Tagged: yihad Toggle Comment Threads | Keyboard Shortcuts

  • Eclectikus 21:44 on 15/11/2015 Permalink | Reply
    Tags: , , , , yihad   

    Todos con París, pero ojo a cómo lo expresas en las redes sociales. 

    Este viernes el fanatismo islamista ha demostrado una vez más su cobardía, su crueldad y su total incompatibilidad con unos estándares mínimos de civilización, no ya sólo en el sentido “occidental” del término, más o menos ligado a la democracia, la tradición judeocristiana y los derechos humanos, sino incluso desde el punto de vista de la antropología social, entendiendo la civilización como el estadio que sigue al salvajismo y a la barbarie, desvinculándose de ellos.

    Independientemente de las peculiaridades sociales y culturales de los diferentes grupos humanos que coexisten en un determinado periodo histórico, creo que cualquier persona de bien es capaz de enumerar un conjunto mínimo de características que “garantizan” que una determinada actitud, comportamiento, política, acción o reacción, se pueda considerar civilizada, o en su caso, salvaje.

    Algunas de estas características pueden estar sesgadas debido al contexto cultural de cada individuo, pero hay otras que son necesariamente universales. Y asesinar a sangre fría y aleatoriamente, a ciudadanos inocentes, desarmados e indefensos, todas y cada una de las palabras son esenciales, parece que es un acto global e irremediablemente incivilizado, brutal, salvaje.

    Como escribía hace un rato comentando la declaración oficial de Benjamín Netanyahu, Israel es por fuerza la principal referencia a la hora tanto de tratar a estos salvajes (sangre y fuego), como a la de no caer en la tentación de la simplificación extrema, y hacerles el juego de considerar que se trata de una “guerra de Religiones”, porque no lo es. Es una guerra del Mal (el fanatismo islamista), contra el Bien (ciudadanos inocentes de Paris, Madrid, Londres o Tel Aviv, pero también de Beirut, Damasco, Al Zubair, Garissa o Bangkok, por nombrar diferentes “sabores”), que lleva activa casi dos décadas.

    Que la excusa que usan estas alimañas sea el Corán es circunstancial, ni el Corán ni ningún otro libro sagrado te convierte en un asesino despiadado por leerlo, lo mismo que son circunstanciales “la pobreza” o “el imperialismo”, hay comunidades mucho más pobres y que han sufrido mucho más el imperialismo, y no se dedican a hacer carnicerías arbitrarias sin ningún sentido y sin ningún efecto más allá de aterrorizar a la población.

    No voy a comentar los rebuznos habituales de los de siempre, ni tampoco los del otro lado llamando a una especie de Guerra Santa contra todos los musulmanes (¿qué quieren deportar a todo el que rece mirando a la Meca?), pero la verdad es que si el nivel de “civilización” fuera por puntos, como el carnet de conducir, algunos estarían ya hace tiempo en los cursos de recuperación. Pff.

    Si que voy a comentar brevemente un caso típico, los progres ilustrados, aquellos que se llenan de lirismo para vendernos su ideología averiada e inconsistente. Mi amiga Nati en Facebook me ha puesto sobre el aviso de uno de estos. No se quién es, un periodista a lo que parece, y no voy a enlazarlo desde aquí, se que el lector interesado es lo suficientemente hábil para encontrarlo sin más pistas.

    El tipo nos avisa de “lo peligroso” que es ponerse el filtro de la bandera de Francia (una App de Facebook que solapa de manera semitransparente la bandera francesa sobre tu avatar), y entre otras necedades relincha:

    Utilizar el filtro de Facebook para solidarizarse con las víctimas de los atentados en París es apoyar una visión del mundo en la que sólo preocupan las muertes de ciudadanos occidentales. Mediante este pequeño gesto se construye un muro más en esta fortaleza del siglo XXI que es Europa, llena de súbditos muertos de miedo que regalan su sentido crítico a empresas e instituciones públicas a cambio de un poco de sensación de seguridad.

    Pues gracias por el aviso, pero ni es peligroso, ni se construye ningún muro, ni Europa es una fortaleza de súbditos muertos de miedo, ni nadie regala nada a empresas o instituciones públicas, y menos aún “el sentido crítico“, que evidentemente no sabes ni lo que es, porque una vez que lo tienes es imposible desprenderte de él (por definición).

    Y lo mismo podrías hacer con el resto de la entrada (y no digamos con los comentarios del mismo palo), sentencia por sentencia, unicornio a unicornio. Pero no merece la pena, es la misma música y la misma letra de siempre: relativismo, visión distorsionada de la realidad, empatía selectiva, imposición de sus dogmas, superioridad moral patentemente inferior, etc…

    Sin embargo me he dado cuenta de “un detalle” que hace todavía más ridícula la entrada (y a su autor), éste:

    LibertatExpressio

    ¿No es patético? Un periodista que aboga orgulloso por la “Libertat d’expressió” desde el frontal de su blog, y a la vez excreta una entrada que advierte de “los problemas” de utilizar una bandera en honor a las víctimas del atentado de antes de ayer. ¿No es utilizar un símbolo de solidaridad una clara muestra de “Libertat d’expressió“?  ¿O es que en catalán significa otra cosa? Porque en progresí ya sabemos lo que significa, puedes decir lo que quieras siempre que esté aprobado por los gurús de la corrección política. El problema es que una buena parte de la sociedad, incluso en éste occidente actual, ahogado por el buenismo y por los dogmas “de progreso“, no está dispuesta a pisotear sus propias creencias, principios y/o cultura. ¿Nos vais a depurar? ¿O reeducar?. No lo creo, os hace más falta a vosotros.

    Así que sin más, el autor de semejante desvarío, es automáticamente galardonado con el primer Asnicornio Ibérico de NMSP. Me temo que habrá más 👿

    AsnicornioIberico

     
    • Epiro 23:17 on 15/11/2015 Permalink | Reply

      El intervencionismo lo invade todo, terminada ya la fase de lo externo, entran ahora en la fase de lo interno, así pues, los defensores de tal movimiento ya nos dicen qué sentir y cómo canalizar la tragedia, a ser posible, culpando a las víctimas y a los gobiernos de éstas.

      • Eclectikus 23:29 on 15/11/2015 Permalink | Reply

        Lo triste es que no son conscientes de su patetismo, en términos absolutos, y en términos comparados a las reacciones de la propia izquierda en los países serios, por ejemplo, Hollande, socialista, ha tardado menos de 48 horas en enviar los cazas. Aquí tardaron menos de 48 horas en retirar a las tropas, entre el regocijo del progrerío y entre alaridos de ¡Aznar asesino!. Es infame.

    • JL Sardiñas 10:23 on 01/12/2015 Permalink | Reply

      Totalmente off-topic en este hilo… ¿qué te parece el aquelarre calentólogo parisino de estos días?

      • Eclectikus 10:41 on 01/12/2015 Permalink | Reply

        Terrible, llevo 24 horas llorando desconsoladamente, para nada porque al final es siempre lo mismo 😀

  • Eclectikus 17:05 on 22/01/2015 Permalink | Reply
    Tags: , , , yihad   

    Ni islamofobia, ni multiculturalismo: coexistencia. 

    Me sugería el sábado un lector en un comentario de la entrada que publiqué en agosto pasado, La islamofobia no es la solución al integrismo, que escribiera algo sobre mi visión sobre éste asunto a raíz de los atentados de París. Lo hacía con estas palabras:

    A ver si haces una entrada con tu opinión sobre los tiempos post-CharlieHebdo. Aunque no esté de acuerdo contigo en todo, hacen falta opiniones razonadas que hagan frente a dos discursos falsos y dañinos:

    ·

    1) El racista idiota, en ocasiones pseudonazi, que analiza el tema desde presupuestos simplones y falsos. Por ejemplo, ligando el terrorismo islamista a la inmigración, cuando los terroristas no son inmigrantes.

    ·

    2) El progre-suicida, de una estulticia que asusta. Ejemplo, los dibujantes de la revista quejándose de tener el apoyo de católicos o derechistas. Otro, los análisis que desligan los crímenes del Islam y lo relacionan con “la pobreza” o tonterías similares.

    ·

    Es casi imposible leer opiniones razonadas y sensatas. Dale.

    Como se da la circunstancia de que últimamente me acechan cargos de conciencia por no actualizar este blog (y por comentar muy poco en otros), en combinación con la máxima de que los deseos de los lectores son obligaciones para el bloguero (más o menos), finalmente he decidido recoger el guante y escribir unas líneas.

    Y es algo que no pensaba hacer porque creo que varios amigos han hecho ya una excelente labor a éste respecto, y un compendio consistente de opiniones se puede (y se debiera) leer en el vecindario digital, tanto con opiniones cercanas a mi postura, en artículos como los de Pablo (Tiempo de Prosa) en Vigilia pretium libertatis, Miguel. A. Velarde (Una pequeña defensa de algunos principios básicos) en Desde el Exilio, y Luis I. Gómez (Europeos patriotas contra la islamización de Occidente) en Libertad Digital; como también en clara confrontación cómo son los de Arturo Taibo en Desde el Exilio(clara, total, fácil y rápida) VICTORIA ISLAMISTA, Plazaeme en Plaza Moyua, Contra las ideas asesinas, y Luis en su serie en el Cántaro del AguadorJe ne suis pas Charlie Hébdo (I, II y III).

    Ninguno de los artículos que he enlazado en el párrafo anterior se pueden asociar con los dos grupos que se citan en el comentario, obviamente, sin embargo cierta gente con tendencias maniqueístas, reduccionistas y/o incapaces de distinguir las escalas de grises, solo reconocen los extremos y se cargan así cualquier opción de debate racional y sosegado. Todo un hándicap cuando hablamos de un problema lleno de matices, precedentes, causas y consecuencias, y que, seamos claros, sobre el que nadie tiene una receta que garantice una solución a corto o a medio plazo (entendiendo que a largo plazo, la educación y la erradicación de la pobreza eliminará éste y todos los demás problemas del ser humano).

    No me voy a entretener entonces en desacreditar estas posiciones extremas, no porque considere que los extremos se desacrediten solos por su cualidad de extremos (una postura extrema puede ser perfectamente correcta frente a cualquier otra posición), sino porque sus argumentos son pobres, incoherentes y no aportan solución alguna al problema.

    Los primeros, los que establecen una correspondencia biyectiva entre terrorismo (o fanatismo) y musulmanes, y sugieren que la solución pasa por cerrar las fronteras (y expulsar a todos los residentes de origen islámico), ni siquiera son capaces de percatarse de lo impracticable de su propuesta, entre otras muchas razones (de índole político, social, ético, logístico, etc…), porque la mayoría de los musulmanes que viven en Europa son mucho menos fanáticos (i.e. mucho más occidentales) que ellos mismos, o dicho de otra manera, sobran más ellos que los `moros´.

    De los segundos, los progres, qué se puede decir que no se haya dicho ya, gente que denuncia la islamofobia y mientras, practica hasta la náusea la judeofobia y la cristianofobia. Los mismos que reclaman el derecho a la blasfemia pero quieren prohibir el piropo. En fin, no merece la pena gastar más renglones con ellos, que se encarguen sus pastores de Podemos.

    Sin embargo si que voy a intentar confrontar la postura de aquellos que centran el problema en el Islam, o en el Corán, y por tanto, solapadamente, en todos aquellos que están relacionados con el Islam (tengamos en cuenta que hay muchos “musulmanes” cuyo vínculo con el Islam es laxo, cultural, cuando no inexistente, exactamente lo mismo que pasa con los “cristianos” y los “judíos“).

    En momentos críticos, después de atentados grandes o especialmente violentos, y quizá comprensiblemente, los mensajes descerebrados y huecos de los extremistas se solapan con los argumentos más elaborados y sensatos (i.e. más legítimos) de aquellos que, de alguna manera, finalmente, terminan llegando a las mismas conclusiones (más o menos edulcoradas): que la culpa es del Islam, o que el Islam fomenta el odio, o que hay que erradicar el Islam de Occidente, o que los musulmanes son unos tarados porque el Corán les aboca a ello, etc… Si transformas esta frase a su equivalente islamista (la culpa es de Occidente, Occidente fomenta el odio, o que hay que erradicar las señas occidentales de los países musulmanes, o que los occidentales son unos tarados porque su laicidad les aboca a ello, etc…) verás que dichas posturas, salvando las distancias, degradan a los que las mantienen hasta el mismo nivel que los fanáticos integristas. Y esta simetría, a pesar de las distancias insisto, es en sí misma un argumento para replantearse las posiciones. Porque en mi opinión el objetivo complementario de occidente (aparte de machacar a los fanáticos), debería ser que esas distancias se mantengan, y a ser posible que aumenten.

    Y es que la fuente de mi rechazo a considerar al Islam como la piedra angular de la existencia de estos fanáticos (como si el fanatismo fuera una marca exclusiva de la religión, del Islam en éste caso) me parece más bien un sesgo cognitivo (Non sequitur, si queremos afinar: “casi todos los terroristas son musulmanes => casi todos los musulmanes son terroristas“), y no un argumento central en la lucha contra el integrismo. Y aún aceptando que las muestras de apoyo de algunas comunidades musulmanas en Europa ronde el 25%, el porcentaje de musulmanes en disposición de dar un paso decidido hacia al salvajismo terrorista es al menos tres o cuatro órdenes de magnitud menor (de lo contrario estaríamos hablando de cientos de millones de terroristas en potencia lo cual es absurdo lo mires por donde lo mires).

    ReligionesY no es una postura la mía que se derive de mi amor a la corrección política, o a mi cercanía al libro de estilo progre, es estrictamente una consecuencia directa de mi cosmovisión de la naturaleza humana, en la que el derecho de las personas a mantener unas creencias religiosas determinadas (o a prescindir de ellas), no es solamente un principio básico, es inseparable del hecho empírico contrastado por la Historia de que los seres humanos (en su inmensa mayoría) han necesitado de la Fé como motor más o menos esencial de sus vidas, algo que por mucho que se empeñen los integristas ateos (una minoría en el ya de por sí minoritario 4% ateísta) no tiene pinta de cambiar en un futuro próximo.

    O utilizando otras palabras, no soy capaz de defender a capa y espada como defiendo, a cristianos y judíos de los continuos ataques de integristas ateos, cristianófobos y judeófobos; y no hacer lo propio con los muchísimos musulmanes que se integran perfectamente en nuestra sociedad, o que viven en paz en la suya, y que repelen de oficio, y habitualmente también sufren, la barbarie de una minoría de sus correligionarios que han hecho una mala digestión del Islam y del Corán, de la política, de la sociedad, del mundo moderno y de toda la realidad en general. No soy capaz de convertir lo excepcional, un islamismo fanático atroz, en la norma con la que identificar automáticamente el carácter de cientos de millones de personas pacíficas, humildes y esencialmente laicas (diga lo que diga el Corán).

    Y si la postura de los que señalan al Islam se puede confundir con la de los islamófobos, la postura de tolerancia con los musulmanes se puede confundir con los multicultis progres. Y es un error. Porque el apoyo a los musulmanes es selectivo, condicional, no es un cheque en blanco, está sujeto al menos a los siguientes presupuestos:

    • Los pilares básicos de la cultura occidental son innegociables: igualdad, derechos humanos, libertad de culto, libertad de expresión, laicismo, respeto a la autoridad, sistema de organización política en base a principios democráticos, rechazo de la violencia…
    • Se aceptan todas las peculiaridades de la cultura musulmana si (y solo si) no entran en confrontación con los principios fundamentales mencionados en el punto anterior.
    • En un escenario como el actual, en el que los fanáticos se camuflan entre los musulmanes de bien, es necesario asumir que ciertas garantías constitucionales de los países de acogida, puedan ser eventualmente vulneradas en aras de la seguridad global. ¡Qué le vamos a hacer!.
    • Cabe exigir a las comunidades musulmanas un especial compromiso y una actitud proactiva en la lucha contra el fanatismo islámico, algo que tendrá además el efecto colateral de ser una excelente forma de combatir la islamofobia.

    En resumen, mi propuesta es mantener una actitud que huye de la islamofobia pero sin caer de bruces en el multiculturalismo extremo, una reivindicación de la civilización y cultura occidental, de defensa de sus señas de identidad, pero intentando no olvidar que una parte muy importante de esta se basa en la solidaridad, la aceptación (ordenada) de inmigrantes independientemente de sus condiciones políticas, sociales y religiosas, y en la convivencia entre personas bajo el amparo y el imperio de la ley. Es decir, en una sola palabra, coexistencia.

    Coexist

     
    • Heber Rizzo 18:21 on 22/01/2015 Permalink | Reply

      Lamentablemente, ninguno de tus presupuestos se cumple por parte de la comunidad musulmana en Occidente, y especialmente son abiertamente contradichos por sus dirigentes.

      Por lo tanto, es lícito e inteligente abrir bien los ojos y desconfiar de quienes no quieren integrarse, sean quienes sean.

      Por otro lado, cualquier religión es simplemente un conjunto de ideas y una filosofía de vida aceptada voluntariamente por sus seguidores, al igual que cualquier otra filosofía. En ese sentido, puede y debe ser criticada por quienes sostenemos otros valores. El islamismo no es algo que se lleve en los genes, y por lo tanto no se puede decir que sus críticos sean islamófobos o racistas, del mismo modo que no hay comunistofóbicos ni nazismofóbicos; solamente hay personas que discrepan con ese conjunto de ideas.

      • Eclectikus 18:57 on 22/01/2015 Permalink | Reply

        Lo siento Heber pero debemos tener experiencias distintas, el 100% de los musulmanes que yo he conocido a lo largo de mi vida viviendo en países occidentales (incluido Israel) asumen sin problemas los presupuestos que he señalado. Puede que haya tenido mucha suerte, pero mi estimación no baja del 90% en todo caso (si eliminas el sesgo que se pueda producir en guetos o zonas especialmente conflictivas de Paris, Londres, Barcelona, etc…). De hecho si hiciera una lista de gente a la que echaría a patadas de mi país creo que no hay ningún musulmán (la mayoría son “ateos” seguido muy de cerca por católicos).

        Por lo tanto, es lícito e inteligente abrir bien los ojos y desconfiar de quienes no quieren integrarse, sean quienes sean.” Totalmente de acuerdo, en realidad tu frase es una síntesis de los tres primeros puntos de mis presupuestos.

        Tu tercer párrafo es correcto e igualmente aplicable a los ateos (otra religión en última instancia, especialmente si eres militante), no veo en que punto de mi entrada niego yo ese derecho a la crítica, o relaciono “crítica” con “islamofobia”. Mi crítica es hacia los que humillan, desprecian, insultan, etc… a las personas por la simple razón de sus creencias. Ejemplos: eres musulmán -> eres terrorista; eres católico -> eres tonto del culo; eres judío -> eres un usurero. Y son tres casos claramente paradigmáticos y por eso existen palabras que específicamente definen el odio a estos colectivos (islamofobia, cristanofobia y judeofobia respectivamente). Concretamente de la Wikipedia:

        Islamofobia (neologismo del inglés Islamophobia, compuesto por las raíces del árabe islām y del griego φόβος, phobos, miedo o temor) es un sentimiento de hostilidad hacia el islam y, por extensión, hacia los musulmanes.

        El sentimiento anticristiano es una oposición a las personas cristianas, a la religión cristiana, o a la práctica del cristianismo. Esta actitud ha llevado a la comisión de diversos crímenes y actitudes discriminatorias contra los cristianos. Dicha actitud ha sido también llamada Cristofobia o “cristianofobia”, que puede incluir a “todas las formas de discriminación e intolerancia contra los cristianos”. La cristianofobia se llega a reflejar en todo tipo de atentados en contra de cristianos, ya sea en su persona, o en contra de las figuras relacionadas con su fe.

        El antisemitismo, en sentido amplio del término, hace referencia a la hostilidad hacia los judíos basada en una combinación de prejuicios de tipo religioso, racial, cultural y étnico. […] Con el fin de evitar confusiones en referencia a otros pueblos que hablan lenguas semíticas, algunos autores prefieren el uso de términos equivalentes no ambiguos, como judeofobia o antijudío, reservando antisemitismo para su uso en referencias históricas a las ideologías antijudías de la segunda mitad del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX.

    • Grouchomarxista 20:00 on 23/01/2015 Permalink | Reply

      Hola, es la primera vez que comento aqui.
      La cuestión que tratas es fundamental, porque ni “Occidente” es un bloque en el que todos pensamos igual, ni “los musulmanes” piensan todos lo mismo. Es sorprendente que personas que dicen defender a Raif Badawi, el bloguero al que la han condenado a recibir 1000 latigazos por insultar al Islam, sólo ven la condena, pero no ven que él se atrevió a escribir un blog titulado liberales saudíes. Quiero decir con esto que en Occidente no hemos pasado de una teocracia a una democracia del día a la mañana, a pesar de que el cristianismo reconoció el libre albedrío y la separación Iglesia-Estado (dad al César lo que es del César…) desde el principio. Religiones como el budismo también tienen sectores nada pacíficos.
      El Islam necesita precisamente esa evolución. Es cierto que una parte de los musulmanes en Europa no se han asimilado, pero normalmente no son los que llegan (que saben lo que han dejado), sino sus hijos o nietos.
      Ahora bien, si bien es cierto que ellos deben integrarse (y es su responsabilidad hacerlo), nunca lo van a hacer si los “occidentales” no estamos convencidos de los valores de nuestros sistemas políticos. Esa tarea, mayormente educativa, ha sido abandonada y no sólo es crucial en este tema, sino también respecto de otros grupos políticos, como los Podemos, que se nutren precisamente de la quiebra moral del sistema. SI nosotros no estamos convencidos de nuestros valores, ¿cómo vamos a convencer a terceros de su bondad?

      • Eclectikus 20:13 on 23/01/2015 Permalink | Reply

        Hola Grouchomarxista, pues muy de acuerdo. El problema de la postura que defiendo es que se puede confundir con una laxitud en la defensa de occidente y cierta similitud al multiculturalismo de los progres. Pero no es así, yo exijo, mejor dicho, me gustaría que mis gobiernos exigieran, un respeto absoluto de los principios éticos y morales occidentales, europeos en éste caso. Y los que nos traguen a patadas con ellos.

    • Preguntator 00:12 on 25/01/2015 Permalink | Reply

      Pffff, había escrito un medio tocho y se me ha borrado. En fin, iremos por partes.

      Ahora mismo solo comentaré un tema, cuidado con confiar demasiado en la experiencia y el conocimiento de sociedades árabes o musulmanas. La situación en esos paises cambia a una velocidad de vértigo, sobre todo debido a su demografía de pesadilla, y lo que podía ser válido hace 10 o 15 años, no lo es hoy. Los expertos opinaban que los islamistas no sacarían más de un 30 % en las elecciones egipcias, y sacaron un 60%. Tal vez los análisis eran correctos para la sociedad egipcia de 1990 o 2000, pero no lo eran para la de 2011.

      Leía hace unos días una entrevista a un profesor de filosofía que viajaba mucho por el magreb, y contaba su sorpresa al comprobar como se había islamizado una sociedad como la argelina, que hace nada era mayoritariamente laica. Los laicos siguen allí, son los que eran, pero ahora son minoría, porque los jóvenes han abrazado el islamismo de forma mayoritaria.

      Y hacia una diferenciación, muy sutil y muy importante, al comentar de estos islamistas que podían ser radicales, pero no necesariamente agresivos. Esto es clave, ya que si interpretamos el islamismo a partir de sus manifestaciones más extremas y violentas, puede pasársenos por alto una islamización profunda y radical si no va acompañada de señales externas.

      De lo que estoy seguro es de que es imprescindible que una parte significativa de los musulamenes europeos se impliquen directamente en la lucha contra el islamismo y su vertiente violenta. Y la implicación debe ir desde una lucha de ideas contra el islamismo, hasta la participación activa en operaciónes de infiltración y policiales contra los grupos radicales. Si se consigue que una buena parte de los musulmanes defienda dicha lucha (no hace falta ni que sean mayoría), habrá futuro.

      Si no se consigue, será la catástrofe. Si buena parte de los musulmanes europeos no se implican en esa lucha, y los atentados aumentan, todos los caminos conducen al desastre.

      • Eclectikus 00:44 on 25/01/2015 Permalink | Reply

        [Hola P. Lo siento pero algún bicho se me ha metido en NMSP y me está fallando el sitio, hasta que de con ello puede haber cambios, o actualizaciones y caídas del blog, por lo que te recomiendo que escribas los comentarios en una aplicación externa, por ejemplo tu correo electrónico, y los copies aquí solo cuando estén listos]

        Lo que dices es esencial y poca gente se percata, no todo el islamismo es fundamentalista y/o violento, por ejemplo en Marruecos hay un partido islamista muy poderoso, y creo que ha aportado y aporta habitualmente ministros a los gobiernos de Mohammed VI (un tipo listo, creo que también tiene a un ministro saharaui en su gabinete).

        En todo caso esto se sale un poco del tema, quiero decir, el desfase entre la política en los países musulmanes (islamistas o laicos, algo que como dices cambia de la noche a la mañana, además de tu ejemplo, recordemos el paradigmático caso de Irán, o el del Líbano) y los países occidentales es abismal, pero es un asunto ajeno a occidente, en el sentido que los problemas de la islamofobia (y su opuesto, el de la islamofilia multiculti) se producen aquí, y es aquí dónde hay que alertar de ellos e intentar combatirlos…

  • Eclectikus 21:19 on 22/08/2014 Permalink | Reply
    Tags: , , , , , yihad   

    La islamofobia no es la solución al integrismo. 

    La Islamofobia no es solución.Posiblemente esta sea una de las pocas entradas en este blog que podría leer perfectamente cualquier progre sin llamarme “facha”, “neoliberal” o “cristofascista”. Pero es que creo que esa actitud que se puede ver a lo largo y ancho de Internet, en la que se tacha al Islam de religión asesina, y a los musulmanes como tarados enfermizos, y se apela más o menos disimuladamente, con un mayor o menor uso de eufemismos, a su caza y expulsión de occidente, es una basura intelectual, un atentado a la tolerancia religiosa, y un error táctico en el contexto de la lucha contra los verdaderos psicópatas (IS, Hamás, Hezbollah o cualquier otra marca del integrismo islámico pasada o futura), porque convierte a sus “proponentes” en tontos útiles de la causa integrista: transforman lo que es un fenómeno patológico -quizá con terminales religiosas, políticas, económicas y sociales, ciertamente, pero básicamente un problema psiquiátrico de cuatro chiflados a los que el Corán les ha sentado francamente mal- y lo llevan a un imaginario terreno de igualmente imaginaria confrontación entre religiones, que es precisamente el terreno en el que ellos se mueven, y que por tanto y por definición les beneficia.

    Frecuentemente, especialmente en Ciencia pero es extrapolable a otros campos, buscar y analizar patrones en las partes de un determinado sistema, es clave para llegar a conclusiones sobre el comportamiento de ese sistema en conjunto. Bien, pues hay un patrón en el comportamiento comentado en el párrafo anterior, la manera en que los cristianos, o más apropiadamente algunos de ellos, tratan a los musulmanes (o al Islam), es muy parecida a la manera en que los (fundamentalistas) ateos tratan a los católicos (al Cristianismo en general): falso paternalismo, desprecio, auto arrogación como guardianes de la verdad absoluta, descontextualización de sus creencias, apelación al ridículo, generalización apresurada, confundir el todo con las partes (falacia de composición), y un tan largo como poco elaborado etcétera de falacias lógicas y formales.

    Y este patrón particular nos lleva a un comportamiento general que no es otro que el de la intolerancia, concretamente la intolerancia religiosa, una patología congénita y ancestral del ser humano, y que puede subdividirse en familias entre las cuales las más conocidas son la judeofobia y la cristanofobia, ambas muy características de nuestros amigos los progres, y que cuentan por tanto con un buen número de entradas en este blog (ver concretamente etiquetas de antisemitismo y religión).

    Y así llegamos a la islamofobia, una tara relativamente reciente porque su manifestación a escala global empezó a ser relevante e innegable a partir del horripilante 11S, y que tras las macabras actuaciones del Estado Islámico (IS) ha tenido un re-brote que como todo en el siglo XXI, se puede seguir en tiempo real en tus redes sociales y/o en casposos medios digitales y blogs occidentales, y por supuesto ibéricos.

    La entrada de Wikipedia sobre la Islamofobia que he enlazado en el párrafo anterior, basándose en el informe “Musulmanes en la Unión Europea. Discriminación e islamofobia. Informe del Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia (EUMC)” de 2006, cita unas características comunes para definir esta patología, estas:

    1. La creencia de que el islam es un bloque monolítico, estático y refractario al cambio.
    2. La creencia de que el islam es radicalmente distinto de otras religiones y culturas, con las que no comparte valores y/o influencias.
    3. La consideración de que el islam es inferior a la cultura occidental: primitivo, irracional, bárbaro y sexista.
    4. La idea de que el islam es, per se, violento y hostil, propenso al racismo y al choque de civilizaciones.
    5. La idea de que en el islam la ideología política y la religión están íntimamente unidos.
    6. El rechazo global a las críticas a Occidente formuladas desde ámbitos musulmanes.
    7. La justificación de prácticas discriminatorias y excluyentes hacia los musulmanes.
    8. La consideración de dicha hostilidad hacia los musulmanes como algo natural y habitual.

    Estos días atrás he debatido con varias personas que de una manera más o menos directa, o más o menos sutil, defendían de una manera más o menos racional, la validez de uno, varios o todos los presupuestos anteriores. El debate ha terminado con una “persona” bloqueada, un tipo que se ha metido en todos los hilos del debate (y en otros más o menos relacionados) con una cantinela vergonzante en la que hacía apología de todos esos puntos, y además pronosticaba que los que no nos comíamos semejante basura estábamos ciegos y que cuando quisiéramos abrir los ojos ya sería muy tarde. Por supuesto, como todos los chiflados, era totalmente refractario a los argumentos, a las opiniones ajenas y por descontado a la propia premisa canónica, en la que todos los demás contertulios, con diversas opiniones en el debate, coincidíamos: los musulmanes son personas y por tanto recipientes de los mismos derechos que los demás independientemente de la raza, ideología, sexo y en este caso específico, religión.

    Por lo demás el debate fue interesante, y se pusieron de relieve las muchas aristas y dimensiones de la discusión, no solo la perspectiva religiosa, sino las claves sociales, políticas, educativas… Un tema denso, y que estoy seguro que tendré oportunidad de desarrollar en futuras entradas en este blog. Entre tanto, os dejo con lo que fue el comentario en Facebook que lanzó el debate, y que no era más que una reseña de un (otro) excelente artículo de Vigilia pretium libertatisLas murallas de Bizancio:

    No puedo estar más de acuerdo con el último párrafo, que resume muy bien mi postura en un debate reciente:

    ·

    “Otro ruido de fondo: en casa tenemos la exitosa falacia de considerar una religión particular como fuente del problema. Esto se lo oímos a altramuces que no han salido de su casa ni han conocido países de mayoría musulmana. Hay musulmanes más occidentales que el obelisco de la Plaza de San Pedro. Si los altramuces triunfan en su relato, habremos perdido a estos para la causa. Es más, si triunfan en su relato, nos convertiremos en una imagen especular del intransigente enemigo al que tenemos que derrotar.”

    Propinas

    Unos cuantos reportajes, relacionados tangencialmente con esta entrada, que creo que pueden interesar a los avispados lectores de este blog:

    • Más de actualidad imposible, una entrevista a un yihadista británico de IS en el que se puede comprobar por qué son tan difíciles de detectar, es que parecen normales, casi razonables, en su propia paranoia: The Rise of British Jihadists in Syria (en inglés).
    • Comparte unas semanas con un grupo de muyahidines, pero no te encariñes con ellos, están chiflados: La noche temática – Afganistán, detrás de la líneas enemigas -Pone que “Contenido disponible hasta el 24 de agosto de 2014”, pero luego estará en YouTube casi seguro (seguro, qué coño).
    • La versión moderna del “Roma no paga traidores“, el incierto destinos de los intérpretes afganos que americanos (y toda la OTAN en realidad) han dejado con el culo al aíre tras la salida de los aliados de Afganistán: The Afghan Interpreters (en inglés).

     
    • plazaeme 06:47 on 23/08/2014 Permalink | Reply

      A ver. Gresca. Si el chimpa no quiere hacer de malo, ya lo haré yo. 😉 O por lo menos pensar en alto, a ver qué pasa.

      -- La islamofobia no es la solución al integrismo.

      No. Seguro que la islamofobia en Occidente no soluciona ni una miaja el “integrismo” en Mahomalandia. Y tampoco una “islamofobia” a secas, como un sentimiento si más, puede solucionar el “integrismo” musulmán en Occidente. Nadie se va a sentir afectado por ese sentimiento. No como para cambiar. Lo que indudablemente puede afectar al “integrismo” islámico en los países de Occidente es la proporción de mahometanos que haya viviendo en ellos.

      Vamos a ver. ¿Por qué no nos dejamos de eufemismos? ¿Qué es eso de integrismo? Yo no sé qué es el integrismo, ni si me produce problemas o no. Sé lo que es el terrorismo. Y sé lo que es una tribu cultural medievalizante. Entre otras cosas porque, como se toman la molestia de disfrazarse, no quedan dudas.

      Vale, no son los únicos que se disfrazan. Pero por ejemplo los Hare Krishna no parecen tener ningún proyecto respecto de las opiniones y forma de vida de mi humilde persona. Así que no me siento, no ya amenazado, sino ni siquiera incomodado por los disfraces de los Hare Krishna. Lo mismo que me pasa, sin disfraces, con hinduistas, budistas, taoístas, sintoístas, judaístas, sikhs, animistas, y docenas de cosas más que hay por ahí.

      O sea que el islamismo sí tiene algo especial. Es proselitista agudo, y pretende islamizar el mundo. Cierto, ese pecado lo comparte con el cristianismo. Pero hay tres pequeñas diferencias.

      1. El 99% (menos Elípticus) de los que protestan por la “islamofobia”, no protestan por la “cristianofobia”.
      2. La cristiandad ha desactivado desde dentro los peores aspectos del proselitismo, y se ha civilizado (laicizado).
      3. Las sociedades islámicas, en general, no circulan en sentido de la laicización, sino en el contrario.

      Estos son simplemente hechos, y no hay gimansia mental que los haga desaparecer. Por ejemplo, prueba a decir “infiel” entre cristianos, para referirte a los de otras religiones, y lo que ocurrirá será una carcajada. Si no te tiran tomates. En Mahomalandia, infiel es una palabra de curso normal y uso cotidiano.

      Demos la vuelta a la propuesta.

      -- La cristianofobia no es la solución a la barbarie.

      ¿Seguro? Yo creo que si cambias “cristianofobia” por “secularismo” (hoy laicización), la proposición contraria se mantiene incólume:

      -- El secularismo sí es (un paso en) la solución a la barbarie.

      ¿Está mal señalar a los mahometanos? Pues digo yo que no puede ser peor que cuando señalábamos (y señalamos) a los cristianos. Por ejemplo, ¿está mal cuando montamos un pollo colosal si los curas católicos en África hablan contra el condón o la planificación familiar, pero no podemos señalar las mil monadas de los musulmanes?

      Yo creo que la “islamofobia” es tan respetable como la “cristianofobia”, siempre que haya una proporción entre la “fobia”, y el daño que produce aquello que se señala. Lo que pasa es que no le llamamos “cristianofobia” a señalar los casos de pederastia con sotana, pero sí le llamamos “islamofobia” a señalar el apedreamiento de homosexuales o adúlteras.

      Hay leyes que no se pueden escribir, porque queda muy feo. E indiscutiblemente hay muchos mahometanos tan laicos (y respetuosos con los demás, “civilizados”, etc) como se pueda desear. Pero también es indiscutible que hay una relación directa entre el número de inmigrantes musulmanes que tengas (o permitas), y los problemas que vas a padecer en el futuro. De que hagas algo al respecto, o no, depende cómo va a ser la sociedad mañana.

      En fin, perdón por el rollo.

      • Eclectikus 09:08 on 23/08/2014 Permalink | Reply

        Plaza…. Plaza, nada de gresca. Creo que lo que yo digo aquí es compatible con lo que dices, siempre que se haga un ajuste fino de los conceptos que procedo a describir:

        -- Concepto de (lo que sea)-fobia.- Estoy tratando este asunto como patología,según la RAE:

        2. f. Conjunto de síntomas de una enfermedad. U. t. en sent. fig. Patología social.

        Por tanto no considero las críticas más que justificadas al terrorismo, al proselitismo, a la cosificación de la mujer, a la pederastia, a la homofobia (otra patología de la familia ~fobia) o a la bestialidad de la sharía como una fobia, sino más bien como una obligación moral de occidente y una tarea prioritaria para cualquier ser humano sensato. El problema para mi (la ~fobia) empieza cuando estas taras de muchos países islámicos, cuyos primeros afectados son los propios musulmanes, se asigna por defecto a cualquier musulmán. Eso lleva en muchos casos, especialmente en la derecha, a pensar que todos los musulmanes son (dependiendo del estado de desarrollo de la judeofobia) machistas, medievales, proxenetas, homófobos, pederastas y en un último estadio, que todos son unos asesinos terroristas despiadados (y/o los apoyan sin fisuras). Y eso lleva irremediable a una injusticia que yo critico en éste artículo, y que dudo que deje de criticar.

        -- Concepto de islamismo.- Yo entiendo esta palabra cómo el anti-laicismo en esteroides como diría Lubos. El problema en estas discusiones es que no todos los países musulmanes son islamistas, e incluso entre los propios países islamistas hay clases. Desde luego no es lo mismo un Erdogan que no quiere ocultar su carácter musulmán (el carácter musulmán de Turquía me refiero), pero que no renuncia al “confort” occidental y que consecuentemente jamás instaurará la Sharía; a un mostrenco tipo Ahmadineyad que cuelga de una grúa a los homosexuales. Por tanto las críticas en esta dirección han de ser moduladas, y mi umbral está precisamente en la Sharía, un código legal medieval e inadmisible que se da en algunos países y emiratos árabes, pero que no se da en otros muchos (además de los países en los que no se aplicaba y pasó aplicarse tras `X´ revolución islamista).

        -- Concepto de yihad.- Entiendo la yihad como la implantación de la “ley islámica” por pelotas (Guerra Santa) en todos los países musulmanes primero, y en todo el mundo después. Delirante, impracticable, quimérico, y por tanto solo funcional en cuatro chalados repartidos por diferentes grupos criminales: IS, Hamás, Boko Haram, los chechenos del “Emirato del Cáucaso”… No creo que entre militantes directos y simpatizantes implicados superen las 100000 “personas”, que en un universo musulman de 1200 millones de personas, representa un porcentaje del ~0.01% (1 de cada 10000). Por tanto la generalización absurda de considerar a todo musulman como un yihadista potencial, es 2600 veces menos legítimo que considerar a todos los vascos etarras (Bildu sacó 273.138 votos en 2011, el 25,94%).

        Los matices e interacciones entre los tres conceptos anteriores lleva a diferentes tipos de confusiones. Muchos de mis amigos cristianos lo plantean como una carrera de religiones, a ver cuál es mejor, y por supuesto todos olvidan que hace poco más de cincuenta años, en la muy católica España franquista las mujeres necesitaban el permiso del marido o del padre para sacarse el carnet de conducir, o de que hace unos cuantos siglos los cristianos han torturado y quemado a judíos, musulmanes, “brujas” y otros herejes; por no hablar de los diferentes sátrapas que han ocupado el trono del Vaticano, algunos españoles por cierto. Quiero decir, qué el que esté libre de pecado que tire la primera piedra… Otras veces el asunto se plantea como a ver cuál religión es social y culturalmente mejor (y en este último caso estamos de acuerdo porque estoy en su mismo campo, el judeocristiano)… Pero es que no ese ese el debate que yo planteo.

        El caso es que llevo dos días debatiendo e intentando explicar mi postura, y creo que he fracasado miserablemente. Pero, joder, creo que no es tan difícil, esto es No Me Seas Progre, no pretendo hacer apología del multiculturalismo, ni recibir con pompones a todos los psicópatas musulmanes, como decía ayer a alguien en Twitter, que es un buen corolario a mi postura:

        una cosa es criticar la islamofobia (a mi juicio tan intolerable como la judeofobia y la cristanofobia), y otra cosa es apoyar la islamización de nuestra sociedad judeocristiana, y tragar con sus costumbres más cerriles en aras de la multiculturalidad. Son dos cosas muy distintas e independientes.

        • plazaeme 09:32 on 23/08/2014 Permalink

          Pero es que yo no reniego de mi condición de islamófobo. Patología social, mis cojones. Solo tienes que mirar su contrario. ¿Es una bendición social la islamófila? ¿De qué?

          Un compuesto químico que fuera hidrófilo, o hidrófobo, no mostraría ninguna “patología química”. Mostraría una afición (o rechazo) químicos. Pues mi falta de simpatía por el islam es lo mismo. No me gusta. No me gustan sus consecuencias. No “en sí” (no soy filósofo), sino lo observable, hoy. Conozco montones de matrimonios mixtos. De musulmanes de los menos “islamistas” que cabe. Que toman vino en la mesa, y cerdo, y toda la normalidad que puedas pensar. Y que pasan de Aláh tanto como yo de Jesús. Pero esos matrimonios acaban todos de muy mala manera, con la mujer sufriendo a pedal. En mi experiencia, todos. No sé si será extrapolable, pero me suena indicativo. Al menos, de algo en lo profundo que nos hace muy diferentes. Y en algunas cosas incompatibles.

          Si además es a huevo. Coge dos paises imaginarios, muy muy iguales en todo. Con una diferencia. Los dos crecen mucho, y necesitan inmigración. Van a llegar a un 30%. Pero uno la recibe de Mahomalandia, y el otro de otra Landia diferente. Sudamérica, ex repúblicas soviéticas, hinduistas, chinos, lo que quieras. ¿Te atereves a hacer una apuesta a que dentro de 30 años los países van a dejar de ser parecidos, y cuál de los dos se habrá separado más de lo que es ahora — y claramente para mal?

          Esa es, para mi, la clave de la cosa. Según todos los definidores de “islamofobia”, lo que estoy diciendo es islamofobia. También es realidad. Y me niego a pensar que la realidad sea una patología. 😉

        • Eclectikus 09:56 on 23/08/2014 Permalink

          ¿Entones tu postura es deportarlos a todos a sus países de origen, y en el interín tratarlos a patadas y/o encerrarlos en guetos? Lo dudo Plaza, a mi no me la das. Y eso son las burradas que yo leo a patadas estos días a lo largo y ancho de la red.

          Sobre lo de los matrimonios y su duración no tengo datos (aunque me temo que hoy se puede decir lo mismo de los matrimonios no-musulmanes: todos se divorcian tarde o temprano).

          Sobre la emigración estoy de acuerdo, ya lo he dicho, hay que legislar para que asuman las costumbres occidentales no al revés, para eso hay que eliminar la “corrección política” posmoderna de los gobiernos de occidente.

          Y de nuevo, entre criticar su cultura, mostrar tus preferencias por la tuya, o por la japonesa o la inuit, y odiar esa cultura y a las personas que las componen por el simple hecho de pertenecer a ella va un trecho muy grande, el que separa la simple opinión, de la fobia, sea xenofobia o islamofobia. Los clichés son peligrosos, por injustos, y ese es el problema que yo veo.

        • plazaeme 10:39 on 23/08/2014 Permalink

          No hombre, ¿odiar de qué? Pero si vivo entre asesinos, y no les odio. Lo que sí hago es criticar sin miramientos.

          Y no, ni tengo soluciones. Ni propongo guetos, ni expulsiones, ni nada. Pero sí diría las cosas con mucha más claridad. Las religiones hay que civilizarlas. Más, a las más proselitistas, a las que creen en “infieles”, porque son más peligrosas. Y hoy, estadísiticamente, el ejemplo clave es el islam.

          Hombre, se podrían hacer cosas de este tipo. Permitir clases de religión en las escuelas, sin problema. Pero entonces dar también clases de secularismo, con ateos decentes y nada “fóbicos” defendiendo lo suyo. Y por supuesto hablando en las escuelas de barrios musulmantes de los problemas del islam, lo mismo que en nuestras escuelas se pone a parir al cristianismo sin el menor rubor. Pero es imposible que atendamos un problema de fanatismo, sin atender nuestros propios fanatismos. Y si vamos hacia atrás en nuestros fanatismos (no religiosos), tú me dirás.

          Lo que se podría, tal vez, es aprovechar el problema islámico. A la gente le resulta fácil comprender que el islamismo (y en general el islam) es un problema. Y es fácil explicar que es un problema por ser un fanatismo. Y es fácil explicar, después de eso, que la “fanatismo-fobia” no solo no es una “patología social”, sino que es una “bendición social”. Y el siguiente paso es explicar que, por supuesto, el islam solo es un ejemplo de fanatismo, y ya generalizamos. El remate es mostrar que esa es precisamente la razón por la que nuestros fanáticos hablan de “islamofobia” ante cualquier crítica al islam. Las barbas del vecino. Fanáticos defendiéndose entre sí.

        • Eclectikus 11:02 on 23/08/2014 Permalink

          Pues entonces estamos esencialmente de acuerdo, ya me parecía a mi.

          Y me gusta la idea esa de “profesores de ateísmo”, mi opinión es que una asignatura como “Filosofía”, o “Historia del Pensamiento”, debería ser troncal durante todo el recorrido escolar antes de la universidad, focalizándose en diferentes áreas cada año: Religión, Ética, Racionalismo, Política… incluso en los últimos años, para la gente de letras que se escaquea de las Matemáticas, se explicara “Lógica” que al final es una especie de Matemáticas para humanistas, y que no les iba a venir nada mal.

        • plazaeme 11:05 on 23/08/2014 Permalink

          Pero si empezamos por el acuerdo, no es divertido. 😉

          Perdón, perdón.

      • Eclectikus 09:11 on 23/08/2014 Permalink | Reply

        A veces todo se explica más rápido con un chiste 😀 por ejemplo este:

    • JL Sardiñas 21:08 on 24/08/2014 Permalink | Reply

      Pues mientras cosas como esta no se vean de parte de los musulmanes (entiéndase reconocer sus propios problemas, criticarlos y burlarse de ellos) yo sí que seré islamófobo… entiéndase como una postura defensiva. Querrá verse o no, pero el mundo está en guerra, y la guerra lamentablemente NO la está ganando ni la cultura occidental ni el mundo libre, que entre otras cosas permite que nosotros nos enredemos a decir islamofobia sí o cristianofobia no, o judeofobia tal cual, o guetos sí, expulsión no y demás, mientras ellos directamente pasan a pegar tiros, a lapidar y a tomar las acciones de la guerra. En fin… lamentablemente soy demasiado retrógrado… lo siento mucho…

      • Eclectikus 22:10 on 24/08/2014 Permalink | Reply

        Por supuesto que estamos en guerra, pero no con “los musulmanes”, estamos en guerra con ciertos musulmanes que están chiflados y piensan que somos “infieles” nosotros y el 90% de sus correligionarios… Llevan las de perder, pero hacen mucho ruido, sangre en éste caso.

        • Preguntator 01:46 on 25/08/2014 Permalink

          En general estoy de acuerdo, a nivel teórico, con Eclectikus, pero sin meterme en el meollo del asunto, de momento, me gustaría hacer un par de comentarios:

          1) Creo que la visión de Erdogan es demasiado dulce y creo que falsa. Erdogan instauraría la Sharia si pudiese, pero como sabe que no puede, no lo hace. Es muy, muy listo, y sabe donde está, el país que gobierna, y las posibilidades que tiene. Los resultados de los planes de Erdogan para Turquía los veremos en 15 o 20 años. A diferencia de los islamistas egipcios, no tiene prisa.

          2) No hagas muchos esfuerzos para convencer a la gente, que creo que es inútil. Tratar de forma individualizada a las personas supone un esfuerzo de información y análisis que el 90 % de la gente no está dispuesta a hacer. Lo hacemos generalmente en nuestro círculo más íntimo, de familia y amigos, y con algo más de esfuerzo en un segundo círculo. Pero más alla, funcionamos con generalizaciones. Es más fácil y me atrevo a decir que más natural. Creo que es herencia animal y de nuestros antepasados humanos.

          Si una gacela huele o ve a un león, no se para a pensar si es joven o viejo, macho o hembra, está gordo o famélico, sale pitando. La evolución ha dotado a casi todos los animales de poderosas herramientas de generalización, y eso incluye a los humanos. Supongo que los Austrolopitecos, sus ascendientes y descendientes, compartían la característica de desconfiar de forma autómatica de cualquier extraño al grupo al que pertenecise. Y seguramente esa estrategia era muy eficaz en términos de supervivencia. Y eso lo tenemos grabado a fuego. Nuestra inteligencia nos permite, hasta cierto punto, suprimier esa característica, pero eso supone un esfuerzo que muy pocos esán dispuestos a hacer.

          Luego están los que generalizan para lo que les interesa, pero no para otras cosas. Por ejemplo, generalizan para opinar que los negros tienen menos renta o quejarse de que pese a ser el 12 % de la población son el 40 % de los presos en las cárceles. Pero si uno responde que son el 40 % de los presos porque pese a ser solo el 12 % de la población cometen el 40 % de los delitos, entonces es que soy un racista y hago generalizaciones.

          Yo estoy dispuesto a discutir cualquier asunto en base a comunidades / grupos o en base a individuos. Pero en base a uno solo de esos criterios.

        • JL Sardiñas 09:27 on 25/08/2014 Permalink

          Lamentablemente no llevan las de perder, porque el mundo occidental está zapatereando encabezado por el mulatito de la Casa Blanca (que recordemos se inauguró bajándose los pantalones delante del musulmaneo egipcio y soltando chorradas totalmente fuera de sentido como lo bien que se vivía en España cuando estaban aquí los moros) Para llevar las de perder lo primero que tienes que hacer es al menos soltar una galleta y eso no lo está haciendo nuestra sociedad… para colmo cuando alguno siquiera piensa en levantar el ala para dejarla caer con cierta fuerza y al menos hacer viento, enseguida salta la prensa progre hablando de racismo, islamofobia y todo lo que sigue… no, colega, estamos en guerra, pero lo único que estamos haciendo es poner los muertos (y el dinero) las hostias aquí las reparten los que siguen a Mahoma…

        • Eclectikus 09:28 on 25/08/2014 Permalink

          Puede que Erdogan sea una bestia parda, pero es una bestia parda contenida y por tanto controlable. Me cuesta mostrar simpatía por esta gente, pero quizá sean una pieza necesaria para evitar una deriva integrista de países que parecen haberla superado como Turquía. Podríamos decir algo parecido de Marruecos y Mohammed VI, con Marzouki en Túnez, o con Jordania y Abdalá II.

          Estoy de acuerdo en lo que dices de los porcentajes, y sobre la distinción entre hablar de comunidades y de individuos…. de hecho la esencia de esta entrada está en discriminar a las personas de los grupos a los que presuntamente pertenecen por religión.

        • Eclectikus 10:38 on 25/08/2014 Permalink

          Sardiñas, creo que vamos ganando porque son cuatro gatos y están zumbados… puede que la propaganda, y salvajadas como las últimas de IS provoquen un `efecto lupa´… pero que coño, no podrán con el occidente actual, no a base de asesinatos (por muy horripilantes que sean) o atentados indiscriminados. Hace falta algo mucho más consistente (ejército, territorios, tecnología…) que ni tienen hoy, ni esperanza de tenerlo mañana… ¡No pasará! 😉

        • JL Sardiñas 15:36 on 25/08/2014 Permalink

          Parafraseando al rabino: “…. grande es tu fe.” quitando lo de mujer, claro, el respeto por encima de todo. Pero con mirar un poco por ahí te das cuenta que Occidente como cultura se está suicidando en todos los aspectos. Esta gente no va a ganar a base de asesinatos como bien dices: va a ganar a base de desidia y penetración por lo bajinis… Sal a la calle y mira cuán penetrada por el islam está nuestra cultura, que no solo se avergüenza de su pasado sino que encima loa al pasado musulmán (los grandes aportes de los musulmanes a la cultura y demás… mira los libros de texto que nosotros mismos le hacemos estudiar a nuestros hijos, nuestros cada vez menos hijos) No amigo…. lamentablemente no estamos ganando, y lo peor de todo es que mucha gente brillante no se da cuenta. Repito el inicio de mi comentario, pero formulado de otra manera: “… ojalá me equivoque, tengas tú razón y lo comentemos algún día con su correspondiente ¿ves como estabas equivocado?” Soy muy pesimista con el mundo occidental actual, hundido en la desidia por el progrerío que tanto queremos combatir y que nos inunda por todas partes. Ganamos alguna batalla, pero no vamos ganando la guerra 🙁

        • Eclectikus 16:16 on 25/08/2014 Permalink

          Pero el asunto de estos fanáticos es otra batalla, tu hablas de la batalla de la ecologitis, la multiculturalitis, la feminitis… y todas las “itis” impuestas por la corrección política… La zona común es la que permite que en occidente se permitan hábitos intolerables del fanatismo religioso, no siempre de origen estrictamente musulmán (la ablación por ejemplo es anterior al Islam), o costumbres incompatibles con occidente (el machismo medieval o el burka, por ejemplo)… y ahí mi tolerancia es cero… Mi tolerancia se circunscribe a todas las personas que asuman las normas fundamentales de nuestra civilización, y mano dura a los demás, empezando por IS y por todos los apologetas del fundamentalismo islámico… a estos… a patadas con ellos. Digamos que yo promuevo una tolerancia condicional, no el “ellos-son-asín / es-su-kultura” que promueven los progres.

    • Russell 08:04 on 25/08/2014 Permalink | Reply

      Yo, por ejemplo, me considero tiranófobo. ¿Odio a los tiranos? No, odio a las tiranías, los tiranos en el fondo me dan pena. Todos ellos, tarde o temprano, han de responder ante alguien superior. De la misma manera me considero islamófobo. Me parece que es un sistema de creencias que ampara la violencia (las suras que justifican la violencia contra distintos colectivos son muy numerosas), la mentira (se acepta y se fomenta siempre y cuanto conduzca a la perdición de los no creyentes), la pederastia (el matrimonio con niñas está generalizado) esclavitud (de la de verdad, no de la metafórica), desprecio a la mujer y alguna otra cosilla más.

      Hablas de un 90% de los musulmanes que son odiados de los yihadistas, pero lo único que se ve es un 100% de los musulmanes que guarda silencio ante los yihadistas.

      Por cierto, la definición que das de yihad no es la que viene en el corán.

      • Eclectikus 10:24 on 25/08/2014 Permalink | Reply

        Ese argumento (sobre el Corán) se puede utilizar sobre la Biblia, no hay más que echar un ojo al Deuteronomio. El ateísmo organizado tiene montones de páginas explicando su carácter esencialmente criminal, y justificando asesinatos, esclavitud y violaciones.

        No voy a comparar el cristianismo actual con el Corán actual, pero hay que recordar que algunas sectas cristianas proclaman (todavía hoy) la literalidad de la Biblia, y que si miramos en la historia del cristianismo veremos que en su nombre se han quemado judíos, musulmanes, brujas y probablemente miles de personas inocentes que “no gustaban” a la jerarquía eclesial. Por tanto no se puede descartar que sea un asunto de `tempos´ más que de esencia de la propia religión.

        El hecho de que no haya unas protestas generalizadas de “los musulmanes” puede tener varias explicaciones. La primera es no hay un “los musulmanes”, aparte de las diferentes ramas del propio Islam, especialmente suníes y chiíes, están las muy diferentes procedencias de los musulmanes (a menudo irreconciliables o sin conexión entre ellas): marroquíes, mauritanos, argelinos, libios, egipcios, sirios, jordanos, saudíes, pakistaníes… En este sentido creo que hay un desapego total al concepto de “grupo”, de la misma manera que un español (católico) no se siente para nada identificado con un testigo de Jehová de Brooklyn.

        También está el miedo, que no debe ser un factor baladí. Se que no es lo mismo, pero recordemos el silencio en el País Vasco ante los atentados de ETA durante muchos años. Hay que añadir a esto que IS tiene muchos seguidores, jóvenes perfectamente `occidentalizados´ en Europa (he leído cifras hasta del 20%), que jamás se van a manifestar en contra de estas salvajadas y menos cuando afectan a norteamericanos (o a judíos, claro). Creo que es un efecto parecido a `Podemos´, que promueve un sistema político contrastadamente criminal, el Comunismo, y que obtiene ya porcentajes de apoyo cercanos del 20%. Estoy convencido que en ese porcentaje la distribución de fanáticos, despistados y caraduras es muy similar (~ 30% -- 60% y 10%)…

        No, esa no es la definición de la yihad que viene en el Corán, es la definición que yo percibo que tienen los musulmanes de la yihad, y que la inmensa mayoría de los musulmanes no asume. Es por tanto opinión, y puede estar equivocada, solo se basa en mi experiencia personal, por tanto sesgada y sin rigor real… Como todo lo que he dicho en esta entrada, es mi opinión, y los riesgos que yo veo en una actitud muy general (especialmente después de los shows macabros y criminales de IS) como es considerar que los musulmanes, por el hecho de serlo, simpatizan, apoyan o pertenecen a grupos de psicópatas integristas islámicos.

        • Russell 11:58 on 25/08/2014 Permalink

          “Ese argumento (sobre el Corán) se puede utilizar sobre la Biblia, no hay más que echar un ojo al Deuteronomio. El ateísmo organizado tiene montones de páginas explicando su carácter esencialmente criminal, y justificando asesinatos, esclavitud y violaciones.”

          Hay una diferencia notable. Aun siendo un libro revelado, el Antiguo Testamento no es la obra de un único autor, ni siguiera una obra escrita en un periodo temporal limitado (el Corán, teóricamente sí lo es). Debes diferenciar entre libros, de manera que las exigencias morales son cada vez mayores y se pasa: del rechazo violento a otros cultos con unas normas básicas de conducta (Deuteronomio) a otras exigencias mucho mayores (Nuevo Textamento).

          “No voy a comparar el cristianismo actual con el Corán actual, pero hay que recordar que algunas sectas cristianas proclaman (todavía hoy) la literalidad de la Biblia…”

          La clave está en lo de sectas cristianas: ¿me estás diciendo que porque hay algunos grupos minoritarios dentro del cristianismo que predican la literalidad de la biblia, eso es comparable con la postura del Islam que se basa en la literalidad del Corán?

          “, y que si miramos en la historia del cristianismo veremos que en su nombre se han quemado judíos, musulmanes, brujas y probablemente miles de personas inocentes que “no gustaban” a la jerarquía eclesial. Por tanto no se puede descartar que sea un asunto de `tempos´ más que de esencia de la propia religión.”

          Aun rechinándome la mezcla que haces (en muchos casos se usó desde autoridades políticas la religión como excusa), acepto tu argumento de los tempos y te lanzo una pregunta ¿Ha avanzado en algún aspecto el islam desde el siglo VII? ¿Hay algo en la propia naturaleza del Islam que indique que pueda cambiar?

          “El hecho de que no haya unas protestas generalizadas de “los musulmanes” puede tener varias explicaciones. La primera es no hay un “los musulmanes”, aparte de las diferentes ramas del propio Islam, especialmente suníes y chiíes, están las muy diferentes procedencias de los musulmanes (a menudo irreconciliables o sin conexión entre ellas): marroquíes, mauritanos, argelinos, libios, egipcios, sirios, jordanos, saudíes, pakistaníes… En este sentido creo que hay un desapego total al concepto de “grupo”, de la misma manera que un español (católico) no se siente para nada identificado con un testigo de Jehová de Brooklyn.”

          En Occidente en los últimos años se han visto protestas por la persecución de los tibetanos y de los monjes budistas en China, en contra del “tratamiento” de los musulmanes palestinos por parte de Israel, en contra de la Islamofobia… ¿cuántas manifestaciones se han dado contra la persecución de los cristianos y de los yazidíes en estados como Jordania, Turquía, Marruecos o los Emiratos Árabes? ¿Cuántas hubo por los atentados del 11-S? Se aceptó la conexión islámica del 11-M, ¿hubo protestas? Cierto es que puede haber un cierto desapego entre colectivos, pero eso no implica que no surjan acciones espontáneas de apoyo. Si los testigos de Jehová de Brooklyn comenzasen a ser perseguidos por sus creencias por otro grupo hostil, seguramente habría protestas en EEUU y en Europa Occidental de apoyo a los testigos de Jehová de Brooklyn.

          “También está el miedo, que no debe ser un factor baladí. Se que no es lo mismo, pero recordemos el silencio en el País Vasco ante los atentados de ETA durante muchos años. Hay que añadir a esto que IS tiene muchos seguidores, jóvenes perfectamente `occidentalizados´ en Europa (he leído cifras hasta del 20%), que jamás se van a manifestar en contra de estas salvajadas y menos cuando afectan a norteamericanos (o a judíos, claro). Creo que es un efecto parecido a `Podemos´, que promueve un sistema político contrastadamente criminal, el Comunismo, y que obtiene ya porcentajes de apoyo cercanos del 20%. Estoy convencido que en ese porcentaje la distribución de fanáticos, despistados y caraduras es muy similar (~ 30% — 60% y 10%)…”

          Miedo que no impedía que se alzase alguna voz, que no hubiese manifestaciones más o menos tímidas. En cualquier caso me estás diciendo que hay en el mundo más de mil millones de personas que viven bajo un sistema religioso-político que está secuestrado por una minoría de violentos, que ninguna autoridad de ese sistema religioso-político está condenando ni la violencia ni ese control y que la culpa no la tiene ese sistema religioso-político.

          “No, esa no es la definición de la yihad que viene en el Corán, es la definición que yo percibo que tienen los musulmanes de la yihad, y que la inmensa mayoría de los musulmanes no asume. Es por tanto opinión, y puede estar equivocada, solo se basa en mi experiencia personal, por tanto sesgada y sin rigor real… Como todo lo que he dicho en esta entrada, es mi opinión, y los riesgos que yo veo en una actitud muy general (especialmente después de los shows macabros y criminales de IS) como es considerar que los musulmanes, por el hecho de serlo, simpatizan, apoyan o pertenecen a grupos de psicópatas integristas islámicos.”

          LEí una vez un editorial de Amin Maaluf (árabe y cristiano) muy bueno en el que analizaba cual es el problema del Islam y una de sus ideas venía a ser que el problema del Islam es que carece de una figura como la del Papado y del Magisterio de la Iglesia. Cuaquier cambio social es analizado a la luz de las escrituras y de la tradición, si es compatible el cambio puede ser aceptado. Si no lo es, es rechazado. Pero una vez se acepta un cambio no hay vuelta atrás. De esa manera se preserva lo esencial del mensaje, pero se avanza en ciertos aspectos con la sociedad (así se abandonó la interpretación literal de la Biblia, su validez en cuanto a la interpretación de hechos científicos, se aceptó la democracia y la separación estado-religión…). El Islam no tiene eso y la única manera que tiene de asegurarse de que el mensaje no se adultera es que la interpretación es única y literal: el mensaje no puede cambiar con el tiempo. La definición que te dará cualquier autoridad religiosa musulmana de la yihad es única.

        • Eclectikus 13:05 on 25/08/2014 Permalink

          Russell, ese salto cualitativo entre el antiguo y el nuevo testamento se produjo hace dos milenios. Con todo y con eso la inquisición ha estado activa hasta hace bien poco… y mientras tanto hemos tenido cruzadas, papados sátrapas, quema y/o asesinato y/o deportación de musulmanes y judíos, y más recientemente casos sonados de contactos con la mafia y pederastia.

          Hay sectas muy peligrosas y destructivas en el cristianismo, especialmente en América, la primera que me viene a la cabeza es los Testigos de Jehová, que por ejemplo prohíben explícitamente las transfusiones de sangre… De todas maneras el punto de mi artículo es que esto no es una “competición de religiones”, la opinión que he querido transmitir es que es injusto asociar una minoría fanática de los musulmanes (un parte de los salafistas, que son una parte de los sunís, que son una parte del Islam) con todos los musulmanes. Que el cristianismo está más secularizado es algo que no voy a discutir porque estoy de acuerdo, pero que esa secularización se está produciendo también en el Islam por mucho que no se vea (¿quién lee artículos en árabe?), al menos esa es la impresión que yo tengo.

          ¿Ha avanzado en algún aspecto el islam desde el siglo VII? ¿Hay algo en la propia naturaleza del Islam que indique que pueda cambiar? Mi opinión es que sí, aunque estos cambios van lentos y son difíciles de detectar si no te mueves por los países musulmanes… En la época de nuestros padres, nuestras madres tenían que pedir permiso a su marido (o a su padre o a su hermano) para sacarse el carné de conducir… y mira ahora. Yo creo que la globalización es imparable, las personas no son inmunes a ellas, y las religiones no son inmunes a las personas… al final el Islam podrá cambiar o no cambiar, es irrelevante, la lectura que las personas hacen del Islam si cambiará (ya ha cambiado de hecho), y eso es lo relevante.

          En Occidente se han visto todo tipo de manifestaciones porque en Occidente hay de todo, desde cadenas humanas para “liberar” Cataluña, hasta concentraciones para “salvar” las ballenas o el oso polar, pasando por todo tipo de imbecilidades que se nos puedan ocurrir. Pero nada homogéneo, más bien hay tortas entre grupos. Las movilizaciones más importantes que puedo recordar ahora mismo son las de la izquierda paleta de la mano de los católicos (o un buen porcentaje de ellos) en contra de la guerra de Iraq, o más recientemente a la misma izquierda paleta, de la mano de nazis, fundamentalistas y los católicos más alcanforados para llamar genocidas a los israelís por defenderse del terrorismo de Hamás… Un mundo complejo, y esa misma complejidad implica el ser selectivo a la hora de definir quiénes son nuestros enemigos, quienes son víctimas de ellos, y quienes son simples pardillos alelados por la propaganda.

          Hay mucha gente que vive bajo el terror, o bajo sistemas políticos fallidos cuando no criminales. No digo que una buena parte del Islam no se haya estancado en sistemas feudales y totalitarios, lo que digo es que las personas que sufren esos regímenes no son necesaria y mayoritariamente miembros o simpatizantes de IS, y que por tanto es injusto endilgarles esa etiqueta por el simple hecho de que respeten el Ramadán. Es decir, intento desligar “religión” de “persona”, y “mal uso de la religión” de “correligionario”, y lo que dice un libro, de lo que la gente normal interpreta cuando usa el libro o comulga con una religión. No desligo del todo religión de política, porque es sabido que sus influencias e interconexiones se han producido siempre y se siguen produciendo (en todas las religiones), pero intento no utilizar ese hecho para clasificar a las personas individualmente, para mi el concepto de `persona´ es superior y diferente al de su raza, religión, sexo o equipo de fútbol… Quizá sea una de esas cicatrices progres que llevamos todos los que alguna vez fuimos progres (como la que lleva Vargas Llosa con su lustrosa judeofobia), pero el caso es que no puedo remediar ver a las personas independientemente de sus característica (para mi) secundarias… En todo caso es una carga que se lleva bien, y me ha permitido viajar sin problemas por muchos países y mezclarme con la gente.

          Bueno el ejemplo del papado vale para el catolicismo, muy relevante dentro del cristianismo, pero ni único, ni principal entre los otros protagonistas de los últimos sainetes (USA y UK). Y a partir de ahí, el objetivo es que una `autoridad religiosa´ esté al mismo nivel que una autoridad `yoga´ en lo referente a influencia política: ninguna. Nosotros estamos más cerca del objetivo que los musulmanes, bien, pero eso no nos hace `superiores´, ni tampoco implica que nos podamos comportar como IS y liarnos a cortar cuellos y a asesinar/deportar musulmanes por el hecho de serlo… sería convertirnos en ellos, que al final es lo que buscan.

    • Russell 08:08 on 25/08/2014 Permalink | Reply

      Una cosa más, el punto 1 del informe sobre el racismo que mencionas (1.La creencia de que el islam es un bloque monolítico, estático y refractario al cambio.) lo cumplen los propios musulmanes, para ellos el islam se le dio a través de Mahoma en un momento dado como algo perfecto que no puede ser tocado ni modificado.

      • Eclectikus 10:32 on 25/08/2014 Permalink | Reply

        Peor que eso, puede ser tocado, y de hecho se asume que fue tocado, pero siempre la última edición es la buena. Según parece las suras más combativas fueron retocadas en la época en la que el Islam tenía que combatir más. Pero vamos, que sigo pensando que la inmensa mayoría de los musulmanes, son malos musulmanes, que la secularización también ha llegado al Islam, y que un creciente número de personas utilizan la religión como poco más que un marco de costumbres y poco más… vamos, que hacen trampas cuando Alá no mira (como las hacen los cristianos y los judíos).

        • Russell 12:30 on 25/08/2014 Permalink

          Eso no te lo aceptará un musulmán jamás… aunque lo hagan.

        • Eclectikus 13:28 on 25/08/2014 Permalink

          ¿Ser malos musulmanes? Más bien al revés, todos los que he conocido yo les importaba Alá entre 0 y 5 sobre 10, con la moda en 2… más o menos la misma distribución que en judíos y cristianos… por supuesto no tiene valor estadístico, pero quizá ilustre por qué pienso como pienso.

    • Alexandre Xavier Casanova Domingo 20:35 on 25/08/2014 Permalink | Reply

      Hola, Eclektikus.
      Mi mensaje de hoy será corto y consistente, fundamentalmente, en citas.
      Las primeras citas son tuyas, como “La islamofobia no es la solución al integrismo.” y toda la entrada del blogue tras este título tuyo. Añades en otros sitios que “Gustavo Bueno es muy interesante, como casi todos los filósofos.”.
      La última cita es del propio Gustavo Bueno.
      “Ninguna otra religión del libro, y particularmente el Islam, puede ofrecer una relación de figuras de primera línea que fueron decisivas en las revoluciones de la ciencia moderna y actual, sin dejar de ser cristianas, más aún, siendo cristianas, y por serlo (después de la muerte de Averroes ningún científico o filósofo de primera línea puede citarse en el Islam).”.
      Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).

      • Eclectikus 21:36 on 25/08/2014 Permalink | Reply

        Bueno, entiendo que Gustavo Bueno se refiere a la instauración y desarrollo del Método Científico y la Ciencia Clásica llevada a cabo por cristianos (Galileo, Newton, Euler, Maxwell, etc…). Pero si hablamos de lo que hoy llamamos Ciencia Moderna (la desarrollada en el siglo XX), sería injusto olvidarnos de sus fundamentos judíos: la Teoría de la Relatividad (Albert Einstein) y la Mecánica Cuántica (el propio Einstein, Niels Bohr, Wolfgang Pauli, Max Born…); y judeocristianos ateo-agnósticos Schrödinger, Dirac, Eugene Wigner, Feynman, y muchísimos otros… Los segundos no hubieran existido sin el trabajo de los primeros, que tampoco hubieran existido sin el trabajo de griegos y musulmanes (y hoy no se comen nada ni unos ni otros). Así que hay que poner todo en perspectiva, para tener una visión global de la realidad.

        • Preguntator 00:59 on 26/08/2014 Permalink

          Me temo que no valoras correctamente el peligro militar de los islamistas. La brecha tecnológica de la que hablas se ha reducido de forma drástica. Es enorme en términos de aviones de combate, helicópteros, drones, barcos y demás, pero inexistente en cuanto a armamento ligero, y en algunos casos incluso podríamos estar por detrás. Aunque sean pocos, son fanáticos dispuestos a todo y están muy bien armados. Unos pocos miles de yihadistas estuvieron a punto de tomar un país de 14 millones de habitantes (Mali), y si no es por la intervención francesa seguramente lo hubieran hecho.

          Si mañana desembarcan en una ciudad del sur de España 200 o 300 yihadistas bien armados, la toman sin problemas. Con ametralladoras pesadas, lanzacohetes de última generación y las armas más modernas se comen a la policía en dos horas, y si hay cuartel militar, en unas pocas horas más. ¿O van a hacerles frente unos cuantos soldados mal entrenados y peor armados? Me temo incluso que no tengan ni siquiera munición suficiente para hacerles frente unas horas.

          Vale, que después vienen las tropas más entrenadas, y la Legión y los aviones y los helicópteros. Pero, ¿cuantos muertos costaría recuperar la ciudad?. Todavía no se les ha ocurrido, pero algún día lo harán. Y de hacerlo, el sur de España es uno de los sitios más probables.

        • Eclectikus 09:26 on 26/08/2014 Permalink

          Si, el fanatismo y su desprecio por la vida (empezando por la suya misma) es su gran fuerza, los hace impredecibles y con una capacidad de crear terror nunca vista. Pero no creo que eso sea suficiente para ganar una guerra global, o para invadir un país como España. Mi impresión es que si nos dejáramos de zarandajas occidente acababa con el IS en una semana, sin hacer prisioneros, y sin excesivos miramientos éticos… Eso no acabaría con el fanatismo islámico, pero si se mantiene la estrategia y se aplica a las siguientes reencarnaciones de grupos de canallas de este tipo, su declive estaría garantizado. Todos ganaríamos, pero especialmente ganarían los musulmanes.

    • Heber Rizzo 19:56 on 01/09/2014 Permalink | Reply

      Por puntos:

      1) No es monolítico, ciertamente. Pero por sus propias raíces es estático y refractario al cambio. Su sometimiento (islam) a la palabra del profeta impide cualquier discusión o interpretación a las frases sagradas. Si hay alguna contradicción entre ellas, la más reciente (según sus parámetros) es la válida.

      2) No es diferente a otras religiones monoteístas, poseedoras de la verdad revelada, sagrada y definitiva. Sin embargo, la laxitud del cristianismo permitió el Renacimiento, algo impensable en el contexto islámico.

      3) No hay duda de que es sexista y contrario en general a todos los avances en el respeto a los derechos individuales que ha alcanzado Occidente. No es una consideración, sino un desapasionado análisis tanto de su libro sagrado como de sus acciones cotidianas.

      4) Es el objetivo señalado de sus textos sagrados y de la aplicación de esas doctrinas. La lectura del corán basta para verlo. Por ser yo ateo, por ejemplo, no solamente puedo sino que debo ser asesinado por la espalda; es la obligación de un verdadero creyente, por más pacífico y tolerante que yo pueda ser.

      5) Así es. Es obligación del creyente imponer su dominio político-militar en toda la extensión posible, por medio de la violencia si es necesario. Sus leyes internas son las impuestas por su religión, y no pueden discutirse ni dejarse de cumplir.

      6) Nunca he sabido que algún musulmán admitiera abiertamente su rechazo a las atrocidades realizadas por sus fundamentalistas, mientras que critican precisamente cualquier opinión en contrario a ellas. No reconocen los derechos de los demás a disentir, y se molestan por esa disensión.

      7) No creo que haya que establecer políticas de discriminación hacia ellos, pero tampoco aceptar que ellos nos discriminen y rechacen nuestras normas y nuestras leyes en nuestros propios países. En ese caso, los que se discriminan son ellos, por no asimilarse a nuestra sociedad, mientras que persiguen y castigan a quienes se atrevan a no respetar las suyas en sus países. Asimismo, la falta de autocrítica y el continuo apoyo que prestan a sus fundamentalistas hace que deban ser mirados con cuidado y hasta con cierto recelo. La confianza inicial que todos podemos tener se ha visto castigada por sus propias actitudes.

      8) Por lo anterior, no debe haber hostilidad manifiesta, pero sí precaución. Es lamentable, pero ellos mismos se lo han ganado.

      • Eclectikus 20:21 on 01/09/2014 Permalink | Reply

        Respondo a tus puntos Heber:

        1), 2) y 3) es aplicable a todas las religiones abrahámicas, por ejemplo el Islam fue un imperio culto y mucho más desarrollado que occidente durante muchos siglos, y no hay más que que retroceder unas pocas décadas para ver que en la católica España las mujeres necesitaban el permiso del marido (o del padre) para sacarse el carnet de conducir (algo que no ocurre hoy en Marruecos, Túnez, Turquía…). Y el nepotismo de la Iglesia Católica (recordemos a los Borgia) y las carnicerías de los cristianos contra árabes, judíos, ateos “pecadores” y brujas está más que documentado históricamente… No hay que perder de vista el retrovisor histórico… el que esté libre de pecado que tire la primera piedra 😉

        4) y 5) esa es la versión fundamentalista (el wahhabismo sunní, una secta relativamente reciente, s.XVIII) del Islam, asociar esa lectura patológica de un libro a 1200 millones de musulmanes es precisamente lo que yo critico en este artículo.

        6) A mi me pasa al revés, nunca he conocido a un solo musulman, y he conocido un montón de ellos (soy saharaui y he viajado por curro o por placer a Marruecos, Túnez, Libia, Egipto, Jordania e Israel) que justifique el integrismo, ni siquiera el de Hamás… De hecho he conocido a muy pocos a los que les importe Alá más que a mi Jesucristo (o sea, nada, o solo en aspectos culturales no religiosos).

        7) y 8) Totalmente de acuerdo.

        • Preguntator 21:39 on 17/01/2015 Permalink

          A ver si haces una entrada con tu opinión sobre los tiempos post-CharlieHebdo. Aunque no esté de acuerdo contigo en todo, hacen falta opiniones razonadas que hagan frente a dos discursos falsos y dañinos:

          1) El racista idiota, en ocasioens pseudonazi, que analiza el tema desde presupuestos simplones y falsos. Por ejemplo, ligando el terrorismo islamista a la inmigración, cuando los terroristas no son inimigrantes.

          2) El progre-suicida, de una estulticia que asusta. Ejemplo, los dibujantes de la revista quejándose de tener el apoyo de católicos o derechistas. Otro, los análisis que desligan los crímenes del Islam y lo relacionan con “la pobreza” o tonterías similares.

          Es casi imposible leer opinines razonadas y sensatas. Dale.

    • Heber Rizzo 20:41 on 01/09/2014 Permalink | Reply

      De acuerdo con que todas las religiones monoteístas son iguales. Ya lo expresé así. Lo que las diferencia es el Renacimiento que pudo tener lugar en el cristianismo (y no porque el cristianismo fuera bueno, ni sus dirigentes, sino por cuestiones filosóficas intrínsecas a esa religión que dieron cabida involuntaria a los disensos) y a la falta de intención del judaísmo de atraer nuevos creyentes.

      La lectura del corán es patológica porque el islamismo así lo impone. O se lo acepta o se lo rechaza en su totalidad, no puede haber términos medios. Y los que lo rechazan, incluso parcialmente (que puede haber muchos) no lo dicen en voz alta. No hay Renacimiento.

      Mi opinión más concisa: el problema del integrismo se solucionará cuando los integristas sean, se reconozcan y se sientan minoría. Mientras tanto, hay que mantenerse con la guardia en alto.

  • Eclectikus 22:45 on 11/07/2014 Permalink | Reply
    Tags: , , , , yihad   

    Hamás y la izquierda medieval. 

    El último sainete de Oriente Medio ha seguido los mismos parámetros habituales de este conflicto, en el que tantos confunden los roles de buenos, malos, listos y tontos. Tras la aparición de los cadáveres de los tres chavalines judíos secuestrados (en realidad fueron asesinados el mismo día) a mediados de junio, y la intensificación del lanzamiento de “cohetes” desde la franja de Gaza -noticias que pasaron de puntillas en el main stream ibérico-, el “alborozo” en los medios empezó con el desgraciado episodio intercalado del linchamiento de uno de los asesinos por un grupo de extremistas judíos (ya detenidos por la policía israelí, algo también obviado por la prensa española), y especialmente tras el lanzamiento por Israel de la operación “Margen Protector“.

    Y a partir de ahí lo de siempre, Hamás que sabe que en occidente cuentan con una legión de tontos útiles que se comen lo que les echen, ponen la maquinaria de Palywood a mezclar imágenes reales con recortes de otros conflictos islámicos -tienen donde elegir, sin duda- como denuncia la propia BBC, y a pretender que los pilotos israelíes son tuertos y que tras 500 bombardeos con la “intención de matar civiles” solo han sido capaces de cazar del orden de 50 (h/t Barcepundit/Slate).

    Israel vs. Hamas

    Pero no me quería extender con este episodio concreto, más bien quería compartir un par de cosas que ya he publicado en FB y Twitter, y que creo que merecen ser compartidas con los pocos pero selectos lectores de NMSP. Y a eso vamos.

    Una bloguera judía y española (creo) ha publicado un interesante artículo que es una buena recopilación sobre el judaísmo, el sionismo, la historia de Israel, el conflicto actual con Hamás, y la vergonzante actitud de occidente en general y de la izquierda española en particular. Creo que es un resumen muy completo y toca todos los temas básicos que raramente son conocidos por el rebaño patrio. Recomiendo su lectura reposada: “Conflicto Palestino para Dummies“, y me he tomado la libertad de reproducir aquí un fragmento que me parece especialmente indicado para NMSP:

    No te culpo por ser un ignorante, te culpo por apoyar una causa que no conoces, por condenar a un país democrático frente a una dictadura medieval. Te culpo por llevar un estandarte que no entiendes. Si vas a manifestaciones en pro de Palestina en la que muchas veces he visto carteles que ponen “Ahora todos somos Hamas”, te cuento, que si ese cartel dijera la verdad pondría: “Ahora todos somos terroristas medievales y genocidas que tenemos como objetivo matar a los judíos, eliminar Israel y declarar la sharía en todo el planeta”. Y a todos los que lleváis el keffiyeh palestino, ese que pretendéis que os haga defensores instantáneos de los derechos humanos, o que os ponéis porque os parece una buena alternativa a la bufanda del Real Madrid enteraos que ese pañuelo de cuadritos es uno de los símbolos del Hamas, que es parte oficial del uniforme de un partido político que en su charter pone “Asaltar y matar”, ese pañuelo es el mismo que en 1938 fue impuesto como prenda obligatoria en la región por Al-Husseini bajo la pena de apaleamiento a muerte, por el mismo señor que fundó las bases ideológicas del movimiento actual antijudío, así que ese pañuelo no te hace defensor de libertades, te hace cómplice de un movimiento que viola todos y cada uno de los derechos humanos, te hace más palestino y más antijudío que Yasser Arafat, y mejor será que reconsideres tu vestuario, o ¿por qué no? tu filosofía de vida.

    .

    Ser un español, no haber estado en Israel, difícilmente saber ponerlo en un mapa, no saber inglés para leer prensa extranjera, es difícil que una persona con estas características pueda decir algo coherente sobre un conflicto en un país del que no sabe nada. Para que te hagas una idea es como si a tu padre o a tu hermano lo hubiesen matado en 1987 en el atentado de Hipercor y ves a unos ecuatorianos en Ecuador con una chapela en la cabeza y con un cartel que pone “Todos somos ETA” cada vez que el gobierno español hace todo lo posible por detener los atentados. Esto es lo que ocurre cuando tú sales a la calle con un keffiyeh (pañuelo de cuadritos palestinos del HAMAS) la gente que sí entiende el conflicto y los que lo sufren cada día te ven y sienten una mezcla entre lástima, risa, y asco.

    Y por otro lado resulta muy ilustrativo este vídeo sobre una capitana árabe cristiana del ejército israelí. Un mestizaje bastante habitual en Israel y que los cómplices ibéricos de Hamás no saben ni que existen. Podréis (deberíais) comprobar que la discriminación que sufre como mujer, como árabe o como cristiana es directamente cero… y por eso estas cosas no se muestran en los medios de progreso, que en términos de judeofobia son prácticamente todos. Evidentemente el progreso para esta gentuza es el islamismo medieval, el indigenismo, las religiones precolombinas y adoradoras de la Pachamama, y los diversos sabores del totalitarismo supervivientes del siglo XXI (comunismo, chavismo y otros fascismos de izquierda). Y se llaman progresistas los caraduras.

     
    • plazaeme 11:01 on 13/07/2014 Permalink | Reply

      Este nada selecto lector agradece el detalle. De FB no leo nada, o casi. Y en TW, o hago una limpia, o tengo el TL demasiado lleno, y pierdo muchas cosas.

      El dibujo, del que conocía otras versiones, me parece un mensaje perfecto. Y sin embargo es casi seguro que resulta perfectamente inútil. Cosa que debería de hacernos pensar sobre nuestra forma de “pensar”. Donde “nosotros” se refiere a los humanos, sin señalar.

      Iba a comentar este artículo en la plaza, y a dedicártelo, pero no sé cuándo será. O si será. Así que aprovecho esta entrada. Yo creo que tiene mucho que ver con ese dibujo, aparte de con otro tema al que le damos cancha tú y yo habitualmente. Para estupor de progresía.

      The Neural Correlates of Religious and Nonreligious Belief

      • plazaeme 11:04 on 13/07/2014 Permalink | Reply

        Perdón. “Aprovecho esta entrada”, quiere decir aprovecho esta entrada para señalarlo, se entiende.

      • Eclectikus 11:13 on 13/07/2014 Permalink | Reply

        ¡Gracias Plaza! Tiene muy buena pinta, lo guardo para la lectura de después de comer… igual hago una entrada en SiB, que también les llama mucho la atención que se pueda ser ateo y no denigrar a los creyentes por el hecho de serlo, o incluso sugerir que muchos ateos (los fundamentalistas) son más sectarios que los religiosos (con la salvedad de que el sectarismo es legítimo y consustancial con la religión, pero no debería serlo con el ateísmo si este pretende ser racional).

        El dibujo es una editorial completa sobre el asunto, lástima que sean refractarios a la realidad… a pesar de que el acceso a ésta es cada vez más sencillo y directo.

    • Preguntator 00:29 on 05/08/2014 Permalink | Reply

      Hoy estaba en el gimnasio y mientras echaba el bofe en la cinta de correr me puse a mirar una de las teles que ponen, sin el sonido. Estaban dando un telediario, de no se que cadena, y el reportaje que pusieron sobre el tema de Gaza duró como dos minutos. Eran imágenes y se supone que había una voz de fondo narrando algo, pero no escuchar nada me sirvió para darme cuenta de la colosal manipulación que estaba presenciando.

      Aproximadamente 1:15 del reportaje eran imágenes de palestinos y la destrucción de casas de palestinos. Salieron los típicos niños llorando, o los padres corriendo con sus hijos en brazos. Imágenes de hospitales, con profusión de sangre y miradas de desesperación. Pero no salió ni un guerrillero de Hamas. Ni uno. Por no salir, no salió ni un arma, ni una sola. Por supuesto, no apareció ni uno de los tres mil misiles que han lanzado sobre Israel. Ni uno de los muchos palestinos que aparecieron en pantalla iba armado o llevaba vestimentas que indicaran su pertenenica a grupos armados. Todo eran niños, mujeres y civiles vestidos de civiles. Se mostraron una y otra vez escuelas y hospitales destruidos, pero ni un depósito de armas, ni un taller, ni una lanzadera de misiles.

      La última parte del reportaje, unos 45 segundos, estaba dedicada a los israelís. Todos, absolutamente todos los israelís que aparecieron, iban armados y/o de uniforme. El único israelí a quien no se vio un arma fue a un portavoz del ejército. Todo lo demás eran soldados armados hasta los dientes, columnas de tanques, artillería abriendo fuego, aviones y helicópteros. Se mostraron durante unos segundos los túneles de Hamas, pero claro, ocupados por israelís armados. Durante 3 o 4 segundos apareció en pantalla un funeral por un soldado muerto, la única referencia a víctimas israelís, pero incluso en ese caso los familiares estaban en segundo plano y la cámara se centraba en los compañeros del fallecido, por supuesto armados.

      Ese tipo de maipulación tan exagerada habría hecho rabiar al mismo Goebbels. Y lo increible es que la gente se lo cree. Tal vez no se lo crean todo siempre, pero ante ese bombardeo por saturación propagandístico, aunque se crean el 25 %, acabarán pensando como pretenden los que manipulan y engañan.

      Creo que Israel ha perdido la batalla de la propaganda, de forma irreversible. Al menos para una o dos generaciones. Y esta por ver que aguanten más que eso.

    • R 05:27 on 05/01/2015 Permalink | Reply

      esto es lo mas ignorante que he visto hasta ahora.

  • Eclectikus 13:00 on 16/09/2012 Permalink | Reply
    Tags: , , , , yihad   

    Banderas ardiendo, capuchones y otros múltiplos comunes. 

    Mucho se ha escrito estos días sobre la Diada de Cataluña, y de cómo se están agudizando los episodios de identititis compulsiva en parte de la población de esta Comunidad Autónoma -y paisito imaginario-, especialmente entre sus aborígenes. Así que no voy a abundar en el tema de fondo, me quedo con estas reflexiones en DEE que suscribo prácticamente en su totalidad.

    Pero si voy a comentar algo que siempre me ha llamado la atención del nacionalismo patrio, su estética, o mejor dicho su parecido más que razonable con algunos otros totalitarismos conocidos y reconocibles: ETA, Hamás, Hezboláh, el KKK, movimientos antiglobalización y otras patologías similares.

    A continuación verán algunos collages fotográficos en los que se mezclan diversas tomas de quema de banderas u otros objetos, y encapuchados desfilando o atareados en otras actividades, o sea, una ensalada de fotografías desgraciadamente habituales en los telediarios y periódicos de todo el mundo.

     

    ¿Entrañablemente homogéneas, eh? Pues sí, lo son, es muy posible que la coincidencia de sus protagonistas en parámetros como la baja densidad neuronal, la escasez de conexiones sinápticas, o la alta capacidad prensil de sus pezuñas inferiores, tenga estas cosas, y terminen pareciéndose tanto entre ellos por fuera como por dentro… Por ejemplo, como bien apuntaba Plazaeme en ¿Sigues creyendo que les pararéis los pies?, también tienen bonitas canciones como común múltiplo:

    Y antes de que se me abalance un nacionalista dando chillidos, una pequeña aclaración. Sé que la mayoría de los nacionalistas jamás quemarían una bandera. Pero también tengo la fundada sospecha, de que tampoco es algo que les moleste en exceso, como al dueño del perrito que rompe un jarrón en la casa del vecino, lo siente pero espera la comprensión automática del anfitrión… En fin, ya avisé de que la aclaración era pequeña.

     
    • Epiro 17:24 on 16/09/2012 Permalink | Reply

      Hacía tiempo que no entraba a tu blog y me gustan los cambios introducidos en él.

      Dos cosas, excelente relación de imágenes, aclaran mucho las cosas.

      Segundo, sobre los nacionalistas moderados que no queman banderas, es tal como dices, con alguno hablé días atrás y le dije que Bildu y demás chusma estaban presente en la mani pro-secesionista, le quitó importancia y dijo que Bildu no era precisamente terrorista. En ambas afirmaciones erró, sí que era importante y sí que son terroristas disfrazados de políticos.

      Saludos.

      • Eclectikus 17:45 on 16/09/2012 Permalink | Reply

        Gracias Epiro. Sigo con los últimos retoques pero ya lo tengo casi listo para la nueva temporada.

        Es que algunos nacionalistas se ponen muy estupendos cuando los comparas con sus formas tumorales, sean terroristas o no, pero luego comparten sus principios y objetivos, y más o menos tácitamente, comprenden sus medios, o sea, la violencia. Aparte de que sin los primeros no existirían los segundos, lo que ya por si sola es una razón de peso para no necesitar mucho más debate sobre la cuestión.

  • Eclectikus 14:26 on 11/03/2012 Permalink | Reply
    Tags: , , , , , yihad   

    11M, tristes aniversarios y absurda manifestación de sindicatos. 

    Mientras las víctimas del 11M (y la mayoría de los ciudadanos de buena fe) recuerdan a las víctimas del episodio más macabro de la historia de España (o al menos de la reciente), los sindicatos de la mamandurria “de progreso”, UGT y CCOO, han decidido darse un paseo para hacer hueco a la posterior mariscada revolucionaria. Acompañados por los tontos útiles de siempre, se están quejando contra una reforma laboral que según ellos les retrotrae a hace 30 años, despues de las grandes conquistas de la clase obrera. Supongo que en aras de la coherencia, hemos de suponer que la indignación proviene de que ellos preferirían retraerse mejor 100 años y emular a sus héroes de la revolución bolchevique. Pero ocurre que el tiempo pasa y cada vez más gente les ha visto el plumero, y la percepción general es que esta gentuza (me refiero, claro, a su clase dirigente) no representan a nadie, son manipuladores, vagos, elitistas, traicioneros, sectarios y ladrones. Y es más, si no fuera por que comparten cama con el PSOE, y por tanto con los altavoces de propaganda goebbeliana Prisa/Mediapro, serían ya carne de forense… Sirva como ejemplo este corte de El Intermedio de Wyominguele, en el que se da un masaje en las sienes al capo de UGT, Cándido Méndez:

     

    Por mi parte tengo poco que decir más, y espero que se estampen con la manifestación-mariscada de hoy, y más aún con la huelga general del  29 de marzo, en defensa de sus propias prebendas (y nada más, qué no os engañen), después de ocho años genuflexos ante las atrocidades económicas zapateriles, y siempre eso si, a carrillos y bolsillos llenos. Puro izquierdismo de progreso.

    También hoy hace un año, Japón sufría el terremoto más devastador conocido, seguido de el mayor Tsunami del que se tiene registro. Resultado uno 20000 muertos y cientos de miles de personas desplazados. Sin embargo los de siempre, descerebrados, eco-tontorrones, y diferentes tribus de la izquierda trasnochada, con distintos grados de ignorancia, se encargaban de fijar el foco de la catástrofe en la crisis nuclear de los reactores de la central de Fukushima, cuyo número de víctimas por radiación asciende hoy a CERO. Para la historia de la infamia quedan las palabras de uno de los abanderados del eco-fascismo patrio, el ya conocido en este blog, catedrático de Física, Antonio Ruiz de Elvira. Estas gilipolleces decía a los pocos días de la catástrofe, sin ponerse ni colorado:

    Por supuesto no oiréis disculpas o rectificaciones por su parte, ni por parte de muchos como el que se erigen en nombre de la Ciencia (falacia de autoridad) colgándose la medalla de salvadores del mundo.

    Mi esperanza es que cada vez más gente pueda salir del matrix del PSOE, en el que esta sociedad ha estado imbuida durante décadas, y analice desde un plano ético y el pragmático el comportamiento de este partido y sus apéndices mediáticos, antes, durante y después del 11M, cuales han sido las consecuencias para este país, y de una vez por todas les sepulten en el olvido. Eso será el principio del fin de la mayoría de los problemas que ha sufrido y sufre este país.

     
    • Epiro 14:41 on 11/03/2012 Permalink | Reply

      Usar a los muertos así, sin exigir justicia por ellos pidiendo que se investigue, manipulando la tragedia en pro de los intereses bastardos del sindicato, indica que estos individuos no sienten la menor piedad por ningún drama humano ajeno a ellos.

      • Eclectikus 15:50 on 11/03/2012 Permalink | Reply

        Son repugnantes. Y acabo de oír los rebuznos de Pilar Manjón, y son de mear y no echar gota. Qué asco, y cuánto tonto útil:

        • Epiro 16:49 on 11/03/2012 Permalink

          Que se lea el 463 y siguientes del código penal esta señora antes de decir tonterías sobre lo que es y no es obstrucción a la justicia.

          En cuanto a la prescripción del delito (antes de seguir, el miserable que le escribió esto a esta señora debería dar la cara y no dejarle hacer el ridículo hablando de cosas que no sabe delante de todo el mundo) continúo, dice que prescribió a los cinco años en base a que el hecho fue en el 2004, lo que prescribe a los cinco años (por decirlo de un modo simplificado) son delitos de penas menores, aquí hablamos de delitos de asesinato que, como mínimo, prescribiría a los veinte años (que no han transcurrido) según el 131 del mismo cuerpo legal, pero insisto, como mínimo, ya que hablamos de delitos que podrían considerarse de lesa humanidad si se llegase a la conclusión de que el crimen fue por motivos políticos, en ese caso, el delito no prescribiría nunca.

          Se podría hacer otro comentario de chanza sobre la presentadora del telediario y de sus problemas para hablar y leer, pero hoy no es el día, ya que tratamos temas más serios.

        • Eclectikus 17:20 on 11/03/2012 Permalink

          Vomitivo, y su diatriba contra Torres Dulce de traca. Pero eso es lo que ha visto la mayoría de los españoles, y encima arropados por los actoruchos/as, que dan una mano de barniz de simpatía al panfleto. Patético.

          Y por cierto, algunos delitos pueden prescribir en el plano jurídico… pero nunca lo harán en el plano moral y ético. Algún día a esta golfa y a otros muchos (y muchas) les dará vergüenza salir a la calle.

    • viejecita 16:57 on 11/03/2012 Permalink | Reply

      No puedo escuchar los videos , que tengo a mi germanófilo y a mi hijo mayor durmiendo a pierna suelta cada uno en su butaca, aprovechando que hoy no hay marcianitos en casa. Cuando se despierten los veré con el sonido.
      Pero sí que estoy de acuerdo contigo en que lo de que los sindicatos hayan salido a la calle, precisamente hoy, es de vergüenza ajena.
      Y no digamos la propaganda antinuclear en todas partes, aprovechando el aniversario de lo de Fukujima.

      • Eclectikus 17:25 on 11/03/2012 Permalink | Reply

        Déjalos dormir Viejecita, los vídeos de hoy son una espiral nauseabunda. El de Ruiz de Elvira además ya lo conoces. El de Manjón puede causar corte de digestión, yo aviso.

        • viejecita 18:01 on 11/03/2012 Permalink

          Pues los dejo para mañana. Que después de pasarme la mañana preparando la comida del domingo, sería el colmo que se nos cortase la digestión.
          Gracias por avisar.
          Aunque algo de eso me esperaba

        • Eclectikus 18:33 on 11/03/2012 Permalink

          Haces bien, el domingo para descansar mejor 😉

    • Luis 10:34 on 18/05/2012 Permalink | Reply

      Pobres ignorantes …creyeron que era una manifestación cívica contra la corrupción. No han ido ni los “cerebros rapados” ni los actores de Intereconomía.
      …lo siento por Wyoming que se ha perdido un buen reportaje sobre la caspa nacional.
      Hala, iros a buscar corruptos entre vuestros amigos de la banca, de la política y entre esos empresarios modélicos. No daríais a basto con tanto golfo.
      …que mal ejemplo que estan dando estos sindicalistas “corruptos” que no hay manera que los veamos haciendo el paseillo frente al juzgado.

    • Fran 09:50 on 21/05/2012 Permalink | Reply

      “….os arrastramos al paro, os quitaremos los derechos y, después, nos seguiréis votando”

      …cuanto borrego

      • Eclectikus 10:56 on 21/05/2012 Permalink | Reply

        Luis-Fran, majo, no se exactamente lo que dices, si es que quieres decir algo. Tampoco se porque cojones te cambias de nombre, pero no queda muy bien ni a ojo del administrador del sitio (qué ve tu IP), ni a ojo de los usuarios de NMSP que ven el mismo avatar con diferente nombre (el avatar se asigna según la IP precisamente para eso). En fin, tu dirás.

    • Luis-Fran-yo mismo-tu sombra 19:22 on 21/05/2012 Permalink | Reply

      Lamento perder el tiempo con un insolvente intelectual. Mis diculpas por obligarte a que tu solitaria neurona soporte semejante estrés.
      Sigue tras ese árbol que te impide (voluntariamente) ver el bosque. Cuando te llegue la hora acuérdate de que la ignorancia no protegia.

      • Eclectikus 19:27 on 21/05/2012 Permalink | Reply

        Ahhggg 😆 Vale, disculpas aceptadas Mr. Multineurona, mi única neurona no pierde un segundo en leer imbecilidades, así que en realidad no hay nada que perdonar. Pringao.

      • Sefuela 17:56 on 22/05/2012 Permalink | Reply

        PLONK

c
compose new post
j
next post/next comment
k
previous post/previous comment
r
reply
e
edit
o
show/hide comments
t
go to top
l
go to login
h
show/hide help
shift + esc
cancel

Uso de cookies

NMSP utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
%d bloggers like this: