Tagged: Sociología Toggle Comment Threads | Keyboard Shortcuts

  • Eclectikus 23:06 on 12/11/2016 Permalink | Reply
    Tags: , , , Sociología   

    Los privilegios de los musulmanes según César Vidal. 

    yes_no

    Distorsionar la información para obtener el resultado que encaja con tus presupuestos es un sesgo reconocido desde la antigüedad, se denomina sesgo de confirmación.

    He tropezado con un editorial de César Vidal que es un excelente ejemplo de cómo se fomenta el odio a los musulmanes a partir de conclusiones defectuosas basadas en información sesgada:

    Te puedes saltar el inevitable MacGuffin wiki-erudito (esta vez nos habla del parasitismo de puesta del cuco común, el cuculus canorus no puede evitar especificar el locutor, basándose en la revista “científica” Quo) para ir directamente a la chicha de la locución (a partir del minuto 3:23) en el que se analiza, como veremos sin el menor “ánimo de ser exhaustivo“, el listado oficial de las “Ayudas al arrendamiento de la Comunidad de Madrid 2016“.

    Mejor dicho, analiza exclusivamente la primera página, y con dos cojones la extrapola al resto del listado, y cómo en tal pagina encuentra una mayoría de nombres árabes, la conclusión es que toda la lista (64 páginas y un total de 4484 beneficiarios) sigue el mismo patrón (“sólo 2 españoles entre los diez primeros, ninguno entre los diez siguientes, uno entre el 20 y el 30, y otro entre el 30 y 40” aclara para sus oyentes). Evidentemente si hubiera examinado los datos un poco más a fondo, se hubiera dado cuenta de que ese patrón no es uniforme a lo largo de la lista, de hecho ni siquiera es representativo. Por ejemplo, si en vez de la primera página utiliza la penúltima se encontrará con que sólo hay dos musulmanes (de 70 nombres), o que en las páginas del medio podemos encontrar como norma un máximo de un tercio de musulmanes.

    No puedo confirmar cuál es el origen de ésta “irregularidad” en la distribución de apellidos árabes, pero lo más seguro es que la tabla esté diseñada agrupando municipios (o quizá distritos postales), y tal falta de homogeneidad en la densidad de apellidos árabes simplemente refleje la correspondiente dispersión de los musulmanes en la Comunidad de Madrid, de tal manera que en los pueblos de “alta” densidad migratoria, lo que se refleja es que las ayudas han sido mayoritariamente concedidas a extranjeros, y entre ellos a los de más difícil integración, es decir a los musulmanes.

    Tampoco pretendo analizar la lista a fondo, no me interesa lo suficiente el dato, pero me parece más realista asignar unas proporciones en torno al 40% a “musulmanes” extranjeros, 30% a “cristianos” no españoles y 30% a “católicos” españoles (asumiendo que la religión es el parámetro relevante, negando la existencia de ateos, y siguiendo con una visión teísta del mundo similar a la de la Edad Media o equivalentemente, a la del ISIS o los propios islamófobos del siglo XXI), que no el 90% de musulmanes que nos pretende endiñar el entrañable periodista.

    Ahora cuantifiquemos los “privilegios” que pagan los españoles a los musulmanes (en realidad se refiere a los ciudadanos que pagan impuestos, independientemente de su religión). A continuación se puede ver un gráfico obtenido a partir de los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para 2016:

    El gráfico está confeccionado a partir de la tabla que aparece bajo el epígrafe que comienza “La distribución funcional de los estados de gastos consolidados…“, en el punto 9 del artículo 2 del Título I del Capítulo I, de los presupuestos enlazados antes (y ahora).

    En el punto II del preámbulo puedes confirmar que las ayudas al alquiler corresponden a la partida “Acceso a la vivienda y fomento de la edificación“, en el gráfico en morado-pablemos. En el ejercicio 2016, de los casi 500 millones que se asignan a éste apartado (el 2.44% de los presupuestos), la Comunidad de Madrid ha destinado 17 a ayudas de alquiler “laicas” (antes de distinguir por religión), es decir aproximadamente un 3.5% de la partida, es decir un 0.085 % (o en números redondos 85 euros de cada 1000) de los presupuestos generales. Y de éstas ayudas, empeñados como estamos en distinguir la religión de los beneficiarios, y según las conclusiones del apartado anterior, el 40% van a “los musulmanes“, es decir 0.034% (o en números redondos 34 euros de cada 1000).

    Creo que es aproximadamente el 50% del IRPF lo que se va a las Comunidades Autónomas, por tanto para cerrar estas cuentas, hay que calcular cuánto de ese dinero que pagas va directo a subvencionar “los privilegios de los musulmanes extranjeros“, que depende del tramo de IRPF en el que te encuadres. Por ejemplo si ganas 25000 € brutos al año tienes que pagar el 30%, 7500€, de los cuales 3750€ se van para la Comunidad de Madrid, y el 0.034% de esa cantidad es aproximadamente 1.3 €. Al año. Parece tolerable.

    Tampoco está de más recordar que estas ayudas consisten en “el 40% de la renta anual y con un máximo de 2.400 euros anuales por vivienda“, algo que espero tranquilice a Cesar Vidal en tanto que sus 1.3 € anuales no dan para muchos “privilegios” ni para musulmanes ni para nadie. Y eso me trae a la cabeza las decenas de miles de españoles (cristianos en el esquema medieval) que vivían en Londres en los 90 (o en Alemania hasta hace nada) aprovechándose del Income Support (el paro británico) en conjunción con el Housing Benefit que se concedía automáticamente a los desempleados, y que cubría hasta el 90% del precio del alquiler.

    El sesgo de confirmación es un viejo conocido de la humanidad, desde la Grecia antigua de Tucídides (“[…] porque es un hábito de la humanidad confiar a la esperanza descuidada lo que anhelan y usar la razón soberana para apartar lo que no quieren.” Ref), a Francis Bacon en los albores del método científico (“El entendimiento humano, una vez que ha adoptado una opinión […] dibuja todo lo demás para apoyar y mostrar conformidad con ella. Y pese a haber un gran número de ejemplos, y de peso, que muestran lo contrario, los ignora o desprecia, prescinde de ellos o los rechaza.The New Organon, 1620, Aphorism XLV), o el paradigmático caso del experimento de Millikan para calcular la carga del electrón, y que explicaba Feynman en su maravilloso ¿Está ud. de broma, Sr. Feynman?:

    Hemos aprendido mucho de la experiencia sobre cómo manejar algunas de las formas en que nos engañamos a nosotros mismos. Un ejemplo: Millikan midió la carga de un electrón en un experimento de caída de gotas de aceite, y recibió una respuesta que ahora sabemos que no tiene toda la razón. Está un poco agarrado por los pelos porque tenía el valor incorrecto para la viscosidad de aire. Es interesante observar la historia de las mediciones de la carga de un electrón, después de Millikan. Si se dibuja una gráfica de la medida de la carga en función del tiempo, se descubre que un dato es un poco más grande que el de Millikan, y el siguiente es un poco más grande que ese, y el siguiente es un poco más grande que ese, hasta que finalmente se asientan en un número que es mayor.

    ¿Por qué no descubrieron que el nuevo número era el inmediato superior?. Es algo de lo que los científicos se avergüenzan – de esta historia – porque es evidente que la gente pensaba cosas como esta: Cuando llegaron a un número que era demasiado alto por encima del de Millikan, pensaron que algo debía ser incorrecto – y buscaron y encontraron una razón por la que algo podría ser erróneo. Cuando llegaron a un número cercano al valor de Millikan no les pareció tan difícil. Y así eliminaron los números que estaban demasiado lejos, y otras cosas por el estilo. Hemos aprendido esos trucos hoy en día, y ahora no tenemos ese tipo de mal.

    Evidentemente Feynman se refiere a que hoy en día no tenemos ese mal en la Ciencia, el método científico y la propia sociología del proceso de investigación están optimizados para minimizar estos problemas y otros similares. Pero eso no nos hace inmunes a sufrirlo en nuestro día a día, especialmente en entornos sin excesivo apego a la Ciencia, como es el caso del Periodismo.

    Por ejemplo, en mi caso, defensor a ultranza del derecho de confesión religiosa (Artículo 16 de la Constitución española, Artículo 2 de la Declaración Universal de Derechos Humanos) podría examinar de nuevo la lista de beneficiarios de las ayudas al alquiler, y utilizar el hecho de que entre los primeros cuarenta nombres a los que se les ha concedido la cantidad máxima (2400 € ó 200 €/mes), sólo diez (1/4 de ellos, el 25%) son árabes, y argumentar que se está cometiendo una discriminación por motivos religiosos. Es un dato cierto, pero asignar ese valor a una lista que tiene 1363 sucesos de la cadena “2400”, es cuando menos poco riguroso, y en todo caso deshonesto (¡he extrapolado los resultados utilizando nada más que 40 nombres (~3% de los que han conseguido el máximo)!). Si no quiero contarlos uno a uno, lo normal es asignar en origen la misma probabilidad de obtener la máxima subvención, o lo que es lo mismo, que ésta viene correlacionada con los valores que previamente he asignado al número de fieles de cada religión en la lista global (i.e. 40-30-30).

    En fin, espero no haber liado la cosa y no haberme equivocado en las cuentas, es solo una estimación. Lo más importante que quería transmitir es que hay que tener mucho ojo cuando te quieren endiñar conclusiones zafias (y fomentar el odio hacia las personas en función de su religión está en el top de la zafiedad), por mucho que hablen de datos, o te adornen los argumentos con paralelismos absurdos, como es el caso de César Vidal y su cuculus canorus. Y que conste que César Vidal no es precisamente la peor instancia en los mundos islamófobos ibéricos, hay ejemplos repugnantes en la red, pero permitidme que no contamine esta entrada con semejantes bazofias.

     
    • Titus Amatius Paulus 12:56 on 18/11/2016 Permalink | Reply

      Cesar Vidal, el tertuliano definitivo que todo lo sabe. Creo que le falta entrevistarse con Jesucristo. Por lo que sé por uso de la estadística y probabilidad al usar estas disciplinas existe una probabilidad gigantesca de engañarse a uno mismo.

      • Eclectikus 13:19 on 18/11/2016 Permalink | Reply

        En realidad todos somos proclives a privilegiar las fuentes que nos reafirman en nuestros presupuestos, el quid de la cuestión es como gestionas tal sesgo, especialmente en el caso de los periodistas… Luego se sorprenden porque no se les hace ni caso 🙂

    • alex 20:05 on 29/01/2017 Permalink | Reply

      Agradezco mucho esta respuesta a Cesar Vidal, y por advertir sobre el peligro que esos razonamientos basados en una combinación de mentiras, medias verdades y estadísticas malinterpretadas para dar “rigor científico” a esos pseudorazonamientos pueden producir sobre los que le leen, de hecho, en su web cuando publicó esa editorial, pude ver la cantidad de comentarios de sus fanáticos seguidores aplaudiéndole con las orejas.
      Cesar Vidal hasta hace poco le aplaudían todos los islamofobos, incluidos los católicos, ocurre que a partir de 2011 empezó a publicar una serie de artículos con el titulo “las razones de una diferencia” en la que expone de forma fanática la supuesta superioridad del protestantismo (religión que él profesa) sobre el catolicismo, y como este último, según él, es el responsable de los males de España, a partir de entonces ya empezaron a lloverle las criticas de los católicos, cuando hasta hacia poquísimo, le aplaudían por sus criticas a los musulmanes usando los mismos métodos manipuladores con los que criticó al catolicismo.
      Cesar Vidal siente una beatería enfermiza hacia el protestantismo liderado por los países anglosajones y los judíos y el estado de Israel, olvidando o fingiendo no existir el hecho de que los judíos contribuyeron decisivamente en la destrucción del imperio español, tal como afirman colosos de la historiografía como Sánchez Albornoz, Ricardo de la Cierva o Salvador de Madariaga.

      • Eclectikus 20:45 on 29/01/2017 Permalink | Reply

        Hola alex, gracias a ti por leer y comentar.

        Si, recuerdo las polémicas con los católicos, creo que en general ese tipo de generalizaciones (los protestantes son mejor que los católicos, los ateos son mejores que los creyentes, los musulmanes son demonios….), llevan inevitablemente a errores de bulto por un lado, y a pegas morales por el otro. En realidad no tengo nada contra él, más allá de que siempre me ha parecido un ‘poco’ presuntuoso y cursi, he disfrutado oyendo algunos de sus programas pero nunca me han atraído sus libros, por eso no he leído ninguno. 😉

        Por cierto, ya apareció en NMSP a cuenta de la trifulca que tuvo con Pío Moa.

        • alex 00:55 on 30/01/2017 Permalink

          Yo a él no le critico por ser él sino porque en determinados temas el sectarismo le ciega, y quieras o no, aunque tú has demostrado la simpleza de sus argumentos en este articulo, hay miles de personas que lo creen sin rechistar, echa un vistazo a los comentarios de ese editorial en su página web y lo verás, hay comentarios que como tú dices, llenas de odio por informaciones que no son ciertas, y eso debe preocuparnos porque el sentimiento antijudio en Europa en parte estaba basado en generalizaciones y informaciones malintencionadas.

        • Eclectikus 08:59 on 30/01/2017 Permalink

          De acuerdo, y el ejemplo de los judíos es especialmente paradigmático, quizá esa experiencia de los judíos es la que hace que en Israel no exista (prácticamente) islamofobia, es difícil encontrar declaraciones de políticos israelís a izquierda o derecha, en las que se hable del Islam como un bloque, en general se tiene especial cuidado en especificar que su guerra no es con “los musulmanes”, es con Hamás e Hezbollah… De la misma manera nuestra guerra no es con el Islam, es con el salafismo y el fanatismo islamista.

  • Eclectikus 16:11 on 26/06/2016 Permalink | Reply
    Tags: , , , , Sociología   

    Claves electorales 26J y porra. 

    Antes de ir a votar, aquí van las que considero son claves principales en estas elecciones, en orden de importancia.

    Suma PSOE + Podemos.-  Si la suma del progreso y las sonrisas consigue (o se acerca peligrosamente a) la mayoría absoluta, nos podemos dar por j♥didos. Creo que si esto sucede, mañana mismo tenemos acuerdo de gobierno. Pero creo que no va a pasar, especialmente si se produce el adelantamiento Podemita al PSOE (que los tertulianos llaman sorpasso), que puede ser interpretado en Ferraz, por fin, como una oportunidad de liderar una oposición con C’s (de progreso y reformista) que liquide al PP en una legislatura corta y feroz, y que les deje en la lanzadera para formar gobierno a partir de 2018.

    Suma PSOE + C’s.- Si superan los escaños que consiga el PP, reeditarán el chantaje a Rajoy (y a sus votantes) y le acusarán de bloquear “el Cambio™” (progreso + reformas), obviando que el verdadero cambio, especialmente para ellos, sería que dejarán gobernar a la lista más votada, y que negociaran una solución pragmática y que respetara los resultados electorales. Hay muchas fórmulas pero el bloqueo de Snchz y la complicidad de Rivera, las dejó sin explorar: un pacto de investidura que garantice la gobernabilidad para 2, 3 o 4 años; un pacto de investidura con cierta implicación en el gobierno (por ejemplo con dos vicepresidencias de “progreso” y de “reformas”); una coalición del PP y C’s, que hubiera sido ideal el 20D, pero si hoy Podemos adelanta al PSOE, esta opción dejaría al folclore bolivariano liderando la oposición, feo; cualquier otra combinación que mezcle alguna de las opciones anteriores sin tener que recurrir a extravagancias como buscar un “presidente de consenso“… qué ya nos sabemos quién marca aquí los consensos.

    Resultados del PP.- Si el PP baja en votos o en escaños no hay excusa para no replantear todo. Pero no va a ser el caso. Principalmente porque la fuga masiva de votos del PP ya se produjo el 20D, y el techo del 2011 no es una buena referencia para estimar el electorado Popular, fundamentalmente porque muchos les votaron entonces porque no querían ni en pintura otra dosis de PSOE, con Rubalcaba encima, pero no son votantes de la “derecha sociológica”. Añade que las otras dos vías de fuga que han sufrido -el desgaste de gobierno, normal tras una crisis, y el hartazgo de liberales y conservadores, que con una buena dosis de razón, se han sentido traicionados por las políticas de Rajoy- no son relevantes hoy (ni han gobernado más, ni han traicionado más). Sin embargo, respecto al 20D, creo que tiene al menos tres vías de recuperación de voto:

    • El voto del miedo. Totalmente legítimo, porque si alguien no tiene miedo (o vergüenza) de que los Podemitas puedan sentarse en un congreso de ministros, es que no se ha enterado del mundo en qué vivimos, ni el contexto en el que está España.
    • Voto útil. Ligado al anterior, creo que es una apelación legítima, y que no nos chirría a los que preferimos pocos partidos (idealmente dos, o tres), que no una macedonia que no aporta nada más que barullo parlamentario.
    • Brexit. Creo que para una parte del voto liberal-conservador perdido, el resultado del referéndum británico ha sido el último empujoncito que necesitaban para no quedarse en casa o votar “reformismo”.

    Por tanto creo que el PP debería subir, rozando el 30%, en torno a los 130 escaños, y eso debería legitimar una reafirmación de sus posturas, entre otras cosas porque son las más razonables (las que menos horas de tertuliano necesitan para ser explicadas), algo que debería reflejarse en los resultados de esta noche.

    Encuestas.- No creo en las encuestas, o más específicamente, no creo en su capacidad predictiva de los resultados de unas elecciones. Sin embargo, cogidas con pinzas, si sirven para tener una referencia de por donde pueden ir los tiros. Esto es lo que dicen:

    Encuestas26J

    De la recopilación de encuestas de El Mundo

    Como decía arriba, en mi opinión aflorará voto oculto del PP, que se añade al efecto habitual de aquel votante que vota al PP pero no lo dice públicamente, en una encuesta por ejemplo, porque le da vergüenza reconocer que es “facha“.

    También creo que el PSOE mejorará las previsiones que marcan los sondeos, en parte por el mismo efecto que lleva padeciendo el PP 30 años, que ahora también da un poco de vergüenza, aunque mucho menos de lo que debiera, reconocer que se es “progre“.

    Creo, espero, y rezaría por ello si supiera, que Podemos no va a subir más de lo que estrictamente les corresponde por la fusión de unicornios bolivarianos y comunistas. No termino de ver como podrían aumentar su huerto electoral, una vez que ya todos los espectadores de la Sexta y Cuatro están captados. No quedan más imbéciles, y que en torno a un 25% de los españoles simpaticen con estos mostrencos, es ya una tragedia social de consecuencias imprevisibles.

    A mi me parece que C’s está acabado (lo estaba ya el 20D), y a Rivera le pasa lo mismo que a Snchz, que sabe que su propia supervivencia política depende de que obtengan algún rédito tangible. Snchz podrá conformarse con su puesto como líder de la oposición, pero Rivera necesita un sillón. Así que supongo que la única opción de gobernabilidad pasa por buscarle un puesto a Rivera en el Gobierno. Con el PSOE lo tiene garantizado pero entiendo que para el PP sea un precio muy alto por un tipo que lleva seis meses insultando a Rajoy (y a sus votantes). Yo si fuera Rajoy aceptaría el pacto previa entrega de la cabeza de Rivera en bandeja de plata.

    Vale, y con estos mimbres, con estos argumentos y estas opiniones, y unas gotejas de wishful thinking que no puedo evitar, si tuviera que apostar mis (imaginarias) posesiones al resultado que saldrá esta noche de las urnas, mis números serían estos:

    PorraElectoral26J2016

    Mi anterior porra, la del 20D, no se desvió mucho cualitativamente, se me fue la mano y le asigné unos escaños a C’s que no se merecían, y se los quité a Podemos, que mereciéndolos aún menos los obtuvieron. Qué le vamos hacer, espero haber afinado algo en ese aspecto. Aunque ya he dicho, que aún con este resultado “ideal”, el futuro es muy negro, y quizá sea el momento de ir cerrando este blog, y abriendo un No Me Seas Facha punto org (NMSF), que no soy yo mucho de checas y gulags. 😉

     
    • Al 19:42 on 26/06/2016 Permalink | Reply

      Están dciendo que podemos se va a los 89 y PP y Cs se quedan en 119 y menos de treinta, a las 8.30 de la tarde… parece que el resultao es peor de lo que esperábas/mos . Van a rozar la mayoría absoluta, si es que no la obtienen, las fuerzas antifachas.

      El lobo, ahora bajo la piel del cordero, ríe entre dientes. A ver si acaba esta noche a carcajadas.

    • Al 19:53 on 26/06/2016 Permalink | Reply

      perdón, Podemos se va a 91-95, diez mas que el Psoe. Sobre 175 con el Psoe.

    • Eclectikus 20:28 on 26/06/2016 Permalink | Reply

      Datos, datos, quiero datos no Israelitas… lo que parece es que no hay sorpasso, el estacazo de C’s es terminal, y la subida del PP mayor de la esperada. Me cuadro más eso, pero veremos.

    • Al 20:55 on 26/06/2016 Permalink | Reply

      Jobar, como cambia la cosa a la hora de contar las papeletas… PP sube lo que pierde Cs (mucho) y Psoe Podemos se quedan como estaban, mas o menos. O sea, seguimos en las mismas de antes, si Tontez quiere hay gobierno (con el PP) pero no va a querer y nos vamos a unas terceras elecciones…

    • Al 21:15 on 26/06/2016 Permalink | Reply

      Bueno, como dirán m8uchos, el PP hya perdido las elecciones porque no llega a la mayoría absoluta, y las ganan todos los demás que han sacado muchos menos votos.Paisssss

      • Eclectikus 21:46 on 26/06/2016 Permalink | Reply

        El reformismo progresista está muerto. Rivera dimisión, no vale, se le ha notado, y no hay excusa alguna para que no se vaya a su casa, por gilipollas. 👿

    • Heber Rizzo 07:43 on 27/06/2016 Permalink | Reply

      Felicitaciones. Una previsión muy ajustada.

    • Titus Amatius Paulus 07:46 on 27/06/2016 Permalink | Reply

      OTRA OTRA OTRA…Otras elecciones, ¿¿nadie quiere??

      Felicidades Eclectikus, te preguntaré el siguiente número de la lotería.

    • Eclectikus 08:46 on 27/06/2016 Permalink | Reply

      Gracias Heber y Titus. Y conste que moderé mi wishful thinking, que el cuerpo me pedía más votos al PP, y menos a Podemos y C’s… como de hecho finalmente ha sucedido. Pero hay que ser humildes… con los españoles nunca se sabe 😉

  • Eclectikus 18:38 on 16/10/2015 Permalink | Reply
    Tags: , , , , Sociología   

    Telebasura y sociedad, Podemos al panteón. 

    La telebasura es una parte esencial de la televisión, quizá inherente a ella. Decía Ramón J. Sender que “la televisión es una hija del cine que le ha salido disipada y de malas costumbres“, pero se equivocaba, porque el Cine ha tenido indiscutiblemente también sus taras (y las tiene, el actual cine español es quizá la cumbre de Telebasura 2015algunas de esas taras), circunstancia que no le impide ser considerado el Séptimo Arte en el orden clasico, aquel existente antes de que el posmodernismo convirtiera en Arte (o en Ciencia) toda excrecencia humana cuyo autor afirme (o desee con todas sus fuerzas) que es arte (o ciencia). [Añadiría además que estoy convencido de que hoy Sender no pensaría lo mismo si tuviera, por ejemplo, la oportunidad de ver esa maravilla (de la televisión, del cine, del periodismo y si me apuras del análisis social) que es The Wire, y que es el perfecto paradigma de que el mejor Cine hoy se hace en y para televisión.]

    La telebasura produce monstruos, si, pero no son monstruos ajenos a la propia sociedad, son los engendros con los que tropezamos cotidianamente y que forman parte del paisaje humano contemporáneo.

    La televisión funciona sólo como una lupa, y como tal, aparte de magnificar, produce también aberraciones. La mayor de éstas es seguramente la facultad de sintetizar y resaltar los aspectos más llamativos y distintivos de las personas que se someten al escrutinio de la lente televisiva. Quizá por eso el “género” de la imitación de personajes de la tele, no necesariamente de la telebasura, ha sido siempre tan popular (i.e. tan sencillo de ejecutar por los artistas y de asimilar por la audiencia).

    La telebasura emerge de forma espontánea cuando los personajes retratados son naturalmente -o al menos tienen marcados matices-, extravagantes, divertidos, surrealistas, patéticos, etc… y ademas, simultáneamente, tienen un número considerable de características que les haga representativos de grupos suficientemente homogéneos, aquellos que terminan siendo la base de esos arquetipos a los que todos recurrimos a la hora de clasificar a nuestros congéneres: el estereotipo del artista, el del empresario, el intelectual, el cachondo mental, el yerno, el cuñado, el empollón, el paleto, el analista, el adivino, el cura… y por supuesto, también el del político.

    Por eso, al sumar los efectos de la aberración “física” que produce la televisión, con la aberración intrínseca de los personajes, y marinada la mezcla en el hecho de que los aspectos más relevantes de estos homínidos suelen ser adyacentes, cuando no coincidentes, con sus principales defectos (a menudo taras), el resultado es que surge espectáculo. Y el espectáculo siempre vende.

    El problema, para ellos, aparece cuando el público percibe que más allá de esas singularidades que les hacían “únicos” en un momento determinado, no tienen nada más que ofrecer, y que su repertorio es limitado y por ende reiterativo. Y entonces caducan. Y lo peor de todo, lo mejor para nosotros, es que no hay marcha atrás, cuando la telebasura regurgita uno de estos personajes, de ahí ya no se sale nunca, podrás caer en el olvido, podrás salir con una cuenta contable de resultados positiva, podrás pedir una prórroga en la Isla de los Famosos, pero tu imagen jamás saldrá del panteón de la telebasura. Sic transit gloria mundi.

     
    • plazaeme 19:32 on 16/10/2015 Permalink | Reply

      A mi me parece que el asunto es más profundo, y más sistémico. Da dos pasos para atrás. Piensa en el sitema político que tenemos, que para la gente se resume en: un hombre, un voto. Eso quiere decir, opinión, y la de todos igual. Y ya tienes de héroe y pivote de la cosa a un animal muy especial. El hombre masa. Que por definicón es el hombre sin inteligencia, sin cultura, sin esfuerzo, y sin mérito alguno.

      Ahora añade a la sopa una televisión generalizada. Y con los parmetros anteriores te sale la telebasura. Que no puede ser un reflejo del hombre masa exacto, porque sería aburrido incluso para el hombre masa. Tiene que tener algo más, pero excluyendo todo lo que lo pueda elever del nivel masa — que es pecado. Y ya tienes a los monstruitos de la telebasura. Y frases gloriosas como el asno satisfecho que rebuzna: eso es lo que yo opino. Claro, mámón. ¿Y quién te ha garantizado que no vayas a opinar una estupidez, si ni siquiera has aprendido a pensar?

      Yo creo que la telebasura no es más que el reflejo de los tiempos.

      • Eclectikus 19:50 on 16/10/2015 Permalink | Reply

        Si, estoy de acuerdo, lo digo en la entrada: “La telebasura produce monstruos, si, pero no son monstruos ajenos a la propia sociedad, son los engendros con los que tropezamos cotidianamente y que forman parte del paisaje humano contemporáneo.“. Creo que en general somos demasiado condescendientes con el concepto de “Democracia”, como si fuera una palabra mágica que elimina todos los problemas. Sin embargo el problema esencial de la Democracia es perfectamente conocido y no es más que un efecto estadístico: la media es, pues eso, mediocre.

        ¿De qué sirve una “opinión mayoritaria” si esa opinión refleja precisamente la medianía de la muestra (el censo, en este caso)?. Así que estamos en una de esas ruedas giratorias para cobayas, en la que el sistema produce mediocres, la población se distribuye mayoritariamente alrededor de la media de mediocres, y la televisión emite lo que gusta a la mayoría, que en su más baja expresión es la telebasura.

        Y eso no significa que haya que cargarse la Democracia, pero no está de más conocer y asumir sus taras, que es el primer paso para superarlas.

        • plazaeme 10:18 on 17/10/2015 Permalink

          conocer y asumir sus taras

          Sí, esa es la clave. Pero no es fácil, ni rápido. Yo sólo veo atar mucho las sucias manos de los partidos políticos, y definitivamente sacarlas de la educación. Que, por otra parte, habría que mejorar tanto como para hacerla irreconcible con lo que hay ahora.

          Lo que pasa es que yo no veo que la tendencia sea acercarse a la solución, sino alejarse. Soy muy pesimista.

    • Al 11:04 on 17/10/2015 Permalink | Reply

      Hoy por hoy no se puede si no coincidir en la visión pesimista, frente al cínico eslogan de “tenemos la juventud mejor preparada de la historia” no se puede mas que constatar realmente lo contrario, con una falta de cultura general reaeinte años, estuduallmente inquietante. Ayer le preguntaba a mi hija de veinte años estudiante universitaria de Deusto quien había sido Napoleón y me contestaba dubitativa “¿el que descubrió América? …
      Por supuesto no se le ocurre ver un telediario o un programa mas o menos formativo de la 2, pero le chiflan esos de mamarrachos/as que ligan. Dan ganas de pegarse un tiro.

      • Eclectikus 12:38 on 17/10/2015 Permalink | Reply

        Lo de “la juventud mejor preparada de la historia” ya lo decían en mi época, en la crisis de los primeros noventa, con el mismo sentido electoral de ahora, con la diferencia que la demografía incita a pensar en que los beneficios electorales de esa segmentación del mercado (dorar la píldora a los jóvenes aunque sean asnos) tiene cada vez menos sentido. No pasarán muchos años para que el target seamos los ancianos no jubilados (entre los 40 y los 70, digamos), y que el rebuzno electoral sea que somos los “viejunos mejor preparados de la Historia”… 😉

  • Eclectikus 22:28 on 16/06/2015 Permalink | Reply
    Tags: , , , , Sociología   

    Burbujas de progreso. 

    1032px-Ggb_in_soap_bubble_1Una de las claves del éxito de la comunicación progresista está en los propios cimientos del ecosistema progre. Tener (o exigir a otros) una estructura moral binaria (SI/NO) en la que los matices dejan de ser significativos, te permite tener automáticamente preseleccionado no sólo tu círculo social, inmaculadamente de progreso, sino también tus fuentes de información, tus medios recomendados, tolerables y prohibidos, tus gustos cinéfilos, literarios, musicales… en fin, tu cosmovisión, tu burbuja de realidad confortable, desde la que, por contra, es imposible validar (por confrontación) tus posturas.

    Contra esta premisa los progres más atentos argumentan que eso nos pasa a todos, que todos tendemos a mantener una visión sesgada de la realidad marcada por nuestras propias circunstancias, la cultura, el entorno, etc.

    Y es un argumento de peso, en cierta medida todos tendemos a agruparnos de manera relativamente homogénea, en una burbuja compartida de realidad.

    Pero ésta burbuja nunca es perfecta en general fuera de la izquierda, ni siquiera es única, afortunadamente, y además hay frecuentes interacciones entre burbujas diferentes, que si no juzgas con un simplón SI/NO, son perfectamente viables, saludables y mutuamente provechosas.

    Esta no dualidad a la hora de juzgar principios ajenos implica por descontado una mayor exposición a otras cosmovisiones, de manera que espontáneamente surgen zonas de confluencia, áreas de consenso en las que democristianos, conservadores, liberales, socialdemócratas, que son las cuatro referencias políticas en occidente, y que son, lógicamente, a su vez empresarios, obreros, oficinistas, amas de casa, pensionistas… (las clases marxistas están bastantes difuminadas en el siglo XXI, me parece), pueden coexistir en un ambiente libre de estridencias, lo que a su vez promueve de forma natural y retroalimenta esa convivencia (o la tolerancia o el talante Zapateril que les gusta decir). que se supone es objetivo principal de la civilización occidental moderna.

    1024px-Reflection_in_a_soap_bubble_editLa otra pega al argumento progre de que todos tenemos una visión sesgada al fin y al cabo, nos viene impuesta por el hecho de vivir en un continuo baño María mediático dominado por la corrección política, con su compendio de pecados laicos según la gravedad de la ofensa, en cada una de las dimensiones de la vida, y con su sutil pero inquebrantable código de auto-censura.

    Esto nos permite entender progresí perfectamente, y poder acceder en cada momento al repertorio de argumentos, bien trituraditos (en formato eslogan) y administrados por sus juglares habituales. Sabes perfectamente en cada momento a quién hay que criticar y a quién no, qué excusas/exageraciones se deben utilizar, y en definitiva cuál es la postura correcta oficial.

    De ésta manera cuando vuelves a tu burbuja, y recapacitas, te das cuenta de que en muchas ocasiones, son tan patentes sus contradicciones que es imposible que tras un mínimo contraste, una persona medianamente sensata, por muy progresista que sea, no tire a la basura la mitad de sus presupuestos.

    Y en este teatrillo de burbujas, cuando esta gente habla en nombre “de la sociedad”, “de la ciudadanía”, “el pueblo”, “los vascos y las vascas”, están siendo honestos consigo mismos, pero sólo consigo mismos, y ese es el problema. Porque en estas condiciones es casi imposible ver un poco más allá de tu burbuja, tu realidad está distorsionada, tanto lo que ves por dentro como la realidad externa, y el único mecanismo correctivo es romper esa burbuja.

    Y si no se rompe, se producen infecciones que pueden contaminar volúmenes considerables de la burbuja de progreso y convertirse en un cuerpo carcinógeno, y a medio plazo, si no se trata, volverse letal. Dejo al lector que haga las analogías que considere oportunas con la situación política en España hoy.

     —

    Imágenes por Brocken Inaglory via Wimedia Commons.

     
  • Eclectikus 20:21 on 02/06/2015 Permalink | Reply
    Tags: , Perfiles Podemitas, , , , Sociología   

    Perfiles Podemitas. El Isidro. 

    Hoy, del departamento de “dame bipartidismo que quiero morir“, les presentamos al Isidro. De la ganadería del 15M (concretamente de las praderas de Sociología), de corte Errejiano (véase su verbo ridículamente florido y el uso histriónico del pseudolenguaje técnico), castaño, gafapastoso, “antropólogo” subvencionado (seguramente a fondo perdido) por la Universidad de Alcalá de Henares, y nuevo diputado de Podemos en Madrid.

    El Isidro

     

    Como todos los de su trapío, cuenta con un cerebro de fácil acceso que puedes visitar cómodamente, y como a bordo de una máquina del tiempo, remontarte siglos atrás en la Historia (a la Revolución Francesa , o a las correrías de Engles y Marx, o a las de Lenin, o a tiempos más recientes como los de los Castro, Chávez y Maduro, la crème de la crème).

    Ráfagas de su “pensamiento”:

    Es imposible pensar en transformaciones de la escala de las que venimos hablando pensando sólo en esquemas de un sólo Estado-nación. En nuestro caso, de la Unión Europea, obviamente, pero también del Sur Global. En ambos casos, el estado español está perfectamente incorporado a una división transnacional del trabajo que implica que tanto las estructuras económicas como las de clase estén empotradas en configuraciones territoriales que van mucho más allá de nuestras fronteras. Somos dependientes del exterior, pero esa dependencia no funciona sólo en un sentido de subordinación sino también de poder político proyectado al exterior. Es decir, tener en cuenta la esfera transnacional no implica sólo, como se nos ha querido vender hasta ahora, un acatamiento acrítico de lo que viene de fuera como un There Is No Alternative sino también la conciencia de que es posible provocar, buscar y animar cambios políticos en esta esfera. No hay más que comprobar las consecuencias políticas inmediatas que tendría para nosotros un impago democrático de la deuda en Grecia si Syriza gana las elecciones para darse cuenta de cómo puede funcionar este nuevo internacionalismo.

    Entrevistado en el diario.es (¿dónde mejor?): Economía que amplía lo posible. Una conversación con Isidro López y gentes de Podemos.

    Desde la perspectiva que me da haber investigado desde el Observatorio Metropolitano como la comunidad de Madrid ha sido quizá el laboratorio más acabado de las políticas neoliberales en España, con sus programas de recortes y privatizaciones,y sus burbujas inmobiliarias. Y también los brutales impactos económicos, sociales y ecológicos que estas han acarreado para la mayoría de la población en beneficio de una élite regional que ha mantenido un control ferreo de este territorio. Ahora, cuando con la crisis de régimen que abrió el 15M, se tambalean los cimientos del orden neoliberal madrileñ,o creo que es el momento de apostar, también personalmente, por una nueva política de transformación en Madrid que ponga la democracia, de una vez por todas, en primer plano.

    Texto en el perfil personal de su hierro, digo círculo, de Podemos.

    Partiendo de la base de que el marco político en el que vivimos, el delimitado por la Constitución de 1978 y los Pactos de la Moncloa, ha sido completamente destruido por un poder financiero que, incompatible con la democracia, ha sometido a su dictado a las instituciones que definían ese marco. El 15M, en su declaración política, dejó claro este punto y dejó también clara la necesidad de una democracia real desde la que se pueda repensar la forma de nuestra vida en común. Dicho de otra manera, la necesidad de un proceso constituyente del que nazca un nuevo orden justo de derechos y garantías cubiertos materialmente y declinados territorialmente. La Carta por la Democracia es fruto de un proceso colectivo de deliberación, en el que a través de cientos de talleres en todo el Estado ha tomado forma a una propuesta más concreta y tangible acerca de la forma y los elementos que deben definir la nueva sociedad democrática

    Texto en el perfil de Movimiento Democracia

    Podréis encontrar toneladas de artículos suyos intentando divulgar su “pensamiento” (que en realidad cabe en una cuartilla) en el Periódico Diagonal y Rebelion.org. Yo particularmente paso.

     
  • Eclectikus 23:26 on 01/02/2015 Permalink | Reply
    Tags: , , , , , Sociología   

    Podemos, naftalina y calimocho. 

    He hablado poco de Podemos en éste blog -algunos comentarios sueltos justo antes, durante y después de las Elecciones Europeas-, pero lo hago a menudo en mi muro de Facebook, de modo que cualquiera de mis contactos conoce mi posición al respecto, una posición que además se ha mantenido razonablemente constante sin ceder a las presiones, al periodismo basura ibérico y a los memes en vigor (que si la casta, que si PP = PSOE, que si el “bipartidismo”, que como hay corrupción hay que hacerse comunista/facha/republicano/monárquico, etc…). Y no es que yo sea inmune al entorno, o esté por encima (o por debajo) del ciudadano normal, es simplemente que la mezcla de racionalidad, ingenuidad, despiste y cabezonería que conforman mi ser, me impide aceptar argumentaciones que no me cuadran y/o actitudes que van en contra de mis opiniones formadas, de manera que estas no cambian hasta que no recibo nueva información y mejores argumentos. Y no se han producido ninguna de las dos cosas, y sinceramente, dudo que se produzcan a lo largo del año.

    Como decía he opinado sobre este tema (y muchos otros tangenciales) abiertamente en mi cuenta de Facebook (en mi caso automáticamente asociada también a mi Twitter @scienceisbeauty), pero por las características propias de esta red social, no se produce allí un compendio coherente de mis pensamientos sobre cada tema concreto, sino más bien una colección de reflexiones en caliente, ordenadas cronológicamente, más o menos elaboradas dependiendo de como me pille o como me afecte cada noticia, que no se pueden compilar temáticamente (al menos no para el usuario normal, sin usar la API), y que difícilmente significan nada más allá de las influencias que puedan ejercer sobre otros en tiempo real (de la misma manera que otros me influyen a mi). Y por eso es difícil hacer una entrada que resuma coherentemente todo lo que he dicho a este respecto durante los últimos tiempos, y de ahí que esta entrada, que pretende recopilar mis opiniones, adquiera el formato de una lista de reflexiones, hechos y chascarrillos que, a base de pinceladas y brochazos, resume mi visión sobre esta tropa y mis pronósticos sobre su evolución a corto y medio plazo.

    No Podéis

    ¿Podemos? No, no podéis, básicamente porque no queremos.

    Y ahí van esas reflexiones:

    • Antecedentes.

    Podemos no sale de la nada, es la consecuencia directa de 35 años de socialismo, sino en el poder (aunque esto si se cumple estrictamente en Andalucía y casi en Extremadura), sí en los medios y en la Educación (las únicas leyes educativas nos las ha endilgado el PSOE, solo en compañía de los folclores nacionalista y comunista).

    Todos esos tics totalitarios, su identificación del PP (en realidad de todo lo que no sea ellos) con “el franquismo” y con “el fascismo” (o con su mínimo común múltiplo comodín, “facha“), su simpatía no siempre bien disimulada por ETA, su judeofobia (y apoyo a los terroristas de Hamás e incluso de Hezbollah), su sintonía con el ecologismo más papanatas y dañino, etc… son características que hemos visto en los noventa e incluso en los ochenta.

    Por eso no es de extrañar que muchos de los simpatizantes más activos no sean chavalines, y aunque su edad mental se ha quedado ahí anclada, ahora ya peinan canas, muchos de ellos en sus despachos universitarios, o en ministerios o empresas públicas o privadas.

    • El PSOE.

    Si el Zapaterato fue la manifestación tumoral del PSOE de la Democracia, y el 15M fueron los granos que empezaron a salir cuando se palpaba su (merecida) derrota a manos del PP, Podemos es ya el pus que emanan las pústulas en su natural evolución por la falta de radioterapia.

    No en vano el granero principal de votos en las `encuestas de intención´ viene precisamente del PSOE (no cuento a IU porque son intercambiables con Podemos, ni al PP porque el porcentaje que se va Podemos es posiblemente despreciable), que atontado con las fiebres de la enfermedad, ni siquiera es capaz de percatarse de que no son más que votos purulentos e inconsistentes y que por consiguiente están mejor en Podemos (o en IU) que en el PSOE.

    Una ocasión única para que el PSOE se convierta en la voz socialdemócrata del electorado, una representación de una sensibilidad de los ciudadanos tan legítima como equivocada, y que es esencial por aquello de los contrapesos. Puede que pierdan las próximas elecciones Generales, pero serán una opción de gobierno serio en sucesivas convocatorias.

    • Intelectuales.

    Me troncho. Se ha convertido en un paradigma generalmente aceptado el caracter intelectual del movimiento podemita, en base al hecho de que sus cabezas “pensantes” trabajan como profesores universitarios, y a la identificación de esta actividad con seres inteligentes, sabios, educados, etc… Bien, esto no siempre es verdad, y a veces es incluso lo contrario.

    Ser un profesor de una universidad prestigiosa o ser profesor de una disciplina compleja pueden ser indicios relevantes respecto a la inteligencia y sabiduría de esas personas, pero ser un profesor de segunda en una Universidad desprestigiada como la española, en una facultad totalmente infiltrada por la extrema izquierda como las de Políticas y Sociología, y ser de hecho responsables directos de dicha degeneración, no es para presumir mucho sino para avergonzarse.

    [Hay que puntualizar, porque me consta e incluso conozco a algún profesor, que hay también gente excelente que tienen que rebozarse en estoicismo para cumplir sus tareas docentes con seriedad y rigor científico].

    • Los medios.

    Se habla mucho de la corrupción de los cargos públicos, y es lógico, pero no deberíamos perder de vista el mezquino papel de los medios de comunicación en su conjunto, pero en éste caso muy específicamente los del grupo que Leguina llama “las viudas de Zapatero” (La Secta, Cuatro y sus Wyomingueles y Cintoras al frente). Sólo puedo decir que espero que la historia les juzgue por el reiterado y quizá irreparable daño que han hecho a la convivencia en éste país.

    En la derecha también hay un ramillete rancio de periodistas que o magnifican el tumor supongo que de parte de Rajoy, la habitual estrategia del miedo (solo que en este caso el objeto del miedo es real aunque improbable), o que simplemente lo justifican para darle en las costillas a lo que ellos llaman PPSOE (olvidándose una vez más que las personas que votan a estos partidos son muy distintas por mucho que los partidos sean “iguales”).

    Ahora, hay que decirlo también, hay mucha gente les da caña y está haciendo una excelente labor para desenmascarar a estos payasos, pero si me tengo que quedar con uno que no pertenezca al periodismo de trincheras, me quedo sin dudar con Santiago Gonzalez y sus esenciales análisis (y los de sus lectores por cierto, que los hilos suelen ser imprescindibles).

    • Grecia.

    Grecia no es España, Podemos no es Syriza (aunque comparten pústulas), y desde luego Alexis Tsipras no es Pablo IglesiasTsipras es ingeniero (tuvo que estudiar duramente) y realizó diversos proyectos (reales, no figurados) para ingenierías en Atenas. Su ideología es equivocada y naturalmente tiene derecho a ella, pero sabe lo que es trabajar y tener responsabilidades. En sus hermanos ibéricos solo encontramos vagos, distintos niveles de ignorancia y gente que ha vivido de la teta pública por varias generaciones.

    • Los escándalos.

    No han tardado en aparecer chanchullos de los líderes de Podemos y sus anexos. No voy a hablar de ellos, son absolutamente previsibles (la corrupción es asumible en su cosmovisión siempre que beneficie a la revolución, o sea, al Pueblo, es decir, al Partido, a sus dirigentes vamos, o sea, a Ellos), pero el simple hecho de que estén financiados en origen por regímenes como los de Irán o Venezuela es motivo más que suficiente para descartar a estos descerebrados.

    Cierto es que son casos cuantitativamente incomparables con los casos de los Partidos que llevan años, lustros o décadas gobernando Comunidades, Ayuntamientos, Partidos, Sindicatos, Patronales y Empresas Públicas. Faltaría más.

    Lo único que pueden tener claro los seguidores de Podemos es que si estos gañanes alcanzan el gobierno en algún momento, la corrupción terminará de inmediato. Mejor dicho, más que terminar lo que ocurrirá es que no habrá posibilidad de que te enteres de que te están robando. Y no pasará nada, como en Venezuela, medio país vivirá relativamente feliz a costa del dinero y la libertad de la otra mitas.

    • La calle.

    La calle es el punto fuerte de ésta gente, y aunque hoy han cometido el error logístico de empezar las fanfarrias en pleno invierno (temporada baja para los perroflautas) con el resultado de que la manifestación de hoy ha sido un (relativo) fracaso, es de suponer que nos espera una primavera mala y un verano peor. Todo un reto para la Delegación del Gobierno de Cristina Cifuentes, que seguro conoce que ahí se juega una buena parte de las elecciones, especialmente las locales de Madrid.

    En todo caso, una visita a las imágenes de la manifestación “por el cambio” en la Puerta del Sol, sirven para comprobar y reafirmarse de que el paisanaje no es muy distinto de lo que se suele ver habitualmente en estos aquelarres, y en las manifestaciones del 15M en particular.

    • El futuro.

    Versión corta.- Ninguno.

    Versión menos corta.- Mi pronóstico es que se van a ir desinflando y que a medio plazo terminarán engrosando las líneas de los demás juguetes rotos de la telebasura: el mismo asilo que el Chiquilicuatre, Tamara y su madre seis-dedos, el Risitas, Leonardo Dantés, etc… Vienen a ser como los concursantes del Gran Hermano, que de pronto se sienten famosos (estos se sienten importantes) como sus héroes televisivos (como sus políticos comunistas preferidos), hasta que se dan cuenta de que son totalmente artificiales, huecos y que no tienen nada que aportar y que su tiempo se ha consumido.

    Pero esto es sólo un pronóstico (y un deseo, tengo que admitir) pero puedo muy bien estar equivocado. Hay ciertos factores que pueden cambiar las condiciones normales, y la capacidad del PSOE para cambiar esas condiciones y la incapacidad de Rajoy&Co de reaccionar, son un criterio a tener muy en cuenta.

    En última instancia, es muy difícil que el PP pierda las elecciones Generales, y la gran pregunta entonces será si un PSOE menguado, libre de su pus electoral que ahora rebuznará orgulloso en Podemos, tendrá la valentía (y la inteligencia, y el sentido de Estado, la responsabilidad, etc…), para no aceptar la más que probable oferta de frente populista por parte de lo que quiera que salga de la simbiosis de Podemos e IU.

    Conclusión.

    En mi opinión Podemos reúne a toda la morralla ideológica generada durante la democracia. Estoy convencido de que en ningún caso pasarán de un techo electoral del 20%, pero teniendo en cuenta que hoy están en una cumbre artificial de popularidad, y que por tanto suman un montón de votos de buenas personas de izquierdas, despistados, cabreados con la crisis (olvidadizos de quién son los principales responsables de ella), ignorantes e indocumentados de distinto pelaje, creo que su techo electoral real puede oscilar entre un 10-15% de votantes en condiciones normales. Ese electorado con olor a naftalina y calimocho,  que odia al PP porque “son fascistas” y que son incapaces de asumir que una parte importante de la Democracia es la alternancia en el poder, y que las posturas liberales, conservadoras o incluso capitalistas y libertarias tienen la misma legitimidad que las socialdemócratas, y desde luego mucho más que las comunistas, que han regado de cadáveres y miseria el siglo XX, y marginal y localmente todavía pervive en unos pocos países en estos inicios del siglo XXI.

     
c
compose new post
j
next post/next comment
k
previous post/previous comment
r
reply
e
edit
o
show/hide comments
t
go to top
l
go to login
h
show/hide help
shift + esc
cancel

Uso de cookies

NMSP utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
%d bloggers like this: