, , , ,   

    Burbujas de progreso. 

    1032px-Ggb_in_soap_bubble_1Una de las claves del éxito de la comunicación progresista está en los propios cimientos del ecosistema progre. Tener (o exigir a otros) una estructura moral binaria (SI/NO) en la que los matices dejan de ser significativos, te permite tener automáticamente preseleccionado no sólo tu círculo social, inmaculadamente de progreso, sino también tus fuentes de información, tus medios recomendados, tolerables y prohibidos, tus gustos cinéfilos, literarios, musicales… en fin, tu cosmovisión, tu burbuja de realidad confortable, desde la que, por contra, es imposible validar (por confrontación) tus posturas.

    Contra esta premisa los progres más atentos argumentan que eso nos pasa a todos, que todos tendemos a mantener una visión sesgada de la realidad marcada por nuestras propias circunstancias, la cultura, el entorno, etc.

    Y es un argumento de peso, en cierta medida todos tendemos a agruparnos de manera relativamente homogénea, en una burbuja compartida de realidad.

    Pero ésta burbuja nunca es perfecta en general fuera de la izquierda, ni siquiera es única, afortunadamente, y además hay frecuentes interacciones entre burbujas diferentes, que si no juzgas con un simplón SI/NO, son perfectamente viables, saludables y mutuamente provechosas.

    Esta no dualidad a la hora de juzgar principios ajenos implica por descontado una mayor exposición a otras cosmovisiones, de manera que espontáneamente surgen zonas de confluencia, áreas de consenso en las que democristianos, conservadores, liberales, socialdemócratas, que son las cuatro referencias políticas en occidente, y que son, lógicamente, a su vez empresarios, obreros, oficinistas, amas de casa, pensionistas… (las clases marxistas están bastantes difuminadas en el siglo XXI, me parece), pueden coexistir en un ambiente libre de estridencias, lo que a su vez promueve de forma natural y retroalimenta esa convivencia (o la tolerancia o el talante Zapateril que les gusta decir). que se supone es objetivo principal de la civilización occidental moderna.

    1024px-Reflection_in_a_soap_bubble_editLa otra pega al argumento progre de que todos tenemos una visión sesgada al fin y al cabo, nos viene impuesta por el hecho de vivir en un continuo baño María mediático dominado por la corrección política, con su compendio de pecados laicos según la gravedad de la ofensa, en cada una de las dimensiones de la vida, y con su sutil pero inquebrantable código de auto-censura.

    Esto nos permite entender progresí perfectamente, y poder acceder en cada momento al repertorio de argumentos, bien trituraditos (en formato eslogan) y administrados por sus juglares habituales. Sabes perfectamente en cada momento a quién hay que criticar y a quién no, qué excusas/exageraciones se deben utilizar, y en definitiva cuál es la postura correcta oficial.

    De ésta manera cuando vuelves a tu burbuja, y recapacitas, te das cuenta de que en muchas ocasiones, son tan patentes sus contradicciones que es imposible que tras un mínimo contraste, una persona medianamente sensata, por muy progresista que sea, no tire a la basura la mitad de sus presupuestos.

    Y en este teatrillo de burbujas, cuando esta gente habla en nombre “de la sociedad”, “de la ciudadanía”, “el pueblo”, “los vascos y las vascas”, están siendo honestos consigo mismos, pero sólo consigo mismos, y ese es el problema. Porque en estas condiciones es casi imposible ver un poco más allá de tu burbuja, tu realidad está distorsionada, tanto lo que ves por dentro como la realidad externa, y el único mecanismo correctivo es romper esa burbuja.

    Y si no se rompe, se producen infecciones que pueden contaminar volúmenes considerables de la burbuja de progreso y convertirse en un cuerpo carcinógeno, y a medio plazo, si no se trata, volverse letal. Dejo al lector que haga las analogías que considere oportunas con la situación política en España hoy.

     —

    Imágenes por Brocken Inaglory via Wimedia Commons.

     
  • Eclectikus 16:40 on 11/06/2015 Permalink | Reply
    Tags: , , , Periodismo Progre,   

    Científicos, impostores y mensajes subliminares. 

    Me da exactamente igual la lucha “periodística” entre El País (ahora “facha” según muchos “analistas”) y El Mundo (en cuclillas tiritando de deseo por captar al público más dócil y sencillo del mercado, “el de progreso”). Al final ambos cuentan con excelentes profesionales, articulistas, etc… y siempre se pueden aprovechar determinadas porciones de su producto, si es que eres consciente de los sesgos, y te importa un carajo la franja ideológica que ocupen, o que eventualmente intercambien su rol. En todo caso la esencia para un observador razonablemente neutral, está, a mi modo de ver, en detectar cuál es el medio que mayor/menor tasa de estupideces expele por unidad de tiempo (o de edición, a elegir).

    Esa respuesta que siempre hemos tenido a mano (La SER, El País y ocasional pero frecuentemente RTVE y las Autonómicas), incluso demencialmente a mano (La Sexta, Cuatro, Público…), puede estar difuminándose con el advenimiento de la nueva política (idéntica, por cierto, a la vieja política, la que viene siendo desde Platón, a Maduro, pasando, por supuesto, por Maquiavelo o alternando nuestra contemporánea interpretación ibérica).

    Científicos e Impostores (clic para leer el artículo)

    Al menos en la sección “divulgación científica”, entendida como la exposición para no-especialistas del estado del conocimiento humano sobre la Naturaleza, y concretamente en su dimensión “pseudo-ecologista”, El Mundo está adelantando por abajo a los “líderes” indiscutibles de la cosa (principal pero no exclusivamente las viudas de ZP que definía Leguina -La Sexta, Cuatro, Público).

    Viene esto por un artículo con el que me tropecé ayer, Científicos e impostores, de Rafael Bachiller, un `empleado´ nuestro (vuestro, tuyo, mío, de todos en tanto que servidor público) como director del Observatorio Astronómico Nacional del IGN. En él se habla de la pseudociencia, muy livianamente sin pretender profundizar en el concepto -lo cuál sería su perdición-, y sin percatarse de que en ocasiones los científicos, sin querer o queriendo, hacen pseudociencia (o se les acusa de ello) por diferentes condicionamientos psicológicos (o sociológicos), filosóficos (o teológicos), o por aspectos meramente circunstanciales y/o políticos -(*) ver nota histórica al final-, pero que en ningún caso se asigna ese calificativo en función de factores ajenos al Método Científico: si se ajusta a él es Ciencia, si no lo hace pero lo simula, es pseudociencia, y si no lo hace pero lo simula y además utiliza el engaño y la propaganda para vender sus conclusiones, entonces estamos ya ante algo muchísimo peor que la pseudociencia, el fraude.

    Os pongo aquí el cacho que me ha subido las pulsaciones y que me ha hecho despotricar en Facebook cuando he llegado a casa -en principio precisamente como antídoto para evitar escribir una entrada en NMSP, aunque no ha debido de funcionar porque al final aquí estoy detallando la razón de mi “molestia”. Éste es el párrafo:

    “…Otro caso de incredulidad ya clásico es el existente hacia el cambio climático. Nadie debería dudar hoy de las conclusiones del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), un conjunto de casi un millar de científicos repartidos por todo el mundo que trabajan conjuntamente bajo el apadrinamiento de la ONU y que ya ha sido galardonado por un Premio Nobel. En su último informe, el IPCC ha sido más tajante que nunca desde su constitución hace ya 25 años: la temperatura de la superficie de la Tierra se ha elevado de 0,8 grados durante los últimos 130 años y la acción humana es, con muy alta probabilidad, la principal causa de este calentamiento desde mediados del siglo XX. Ningún experto en el tema parece dudar ya de estas conclusiones. Y, sin embargo, todavía hay un gran número de incrédulos que piensan que el calentamiento global es un engaño. Tan solo un 40% de los estadounidenses acepta hoy que la principal causa del calentamiento pueda ser la acción humana. Hay quien cree que los científicos y los ecologistas han inventado esta historia del calentamiento con el fin de conseguir mejor financiación para sus investigaciones y actividades; y algunas de las empresas que comercializan combustibles fósiles sin duda han jugado un papel importante respaldando a quienes defienden estas ideas, y tratando de manipular a los medios de comunicación.

    Cada frase es un despropósito, una falacia o una tergiversación, sospecho que consciente (lo contrario sería acusarle de ignorante), cubriendo algunos de los principales memes del Alarmismo Climático, que solo se sostienen a base de toneladas de propaganda como la que subliminalmente nos quiere administrar aquí el señor Bachiller. Por orden de aparición, más o menos:

    • Nadie duda del Cambio Climático, la propia definición de Clima es dinámica, si no lo fuera no existiría como Ciencia, o sería una Ciencia absurda por la irrelevancia que tiene predecir el comportamiento de algo que no cambia 😉 . Por tanto sugerir que los escépticos del alarmismo niegan que el Clima cambia, no es más que un grosero hombre de paja, que no lleva a otro sitio que a la vergüenza ajena.

    • ¿Por qué no debería nadie dudar de “las conclusiones” de nadie? Si nadie “dudara” probablemente estaríamos todavía haciendo fuego con dos palos, o no haciendo fuego y por tanto congelados en la última era glacial, un `cambio climático´, por cierto, que se produce periódicamente en el planeta. Por supuesto no se puede dudar de todo, hay cosas bastante seguras, pero no hay que ser científico, ni siquiera listo, para darse cuenta de que el valor de la Temperatura Media Global del planeta dentro de cien años no está entre ellas. Son tantas las variables en juego, conocidas y desconocidas, y es tan patente la vulnerabilidad a los cisnes negros de cualquier modelo que pretenda describir el Clima terrestre, que cualquier “experto” que garantice una certeza sobre un valor concreto (como el absurdo “límite” de los 2ºC) debiera ser descartado de oficio (por activista, por timador o por ignorante).
    • El IPCC es una agencia de la ONU que no investiga y que está formada por unas pocas decenas de funcionarios que reciben órdenes políticas en una estructura perfectamente jerarquizada, y por tanto incompatible con la Ciencia, y que se nutre de miles de voluntarios que recopilan y revisan la literatura que se publica en las múltiples áreas de estudio (científicas en general, físicas, biológicas, ecológicas, económicas, geopolíticas, sociales…), y que a lo sumo pueden producir una foto más o menos desenfocada de la postura oficial ante los interrogantes, no sus respuestas, y menos la “realidad”. Y para estimar la magnitud del desenfoque, basta con pensar en las decenas de miles de millones de dólares de dinero público que se destinan al “Cambio Climático”, e imaginar el repertorio de mecanismos que se utilizan para obtener financiación para los proyectos, notando la diferencia entre que el título lleve las palabras mágicas o no. El resultado es la producción de investigaciones aberrantes como las de la famosa warmlist.
    • También, el hecho de que se salte el “detalle” de que el Nobel al IPCC no fue el que le correspondería a un organismo científico (en éste caso concreto seguramente sería el de Física, quizá, colateralmente el de Química o el de Economía), sino al más político y por tanto polémico de los Premios Nobel: el de la Paz, no necesita mayor explicación. Si existiera una amenaza climática inminente y altamente probable, y alguien presentara evidencias sólidas sobre ello, caerían varios Nobel en Física, antes de que ningún organismo político oliera el de la Paz.
    • La temperatura del planeta viene aumentando desde la Pequeña de Edad de Hielo, en torno al siglo XVII, en ese sube y baja habitual en el Holoceno (ver por ejemplo esta reconstrucción de temperaturas del hemisferio Norte fuera de los trópicos). Lo cierto es que todas las evidencias apuntan a una corrección a la baja de la sensibilidad climática, y un replanteamiento severo (y también a la baja) de los modelos numéricos que sustentan parte de la narrativa catastrofista.
    • La cantinela del “con muy alta probabilidad” es especialmente irrisoria si te das cuenta de que la “probabilidad” es pactada entre los expertos y no calculada a partir de los valores de las diversas fuentes de error, algo para lo cuál haría falta comprender los variados mecanismos que entran en juego en el Clima terrestre, y su influencia en las diferentes periodicidades temporales. Y que haya muchos científicos que no estén de acuerdo con este “sistema” de medir la incertidumbre, y que se aguanten la risa, es lo normal. Es más, de hecho la anomalía sería lo contrario, que nadie dijera nada, que es lo que el articulista parece intentar inculcarnos, sin éxito. Para más información puedes empezar en este hilo de la Dra. Judith Curry, 95% (?) -de donde saco el dibujo de Josh a la derecha- y seguir con éste otro sobre el problema de la atribución, The logic(?) of the IPCC’s attribution statement, es decir, el reparto de “responsabilidades” -en el calentamiento de la segunda mitad del siglo XX- entre “Humanos” vs. “Naturaleza”.
    • Mucha gente es lo suficientemente valiente (o independiente) como para alejarse del Alarmismo, y aunque tenga las conclusiones del IPCC como referencia teórica, desprecia las formas, los métodos y muchas de las conclusiones de la jerarquía ortodoxa. A modo de aperitivo se puede utilizar ésta incompleta lista de científicos que se oponen al mainstream del Clima, muchos de ellos de primera línea, o esta lista de más de 1300 artículos científicos revisados por pares que apoyan los argumentos escépticos. Mi impresión es que esto es solamente la punta del Iceberg, y muchos de los científicos involucrados en proyectos climáticos, hablan escéptico en la intimidad. 👿
    • Puede que el 40% acepte una hipótesis particularmente difusa sobre la atribución del Calentamiento Global de la segunda mitad del siglo XX, a la que se da publicidad por tierra, mar y aire, pero desde el punto de vista científico no significa nada, y desde el punto de vista sociológico sólo significa que hay todavía una mayoría de ciudadanos (el 60%) lo suficientemente sensata para desconfiar de los mensajes alarmistas. De hecho la percepción del Calentamiento Global como un problema urgente está en mínimos históricos (ni entre los 10 primeros en USA, donde el bombardeo es más intenso si cabe, teniendo a su Presidente Obama, también Nobel junto al IPCC/Gore, como principal activista de la causa).
    • La realidad es compleja, pero la sinergia entre políticos, empresarios, lobbies y científicos no es un caso excepcional en la Historia de la Ciencia, y tenemos un ilustrativo ejemplo en el caso de Marshall y Warren, premios Nobel de Medicina, por su descubrimiento de la bacteria Helicobacter pylori como la responsable de la mayoría de los casos de gastritis y úlcera, en contra del consenso fomentado por la industria farmacéutica (que vende millones de píldoras anti-ácido todos los años) y los lobbies médicos que achacaban al estrés estas patologías.
    • Más ridícula si cabe es la teoría de la conspiración que sugiere que las compañías petroleras financian a los escépticos para sembrar la duda. Y es ridícula en dos dimensiones distintas. Primero porque incluso aceptando esa financiación como cierta y significativa, es totalmente irrelevante desde el punto de vista científico: a la Naturaleza le da igual de dónde vengan los fondos que permiten investigarla, al final la realidad, o los modelos que más se ajustan a ella solo responden a las leyes que dicta el Método Científico, y todo lo demás es ruido. Y segundo, por la abismal diferencia entre lo que unas pocas compañías y Think Tanks aportan a “investigaciones alternativas”, y los centenares de miles de millones  de dólares de dinero público que se (mal) gastan en políticas relacionadas con la difusión de las tesis oficiales, incluidas las más tóxicas, las alarmistas.

    En resumen, que el autor nos ha endosado en un párrafo de un, por lo demás, “inofensivo” artículo, un surtido de falacias y falsedades que pretenden crear en el lector la idea de que los escépticos del clima están chiflados (al mismo nivel que los que se niegan a vacunar a sus hijos, o los que creen que el hombre no pisó la luna, o los homeópatas, astrólogos, parapsicólogos…), que la Ciencia alarmista es sólida y nos enfrentamos a un cataclismo inminente, y que por tanto es legítimo acallar, acosar, arrinconar y despreciar automáticamente a cualquiera que se separe un milímetro (o un ºC) de los dogmas oficiales.

    El problema está en que para cualquier persona medianamente racional, las taras mencionadas antes son absolutamente evidentes, y de ahí a darse cuenta de que son ellos, los alarmistas, los que están chiflados y tienen una visión sesgada de los hechos que es incompatible con la Ciencia, va sólo un paso, el paso que muchos esperamos sea mayoritario durante el previsible y sucesivo deterioro de las tesis alarmistas.

    (*) Hay ejemplos de todos los colores en la Historia de la Ciencia, por citar algunos y no dejar la frase -“…sin percatarse de que en ocasiones los científicos, sin querer o queriendo, hacen pseudociencia (y mala Ciencia que es peor) por diferentes condicionamientos psicológicos (o sociológicos), filosóficos (o teológicos), o por aspectos meramente circunstanciales y/o políticos“- coja:

    • El experimento de Millikan y la pseudociencia es una ilustración perfecta del primer y quizá del tercer condicionamiento externo (Feynman lo explica mejor).
    • Toda la Astronomía, la Química, la Medicina ha pasado la mayor parte de su historia coqueteando con la pseudociencia, ésta, de manera bien entendida (eliminadas las connotaciones negativas, ganadas a pulso desde la segunda mitad del siglo XX), en el sentido del mencionado Feynman, es una simple categoría en la que viven ramas enteras del saber como son las Ciencias Sociales, que sin degradarlas, sólo describe el hecho de que el Método Científico, dependiendo de la disciplina, es inaplicable, irrelevante o, a veces, contraproducente. Es decir, que estamos ante un asunto epistémico, o metodológico si se quiere, pero que en todo caso es irrelevante a la hora de decidir qué hipótesis es correcta y cuál no lo es. Y en ese sentido, una teoría como la que nos trae el alarmismo, con centenares de variables conocidas y desconocidas, con sistemas con reconocido comportamiento caótico, o no lineal, con dependencias incontrolables por su propia naturaleza, tanto naturales (vulcanismo, irradiación solar, meteoritos…), como humanas (socio-políticas, conflictos bélicos, cambios de paradigma energético…), se termina pareciendo mucho más a una pseudociencia que a una Ciencia real, y menos todavía a una Ciencia Natural.
    • (In)Determinismo, Relatividad, Mecánica Cuántica, son tópicos en los que todavía quedan chiflados con explicaciones “alternativas” para fenómenos con toneladas de  validaciones empíricas (algo con lo que no cuenta, y no puede contar, la Climatología), y que por tanto es muy difícil que se vengan abajo excepto por cambios de paradigma que replanteen sus límites de aplicación. Ejemplo clásico: la Relatividad General implica que la Gravitación de Newton es incorrecta y que no es una descripción válida de la Naturaleza, y sin embargo Newton sigue funcionando espléndidamente en el 99.99% de la realidad, sin acritud.
    • Es posible encontrar a grandes científicos profundamente equivocados, antes, durante o después de que “el consenso“, siempre respaldado por el Método Científico, asumiera una teoría como un hecho científico, no siempre es fácil asumir los cambios de paradigma. Einstein o Schrödinger, entre otros, jamas asumieron el caracter intrínsecamente probabilístico (i.e. indeterminista) de la Mecánica Cuántica y por ende de la Naturaleza (ver por ejemplo el Debate Bohr-Einstein), y el concepto de éter se mantuvo en algunos científicos a pesar de su falsación definitiva en 1905 tras el éxito de la Teoría de la Relatividad Especial.
    • Tampoco se puede desestimar la influencia de la Religión en la evolución del conocimiento científico, especialmente en campos como la Astronomía, y es importante notar como la realidad científica siempre ha superado todas las presiones ajenas a la propia Ciencia. Y no siempre es trivial asignar un caracter positivo y catalizador, o uno negativo y retardante, a estos sesgos inevitables al abordar la realidad.

    Actualización

     

    Por supuesto, y como es habitual con estos iluminados, he sido inmediatamente bloqueado en su Twitter, cómo si me importara un carajo (o como si no pudiera leer sus tuits utilizando otro perfil). Animalicos.

    @RafaelBachiller me censura

     
    • Titus Amatius Paulus 08:50 on 02/01/2016 Permalink | Reply

      Hola Ecleckticus
      Sobre el cambio climático ¿has visto esta noticia?:

      http://planetario.ceta-ciemat.es/component/content/article/10-noticias-astronomicas/79-4-de-enero-el-dia-en-que-estamos-mas-cerca-del-sol.html

      Ahora en invierno estamos en la órbita terrestre más cerca del sol que en verano, algo influirá en el clima. Yo soy geólogo y he pasado por el mundo científico, sé que el sol es la principal influencia en el clima terrestre y en sus cambios por los ciclos de Milankovitch y los ciclos de 11 años en la actividad solar entre otros. No he estudiado los modelos de cambio climático, hay muchos y aquellos que no tengan en cuenta el sol los podría directamente en duda.

      Yo no estoy de acuerdo contigo Ecleckticus, creo que hay un calentamiento global por efecto antrópico y que debemos de hacer y mucho reducirlas. Otra cosa es la cuantía de la participación antrópica en este cambio y que hay aspectos éticos en la comunidad científica acerca del tratamiento al cambio climático que me parecen muy criticables:

      1º El cambio “politicamentecorrecto” de nombrar “calentamiento global” en los 80’s y 90’s a “cambio climático” en la década de la generación X y X+1. Así siempre se va a tener razón, el clima cambia y los ecosistemas también porque es algo dinámico.

      2º El consenso científico: Hace poco escuché una entrevista a José Manuel Moreno, miembro del comité de la ONU de cambio climático, en Onda Cero, no tiene desperdicio:

      http://www.ondacero.es/programas/mas-de-uno/audios-podcast/entrevistas/jose-manuel-moreno_20151130565c036d6584a82cd6c9d89c.html

      Cuando habla es un auténtico fanático con todas las letras, entro otras cosas afirma que no hay duda en la comunidad científica sobre el cambio climático. Los dogmas en la ciencia son mutables y la duda es parte del avance científico. Otra cosa son los dogmas en la moral, pero sobre la relación entre la ética y la ciencia en la comunidad científica actual quiero escribir un libro.

      3º El desperdicio de recursos en estudiar el cambio climático: Ya sabemos que hay cambio climático, entonces dejemos de financiar estos estudios de modelos y observación y financiemos otros para paliarlo. Es la hora de los técnicos e ingenieros y no de los científicos. Vamos que el Señor José Manuel Moreno entre otros se tendría que estar buscando otro trabajo. Con el estudio del cambio climático está viviendo muy bien muchos investigadores a base de hacer modelos en un ordenador y va a ver mucha resistencia para dejar de hacer estos estudios.

      Espero que esto de pie a un debate de la ética en la ciencia.

      Saludos

      Titus Amatius Paulus

      • Eclectikus 13:25 on 02/01/2016 Permalink | Reply

        Hola Titus,

        hombre, la inclinación de la Tierra respecto a su plano de rotación alrededor del sol tiene un impacto directo en “el clima”, son las estaciones, y quedan promediadas cuando miras temperaturas medias a lo largo de décadas, siglos, etc… Todavía menos importante es “la cercanía” al sol, ten en cuenta que la órbita de la Tierra es casi circular (hoy, ε ≈ 0.0167) y por tanto la variación de la radiación solar es mínima (≈ 6.8% entre perihelio y afelio, según tu propio enlace del planetario). Por supuesto estos valores no son fijos y varían en escalas que van desde siglos a decenas de miles de años, el hecho de que no se consideren en los modelos es porque estamos interesados en las variaciones del clima en las próximas décadas, y en la responsabilidad humana en el calentamiento de unas pocas décadas del siglo XX, 1960-2000, que es cuando se puede empezar a asumir que el CO2 antrópico pueda ser sospechoso.

        Creo que todo el mundo acepta que el CO2 produce cierto calentamiento (por eso es un gas invernadero), nadie discute eso, ahora, de ahí a considerar que el aumento de CO2 provocado por el hombre puede producir calentamientos de caracter catastrófico para el planeta va un trecho, el mismo que separa a las Ciencias Naturales de la pseudociencia. Además, cohibir el acceso a fuentes de energía baratas haciendo más pobre a la humanidad en general, y a los países emergentes en particular, es una canallada. Y, finalmente, pensar que regulando las emisiones de CO2 seremos capaces de sintonizar una determinada temperatura con una exactitud de grado es una imbecilidad. En síntesis, que desde mi punto de vista el alarmismo climático ha pervertido la Ciencia convirtiéndola en pseudociencia, para imponer una determinada política energética en aras de objetivos totalmente imbéciles. Qué no hay por dónde cogerlo, vaya (de ahí que basen su “éxito” en herramientas políticas como la propaganda, y en conceptos sociológicos como el consenso, no tienen más).

        Sobre “el consenso” escribí esto hace un par de años, y lo suscribo tranquilamente hoy.

        Saludos

  • Eclectikus 23:26 on 01/02/2015 Permalink | Reply
    Tags: , Periodismo Progre, , , ,   

    Podemos, naftalina y calimocho. 

    He hablado poco de Podemos en éste blog -algunos comentarios sueltos justo antes, durante y después de las Elecciones Europeas-, pero lo hago a menudo en mi muro de Facebook, de modo que cualquiera de mis contactos conoce mi posición al respecto, una posición que además se ha mantenido razonablemente constante sin ceder a las presiones, al periodismo basura ibérico y a los memes en vigor (que si la casta, que si PP = PSOE, que si el “bipartidismo”, que como hay corrupción hay que hacerse comunista/facha/republicano/monárquico, etc…). Y no es que yo sea inmune al entorno, o esté por encima (o por debajo) del ciudadano normal, es simplemente que la mezcla de racionalidad, ingenuidad, despiste y cabezonería que conforman mi ser, me impide aceptar argumentaciones que no me cuadran y/o actitudes que van en contra de mis opiniones formadas, de manera que estas no cambian hasta que no recibo nueva información y mejores argumentos. Y no se han producido ninguna de las dos cosas, y sinceramente, dudo que se produzcan a lo largo del año.

    Como decía he opinado sobre este tema (y muchos otros tangenciales) abiertamente en mi cuenta de Facebook (en mi caso automáticamente asociada también a mi Twitter @scienceisbeauty), pero por las características propias de esta red social, no se produce allí un compendio coherente de mis pensamientos sobre cada tema concreto, sino más bien una colección de reflexiones en caliente, ordenadas cronológicamente, más o menos elaboradas dependiendo de como me pille o como me afecte cada noticia, que no se pueden compilar temáticamente (al menos no para el usuario normal, sin usar la API), y que difícilmente significan nada más allá de las influencias que puedan ejercer sobre otros en tiempo real (de la misma manera que otros me influyen a mi). Y por eso es difícil hacer una entrada que resuma coherentemente todo lo que he dicho a este respecto durante los últimos tiempos, y de ahí que esta entrada, que pretende recopilar mis opiniones, adquiera el formato de una lista de reflexiones, hechos y chascarrillos que, a base de pinceladas y brochazos, resume mi visión sobre esta tropa y mis pronósticos sobre su evolución a corto y medio plazo.

    No Podéis

    ¿Podemos? No, no podéis, básicamente porque no queremos.

    Y ahí van esas reflexiones:

    • Antecedentes.

    Podemos no sale de la nada, es la consecuencia directa de 35 años de socialismo, sino en el poder (aunque esto si se cumple estrictamente en Andalucía y casi en Extremadura), sí en los medios y en la Educación (las únicas leyes educativas nos las ha endilgado el PSOE, solo en compañía de los folclores nacionalista y comunista).

    Todos esos tics totalitarios, su identificación del PP (en realidad de todo lo que no sea ellos) con “el franquismo” y con “el fascismo” (o con su mínimo común múltiplo comodín, “facha“), su simpatía no siempre bien disimulada por ETA, su judeofobia (y apoyo a los terroristas de Hamás e incluso de Hezbollah), su sintonía con el ecologismo más papanatas y dañino, etc… son características que hemos visto en los noventa e incluso en los ochenta.

    Por eso no es de extrañar que muchos de los simpatizantes más activos no sean chavalines, y aunque su edad mental se ha quedado ahí anclada, ahora ya peinan canas, muchos de ellos en sus despachos universitarios, o en ministerios o empresas públicas o privadas.

    • El PSOE.

    Si el Zapaterato fue la manifestación tumoral del PSOE de la Democracia, y el 15M fueron los granos que empezaron a salir cuando se palpaba su (merecida) derrota a manos del PP, Podemos es ya el pus que emanan las pústulas en su natural evolución por la falta de radioterapia.

    No en vano el granero principal de votos en las `encuestas de intención´ viene precisamente del PSOE (no cuento a IU porque son intercambiables con Podemos, ni al PP porque el porcentaje que se va Podemos es posiblemente despreciable), que atontado con las fiebres de la enfermedad, ni siquiera es capaz de percatarse de que no son más que votos purulentos e inconsistentes y que por consiguiente están mejor en Podemos (o en IU) que en el PSOE.

    Una ocasión única para que el PSOE se convierta en la voz socialdemócrata del electorado, una representación de una sensibilidad de los ciudadanos tan legítima como equivocada, y que es esencial por aquello de los contrapesos. Puede que pierdan las próximas elecciones Generales, pero serán una opción de gobierno serio en sucesivas convocatorias.

    • Intelectuales.

    Me troncho. Se ha convertido en un paradigma generalmente aceptado el caracter intelectual del movimiento podemita, en base al hecho de que sus cabezas “pensantes” trabajan como profesores universitarios, y a la identificación de esta actividad con seres inteligentes, sabios, educados, etc… Bien, esto no siempre es verdad, y a veces es incluso lo contrario.

    Ser un profesor de una universidad prestigiosa o ser profesor de una disciplina compleja pueden ser indicios relevantes respecto a la inteligencia y sabiduría de esas personas, pero ser un profesor de segunda en una Universidad desprestigiada como la española, en una facultad totalmente infiltrada por la extrema izquierda como las de Políticas y Sociología, y ser de hecho responsables directos de dicha degeneración, no es para presumir mucho sino para avergonzarse.

    [Hay que puntualizar, porque me consta e incluso conozco a algún profesor, que hay también gente excelente que tienen que rebozarse en estoicismo para cumplir sus tareas docentes con seriedad y rigor científico].

    • Los medios.

    Se habla mucho de la corrupción de los cargos públicos, y es lógico, pero no deberíamos perder de vista el mezquino papel de los medios de comunicación en su conjunto, pero en éste caso muy específicamente los del grupo que Leguina llama “las viudas de Zapatero” (La Secta, Cuatro y sus Wyomingueles y Cintoras al frente). Sólo puedo decir que espero que la historia les juzgue por el reiterado y quizá irreparable daño que han hecho a la convivencia en éste país.

    En la derecha también hay un ramillete rancio de periodistas que o magnifican el tumor supongo que de parte de Rajoy, la habitual estrategia del miedo (solo que en este caso el objeto del miedo es real aunque improbable), o que simplemente lo justifican para darle en las costillas a lo que ellos llaman PPSOE (olvidándose una vez más que las personas que votan a estos partidos son muy distintas por mucho que los partidos sean “iguales”).

    Ahora, hay que decirlo también, hay mucha gente les da caña y está haciendo una excelente labor para desenmascarar a estos payasos, pero si me tengo que quedar con uno que no pertenezca al periodismo de trincheras, me quedo sin dudar con Santiago Gonzalez y sus esenciales análisis (y los de sus lectores por cierto, que los hilos suelen ser imprescindibles).

    • Grecia.

    Grecia no es España, Podemos no es Syriza (aunque comparten pústulas), y desde luego Alexis Tsipras no es Pablo IglesiasTsipras es ingeniero (tuvo que estudiar duramente) y realizó diversos proyectos (reales, no figurados) para ingenierías en Atenas. Su ideología es equivocada y naturalmente tiene derecho a ella, pero sabe lo que es trabajar y tener responsabilidades. En sus hermanos ibéricos solo encontramos vagos, distintos niveles de ignorancia y gente que ha vivido de la teta pública por varias generaciones.

    • Los escándalos.

    No han tardado en aparecer chanchullos de los líderes de Podemos y sus anexos. No voy a hablar de ellos, son absolutamente previsibles (la corrupción es asumible en su cosmovisión siempre que beneficie a la revolución, o sea, al Pueblo, es decir, al Partido, a sus dirigentes vamos, o sea, a Ellos), pero el simple hecho de que estén financiados en origen por regímenes como los de Irán o Venezuela es motivo más que suficiente para descartar a estos descerebrados.

    Cierto es que son casos cuantitativamente incomparables con los casos de los Partidos que llevan años, lustros o décadas gobernando Comunidades, Ayuntamientos, Partidos, Sindicatos, Patronales y Empresas Públicas. Faltaría más.

    Lo único que pueden tener claro los seguidores de Podemos es que si estos gañanes alcanzan el gobierno en algún momento, la corrupción terminará de inmediato. Mejor dicho, más que terminar lo que ocurrirá es que no habrá posibilidad de que te enteres de que te están robando. Y no pasará nada, como en Venezuela, medio país vivirá relativamente feliz a costa del dinero y la libertad de la otra mitas.

    • La calle.

    La calle es el punto fuerte de ésta gente, y aunque hoy han cometido el error logístico de empezar las fanfarrias en pleno invierno (temporada baja para los perroflautas) con el resultado de que la manifestación de hoy ha sido un (relativo) fracaso, es de suponer que nos espera una primavera mala y un verano peor. Todo un reto para la Delegación del Gobierno de Cristina Cifuentes, que seguro conoce que ahí se juega una buena parte de las elecciones, especialmente las locales de Madrid.

    En todo caso, una visita a las imágenes de la manifestación “por el cambio” en la Puerta del Sol, sirven para comprobar y reafirmarse de que el paisanaje no es muy distinto de lo que se suele ver habitualmente en estos aquelarres, y en las manifestaciones del 15M en particular.

    • El futuro.

    Versión corta.- Ninguno.

    Versión menos corta.- Mi pronóstico es que se van a ir desinflando y que a medio plazo terminarán engrosando las líneas de los demás juguetes rotos de la telebasura: el mismo asilo que el Chiquilicuatre, Tamara y su madre seis-dedos, el Risitas, Leonardo Dantés, etc… Vienen a ser como los concursantes del Gran Hermano, que de pronto se sienten famosos (estos se sienten importantes) como sus héroes televisivos (como sus políticos comunistas preferidos), hasta que se dan cuenta de que son totalmente artificiales, huecos y que no tienen nada que aportar y que su tiempo se ha consumido.

    Pero esto es sólo un pronóstico (y un deseo, tengo que admitir) pero puedo muy bien estar equivocado. Hay ciertos factores que pueden cambiar las condiciones normales, y la capacidad del PSOE para cambiar esas condiciones y la incapacidad de Rajoy&Co de reaccionar, son un criterio a tener muy en cuenta.

    En última instancia, es muy difícil que el PP pierda las elecciones Generales, y la gran pregunta entonces será si un PSOE menguado, libre de su pus electoral que ahora rebuznará orgulloso en Podemos, tendrá la valentía (y la inteligencia, y el sentido de Estado, la responsabilidad, etc…), para no aceptar la más que probable oferta de frente populista por parte de lo que quiera que salga de la simbiosis de Podemos e IU.

    Conclusión.

    En mi opinión Podemos reúne a toda la morralla ideológica generada durante la democracia. Estoy convencido de que en ningún caso pasarán de un techo electoral del 20%, pero teniendo en cuenta que hoy están en una cumbre artificial de popularidad, y que por tanto suman un montón de votos de buenas personas de izquierdas, despistados, cabreados con la crisis (olvidadizos de quién son los principales responsables de ella), ignorantes e indocumentados de distinto pelaje, creo que su techo electoral real puede oscilar entre un 10-15% de votantes en condiciones normales. Ese electorado con olor a naftalina y calimocho,  que odia al PP porque “son fascistas” y que son incapaces de asumir que una parte importante de la Democracia es la alternancia en el poder, y que las posturas liberales, conservadoras o incluso capitalistas y libertarias tienen la misma legitimidad que las socialdemócratas, y desde luego mucho más que las comunistas, que han regado de cadáveres y miseria el siglo XX, y marginal y localmente todavía pervive en unos pocos países en estos inicios del siglo XXI.

     
c
compose new post
j
next post/next comment
k
previous post/previous comment
r
reply
e
edit
o
show/hide comments
t
go to top
l
go to login
h
show/hide help
shift + esc
cancel

Uso de cookies

NMSP utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: